DataPDF Available

Versión en Español. La influencia de los partidos políticos españoles en las agendas de medios y blogs durante la campaña electoral 2011

Authors:

Figures

No caption available
… 
Content may be subject to copyright.
!
ISSN 2386-7876 © 2015 Communication & Society 28(3), 115-135
115
La influencia de los partidos
políticos españoles en las agendas
de medios y blogs durante la
campaña electoral de 2011
Resumen
Este artículo analiza la composición de las agendas partidistas
durante la campaña de las Elecciones Generales de 2011, y su
asimilación en el espacio público por parte de diversos actores
mediáticos (tradicionales y digitales). A través de un análisis de
contenido aplicado a un corpus de 168 unidades, esta
investigación de agenda de primer nivel somete a contrastación
empírica la hipótesis de que el pluralismo polarizado del
sistema mediático español invita a los medios a difundir las
prioridades temáticas destacadas por los partidos políticos que
se integran en sus esferas ideológicas de referencia. Además, el
estudio analiza si la blogosfera política tiende a emular a los
medios tradicionales en su disposición a abrazar las agendas
partidistas. Los resultados señalan que mientras que la prensa
tradicional sí adopta generosamente las tematizaciones
partidistas de la realidad en sus tribunas editoriales, la
blogosfera política acoge un debate temático más
independiente y abierto.
Palabras clave
agenda setting, agenda building, pluralismo polarizado,
campaña electoral 2011
1. Introducción
1.1. Agenda setting: alcance y limitaciones
Los medios de comunicación poseen una enorme capacidad para
establecer los temas del debate público, tal como ha acreditado el
modelo de investigación de la agenda setting, que ha arrojado sobrada
evidencia empírica sobre su habilidad para transferir relevancia
temática al público en torno a un conjunto de asuntos en una
multiplicidad de contextos sociopolíticos (McCombs y Shaw, 1972;
Winter & Eyal, 1981; Brosius & Kepplinger, 1990; Canel et al., 1996).
La importancia de la investigación desarrollada por la agenda
setting se deriva de su estatus de teoría de rango medio (Merton, 1957), a
Lidia Valera Ordaz
lidia.valera@uv.es
Investigador Doctor Junior.
Departamento de Teoría de los
Lenguajes y Ciencias de la
Comunicación. Universidad de
Valencia. España.
Recibido
9 de diciembre de 2014
Aprobado
1 de abril de 2015
© 2015
Communication & Society
ISSN 0214-0039
E ISSN 2386-7876
doi:
10.15581/003.28.3.sp.115-135
www.communication-society.com
2015 Vol. 28(3),
pp. 115-135
Cómo citar este artículo:
Valera Ordaz, L. (2015).
La influencia de los partidos
políticos españoles en las agendas
de medios y blogs durante la
campaña electoral de 2011.
Communication & Society 28(3), 115-
135.
El presente trabajo se inscribe en el
marco del proyecto de I+D “Los
flujos de comunicación en los
procesos de movilización política:
medios, blogs y líderes de opinión”
(Ministerio de Economía y
Competitividad, 2013-2016)
dirigido por Guillermo López García
(Profesor Titular Universidad de
Valencia), con referencia CSO2013-
43960-R.
Valera Ordaz, L.
La influencia de los partidos políticos españoles en las agendas de medios y blogs
durante la campaña electoral de 2011
ISSN 2386-7876 © 2015 Communication & Society 28(3), 115-135
116
saber: de su capacidad para formular hipótesis empíricamente contrastables y
comprobarlas a través de procedimientos metodológicos sistemáticos que limitan los sesgos
subjetivistas en la interpretación de los textos (Takeshita, 1997). Pero, además, la agenda
setting ha contribuido de forma decisiva a desplazar la obsesión fundacional de la academia
en comunicación de masas por el estudio de efectos actitudinales cortoplacistas hacia un
tipo de enfoque de más amplio alcance, que sitúa el análisis de los efectos de los medios en
el plano de lo cognitivo y se interroga sobre sus consecuencias sociales (Carragee et al.,
1987; Lowery & DeFleur, 1988).
Además, esta perspectiva se caracteriza por un notable refinamiento metodológico
(McCombs & Shaw, 1993; Kosicki, 1993; McCombs, 2004), de forma que a las mediciones
iniciales de datos agregados de opinión pública que marcaron el estudio de Chapel Hill se
han añadido análisis de datos individuales y estudios de panel sobre conjuntos de electores
(Schoenbach, 1982; Becker, 1982; McLeod et al., 1974).
Merced a su capacidad explicativa y a su refinado aparataje metodológico, la agenda
setting se ha consolidado como modelo de investigación en comunicación, y ha
experimentado una destacada diversificación de sus objetivos iniciales de estudio (Ghanem,
1997) a través de nuevas preguntas, que en muchos casos desbordan su alcance original
(Kosicki, 1993). Eso es, por ejemplo, lo que sucede con el segundo nivel de la agenda, que
presta atención a los atributos de los temas que los medios destacan y su transferencia a los
ciudadanos. (McCombs & Shaw, 1993; McCombs & Ghanem, 2001). “Whereas the ‘first level’
of agenda setting is focused on the relative salience (usually operationally defined as
perceived importance) of issues or subjects, the ‘second level’ examines the relative salience
of attributes of issues”1 (Weaver, 2007: 142).
Este giro hacia el segundo nivel de la agenda implica, de hecho, la superación de su
núcleo más esencial: la idea de que la base del poder de los medios no es de carácter
persuasivo, sino de índole cognitiva, y reside en la selección de una serie de temas que
delimitan los márgenes del debate público en las mentes de los ciudadanos (Kosicki, 1993).
La transferencia de relevancia de atributos, un campo fecundo de investigación (Benton &
Frazier, 1976; Becker & McCombs, 1978; Iyengar & Kinder, 1987; McCombs et al, 2000) tiene
la paradójica virtud de acreditar que los medios no sólo dicen a la gente sobre qué
cuestiones pensar, sino también qué aspectos deben tener en consideración en relación con
esas cuestiones2.
Pese a su versatilidad y a su sucesiva reformulación, la agenda setting ha exhibido
también una notoria limitación, pues su desarrollo se ha circunscrito esencialmente a la
formulación de apreciaciones teóricas de carácter muy modesto, derivadas del análisis de
correlaciones entre los temas (o atributos) destacados por los medios y las preocupaciones
de la ciudadanía. En este sentido, son varios los autores que resaltan el notable
comedimiento teórico e interpretativo de esta perspectiva, y la necesidad de articular una
teorización más profunda sobre el proceso de formación de la opinión pública y los diversos
actores sociales implicados en la formación de la agenda mediática (Lang & Lang, 1981;
Gandy, 1982; Swanson, 1988; Weiss, 1992; Kosicki, 1993; Carragee & Roefs, 2004).
Diversos investigadores han insistido en la necesidad de indagar en los antecedentes
del contenido mediático, con el fin de ensanchar el estudio de los efectos situando los
hallazgos en su contexto social y político. “I suggest that we go beyond agenda setting to
!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
1 “Mientras que el ‘primer nivel’ de la agenda setting se centra en la prominencia relativa (usualmente definida
operativamente como importancia percibida) de temas o sujetos, el ‘segundo nivel’ examina la prominencia
relativa de los atributos de los temas”. La traducción es mía.
2 La teoría del framing posee una fecunda trayectoria en torno a estas cuestiones originalmente desatendidas por
la agenda setting, a partir de los trabajos pioneros de Bateson (1955) y Goffman (1974). Ambos enfoques son, en la
actualidad, fuertemente complementarios en la investigación en comunicación.
Valera Ordaz, L.
La influencia de los partidos políticos españoles en las agendas de medios y blogs
durante la campaña electoral de 2011
ISSN 2386-7876 © 2015 Communication & Society 28(3), 115-135
117
determine who sets the media agenda, how and for what purposes it is set, and with what impact
on the distribution of power and values in society”3 (Gandy, 1982: 266). De hecho, una de las
mayores limitaciones de la agenda setting radica en que toma los contenidos mediáticos
como variable independiente, evitando interrogarse sobre las disputas ideológicas y de
poder que se producen en la esfera pública y que, en última instancia, están en el origen de
su gestación (Lang & Lang, 1981; Gandy, 1982; Kosicki, 1993; Carragee & Roefs, 2004). “The
whole question of how issues originate is sidestepped, nor is there any recognition of the process
through which agendas are built or through which an object that has caught public attention, by
being big news, gives rise to a political issue”4 (Lang & Lang, 1981: 278).
1.2. Agenda building: el espacio público como escenario de batalla
La pertinencia del estudio de la interacción entre distintos actores sociales, en su afán por
acceder a los medios de comunicación y dar forma a la agenda mediática, se ve
ampliamente reforzada por el hecho de que resulta reduccionista asumir que los medios de
comunicación reflejan la realidad objetiva (Hackett, 1984) y, por lo tanto, configuran su
agenda temática de forma completamente independiente y libre de cualquier influencia
social o política. Ello supone una exageración de la autonomía periodística (Carragee &
Roefs, 2004).
Esta preocupación por cómo diversos actores tratan de influir en la agenda de los
medios ha sido parcialmente absorbida por el modelo a través de los estudios de agenda
building (Lang & Lang, 1981; Gandy, 1982; McLeod et al., 1991; Kosicki, 1993; McCombs &
Shaw, 1993; Takeshita, 1997; Pan & Kosicki, 2001; McCombs, 2004), que se ocupa de
examinar los factores extramediáticos que influyen en la construcción de la agenda
mediática. Desde este planteamiento, la esfera pública se concibe como un espacio de
competencia entre agendas, de forma que cada actor social trata de maximizar su presencia
y conseguir que sus propuestas y objetivos sean asumidos por los medios, y con ello, por el
resto de los actores públicos. “I believe that the best way to understand the role of the news
media is to view it as a part of a larger contest among political antagonists for the control of the
public agenda”5 (Hänggli, 2011: 301).
Así, la agenda mediática es el resultado de una compleja dinámica, en la que diversos
actores con relaciones desiguales de poder tratan de imponer sus prioridades temáticas y
alimentan periódicamente a los medios de contenidos y significados con el fin de acceder a
la ciudadanía (Ryan, 1991; Sádaba, 2001; Carragee & Roefs, 2004; Sádaba & Rodríguez
Virgili, 2007; Hänggli, 2011). “Given the crucial role of the news media for reaching out to the
citizen public, the struggle for attention and for the meaning of political issues becomes a struggle
for the control of the news agenda”6 (Hänggli, 2011: 301).
No obstante, conviene tener presente que este enfoque no nace exclusivamente como
una evolución de la agenda setting, pues ya existían trabajos de estas características desde el
ámbito de la ciencia política (Cobb & Elder, 1971; Elder & Cobb, 1984) o combinados con
!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
3 “Sugiero que vayamos más allá del establecimiento de la agenda (pública) para determinar quién establece la
agenda de los medios, cómo y con qué objetivos se establece, y con qué impacto en la distribución del poder y los
valores en la sociedad”. La traducción es mía.
4 “Toda la cuestión de cómo los temas se originan es soslayada, y tampoco se produce ninguna comprensión del
proceso a través del cual las agendas son construidas, o del proceso por el cual un objeto que ha captado la
atención pública, al convertirse en noticia, da lugar a un asunto político”. La traducción es mía.
5 “Creo que la mejor manera de entender el papel de los medios es verlo como parte de una batalla mayor entre
antagonistas políticos por el control de la agenda pública y la interpretación del público de propuestas políticas
específicas”. La traducción es mía.
6 “Dada la importancia crucial de los medios de comunicación para acceder al público ciudadano, la batalla por la
atención y por la interpretación de los asuntos políticos se convierte en una lucha por el control de la agenda
mediática y por los marcos mediáticos”. La traducción es mía.
Valera Ordaz, L.
La influencia de los partidos políticos españoles en las agendas de medios y blogs
durante la campaña electoral de 2011
ISSN 2386-7876 © 2015 Communication & Society 28(3), 115-135
118
estudios de comunicación (Lang & Lang, 1983), así como una corriente de la sociología
constructivista coetánea al despliegue del modelo de la agenda setting, centrada en el
análisis de la interacción discursiva y simbólica entre actores sociales y mediáticos (Snow et
al., 1986; Gamson, 1988; Gamson & Modigliani, 1989; Ryan, 1992; Gamson & Wolfsfeld, 1993;
Benford & Snow, 2000).
Naturalmente, la capacidad de los actores sociales para concitar la atención mediática
y trasladar sus respectivas agendas es significativamente desigual. El acceso a los medios es
un bien desigualmente distribuido: mientras que las élites políticas obtienen un acceso casi
automático, los movimientos sociales experimentan muchos obstáculos (Gamson &
Modigliani, 1989; Entman, 1989, Ryan, 1992; Gamson & Wolfsfeld, 1993, Pan & Kosicki, 2001).
Así, los grupos sociales con líderes establecidos y organizaciones formales, es decir, los que
gozan de un mayor grado de institucionalización, obtienen un acceso mucho mayor a los
medios (Hall et al, 1978; Entman, 1989; Ryan, 1991; Kosicki, 1993).
1.3. La interacción entre actores políticos y mediáticos en el contexto del pluralismo
polarizado y la comunicación digital
¿Quién domina entonces la interacción entre actores políticos y medios de comunicación en
la construcción de la agenda mediática? Algunos definen esta interacción como una
“simbiosis competitiva” (Wolfsfeld, 1997: 13), por la cual ambos tratan de explotarse
mutuamente. Otros añaden que se trata de una relación manifiestamente asimétrica y la
comparan con una danza que tiende a ser dirigida por los actores políticos, por cuanto son
ellos quienes suministran los temas a los medios (Gans, 1979). En cualquier caso, el poder y
los recursos materiales y simbólicos de los actores sociales constituyen factores decisivos
para concitar la atención mediática (Gans, 1979; Gitlin, 1980; Wolfsfeld, 1997). A ello se añade,
además, la circunstancia de que para los medios de comunicación la confianza en las élites
políticas es la forma menos costosa de recopilar información (Entman, 1989; Dickerson,
2001).
En cualquier caso, resulta pertinente abordar el estudio de la interacción entre actores
políticos y mediáticos acudiendo a los tres modelos de relación establecidos por Hallin y
Mancini (2004) y así situar el análisis de esa interacción en su historicidad. Estos autores
incluyen a España en el modelo de pluralismo polarizado, en el que existe una fuerte
tradición histórica de prensa que libra batallas ideológicas y una tendencia por parte de los
grupos mediáticos a apoyar a partidos políticos (Hallin & Mancini, 2004: 86). El modelo
español, por lo tanto, presenta un gran paralelismo político7, o lo que es lo mismo, un alto
grado de correspondencia ente la estructura del sistema mediático y el sistema político
(Hallin y Mancini, 2004: 25).
Así lo refleja la reciente investigación de Humanes et al. (2013), que indaga en las
percepciones que tienen los propios responsables de las secciones de política de distintos
medios españoles sobre el periodismo político en España. “Political journalism is clearly
high politicized and is based on ideological alignments” (Humanes et al., 2013: 727). Sus
conclusiones reflejan que la negociación de noticiabilidad entre actores políticos y
mediáticos está claramente dominada por los primeros, de forma que los medios asumen
alineamientos ideológicos explícitos con las formaciones partidistas.
Este sistema mediático de pluralismo polarizado se ha visto, además, recientemente
afectado por la irrupción de Internet y la emergencia de un sinfín de medios digitales que
!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
7 Los indicadores de este concepto son los siguientes: a) el grado en que las orientaciones políticas se reflejan en el
contenido de los productos mediáticos, b) las relaciones organizativas entre medios y partidos, c) las filiaciones
políticas de los periodistas que integran las plantillas de los medios y d) las propias prácticas periodísticas (Hallin
& Mancini, 2004: 25-26).
Valera Ordaz, L.
La influencia de los partidos políticos españoles en las agendas de medios y blogs
durante la campaña electoral de 2011
ISSN 2386-7876 © 2015 Communication & Society 28(3), 115-135
119
carecen de esas relaciones históricas con los actores políticos españoles, pero que en
muchos casos parecen competir con los medios tradicionales en su disposición para
alinearse con los actores políticos (López et al., 2011; Valera, 2012; López et al., 2013), pese a
las esperanzas de democratización del espacio público que han suscitado las tecnologías
digitales (Rheingold, 2004; Jenkins, 2006).
Conviene, por lo tanto, interrogarse sobre la capacidad de los partidos para dar forma
a las agendas de distintos medios de comunicación españoles durante la campaña electoral
de 2011 con el fin de dilucidar si la fragmentación del espacio público español en esferas
ideológicas asociada con el modelo de pluralismo polarizado se traduce en una adopción
generalizada de las agendas partidistas por parte de medios tradicionales y digitales.
2. Hipótesis de investigación
El presente trabajo se propone someter a contrastación empírica las siguientes hipótesis:
H1. El pluralismo polarizado del sistema mediático español se traduce en una adopción
generalizada de las agendas temáticas partidistas por parte de los medios tradicionales, de
forma que los periódicos reproducen y difunden generosamente las prioridades temáticas
de los partidos a lo largo de la campaña electoral.
H2. Esta estructuración del espacio público español en esferas ideológicas se
reproduce en la esfera digital, por cuanto la blogosfera política también tiende a adoptar
generosamente las agendas temáticas partidistas.
3. Metodología
El punto de partida de esta investigación es el análisis de contenido (Krippendorf, 1990), una
técnica que permite analizar el mensaje de forma sistemática, objetiva y cuantitativa
(Wimmer & Dominick, 1996) aislándolo del resto del proceso comunicativo, ofreciendo
información descriptiva y cuantificable a través de categorías que permiten atribuir la
relevancia relativa que exhiben distintos asuntos en el discurso público (McCombs & Shaw,
1972; Benton & Frazier, 1976; McCombs & Shaw, 1993).
Así, los textos son analizados a la luz de un listado de 57 temas que engloban el
conjunto de cuestiones relevantes susceptibles de ser tratadas en la campaña. Esta lista
incluye tanto áreas de política pública específicas como cuestiones relativas a los aspectos
estratégicos y simbólicos de la campaña (disponible en el anexo). La codificación ha sido
realizada en su totalidad por la autora. No obstante, esta propuesta de análisis de contenido
fue originalmente concebida por Guillermo López para el estudio de diversas agendas en la
campaña electoral de 2008 y posteriormente adaptada al estudio de la campaña de 2011.
Además, ha sido sometida a diversos pretests con motivo de varias investigaciones (Valera
et al., 2013; López et al., 2013; Valera & López, 2014) asociadas a diversos proyectos de I+D.
En todos los casos, el acuerdo entre codificadores era superior al 80%.
Durante la codificación del corpus, se registraron un mínimo de uno y un máximo de
tres temas por pieza informativa en el caso de los partidos y de los blogs, mientras que en el
caso de los textos mediáticos, se registraron un mínimo de uno y un máximo de dos temas,
merced a la extensión s breve de los editoriales. No se realizaron jerarquizaciones en
torno a la importancia de los temas, sino que se registraron atendiendo al orden de
aparición en los textos.
4. Selección del corpus de investigación y marco temporal
En primer lugar, la muestra del discurso de los partidos se ha obtenido de las páginas web
de los dos principales partidos españoles: PP (www.pp.es) y PSOE (www.psoe.es). Esta
elección obedece a tres motivos fundamentales: a) la integración de Internet en la estrategia
de los actores políticos como una dimensión ordinaria de la campaña especialmente
Valera Ordaz, L.
La influencia de los partidos políticos españoles en las agendas de medios y blogs
durante la campaña electoral de 2011
ISSN 2386-7876 © 2015 Communication & Society 28(3), 115-135
120
dedicada a captar la atención mediática (Davis, 1999; Dader, 2009; Schweitzer, 2008); b) la
configuración de estos enclaves cibernéticos como espacios orientados a proporcionar
información y fomentar la persuasión política (Owen & Davis, 2008; Druckman et al., 2009;
Dader et al., 2011; Schweitzer, 2011); y c) el absoluto control comunicativo que ejercen los
partidos de sus respectivos sitios web. Todo ello nos permite asumir como premisa teórica
que los partidos utilizan sus webs para exponer sus respectivas agendas temáticas.
Más concretamente, el corpus se compone de las noticias que los partidos publicaron
diariamente en sus webs a lo largo de la campaña. La selección de las noticias frente a otros
contenidos de las páginas web partidistas (como los programas electorales u otro tipo de
información) se justifica por diversas consideraciones. En primer lugar, la extraordinaria
centralidad de estas piezas informativas en las páginas web, ya que constituían los
contenidos más visibles y destacados de los enclaves cibernéticos. En segundo lugar, el fácil
acceso que proporcionaban al usuario, pues bastaba un click para acceder al cuerpo entero
de la noticia, mientras que el acceso a otros contenidos de la web resultaba mucho más
complejo. En tercer lugar, la constante actualización, ya que cada día se publicaban nuevas
noticias que recogían con particular precisión el desarrollo de las agendas partidistas. De
este modo, se recogieron diariamente entre un mínimo de una y un máximo de tres noticias
publicadas de cada sitio web, lo que arroja una muestra total de 96 noticias, 46 publicadas
por el PSOE y 50 por el PP.
En segundo lugar, la muestra del discurso mediático se ha extraído de la prensa escrita
tradicional, en virtud de la evidencia arrojada por la investigación sobre su mayor
capacidad para establecer la agenda pública frente a otros medios de comunicación (Tipton
et al., 1975; McClure & Patterson, 1976); y, sobre todo, atendiendo a la clara función de
liderazgo de opinión que ejerce en el espacio público español. Concretamente, se han
seleccionado dos periódicos que consideramos una muestra ilustrativa e ideológicamente
equilibrada de la prensa generalista española: El País y El Mundo. Ambos exhiben las cuotas
de audiencia más altas entre los diarios de información general entre 1995 y 2011 (Estudio
General de Medios, 2012)8.
La muestra seleccionada consiste en los editoriales publicados por ambas cabeceras
durante la campaña. Asumimos que los editoriales constituyen el producto informativo que
mejor y más rotundamente representa las prioridades temáticas de los diarios, concebidos
como agentes sociales que también poseen cierta vocación de intervención sobre la
realidad. La muestra se limita a todos los editoriales que guardaban alguna relación con el
proceso electoral. Es decir, los editoriales eran sometidos a una variable previa que
establecía si el contenido tenía relación con la campaña electoral en sentido amplio. Esta
variable previa ha sido concebida de forma flexible, de forma que cualquier relación de la
noticia no sólo con el proceso electoral, sino con la política española en sentido más
genérico, ha sido interpretada positivamente. Así, la muestra resultante asciende a un total
de 36 editoriales: 10 corresponden a El País y 26 a El Mundo.
En tercer lugar, la muestra de la blogosfera política española se compone de dos tipos
de bitácoras: blogs de periodistas y blogs ciudadanos. Esta doble composición está
orientada a detectar posibles diferencias entre el discurso de actores sociales centrales,
como es el caso de periodistas, y el de actores periféricos, a saber, ciudadanos sin
visibilidad en el espacio público central. Así, la muestra incluye a Escolar.net y El blog de
Federico, como blogs de periodistas, y Desde el Exilio y Materias grises (en la actualidad
!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
8 Los datos proceden del Estudio General de Medios de 2012 (con datos de 2011) que publica anualmente la AIMC y
que recoge series históricas de datos de audiencias de cada medio. Disponibles en: http://www.aimc.es/-Descarga-
Marco-General-Asociados-.html
Valera Ordaz, L.
La influencia de los partidos políticos españoles en las agendas de medios y blogs
durante la campaña electoral de 2011
ISSN 2386-7876 © 2015 Communication & Society 28(3), 115-135
121
integrado en Politikon)9 como espacios ciudadanos. Los criterios que han guiado la selección
de la muestra pretenden garantizar que se trate de espacios con la máxima visibilidad
posible en el ciberespacio, dentro de las dificultades que implica realizar esta estimación en
el caso de las audiencias de Internet. Así, los criterios varían en función de la naturaleza de
las bitácoras.
1. Popularidad. En el caso de los periodistas, la reputación de los autores tiende a
proporcionarles una visibilidad significativa en Internet, como sucede tanto en el caso de
Losantos como de Escolar.
2. Antigüedad. Los ciudadanos anónimos carecen de una relevancia pública capaz de
granjearles popularidad en la Red, por lo que requieren de una cierta trayectoria y una
constancia de publicación para alcanzar visibilidad. La antigüedad y la continuidad en la
publicación de contenidos se convierten así en criterios relevantes en el caso de los blogs
ciudadanos. Desde el Exilio fue creado en enero de 2005 y Materias Grises en 2004. Ambos
presentan un dilatado recorrido que acredita un posicionamiento moderadamente
destacado en la blogosfera española.
3. Equilibrio ideológico. Finalmente, el equilibrio ideológico ha guiado la selección de la
muestra, de forma que dos de los blogs (El Blog de Federico y Desde el Exilio) presentan un
sesgo liberal-conservador, mientras que los otros dos (Escolar.net y Materias grises) exhiben
cierta vocación progresista. En el caso de los blogs periodísticos, partimos de la asociación
de los periodistas con proyectos periodísticos ideológicamente definidos (Libertad Digital y
Público), mientras que en el caso de los blogs ciudadanos atendimos a la asociación de Desde
el Exilio con la Red Liberal y a la condición de Roger Senserrich de militante del PSOE. No
obstante, estas estimaciones ideológicas son de carácter tentativo y habrán de verse
confirmadas por el análisis.
Por su parte, el marco temporal seleccionado corresponde a la campaña electoral
oficial de las Elecciones Generales de noviembre de 2011, pero incluye asimismo el día de
los comicios y la jornada posterior a las elecciones (4-21 de noviembre). La selección de este
período específico se justifica porque consideramos que la campaña es un proceso
particularmente propicio para el estudio de la interacción que se produce entre actores
políticos y mediáticos en el contexto de un sistema mediático de pluralismo polarizado. Los
períodos electorales exigen de los actores políticos que movilicen a sus respectivas esferas
de influencia y accedan al mayor número de votantes potenciales, lo que requiere más que
nunca la intermediación de los medios para hacer llegar a los electores sus respectivas
agendas temáticas. Resulta pertinente, por lo tanto, acotar el estudio a este período
específico para observar el posible alineamiento entre actores políticos y mediáticos.
En el caso de la blogosfera política, no obstante, el marco temporal se extiende hasta la
jornada del 22 de noviembre. Esta circunstancia obedece a que las bitácoras políticas
presentan un ritmo de periodicidad significativamente más flexible y dispar que los medios
tradicionales, y no necesariamente se actualizan a diario.
!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
9 El diseño original del corpus incluía al blog Materias grises, un espacio sobre política y economía escrito por Roger
Senserrich desde el año 2004, que desaparece en 2011 como blog independiente y pasa a formar parte de la
plataforma Politikon, pero en un formato que mantiene una dirección independiente para cada blog (www.
politikon.es/materiasgrises). Más tarde, Politikon experimenta una reestructuración, de forma que los dominios
independientes desaparecen y todo el contenido pasa a integrarse bajo la misma URL: www.politikon.es. En la
muestra se incluyen todos los artículos correspondientes al blog “Materias grises”, publicados por su autor Roger
Senserrich a lo largo del marco temporal, si bien en la actualidad éstos se encuentran alojados en la plataforma
integrada de Politikon.
Valera Ordaz, L.
La influencia de los partidos políticos españoles en las agendas de medios y blogs
durante la campaña electoral de 2011
ISSN 2386-7876 © 2015 Communication & Society 28(3), 115-135
122
Tabla 1. Composición de la muestra
Objetivo del análisis
Origen de la muestra
Muestra
Discurso partidista
www.psoe.es (46)
www.pp.es (50)
96 noticias
Discurso mediático
El Mundo (26)
El País (10)
36 editoriales
Discurso blogosfera
política
Escolar.net (19)
El blog de Federico (2)
Materias grises (9)
Desde el exilio (6)
36 artículos
Total
168 unidades de análisis
5. Resultados
A continuación, se exponen los resultados de las agendas de partidos, medios tradicionales
y blogs políticos. Para simplificar la interpretación de los resultados y facilitar la
comparación entre agendas, los temas se agrupan en cuatro grandes bloques: temas
relacionados con la campaña (en azul), economía (en verde), cuestiones sociales (en
morado) y otras cuestiones no integradas en los anteriores (en naranja).
5.1. Las agendas partidistas
Los resultados reflejan claramente que la agenda popular está orientada hacia cuestiones de
índole económica, entre las que destaca sin lugar a dudas el empleo (Gráfico 1). Este tema es
el más recurrente en la información publicada en la web popular, pues está presente en un
22,54% de las noticias analizadas, un valor que se desmarca del resto de los temas, por
debajo del 12%. Prácticamente una de cada cuatro noticias populares se ocupa del empleo y
sus problemas asociados.
Además, tanto el segundo como el tercer tema más frecuentes en la información
popular nos remiten a cuestiones de carácter económico. Por una parte, diversos asuntos
englobados bajo la etiqueta “economía” (como la reforma laboral, las ayudas a
emprendedores, las bonificaciones por contratación), están presentes en el 11,97% de las
noticias analizadas. Por otra, la crisis de deuda es tratada en un 9,15% del corpus, a raíz de la
actualidad de este asunto por el aumento sostenido de la prima de riesgo durante la
campaña. Además, la política fiscal constituye el tema de un 2,12% de las piezas
informativas. De este modo, las cuestiones estrictamente económicas ocupan, en su
conjunto, el 45,77% de las noticias del PP, un dato que revela su insoslayable relevancia en la
estrategia popular de campaña.
Además de los asuntos económicos, no obstante, existen otros temas que obtienen
cierta relevancia informativa, como es el caso de los recortes (5,63%), las pensiones (6,34%),
o las estrategias de campaña (6,34%), pero en ningún caso esta atención es comparable a la
que revisten las cuestiones económicas.
En el caso de los socialistas, los resultados muestran una composición temática más
heterogénea y equilibrada, ya que diversos temas concentran un protagonismo equivalente
y no existe ningún asunto con una presencia por encima del 12% (Gráfico 2). Así, el empleo,
los derechos sociales, la educación, la sanidad, los recortes y el negativismo presentan unos
valores similares de aparición en la información del PSOE, que oscilan entre el 8 y el 11%,
que revela ya el sesgo claramente social de la agenda socialista.
Valera Ordaz, L.
La influencia de los partidos políticos españoles en las agendas de medios y blogs
durante la campaña electoral de 2011
ISSN 2386-7876 © 2015 Communication & Society 28(3), 115-135
123
Gráfico 1. La agenda temática del PP (N=50)
El tema más frecuente es, no obstante, el empleo, como sucede en la agenda popular,
pero en este caso sólo aparece en un 11,36% de las noticias analizadas, es decir, la mitad de
veces en comparación con la información popular (22,54%). Otras cuestiones de carácter
económico aparecen asimismo en las noticias socialistas (impuestos, crisis de deuda, otras
cuestiones económicas), como cabe esperar del contexto que rodea la campaña.
Globalmente, por lo tanto, los asuntos de índole económica están presentes en el 21,97% del
corpus analizado. Es decir, en torno a una de cada cuatro noticias socialistas se ocupan de
cuestiones relacionadas con la economía, una proporción que contrasta clamorosamente
con la notable frecuencia de aparición de los temas económicos en la agenda popular, en la
que prácticamente una de cada dos noticias se ocupa de cuestiones económicas (45,77%).
22,54%
2,11%
9,15%
11,97%
5,63%
0,70%
1,41%
0,70%
6,34%
2,82%
0,70%
2,11%
0,70%
1,41%
2,82%
0,70%
2,11%
2,11%
3,52%
1,41%
1,41%
0,70%
6,34%
0,70%
1,41%
3,52%
2,82%
2,11%
0,00% 5,00% 10,00% 15,00% 20,00% 25,00%
Empleo
Impuestos
Crisis de deuda
Economía
Recortes
Vivienda
Educación
Sanidad
Pensiones
Igualdad/ Dchos sociales
Familia
Terrorismo ETA
Negociación con ETA
Cese violencia
Corrupción
Infraestructuras
Agricultura
UE
Negativismo
Sondeos
Eventos campaña
Organización campaña
Estrategias de campaña
Estimación resultados
Debates electorales
Candidatos
Resultados electorales
Participación electoral
Valera Ordaz, L.
La influencia de los partidos políticos españoles en las agendas de medios y blogs
durante la campaña electoral de 2011
ISSN 2386-7876 © 2015 Communication & Society 28(3), 115-135
124
Gráfico 2. La agenda temática del PSOE (N=46)
En efecto, la agenda socialista está ostensiblemente centrada en temas sociales, es
decir, en el mantenimiento de los servicios públicos que configuran el Estado de Bienestar
español, como la educación y la sanidad públicas, el sistema público de pensiones o los
recortes sociales, etc. Así, los derechos sociales están presentes en un 10,61% de la muestra
analizada. Por su parte, educación y sanidad son tratadas en un 9,09% y un 8,33% de las
noticias analizadas, respectivamente. Además, la preocupación por los recortes sociales
ocupa un 8,33% de la información socialista de campaña. Finalmente, las pensiones
constituyen el objeto informativo de un 2,27% de la muestra. De este modo, si agrupamos
todos estos temas en una sola categoría (recortes, derechos sociales e igualdad, sanidad,
educación y pensiones), el resultado es que los asuntos de carácter social están presentes en
un 38,64%. En otras palabras, algo más de una de cada tres noticias socialistas se centra en
11,36%
3,79%
5,30%
1,52%
8,33%
9,09%
8,33%
2,27%
10,61%
0,76%
2,27%
0,76%
1,52%
0,76%
1,52%
0,76%
9,09%
0,76%
4,55%
3,03%
2,27%
1,52%
2,27%
2,27%
1,52%
1,52%
2,27%
0,00% 4,00% 8,00% 12,00%
Empleo
Impuestos
Crisis deuda
Economía
Recortes
Educación
Sanidad
Pensiones
Igualdad/ Dchos sociales
Política interna de partido
NTIC
Ley del Aborto
UE
Terrorismo ETA
Cese de la violencia
Candidatos
Negativismo
Sondeos
Eventos campaña
Organización campaña
Estrategias campaña
Estimación resultados
Programas electorales
Participación electoral
Participación ciudadana
Debates electorales
Resultados electorales
Valera Ordaz, L.
La influencia de los partidos políticos españoles en las agendas de medios y blogs
durante la campaña electoral de 2011
ISSN 2386-7876 © 2015 Communication & Society 28(3), 115-135
125
cuestiones relacionadas con el Estado de Bienestar. La frecuencia es notablemente superior
a la que concentran estos mismos asuntos en la agenda popular, que sólo concitan un 14,79%
de la atención.
En definitiva, los resultados muestran que las agendas de los dos principales partidos
españoles expresan prioridades temáticas significativamente distintas, más allá de los
temas relacionados con el propio devenir de la campaña (y sus aspectos simbólicos y
estratégicos), que ambas fuerzas incluyen en abundancia en sus respectivas webs. Así,
desde un punto de vista estrictamente sustantivo, el PP basa su agenda en cuestiones
económicas (empleo, crisis de deuda, impuestos, etc.), mientras que el PSOE pone en valor
los temas relacionados con el Estado de Bienestar y las políticas sociales (educación,
sanidad, recortes, derechos sociales) matizando así una campaña fuertemente marcada por
la crisis económica.
5.2. Las agendas de la prensa tradicional
En el caso de la prensa tradicional, El Mundo se ocupa profusamente de las cuestiones
estratégicas de la campaña electoral en sus editoriales, dedicando un 11,76% de la atención a
las estrategias electorales, un 5,88% al ataque al rival político y un 3,92% tanto a los sondeos
como a la estimación de los resultados y a los propios candidatos (Ilustración 3).
No obstante, desde un punto estrictamente sustantivo, la agenda de esta cabecera está
también claramente dominada por las cuestiones de carácter económico, por cuanto uno de
los temas más frecuentes remite a la crisis de deuda que aquejaba a los países de la
eurozona. En efecto, el 15,69% de los editoriales se ocupa de este asunto, mientras que un
7,84% lo hace del empleo y un 3,94% trata otras cuestiones económicas. En total, un 27,47%
de las piezas analizadas están dedicadas enteramente a temas económicos.
Pero la agenda editorial de El Mundo también incorpora otros asuntos. Concretamente,
destaca la relevancia de la corrupción (15,69%), un tema residual en la agenda popular
(2,82%) e inexistente en la socialista, que es ampliamente tratada por este diario con motivo
del Caso Campeón, un escándalo de presunto tráfico de influencias y cohecho en el que se
vio envuelto el entonces Ministro de Fomento, José Blanco. De hecho, El Mundo destapa el
caso y lo enfatiza de forma recurrente, especialmente durante la primera semana de
campaña, publicando toda clase de detalles sobre su instrucción.
Asimismo, este diario se hace eco del cese de la violencia anunciado por ETA un mes
antes de los comicios (3,92%), así como del fenómeno del terrorismo en general (3,92%). La
preocupación por los recortes, por su parte, está presente en el 7,84% de los editoriales,
pero está esencialmente centrada en la dificultad de España para emitir deuda pública y la
necesidad de acometer ajustes para cumplir con los compromisos de reducción del déficit
adquiridos en Europa.
De esta forma, los resultados evidencian que existen notorias afinidades temáticas
entre las agendas de este diario y la del PP, a tenor del claro predominio de las cuestiones
económicas en los editoriales. Así lo reafirma también la distancia entre la agenda socialista
y la de El Mundo, merced a la ausencia de relevancia concedida a las cuestiones sociales
(educación, sanidad, derechos sociales, etc.). En este sentido, la similitud entre las
cuestiones priorizadas por El Mundo y aquellas destacadas por los populares sugiere que el
diario se hace eco de forma generosa de la agenda temática popular durante el proceso
electoral.
Valera Ordaz, L.
La influencia de los partidos políticos españoles en las agendas de medios y blogs
durante la campaña electoral de 2011
ISSN 2386-7876 © 2015 Communication & Society 28(3), 115-135
126
Gráfico 3. La agenda editorial de El Mundo (N=26)
En el caso de El País, los aspectos estratégicos y simbólicos de la campaña también son
abordados en los editoriales, si bien su alcance cuantitativo es ligeramente menor que en el
caso de El Mundo (Gráfico 4). Un 10% de los editoriales aborda cuestiones relacionadas con
las estrategias electorales de los partidos, y la misma proporción se ocupa de los resultados,
mientras que un 5% de las piezas analizadas se ocupa de los debates y los programas
electorales.
En términos sustantivos, las cuestiones económicas (crisis de deuda y empleo) son
tratadas en el 15% de los editoriales. Por su parte, los temas sociales (en este caso, recortes
sociales y sanidad) revisten una relevancia equivalente a los asuntos económicos. Ello
sugiere un alineamiento temático entre la agenda de El País y los socialistas, dado que
ambos combinan la ineluctable naturaleza económica de la campaña electoral de 2011 con la
preocupación por la supervivencia del Estado de Bienestar y los recortes de los servicios
públicos.
En conclusión, el examen de las agendas editoriales ha revelado la existencia de
afinidades temáticas entre partidos y medios. Así, El Mundo reproduce la agenda
fundamentalmente económica de los populares y excluye cualquier referencia a las políticas
de bienestar, que constituyen la prioridad programática socialista. Por su parte, El País se
hace eco del carácter ineluctablemente económico de la campaña (en menor medida que El
Mundo), pero dedica una atención equivalente a las cuestiones de carácter social, de forma
que converge con las prioridades temáticas de los socialistas y refrenda públicamente la
relevancia de la supervivencia del Estado de Bienestar. Por ello, podemos afirmar que el
espacio público tradicional acoge procesos parciales de asimilación de las agendas
partidistas, por los cuales los medios de comunicación ideológicamente afines tienden a
7,84%
15,69%
3,92%
7,84%
1,96%
3,92%
3,92%
1,96%
15,69%
1,96%
3,92%
3,92%
1,96%
11,76%
1,96%
5,88%
3,92%
1,96%
0,00% 6,00% 12,00% 18,00%
Empleo
Crisis de deuda
Economía
Recortes
Organización Estado
ETA
Cese violencia
UE
Corrupción
Política de partido
Sondeos
Estimación resultados
Eventos campaña
Estrategias electorales
Debates
Negativismo
Candidatos
Resultados
Valera Ordaz, L.
La influencia de los partidos políticos españoles en las agendas de medios y blogs
durante la campaña electoral de 2011
ISSN 2386-7876 © 2015 Communication & Society 28(3), 115-135
127
reproducir generosamente las prioridades temáticas de los partidos políticos que se sitúan
en su mismo arco ideológico.
Gráfico 4. La agenda editorial de El País (N=10)
5.3. Las agendas de la blogosfera política
Frente a este alineamiento temático entre partidos y prensa escrita, la blogosfera política
ofrece un escenario más plural, tanto en el caso de las bitácoras periodísticas como en las
ciudadanas.
Por una parte, la agenda de El Blog de Federico presenta una composición
independiente, centrada en sus propias prioridades temáticas (nacionalismo, izquierda
abertzale, corrupción y política interna de partido), y ajena a los ámbitos temáticos
priorizados por los partidos (Gráfico 5).
Pese a la destacada limitación de la muestra (dos artículos publicados durante la
campaña en el caso de esta bitácora), que invita a tomar estos resultados con enormes dosis
de prudencia, resulta evidente que el blog de este periodista no se hace eco de los temas
que los dos principales partidos políticos españoles trataron de trasladar al espacio público
durante la campaña electoral de 2011 (economía en el caso popular, y cuestiones sociales en
el socialista).
Por otra parte, la agenda de Escolar.net presta singular atención a los aspectos
estratégicos (sondeos, estimación de resultados, estrategias electorales) y simbólicos
(eventos, debates, resultados) de la campaña (Gráfico 6). En términos sustantivos, no
obstante, la agenda de este periodista sí parece sensible a las agendas partidistas, pues
presenta un doble sesgo económico y social. Tanto el desempleo como la crisis son
abordados en el 9,62% de los posts analizados. Además, el 7,69% de las publicaciones se
relacionan con otros aspectos económicos, de forma que un total del 26,92% de los artículos
se ocupan de estas cuestiones. Los temas sociales son abordados en una proporción muy
similar. En efecto, los asuntos relacionados con los derechos sociales y las políticas de
bienestar obtienen una frecuencia global de aparición del 23,08% si sumamos la relevancia
5,00%
10,00%
10,00%
5,00%
5,00%
10,00%
5,00%
5,00%
5,00%
5,00%
5,00%
10,00%
5,00%
5,00%
10,00%
0,00% 2,00% 4,00% 6,00% 8,00% 10,00% 12,00%
Empleo
Crisis deuda
Recortes
Sanidad
UE
Política interna de partido
Cese violencia
Otros
Manipulación
NTIC
Sondeos
Estrategias elect.
Debates
Programas elect.
Resultados
Valera Ordaz, L.
La influencia de los partidos políticos españoles en las agendas de medios y blogs
durante la campaña electoral de 2011
ISSN 2386-7876 © 2015 Communication & Society 28(3), 115-135
128
cuantitativa de los recortes sociales, la sanidad pública, el sistema de pensiones, las
políticas de igualdad y la ley del aborto. El tema más destacado son los recortes sociales,
que están presentes en el 11,54% de los artículos.
Gráfico 5: La agenda de El Blog de Federico (N=2)
Gráfico 6: La agenda de Escolar.net (N=19)
En definitiva, el equilibrio entre la presencia de cuestiones económicas (26,92%), que se
imponen en el debate público como consecuencia del contexto de recesión y crisis de
16,67%
16,67%
16,67%
16,67%
16,67%
16,67%
0,00% 10,00% 20,00%
Nacionalismo
Ilegalización izda. abertzale
Corrupción
Política de partido
Estimación resultados
Resultados
9,62%
9,62%
7,69%
11,54%
1,92%
3,85%
3,85%
1,92%
1,92%
1,92%
1,92%
1,92%
3,85%
5,77%
3,85%
3,85%
5,77%
5,77%
1,92%
11,54%
0,00% 4,00% 8,00% 12,00%
Empleo
Crisis de deuda
Economía
Recortes
Sanidad
Pensiones
Igualdad
Aborto
UE
Familia
Terrorismo ETA
Corrupción
Sondeos
Eventos campaña
Estrategias electorales
Estimación resultados
Participación
Debates electorales
Resultados
Programas electorales
Valera Ordaz, L.
La influencia de los partidos políticos españoles en las agendas de medios y blogs
durante la campaña electoral de 2011
ISSN 2386-7876 © 2015 Communication & Society 28(3), 115-135
129
deuda, y los temas relativos a los derechos sociales y a las políticas de bienestar (23,08%)
indica que existe un nivel importante de afinidad temática con la agenda socialista,
equiparable al que se produce entre los medios tradicionales y los partidos.
En el caso de los blogs ciudadanos, Desde el Exilio presta una atención particularmente
destacada a la crisis de deuda pública (23,53%), presente en casi uno de cada cuatro artículos
(Gráfico 7). Además, otros aspectos económicos aparecen en un 5,88% de la muestra, de
forma que la relevancia global de la economía asciende a un 29,41%. Además, los recortes
concentran el protagonismo del 11,76% de los posts, generalmente referidos a la necesidad
de medidas de ajuste, y no tanto a una preocupación por la sostenibilidad del Estado social,
pues los temas sociales tienden a estar mayoritariamente ausentes, salvo la sanidad (5,88%).
Gráfico 7: La agenda de Desde el Exilio (N=6)
Finalmente, en el caso de Materias Grises, los resultados (Gráfico 8) reflejan que
diversos aspectos de carácter económico (como los problemas de crédito, las dificultades
burocráticas para abrir negocios en España y la política económica del Banco Central
Europeo) son abordados en el 19,23% de la muestra analizada. Por su parte, la crisis de
deuda y los problemas de empleo aparecen en el 15,38% y el 11,54% de los artículos de Roger
Senserrich, respectivamente, de forma que los temas económicos aparecen globalmente en
un 46,15% de los posts. Pese al claro predominio de la economía en la agenda de Materias
Grises, los recortes sociales también aparecen en un 11,54% de los posts, y la educación
pública es abordada en un 3,85% de la muestra, de forma que los temas sociales obtienen
una presencia global del 15,38%. Además, los temas relacionados con la Unión Europea y la
política interna de partido, referida al futuro del PSOE, están presentes cada uno de ellos en
un 7,69% de los artículos.
23,53%
5,88%
11,76%
5,88%
5,88%
5,88%
5,88%
11,76%
5,88%
5,88%
5,88%
5,88%
0,00% 5,00% 10,00% 15,00% 20,00% 25,00%
Crisis de deuda
Economía
Recortes
Sanidad
Manipulación
UE
NTIC
Otros
Estrategias electorales
Estimación resultados
Debates electorales
Resultados
Valera Ordaz, L.
La influencia de los partidos políticos españoles en las agendas de medios y blogs
durante la campaña electoral de 2011
ISSN 2386-7876 © 2015 Communication & Society 28(3), 115-135
130
Gráfico 8: La agenda de Materias Grises (N=9)
En definitiva, el análisis de las agendas de los blogs ciudadanos no permite identificar
una influencia destacada de las agendas partidistas e inferir procesos unívocos de
asimilación de agenda. se dan afinidades, como refleja la presencia de cuestiones
económicas y sociales en Materias Grises y la frecuencia de la economía en Desde el Exilio.
Pero estas afinidades temáticas son notablemente más imprecisas que las que exhiben las
agendas editoriales de los medios tradicionales y la agenda del blog Escolar.net, y no pueden
considerarse concluyentes.
6. Conclusiones
Los resultados de este estudio han señalado que existen dos tematizaciones
significativamente distintas de la realidad por parte de los actores políticos, a pesar de la
coyuntura fuertemente económica en la que se desenvuelve la campaña: una agenda
estrictamente económica en el caso popular, y otra que combina estas cuestiones con la
puesta en valor del Estado de Bienestar en el socialista.
La comparación de las agendas partidistas con las de la prensa tradicional ha revelado
que El Mundo prioriza únicamente los temas de carácter económico e ignora los sociales en
sus editoriales, mientras que El País se ocupa de ambas cuestiones en la misma proporción.
Es decir, ambos diarios difunden y refrendan públicamente las preocupaciones temáticas
que los partidos tratan de trasladar al electorado durante la campaña, actuando como
aliados estratégicos de las formaciones políticas.
De este modo, resulta razonable situar el origen de las agendas editoriales de ambas
cabeceras en las agendas de los partidos políticos que pertenecen a sus respectivas esferas
ideológicas. Esta convergencia temática nos permite suscribir la primera hipótesis de (H1),
en tanto en cuanto ambos diarios reproducen las prioridades temáticas de los partidos
durante la campaña.
En el caso de la esfera digital, no obstante, los resultados arrojan un escenario
significativamente menos uniforme. Por una parte, existe un alineamiento casi perfecto
del blog de Escolar con la tematización socialista, completamente equiparable al de los
medios tradicionales. Su caso refleja que los blogs a cargo de periodistas constituyen, en
11,54%
15,38%
19,23%
11,54%
3,85%
7,69%
7,69%
7,69%
3,85%
3,85%
7,69%
0,00% 4,00% 8,00% 12,00% 16,00% 20,00%
Empleo
Crisis deuda
Economía
Recortes
Educación
UE
Política de partido
Estimación resultados
Debate electoral
Candidatos
Resultados
Valera Ordaz, L.
La influencia de los partidos políticos españoles en las agendas de medios y blogs
durante la campaña electoral de 2011
ISSN 2386-7876 © 2015 Communication & Society 28(3), 115-135
131
ocasiones, una imitación de la lógica partidista y alineada de los medios tradicionales. El
caso de Losantos, sin embargo, presenta una agenda independiente, ajena a las prioridades
temáticas populares, pero compuesta por preocupaciones clásicas de la derecha española.
Por otra parte, la investigación no sugiere la capacidad de los actores políticos para dar
forma a las agendas de los blogs ciudadanos. Sí hemos hallado algunas afinidades temáticas
entre las agendas de los bloggers y las de los partidos, pero en ningún caso éstas permiten
conjeturar procesos de agenda building. Al contrario, las bitácoras ciudadanas exhiben
mayor independencia temática con respecto a sus esferas ideológicas de referencia en
comparación con sus homólogos periodísticos, y, sobre todo, en comparación con los
medios convencionales.
Por ello, conviene impugnar la segunda hipótesis de investigación (H2), que postulaba
la disposición de la blogosfera política española a emular la alineación partidista de los
medios tradicionales. Los blogs no siempre actúan como aliados de los partidos durante la
contienda electoral, pues algunos casos analizados recogen ambas tematizaciones
partidistas de la realidad y no sólo aquellas cuestiones priorizadas por el partido más
próximo ideológicamente. Ello nos permite constatar cierta apertura del espacio público
tradicional, y cierta suavización de su carácter polarizado, merced a la aparición de las
tecnologías digitales.
En conclusión, este estudio acredita la existencia de un notorio alineamiento temático
entre las agendas de partidos y medios tradicionales durante la campaña electoral, pero
también pone de manifiesto que esta convergencia se mitiga en la blogosfera (con la
excepción de Escolar), que exhibe un debate más independiente de las prioridades
programáticas de los partidos.
Resulta razonable interpretar tentativamente este alineamiento como el resultado de
un proceso de influencia de los actores políticos sobre los medios que se inscriben en sus
respectivas esferas ideológicas. Es decir, deducir que es el resultado de un proceso de
construcción de la agenda mediática por parte de los partidos. Esta interpretación, además,
resulta especialmente verosímil a tenor del pluralismo polarizado del sistema mediático
español, que, como es sabido, presenta un alto nivel de paralelismo político (Hallin y
Mancini, 2004).
Sin embargo, esta interpretación provisional deberá verse confirmada por futuros
estudios, dadas las limitaciones metodológicas y el alcance restringido de esta
investigación. En primer lugar, porque la metodología empleada (análisis de contenido) tan
sólo certifica la existencia de alineamiento temático, pero no acredita un auténtico proceso
de influencia entre actores ni atiende a la dirección de esa hipotética influencia. A tal efecto,
serán necesarios diseños metodológicos que incluyan análisis estadísticos más complejos.
En segundo lugar, futuros estudios deberán indagar la consistencia de este
alineamiento temático a través de corpus más amplios, y en marcos temporales más
extensos, que incluyan no sólo otras contiendas electorales, sino también períodos ajenos a
la campaña electoral.
Finalmente, conviene señalar que este estudio se circunscribe al primer nivel de la
agenda, pero en ningún caso aborda los atributos de los temas ni los frames a través de los
cuales partidos y medios interpretan la realidad social. Futuras investigaciones deberán
ocuparse de analizar si este alineamiento temático entre actores políticos y mediáticos se
extiende también al segundo nivel de la agenda y a los marcos de interpretación de la
realidad.
Valera Ordaz, L.
La influencia de los partidos políticos españoles en las agendas de medios y blogs
durante la campaña electoral de 2011
ISSN 2386-7876 © 2015 Communication & Society 28(3), 115-135
132
Referencias
Bateson, G. (1955). A theory of play and fantasy. Psychiatric Research Reports, 39-51.
Becker, L. (1982). The Mass Media and Citizen Assessment of Issue Importance. In D.C.
Whitney, E. Wartella, E. & S. Windhal, (Eds.): Mass Communication Review Yearbook (pp.
521-536). Beverly Hills: Sage.
Becker, L. McCombs, M. (1978). The Role of the Press in Determining Voter Reactions to
Presidential Primaries Human Communication Research 4, 301-307.
Benford, R.D., Snow, D.A. (2000). Framing processes and social movements: An overview
and assessment. Annual Review of Sociology 26, 611639.
Benton, M., Frazier, P.J. (1976). The Agenda-Setting Function of the Mass Media at Three
Levels of “Information Holding”. Communication Research 3(3), 261-274.
Brosius, H.B., Kepplinger, H.M. (1990). The Agenda Setting Function of Television News:
Static and Dynamic Views”. Communication Research 17, 183-211.
Canel, M.J., Llamas, J.P. & Rey, F. (1996). El primer nivel del efecto agenda-setting en la
información local: los “problemas más importantes” de la ciudad de Pamplona (The
First Level of the Agenda-setting Effect in Local News: the city of Pamplona's "Most
Important Problems"). Comunicación y Sociedad 9, 17-38.
Carragee, K, Rosenblatt, M. & Michaud, G. (1987). Agenda-setting research: A critique and
theoretical alternative. In S. Thomas, Studies in communication 3 (pp. 35-49). Norwood,
NJ: Ablex.
Carragee, K., Roefs, W. (2004). The Neglect of Power in Recent Framing Research. Journal of
Communication 54(2), 214-233.
Cobb, R.W., Elder, C.D. (1971). Participation in American Politics: The dynamics of agenda-
building. Baltimore: John Hopkins University Press.
Dader, J.L. (2009). Ciberpolítica en los websites de partidos políticos: la experiencia de las
elecciones de 2008 en España ante las tendencias transnacionales. Revista de Sociología
e Política 17(34), 45-62.
Dader, J.L., Campos, E. Vizcaino, R. & Chen, L. (2011). Las web de los partidos durante la
campaña para las Elecciones Generales de 2008: Pautas de cibermarketing con pocos
signos de ciberdemocracia. In V. Sampedro, Cibercampaña. Cauces y diques para la
participación. Las Elecciones Generales de 2008 y su proyección tecnopolítica (pp.145-200).
Madrid: UCM.
Davis, R. (1999). The Web of Politics: The Internet’s Impact of the American Political System.
New York: Oxford University Press.
Dickerson, D. (2001). Framing “Political Correctness”: The New York Times’ Tale of Two
Professors. In S.D. Reese, O.H. Gandy & A. Grant (Eds.), Framing Public Life:
Perspectives on Media and Our Understanding of the Social World (pp. 163-174). New
Jersey: Lawrence Erlbaum.
Druckman, J., Kifer, M. & Parkin, M. (2009). The Technological Development of Candidate
Web Sites: How and Why Candidates Use Web Innovations. In C. Panagopoulus (Ed.),
Politicking online: The Transformation of Election Campaign Communication (pp.21-47).
New Jersey: Rutgers.
Elder, C.D. & Cobb, R.W. (1984). Agenda building and the Politics of Aging. Policy Studies
Journal 13, 115-129.
Entman, R. (1989). Democracy without citizens: Media and the Decay of American Politics. New
York: Oxford University Press.
Gamson, W. (1988). Political Discourse and Collective Action. International Social Movement
Research 1, 219-244.
Valera Ordaz, L.
La influencia de los partidos políticos españoles en las agendas de medios y blogs
durante la campaña electoral de 2011
ISSN 2386-7876 © 2015 Communication & Society 28(3), 115-135
133
Gamson, W., Modigliani, A. (1989). Media Discourse and Public Opinion on Nuclear Power: A
Constructionist Approach. American Journal of Sociology 95(1), 1-37.
Gamson, W.; Wolfsfeld, G. (1993). Movements and Media as Interacting Systems. The Annals
of the American Academy of Political and Social Science 528(1), 114-125.
Gandy, O. (1982). Beyond agenda setting: Information Subsidies and Public Policy. Norwood:
Ablex.
Gans, H.J. (1979). Deciding what’s news: A study of CBS Evening News, NBC Nightly News,
Newsweek, and Time. New York: Pantheon Books.
Ghanem, S. (1997). Filling the Tapestry: The Second Level of Agenda Setting. In M. McCombs,
D. Shaw & D. Weaver, Communication and Democracy: Exploring the Intellectual
Frontiers in Agenda-Setting Theory (pp.3-14). New Jersey: Lawrence Erlbaum.
Gitlin, T. (1980). The whole world is watching: Mass media in the making and unmaking of the
New Left. Berkeley: University of California Press.
Goffman, E. (1974). Frame analysis: An Essay on the Organization of Experience. London:
Harper & Row.
Hackett, R. (1984). Decline of a Paradigm? Critical Studies in Mass Communication 1, 229-259.
Hall, S., Critcher, C., Jefferson, T., Clarke, J. & Roberts, B. (1978). Policing the Crisis: Mugging,
the State and Law and Order. London: MacMillan.
Hallin, D.C. & Mancini, P. (2004). Comparing Media Systems: Three Models of Media and
Politics. Cambridge: Cambridge University Press.
Hänggli, R. (2011). Key Factors in Frame Building: How Strategic Political Actors Shape News
Coverage. American Behavioral Scientist 56(3), 300-317.
Humanes, M.L., Martínez, M. & Saperas, E. (2013). Political Journalism in Spain: Practices,
Roles and Attitudes. Estudios sobre el mensaje periodístico 19(2), 715-731.
Iyengar, S. & Kinder, D.R. (1987). News That Matters. Chicago: University of Chicago Press.
Jenkins, H. (2006). Voltage controller Media Relations Barcelona: Paidós.
Kosicki, G.M. (1993). Problems and Opportunities in Agenda-Setting Research. Journal of
Communication 43(2), 100-127.
Krippendorf, K. (1990). Metodología de análisis de contenido: teoría y práctica. Barcelona:
Paidós.
Lang, G.E. & Lang, K. (1981). Watergate: An exploration of the agenda-building process. In
G.C. Wilhout & H. deBock (Eds.), Mass Communication Review Yearbook 2 (pp. 447-468).
Beverly Hills, CA: Sage.
Lang, G.E. & Lang, K. (1983). The Battle for Public Opinion: The President, the Press and the
Polls during Watergate. New York: Columbia University Press.
López, G., Lara, T. & Sánchez, J.M (2011). Los weblogs como mecanismos de reafirmación
ideológica: la blogosfera española ante las Elecciones Generales de 2008. In V.
Sampedro (Ed.), Cibercampaña. Cauces y diques para la participación (pp. 201-236).
Madrid: Editorial Complutense.
López, G., Campos, E. & Valera, L. (2013). Agenda temática, estrategias discursivas y
deliberación en la campaña electoral de 2011: Análisis de los blogs de Jesús Ceberio (El
País) y Arcadi Espada (El Mundo). ZER 18(34), 49-72.
Lowery, S.A. & DeFleur, M. (1988). Milestones in Mass Communication Research. York:
Longman.
McClure, R.D. & Patterson, T.E. (1976). Print vs. network news. Journal of Communication
26, 23-28.
McCombs, M. (2004). Setting the Agenda: The Mass Media and Public Opinion. Cambridge:
Polity Press.
McCombs, M. & Ghanem, S. (2001). The Convergence of Agenda Setting and Framing. In
S.D. Reese, O.H. Gandy & A.E. Grant (Eds.), Framing Public Life: Perspectives on Media
and Our Understanding of the Social World (pp.67-81). New Jersey: Lawrence Erlbaum.
Valera Ordaz, L.
La influencia de los partidos políticos españoles en las agendas de medios y blogs
durante la campaña electoral de 2011
ISSN 2386-7876 © 2015 Communication & Society 28(3), 115-135
134
McCombs, M. Shaw, D.L. (1972). The Agenda Setting Function of the Mass Media. Public
Opinion Quaterly 36, 176-187.
McCombs, M. Shaw, D.L. (1993). The Evolution of the Agenda-Setting Research: Twenty-Five
Years in the Marketplace of Ideas. Journal of Communication 43(2), 58-67.
McCombs, M., López Escobar, E. & Llamas, J.P. (2000). Setting the Agenda of Attributes in
the 1996 Spanish General Election. Journal of Communication 50(2), 77-92.
McLeod, J.M., Becker, L.B. & Byrnes, J.E. (1974). Another Look at the Agenda-Setting
Function of the Press. Communication Research 1(2), 131-166.
McLeod, J.M., Kosicki, G. & Pan, Z. (1991). On understanding and misunderstanding media
effects. In J. Curran & M. Gurevitch (Eds.), Mass Media and Society (pp. 235-259).
London: Edward Arnold.
Merton, R.K. (1957). Social theory and social structure. Glencoe: The Free Press.
Owen, D. & Davis, R. (2008). USA Internet and Elections. In S. Ward, D. Owen, R. Davis & D.
Taras (Ed.), Making a Difference: A Comparative View of the Role of the Internet in Election
Politics. Plymouth: Lexington Books.
Pan, Z. & Kosicki, G. (2001). Framing as a Strategic Action in Public Deliberation. In S.D.
Reese, Gandy, O.H. & A. Grant, Framing Public Life: Perspectives on Media and Our
Understanding of the Social World (pp. 35-66). New Jersey: Lawrence Erlbaum.
Rheingold, H. (2004). Multitudes inteligentes: la próxima revolución social. Barcelona: Gedisa.
Ryan, C. (1991). Prime time activism. Boston: South End Press.
daba, T. (2001). Orígenes, aplicación y límites de la ‘teoría del encuadre’ (framing) en
comunicación. Comunicación y Sociedad 14(2), 143-175.
daba, T., Rodríguez Virgili, J. (2007). La construcción de la agenda de los medios: el debate
del Estatut en la prensa española. Ámbitos 16, 187-211.
Schoenbach, K. (1982). Agenda-Setting Effects of Print and Television in West Germany.
Paper presented at the International Communication Association.
Schweitzer, E. (2008). Germany: Online Campaign Professionalism in 2002 and 2005
National Elections. In S. Ward, D. Owen, R. Davis & D. Taras (ed.), Making a Difference:
A Comparative View of the Role of the Internet in Election Politics (pp. 235-256). Lanham:
Lexington Books.
Schweitzer, E. (2011). Controlled interactivity: parties’ online campaigns in the 2000
German National Elections. In D. Lilleker & N. Jackson, Political Campaigning, Elections
and the Internet: Comparing the US, UK, France and Germany (pp. 99-120). New York:
Routledge.
Snow, D., Burke, E., Worden, S. & Benford, R. (1986). Frame Alignment Processes:
Micromobilization and Movement Participation. American Sociological Review 51, 464-
481.
Swanson, D. (1988). Feeling the elephant: Some observations on agenda-setting research. In
J.A. Anderson (Ed.), Communication yearbook 11 (pp. 603-619). Newbury: Sage.
Takeshita, T. (1997). Exploring the Media’s Roles in Defining Reality: From Issue-Agenda
Setting to Attribute-Agenda Setting. In M. McCombs, D.L. Shaw & D. Weaver,
Communication and Democracy: Exploring the Intellectual Frontiers in Agenda-Setting
Theory (pp. 15-27). New Jersey: Lawrence Erlbaum.
Tipton, L.P., Haney, R. & Baseheart, J. (1975). Media agenda setting in city and state election
campaigns. Journalism Quaterly 52, 15-22.
Valera, L. (2012). Blogs ciudadanos en las elecciones españolas de 2008: asimilación de la
agenda y reproducción de la lógica partidista. Ámbitos 21, 207-229.
Valera, L., Campos, E. & López, G. (2013). The Blogosphere: A New Public Sphere? The
Coverage of the Spanish Electoral Debate. In S. Zlitni & F. Liénard (Eds.), La
communication électronique en questions (pp. 371-386). Wien: Peter Lang.
Valera Ordaz, L.
La influencia de los partidos políticos españoles en las agendas de medios y blogs
durante la campaña electoral de 2011
ISSN 2386-7876 © 2015 Communication & Society 28(3), 115-135
135
Valera, L., López, G. (2014). Agenda y marcos en las webs de PP y PSOE en la cibercampaña
de 2011. Revista Latina de Comunicación Social 69, 41-66.
Weaver, D. (2007). Thoughts on Agenda Setting, Framing and Priming. Journal of
Communication 57, 142-147.
Weiss, H. (1992). Public Issues and Augmentation Structures: An Approach to the Study of
the Contents of Media Agenda-Setting. In S.A. Deetz (Ed.). Communication yearbook 15
(pp.374-396). Newbury Park: Sage.
Winter, J.P., Eyal, C.H. (1981). Agenda-Setting for the Civil Rights Issue. Public Opinion
Quaterly 45, 376-383.
Wimmer R.D. & Dominick, J.R. (1996). Media Relations Una introducción a sus métodos.
Barcelona: Bosch.
Wolfsfeld, G. (1997). Media and political conflict: News from the Middle East. Cambridge:
Cambridge University Press.
Anexo: Categorías del análisis de contenido
1) Empleo/Desempleo
2) Impuestos
3) Recortes sociales
4) Crisis de deuda
5) Vivienda
6) Economía (otras cuestiones)
7) Educación
8) Sanidad
9) Seguridad ciudadana
10) Familia
11) Inmigración
12) Pensiones
13) Organización territorial del Estado
14) Nacionalismo
15) Terrorismo / ETA
16) Terrorismo / Islamismo
17) Negociaciones con ETA
18) Ilegalización de la izquierda abertzale
19) 15M
20) Sondeos
21) Coaliciones de partidos
22) Eventos de campaña
23) Organización de campaña
24) Estrategias de campaña
25) Estimación de resultados
26) Programas electorales
27) Participación vs Abstención
28) Participación ciudadana
29) Corrupción
30) Infraestructuras
31) Plan Hidrológico Nacional
32) Manipulación informativamedios
públicos
33) Manipulación informativamedios
privados
34) Debates electorales
35) Política internacional
36) Cultura
37) Canon digital
38) Sociedad de la información / Nuevas
tecnologías
39) Políticas de igualdad / Derechos
sociales
40) Ley del aborto
41) Utilización electoralista de fondos
públicos
42) Agricultura
43) Unión Europea
44) Problemas urbanísticos
45) Industria
46) Medio Ambiente
47) Memoria Histórica
48) Negativismo (noticia completamente
basada en el ataque explícito al rival
político)
49) Justicia
50) Iglesia, relaciones con la iglesia /
catolicismo
51) Otros
52) No se aplica / temas ajenos a la
campaña electoral
53) Cese definitivo de la violencia
54) Candidatos (personalidad, cualidades)
55) Política interna de partido
56) Anécdotas. Aspectos no políticos de la
campaña (cuestiones estéticas,
frivolidades, etc.).
57) Resultados electorales
Article
In recent years, the emergence of social media and digital applications to transmit political discourse has altered the mediatization process of politics forever. Within this changing, hybrid, and more complex scenario, television is also adapting to new communication needs. One of the most visible effects is the role that entertainment programs have acquired lately in the transmission of political information. This is not an exclusively Spanish phenomenon, nor is it strictly novel. Indeed, infotainment has been a fully established television formula for decades, on the one hand, because television executives have discovered that politics is profitable in terms of audience and publicity, and on the other, because political leaders have become interested in transmitting their message to audiences who have historically been distant from these issues. This relationship between television entertainment and politics has deepened in recent times. We analyze herein the presence of political infotainment in the coverage by the new Valencian public television, À Punt, of the 2019 regional elections. The interest of this research lies, first, in verifying how this global trend is materialized in a regional/local environment; and second, in determining the level of innovation of the network when communicating regional policy, bearing in mind that it is a recently created public broadcaster and, therefore, has much to gain and little to lose. To do this, we adopt a qualitative approach that allows us to analyze the formal and narrative strategies that the network puts into play to bring Valencian politics closer to viewers and the contextual and production conditions in which they are carried out. Resumen En los últimos años, la irrupción de las redes sociales y las aplicaciones digitales para transmitir el discurso político ha alterado para siempre los procesos de mediatización de la política. Dentro de este escenario cambiante, híbrido y más complejo, la televisión también está adaptándose a las nuevas necesidades comunicativas. Una de las más visibles es el papel que están adquiriendo últimamente los programas de entretenimiento en la transmisión de la información política. No se trata de un fenómeno exclusivamente español ni estrictamente novedoso. Hace décadas que el infoentretenimiento se ha convertido en una fórmula televisiva plenamente consolidada. Primero, porque los ejecutivos de la televisión han descubierto que la política es rentable en términos de audiencia y publicidad; y segundo, porque a los líderes políticos les ha interesado acercar su mensaje a públicos históricamente alejados de estas temáticas. Una relación, entre entretenimiento televisivo y política, que se ha profundizado en los últimos tiempos. En el presente texto analizamos la presencia del infoentretenimiento político en la cobertura que la nueva televisión pública valenciana, À Punt, hizo de las elecciones autonómicas de 2019. El interés de la investigación radica, primero, en comprobar de qué modo esta tendencia global se materializa en un medio regional/local; y segundo, en conocer el nivel de innovación de la cadena a la hora de comunicar la política regional teniendo en cuenta que se trata de un medio público de reciente creación y, por lo tanto, con mucho que ganar y poco que perder. Para ello, realizaremos una aproximación cualitativa que nos permita analizar las estrategias formales y narrativas que la cadena pone en juego para aproximar la política valenciana a los espectadores y las condiciones contextuales y de producción en que éstas se llevan a cabo.
Book
Unfortunately, I do not have an electronic file for Setting the Agenda. Best wishes for your research, Max McCombs
Article
After a survey of conception, method, and selected results of an approach to the study of the contents of media agenda-setting, this chapter develops an approach termed argumentation analysis. This approach has been used in two studies on media contents concerning the tendencies with which the daily press covered and discussed the conflict of the coexistence of the public and commercial broadcasting systems in Germany. Argumentation analysis is a contribution to the further development of agenda-setting research because it measures important aspects of the stereotyping of issue-specific conflicts by journalists and the news media. With this approach, the hypothesis that the conflict structure of media issue coverage mediates the agenda-setting effect can be tested.
Book
Building on a survey of media institutions in eighteen West European and North American democracies, Hallin and Mancini identify the principal dimensions of variation in media systems and the political variables which have shaped their evolution. They go on to identify three major models of media system development (the Polarized Pluralist, Democratic Corporatist and Liberal models) to explain why the media have played a different role in politics in each of these systems, and to explore the forces of change that are currently transforming them. It provides a key theoretical statement about the relation between media and political systems, a key statement about the methodology of comparative analysis in political communication and a clear overview of the variety of media institutions that have developed in the West, understood within their political and historical context.
Chapter
http://www.peterlang.com/index.cfm?event=cmp.ccc.seitenstruktur.detailseiten&seitentyp=produkt&pk=70844&concordeid=431261