ArticlePDF Available

Cuatro notas léxicas y textuales al margen de una reciente edición de Poridat de las poridades: nema, çiclaues, çumamiento, menazon

Authors:

Abstract

El presente trabajo contiene unas breves notas léxicas y textuales sobre cuatro términos (nema, çiclaues, çumamiento y menazon) presentes en la tradición manuscrita de la Poridat de las poridades. Tomando como punto de partida el texto crítico de la reciente edición de la obra realizada por H. O. Bizzarri, se examinan y discuten dichos términos con el objetivo de precisar su significado y/o proponer lecturas alternativas que pueden aclarar algún pasaje de difícil interpretación.
Memorabilia 13 (2011), pp. 245-251 ISSN 1579-7341
Cuatro notas léxicas y textuales al margen de una reciente edición
de Poridat de las poridades: nema, çiclaues, çumamiento, menazon
Juan Sáez Durán
Universidad de Cádiz
Esta nueva edición de Poridat de las poridades publicada por Bizzarri (2010) se echaba
en falta. El excelente trabajo de Kasten (1957), que había venido siendo hasta ahora la
edición de referencia, contaba ya con demasiados años y sin duda se hacía necesaria
una revisión del texto y de sus criterios editoriales.
La obra de Bizzarri no se limita con todo a la edición de Poridat. El autor realiza un es-
tudio de conjunto de la difusión en Castilla del pseudo-aristotélico Sirr al-asra
̄
r, ponien-
do además por primera vez a nuestro alcance las ediciones críticas de todos los textos
en latín y castellano vinculados a dicha difusión. Vaya, pues, por delante el mérito y
oportunidad de este trabajo, que sin duda ofrece una sólida base para futuros estudios.
En lo que se refiere concretamente a Poridat, el autor, junto con el texto crítico, pu-
blica las transcripciones de los testimonios que nos han
transmitido la obra1 y aporta el análisis de la tradición
manuscrita.2 Tras el análisis de los errores separativos
y conjuntivos que presentan los manuscritos, Bizzarri
(2010:45) determina que «la tradición se presenta clara-
mente dividida en dos ramas: de un lado M y del otro
NLOS», que proceden de un arquetipo W. Además, pos-
tula para cada rama la existencia de subarquetipos: a,
antecedente de M; b, antecedente de NLOS; y g, ante-
cedente de LOS, que explican las relaciones particula-
res entre estos grupos de testimonios. En la figura puede
verse el stemma que propone.3 Una vez realizado el im-
1. Los manuscritos son M: ms. L.III.2 de la Biblioteca del Real Monasterio de El Escorial (fines del s. XIII);
N: ms. H.III.1 de la Biblioteca del Real Monasterio de El Escorial (2ª mitad del s. XV); L: ms. Iluminado nº 46
de la Biblioteca Nacional de Lisboa (varias manos de los ss. XIII y XIV); O: ms. 6545 (olim S. 25) de la Biblio-
teca Nacional de España (s. XV); S: ms. 1763 (olim Palacio 2-B-5) de la Biblioteca Universitaria de Salamanca
(s. XV). Este último no fue conocido por Kasten. Para la descripción pormenorizada de los manuscritos, véase
Bizzarri (2010:36-40).
2. Véase Bizzarri (2010:40-53).
3. Reproduzco con ligeras adaptaciones el stemma propuesto por Bizzarri (2010:52).
246
Juan Sáez Durán
Memorabilia 13 (2011), pp. 245-251
ISSN 1579-7341
prescindible estudio previo de la tradición manuscrita, Bizzarri (2010:53) concluye que
«dada la calidad de lecturas de M y de su estado textual, todo indica tomarlo como tex-
to base y corregirlo en primera instancia con L y en segunda con N».
No es mi propósito cuestionar en conjunto el estudio de Bizzarri sobre la tradición
manuscrita de Poridat. Me limitaré tan solo a unas pocas observaciones de carácter léxi-
co y textual, surgidas al hilo de la lectura de las páginas que dedica al asunto. Dichas
observaciones, por otra parte, respaldan en general la elección de M como manuscrito
base, cosa que ya hiciera Kasten (1957:26) en su momento y que ahora Bizzarri argu-
menta con mayor solidez.
En concreto, al aportar pruebas demostrativas de la existencia de un arquetipo W pa-
ra toda la tradición manuscrita, Bizzarri (2010:48-50) comenta dos términos sobre los
que discutiremos a continuación: nema y çumamiento. En ambos casos el editor supone
un deterioro textual que es común a todas las ramas de la transmisión manuscrita; que
debía estar presente, por tanto, en el arquetipo; y que sirve a la postre para demostrar
su existencia. No creo que esto sea exactamente así. Añadiré, por otro lado, ciertas
puntualizaciones semánticas y textuales sobre otros dos términos: çiclaues y mançon/
menazon.
1. Nema
La primera precisión —y la de más bulto— se refiere a la enmienda de la lectura de
M, nema, en hiena en el siguiente paso:4
es perdido como [hiena].
Kasten (1957:49, l. 16) había editado sin otra explicación según M, pero Bizzarri
(2010:49-50) descarta esta lección porque el vocablo, entendido como «la cerradura
de la carta»,5 no se ajusta al sentido de este paso. El editor, que supone un error en la
transmisión, entiende que W debió encontrar una forma hiena que transcribió mal y
transmitió deformada a todas las ramas de la tradición manuscrita: MN nema, L estrucio,
S monia. En consecuencia, enmienda el texto de acuerdo con su suposición en hiena.
Ahora bien, lo que ocurre realmente es que nema no es el heredero del latín nema, -atis,
sino el término árabe original,  (na˓a
̄
m, ‘avestruz’), introducido en el texto castellano
sin apenas adaptación.6
La lección de L, estrucio, responde obviamente a una estrategia de traducción distin-
ta, que busca el equivalente romance, en este caso más bien latinizante,7 del término
árabe. Llama mucho la atención que el propio Bizzarri (2010:49), aun advirtiendo que
4. Bizzarri (2010:130, fol. 12r a).
5. Es decir, el hilo que sirve para cerrar la carta, según la definición de Covarrubias citada por Bizzarri
(2010:49); véase también Bizzarri (2010:328, sv nema).
6. Efectivamente es el término que encontramos en los manuscritos árabes Warnerianus 749 (Leiden) y
Laudensis. Or. 210 (Oxford), según puede verse en los fragmentos reproducidos en GriGnaschi (1976:89-90).
Para , ‘avestruz’, cf. corriente (19913:٧٧٢, sv) y cortés (1996:1154, sv). No me consta que el vocablo nema
haya sido recogido hasta ahora como arabismo en las fuentes lexicográficas; no se encuentra, por ejemplo, en
corriente (19992).
7. Téngase en cuenta que estrucio, claro latinismo, alterna con estruz, de origen occitano, en el siglo XIII. Se-
gún los datos extraídos del corDe y ciñéndonos tan solo a este siglo, la forma latinizante se atestigua en la
General Estoria (3 casos) y el Picatrix (1 caso), en la Biblia escurialense I.j.8 (1 caso) y en la Traslación del Psalterio de
Herman el Alemán (1 caso). Por su parte, el occitanismo estruz se documenta en la General Estoria (2 casos) y en
247
Cuatro notas léxiCas y textuales al margen de una reCiente ediCión...
Memorabilia 13 (2011), pp. 245-251
ISSN 1579-7341
estrucio es una traducción adecuada del original árabe,8 lo considere una innovación de
L. Resultaría extremadamente sorprendente que L pudiera haberse remontado hasta
la lección correcta del original árabe a partir de la forma deteriorada del arquetipo.
En conclusión, la lectura nema no supone error o deterioro textual alguno. La en-
mienda desde luego no es oportuna: convendría volver a la elección, que ya hiciera
Kasten, de la lectura de M, ahora justificada desde el punto de vista semántico, y eli-
minar así la palabra fantasma hiena del texto de la obra.
2. Çiclaues
Hasta donde sé, el arabismo literal nema es un hapax de Poridat.9 Y no es el único,
como puede verse en el caso de çiclaues, otro arabismo crudo, que se atestigua en el
siguiente pasaje:10
e podedes esto entender en los çiclaues que son de tal facion que to-
dos son locos e traydores e desuergonçados.
Conviene añadir una precisión semántica sobre la lectura de M, çiclaues, aceptada
certeramente por el editor. Según el glosario que acompaña a la obra, el significado del
vocablo en este pasaje sería ‘eunuco, el que tiene un solo testículo’.11 Sin embargo, el
término, inserto en el contexto de una compleja argumentación científica, se refiere
aquí al grupo étnico y cultural eslavo, según intenté demostrar en sáez durán (1998).12
En este sentido, creo que debiera precisarse la acepción correcta en este paso.
Merece destacarse que estos dos casos, nema y çiclaues, reflejan un alto grado de lite-
ralidad en la traducción del árabe, que ha debido caracterizar la versión castellana del
Sirr al-asra
̄
r y que M parece haber transmitido mejor que el resto de los testimonios
que conservamos.
En cualquier caso, lo que estos ejemplos muestran indudablemente es que se hace
necesario completar esta nueva edición de Poridat con el estudio comparativo del tex-
to árabe que traduce, en la línea de los magníficos trabajos de BandaK (2007) y döhla
(2009) sobre el Libro de los buenos proverbios y el Calila e Dimna, respectivamente. En
palabras de döhla (2009:773):
el método utilizado (...), es decir el cotejo del texto traducido con su
modelo árabe, nos abre un mundo de posibilidades anteriormente
desconocidas: se ha descubierto significados nuevos, se ha precisado
algunos usos y se ha rechazado significados encontrados en los dic-
cionarios y glosarios medievales.
la prosificación castellana de las Cantigas de Santa Maria (1 caso). Para los dos testimonios gallego-portugueses
del occitanismo en las cantigas marianas alfonsíes, véase García-saBell tormo (1991:139, sv estruz).
8. Siguiendo en esto la traducción del pasaje en GriGnaschi (1976:89): «égaré comme l’autruche».
9. No es insólita la presencia de arabismos que además son hapax en obras traducidas del árabe; sin embar-
go, téngase en cuenta que mientras en una obra tan breve como Poridat contamos con dos, Döhla (2009:770-
771) solo documenta en el Calila tres arabismos nuevos (abnue, remasera y tittuya), que además son hapax,
sobre 2535 lemas.
10. Bizzarri (2010:146, fol. 18r b). Otras lecturas: L claues, N çiclanes, S çielaues, omitido en O.
11. Bizzarri (2010:306-307, sv çiclaues).
12. Véase también corriente (19992:288-289, sv ciclán).
248
Juan Sáez Durán
Memorabilia 13 (2011), pp. 245-251
ISSN 1579-7341
No podemos evaluar de antemano el alcance que tendría este análisis comparativo
para el estudio del léxico de Poridat y para la más profunda comprensión de la obra.
3. Çumamiento
La tercera nota se refiere a otro supuesto error transmitido a todos los manuscritos
desde W: cumamnto en M, que Bizzarri rehace como reçumamiento en el siguiente pasaje:13
e saca el tosico con sudor del cuerpo e [reçumamiento].
En palabras del propio Bizzarri (2010:48):
El pasaje habla de las propiedades de la piedra «uehazar» que quita el
veneno que pueda ingerir el hombre de cualquier tipo o manera. En
caso de ingerir veneno, hay que dar al infectado una cantidad de doce
gramos molidos y, de esta forma, lo expele a través de la transpiración
del cuerpo. En este contexto encuentra sentido esta forma «rezuma-
miento» que W tal vez interpretó como M, que L deforma aún más y
cuya extrañeza hasta pudo haber causado la omisión de N.
Desde el punto de vista semántico nada hay que objetar a lo expuesto por el editor:
el sentido del término que da en su glosario, ‘transpiración’, se ajusta perfectamente al
contexto.14 Sin embargo, no creo que haya que suponer un error común a toda la tra-
dición textual ni que sea necesaria la parcial reconstrucción del vocablo que propone
el editor.
El término en cuestión es un derivado de çumar, verbo atestiguado en el Lapidario de
Alfonso X:15
et fallan la en los mas logares dela tierra, ca en todas las fuertes lauores
que los omnes an de fazer; se ayudan mucho della por que ayunta muy
fuerte las piedras unas con otras, et cierra los logares foradados de guisa
que non puede salir por y el agua, et por end adoban los omnes con esta
cannos et cierran las naues, et ponen la en toda otra cosa que quieren
que el agua non çume.
Ciertamente, no parece que el término haya gozado de arraigo; no lo encuentro en
el CORDE y solo documento un caso aislado en un texto aragonés de principios del
siglo XV:16
E por semblant queremos los caminos publicos qui por diuternidat de
tiempo son venidos en grant abaxamiento e fondeza, a arbitrio de los
jurados, capitol e consello e por las personas por ellos a esto diputa-
deras seyer de continent levantados, de guisa quende sian tiradas las
selleras e fangares que necessariament por el discorrimiento e çuma-
13. Bizzarri (2010:159, fol. 24v d). Otras lecturas: L conmamiento, S cuinamjento, omitido en N; el pasaje
completo falta en O.
14. Bizzarri (2010:333, sv reçumamiento).
15. roDríGuez m. montalvo (1981:31, fol. 7 a) l. 11-19); destaco el término en negrita. Véase también roDrí-
Guez m. montalvo (1981:258, sv çumar): ‘rezumar’.
16. Falcón Pérez (2010:95); destaco el vocablo en negrita. Se trata de las Ordenanzas otorgadas a la ciudad de
Zaragoza por el rey de Aragón Fernando I, fechadas en 1414.
249
Cuatro notas léxiCas y textuales al margen de una reCiente ediCión...
Memorabilia 13 (2011), pp. 245-251
ISSN 1579-7341
miento de aguas en aquellas se fazen, e aquesto queremos sia feyto
lo antes que seyer pueda a provecho de la ciudat, con que no reciba
mas dilacion de dos anyos del primero dia de janero primero vinient
adelant contaderos.
Es muy razonable suponer que la rareza del término sea la causa del deterioro en la
transmisión; en cualquier caso, de entre todas las distintas lecturas de los manuscritos
la de M es la más cercana a la hipotética forma de W, que debía de ser cumamento o
cumamiento, con un error, el olvido de la cedilla, transmitido a todos los testimonios.
M presenta además un error en el segmento final de la forma, cuyo origen está posi-
blemente en la incorrecta interpretación de un signo abreviativo sobre la segunda m.
La abreviatura pudiera aparecer ya en W, pero lo más verosímil es que estuviera úni-
camente en a.17
Así las cosas, sería preferible mantener la lección de M ligeramente retocada en
çumam[ie]nto o incluso çumam[e]nto y no introducir sin necesidad el supuesto reçuma-
miento que imprime Bizzarri.
4. Menazon
A pesar de que la preferencia por M está plenamente justificada considerando los
ejemplos previos, no siempre la lectura que ofrece este manuscrito escurialense es la
mejor. A tal respecto conviene revisar la lectura mançon en el siguiente paso:18
e guardarse de la mançon e de la sangria, si non fuere con grant coyta
Según Bizzarri (2010:326, sv mançon), es «vocablo de significado incierto». Nada
puedo añadir por mi parte, ya que no he conseguido documentar el término fuera de
esta ocurrencia, la única que registra el CORDE. Sin embargo, L menazon y N menazon
(no así S munazon) ofrecen claramente una lectura preferible a la de M.
Menazon es un vocablo bien documentado desde antiguo. Solo en el siglo XIII lo
encontramos en varios pasajes del Lapidario alfonsí (11 casos), en la Estoria de España
(2 casos) y en el Libro de los cavallos (1 caso).19 Se trata de un occitanismo, como ya
indicara saChs (1938:302), con el significado de ‘diarrea, disentería’.20 Este significado
general está en nuestro caso más restringido; el término parece para referirse en este
contexto a un tratamiento terapéutico: la ingestión de algún purgante que provoque la
evacuación intestinal. Nótese que en el fragmento se aconseja abstenerse de purgas y
sangrías durante el invierno.
El origen de la corrupción textual es semejante al que vimos en el caso de çumamento:
debe de tratarse de la errónea interpretación de un signo abreviativo sobre la m que
17. Nótese que esta corrupción textual es ajena a los demás testimonios. Véase lo dicho más adelante sobre
la errónea interpretación de la abreviatura del término mançon en la rama a.
18. Bizzarri (2010:156 fol. 23v c).
19. Según los datos obtenidos a partir del CORDE.
20. Para el occitano véase además levy (1894-1923:V, 191-192, sv menazon). roDríGuez m. montalvo
(1981:289, sv menazon) da el significado de ‘hemorragia’, pero el vocablo parece referirse a una diarrea sangui-
nolenta solo en un par de pasajes cuyo contexto precisa la acepción: «Et los fisicos meten las mucho en sus
melezinas que fazen pora la menazon de sangre, o por las llagas de los estentinos» (roDríGuez m. montalvo
(1981:41, fol. 12 d), l. 19-21)); «et presta otrossi mucho contra las llagas que se fazen en los estentinos, et es
bona pora la menazon de sangre» (roDríGuez m. montalvo (1981:157, fol. 80 c), l. 25-26)).
250
Juan Sáez Durán
Memorabilia 13 (2011), pp. 245-251
ISSN 1579-7341
para colmo se leyó desplazado sobre la a. Así, lo que debió ser originalmente en W m
̄
aço
̄
,
en lugar de leerse menaçon, se entendió como ma
̄
ço
̄
y de ahí mançon que encontramos en
M. Puede asegurarse que el error se encuentra en a y no en b, a la vista de las lecturas
correctas de L y N. Al deterioro textual pudo contribuir seguramente el desconocimien-
to del término por parte de la rama a.
En conclusión, debiera acudirse en este caso a la lectura de LN y desechar la forma
deturpada mançon.
5. Referencias bibliográficas
BandaK, Christy (2007), Libro de los buenos proverbios. Estudio y edición crítica de las versiones
castellana y árabe, Zaragoza, Instituto de Estudios Islámicos y del Oriente Próximo.
Bizzarri, hugo óscar (2010), Secreto de los secretos; Poridat de las poridades: versiones caste-
llanas del Pseudo-Aristóteles Secretum secretorum. Estudio y edición de –, Valencia, Publica-
cions de la Universitat de València.
CORDE = real aCademia española: Banco de datos (CORDE) [en línea]. Corpus diacróni-
co del español. <http://www.rae.es> [Fecha de la consulta: mayo-junio/2011].
Corriente, Federico (19913), Diccionario árabe-español, Barcelona, Herder.
____ (19992), Diccionario de arabismos y voces afines en iberorromance, Madrid, segunda
edición ampliada, Gredos.
Cortés, Julio (1996), Diccionario de árabe culto moderno. Árabe-español, Madrid, Gredos.
döhla, Hans-Jörg (2009), El libro de Calila e Dimna (1251). Nueva edición y estudio de los
dos manuscritos castellanos, Zaragoza, Instituto de Estudios Islámicos y del Oriente
Próximo.
FalCón pérez, maría isabel (2010), Ordinaciones reales otorgadas a la ciudad de Zaragoza en
el siglo XV. De Fernando I a Fernando II, Zaragoza, Institución «Fernando el Católico»
(C.S.I.C).
garCía-saBell tormo, teresa (1991), Léxico francés nos cancioneiros galego-portugueses: re-
visión crítica, Vigo, Galaxia.
grignasChi, mario (1976), «L’origine et les métamorphoses du Sirr-al-asrâr (Secretum se-
cretorum)», Archives d’Histoire Doctrinale et Littéraire du Moyen Âge, 43, pp, 7-112.
Kasten, lloyd (1957), Seudo Aristóteles. Poridat de las poridades. Edición de –, Madrid, Se-
minario de estudios medievales españoles de la Universidad de Wisconsin.
levy, emil (1894-1923), Provenzalisches Supplement-Wörterbuch, Leipzig, O. R. Reisland,
8 vols.
rodríguez m. montalvo, sagrario (1981), Alfonso X. «Lapidario» (según el manuscrito escu-
rialense H.I.15). Introducción, edición, notas y vocabulario de –, Madrid, Gredos.
saChs, george e. (1938), «Un tratado de albeitería de la época de Alfonso X», Hispanic
Review, 6, pp. 294-304.
sáez durán, Juan (1998), «Un arabismo en castellano pre-alfonsí (çiclaues=’eslavos’) con
unas notas de medicina y de fisiognómica etnográfica», en Estudios de la Universidad
de Cádiz ofrecidos a la memoria del Profesor Braulio Justel Calabozo, Cádiz, Publicaciones
de la Universidad de Cádiz, pp. 621-631.
251
Cuatro notas léxiCas y textuales al margen de una reCiente ediCión...
Memorabilia 13 (2011), pp. 245-251
ISSN 1579-7341
sáez durán, Juan, «Cuatro notas léxicas y textuales al margen de una
reciente edición de Poridat de las poridades: nema, çiclaues, çumamiento,
menazon», Memorabilia 13 (2011), pp. 245-251.
resumen
El presente trabajo contiene unas breves notas léxicas y textuales sobre cuatro tér-
minos (nema, çiclaues, çumamiento y menazon) presentes en la tradición manuscrita de la
Poridat de las poridades. Tomando como punto de partida el texto crítico de la reciente
edición de la obra realizada por H. O. Bizzarri, se examinan y discuten dichos térmi-
nos con el objetivo de precisar su significado y/o proponer lecturas alternativas que
pueden aclarar algún pasaje de difícil interpretación.
palaBras Clave: Poridat de las poridades, arabismos, crítica textual, léxico castellano
medieval.
aBstraCt
In this paper we annotate four terms (nema, çiclaues, çumamiento and menazon) found
in the manuscript tradition of the Poridat de las poridades from a lexical and textual
viewpoint. Taking the critical text of H. O. Bizzarri’s recent edition as a starting point,
we examine and discuss those terms with a view to specifying their meaning and/or
proposing alternative readings that could help clarify a number of obscure passages.
Keywords: Poridat de las poridades, arabisms, textual criticism, medieval castilian vo-
cabulary.

ResearchGate has not been able to resolve any citations for this publication.
ResearchGate has not been able to resolve any references for this publication.