ArticlePDF Available

Ceiba Samauma (Mart.) K. Schum. (Bombacaceae), Nuevo Registro Para la Flora del Paraguay

Authors:
Introducción
La familia Bombacaceae se encuentra representada en el
Paraguay por unas 8 especies, distribuidas en 3 géneros. Como
resultado de investigaciones recientes en biología molecular,
la mayoría de los géneros tradicionalmente asignados a la fami-
lia Bombacaceae han sido circunscriptos en la subfamilia Bom-
bacoideae, dentro del concepto de la familia Malvaceae s.l.
(ver entre otros: ALVERSON & al., 1999; BAUM & al., 2004).
Sin embargo, siguiendo el criterio de clasificación de familias
(ENGLER & MELCHIOR, 1964) adoptado por el proyecto Flora
del Paraguay, los autores de esta nota continúan reconociendo
a las Bombacaceae dentro el rango taxonómico de familia.
En colecciones recientes, realizadas en áreas del Chaco
paraguayo en el Departamento de Alto Paraguay, fue regis-
trada por primera vez para el país la especie Ceiba samauma
(Mart.) K. Schum. El espécimen colectado en esta ocasión,
junto con material de herbario de años anteriores que no había
sido identificado hasta la fecha, constituyen los primeros regis-
tros de la especie para la flora paraguaya. La identificación de
los especímenes fue realizada a partir de fotografías digitales
de alta resolución por el Dr. Peter Gibbs (STA), especialista
en la familia Bombacaceae y autor del tratamiento del género
Ceiba Mill. (GIBBS & SEMIR, 2003) y posteriormente confir-
mada por las autoras en base a la observación directa de las
muestras. La ausencia de registros de esta especie en el Para-
guay fue confirmada por la revisión de catálogos florísticos
relevantes (ZULOAGA & al., 2008: 1628-1629; DEGEN & MERE-
LES, 1996), así como de bases de datos disponibles en línea,
como la checklist de la Flora del Paraguay (http://www.ville-
ge.ch/musinfo/bd/cjb/fdp/checklist.php) a través del Sistema
de Información Botánico (SIB, Conservatoire et Jardin
botaniques de la Ville de Genève, Suiza, http ://www.ville-
ge.ch/musinfo/bd/cjb/chg/advanced.php?langen), la base
TROPICOS (Missouri Botanical Garden, USA, http://www.
tropicos.org/)y de otros listados florísticos y documentos inédi-
tos realizados en el área (MERELES & PÉREZ DE MOLAS, 2003;
MERELES, 2008). Con esta contribución para la flora del Para-
guay se destaca también la importancia del conocimiento del
área transicional norte del Chaco boreal, en Paraguay, aún poco
conocido.
El género Ceiba comprende unas 17 especies distribuidas
en América tropical, una de ellas extendida hasta el Africa
(GIBBS & SEMIR, 2003: 265). En su revisión taxonómica
del género, GIBBS & SEMIR (2003) incluyen Chorisia Kunth
dentro de Ceiba y circunscriben dentro del género el complejo
C. insignis. Este complejo agrupa 7 especies, potencialmente
inter-fértiles, caracterizadas principalmente por:
la fusión total o parcial de los filamentos estaminales,
formando un tubo alrededor del estilo que usualmente
termina en un collar de cinco anteras;
una corona basal de estaminodios que cierra la garganta
de la corola.
Las tres especies del género registradas en Paraguay hasta
la fecha (ZULOAGA & al., 2008: 1628-1629), C. chodatii
(Hassl.) Ravenna, C. pubiflora (A. St.-Hil.) K. Schum. y
C. speciosa (A. St.-Hil. & al.) Ravenna, pertenecen al com-
plejo C. insignis.
La especie mencionada por primera vez para nuestra flora
en este artículo, C. samauma, no comparte las características
de este complejo, por lo que se la determina fácilmente con
relación a las demás especies presentes en el Paraguay, por el
androceo de sus flores formando un largo tubo estaminal basal,
separándose luego en cinco filamentos libres (Fig. 1-2) y por
la ausencia de la corona estaminodial basal.
Ceiba samauma es una especie de amplia distribución
en Sudamérica. GIBBS & SEMIR (2003) señalan que se trata de
una especie capaz de ocupar tanto los bosques secos semi-
caducifolios como los bosques húmedos y ribereños. La pre-
sencia en el Chaco paraguayo de esta especie resulta acorde con
la distribución conocida del género y con sus preferencias eco-
lógicas. Más abajo se presenta una clave para facilitar el reco-
nocimiento de las especies de Ceiba presentes en el Paraguay.
114. DE EGEA, Juana, María Fátima MERELES & Gloria R. CÉSPEDES:
Ceiba samauma (Mart.) K. Schum. (Bombacaceae), nuevo registro para la flora del Paraguay
Direcciones de las autoras: JDE: Wildlife Conservation Society Paraguay (WCS) e investigadora asociada del Centro para el Desarrollo de la Investigación Científica
(CEDIC/Díaz Gill Medicina Laboratorial/Fundación Moisés Bertoni). E-mail: juana.deegea@gmail.com
MFM: Investigadora asociada del Centro para el Desarrollo de la Investigación Científica (CEDIC/Díaz Gill Medicina Laboratorial/Fundación Moisés Bertoni). E-mail :
fmereles@sce.cnc.una.py
GRC: Asociación Etnobotánica Paraguaya (AEPY) e investigadora asociada del Centro para el Desarrollo de la Investigación Científica (CEDIC/Díaz Gill Medicina Labo-
ratorial/Fundación Moisés Bertoni). E-mail: gloriacespedes@gmail.com
Online ISSN: 2235-3658 Candollea 67(2) : 364-367 (2012) © CONSERVATOIRE ET JARDIN BOTANIQUES DE GENÈVE 2012
Notulae ad Floram paraquaiensem, 113-115 – 365
Fig. 1. – Ceiba samauma (Mart.) K. Schum.: flor y hojas.
[De Egea & al. 1203, FCQ] [Foto : J. De Egea]
Tratamiento taxonómico
A continuación se presenta una descripción de la nueva
especie registrada, elaborada en base a observaciones y medi-
ciones de los especímenes disponibles y a la descripción
hallada en la literatura (GIBBS & SEMIR, 2003).
Ceiba samauma (Mart.) K. Schum. in Mart., Fl. Bras. 12(3):
210. 1886 (Fig. 1-2).
Eriodendron samauma Mart. in Flora 8: 28. 1825.
Árboles de unos 15-20 m de altura, fuste recto, ramas con
espinas robustas, escasas en el tronco. Hojas 5-folioladas,
peciolo de unos 55 mm o más de largo; foliolos de 60-110
30-50 mm, elípticos, glabros, ápice acuminado, base cuneada,
margen entero; peciolulos de 5-7 mm. Flores axilares, usual-
mente solitarias, infundibuliformes. Pedicelos robustos de 10-
15 mm. Cáliz de 50-60 18-20 mm, cilíndrico, exterior gla-
bro e interior densamente viloso. Pétalos 150-170 mm de largo,
largamente espatulados, amarillo-cremosos, cubiertos de
denso indumento seríceo-viloso de color amarillo dorado en
el exterior, y cortamente seríceos en el interior, con mayor
densidad en el extremo apical. Tubo estaminal basal de 50-
80 mm de largo dividiéndose en 5 filamentos de hasta 80 mm,
apéndices estaminodiales ausentes; anteras largas de hasta
20 mm, irregularmente sinuosas, anaranjadas. Ovario sub-
globoso; estilo largo y fino, densamente piloso en su sección
basal y gradualmente glabrescente en su sección distal;
estigma brevemente pentalobulado. Cápsula elipsoidal-
piriforme de unos 150 80 mm; semillas embebidas en el
endocarpo denso de fibras algodonosas (fruto no encontrado
en el material examinado).
Fenología.La especie fue colectada con flores en el mes
de noviembre. GIBBS & SEMIR (2003) indican como época de flo-
ración de la especie los meses de diciembre a marzo, ocasional-
mente extendiéndose hasta mayo; las flores tienen antesis cre-
puscular y serían posiblemente polinizadas por murciélagos.
366 – Candollea 67, 2012
Ecología. – En Paraguay la especie se desarrolla sobre los
suelos transicionales del norte del Chaco boreal, en donde con-
vergen los arenosoles de origen hídrico, de grano grueso, muy
permeables y los arcillosos de la antigua planicie disecada con
suelos del tipo gleicos, arcillosos, estructurados y con dife-
rentes grados de impermeabilidad, formando parte del bosque
semi-deciduo en transición con Schinopsis cornuta, S. que-
bracho-colorado, Amburana cearensis, Pseudobombax sp.,
Sterculia striata, Acosmium cardenasii y Athyana weimannii-
folia entre otras.
Distribución. La especie se extiende desde Perú, Bolivia
y norte de Paraguay hacia Brasil.
Material examinado. – PARAGUAY. Alto Paraguay : “Línea 1,
19°59’2,7’’S 58°50’40,2’’W”, 30.XI.2011, De Egea, Brusquetti,
Arano & Villalba 1203 (FCQ); “Estancia Guyra Toró, 19°51’17’’S
58°37’22’’W”, 27.XI.2002, Mereles, Pérez de Molas, Sede & Elice-
che 8952 (FCQ).
Clave para la identificación de las especies de Ceiba
en Paraguay
1. Tubo estaminal inferior sin apéndices estaminodiales;
pétalos cubiertos externamente de denso indumento serí-
ceo-viloso................................................... C. samauma
1a. Tubo estaminal inferior con apéndices estaminodiales
formando un disco o corona ......................................... 2
2. Filamentos libres en su mitad superior, fusionados en su
mitad basal formando un tubo estaminal corto................
.................................................................... C. pubiflora
2a. Filamentos fusionados a lo largo de toda su longitud, con
una corona terminal de anteras..................................... 3
3. Pétalos de color amarillo pálido; apéndices estaminales
glabros .......................................................... C. chodatii
3a. Pétalos de color blanco-cremoso en la base y rosa en el
extremo distal; apéndices estaminales densamente pubes-
centes.............................................................C. speciosa
Fig. 2. – Ceiba samauma (Mart.) K. Schum. A. Hoja ; B. Flor ; C. Androecium ; D. Detalle del indumento de la superficie exterior en un pétalo.
[De Egea & al. 1203, FCQ] [Ilustrado por G. Colombino]
A
BCD
20 cm
6,5 cm
16,5 cm 12 cm
6 cm
Notulae ad Floram paraquaiensem, 113-115 – 367
Agradecimientos
Agradecemos a la Wildlife Conservation Society Paraguay
(WCS-Paraguay) por el apoyo durante la elaboración y publi-
cación de este trabajo. Agradecemos también al Dr. Peter Gibbs,
quien con su experiencia en la familia Bombacaceae contribuyó
con la identificación de los especímenes y facilitó la bibliogra-
fía apropiada.
Referencias
ALVERSON, W. S., B. A. WHITLOCK, R. NYFFELER, C. BAYER & D. A. BAUM
(1999). Phylogeny of the core Malvales: evidence from ndhF sequence
data. Amer. J. Bot. 86: 1474-1486.
BAUM, D. A., S. DEWITT SMITH, A. YEN, W. S. ALVERSON, R. NYFFE-
LER, B. A. WHITLOCK & R. L. OLDHAM (2004). Phylogenetic rela-
tionships of Malvatheca (Bombacoideae and Malvoideae; Malva-
ceae sensu lato) as inferred from plastid DNA sequences. Amer. J.
Bot. 91: 1863-1871.
DEGEN, R. & F. MERELES (1996). Check-List de las plantas colectadas
en el Chaco Boreal, Paraguay. Rojasiana 3: 1-175.
ENGLER, A. & H. MELCHIOR (1964). Syllabus der Pflanzenfamilien (ed.
12). Gebrüder Borntraeger, Berlin.
GIBBS, P. & J. SEMIR (2003). A taxonomic revision of the genus Ceiba
Mill. (Bombacaceae). Anales Jard. Bot. Madrid 60 : 259-300.
MERELES, F. (2008). Vegetación y flora. In: FUNDACIÓN PARA EL DES-
ARROLLO SUSTENTABLE DEL CHACO (ed.), Diagnóstico de la Reserva
para Parque Cerro Chovoreca. [Informe inédito].
MERELES, F. & L. PÉREZ DE MOLAS (2003). Vegetación y flora. In: GUYRA
PARAGUAY (ed.), Evaluación ecológica rápida del Parque Nacional
Río Negro. SEAM - PNUD - GEF. [Informe inédito].
ZULOAGA, F. O., O. MORRONE & M. J. BELGRANO (ed.) (2008). Catá-
logo de las plantas vasculares del Cono Sur (Argentina, Sur de
Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay). Monogr. Syst. Bot. Missouri
Bot. Gard. 107.
... Hasta hace solo una década, el camino conocido como Línea 1, que cruza el norte del Chaco desde Capitán Pablo Lagerenza (19°55'S, 60°50'W), hasta la localidad de Bahía Negra (20°25'S, 58°15'W), dentro del departamento Alto Paraguay, constituía también en cierta medida el límite del conocimiento de sus formaciones vegetales. Es así como hace menos de cinco años fue descripta una nueva ecorregión, la del Cerrado, (Mereles et al.,2013), una formación muy particular en el norte de la región, en donde las formaciones vegetales mencionadas por primera vez para el Chaco , Mereles et al., 2011, De Egea et al. 2012, no correspondían a las conocidas hasta ese momento, constituyendo ésta un enclave ecológico distinto. ...
... cebil, distribuida también en el centro del Perú, sur de Bolivia, norte de Argentina y en ambas regiones naturales del Paraguay (López et al., 1987) y Pseudobombax cfr. tomentosum, son especies cuya presencia ya ha sido observada y mencionada para esta parte del territorio (Mereles, 2005), no así Ceiba samauma mencionada recientemente para el país y esta región (De Egea et al., 2012) y que sin dudas reemplaza a C. chodatii, propia del bosque xerófito sobre los luvisoles, colonizando este tipo de suelos. ...
... Como gran parte de la zona norte ha sido poco explorada a cabalidad desde el punto de vista florístico y por tratarse de un área en donde la gran mayoría de sus especies son estacionales, se corre el riesgo de perder especies desconocidas para el país, la región y porqué no, para la ciencia. En efecto, en los últimos años se han registrado algunos géneros y especies nuevas para el país, especialmente en el área de los Cerrados al noreste (Gonzalez Parini et al., 2004;Perez de Molas & Mereles, 2004y Mereles et al., 2012, como consecuencia de colecciones florísticas realizadas en el área y que redundó en un mejor conocimiento de la flora nacional. ...
... Hasta hace solo una década, el camino conocido como Línea 1, que cruza el norte del Chaco desde Capitán Pablo Lagerenza (19°55'S, 60°50'W), hasta la localidad de Bahía Negra (20°25'S, 58°15'W), dentro del departamento Alto Paraguay, constituía también en cierta medida el límite del conocimiento de sus formaciones vegetales. Es así como hace menos de cinco años fue descripta una nueva ecorregión, la del Cerrado, (Mereles et al. 2013), una formación muy particular en el norte de la región, en donde las formaciones vegetales mencionadas por primera vez para el Chaco , Mereles et al., 2011, De Egea et al. 2012, no correspondían a las conocidas hasta ese momento, constituyendo ésta un enclave ecológico distinto. ...
... cebil, distribuida también en el centro del Perú, sur de Bolivia, norte de Argentina y en ambas regiones naturales del Paraguay (López et al., 1987) y Pseudobombax cfr. tomentosum, son especies cuya presencia ya ha sido observada y mencionada para esta parte del territorio (Mereles, 2005), no así Ceiba samauma mencionada recientemente para el país y esta región (De Egea et al., 2012) y que sin dudas reemplaza a C. chodatii, propia del bosque xerófito sobre los luvisoles, colonizando este tipo de suelos. ...
... Como gran parte de la zona norte ha sido poco explorada a cabalidad desde el punto de vista florístico y por tratarse de un área en donde la gran mayoría de sus especies son estacionales, se corre el riesgo de perder especies desconocidas para el país, la región y porqué no, para la ciencia. En efecto, en los últimos años se han registrado algunos géneros y especies nuevas para el país, especialmente en el área de los Cerrados al noreste (Gonzalez Parini et al., 2004;Perez de Molas & Mereles, 2004y Mereles et al., 2012, como consecuencia de colecciones florísticas realizadas en el área y que redundó en un mejor conocimiento de la flora nacional. ...
Article
Full-text available
Two free-roaming capybara (Hydrochaeris hydrochaeris) were captured and implanted with intraperitoneal radio-transmitters as part of a study aiming to understand the ecology, movement patterns and habitat use in the Central Chaco region of Paraguay. We used a combination of Tiletamine-Zolazepam hydrochloride, and Ketamine hydrochloride to immobilize the animals during surgery. They received a long acting antibiotic anti-inflammatory; ox tetracycline - benzidamine as a preventive against secondary infection and post surgical pain and inflammation, as well as a dose of Ivermectin to prevent possible fly infestation. Animals were released back to their habitat fully recovered from anesthesia. Both capybara survived for an average of 320 days post-surgery and did not show signs of secondary infection or fever during that time. Though we only implanted two animals, we believe this protocol can be useful for future researchers interested in using this methodology on this or similar sized Neotropical semi-aquatic mammals.
... To complement the information on biodiversity, the following bibliographic references on the subject were used: Altritcher et al. [1] ; Cabral & Ruíz Díaz [5] ; Cacciali & Scott [6] ; Cacciali et al. [7] ; Cartes et al. [9] , Cartes et al., in press [10] ; De Egea et al. [11] ; D'Elía et al. [12] ; González Parini et al. [13] ; Guyra Paraguay [14] ; Junk et al. [15] ; Mereles et al. [16] ; Mereles [17] ; Mereles et al. [19] ; Mereles [21] ; Mereles et al. [22] ; Navarro [25] ; Pérez de Molas & Mereles [27] ; Sanderson et al. [30] ; Spichiger et al. [32] ; Taber et al. [33] ; Timm et al. [35] ; Weiler et al. [39] . ...
Article
Full-text available
This work presents the main biodiversity hotspots existing in the Paraguayan Chaco and is an update of the results obtained in the first Ecoregional Assessment of the Great American Chaco. These are the results of a series of workshops that included scientific and technical discussions carried out by local experts in zoology, botany, forestry, soil science, and hydrogeology applying a biodiversity vision of 25-30 years for the territory, after overlapping the maps of the first assessment with that of the advance of the changes of land use in the territory. Criteria for detecting biodiversity hotspots were discussed, including: permanent and temporary watercourses, other bodies of water such as fresh and salty lagoons, reserve areas of different categories, as well as important bird areas (IBAs), RAMSAR areas and others, which must be connected in the future, combining the production areas with the conservation of biodiversity.
Article
Full-text available
The monophyly of the group comprising the core malvalean families, Bombacaceae, Malvaceae, Sterculiaceae, and Tiliaceae, was recently confirmed by molecular studies, but the internal structure of this clade is poorly understood. In this study, we examined sequences of the chloroplast ndhF gene (aligned length 2226 bp) from 70 exemplars representing 35 of the 39 putative tribes of core Malvales. The monophyly of one traditional family, the Malvaceae, was supported in the trees resulting from these data, but the other three families, as traditionally circumscribed, are nonmonophyletic. In addition, the following relationships were well supported: (1) a clade, /Malvatheca, consisting of traditional Malvaceae and Bomba- caceae (except some members of tribe Durioneae), plus Fremontodendronand Chiranthodendron, which are usually treated as Sterculiaceae; (2) a clade, /Malvadendrina, supported by a unique 21-bp (base pair) deletion and consisting of /Malvatheca, plus five additional subclades, including representatives of Sterculiaceae and Tiliaceae, and Durionieae; (3) a clade, /Byttneriina, with genera traditionally assigned to several tribes of Tiliaceae, plus exemplars of tribes Byttnerieae, Hermannieae, and Lasiopetaleae of Sterculiaceae. The most striking departures from traditional classifications are the following: Durio and relatives appear to be more closely related to Helicteres and Reevesia (Sterculiaceae) than to Bombacaceae; several genera traditionally considered as Bombacaceae (Camptostemon, Matisia, Phragmotheca, and Quararibea) or Sterculiaceae (Chiranthodendron and Fremontodendron) appear as sister lineages to the traditional Malvaceae; the traditional tribe Hel- ictereae (Sterculiaceae) is polyphyletic; and Sterculiaceae and Tiliaceae, as traditionally circumscribed, represent polyphyletic groups that cannot sensibly be maintained with their traditional limits for purposes of classification. We discuss morpholog- ical characters and conclude that there has been extensive homoplasy in characters previously used to delineate major taxonomic groups in core Malvales. The topologies here also suggest that /Malvatheca do not have as a synapormophy monothecate anthers, as has been previously supposed but, instead, may be united by dithecate, transversely septate (polysporangiate) anthers, as found in basal members of both /Bombacoideae and /Malvoideae. Thus, ''monothecate'' anthers may have been derived at least twice, independently, within the /Bombacoideae (core Bombacaceae) and /Malvoideae (traditional Malvaceae).
Article
Full-text available
Previous molecular phylogenetic analyses have revealed that elements of the former families Malvaceae sensu stricto and Bombacaceae together form a well-supported clade that has been named Malvatheca. Within Malvatheca, two major lineages have been observed; one, Bombacoideae, corresponds approximately to the palmate-leaved Bombacaceae, and the other, Malvoideae, includes the traditional Malvaceae (the mallows or Eumalvoideae). However, the composition of these two groups and their relationships to other elements of Malvatheca remain a source of uncertainty. Sequence data from two plastid regions, ndhF and trnK/matK, from 34 exemplars of Malvatheca and six outgroups were analyzed. Parsimony, likelihood, and Bayesian analyses of the sequence data provided a well-resolved phylogeny except that relationships among five lineages at the base of Malvatheca are poorly resolved. Nonetheless, a 6-bp insertion in matK suggests that Fremontodendreae is sister to the remainder of Malvatheca. Our results suggest that the Malvoideae originated in the Neotropics and that a mangrove taxon dispersed across the Pacific from South America to Australasia and later radiated out of Australasia to give rise to the ca. 1700 living species of Eumalvoideae. Local clock analyses imply that the plastid genome underwent accelerated molecular evolution coincident with the dispersal out of the Americas and again with the radiation into the three major clades of Eumalvoideae.
Article
Full-text available
In this taxonomic revision of Ceiba Mill, (in which we include Chorisia Kunth) we recognize 17 species, seven of which we group in the C. insignis. species aggregate. One new species is described, C. lupuna P.E. Gibbs & Semir from Peru, which is referred to the C. insignis agg., and one new subspecies, C. aesculifolia subsp. parvifolia (Rose) P.E. Gibbs & Semir is recognized. Distribution maps are provided for 16 species (that for C. pentandra is restricted to the New World), and six species are illustrated. En esta revisión taxonómica de Ceiba , que incluye el género Chorisia , se reconocen 17 especies, siete de las cuales se agrupan en el complejo C. insignis. Se describe una nueva especie, C. lupuna P.E. Gibbs & Semir, del Perú, que pertenece al complejo de C. insignis , asf como una nueva subespecie, C. aesculifolia subsp. parvifolia (Rose) P.E. Gibbs & Semir. Se incluyen mapas de distribuci6n de 16 especies (aunque en el caso de C. pentandra solo se representa su distribución americana) y se dibujan detalles diagnósticos de seis especies.
Phylogenetic relationships of Malvatheca (Bombacoideae and Malvoideae; Malvaceae sensu lato) as inferred from plastid DNA sequences
  • S Dewitt
  • A Smith
  • W S Yen
  • R Alverson
  • B A Nyffe-Ler
  • L Whitlock & R
  • Oldham
BAUM, D. A., S. DEWITT SMITH, A. YEN, W. S. ALVERSON, R. NYFFE- LER, B. A. WHITLOCK & R. L. OLDHAM (2004). Phylogenetic relationships of Malvatheca (Bombacoideae and Malvoideae; Malvaceae sensu lato) as inferred from plastid DNA sequences. Amer. J. Bot. 91: 1863-1871.
Check-List de las plantas colectadas en el Chaco Boreal
  • R F Mereles
DEGEN, R. & F. MERELES (1996). Check-List de las plantas colectadas en el Chaco Boreal, Paraguay. Rojasiana 3: 1-175.
Conservation Society Paraguay (WCS-Paraguay) por el apoyo durante la elaboración y publicación de este trabajo
  • La Wildlife
Agradecemos a la Wildlife Conservation Society Paraguay (WCS-Paraguay) por el apoyo durante la elaboración y publicación de este trabajo. Agradecemos también al Dr. Peter Gibbs, quien con su experiencia en la familia Bombacaceae contribuyó con la identificación de los especímenes y facilitó la bibliografía apropiada.
Syllabus der Pflanzenfamilien
  • A H Melchior
ENGLER, A. & H. MELCHIOR (1964). Syllabus der Pflanzenfamilien (ed. 12). Gebrüder Borntraeger, Berlin.
Diagnóstico de la Reserva para Parque Cerro Chovoreca
  • F Mereles
MERELES, F. (2008). Vegetación y flora. In: FUNDACIÓN PARA EL DES-ARROLLO SUSTENTABLE DEL CHACO (ed.), Diagnóstico de la Reserva para Parque Cerro Chovoreca. [Informe inédito].