ArticlePDF Available

El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozuelo de Alarcón (Madrid)

Authors:

Abstract

En la actualidad los/as trabajadores sociales y otros profesionales afrontan nuevos retos sociales en la intervención profesional, las necesidades cambian y uno de los abordajes más significativos es el trabajo con la red social de la persona inmigrante. A finales del siglo XX la tendencia más significativa en la migración es la emergencia de comunidades transnacionales conocidas como diásporas. El transnacionalismo lleva a la adquisición de identidades múltiples, en donde el país de origen y el país de residencia pueden ser fuentes de identidad y derechos. El perfil sociodemográfico corresponde a lo que Arango (2004 a), denomina primo-inmigrantes. Bourdieu (1980) define el capital social como el conjunto de los recursos actúales o potenciales que están ligados a la posesión de una red durable de relaciones más o menos institucionalizadas de inter- conocimiento y de inter-reconocimientos.
El capital social de las personas inmigrantes
en el municipio de Pozuelo de Alarcón (Madrid)
Carmen MIGUEL VICENTE
Departamento de Trabajo Social y Servicios Sociales
Universidad Complutense de Madrid
carmenmiguel@trs.ucm.es
«No lamentar, no reír, no detestar, sino comprender
Pierre Bourdieu. La miseria del mundo (1999, p. 7)
Recibido: 14 abril 2009
Aceptado: 20 mayo 2009
RESUMEN
En la actualidad los/as trabajadores sociales y otros profesionales afrontan nuevos retos sociales en la
intervención profesional, las necesidades cambian y uno de los abordajes más significativos es el traba-
jo con la red social de la persona inmigrante. A finales del siglo XX la tendencia más significativa en la
migración es la emergencia de comunidades transnacionales conocidas como diásporas.
El transnacionalismo lleva a la adquisición de identidades múltiples, en donde el país de origen y el pa-
ís de residencia pueden ser fuentes de identidad y derechos.
El perfil sociodemográfico corresponde a lo que Arango (2004 a), denomina primo-inmigrantes. Bour-
dieu (1980) define el capital social como el conjunto de los recursos actúales o potenciales que están li-
gados a la posesión de una red durable de relaciones más o menos institucionalizadas de inter- conoci-
miento y de inter- reconocimientos.
Palabras clave: personas inmigrantes, capital social, transnacionalismo y profesionales.
Social capital of immigrants in the municipality of Pozuelo de Alarcón,
Madrid
ABSTRACT
Currently, social workers and other professionals are facing new social challenges in professional
intervention, the needs change and one of the most significant approaches is the work with the social network
of immigrants. At the end of the twentieth century, the most significant trend in migration is the emergence
of transnational communities known as «Diasporas».
Transnationalism leads to the acquisition of multiple identities, where the country of origin and country of
residence may be sources of identity and rights.
The socio-demographic profile corresponds to what Arango (2004), calls first-immigrants (primo-inmigrantes).
Bourdieu (1980) defines social capital as the aggregate of the actual or potential resources which are linked
167
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
ISSN: 0214-0314
C. Miguel Vicente El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozueo de Alarcón
168
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
to possession of a durable network of more or less institutionalised relationships of mutual acquaintance and
recognition.
Key words: immigrants, social capital, transnationalism and professionals.
SUMARIO: 1. Introducción. 2. Hipótesis y objetivos. 3. Contexto histórico de los flujos migra-
torios. 4. Modelos teóricos de las migraciones. 5. Metodología y análisis. 5.1. Entrevistas a per-
sonas inmigrantes residentes en Pozuelo de Alarcón. 5.2. Entrevistas a técnicos de la Administración
Local. 5.3. Análisis de los diferentes tipos de capital en las entrevistas. 6. Conclusiones. 7. Refe-
rencias bibliográficas y Webgrafía.
1. INTRODUCCIÓN
El presente artículo tiene sus inicios en elementos de la trayectoria personal
y profesional; hay circunstancias, imágenes, frases, libros, personas, profesio-
nales o docentes que marcan tu camino y se retienen para, posteriormente, inter-
conectar, dando lugar al inicio de nuevo estudio.
En el prólogo de la obra de Abdemalek Sayad (1999) se puede leer la siguiente
aportación de Bourdieu:
«El inmigrante está visto como un atopo, es decir, un sin lugar, un
desterrado, un inclasificable, ni es ciudadano ni es extranjero, ni es-
tá al lado de si mismo ni al lado del otro, esta fuera de si, se ubica en
ese espacio bastardo del cual habló Platón: esa frontera del ser y del
no ser social; desterrado en el sentido de impertinente e intruso, la-
toso, molesto, estorbo, que genera dificultades, hasta tal punto que la
ciencia encuentra obstáculos en pensar la inmigración, y cae siempre
sin mucha conciencia de ello en los tópicos del discurso oficial que
reproduce muchas veces un discurso criminalizador racista y xenó-
fobo. Generalmente este discurso explota la idea de rechazo al ex-
tranjero mediante una falsa ecuación que identifica inmigración con
desempleo, delincuencia, e inseguridad ciudadana». (p. 9)
Durante el proceso de formación del Master Oficial en Trabajo Social Co-
munitario, Gestión y Evaluación de Servicios Sociales de la Escuela Universita-
ria de Trabajo Social de la Universidad Complutense de Madrid, una de las prác-
ticas que realicé fue la observación participante de la realidad cotidiana de la
comunidad.
Conocemos de las personas inmigrantes lo que nos trasmiten los medios de
comunicación, noticias como «nos quitan el trabajo», «no tienen formación», co-
mo bien argumenta Bourdieu en el prólogo de La doble ausencia ¿Y su parte hu-
mana?, ¿cómo han llegado a la situación de tener que emigrar?, ¿por qué Espa-
ña?, ¿por qué Pozuelo de Alarcón?
Otro hecho sobre el que queremos reflexionar es que en Pozuelo de Alarcón
el porcentaje de personas inmigrantes que viven en este municipio es alto en com-
C. Miguel Vicente El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozueo de Alarcón
169
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
paración con otros municipios de la Comunidad de Madrid, teniendo como va-
riable que es uno de los municipios con mayor renta per capita de la Comunidad
de Madrid.
Hay otras interrogantes que están presentes en el Trabajo Social Comunitario
como la necesidad de analizar el lado humano de la inmigración, la interrelación
en la comunidad, y como cita Oso (2004: 217) las ilusiones, los sueños, las me-
tas, las aspiraciones de ascenso social que se han trazado los actores sociales. En
la actualidad los trabajadores sociales nos enfrentamos a nuevos retos sociales
en la intervención profesional, las necesidades cambian y uno de los abordajes
más significativos es el trabajo con la red social de la persona inmigrante.
¿Como decide una persona emigrar de su propio país? ¿Que deja en su país
de origen? ¿Cómo se crean las redes sociales? ¿Cómo es el período de adapta-
ción? ¿Qué aprendemos las personas del país de destino de las personas inmi-
grantes?; nos cruzamos diariamente con personas inmigrantes, pero ¿Se consi-
deran atopos o forman parte de la comunidad?
Bertolt Brecht intentaría hacer de este espectáculo un momento para la refle-
xión crítica. Paulo Freire y Augusto Boal apuestan por la participación, para que
entremos en la acción teatral, la transformemos y seamos protagonistas de la pro-
pia historia. A través de este estudio intentaremos entrar en la acción teatral y no
mantenernos pasivos/as ante las transformaciones que están aconteciendo en la
comunidad, se trata de detectar las repercusiones positivas y atenuar las negati-
vas para concretar el potencial positivo de la inmigración en términos sociales.
Este estudio ha permitido realizar una primera prospección de tipo explora-
torio tratando de establecer un primer contacto directo mediante la técnica de la
entrevista en profundidad semiestructurada, que analiza las vidas de personas in-
migrantes de los cinco países con mayor representación en el municipio, según
el padrón municipal: Rumania, Marruecos, República Dominicana, Bolivia y
Ecuador.
El fenómeno migratorio ha sido objeto de estudio multidisciplinar desde me-
diados de los años noventa, cuando comenzó a tomar relevancia la inmigración
transnacional. Los estudios realizados están enfocados, principalmente, hacia el
mercado laboral, y lo jurídico en lo que atañe a permisos de trabajo, la renova-
ción de la tarjeta de residencia o la reagrupación familiar. Posteriormente estos
estudios se han ampliado aspectos sanitarios, psicológicos y sociales.
2. HIPÓTESIS Y OBJETIVOS
Las hipótesis generales de las cuales partía este estudio son:
El capital social es uno de los elementos fundamentales para entender,
comprender y explicar los diferentes resultados que tienen la persona in-
migrante en la salida del país de origen, a la llegada al país de destino y
en el proceso de integración en la comunidad.
C. Miguel Vicente El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozueo de Alarcón
170
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
Las principales necesidades que surgen en la población inmigrante son ca-
nalizadas a través de las redes familiares y amigos así como de los recur-
sos sociales que le ofrece la comunidad.
Las tecnologías de la información y la comunicación facilitan a las redes
sociales transnacionales la interacción con la comunidad y la familia de
origen.
El capital social no es completamente independiente del capital cultural,
simbólico y económico en el lugar que la persona puede ocupar en la es-
tructura del grupo.
Los profesionales del Trabajo Social en sus intervenciones a nivel indivi-
dual, grupal o en la comunidad precisan un amplio conocimiento de la im-
portancia del capital social que se genera en un proceso migratorio.
Los objetivos que guiaron la recogida y análisis de la información para
verificar las hipótesis se concretaron en:
Conocer el capital social de las personas que deciden realizar un pro-
ceso migratorio y cómo posibilita alcanzar el objetivo planteado.
Estudiar las estrategias de adaptación y el conocimiento de los recursos
en la comunidad.
Analizar la interrelación entre el capital social, simbólico, cultural, y
económico en las redes sociales de las personas inmigrantes.
3. CONTEXTO HISTÓRICO DE LOS FLUJOS MIGRATORIOS
El proceso migratorio comenzó a considerarse como un fenómeno nuevo ha-
ce unos años, uno de los hechos que hace que actualmente a los españoles nos in-
quiete este fenómeno es que, en nuestro país, la inmigración ha adquirido en po-
co tiempo un auge acelerado. España ha pasado de ser un país de emigrantes a
ser un país de inmigrantes, se han invertido los papeles. Un artículo del periódi-
co El País realiza un análisis sobre las condiciones en la que viajaron las perso-
nas inmigrantes extranjeras hace 50 años:
Papá y mamá fueron emigrantes sin papeles.
Un tratado con Bélgica desencadenó la salida masiva de españo-
les a países europeos hace 50 años. Ana Fernández Asperilla ha in-
vestigado las consecuencias de la primera oleada de emigrantes es-
pañoles a Bélgica, según relata, el agregado laboral de España en
Bruselas señalaba en un informe de 1 enero 1964: La emigración clan-
destina española en Bélgica sigue aumentado de un modo alarman-
te, ya que un 60% al menos de nuestros compatriotas que vienen a es-
te país viene al margen del Convenio. El País, (2007)
Es precisamente nuestro propio pasado el que nos hace comprendernos como
personas en movimiento, hombres y mujeres que lejos de toda pasividad tratan
C. Miguel Vicente El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozueo de Alarcón
171
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
de buscar una salida y de hacer camino. Un camino ya reflejado en los estudios
realizados por los paleoantropólogos, que demuestran que la migración del ser
humano es una situación que forma parte de nuestra historia. El Homo sapiens
procedente de África ha caminado por Europa desde hace unos 45.000 años, es
decir, que actualmente la migración desde África es la continuidad de nuestra his-
toria. Una historia que durante un tiempo se vivió en términos de convivencia y
adaptación con el Homo neanderthalensis durante unos 10.000 años y que, sin
embargo, ahora es vivida como un problema o como algo desconcertante.
Si en realidad somos Homo migrans, la migración es algo connatural al hom-
bre, que unas veces decide y otras se siente forzado a desplazarse a lo largo de su
vida a diferentes lugares del mundo. Los grandes movimientos migratorios a tra-
vés del espacio y del tiempo han sido una constante en la historia de la humani-
dad. Sin embargo hay tantas razones para emigrar como razones para no hacer-
lo, en cada época se ha dado un proceso migratorio con una historia, características
y consecuencia singulares. El actual proceso migratorio tiene un sello de identi-
dad, la globalidad unida a las TIC (Tecnologías de la Información y la Comuni-
cación). Sin el Homo migrans no sería pensable la historia de los últimos 200
años. Esa historia ha demostrado que las migraciones o no son en absoluto evi-
tables, o lo son únicamente por las armas o con telones de acero (Cohn-Bedit y
Schid, 1996: 21).
El hecho es que hay una realidad y unas causas que obligan a la gente a mi-
grar, mucho más fuertes, más altas y potentes que las barreras que construimos
para impedir que los otros alcancen aquello que consideramos nuestro. La com-
plejidad de la movilidad de las personas cada vez es mayor, debido a la magnitud
y al alcance del espacio geográfico y a su naturaleza. La causa no tiene porque
ser únicamente económica hay otros motivos que desencadenan el desplazamiento.
Las migraciones internacionales se caracterizan por su diversidad. El núme-
ro de personas inmigrantes ha aumentado a la misma vez que ha aumentado la
clasificación legal y administrativa según los Estados-Naciones y Organizacio-
nes Internacionales.
Los movimientos migratorios de la época contemporánea datan
principalmente del siglo XIX y principios del siglo XX a raíz de la in-
dustrialización y su repercusión en el medio rural, cuyos principios
económicos estaban basados en la economía familiar y manufactura
tradicional. Otro proceso migratorio fue el llamado modelo trasa-
tlántico para poblar las antiguas colonias de América, Asia y Austra-
lia hacer las América, empezar una nueva vida en un nuevo mundo,
se estima que el número de personas que emigraron entre 1815 y 1930
fue de 40 millones de europeos emigrados de Europa entre mediados
del siglo XIX y 1914. Tapinos (1974) citado por Viales (2000, digital).
El fondo de población de las Naciones Unidas (UNEPA) preveía que en 2008
más de la mitad de la población humana, 3.3000 millones de personas, vivirían
en zonas urbanas; para el 2030, esa cantidad habría llegado a casi 5.000 millo-
C. Miguel Vicente El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozueo de Alarcón
172
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
nes, de esa población un porcentaje elevado estarían en riego de exclusión social.
Esto dependerá de las decisiones que adopten, en previsión de futuro, los orga-
nismos internacionales y de las diferentes naciones implicadas.
A finales del siglo veinte la tendencia más significativa en la migración es la
emergencia de comunidades transnacionales conocidas como diásporas. Una diás-
pora está definida tanto como una dispersión de gente de su patria original y co-
mo la comunidad formada por esa gente en otros países. Debido a los recursos
modernos de transporte y comunicación, los migrantes y sus descendientes pue-
den mantener vínculos cercanos con su país de origen o con otros grupos en la
diáspora. La migración internacional es un reto emergente para el Estado-Na-
ción. El transnacionalismo lleva a la adquisición de identidades múltiples, en don-
de el país de origen y el país de residencia pueden ser ambos fuentes de identi-
dad y derechos [Organización Mundial para las migraciones (OMI)].
En el área metropolitana de Madrid uno de los asentamientos de población in-
migrante es una zona céntrica, los barrios de Lavapiés y Embajadores. En un estu-
dio realizado, se analiza que a pesar de que en los últimos años se ha incrementa-
do el precio de la vivienda, continua siendo un espacio demandado por la población
inmigrante, Barañano, Riesco, Romero y García (2006: 69), explican que:
...en primer lugar, puede ser por la presencia de población inmi-
grante asentada y la existencia de redes más o menos informales en
el seno de las distintas comunidades que proveen de alojamiento, con-
tactos e información a los recién llegados, y que también ayudan a
satisfacer la demanda de servicios y productos específicos que acom-
pañan a los procesos migratorios por medio de denso tejido comer-
cial ligado a la población inmigrante, ello unido a la infravivienda,
un mercado negro de la vivienda que se nutre de personas que son ex-
pulsadas del mercado formal del alquiler... además se da el fenóme-
no de la cama caliente donde la persona tiene derecho a una cama
por un periodo de ocho horas.
Se han llevado a cabo clasificaciones de los movimientos migratorios por par-
te de los economistas, sociólogos... Castres (1993) refuta que hoy en día esas ca-
tegorías se están derrumbando, las cadenas migratorias continúan, aún cuando
se modifique o suspenda la política migratoria original, como ejemplo tememos
la migración con contrato laboral que decide en 1973 el gobierno de Alemania
Federal que intentó restringir y dar marcha atrás a la inmigración de ciudada-
nos turcos, que antes había impulsado, el movimiento migratorio continuó, pero
en modalidades diferentes. La inmigración de mano de obra fue reemplazada por
la reunión de familiares y los movimientos de refugiados.
En el movimiento migratorio actual hay personas inmigrantes que no provie-
nen de los países o estratos sociales más pobres, uno de los requisitos básicos pa-
ra desplazarse es tener medios económicos y culturales, cierto es que hay un por-
centaje de la población inmigrante que no cumple estos requisitos. Castles (1993:
48-59), argumenta que las fases típicas del desarrollo migratorio, son:
C. Miguel Vicente El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozueo de Alarcón
173
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
Influencia de los países industrializados a través de la colonización, la inter-
vención militar, el comercio o las inversiones.
Cambios en el campo —por ejemplo, a través de la llamada «revolución
verde»— que conducen al desplazamiento de los campesinos más pobres.
Migraciones del campo a la ciudad y urbanización.
Conflictos creados por la formación de nuevas naciones, a menudo acom-
pañados de violaciones a los derechos humanos.
Mejoras al sistema educacional sin el correspondiente aumento de pues-
tos de trabajo calificados.
Influencia cultural de los países industrializados a través de los medios de
comunicación y del turismo.
Mejoras en los sistemas de transporte y comunicaciones.
Migraciones de trabajadores.
Emigración permanente a los países ricos.
Formación de redes sociales que unen a los que emigran a los países ricos
con sus países de origen, refuerzan la influencia cultural de los países de
inmigración y perpetúan las cadenas migratorias.
Se debe tener en cuenta que las migraciones pueden dar lugar a resultados po-
sitivo así como negativos en el país de origen, como puede ser un aumento de las
remesas, transferencias de conocimientos, disminución del desempleo, contri-
bución a la modernización del país, avance de la mujer y de las minorías étnicas,
la fuga de cerebro, etc. En el caso del país de destino los efectos pueden ser pa-
liar el déficit de la mano de obra o el aumento del capital humano. Al mismo tiem-
po hay unos determinantes y frenos antes de llevar a cabo una persona un des-
plazamiento migratorio (Tapinos, 1974: 55).
En el nivel internacional, europeo y nacional, durante el siglo XXI, cada vez
más, los países de destino de las personas inmigrantes serán mosaico de diversi-
dad cultural. Se hace necesario educar en los valores democráticos de la solida-
ridad y el respeto a las minorías, a los diferentes y a los otros, tanto a las perso-
nas inmigrantes como a los autóctonas del país. Esta diversidad es una de las
consecuencias de la Globalización.
Globalización no es sinónimo de internacionalización. En sentido estricto es
el proceso resultante de la capacidad de ciertas actividades de funcionar como
unidad en tiempo real a escala planetaria. Es un fenómeno nuevo porque sólo en
las dos últimas décadas del siglo XX se ha constituido un sistema tecnológico de
sistemas de información, telecomunicaciones y transporte, que ha articulado to-
do el planeta en una red de flujos en las que confluyen las funciones y unidades
estratégicamente dominantes de todos los ámbitos de la actividad humana (Cas-
tells, 1999: 2).
Las redes globales articulan individuos, segmentos de población, países, re-
giones, ciudades, o barrios, al tiempo que excluyen otros tantos individuos, gru-
pos sociales o territorios. Todos los países y territorios están atravesados por di-
cha lógica dual, de forma que se crean redes transnacionales de componentes
C. Miguel Vicente El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozueo de Alarcón
174
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
dinámicos de la globalización, al tiempo que se segregan y excluyen segmentos
sociales y territorios al interior de cada país, región o ciudad (Castells 1999: 3).
De acuerdo con Calvo (1995) ahora como nunca formamos parte toda la hu-
manidad de una aldea global, interrelacionada con los medios de comunicación
y caracterizada por la integración, el universalismo y la globalización. (p. 20).
En esta línea y desde el plano económico, Sampedro (2007) define la globa-
lización como un fenómeno que no es nuevo. La globalización es una forma or-
ganizada por grandes y poderosas empresas para explotar a escala mundial unos
productos y dominar el mercado. Y esto, con los medios de cada época, ya lo han
hecho todos los imperios: el romano explotando el Mediterráneo desde Roma, lo
hizo el imperio británico, lo hicimos los españoles con las Indias, los holande-
ses, los asiáticos, etc., etc. Lo que tiene de nuevo el fenómeno actual es una tec-
nología que no existía entonces: las técnicas de comunicación, la informática y
especialmente Internet (p. 254).
Castles (2004: 345) señala posible soluciones para reducir las migraciones in-
ternacionales:
Un desarrollo de bases amplias, sostenible en los países menos desarro-
llados que permita que el crecimiento económico se sincronice con el cre-
cimiento de la población y la fuerza de trabajo. Incluyen una política co-
mercial, la asistencia para el desarrollo, la integración regional y las
relaciones internacionales. Reforma en las políticas de intercambio para
estimular el crecimiento en los países menos desarrollados, propone la re-
forma al proyecto común europeo, ya que podría proporcionar importan-
tes beneficios para los países menos desarrollados.
La ayuda para el desarrollo, si las ayudas internacionales se dieran en un
nivel suficiente como para impactar en realidades sobre los problemas del
subdesarrollo. Esta solución coincide en las propuestas sobre inmigración
y globalización que realiza Ban Ki- Moon (2007).
La integración regional, creación de áreas de libre comercio y comunida-
des políticas regionales, es decir, reducir las barreras en el comercio y pro-
mover el crecimiento económico, como es el caso de la Unión Europea.
Los movimientos pueden decrecer si se ponen en marchas dichas propuestas
pero ello no quiere decir que vayan a desaparecer, ya que estamos insertos en la
cultura de la globalización, una cultura que se difunde a través de la red digital y
que conlleva el movimiento de migraciones a través de las fronteras por motivos
económicos, ideológicos, de género, familiares, y medioambientales.
Los Estados-Nación deben cambiar de una cultura unitaria hacia la diversi-
dad cultural, lo cual conlleva ajustes en las políticas e incluso en la propia ciu-
dadanía, en palabras de Castles (2004: 350) ...los inmigrantes quizás tienen ca-
pacidad de llevar a cabo una contribución especial al desarrollo de nuevas formas
de identidad. Parte de la condición migrante es desarrollar identidades múlti-
ples, las que están vinculadas con las culturas, tanto del terruño como del país
de destino. Maalouf (1998: 50) los define con el termino fronterizos de naci-
C. Miguel Vicente El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozueo de Alarcón
175
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
miento, o por las vicisitudes de su trayectoria, o incluso porque quieren serlo de-
liberadamente, pueden influir en los acontecimientos y hacer que la balanza se
incline de un lado o del otro. Los fronterizos que sean capaces de asumir plena-
mente su diversidad servirán de enlace entre las diversas comunidades y cultu-
ras, y en cierto modo serán el aglutinante de la sociedad en que viven.
Maalouf, en referencia a la globalización, argumenta que es un proceso ace-
lerado, vertiginoso, de amalgama, de mezcla, que nos envuelve a todos, es nece-
sario —¡y urgente!— elaborar una nueva concepción de la identidad. No pode-
mos limitarnos a obligar a miles de millones de personas desconcertadas a elegir
entre afirmar a ultranza su identidad y perderla por completo, entre el integris-
mo y la desintegración (pp. 48-79).
Para concluir se puede decir que la globalización se encuentra presente prin-
cipalmente en las siguientes áreas: las tecnologías de la información y la comu-
nicación, el transporte, las finanzas, la producción y el comercio. Álvarez (2005:
130) señala, en este sentido, que el mercado mundial enfrenta a los trabajadores
de los diferentes países, con el objetivo de que identifiquen la precariedad de sus
empleados con la irrupción nacional de trabajadores extranjeros (que son, por
otra parte, quienes más intensamente viven esta precariedad) o con trabajado-
res de otros países que, por menos dinero, realizan el mismo trabajo en empre-
sas que tiene su sede en occidente (...) este enfrentamiento entre los trabajado-
res tiene como consecuencia brotes extremo de racismo y xenofobia. La lógica
de la inseguridad obliga a los trabajadores a la sumisión, a la aceptación sin pa-
liativos de la dominación. Bourdieu utiliza el neologismo flexplotación a este
nuevo tipo de dominación…que posibilita la sumisión al sistema y la anulación
de las solidaridades y referencias colectivas. En definitiva se esta llevando a ca-
bo transformaciones multidimensionales.
Richard Alba y Víctor Nee (2005) plantean que el trasnacionalismo enfatiza
las perspectivas de conseguir una conexión casi perfecta entre las vidas cotidia-
nas y la sociedad de origen a través de una red de lazos culturales y económicos
que cruzan la frontera.
España ha sido un país de emigrantes y de inmigrantes como se ha dicho an-
teriormente; la inmigración internacional hacia España es un hecho confirmado.
En este sentido, Bauman (2006: 67) apunta que los extranjeros vienen, pues, co-
mo lo hicieron antes que ellos nuestros progenitores, nuestros abuelos y bis-
abuelos, que cargaron sus maletas y emigraron desde ciudades superpobladas...
ahora ellos hacen lo mismo, pero moviéndose en dirección inversa... buscando
las mismas cosas que buscaron nuestros progenitores, es decir, pan y agua. Esta
situación ha generado un debate público en la ciudadanía y en las instituciones
sobre los aspectos positivos y negativos.
Argumentan Aja y Arango (2007: 80-81) que durante los años noventa se pro-
dujo una progresiva aceptación de la inmigración, a partir del 2001 se inaugu-
ra una nueva etapa caracterizada por un progresivo incremento de las actitudes
de rechazo ante la inmigración, aunque sigue existiendo una percepción general
mayoritariamente positiva de la inmigración tal y como apunta los datos de la
C. Miguel Vicente El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozueo de Alarcón
176
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
Encuesta Social Europea, los españoles están entre los ciudadanos europeos que
más claro tienen que la llegada de personas inmigrantes es buena para la eco-
nomía del país. Esta percepción se ha ido consolidando en los últimos años. En
lo que respecta a la imagen de España, ha aumentado el número de personas que
considera que la inmigración hace que España sea un país peor para vivir.
En palabras de Esteve Ramírez (2007) la realidad es, que la población inmi-
grante constituye el primer factor de crecimiento de la población en todo el te-
rritorio español y uno de los principales elementos dinamizadores de la econo-
mía española.
Según datos del Observatorio permanente de inmigración del Ministerio de
Trabajo e Inmigración, el número de personas extranjeras que residen en Espa-
ña con certificado de registro o tarjeta de residencia en vigor al 31de marzo del
2009 es de 4.495.349, de los que 2.413.144 (el 53,76%) son hombres y 2.075.977
(el 46,24%), mujeres. El 38,30% de los extranjeros es nacional de un país de Eu-
ropa Comunitaria1, el 31,13% es iberoamericano, el 20,98% africano, el 6,24%
asiático, el 2,86% es europeo de países no comunitarios, el 0,44% norteamerica-
no y el 0,04% de países de Oceanía.
En 2007 acaba el año con 2.887.000 extranjeros ocupados, un incremento de
285.200 personas con respecto al año anterior pero ese incremento es inferior con
respecto a lo que se venia produciendo en años anteriores que estaba en torno a
los 400.000 ocupados. Pajares (2008: 145) dice que se observa que hay un de-
trimento de la población activa extranjera como consecuencia de la crisis eco-
nómica en la cual está inserta el país. El 2007 a nivel nacional es como el final
de una etapa de aceleración del crecimiento económico que comenzó en 1994,
llegando al punto más culminante en el 2000 con un intenso flujo de inmigración
laboral.
Esta nueva etapa de desaceleración ha dado lugar a algunos cambios en:
La dinámica de las personas inmigrantes.
En el incremento de ocupación.
En el de desempleado.
Según sectores laborales, el más afectado es la construcción, entre Enero y
Marzo del 2008 disminuyó en unos 36.000 afiliados, con lo que respecta a la po-
blación extranjera descendió en 7.000 afiliados a la Seguridad Social, los nuevos
parados de finales de 2007, podríamos decir que son hombres, extranjeros y, más
concretamente, marroquíes y rumanos. Pajares (2008: 152).
El perfil sociodemográfico corresponde a lo que Arango (2004), denomina
primo-inmigrantes, los que inician una cadena migratoria que, en un elevado nú-
mero de casos, será continuada por otros inmigrantes derivados —familiares,
amigos, paisanos, conocidos—. Jóvenes adultos que pueden ser acompañados por
su pareja u otro miembro familiar y que, en el caso de venir solos, pueden aco-
gerse con posterioridad al permiso de reagrupamiento familiar. La edad media se
sitúa entre 20 y 44 años y, en cuanto al género, pueden ser tanto hombres como
mujeres, pero ello depende de la nacionalidad y del sector laboral.
C. Miguel Vicente El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozueo de Alarcón
177
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
En cuanto a los sectores de actividad con más concentración de personas in-
migrantes son la construcción, la hostelería, la agricultura y el servicio domés-
tico, Arango (2004) argumenta que la razón de estas concentraciones reside, cla-
ro está, en el escaso atractivo que muchos de los puestos de trabajo de estos
sectores tienen para los españoles. Si en inglés suele decirse que los inmigrante
acostumbran a ocupar preferentemente empleos definidos por las tres d (dirty,
dangerous, demeaning), en castellano podemos decir lo mismo cambiando las d
por la p: penosos, peligrosos y precarios, añadiendo la p de poco prestigiosos...
los inmigrantes tienden a ocupar los últimos escalones de la pirámide ocupa-
cional... aunque tiende a diversificarse hacia sectores como el comercio al por
menor, los pequeños transportes, la paquetería, las reparaciones a domicilio, la
pesca y otros varios ramos (p. 11). El cuidado de ancianos es un nicho ocupa-
cional de creciente importancia desempeñado preferentemente por inmigrantes.
La investigación que presentamos se realizó en el municipio de Pozuelo de
Alarcón; a continuación describimos brevemente el contexto.
Pozuelo de Alarcón se circunscribe dentro de los 179 municipios de la Co-
munidad de Madrid. Dentro de la misma, es uno de los municipios con mayor ren-
ta per cápita en 2005 según el informe estadístico de distribución de la renta de
los municipios de la comunidad, en continua expansión empresarial por las co-
municaciones y los servicios que ofrece.
En correspondencia con los municipios con población inmigrante, Pozuelo de
Alarcón se encuentra en el décimo tercer lugar. Según informe de la población ex-
tranjera empadronada en la Comunidad de Madrid a fecha del 2009 cuenta con
9.078 personas extranjeras empadronadas, un 10,94% más que en el año 2008; en
cuanto a la variable sexo, el 49,16% son hombres y el 50,84% mujeres, siendo una
proporción relativamente equilibrada con un 2% de mujeres más que de hombres.
En el municipio residen personas de cien nacionalidades, siendo el grupo más
numeroso el de personas procedentes de Rumanía, seguido de Marruecos, Re-
pública Dominicana, Bolivia y Ecuador.
4. MODELOS TEÓRICOS DE LAS MIGRACIONES
Las migraciones han sido objeto de estudio y análisis desde diferentes pers-
pectivas, tanto a nivel macrosocial como microsocial y por parte de diferentes
disciplinas.
En este apartado se abordarán las líneas básicas del modelo teórico con el cual
ha venido trabajando la sociología para interpretar y analizar las migraciones en
la sociedad de destino, es un modelo que se han ido construyendo a partir del aná-
lisis de la realidad social. Centrarse en este modelo nos permitirá un primer es-
tudio exploratorio, que constituirá la base teórica que nos permita profundizar en
próximos estudios. Se utilizará principalmente la teoría del Capital Social, cen-
trándose en aquellos autores que son expertos en este campo por sus aportacio-
nes e investigaciones desde una perspectiva cualitativa.
C. Miguel Vicente El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozueo de Alarcón
178
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
En este sentido, Criado (2001b) argumenta que las causas, al igual que el sig-
nificado de la emigración, no son fijas ni constantes, mudan en el tiempo. Detrás
de ellas hay un intrincado complejo de motivos que conciernen a distintas esfe-
ras… un aspecto esencial a observar son las redes sociales que median en los
flujos migratorios pues resultan determinantes p. 15).
El Banco Mundial considera este tema de gran interés, en 1994 se creó un gru-
po de trabajo dentro de la unidad de Desarrollo Social. Según el Banco Mundial,
el capital social se refiere a las instituciones, relaciones y normas que conforma
la calidad y cantidad de las interacciones sociales de una sociedad. El capital
social no es sólo la suma de las instituciones que configuran una sociedad, sino
que es asimismo la materia que las mantiene juntas.
Antes de aparecer como concepto, que se fuera trabajando e investigando en
la época contemporánea, hay que remontarse a los primeros teóricos sociológi-
cos, Tocqueville, Weber, Durkheim, Simmel, que analizan e investigan sobre los
hechos que constituyen la sociedad, cómo las personas tienen capacidad de in-
terrelacionarse, trabajar en un proyecto común, etc. (Bevort, 2007: 12).
El capital social se trabaja en las teorías economicistas del desarrollo de for-
ma difuminada, incluso hay factores que no se tiene en cuenta como pueden ser
las relaciones de redes, la confianza interpersonal, el asociacionismo, la ética con
el objetivo de poder elaborar un plan, en definitiva, unas políticas públicas que
tengan en cuenta los factores del capital social
Durston (2002) analiza el capital social desde un gran sistema sociocultural:
El capital social y el capital cultural, entendido como visiones del mundo, de los
seres humanos y de las normas que deben guiar el comportamiento que se pue-
den reforzar y potenciar mutuamente, siempre no hay coincidencia entre los va-
lores profesados y la conducta real. (...) Los elementos iniciales y básicos en las
relaciones entre las instituciones en el capital social son la confianza, la reci-
procidad y la cooperación (p. 17).
A continuación, repasaremos las aportaciones de algunos expertos en el
tema:
PIERRE BOURDIEU
Sus primeros trabajos etnológicos en Argelia son el referente inicial de las
investigaciones sobre el capital social para explicar la diferencia residual, liga-
da, grosso modo, a los recursos que pueden reunirse por procuración a través de
las redes de relaciones más o menos numerosas y ricas. Bourdieu (2001: 16) ci-
tado por Ramírez (2005: 23) posteriormente alude al término en otras publica-
ciones pero fue en el Actes de la Recherche en Sciences Sociales con el título el
capital social: notas provisionales donde el concepto es examinado con más de-
tenimiento.
Alicia B. Gutiérrez ha copilado los textos de Pierre Bourdieu autorizada por
Jerômo Bourdieu. En la obra titulada Campo del poder y reproducción social, se
analiza la definición de las formas de capital.
C. Miguel Vicente El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozueo de Alarcón
179
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
Bourdieu (1980) define el capital social como el conjunto de los recursos ac-
túales o potenciales que están ligados a la posesión de una red durable de rela-
ciones más o menos institucionalizadas de inter-conocimiento y de inter-reco-
nocimientos (citado por Gutiérrez 2003: 203), en definitiva la importancia de este
capital se centra en la pertenencia a un grupo desde el punto de vista de los vín-
culos que se establecen con los miembros del grupo y de qué forma son útiles y
continuos en el tiempo, ello puede tener una repercusión sobre el capital econó-
mico, humano, cultural y simbólico.
El capital económico está relacionado con los intercambios materiales, es-
cribe sobre diferentes prototipos de capital que están el plano subjetivo como es
el cultural, el simbólico y social. Estos capitales se pueden adquirir e intercam-
biar y la forma en que se interaccione puede explicar cambios estructurales y
acerca de cómo funciona el mundo social. El capital social y cultural esta inte-
rrelacionado directamente con el capital económico.
La cuestión a analizar es cómo dos personas con el mismo capital económi-
co, humano y cultural en su trayectoria de vida, obtienen diferentes beneficios;
ahí es donde interfiere el capital social, la capacidad de la persona de interrela-
cionarse, la pertenencia y pertinencia a un grupo, la capacidad de movilizar en
su favor el capital social de un grupo más o menos institucionalizado.
En el breve artículo de dos páginas Capital social, notas provisionales publi-
cado en las Actas de la investigación de ciencias sociales, define, en 1980, el ca-
pital social.
El conjunto de recursos actuales o potenciales relacionados con la pose-
sión de una red duradera de relaciones más o menos institucionalizadas
de interconocimiento y de interreconocimiento, o, en otras palabras, con
la pertenencia a un grupo como conjunto de agentes que no sólo están do-
tados de propiedades comunes (que pueden ser percibidas por el obser-
vador, por los demás o por ellos mismos) sino que también están unidos
con conexiones permanentes y útiles.
La red de conexiones es el producto de estrategias de inversión social orien-
tadas consciente o inconscientemente hacia la institución o la reproduc-
ción de relaciones sociales directamente utilizables, rallye, cruceros, ca-
zas, veladas y recepciones, deportes elegantes, juegos de sociedad y
ceremonias culturales, barrios elegantes, escuelas selectas, clubs (Bour-
dieu, 1980 citado por Bevort, 2007: 5).
El capital social, directa o indirectamente, va entrelazado con el capital cul-
tural, simbólico y económico, esto nos ayudará a analizar el lugar que la perso-
na puede ocupar en la estructura social, como se ha venido argumentando.
Bourdieu explica la diferencia entre los capitales simbólico y económico, és-
te es tangible u objetivo, es decir, se puede numerar o medir, mientras que el ca-
pital simbólico es de carácter más subjetivo, de carácter cognitivo, son las re-
presentaciones que se forman los individuos , como el lugar de estrategias que
tienen siempre por principio la búsqueda de la asimilación o disimilación: exa-
C. Miguel Vicente El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozueo de Alarcón
180
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
gerar intentando identificarse con los grupos identificados como superiores... o
esforzándose por distinguirse de los grupos identificados como inferiores. (Ci-
tado por Gutiérrez, 2003: 185).
En cuanto al capital cultural, Bourdieu (1979) realiza una diferenciación de
tres representaciones:
El estado incorporado: es un trabajo de aprendizaje y de asimilación, es
un trabajo personal mediante la inversión de tiempo al mismo tiempo que
puede ser una trasmisión hereditaria, existe el factor biológico.
El estado objetivado: puede ser una apropiación material (escritos, cua-
dros, propiedades inmobiliarias, etc.) o simbólico, es la capacidad que ten-
gas de utilizarlos y mantenerlos.
El estado institucionalizado: es un reconocimiento institucional, como pue-
de ser el académico es una diferencia reconocida y diferenciada del sim-
ple capital cultural, en el cual no es necesario dar pruebas de aptitudes.
En la miseria del mundo Bourdieu (199: 24) interrelaciona capital social, ca-
pital cultural y capital económico en cuanto a los rasgos que confieren todo su
peso al lugar de nacimiento... so pena de sentirse desplazado, quienes penetran
en un espacio deben cumplir las condiciones que éste exige tácitamente de sus
ocupantes... uno tiene el París acorde con su capital económico, pero también
con su capital cultural y social (no basta con entrar en Beaubourg para adue-
ñarse del museo de arte moderno).
JAMES SAMUEL COLEMAN
Define el capital social como un capital que genera la propia persona pero que
al mismo tiempo está interrelacionado con el factor social, las relaciones sociales,
y va a depender de la capacidad de relación, del apoyo mutuo, de las estructuras, etc.
Voy a concebir estas estructuras sociales, los recursos, como un activo de ca-
pital para el individuo, que es un capital social. Capital Social se define por su
función. No se trata de una entidad única, sino una variedad de diferentes enti-
dades que tengan dos características en común: todos ellos consisten en algún
aspecto de una estructura social y facilitan ciertas acciones de los individuos
que están dentro de la estructura (Coleman, 1990: 302).
Coleman (1988, 1990) entiende que el capital social está compuesto por los
siguientes recursos:
a) Las redes sociales, como son los lazos de parentesco, las redes comuni-
tarias informales, las organizaciones sociales, etc. El mantenimiento de
estos vínculos requiere una inversión de tiempo y dedicación, pero per-
mite obtener beneficios en forma de flujos de solidaridad, capacidad de
defensa de intereses y derechos, obtención de información (la cual re-
sulta determinante para la capacidad de decisión y actuación del indivi-
duo), etc.
C. Miguel Vicente El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozueo de Alarcón
181
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
b) Las normas sociales (de voluntariedad, altruismo, comportamiento) y
derechos comúnmente aceptados, así como las sanciones que los hacen
efectivos.
c) Los vínculos de confianza social, la cual garantiza un entramado de obli-
gaciones y expectativas recíprocas que posibilitan la cooperación. Estas re-
laciones pueden abarcar también las de autoridad, consistentes en la cesión
consensuada a un líder de poderes para gestionar problemas colectivos.
El capital social no es una entidad aislada, sino una variedad de entidades
que tienen dos características en común: coinciden en algún aspecto de la es-
tructura social, y facilita a las personas que están dentro de esta estructura cier-
tas acciones.
ROBERT PUTNAM
Citado por Bevort (2007: 7), Putnam (2000: 19), al referirse al capital social
argumenta:
Se refiere a las relaciones entre individuos, a las redes sociales y las nor-
mas de reciprocidad y confianza que emergen de ellos.
Que tiene el poder de garantizar el consentimiento, la conformidad con el
comportamiento colectivo deseable.
Una sociedad caracterizada por la reciprocidad generalizada es más efi-
ciente que una sociedad desconfiada, del mismo modo que la moneda es
más eficiente que el trueque.
Diferencia los vínculos abiertos bridging, que hacen puente— de los
vínculos cerrados bonding— que unen a los iguales.
ALEJANDRO PORTES
El capital social se refiere a la capacidad de los individuos de obtener re-
cursos escasos a través de su pertenencia a redes sociales o estructuras sociales
más amplia. Estos recursos pueden incluir bienes económicos, tales como pres-
tamos sin intereses o rebajas de precio o bienes intangibles tales como la infor-
mación acerca de las condiciones del mercado, información sobre donde encon-
trar empleo y una generalizada buena voluntad en transacciones mercantiles.
Portes (2005: 29)
Al analizar el capital social desde la propia relación dentro de la red, Portes
(2005, p. 31) realiza una diferenciación:
Encaje relacional: la expectativa de reciprocidad se basa exclusivamente
en los otros actores y la habilidad de cada individuo de negar recursos o
aplicar sanciones, si tales expectativas no son satisfechas, estos compor-
tamientos se dan cuando las redes son frágiles o no pertenecen a una mis-
ma red social.
C. Miguel Vicente El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozueo de Alarcón
182
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
Encaje estructural: cuando los actores son parte de una red o estructura
social más amplia, las donaciones pueden hacerse con la seguridad de que
será devuelta porque, si no, los individuos de los cuales se espera tal re-
ciprocidad estarían sujetos a severas sanciones, no por parte del donante
original sino de todo el colectivo.
Las redes sociales que se han conseguido a través del capital social de la per-
sona inmigrante pueden limitar o puede potenciar el éxito económico, laboral y/o
profesional. Portes (2005: 32) argumenta que la sociabilidad es una calle de dos
vías y los recursos que se obtienen de otros miembros de una comunidad, de otros
miembros de una red social, aunque en apariencia gratuitos, conllevan costos im-
plícitos a largo plazo.
El capital social favorece las relaciones humanas dentro y fuera del espacio
en el cual se desplaza una persona inmigrante, promoviendo la acción y la coo-
peración. Para conseguir y a la misma vez potenciar los recursos de la colectivi-
dad, las comunidades han de estar bien organizadas colectivamente para obtener
beneficios.
De acuerdo con Birsl y Solé (2004: 19) después de las migraciones pioneras
siguen otros migrantes de la región de origen —en la mayoría de los casos pa-
rientes cercanos o lejanos— y surge lo que se denomina un migración en cade-
na; posteriormente se forma una red migratoria y, por encima de ambas, un es-
pacio social transnacional.
A continuación (Tabla 1) presentamos las líneas fundamentales de las princi-
pales teorías migratorias, que será de beneficio para próximos estudios sobre las
migraciones.
5. METODOLOGÍA Y ANÁLISIS
El estudio realizado es de tipo exploratorio, lo que ha permitido realizar una
prospección tratando de establecer un primer contacto con personas inmigrantes
mediante la técnica de la entrevista semiestructurada en profundidad, con el ob-
jetivo de realizar un análisis de capital social de las personas inmigrantes de los
cinco países con mayor representación en Pozuelo de Alarcón.
Partiendo del Trabajo Social Comunitario se pretende analizar el lado huma-
no de la inmigración, la interrelación en la comunidad, y como cita Oso (2004:
217) las ilusiones, los sueños, las metas, las aspiraciones de ascenso social que
se han trazado los actores sociales de forma individual o grupal en la comuni-
dad. El objetivo de este estudio es el análisis del capital social de las personas in-
migrantes en proyecto migratorio, con la mirada puesta en mejorar su situación
social.
Se ha abordado el análisis de los procesos de inserción de la población inmi-
grante extranjera en la sociedad de destino, las dificultades de los citados inmi-
grantes en dichos procesos, así como las diversas formas que emplean en la re-
C. Miguel Vicente El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozueo de Alarcón
183
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
Principales torías migratorias
Siglo XIX: Las Leyes de Ravensteim
1.ª mitad del siglo XX: Teorías del push-pull
2.ª mitad del siglo XX
Dimensión
Clasificación de Massey Clasificación de Portes
et al. (1993) y Bach (1985)
Inicio del movimiento
migratorio/causa de las
migraciones
Perdurabilidad de los
movimientos/mantenimiento
de los movimientos
Funciones de las
migraciones (efecto sobre
la economía
Integración de los
inmigrantes (modelos)
Economía neoclásica:
macronivel, micronivel
Nueva economía (Stark)
Tª del mercado dual (Piore)
Tª del sistema mundial
(Wallernstein)
Tª de las redes sociales
(Massey)
Tª insitucional
Tª de la causación
acumulativa (Massey)
Tª de los sistemas
migratorios (Zlotnik)
Tª del mercado de trabajo
(Todoro y Borjas)
Tª del mercado dual (Piore)
Tª de orientación marxista
(Castles y Kosack)
Tª de la interdependencia
(Wallernstein)
Tª de las redes sociales
(Massey)
Tª del proyecto migratorio
Teoría del consenso
Teoría del conflicto
Teoría del conflicto
sostenido
Asimilación
Melting pot
Pluralismo
Fuente: Blanco (2000: 16).
C. Miguel Vicente El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozueo de Alarcón
184
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
solución de los problemas existentes como consecuencia de la migración. Tam-
bién se ha examinado el acceso a los recursos sociales, y la utilización y uso que
realizan las personas inmigrantes de las instituciones y organizaciones de ayuda.
En la elaboración del estudio se ha utilizado la metodología cualitativa que
permite producir e interpretar de manera más profunda los discursos sociales a
nivel subjetivo, permitiendo un acercamiento al contexto en general y a deter-
minados contextos a nivel más específico. Utilizando otra metodología de reco-
gida de datos no hubiese sido posible profundizar en el estudio, en este sentido
Taylor y Bodga (1994: 12) argumentan que trabajando con la metodología cuali-
tativa se estudia a las personas en el contexto de su pasado y de las situaciones
en las que se hallan... se trata de comprender a las personas dentro del marco de
referencia de ellas mismas... es esencial experimentar la realidad tal como otros
la experimentan. Bourdieu (1999) por su parte nos invita a no lamentar, no reír,
no detestar, sino comprender (p. 7).
La forma de interacción social más conocida es la conversación, describe la
estructura básica para comprender y ser comprendido por los seres humanos que
nos rodean. La entrevista semiestructurada se distancia de la conversación coti-
diana, permite la construcción del sentido social de una conducta o de un acon-
tecimiento, garantiza el anonimato otorgado por el código deontológico estimu-
lando la confidencia del entrevistado/a, facilita el aprendizaje, en el caso de las
personas inmigrantes de ...la vida interior de la persona, sus luchas morales, sus
éxitos y fracasos en el esfuerzo por asegurar su destino en un mundo demasiado
frecuentemente en discordia con sus esperanzas e ideales (Burgess, citado por
Taylor y Bogdan, 1994: 21).
Partíamos de una premisa de la metodología cualitativa: para el investigador
cualitativo todos los escenarios y personas son dignos de estudio. Ningún aspecto
de la vida social es demasiado frívolo o trivial como para ser estudiado. Todos
los escenarios y personas son a la vez similares y únicos. Son similares en el sen-
tido de que en cualquier escenario o entre cualquier grupo de personas se pue-
den hallar algunos procesos sociales de tipo general. Son únicos por cuanto en
cada escenario o a través de cada informante se puede estudiar del mejor modo
algún aspecto de la vida social, porque allí es donde aparece más iluminado.
(Hughes, 1958, citado por Taylor y Bogdan, 1994: 53).
Los escenarios seleccionados para la realización de las entrevistas han sido
los dos núcleos de mayor densidad de población inmigrante; por un lado, el cen-
tro urbano y por otro, la zona de la estación de Pozuelo de Alarcón. Estas dos zo-
nas son elegidas por las personas inmigrantes por los precios de los alquileres,
habitan y rentan, como argumenta Calvo (1984: 193), las viejas y destartaladas
viviendas que los americanos no ocuparían, tal reflexión es válida para el caso
de la zona de la estación de Pozuelo de Alarcón.
La selección de los entrevistados se llevó a cabo a través de la técnica del mues-
treo causal del método no probabilístico, que permite que el investigador selec-
cione de forma directa o indirecta a los entrevistados, teniendo como requisito la
pertenencia al criterio previamente establecido: persona inmigrante de las cinco
C. Miguel Vicente El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozueo de Alarcón
185
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
nacionalidades establecidas, residente en uno de los dos núcleos con mayor den-
sidad de población, en edad laboral, que perteneciera a una red de apoyo y que no
hubiese parentesco entre los entrevistados, tantos hombres como mujeres.
Un segundo requisito fue la accesibilidad, que la persona entrevistada tuviese
la disponibilidad y el tiempo para realizar la entrevista, no obstante se realizaron
diez entrevistas para verificar que el patrón se repetía en personas inmigrantes del
mismo país de origen, no olvidemos que en el método cualitativo la fiabilidad se
establece principalmente por saturación (Callejo y Viedman, 2005: 113).
El diseño de la estructura de la entrevista posee algunas diferencias, aunque
el marco general es muy similar, ya que se han realizado entrevistas a dos tipos
de perfiles diferenciados: personas inmigrantes y profesionales de la adminis-
tración públicas
5.1. ENTREVISTAS A PERSONAS INMIGRANTES RESIDENTES
EN POZUELO DE ALARCÓN
Los temas a tratar se dividen en seis apartados temáticos, cada uno de ellos
combina variables o preguntas con el fin de garantizar que se analicen los dife-
rentes aspectos del proceso migratorio; no se ha seguido el mismo orden en to-
dos los casos.
El guión se utilizó, como indica del Val y Gutiérrez (2005: 69), para recoger
los temas o preguntas relevantes para el objeto de estudio y el investigador irá
adaptando la secuencia al ritmo del entrevistado.
El trabajo de campo tuvo sus dificultades, ya que se daba una cierta resisten-
cia de personas inmigrantes a que se le realizara la entrevista, el argumento prin-
cipal era la disponibilidad de tiempo y el idioma:
—Que no entiendo, no hablo bien.
—No vivo en Pozuelo.
—No, díselo al vecino que también es de mi país.
—Cuando me dijiste que quería hacerme una entrevista te iba a
decir que no, porque hace unos meses... Ahí (señalaba a un lugar con-
creto) se reunieron los vecinos de por aquí para denunciarnos y lle-
var un escrito al Ayuntamiento porque hacemos mucho ruido... fue an-
tes de que celebraran los bautizos... nuestras casas son muy pequeñas
y lo hacemos en la calle, ponemos las sillas en la acera de enfrente...
pero vino la policía porque ocupábamos la carretera y nos dijo que
teníamos que dejar todo limpio... nuestras casas son muy pequeñas y
no tenemos dinero para pagar un local como hacéis ustedes, no mo-
lestamos a nadie. (Entrevista 3)
Si analizamos el contenido de las entrevistas realizadas, observamos que la
llegada a España se ha producido entre 1990 y 2008, dándose una mayor afluen-
cia en el año 2002-2003. De las cinco personas que llegaron en este período tres
procedían de Rumania.
C. Miguel Vicente El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozueo de Alarcón
186
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
Queremos destacar que el motivo principal para dejar su país fue la situación
económica y en algunos casos también la situación política, aunque no es éste el
único factor que ha empujado a realizar el proceso migratorio:
—Vine con un visado de tres meses y me gustó y me quedé. (En-
trevista 8, Marruecos)
Vine por mi padre, vivía aquí. (Entrevista, 10, República Do-
minicana)
—Vine porque mi hija vivía aquí y la situación económica del
país era peor. (Entrevista, 15, Bolivia)
—Vine de vacaciones a ver a mi pareja y me quedé. (Entrevista 7,
Ecuador)
Tratamos también de analizar el motivo de la elección de país y, más en con-
creto, la localidad. Otra de las cuestiones planteadas en una primera fase fue la
existencia de apoyos familiares, amigos y conocidos con los que contaba, así co-
mo las dificultades económicas o laborales. Una vez pasado por este proceso ini-
cial, les preguntamos si ello/as habían favorecido la llegada a Pozuelo de Alar-
cón de otras personas de su país y si consideraban que las redes sociales son
importantes en un proceso migratorio.
En este sentido, los familiares directos y los amigos han sido los que han fa-
vorecido la elección de España y de Pozuelo de Alarcón como lugar de residen-
cia, por tanto, se puede afirmar la importancia de las redes y cadenas migrato-
rias, se trata de una dinámica que se nutre de lazos afectivos, vínculo o comunidad;
estos contactos son establecidos con anterioridad a la salida del país de origen.
Se puede apreciar que los motivos para escoger un lugar de destino de la mi-
gración transnacional no se encuentra encuadrado dentro de unos razonamientos
económicos sino que hay otro tipo de motivos como puede ser el capital social,
que conlleva la existencia de unas redes sociales y familiares que previamente
han emigrado. En los casos analizados las quince personas entrevistadas conta-
ban con al menos un familiar y/o amigo en Pozuelo de Alarcón:
—Primero en Vicálvaro pero luego unos familiares vivían aquí y
nos vinimos a Pozuelo. (Entrevista 1, Rumania)
—Me vine por el idioma y porque mi cuñada vivía en Pozuelo. (En-
trevista 3, República Dominicana)
—Bueno nosotros no salimos a España, es un poco diferente, no-
sotros salimos a Bélgica. ¿Por qué España, por qué España? Y des-
pués... En Bélgica tenía que hacer unos contratos de trabajo para los
dos pero han tardado unos siete u ocho meses para arreglar los pa-
peles pero al final, al final, los papeles han salido denegados, es otra
política, otra cosa... otra manera de tratar a los inmigrantes, claro
allí no se puede vivir ni un día sin papeles y nosotras cuando llega-
mos a Bélgica pusimos en una gestoría... no en policía local para ha-
cer un empadronamiento, residencia temporal hasta que saliera la do-
C. Miguel Vicente El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozueo de Alarcón
187
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
cumentación pero al final salió denegada, porque el Estado de Bél-
gica tiene gente en paro que pueden trabajar en hostelería donde es-
tábamos nosotros y entonces nos han dicho, si mi marido era mecá-
nico de tren y yo enfermera sin problemas, en otros trabajos se podía
trabajar, en trabajos donde ellos tenían carencias. Nos vinimos a Es-
paña porque yo tenía una conocida mía, familia muy lejana, en un
principio vivimos en Madrid, más de medio año. Pozuelo porque he-
mos encontrado una habitación para alquilar. Sin conocer a nadie en
Pozuelo, sin conocer a nadie en Pozuelo..., también por un rumano
que vivía cerca de nuestra zona en donde vivimos nosotros en Ruma-
nia, vivía aquí en Pozuelo y nos han dicho que había una habitación
para alquilar en Pozuelo y allí hemos ido. (Entrevista 13, Rumania)
—Porque mis hijas vivían aquí, en Pozuelo. (Entrevista 15, Bolivia)
Las ayudas recibidas por las redes sociales, principalmente de familiares y
amigos, y que se han valorado como «muy importante» en los momentos inicia-
les giran en torno a la información en tema de vivienda, la información y orien-
tación acerca del país acogedor, y el tema laboral en tercer lugar. Debemos re-
flexionar acerca de cómo las redes sociales juegan un papel importante en tres
ejes centrales como son la vivienda, la información y el empleo para poder rea-
lizar el proyecto migratorio, aún cuando hay otros temas, como las relaciones hu-
manas, que también se valoran:
—Muy importante la vivienda y la gente, el cariño, el calor, «en
Rumania gente significa hombre». (Entrevista 1, Rumania)
En relación a las ayudas prestadas por parte de la persona entrevistada seña-
lamos que, principalmente, han colaborado y ayudado a familiares y amigos; las
respuestas han sido diversas, desde que no han ayudado a nadie a que han ayu-
dado a una media de ocho o diez personas, hasta el caso de ayudar a más de cien
personas. La forma de ayudar, desde dar información antes de la llegada a ayu-
dar a buscar trabajo, prestar dinero y, en algunos casos, ofrecer alojamiento en
su casa.
Las redes sociales se van entretejiendo en el tiempo, cuanto más tiempo en el
país de destino, más se amplían éstas; la persona a la cual se ha ayudado, ayuda
a otras personas que se encuentran en el mismo proceso, se denomina el efecto
multiplicador que las políticas de contención no pueden controlar.
—He ayudado a muchas, unas diez personas familiares cercanos,
lejanos y amigos, les he ayudado dándole información a encontrar
trabajo, le he prestado dinero —es lo de menos— y los he alojado en
mi casa. ¡Que tonta! cuando venía alguien a casa, le dejaba el dor-
mitorio de mi hija y a ella le decía que se fuera al sofá del salón a dor-
mir, nunca me dijeron que se quedaban en el salón. Me dí cuenta cuan-
do un día mi hija me dijo que le dolía la espalda de dormir en el sofá
y que si otra vez se tenía que ir. (Entrevista 1, Rumania)
C. Miguel Vicente El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozueo de Alarcón
188
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
—He ayudado al primo y a la mujer de mi marido en todo, com-
partimos piso, le he dado información, encontrar trabajo, todo. (En-
trevista 12, Rumania)
A la pregunta de si las redes sociales son importantes, la respuesta ha sido
afirmativa:
—Si porque se extraña la tierra, mantener contacto, información.
(Entrevista 4, República Dominicana)
Preguntados acerca de si conocen los recursos sociales, las personas entre-
vistados manifiestan escaso conocimiento ya que se siguen apoyando en las re-
des sociales de familiares y amigos. En referencia a la tramitación de documen-
tación, ésta se ha realizado a través del consulado, comisaría u organismo oficiales:
—No los conozco, lo sé por la gente. (Entrevista 1, Rumania)
—Si los conozco y a la trabajadora social... por el tema de la re-
agrupación familiar (Entrevista 3, Republica Dominicana)
—No lo conozco, no lo he necesitado... Si la conozco (La trabaja-
dora social) en el instituto hay una. (Entrevista 4 República Domini-
cana)
—Servicios sociales... Caritas, Cruz Roja, para información y Cruz
Roja por encontrarme enferma. (Entrevista 5, Marruecos)
Los servicios sociales del Ayuntamiento para arreglar docu-
mentación. (Entrevista 7, Ecuador)
5.2. ENTREVISTAS A TÉCNICOS DE LA ADMINISTRACIÓN LOCAL
Se realizaron entrevistas a los Técnicos de los Servicios Sociales y de
Participación Ciudadana que trabajen en el ámbito de la inmigración con el
objetivo de analizar las actuaciones de la administración con esta población.
La entrevista que se elaboró fue de tipo semiestructurada estándar, y se fue
adaptando a los diferentes tipos de profesionales técnicos, personas autóctonas e
inmigrantes, y representantes de asociaciones.
A la pregunta acerca de cuáles son los canales que utiliza la Administración
para que la información llegue a la población inmigrante, la respuestas fueron:
—Los canales son el mismo que para los demás ciudadanos, de
forma excepcional si no llegase esa información, se le deja la infor-
mación en su domicilio, los datos los obtenemos a través del padrón.
Otra vía por el boca a boca y cuando vienen a solicitar informe mu-
nicipal, que es un documento necesario para ellos. (Entrevista, Co-
ordinadora del programa de inmigración)
—Facilitamos información general a través del SIVO (Servicio de In-
formación, Valoración y Orientación) y tenemos unos programas de bien-
venida a domicilio para la población inmigrante, facilitándole infor-
C. Miguel Vicente El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozueo de Alarcón
189
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
mación que pueda ser de interés, como la guía del inmigrante, mapas...
sin haber una demanda previa. (Entrevista, educador intercultural)
En cuanto a los programas que se desarrollan desde la Concejalía de Familia
y Servicios Sociales:
—No se atiende desde un dispositivo especial, pero sí hay un ser-
vicio de información, valoración y orientación, un servicio de orien-
tación jurídica, un servicio de mediación social, un proyecto de in-
serción laboral y pertenecemos a la mesa de convivencia, uno de los
objetivos es conseguir una buena convivencia. Al aumentar la pobla-
ción inmigrante se ha programado el contratar una trabajadora so-
cial para trabajar este sector de la población y se va a realizar un es-
tudio de la población inmigrante en Pozuelo de Alarcón. En la mesa
de convivencia está el centro de información al inmigrante de Gala-
pagar. (Entrevista, Coordinadora del programa de inmigración)
—Desde el servicio de mediación intercultural el programa de bien-
venida y el de información general a través del SIVO. (Entrevista, edu-
cador intercultural)
Preguntados acerca de si la crisis económica ha disparado la demanda las per-
sonas entrevistadas contestan:
—No, ha aumentado el número de personas, se ha detectado ma-
yor número de personas paradas y se demandan más recursos. (En-
trevista, Coordinadora del programa de inmigración)
—Hay más paro, con mucha diferencia se da en el hombre en la
hostelería y construcción, se observa cuando se realizan las visitas
domiciliarias, hay más hombres en los domicilios. (Entrevista, edu-
cador intercultural)
En cuanto a las redes sociales, los técnicos consideran que se constituyen co-
mo factor determinante para poder realizar el proceso migratorio:
—Fundamental, un colchón cuando es importante la integración
o bienestar, hay una complicidad. (Entrevista, Coordinadora del pro-
grama de inmigración)
—Es fundamental el entorno y el nivel educativo. (Entrevista, edu-
cador intercultural)
En la entrevista mantenida con la técnico de la Concejalía de Participación
Ciudadana ante la pregunta de si las personas inmigrantes conocen que desde el
Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón se ha creado el área de participación ciu-
dadana y si hay asociaciones de inmigrantes inscritas su respuesta es:
No tienen conocimiento de la existencia del área, sólo hay una
comunidad religiosa inscrita como asociación... si pertenecen a al-
guna asociación no es en el ámbito local, solo he atendido a dos chi-
C. Miguel Vicente El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozueo de Alarcón
190
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
cas inmigrantes que querían poner un bar en las fiestas del pueblo y
pensaban que tenían que inscribirse como asociación para poner el
bar. (Entrevista, Técnico de la Concejalía de Participación)
La falta de participación puede deberse, en palabras de los técnicos a que:
El Ayuntamiento tiene un plan municipal de la mujer, de juven-
tud... no hay un plan por un desconocimiento básico de este colecti-
vo... también esta población tiene reparo de entrar en el Ayuntamien-
to. El canal de entrada es a través de los Servicios Sociales y menos
a través de Participación Ciudadana, es menos conocido... antes era
un área adscrita a Sanidad y consumo, después de forma indepen-
diente como Concejalía de Participación y Urbanizaciones. (Entre-
vista, Técnico de la Concejalía de Participación)
5.3. ANÁLISIS DE LOS DIFERENTES TIPOS DE CAPITAL
EN LAS ENTREVISTAS
Comenzaremos analizando el capital simbólico, La violencia simbólica, esa
violencia que arranca sumisiones que ni siquiera se perciben como tales apo-
yándose en unas expectativas colectivas, en unas creencias socialmente incul-
cadas, transforma las relaciones de dominación y de sumisión en relaciones afec-
tivas, el poder en carisma. El reconocimiento de la deuda se convierte en
agradecimiento, sentimiento duradero respecto al autor del acto generoso, que
puede llegar hasta el afecto, el amor, como resulta particularmente manifiesto
en las relaciones entre generaciones. Esta alquimia simbólica produce, en be-
neficio de quien lleva a cabo los actos de eufemización, un capital de reconoci-
miento que le reporta beneficios simbólicos, susceptibles de transformarse en be-
neficios económicos. Esto es lo que llama Bourdieu Capital simbólico. (Fernández
2005: 9).
Es una creencia socialmente inculcada que las relaciones afectivas, emocio-
nales y de consanguinidad de los vínculos familiares que tiene lugar tanto en la
familia en línea directa (padres, madre hermanos/as, hijos/as) como en la indi-
recta (cuñados/as, primos/as de primer o segundo orden) o con los amigos/as, son
los que constituyen reglas simbólicas preestablecidas que hacen interaccionar el
grupo. En la entrevista 13, la persona entrevistada busca trabajo, información,
ofrece alojamiento a la persona que llega de su país, llegando a ofrecerle el dor-
mitorio de su hija, tiene que ser buena anfitriona cara a sus familiares y amigos,
sin ser consciente de que ello pudiera estar perjudicando negativamente a su hi-
ja. Ella siente que debe ofrecerle lo mejor a los invitados/as. Es una forma sim-
bólica de mantener su prestigio, son valores de posición dentro de la red social.
Se invierte, no de forma consciente, en capital social a través del capital sim-
bólico, bien para mantener unas redes que le pueden proporcionar en un futuro
oportunidades laborales o para colaborar en el proceso migratorio de una terce-
ra persona del grupo de amigos y familiares. Portes (2005: 32) argumenta que la
C. Miguel Vicente El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozueo de Alarcón
191
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
sociabilidad es una calle de dos vías y los recursos que se obtienen de otros miem-
bros de una comunidad, de otros miembros de una red social, aunque en apariencia
gratuitos, conllevan costos implícitos a largo plazo.
Por tanto, el capital social se convierte en capital simbólico como argumenta
Bourdieu (1978) citado por Gutiérrez (2006: 191-192), «supone siempre una for-
ma de trabajo, un gasto visible (sin ser necesariamente ostentatorio) de tiempo,
de dinero y de energía, una redistribución que es necesaria para asegurar el re-
conocimiento de la distribución bajo la forma del reconocimiento otorgado por
el que recibe al que, mejor ubicado en la distribución, está en condiciones de dar,
reconocimiento de la deuda que es también reconocimiento de valor». La perso-
na inmigrante que pertenece a una red informal invierte en tiempo, dinero y ener-
gía para mantener la red y el reconocimiento social entre los familiares y amigos
del país de origen y el país de destino. Si esta forma de trabajo no se realizase po-
dría conllevar la ruptura simbólica con la red social.
En este contexto, el capital humano está relacionado con las aptitudes de la
persona y ello va a influir en su rendimiento laboral y en su productividad.
En las entrevistas realizadas, los sectores laborales en los cuales las personas
inmigrantes desarrollan su capital cultural, son la agricultura (jardinería), cons-
trucción, sector servicios (hostelería y servicio doméstico), especialmente son
sectores considerados de escasa cualificación, son los trabajos que no son cu-
bierto por los autóctonos; si atendemos a los datos facilitados en las entrevistas
la media de estudios cursados en sus países de origen se correspondía con el ba-
chillerato, o estudios profesionales.
La formación se denomina capital cultural institucionalizado, la inversión
que se realiza en capital cultural se ve reflejada en el capital económico a través
del ámbito laboral, es un producto de conversión, es decir, se ha de realizar una
inversión de capital económico en capital cultural y este puede ser intercambia-
do en el mercado de trabajo. (Bourdieu, 1979).
—Yo en mi país era jefe de recursos humanos de una empresa, te-
nia a mi cargo trabajadores, soy arquitecto, aquí trabajo en una em-
presa de carpintería como carpintero... tengo contrato de trabajo...
gano como otros compañeros y el trato de mi jeje es igual para todos.
(Entrevista 14, Bolivia)
En la entrevista anterior se observa que se da una correspondencia entre la in-
versión realizada en capital cultural y el capital económico en el puesto laboral
que desempeñó en su país, sin embargo, al emigrar a España realiza un trabajo
de menor cualificación.
La falta de inversión en capital cultural genera una infravaloración social y
ello va unido a la imagen negativa de la inmigración por parte de los medios de
comunicación, en concreto de la televisión, que ha sido vital en la creación de un
discurso simbólico dominante. Sobre este discurso fatalista Bourdieu reflexiona
especialmente con respecto al tratamiento informativo de los procesos de inmi-
gración en Europa. Aborda, principalmente el caso francés y la inmigración ar-
C. Miguel Vicente El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozueo de Alarcón
192
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
gelina, aunque sus conclusiones son fácilmente reconocibles y evidenciables en
otros países como España. Un ejemplo es el empleo generalizado del término
clandestino o ilegal para denominar a aquellos inmigrantes que no tienen pape-
les, haciendo que por falsa metonimia, se identifique a estas personas como de-
lincuentes, y a sus actividades en el país de acogida como actividades delictivas,
es decir, ilegales o clandestinas... así será los inmigrantes responsables del trá-
fico y consumo de drogas, del aumento de la delincuencia y de la inseguridad
ciudadana, de la precariedad laboral, del aumento del paro, de la violencia de
género (Álvarez, 2005: 126).
En este sentido, Arango (2004b) argumenta que en realidad hoy por hoy, la
demanda de trabajo inmigrante tiene poco que ver con el déficit demográfico.
Más bien emana de factores sociales y culturales, en particular de la creciente
desinclinación nativa a desempeñar puestos de trabajo que resulten poco atrac-
tivos, o de la inadecuación entre las cualificaciones de los trabajadores y los
puestos de trabajo (p. 32).
—Trabajaba en mi país en un trabajo de mayor calificación, tenía
mi propio negocio, aquí en el servicio doméstico y en la hostelería, he
trabajado sin contrato al principio. (Entrevista 1, Rumania)
—Trabajaba en otro trabajo diferente al de aquí, de chofer de ca-
miones, aquí en el servicio doméstico, no tengo contrato trabajo por
cuenta propia, me pago mi seguro. (Entrevista 12, Rumania)
Como indica Cachón (2002:121) las personas inmigrantes ocupan los deno-
minados empleo de las tres p: precario, penosos y peligros. Esta situación puede
cambiar si la persona inmigrante en su proyecto migratorio decide invertir el ca-
pital social en ampliar las redes participando en la comunidad de destino, reali-
zar una fuerte inversión en capital cultural, regresar al país de origen con un ca-
pital económico y humano o bien realizar una inversión en capital cultural en las
siguientes generaciones.
Al encontrarnos frente a un extraño las primeras apariencias nos permiten pre-
ver en qué categoría se haya y cuales son sus atributos, es decir, su identidad so-
cial, su status social, ya que en él se incluyen atributos personales, como la ho-
nestidad, y atributos estructurales, como la ocupación. (Goffman, 1963: 12).
En palabras de Simmel (1977: 716) el inmigrante no es el que viene hoy y se
va mañana, sino el que viene hoy y se queda mañana. Es el emigrante que, aun-
que se haya detenido no se ha asentado completamente. La persona inmigrante
tiene el sentido de pertenencia pero hay que trabajar el sentido de una mayor per-
tinencia a la comunidad de destino donde vive y convive como ciudadano.
6. CONCLUSIONES
Presentamos, en este epígrafe, las conclusiones de los datos obtenidos. Para
ello, se han integrado los pasos efectuados con anterioridad, teoría, recogida de
C. Miguel Vicente El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozueo de Alarcón
193
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
información y análisis de los datos, que forman parte del trabajo de campo y tie-
nen por finalidad responder a las hipótesis.
Queremos destacar que el motivo principal por el cual una persona decide
emigrar es por la situación económica y/o la situación política del país de origen.
Otras variables que se pueden dar es la visita a un familiar en el municipio y de-
cisión de no retornar, por tener la doble nacionalidad, o porque les guste el país.
El capital social de la persona actúa desde el momento en que se toma la de-
cisión de emigrar, es vital cuando llegas a un país del cual no conoces el contex-
to, costumbres y en algunos casos, incluso el idioma. En cualquier circunstancia,
el capital social invertido en las redes sociales supone la garantía de poder solu-
cionar las necesidades básicas de forma provisional, la primera vivienda, el pri-
mer trabajo, etc.
La existencia de redes sociales en el país de destino es uno de los factores de-
terminantes en un proceso migratorio, las redes de los lazos afectivos de fami-
liares y amigos se entretejen frente a las dificultades y situaciones de necesidad,
se da una retroalimentación del proceso migratorio.
En esta línea, las redes familiares en el país de origen cumplen un papel vital
de apoyo cuando ha sido necesario dejar a hijos a cargo de familiares (padres y
hermanos principalmente), ello refuerza los lazos familiares consolidándose el
sentido de pertenencia del grupo familiar.
En un sentido más extenso, como son los movimientos de las cadenas migra-
torias transnacionales, el funcionamiento del capital social es clave en el país de
destino como de origen.
Las redes sociales se van ampliando en el tiempo. Cuanto mayor es la per-
manencia en el país de destino, las propias redes se amplían, la persona a la cual
se ha ayudado, ayuda a otras personas que se encuentran en el mismo proceso, se
denomina el efecto llamada. En este periodo de crisis económica por la cual es-
tá inserta España, son las propias redes sociales las que desaconsejan a sus fa-
miliares y amigos del país de origen que realicen un proceso migratorio hacia Es-
paña.
Como se ha podido analizar en las entrevistas, las ayudas recibidas por las re-
des sociales, principalmente de familiares y amigos, se valoran como un hecho
muy importante en los momentos iniciales de la llegada al país de destino. Se
constata cómo las redes sociales juegan un papel importante en tres ejes centra-
les como es la vivienda, información y empleo para poder realizar el proyecto mi-
gratorio, otro tema que se valora es el de las relaciones humanas.
En materia de utilización y conocimiento de los recursos sociales públicos,
han sido utilizados de forma puntual por las personas inmigrantes, en contrapo-
sición a los del sector privado, constituyéndose la red social en principal punto
de apoyo. Se tiene un conocimiento de los recursos de los servicios sociales que
municipales y en un primer momento son utilizados por tramitación de docu-
mentación.
En lo que respecta a la participación en la comunidad de destino se constata
que hay una escasa participación en los movimientos asociativos, por esta razón
C. Miguel Vicente El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozueo de Alarcón
194
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
la Concejalía de Participación dispone de un servicio de información y orienta-
ción con la finalidad de trabajar el movimiento asociativo del municipio y el ob-
jetivo de incrementar las iniciativas en este sentido. Las personas inmigrantes no
conocen este servicio y no tienen constancia de asociaciones de sus países en Po-
zuelo de Alarcón.
Con referencia a la cuestión de las tecnologías de la información y comuni-
cación, las personas inmigrantes que las utilizan tienen una mayor comunicación
con los familiares y amigos del país de origen, fortaleciendo los vínculos afecti-
vos; están informados de las noticias de su país y mantienen las redes del país de
origen.
La elección de Pozuelo de Alarcón como lugar de residencia se ha realizado
en función del asentamiento previo de la red de apoyo en este municipio. Se pue-
de afirmar la importancia de las redes y cadenas migratorias, es una dinámica
que se nutre de los lazos afectivos, vínculo del grupo o de la comunidad, contac-
tos establecidos con anterioridad a la salida del país de origen.
Es preciso señalar que en la configuración de las redes migratorias los facto-
res del capital social que intervienen son la confianza, la solidaridad y la coope-
ración, que normalmente actúan de forma positiva en las redes. Unidos éstos a la
motivación altruista puede dar lugar a la obtención de recursos a través de la par-
ticipación en redes sociales o estructura sociales más amplias.
El capital social es un recurso, un elemento, una capacidad que tiene la per-
sona para establecer y mantener las conexiones sociales que pueden ser utiliza-
das para mejora su posición social y económica en el proceso migratorio; el ca-
pital social es utilizado por aquellas personas que hayan invertido en mantener
unas redes sociales como se ha podido ver en el análisis de las entrevistas.
Se ha de analizar el capital social de las personas inmigrantes, teniendo en
cuenta el capital simbólico, cultural, económico y humano, no se puede desligar
de las otras formas de capital, ya que forman parte de la propia persona y de la
sociedad en su conjunto así lo manifiesta Bourdieu (1980), «el capital social no
es jamás completamente independiente del hecho de que los intercambios que
instituyen el inter-reconocimiento suponen el re-conocimiento de un mínimo de
homogeneidad objetiva y ejerce un efecto multiplicador sobre el capital poseído
en propiedad», citado por Gutiérrez (pp. 203-204).
La persona inmigrante que pertenece a una red social invierte en tiempo, di-
nero y energía para mantener la red y el reconocimiento social entre los familia-
res y amigos del país de origen y el país de destino. Si esta forma de trabajo no
se realizase podría conllevar a la ruptura simbólica con la red social de apoyo. En
este contexto, el capital cultural está relacionado con las aptitudes de la persona
y ello va a influir en su rendimiento laboral y en su productividad.
En la actualidad, los trabajadores sociales nos enfrentamos a nuevos retos so-
ciales en la intervención profesional. Las necesidades cambian y uno de los abor-
dajes más esenciales es conocer la importancia que para la persona inmigrante
supone el trabajo con su red familiar y al mismo tiempo realizar un análisis glo-
bal del capital social en relación con el capital simbólico, cultural y humano.
C. Miguel Vicente El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozueo de Alarcón
195
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
Deseo agradecer la colaboración de las personas inmigrantes entrevistadas, a
los técnicos y a todos/as amigos/as, profesionales y docentes que han interveni-
do de forma directa o indirecta en el proceso de este estudio; se ha formado un
hermoso tapiz de capital social.
7. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS Y WEBGRAFÍA
ALBA, R., y NEE, V.
2005 Remaking the American Mainstream. Assimilatión and Contemporary Inmi-
gration. Cambridge, Massachusetts: Harvard University Press.
A
RANGO, J.
2004a La población inmigrada en España. Colegio de economistas de Madrid 99:
6-14.
2004b Inmigración, cambio demográfico y cambio social. Información Comercial
Española, ICE 815: 31-34.
1985 «Las Leyes de las Migraciones de E. G. Ravenstein, cien años después». Ma-
drid: Revista española de investigaciones sociológicas 32: 7-26.
A
JA, E., y ARANGO, J. (eds).
2006 Veinte años de inmigración en España: perspectiva jurídica y sociológica
(1985- 2004). Barcelona: Cibob.
Á
LVAREZ, A. N.
2005 La globalización según Bourdieu. Cuadernos de Trabajo Social. Madrid: Uni-
versidad Complutense. Vol. 18: 121-135.
A
PARICIO, R., y TORNOS, A.
2005 Las redes sociales de los inmigrantes extranjeros en España: un estudio so-
bre el terreno. Madrid: Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.
B
IRSL, U., y SOLÉ, C. (coords)
2004 Migración e interculturalidad en Gran Bretaña, España y Alemania. Barcelo-
na: Anthropos.
B
ARAÑANO, M.; RIESGO, A.; ROMERO, C., y GARCÍA, J.
2006 Globalización, inmigración trasnacional y reestructuración de la región me-
tropolitana de Madrid. Estudio del barrio de embajadores. Madrid: Funda-
ción sindical de estudios.
B
AUMAN, Z.
2006 Confianza y temor en la ciudad vivir con extranjeros. Barcelona: Arcadia.
BLANCO, C.
2000 Las migraciones contemporáneas. Madrid: Ciencias Sociales.
B
OURDIEU (dir).
1999 La miseria del mundo. Madrid: Akal.
2004 Autoanálisis de un sociólogo. Barcelona: Anagrama.
C. Miguel Vicente El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozueo de Alarcón
196
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
CALVO, T.
1995 Crece el racismo, también la solidaridad. Madrid: Tecnos.
1984 Puertorriqueños y otros hispanos: integración y desigualdad en una ciudad
neoyorquina. Revista española de antropología americana 14: 175-204.
C
ALLEJO, J., y VIEDMAN, A.
2005 Proyectos y estrategias de investigación social: la perspectiva de la interven-
ción. Madrid: McGraw Hill.
C
ASTELLS, M.
1999 Globalización, identidad y estado. Temas de desarrollo humano Sustentable.
Programa para las Naciones Unidas para el Desarrollo.
C
ASTLES, S., y MILLER, M. J.
2004 La era de la migración: Movimientos internacionales de población en el mun-
do moderno. México: Universidad Autónoma de Zacateca.
C
RIADO, M. J.
2001a La línea quebrada: Historia de vida de migrantes. Colección estudios.
2001b Los testimonios personales en el campo de la migración: sentido y práctica.
Ofrim suplementos 8, pp. 13-34.
C
OLEMAN, J. S.
1988 Social Capital in the Creation of Human Capital. The American Journal of So-
ciology. Vol. 94, Supplement: Organizations and Institutions: Sociological and
Economic Approaches to the Analysis of Social Structure. pp. 95-120.
CACHÓN, L.
2002 «La formación de la España inmigrante: mercado y ciudadanía». Revista Es-
pañola de Investigaciones Sociológicas 97: 95-126.
C
OHN-BENDIT, D., y SCHMID, T.
1996 Ciudadanos de Babel. Apostando por una democracia multicultural. Madrid:
Talasa.
C
ONCEJALÍA DE PARTICIPACIÓN
2008 Guía de asociaciones de Pozuelo de Alarcón.Ayuntamiento de Pozuelo de Alar-
cón.
C
ONSEJO GENERAL PROCURADORES DE ESPAÑA
2007 Justicia e inmigración. Madrid: Etnia comunicación.
F
ERNÁNDEZ, J. M.
2005 La noción de violencia simbólica en la obra de Pierre Bourdieu: una aproxi-
mación crítica. Cuadernos de Trabajo Social. Madrid: Universidad Complu-
tense. Vol. 18: 7-32.
FERNÁNDEZ, M.; CASTILLO, A., y RUBIO, M.
2008 Resultados de la investigación y propuestas de intervención social en la po-
blación inmigrante del Este de la Comunidad de Madrid. Madrid: Fundación
para el estudio y desarrollo del Este de Madrid.
C. Miguel Vicente El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozueo de Alarcón
197
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
GOFFMAN, E.
1963 Estigma. Argentina: Amorrortu.
G
ONZÁLEZ, B.
2000 Nuevas perspectivas en la explotación y aprovechamiento de los datos secun-
darios. Manuel Ferrando, Jesús Ibáñez y Francisco Alvira. El Análisis de la re-
alidad social. Métodos y técnicas de investigación. Madrid: Alianza Editorial,
pp. 299-341.
G
UTIÉRREZ, A.
2003 Campo del poder y reproducción social. Argentina: Ferreyra Editor.
G
UELLES, R. J., y LEVINE, A.
1996 Introducción a la sociología. México: McGraw-Hill.
H
ERRERA, R.
2006 La perspectiva teórica en el estudio de las migraciones. México: Siglo XXI.
M
AALOUF, A.
1998 Identidades asesinas. Madrid: Alianza Editorial.
M
AUSS, M.
2002 Essai sur le don. Forme et raison de l’échange dans les sociétés primitives. Ar-
ticle originalement publié dans l’Année Sociologique, seconde série, 1923-
1924. Cette édition électronique a été réalisée par Jean-Marie Tremblay, pro-
fesseur de sociologie au Cégep de Chicoutimi Le 17 février 2002.
P
ORTES, A.
2005 Un diálogo Norte-Sur: el progreso de la teoría en el estudio de las migra-
ciones internacionales y sus implicaciones. Universidad de Pricenton: Cen-
tro de Migración y Desarrollo. Conferencia sobre perspectivas Mexicana y
Estadounidense en el Estudio de las Migraciones Internacionales, Taxco. Mé-
xico.
R
IBAS, N.
2004 Una invitación a la sociología de las migraciones. Barcelona: Bellaterra.
R
OLDAN, E., y GARCÍA, T.
2007 Política de Servicios Sociales. Madrid: Editorial Síntesis.
S
AMPEDRO, J. L.
2007 Escribir es vivir. Barcelona: Debolsillo.
S
AYA D,A.
1999 La double absence: des illusions de l´emigré aux soufrances de línmigré. Pa-
ris: Seuill.
S
IMMEL, G.
1977 Digresión sobre el extranjero. Sociología, Estudio sobre las formas de socia-
lización. Madrid: Revista de Occidente II: 716-722.
T
APINOS, G.
1988 Elementos de demografía. Madrid: Espasa-Calpe.
C. Miguel Vicente El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozueo de Alarcón
198
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
1974 L’economie des migrations internationals. Librairie armand colin et Fonda-
tion Nationale des Sciences Politiques. París.
T
AYLOR, S. J., y BOGDAN, R.
1994 Introducción a los métodos cualitativos de investigación. Barcelona: Paidos
Básico.
VAL (DEL), C., y GUTIÉRREZ, J.
2005 La entrevista cualitativa. Prácticas para la comprensión de la realidad social.
Madrid: Mc Graw-Hill, pp. 53-59.
2006 Trabajo Social Hoy. Trabajo Social e Inmigración. Madrid. Colegio oficial de
diplomados en trabajo social y asistentes sociales, segundo semestre.
WEBGRAFÍA
BANCO MUNDIAL
http://www.worldbank.org/ [Consultada agosto 2008].
B
EVORT, A.
2007 El capital social y las teorías sociológicas. Breve historia intelectual del ca-
pital social. Cursos de Verano-Uda Ikastaroak.
http://www.eustat.es/document/datos/CV07_02.pdf [Consultada agosto 2008].
C
ASTLES, S.
1993 La era inmigratoria. Cultura, incertidumbre y racismo. Nueva sociedad.127
http://www.nuso.org/upload/articulos/2272_1.pdf [Consultada agosto 2008].
COMISIÓN ECONÓMICA PARA AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE
http://www.eclac.org/ [Consultada Julio 2008].
C
OMUNIDAD DE MADRID
Informe de la población extranjera empadronada en la Comunidad de Madrid.
Enero 2009 http://www.madrid.org/cs/Satellite?c=CM_Actuaciones_FA&cid=
1142341579651&idConsejeria=1114194029876&idListConsj=
1109265444710&language=es&pagename=ComunidadMadrid%2FEstructu-
ra&sm=1109265843983 [Consultada mayo 2009].
D
URSTON, J.
2002 El capital social campesino en la gestión del desarrollo rural. Comisión Eco-
nómica para America Latina y el Caribe (CEPAL). Santiago de Chile.
http://www.fidamerica.cl/admin/docdescargas/centrodoc/centrodoc_1456. pdf
[Consultada julio 2008].
E
L PAÍS
http://www.elpais.com/articulo/madrid/pobres/siguen/pobres/ricos/ricos/el-
pepuespmad/20071003elpmad_5/Tes?print=1 [Consultada julio 2008].
F
ONDO DE POBLACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS
http://www.unfpa.org/swp/2007/spanish/introduction.html [Consultada agos-
to 2008].
C. Miguel Vicente El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozueo de Alarcón
199
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
GÓMEZ, Luis
2007 14 Enero. Papá y mamá fueron emigrantes sin papeles. El País, p. 7.
http://www.elpais.com/articulo/reportajes/Papa/mama/fueron/emigrantes/pa-
peles/elpepusocdmg/20070114elpdmgrep_5/Tes [Consultada julio 2008].
I
NSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA
http://www.ine.es/jaxi/menu.do?type=pcaxis&path=%2Ft20%2Fe245&fi-
le=inebase&L=0 [Consultada agosto 2008].
K
I-MOON BAN
17/02/07 Inmigración y globalización. El País.
http://www.elpais.com/articulo/internacional/Inmigracion/globalizacion/el-
pepuint/20070711elpepiint_7/Tes [Consultada agosto 2008].
L’ A
SSOCIATION EUROPEENNE POUR LA DEFENSE DES DROITS DE L’HOMME (AEDH)
http://www.aedh.eu/IMG/pdf/Pacto_europeo_sobre_la_inmigracion_y_el_asi-
lo- 3.pdf [Consultada agosto 2008].
L
EY DE MIGRACIÓN nº 1899 de 27 de diciembre de 1971
http://www.acnur.org/biblioteca/pdf/0062.pdf [Consultada agosto 2008].
L
EY ORGÁNICA 4/2000, de 11 de enero, sobre derechos y libertades de los extranjeros en
España y su integración social.
http://noticias.juridicas.com/base_datos/Admin/lo4-2000.html [Consultada
agosto 2008].
M
ALGESINI, G.
2003 Migraciones y desarrollo sostenible. Revista caribeña y latinoamericana de
desarrollo sostenible, 1 (1).
http://www.revistafuturos.info/futuro_1/graciela2.htm [Consultada julio 2008].
O
BSERVATORIO PERMANENTE DE INMIGRACIÓN. MINISTERIO DE TRABAJO E INMIGRACIÓN
http://extranjeros.mtin.es/es/InformacionEstadistica/Informes/Extranjeros3
1Marzo2009/Archivos/Informe_Trimestral_31-03-2009.pdf.
O
RGANIZACIÓN INTERNACIONAL PARA LAS MIGRACIONES
http://www.iom.int/jahia/Jahia/lang/es/pid/1.
http://www.iom.int/jahia/Jahia/lang/es/pid/254 [Consultada julio 2008].
P
ACTO EUROPEO SOBRE INMIGRACIÓN Y EL ASILO
http://www.elpais.com/articulo/portada/Sarkozy/acepta/regularizar/pape-
les/causas/economicas/elpepipor/20080707elpepinac_1/Tes/ [Consultada agos-
to 2008].
P
ORTES, A.
2001 Inmigración y metrópolis: Reflexiones acerca de la historia urbana. Migra-
ciones internacionales. Vol.1 (julio- diciembre) pp. 111-134.
http://www.colef.mx/migracionesinternacionales/Volumenes/vol1_num1/in-
migraciony_metropolis.htm [Consultada agosto 2008].
P
ROGRAMA DE RETORNO VOLUNTARIO DE TRABAJADORES EXTRACOMUNITARIOS
http://www.mtas.es/migraciones/Integracion/IntegraInmigrantes/docs/In-
fo_General_Programa_Retorno.pdf [Consultada agosto 2008].
C. Miguel Vicente El capital social de las personas inmigrantes en el municipio de Pozueo de Alarcón
200
Cuadernos de Trabajo Social
Vol. 22 (2009): 167-200
RAMÍREZ, J.
2005 Tres versiones sobre capital social: Bourdieu, Coleman y Putnam. Acta repu-
blicana política y sociedad, 4.
http://www.publicaciones.cucsh.udg.mx/pperiod/republicana/pdf/Acta-
Rep4/articulos21.pdf [Consultada agosto 2008].
V
IALES, R.
2000 Las migraciones internacionales: reflexiones teóricas y algunas perspectivas
de análisis desde la historia. Cuadernos digitales: Publicación electrónica en
Historia, Archivistita y Estudios Sociales, 1. Escuela de Historia. Universidad
de Costa Rica.
http://historia.fcs.ucr.ac.cr/cuadernos/c1-his.htm [Consultada agosto 2008].
W
EB INTERNACIONAL DE LAS TRANSFERENCIAS ECONÓMICAS
http://www.sendmoneyhome.org/ [Consultada agosto 2008].
ResearchGate has not been able to resolve any citations for this publication.
Article
Full-text available
Este artículo presenta un esquema evolutivo de la relación entre migración y ciudad. Describo los aspectos centrales de tal relación histórica como preámbulo para examinar tres aspectos de la situación actual: los diversos determinantes de flujos contemporáneos de trabajadores, los orígenes políticos de la resistencia a la migración internacional y el renovado papel protagonista de áreas metropolitanas en calidad de nódulos estratégicos del sistema internacional. Como parte del tercer tema, esbozo el surgimiento del transnacionalismo como forma novedosa de adaptación inmigrante y como una respuesta potencial a la lógica prevaleciente del capitalismo global. Por último, discuto las implicaciones teóricas y de política pública que se desprenden de este análisis.
Article
Full-text available
La globalización es uno de los asuntos más abordados desde las ciencias sociales en los últimos años. El mundo se ha transformado radicalmente en todos los ámbitos de la existencia. la política, la economía y la sociedad se han mundializado tras la caída del régimen soviético. Las bonanzas expuestas desde las esferas económicas, financieras, políticas, periodísticas e intelectuales, y que son aceptadas mundialmente, chocan de frente con la progresiva pauperización de la inmensa mayoría de los habitantes del planeta. El presente texto trata de recuperar y condensar las investigaciones en torno al poder simbólico del discurso de enaltecimiento de la sociedad global de uno de los exponentes fundamentales del pensamiento crítico en torno a la globalización: Pierre Bourdieu. One of the questions more often dealt with in Social Studies in recent years is globalization. The world has undergone a radical change in all the different arenas in which it performs. following the fall of soviet regime, politics, the economy and society in general have become globalized. The prosperity displayed in economic, financial, political, journalistic and intellectual fields, and which is accepted on al worldwide scale, is clashing head-on with the progressive impoverishment of the vast majority of the world’s population. The purpose of this text is to try to recover and condense the research done on the symbolic power of discourse in praise of global society, carried out by one of the most important exponents of critical thought regarding globalization: Pierce Bourdieu.
Article
Sumario: El cruce de los circulos sociales -- El pobre -- La autocondenación de los grupos sociales -- El espacio y la sociedad -- La ampliación de los grupos y la formación de la individualidad Pertenece al fondo donado por Félix Mansilla Contiene: T. II: Cap. 6-10
Confianza y temor en la ciudad vivir con extranjeros
  • Z Bauman
BAUMAN, Z. 2006 Confianza y temor en la ciudad vivir con extranjeros. Barcelona: Arcadia.