ArticlePDF Available

Paisajes epigráficos en la Provincia Hispania Citerior en época de Augusto / Epigraphic landscapes in the Provincia Hispania Citerior at the time of Augustus

Article

Paisajes epigráficos en la Provincia Hispania Citerior en época de Augusto / Epigraphic landscapes in the Provincia Hispania Citerior at the time of Augustus

Abstract

Se estudia la diversidad de contextos de exhibición de las inscripciones roma-nas en la provincia Hispania citerior en época augustea, atendiendo a la importancia que ad-quirieron las ciudades en el proceso de romanización del territorio, así como a la configu-ración de nuevos espacios de exposición de las inscripciones, en algunos casos dentro de las estrategias de promoción y autorrepresentación de las elites locales. Palabras clave: Paisaje epigráfico, hábito epigráfico, Hispania, provincia Hispania citerior. Abstract: This article analyses the diversity of contexts of exhibition of the Roman inscriptions in the provincia Hispania citerior during the Augustan age. Special attention is paid to the importance that cities acquired in the territory's Romanization process, as well as the configuration of new exhibition spaces in some cases within the strategies of self-representation and promotion of local elites.
REVISTA DE PREHISTORIA, HISTORIA ANTIGUA, ARQUEOLOGÍA
Y FILOLOGÍA CLÁSICAS
31
VITORIA 2 0 1 4 GASTEIZ
ISNN: 02132095
VELEIA, 31 123141, 2014 ISSN 0213  2095
PAISAJES EPIGRÁFICOS EN LA PROVINCIA
HISPANIA CITERIOR EN ÉPOCA DE AUGUSTO
    PROVINCIA HISPANIA
CITERIOR     
M R S
Universidad de Las Palmas de Gran Canaria
manuel.ramirez@ulpgc.es
Resumen: Se estudia la diversidad de contextos de exhibición de las inscripciones roma-
nas en la provincia Hispania citerior en época augustea, atendiendo a la importancia que ad-
quirieron las ciudades en el proceso de romanización del territorio, así como a la configu-
ración de nuevos espacios de exposición de las inscripciones, en algunos casos dentro de las
estrategias de promoción y autorrepresentación de las elites locales.
Palabras clave: Paisaje epigráfico, hábito epigráfico, Hispania, provincia Hispania citerior.
Abstract: This article analyses the diversity of contexts of exhibition of the Roman
inscriptions in the provincia Hispania citerior during the Augustan age. Special attention is
paid to the importance that cities acquired in the territory’s Romanization process, as well
as the configuration of new exhibition spaces in some cases within the strategies of self-
representation and promotion of local elites.
Keywords: Epigraphic Landscape, Epigraphic Habit, Hispania, provincia Hispania
citerior.
Recibido: 16-04-2014 Informado: 06-05-2014 Definitivo: 08-05-2014
. I
Hace ya casi medio siglo G. Susini (1966, 82-83) destacaba la importancia que poseía el contex-
to de exhibición de los epígrafes para entender mejor la propia concepcn de estas escrituras expues-
tas y los monumentos sobre los que éstas se desarrollaban, ya que no podían entenderse sin evocar su
propio ambiente o paisaje epigráfico1. En las páginas que siguen nos proponemos realizar un recorri-
do, forzosamente somero por las necesidades de espacio en la publicación, por los distintos paisajes
epigráficos en los que se exhibieron las inscripciones que, durante el reinado de Augusto, se emplaza-
ron en los ambientes públicos de las ciudades de la Hispania citerior. Sin duda no es una tarea fácil,
* Este trabajo ha sido realizado en el marco del
proyecto de Investigación I+D+i HAR2011-25370, fi-
nanciado por el Ministerio de Ciencia e Innovación del
Gobierno de España.
1 El estudioso italiano retomaría esta idea en varios
trabajos posteriores, particularmente en su conocido
manual de epigrafía romana (Susini 1982, 17-18).
124 MANUEL RAMÍREZ SÁNCHEZ
VELEIA, 31, 2014
no solo por tratarse de un territorio muy extenso, con grandes diferencias, por no decir desigualda-
des, entre una áreas geográficas y otras sino, sobre todo, por los problemas que plantea la datación de
algunos programas epigráficos. En cualquier caso, la abundancia de testimonios epigráficos que, con
mayor seguridad, pueden datarse durante el periodo augusteo, permiten un acercamiento que foca-
lizaremos en varios espacios que, en las ciudades y espacios limítrofes de la extensa Hispania citerior,
configuraron los paisajes epigráficos de aquella inmensa provincia hispana que, pese a estar más cerca
de la península itálica, ofrecía una absoluta heterogeneidad en los patrones de concentración y en la
dispersión topográfica de los epígrafes. Una heterogeneidad que no solo vendría motivada por el pro-
pio devenir histórico del proceso de conquista y colonización del interior peninsular sino, sobre todo,
por las diferencias geográficas y culturales antes de la llegada de los romanos en un territorio que,
pese a ser incluido en una única provincia, poseía grandes diferencias geográficas y culturales.
Uno de los mayores problemas con los que nos enfrentamos al estudiar los paisajes epigráficos en
la provincia Hispania citerior en época augustea es el de la datación de las propias inscripciones, ya
que son muy pocos los ejemplos que poseen cronología absoluta o los que pueden fecharse, mediante
diversos procedimientos, dentro del arco temporal del reinado de Augusto. La mayoría de las inscrip-
ciones, como se verá, son de carácter oficial y, dentro de éstas, las honoríficas tienen un peso mayo-
ritario, como han puesto de manifiesto algunos trabajos anteriores (Abascal 1996). Las inscripciones
votivas y funerarias de este amplio territorio que pueden fecharse con ciertas garantías en el periodo
augusteo son ciertamente escasas, incluso en núcleos de población de cierta relevancia. Como sabe-
mos, la mayoría de las inscripciones romanas que han llegado hasta nosotros son de carácter funera-
rio y éstas, por su propia naturaleza, son muy difíciles de datar con una precisión absoluta, por lo que
siempre debemos recurrir a criterios de datación relativa, a partir de los elementos formales de los mo-
numentos (soporte, escritura), como de los elementos de carácter interno (onomástica, formularios
empleados). Esta circunstancia, que no es exclusiva de la Hispania citerior, sino de todo el Imperio ro-
mano, se hace más evidente, si cabe, en un territorio como el que es objeto de nuestro estudio, que en
muchas áreas fue tardíamente romanizado, y en el que, además, algunas pervivencias del sustrato in-
dígena, como algunos nombres y, sobre todo, las menciones de los grupos de parentesco, tuvieron un
largo recorrido (González 1986; 1994; González y Ramírez 2011; Ramírez 2001).
. P    
La llegada al poder de Augusto supuso para Hispania, al igual que para las demás regiones del
Occidente romano, el inicio de una etapa de profundas reformas en la administración provincial.
El emperador se reservaba el control de las regiones sometidas en tiempos más recientes, lo que ve-
nía a suponer que la prouincia Hispania citerior, al igual que la futura Lusitania (Estr. 3, 4, 20),
quedaba bajo control imperial, mientras que la ulterior, más pacificada y mejor romanizada, que-
daba bajo el poder del Senado. Así pues, la Hispania citerior quedaba configurada como un vas-
to territorio en el que se habían incorporado los territorios de la Gallaecia y el que a la postre sería
con uentus Asturum, así como algunos distritos mineros de indudable valor estratégico, como Cás-
tulo y la Sierra Morena situada al sur de la actual provincia de Ciudad Real. Al frente de la prouin-
cia Hispania citerior, cuya capital estaba emplazada en Tarraco, estaba un senador de rango consu-
lar designado gobernador directamente por el propio emperador, con el cargo de legatus Augusti pro
praetore. La administración dependiente de este gobernador comprendía diversos cargos subalter-
nos y un organigrama que, sin ser excesivamente amplio, permitía acometer el plan de acción pre-
visto por Augusto para este territorio (Rodríguez Neila 1998, 175).
PAISAJES EPIGRÁFICOS EN LA PROVINCIA HISPANIA CITERIOR EN ÉPOCA DE AUGUSTO 125
VELEIA, 31, 2014
La organización municipal fue determinante para articular la estructura administrativa de la
Hispania citerior, y sobre ella se realizaría en época julio-claudia la definitiva división de conuen-
tus iuridici que nos transmite Plinio, que tantas publicaciones ha generado en las últimas décadas2.
Dentro de la política reorganizativa impulsada por Augusto, se fundaron nuevas ciudades y se con-
cedió el estatuto municipal a no pocas comunidades peregrinas en toda Hispania, superando con
creces el programa impulsado por César unos antes. Solo para el caso de la Citerior, entre las colo-
nias y municipios promovidos podemos destacar, de este a oeste, los ejemplos de Colonia Fauentina
Iulia Augusta Paterna Barcino (Barcelona), Colonia Caesaraugusta (Zaragoza), Asturica Augusta (As-
torga), Lucus Augusti (Lugo) y Bracara Augusta (Braga)3.
Los teatros y los foros de estas ciudades fueron los principales espacios públicos que, por su pro-
pio carácter, se convirtieron en lugares privilegiados para acometer los programas de exaltación de
la imagen del emperador y su familia. Los extraordinarios avances experimentados en la arque-
ología española en los últimos años permiten conocer mejor los detalles de los programas arqui-
tectónicos e iconográficos que estuvieron detrás de estos proyectos, y permiten evocar el contexto
de exhibición de algunas inscripciones que han llegado hasta nosotros, en muchos casos reutiliza-
das en contextos secundarios. Detrás de estos programas estaban algunas familias de las clases so-
ciales más ricas de la capital, que veían en el culto imperial un medio privilegiado para su promo-
ción personal (Abascal 1996, 70-71).
Comenzando por la capital de la provincia, Tar raco nos ofrece algunos ejemplos muy intere-
santes de la importancia que poseyeron las inscripciones en estos programas monumentales, que
se iniciaron durante el reinado de Augusto y continuaron en los años posteriores. Las excavaciones
arqueológicas parecen demostrar que en torno al foro colonial de Tarr aco, levantado en el extremo
oriental de la colina de la ciudad, se estableció uno de los primeros centros del culto imperial en
la capital, del que serían evidencias el recinto de la basílica, junto con algunos hallazgos escultóri-
cos que parecen defender la existencia de una galería de retratos julio-claudios y algunos epígrafes
(Rodá 2009, 71). Sin embargo, la mayoría de los testimonios epigráficos más antiguos que conser-
vamos son de la segunda mitad del siglo d. C., como los pedestales gemelos dedicados a Diuo Au-
gusto (CIL II 4094; RIT 65) y Diuo Vespasiano (AE 1930, 146; RIT, 69) por el liberto y seviro au-
gustal M. Acilius Ninfodotus, que aunque hallados muy cerca de la necrópolis paleocristiana, se cree
que proceden del área forense.
Recordemos aquí la anécdota transmitida por Quintiliano (Inst. Or. VI, 3, 77) que nos permite
conocer la existencia de un altar dedicado por los tarraconenses a Augusto en vida de éste, posible
origen del culto imperial en las provincias hispanas (Etienne 1958, 365-366), que debió levantarse
en el foro colonial. De época posterior sería el templo octástilo del culto imperial levantado al di-
vino Augusto después de su muerte, del que tenemos noticia a través de varias monedas acuñadas
por la C(olonia) U(rbs) T(riumphalis) T(arraco), así como por una referencia de Tácito (Ann., I, 78).
Y más moderno sería, si cabe, el altar realizado en mármol de Luni-Carrara, dedicado al Numini
August(i) (AE 1924, 6; RIT 48), que debió estar situado en la orchestra del teatro, muy cercano al
foro colonial, que también formaría parte del circuito de las procesiones del culto imperial, como
avalarían también los programas escultóricos imperiales del recinto.
En efecto, pocos testimonios epigráficos de época augustea conservamos en la Tarraco que fue,
durante los años que transcurrieron entre el 27 a. C. y el 25 a. C., residencia del propio Augus-
2 A este respecto, remitimos a algunas de las apor-
taciones recogidas en la reciente obra colectiva coordi-
nada por J. M. Blázquez y P. Ozcáriz (2013).
3 Sobre este particular, véanse Abascal y Espinosa
(1989, 62-67) y Solana (1989).
126 MANUEL RAMÍREZ SÁNCHEZ
VELEIA, 31, 2014
to, en aquellos meses en los que se retiró de la campaña contra los astures y los cántabros, aqueja-
do por problemas de salud. Como señalaba hace unos años Juan Manuel Abascal (1996, 66-67),
los programas epigráficos en honor de la familia de Augusto anteriores al año de su muerte son es-
casos en el conuentus Tarraconensis y, prácticamente, se reducen a Ampurias y Sagunto. De hecho,
en la capital del conuentus, son las evidencias escultóricas las que avalan la existencia de un progra-
ma en honor de Augusto y su familia más que las evidencias epigráficas, por ahora escasas y frag-
mentarias: dos dedicatorias a Tiberio (RIT 66 y RIT 67), la primera de ellas conocida desde hace
tiempo (CIL II 6080). A estos testimonios habría que añadir algunas dedicaciones a determinados
miembros de las elites locales, como una placa que debió estar situada en el pedestal de una estatua
de un eques que fue tribuno de la legio VI victrix y flamen del culto de Roma y Augusto4.
Salvo estos ejemplos contados de época augustea o incluso anterior, como la dedicatoria a
Pompeyo (RIT 1), la mayoría de los monumentos honoríficos hallados en esta zona fueron erigi-
dos entre el reinado de Vespasiano y Marco Aurelio, en gran parte debido a que los trabajos de
construcción de esta gran área dedicada al culto imperial no se concluyeron hasta la época flavia.
Allí se fueron disponiendo, año tras años, los monumentos de los flamines de la prouincia His-
pania citerior, situados en la zona más privilegiada, y rodeados por los monumentos dedicados a
las élites locales por el ordo y algunos ciudadanos notables (Alföldy 2003, 163-165), dentro de ese
proceso de explosión epigráfica cuyos principales hitos conocemos gracias a los abundantes testi-
monios conservados, a través del cual las clases superiores de la sociedad romana dejaron visible,
para sus coetáneos, pero también para las generaciones venideras, cuál era su posición y qué les
distanciaba del resto de la población (Alföldy, 1998).
Los testimonios epigráficos de época augustea de Sagunto no son muy abundantes en número,
aunque sí muy interesantes. Se trata de dos pedestales de sendas estatuas, que debieron estar situados
junto con otras inscripciones en el foro de la ciudad, formando parte de un programa dedicado a la
familia imperial. El primero de ellos está dedicado a Augusto y el segundo a G. Caesar (CIL II 3828
= CIL II2/14, 306). Los pedestales, realizados en el mismo taller entre los años 4 y 3 a. C., según
Alföldy (1995, 126), son gemelos y debieron estar situados el uno junto al otro. Ambos monumen-
tos están ejecutados con una cuidada letra, idéntica a la que encontramos en otros conocidos mo-
numentos de época augustea de la propia Roma, un hecho digno de destacar ya que, como es sabi-
do, el hábito epigráfico se inició en Sagunto repentinamente durante el reinado de Augusto (Alföldy
2004, 143). El pedestal de Augusto desarrolla el texto en cinco líneas: Augusto / pontifici max(imo)
imp(eratori) / XIIII co(n)s(uli) XII trib(unicia) / potest(ate) XV municip(es) / Saguntini (CIL II 3827 =
CIL II2/14, 305), mientras que el de G. Caesar está escrito en tan solo tres líneas: C(aio) Caesari Au-
gusti f(ilio) / pontif(ici) co(n)s(uli) design(ato) / principi iu(u)entutis (CIL II 3828 = CIL II2/14, 306)5.
Por su parte, Carthago Noua nos ha legado un abundante número de inscripciones del progra-
ma epigfico que la ciudad desarrolló en honor de Augusto y su familia. Como sucede en otras
ciudades hispanas, buena parte de estos testimonios están vinculados a grandes obras públicas,
como la construcción del teatro de la ciudad. Entre los testimonios epigráficos de época augustea
4 [- - -]o [- - -]o
. T(iti) f(ilio) / [- - -] Nepoti / [- - -]no
trib(uno) / [mil(itum) leg(ionis)] VI flam(ini) / [Romae] et
August(i) / [- - -] ex d(ecreto) d(ecurionum) (CIL II 6097
= RIT 173).
5 A estos pedestales de estatua de época augustea
hay que sumar varios testimonios epigráficos más,
de época posterior que, como Abascal sugirió,
posiblemente formaban parte del mismo programa
epigráfico: una homenaje a Tiberio del año 14 d.
C. (CIL II2/14, 307), dos dedicaciones a los Césares
Germánico (CIL II2/14, 308) y Druso CIL II2/14,
309), fechadas entre los años 18 y 19 d. C. y un
homenaje a Druso, hijo de Germánico (CIL II2/14,
310), fechado entre los años 23 y 30 d. C. (Abascal
1996, 67-68).
PAISAJES EPIGRÁFICOS EN LA PROVINCIA HISPANIA CITERIOR EN ÉPOCA DE AUGUSTO 127
VELEIA, 31, 2014
que han llegado hasta nuestros días cabe destacar el ara de mármol de Carrara realizada en honor de
G. Caesar, que se conserva en el Museo Municipal de Arqueología de Cartagena (Figura 1). Aunque
el monumento epigráfico no se ha conservado entero, por fortuna ha llegado hasta nosotros la parte
superior del altar, en la que puede leerse: C(ai) Caesaris Augusti f(ilii) / pontif(icis) co(n)s(ulis) desig(nati)
/ principis iuuentutis / [L(ucius) Iu]nius L(uci) f(ilius) T(iti) n)epos) Paetus [s]ac(rum) / [d(onum)] d(at)
(AE 1992, 1076; DECAR 13, lám. 19)6. Este altar estaba situado junto a otro, de idéntico materi-
al y tamaño, que estaba dedicado a Fortuna, dedicado por el mismo L. Iunius Paetus y que, en este
caso, se conserva entero7. El dedicante sin duda pertenecía a una importante familia local, como
evidencian la propia calidad de los monumentos y el hecho de que tuviera acceso a un espacio tan
importante como el teatro para situar ambos altares, pero sobre todo por la probable presencia de
su padre como magistrado en las monedas de la quinta serie emitida en Carthago Noua entre los
años 37 y 36 a. C. Aunque de su abuelo T. Iunius no tenemos evidencias epigráficas por el mo-
mento, su inclusión en la fórmula onomástica de su nieto hace suponer que debió ser también al-
guien bien conocido en la ciudad, cuya memoria L. Iunius Paetus deseaba vincular a su espacio de
autorrepresentación.
Además del altar dedicado a G. Caesar, las excavaciones realizadas en el teatro de Carthago
Noua en las últimas décadas ha proporcionado dos ejemplos más del programa epigráfico de épo-
ca augustea, como evidencian los dos dinteles de acceso al proscaenium, que contenían sendas de-
dicatorias a los Césares Gayo y Lucio. Realizados en grandes bloques de caliza gris, la dedicatoria
situada en el acceso oriental se ha conservado casi completa8, mientras que la situada en el acce-
so occidental ha perdido la parte inicial del texto, que casi con seguridad debía estar dedicado a
G. Caesar9. Al mismo L. Caesar está dedicada una placa de mármol brechoide que apareció unos
años más tarde en las excavaciones realizadas en el nivel de destrucción de la escena del teatro de-
positada en el foso del hyposcaenium y que, según Sebastián F. Ramallo, posiblemente debió estar
adosada sobre el pedestal de una estatua que podría haber estado situado en alguno de los nichos
del escenario del teatro. Por desgracia el estado de conservación de la inscripción no es muy bueno
pero, a pesar de las pérdidas de buena parte del texto es posible leerlo con seguridad: L(ucio) Cae-
sari / Aug(usti) f(ilio) / M(arci) [P]o[s]tumì / [Ma]xi[mus] / e[t A]lbinus (Ramallo 2000, 114; HEp 10,
6 L(ucius) Iunius L(uci) f(ilius) T(iti) n(epos) / Paetus
/ Fortunae sac(rum) d(onum) d(edit) (AE 1992, 1077;
DEC 12, lám. 18). Tanto en la editio princeps de
la inscripción, hallada en 1990 en las excavaciones
realizadas en el teatro romano, como en la posterior
edición del catálogo epigráfico de Carthago Nova,
se propone restituir la lectura de la última línea del
texto como d(e)d(icauit). Sin embargo entre ambas
D se aprecia una interpunción triangular, casi con
seguridad idéntica a la que parece separar ambas
letras en la última línea del altar gemelo, dedicado
al joven César. Los editores de L’ An n é e É p ig r a p h iq u e
llamaron la atención sobre esta lectura y propusieron
d(onum) d(at) para resolver la abreviatura de la
última línea de ambos altares. Ciertamente el debate
sobre la correcta resolución de esta abreviatura en
este tipo de monumentos es bastante conocida, como
Ramallo y Abascal reconocen en el comentario de
la inscripción dedicada a Fortuna (AE 1992, 107 7;
DECAR 12, lám. 18), y no hay una posición unánime
entre los especialistas a la hora de resolver su lectura.
Los editores de la epigrafía romana de Cartagena
proponen la lectura dedicauit porque consideran que
su pertenencia a un programa epigráfico bien conocido
en el teatro permite defender esta interpretación, pero
en nuestra opinión la interpunción entre ambas letras,
e incluso el uso del genitivo en la titulatura de G.
Caesar hacen más verosímil la lectura propuesta por los
editores de L’ Année Épigraphique que, además, viene en
apoyo de la sugerencia de A. U. Stylow para interpretar
correctamente la dedicación al joven César (DECAR 13,
nota 357).
7 L(ucius) Iunius L(uci) f(ilius) T(iti) n(epos) / Paetus
/ Fortunae sac(rum) d(e)d(icauit) (AE 1992, 1077;
DECAR 12, lám. 18).
8 L(ucio) Caes[ar]i Augusti f(ilio) Diui [n(epoti)]
(DECAR 15, láms. 21 y 22; HEp 7, 1997, 415).
9 [C(aio) Cae]sar]i Augusti f(ilio) Diui n(epoti)
(DECAR 14, lám. 20).
128 MANUEL RAMÍREZ SÁNCHEZ
VELEIA, 31, 2014
2000, 382)10. Es posible que esta estatua de Lucio César estuviese acompañada de otra de su her-
mano Gayo, a juzgar por otro fragmento de una placa realizada en el mismo material que la ante-
rior, en este caso hallado en las excavaciones realizadas en la porticus post scaenam, en la que única-
mente puede leerse una A y una R, del mismo tamaño y factura que las que aparecen al final de la
l.1 de la dedicatoria de L. Caesar (Ramallo 2003, 190-191, lám. 2).
El dedicante de esta estatuta de L. Caesar y la hipotética estatua gemela de su hermano, a
partir de la propuesta de Sebastián F. Ramallo, son dos miembros de la familia de los Postu-
mii, que compartiría con la familia de los Iunii el honor de costear el homenaje a los hijos de
Agrippa, adoptados por Augusto tras la muerte de su padre. Ignoramos si Maximus y Albinus
son padre e hijo o hermanos. En cualquier caso, ambos comparten el honor de dedicar la ins-
cripción y la estatua a los jóvenes herederos del emperador y, posiblemente, uno de ellos sea el
mismo IIuir quinquenal M. Postumius Albinus que acuña una conocida emisión de ases y semises
de Carthago Noua cuya cronología ha generado no pocas discusiones entre los especialistas (Ra-
mallo 2000, 114-115). A esta dedicatoria de la placa habría que añadir, además, un testimonio
epigráfico más, que se conserva en la parte baja de un pedestal de travertino rojo, reutilizado en
una canalización moderna colocada sobre el porticus post scaenam, del que tan solo se conserva
la última línea de la fórmula onomástica de su dedicante: [----] / et Albinus (Ramallo 2003, 192-
193, lám. 3), que también ha sido puesto en relación con una posible dedicatoria a algún miem-
bro de la familia imperial.
En el extremo noroccidental de la península Ibérica, muy alejado de los territorios del Levan-
te, se han conservado también algunos testimonios epigráficos de época augustea, principalmente
debido a la fundación de ciudades como Bracara Augusta y Lucus Augusti y al papel que el legado
provincial Paullus Fabius Maximus tuvo en el proceso de urbanización, de carácter institucional, en
la Gallaecia romana. Así, en la capital del conuentus Bracaraugustanus conocemos tres inscripciones
dedicadas a Augusto, Gaius Caesar y Agrippa Postumus, a las que hay que añadir una inscripción
más, aunque fragmentaria (Abascal 1996, 59). Sin duda, el testimonio más conocido es el del ara
en forma de columna dedicado a Augusto, hallado en Semelhe, a unos pocos kilómetros de Braca-
ra Augusta, que se conserva en el Museo da Sociedade Martins Sarmento, en Guimarães, que fue
dedicado al emperador por los bracaraugustanos en una fecha que conmemoraba el natalicio del
propio Fabio Máximo, sin duda un hecho poco usual, pero que permite comprobar la importancia
que, ya en un horizonte tan temprano en el Noroeste hispano, se concedía a la escritura de aparato
como medio de autorrepresentación11.
No menos interesantes son los monolitos de granito de casi tres metros de altura erigidos en Lu-
cus Augusti por Paulo Fabio, posiblemente como monumentales elementos de delimitación del po-
merium de la ciudad, como ha sugerido Rodguez Colmenero12. En su parte superior, a la altura
de la visión de aquellos que acertaran a leer el texto, si tenemos en cuenta que el soporte debía estar
hincado en la tierra comonimo a un metro de profundidad, se repite el mismo texto que, por
circunstancias del azar, no conserva legible más que el final de la primera línea: [---] M / Caesari /
10 Si bien en la editio princeps su editor propuso
leer en las ll. 3-4 [M(arci duo) P]o[s]tumii / [Ma]
xu[mus], que fue registrada sin mayores comentarios
en HEp 10, 2000, 382, esta lectura ha sido corregida
posteriormente.
11 EE VIII, 280 (= ILS 8895; ILER 1028). Bien
conocida y leída desde hace tiempo, pese al desgaste
sufrido, recientemente ha sido objeto de interpretación
por Antonio Rodríguez Colmenero (2013, 151) que
modifica en parte la lectura tradicional: Imp(eratori)
Diui f(ilio) Aug(usto) / pont(ifici) max(imo) trib(unicia)
pot(estate) XXI / sacrum. [A] Bracaraugustanis [ara]
/ Pauli Fabi(i) Maxsimi leg(ati) propr(aetoris) / natali
dedicata est.
PAISAJES EPIGRÁFICOS EN LA PROVINCIA HISPANIA CITERIOR EN ÉPOCA DE AUGUSTO 129
VELEIA, 31, 2014
[P]aullus Fabius / Maxumus / legat(us) Caesaris13. Aunque algunos autores, como Rodríguez Colme-
nero y Gasperini, han querido ver en esta inscripción una mención explícita al emperador Augus-
to como fundador de la ciudad o, incluso, una dedicatoria a Iuppiter Optimus Maximus Caesar, en
la que se identificaba a Augusto con la máxima divinidad del panteón romano, recientemente sus
editores han propuesto descartar cualquier lectura segura de la primera línea, más allá de la M fi-
nal que, a todas luces, puede leerse sobre la piedra14.
Pero sin lugar a dudas, uno de los mejores ejemplos de los programas epigráficos desarrollados
en las ciudades romanas de la Hispania citerior en época augustea nos lo proporciona Segobriga,
gracias al conocimiento de su urbanismo y, sobre todo, de su paisaje epigráfico, que han propor-
cionado las excavaciones arqueológicas realizadas en el yacimiento en los últimos años. Entre las
inscripciones más antiguas de la ciudad se encuentra un fragmento de un bloque de piedra caliza,
posiblemente un pedestal, que apareció amortizado en una de las tabernas de época tardorromana
del foro. Sus editores han interpretado este fragmento de inscripción con la mención de un decreto
decurional fechado por los cónsules en el año 15 a. C., a partir de la lectura propuesta para las dos
únicas líneas parcialmente conservadas del documento, lo que confirmaría que Segobriga alcanzó la
categoría de municipium iuris Latini durante el reinado de Augusto15.
A partir de las evidencias arqueológicas aportadas por las recientes excavaciones, todo parece in-
dicar que la construcción de la plaza del foro debió iniciarse al poco tiempo de la promoción jurí-
dica de la ciudad, en torno a la fecha que proporciona el testimonio epigráfico ya mencionado. Es
en este contexto en el que debió acometerse la pavimentacn de la plaza y la colocación de la mo-
numental inscripción con litterae aureae, en una posición destacada para garantizar la mayor visi-
bilidad del texto, realizado con letras de más de 32 cm de altura a lo largo de los veinte metros de
recorrido que debió tener la inscripción originalmente. Aunque no se ha conservado ninguna de las
letras originales, el análisis de los agujeros y alveolos que fueron tallados en la caliza para incrus-
tarlas, permite leer el texto original en la parte que se ha conservado: [---? Proc?]ulus Spantamicus
La[-c.12/14-]us forum sternundum d(e) s(ua) p(ecunia) c(urauit/-erunt)16.
Los editores de la inscripción han barajado la hipótesis de que en ella se mencionen los nombres
de los dos donantes de la obra de pavimentación del foro. Del segundo de ellos nada podemos in-
ferir, debido a que se ha perdido el texto, pero del primero todo parece indicar que se trataba de un
peregrinus que portaba el nombre del grupo de parentesco indígena al que pertenecía mediante su
incorporación a la fórmula onomástica como si de un cognomen se tratase: [---? Proc?]ulus Spanta-
micus17. Las catas arqueológicas practicadas en varios puntos de la plaza confirman que debajo del
pavimento solo han aparecido algunos fragmentos de cerámica pintada de tradición indígena, con
absoluta ausencia de terra sigillata, incluida la itálica, lo que confirmaría la cronología de esta obra
12 Hasta los años ochenta del pasado siglo se
conocían a través de dos inscripciones de granito,
de forma rectangular que, a partir del hallazgo del
monolito descubierto en unas excavación urbana en
la Plaza Mayor, podemos intuir ahora que fueron
recortadas para ser reutilizadas como materiales de
construcción.
13 AE 1993, 1030; HEp 4, 1994, 503; HEp 7, 1997,
399; HEp 8, 1998, 335.
14 En efecto, algunos autores han pasado de
leer en la primera línea U(rbis) C(onditori) A(ugusto)
m(onumentum) a terminar por descartar, «después
de reiterados intentos», cualquier lectura segura
(Rodríguez Colmenero 2013, 146). Conviene recordar
aquí que ya Julio Mangas, en la revisión de una de
estas lecturas, la descartó como probable, llegando
incluso a desear que no se tratase de una falsificación
(HEp 8, 1998, 335).
15 ------ / M(arco) Drus[o L(ucio) Pisone co(n)
s(ulibus)] / decre[to decurion(um)] (AE 2004, 809; HEp
13, 2003-2004, 332; Abascal, Alföldy, Cebrián 2011,
51-52, n.º27).
16 Abascal, Alföldy, Cebrián, 2001: 117-125 (= AE
2001, 1246; HEp 10, 2000, 210); Abascal, Alföldy,
Cebrián, 2011, 54-59, n.º31.
130 MANUEL RAMÍREZ SÁNCHEZ
VELEIA, 31, 2014
en los primeros años del gobierno de Augusto y antes del cambio de Era (Abascal, Alföldy, Ce-
brián 2011, 59).
Los primeros pedestales no tardaron en levantarse sobre el pavimento del foro, así como en las
áreas que lo delimitaban. Las excavaciones arqueológicas realizadas en los últimos años han des-
cubierto varios ejemplos in situ, así como los zócalos de aquellos que fueron amortizados en épo-
ca posterior y las huellas de aquellos que desaparecieron literalmente. La mayoría de estos monu-
mentos son posteriores al reinado de Augusto, pero se han conservado algunos ejemplos de época
augustea. Uno de ellos es el pedestal ecuestre de piedra caliza de M. Porcius M. F. Pup., escriba de
Augusto y patronus de Segobriga18. El texto está ejecutado con precisión y la forma de las letras, así
como la mención de Augusto sin el apelativo Diuus, han impulsado a sus editores a sugerir una
cronología anterior a la fecha de la muerte del emperador, posiblemente incluso coetánea a la fe-
cha de su tercer y último viaje en la Península Ibérica (Abascal 2006, 70-72). Aunque la inscrip-
ción apareció reutilizada sobre una de las basas de columnas en una reconstrucción del pórtico me-
ridional de época tardorromana (Abascal, Alföldy Cebrián 2011, 42), es indudable que debió estar
situada originalmente junto a las primeras inscripciones de época augustea de esta zona de la plaza.
La identificación de un altar dedicado a Augusto, que pudo presidir la galería interna del pórti-
co meridional del foro de Segobriga es más problemática. Aunque sus editores no dudan en identi-
ficar el monumento, el más grande de todos los pórticos forenses de la ciudad, con un altar dedi-
cado a Augusto, la inscripción que se conserva tan solo permite una hipotética restitución del texto
original, a partir de otros ejemplos bien conocidos en otras regiones del Imperio y de una hipotéti-
ca reconstrucción de la ordinatio19. De ser cierta esta identificación, podemos imaginar la impor-
tancia que la elite local de Segobriga debió conferir a esta área del foro y el empeño de algunas fa-
milias por situar sus monumentos en una zona privilegiada como esta, en épocas posteriores, como
sucedió con los Calventii que, posiblemente en época flavia, erigieron un pedestal doble a dos des-
tacados miembros de su familia en un homenaje privado que careció de la autorización decurional
previa, a juzgar por la ausencia de dicha mención en la dedicatoria20.
. E    
Más allá de los espacios urbanos y de sus áreas más cercanas, las inscripciones también encon-
traron un espacio privilegiado de exhibición en época de Augusto en el contexto del proceso de de-
limitación de los territorios de las ciudades de nueva creación. Las ciudades creadas «ex novo», o
17 Este mismo nombre familiar aparece menciona-
do en una inscripción funeraria, conservada en estado
muy fragmentario, descubierta en las excavaciones reali-
zadas en 2008 en la necrópolis funeraria de la ciudad si-
tuada bajo el circo. Sus editores creen que podría tratar-
se de un individuo de la misma familia del donante de
la pavimentación del foro, quizá contemporáneo a éste
o perteneciente a una generación posterior (Abascal, Al-
földy, Cebrián 2011, 236-237, n.º246, con toda la bi-
bliografía anterior).
18 M(arco) P(orcio) M(arci) f(ilio) / <<Pup(inia)>>
/ Caesaris Augusti / scribae / Segobrigenses / patrono
(Abascal, Alföldy, Cebrián 2011, 42-44, n.º20, con
toda la bibliografía anterior).
19 [Imp(eratori) Caesari Diui f(ilio) Augusto] /
[pontifici máximo] / [imp(eratori) X--- co(n)s(uli) XIII
tribunicia] / pote[state XX--- patri patriae] / sacr(um)
d
.[ecreto decurionum (?)](Abascal, Alföldy Cebrián 2011,
28-30, n.º5, con toda la bibliografía anterior).
20 De los dos bloques que soportaban las estatuas,
solo se ha conservado el de la izquierda, que permite
leer la dedicatoria, parcialmente conservada, así como
el inicio de las dos últimas líneas de la dedicatoria de
la derecha, que debía continuar en el segundo bloque,
lamentablemente desaparecido (Abascal, Alföldy
Cebrián 2011, 75-78, n.º55, con toda la bibliografía
anterior).
PAISAJES EPIGRÁFICOS EN LA PROVINCIA HISPANIA CITERIOR EN ÉPOCA DE AUGUSTO 131
VELEIA, 31, 2014
aquellas que fueron promocionadas en tiempos del primer emperador, debieron recibir la asigna-
ción de tierras que fueron delimitadas en virtud de unos límites muy precisos, con el fin de evitar
conflictos territoriales y, sobre todo, la explotación económica o fiscal de estas tierras. Como con-
secuencia de este proceso de reasignación de grandes masas de suelo, que en algunas zonas de la
Hispania citerior debió ser notable, coincidiendo con la conquista definitiva del territorio, comen-
zaron a erigirse los llamados termini Augustales. Como ha señalado Juan Manuel Abascal en su tra-
bajo tantas veces citado en estas páginas, el número preciso de estos termini hispanos, algunos de
los cuales fueron incorporados al CIL II, era imposible de determinar, debido a que, por la repeti-
ción casi idéntica de los propios textos y los problemas de localización precisa de algunos testimo-
nios, algunas inscripciones podían aparecer duplicadas en los repertorios al uso (Abascal 1996, 71).
Sin embargo, a partir del exhaustivo estudio de los termini publici de Hispania, Mauretania y Nu-
midia realizado por Carolina Cortés (2013), es posible conocer ahora con trazos mucho más preci-
sos, la magnitud de este repertorio epigráfico y, sobre todo, la significación de este peculiar tipo de
inscripción de carácter público durante el reinado de Augusto.
Como ha destacado José Manuel Iglesias (1998), los autores griegos y romanos, al referirse a
Hispania y su proceso de conquista, suelen referirse conjuntamente a la ciudad y al campo, de
tal suerte que ambos conceptos aparecen estrechamente unidos dentro de esa concepción jurídi-
ca de la ciuitas como la suma del concepto de urbs (pars urbana) y ager (pars agraria o pars rus-
tica), formando un conjunto cuya delimitacn espacial posee una importancia estratégica. Los
termini publici son el instrumento más visible de esta necesidad y los hallamos muy bien repre-
sentados en la geografía hispana, en los primeros años del cambio de Era, por ejemplo en Lusita-
nia, delimitando los territorios de dos comunidades inter Lancienses et Igaeditanos (Cors 2013,
48-51, n.º5), como entre los de Talabriga con los Turduli Veteres del territorio de Langobriga
(Cortés 2013, 60-62, n.º10).
Pero la mayor concentración de estos hitos territoriales levantados en época de Augusto los encontra-
mos, precisamente, en una región muy concreta de la prouincia Hispania citerior, separando el ager de la
ciudad recién fundada de Iuliobriga y los prata de la Legio IIII Macedonica. Se trata de casi una veintena
de inscripciones, realizadas en piedra arenisca local, bien estudiados desde hace tiempo (ERCan 1998,
87-104, n.º16-33), que, a partir del estudio ya citado de Carolina Cortés (2013, 103-131, n.º 29-47)
pueden ser ahora convenientemente contextualizados en el marco de las delimitaciones territoriales de
las provincias occidentales del Imperio romano, en su perspectiva diacrónica.
Este conjunto epigráfico de termini pratorum de la legn IV Macedónica poseen una caracte-
rísticas intrínsecas que los permiten diferenciar de otros conjuntos hispanos. Están realizados en
grandes lajas de piedra arenisca local de color rojizo, en las cuales se rebaja y alisa la parte superior,
correspondiente al campo epigráfico, y se desbasta la parte inferior, que correspondería a la par-
te que se hincaría en la tierra. Pese a que en ellos no se menciona al emperador Augusto, no existe
duda entre los especialistas que se han ocupado de su estudio que debieron realizarse con posterio-
ridad a la fundación de Iuliobriga, tras las Guerras Cántabras, en una fecha que oscilaría entre el
16 y el 13 a. C., y la posterior reorganización administrativa emprendida por Augusto en la que se
definirían el estatuto jurídico y tributario de las comunidades hispanas del Norte y Noroeste, en
un arco temporal que no iría mucho más allá del cambio de Era.
El texto de estos epígrafes está realizado con una letra capital cuadrada de ejecución muy cuidada,
de un tamaño uniforme en todos los testimonios conservados (cuyas letras tienen 5 cm de altura y el
interlineado, de 2 cm, también es muy uniforme). En la mayoría de estos epígrafes, además, se utiliza
como signo de interpunción el triángulo, por lo general con el vértice hacia abajo. La ordinatio de estos
termini varía entre los ejemplos con un campo epigráfico más ancho que desarrollan el texto en cuatro
132 MANUEL RAMÍREZ SÁNCHEZ
VELEIA, 31, 2014
líneas y aquellos que, por haberse esculpido en un soporte más largo y estrecho, lo desarrollan inclu-
so en siete u ocho líneas21. Esta repetición del texto y, en ocasiones, incluso, de su pautado sobre la pie-
dra, ha llevado a confusiones con algunos testimonios cuyo paradero se desconoce desde el siglo ,
como sucede con el terminus pratorum de Cuena (ERCan 23, lám. 6; Cortés 2013, 116-117, n.º36, fig.
33), que algunos autores identifican con un ejemplar de Reinosilla (CIL II 2916d). En el ejemplo que
acompañamos a estas líneas, que corresponde al terminus pratorum de Hormiguera, que desde 1954 se
conserva hincado junto a uno de los muros de la iglesia parroquial, se puede observar que el texto apa-
rece distribuido en tres líneas, debido a que la laja mide casi un metro de anchura (Figura 2)22.
Las características formales de estos termini que delimitaron los prados de la legio IIII y el territo-
rio de los juliobriguenses, entre las que destaca su cuidada paleografía, permiten asegurar que fueron
ejecutados por los mismos lapicidas de la propia legión romana, dentro de un programa de actuación
que, como muy bien ha destacado Carolina Cortés, no solo respondió a la necesidad práctica de deli-
mitación de los terrenos, sino que además contribuyó a la importante labor difusora de la nueva orga-
nización territorial y la presencia militar en dicha zona (Cortés 2013, 108). Si hasta nuestros días han
llegado casi una veintena de estas inscripciones, debemos imaginar que su número debió ser sensible-
mente superior, lo que permite imaginar que el paisaje epigráfico que debieron configurar acercaba la
nueva realidad política y, sobre todo, la omnipresencia de la legión IV a la población local, así como
a cualquier viajero que atravesara los caminos que cruzaban este amplio territorio. Esta concentra-
ción de hitos terminales en el territorio cántabro, además, hay que ponerla en relación con la escasez
de testimonios epigráficos de carácter privado que ofrece la región toda vez que, como ya destacaron
los editores del corpus epigráfico de Cantabria, la suma de los termini conocidos supera el total de las
inscripciones votivas y funerarias de esta zona (Iglesias y Ruiz 1998, 167)23.
Más allá de los hitos terminales del área cántabra, en el Norte peninsular podemos encontrar al-
gunos testimonios excepcionales de inscripciones utilizadas como vehículo de propaganda política en
contextos no urbanos. Excepcional por su naturaleza, aunque sepamos muy poco de su contexto pre-
ciso de exhibición, es la conocida inscripción de Campa Torres (Gijón), dedicada al emperador Au-
gusto por alguien que, con posterioridad a su realización, debió sufrir damnatio memoriae, a juzgar
por el rebaje realizado en las dos última líneas24. Desde que Syme identificara al dedicante con Cn.
Calpurnius Piso, gobernador de la Hispania citerior, pocos investigadores se han alejado de la pro-
21 Es el caso, por ejemplo, del terminus pratorum
de Las Quintanillas, Cantabria (ERCan 29; Cortés
2013:123-124, n.º 42), en el que se lee: [Ter(minus)
augu/s]t(alis) d(iui]d/[i]t prat(a) / [leg(ionis)] IIII et / [ag]
rum I/[uli]obri/g(ensium).
22 En él, pese a la erosión sufrida en algunas partes
del texto, se puede leer: Ter(minus) august(alis) diuidi[t] /
prat(a) leg(ionis) IIII et agr/um Iuliobrig(ensium). Aunque
la lectura propuesta recientemente por Carolina Cortés
(2013:116-117, n.º36, fig. 33) incluye en varias letras el
signo diacrítico comúnmente empleado para las letras
identificadas por el contexto, creo que son innecesarios
porque, aunque algunas letras están más erosionadas que
otras, la lectura se pueda realizar sin dificultad
23 La escasez de hallazgos epigráficos en Cantabria
con posterioridad a la publicación del citado catálogo,
que se limitan a una inscripción votiva procedente de
Rasines (HEp 14, 2005, 119) y dos inscripciones más
de dudosa interpretación procedentes de Valdeolea
(HEp 14, 2005, 120) y de La Cuadra (HEp 14, 2005,
121), no modifican las conclusiones recogidas por
sus autores. Es más, en lo que se refiere a los grafitos
inéditos que se añaden a los ya conocidos, salvo el caso
de los ocho testimonios registrados en las excavaciones
de Rebolledo-Camesa (HEp 9, 1999, 267-274), los
demás proceden del yacimiento de Iuliobriga, en
Retortillo (HEp 12, 2002, 105-108; HEp 17, 20 08,
46-48), que acapara tres de cada cuatro epígrafes sobre
instrumenta domestica de Cantabria.
24 El epígrafe está esculpido sobre un gran bloque de
mármol (162 x 80 x 50 cm), con letras uniformes de 12
cm de altura, realizadas en una cuidada capital cuadrada:
Imp(eratori) Caesari Augusto Divi f(ilio) / co(n)s(uli) XIII
imp(eratori) XX pont(ifici) max(imo) / patr(i) patriae
trib(unicia) pot(estate) XXXII / [[- - - / - - -]] sacrum (CIL
II 2703, p. 919 [= ILER 1029]; AE 1962 , 175; AE 1971,
197; ERA 12; HEp 14, 2005, 20; AE 2005, 851).
PAISAJES EPIGRÁFICOS EN LA PROVINCIA HISPANIA CITERIOR EN ÉPOCA DE AUGUSTO 133
VELEIA, 31, 2014
puesta, en cuyo favor no solo incide la cronología de la propia inscripción, sino también algunos ele-
mentos de la propia composición del epígrafe (Abascal 1996, 63). Sin embargo, más controversia ha
generado el contexto en el que debió exhibirse esta inscripción, sin lugar a dudas, una de las más no-
tables de todo el norte de Hispania. Aunque durante siglos se ha discutido su identificación con las
Arae Sestianae a las que aluden Plinio (Nat. Hist. IV, 11) y Mela (Chor. III, 1, 13), recientemente se ha
propuesto considerar que el bloque —y no la lápida, como erneamente se ha denominado en tan-
tas publicaciones— pudo formar parte de un monumento turriforme que podría identificarse con un
faro levantado en la Campa Torres (Fernández, Morillo y Villa 2005).
Consideramos que esta hipótesis, que sus autores defienden en un documentado trabajo que
se apoya en el exhaustivo análisis de la documentación de las excavaciones practicadas en Campa
Torres en el siglo, así como en toda la documentación posterior en la que se menciona el epí-
grafe, ayuda a resolver la debatida cuestión sobre la ubicación de los tres altares erigidos en home-
naje a Augusto, que habrán de localizarse en otro lugar diferente al yacimiento gijonés, como ya se
propuso hace años (Morillo y Fernández 2002), pero sobre todo sitúa en un contexto más cohe-
rente con su propio contenido el epígrafe tantas veces citado, formando parte de una construcción
levantada en un punto estratégico de la costa cantábrica. Este hipotético faro de Campa Torres,
además de su utilidad junto a uno de los mejores fondeaderos de la costa asturiana, proporciona-
ba un hito monumental erigido por las tropas romanas y consagrado al emperador en una región
militarizada. Su cuidada ordinatio y su esmerada letra capital cuadrada, además del propio sopor-
te marmóreo escogido para su ejecución, nos ponen en un contexto de producción que no pudo ser
otro que el de los propios constructores del hipotético faro, una construcción que, por su propia
naturaleza, solo pudo ser ejecutada por tropas legionarias.
De esta forma, una de las primeras inscripciones romanas de los territorios del norte hispano
fue ejecutada por la experta mano de un lapidarius que debió formar parte del cuadro de artesanos
de los cuerpos de la milicia legionaria que, por mandato expreso del gobernador provincial, erigió
este monumento consagrado a Augusto. Debemos imaginar que, durante el tiempo en que ésta es-
tuvo expuesta, lo que justificaría entre otras cosas, la necesidad de borrar el nombre de su promo-
tor, cuando hubo caído en desgracia, años más tarde, debió constituir uno de los testimonios escri-
tos más notables del paisaje epigráfico asturiano. Ninguno de los talleres locales que, en los años
posteriores, surgieron en la región al calor de las necesidades de las élites locales por perpetuar su
memoria en los modestos monumentos funerarios y votivos que han llegado hasta nosotros, fue ca-
paz de imitar la pericia del artesano que ejecutó este monumental epígrafe. Algo similar, pero en
otro paisaje diferente, sucedería con las inscripciones de la cercana región cántabra, cuyos ejemplos
más notables de época augustea salieron también de la mano experta de los lapidarii que formaban
parte de las legiones que habían pacificado el territorio.
. L     
Entre los ejemplos más conocidos de inscripciones de este periodo en los que las elites indíge-
nas se hacen visibles ante Roma nos encontramos con algunas tesserae y tabulae de hospitalidad, al-
gunas de las cuales pueden datarse en época augustea con seguridad, que mayoritariamente apare-
cen distribuidas en la Hispania citerior. Aunque los testimonios más tardíos de estos documentos
en bronce llegan hasta el siglo d. C., posiblemente como renovaciones de pactos anteriores, la
mayoría de los que han llegado hasta nosotros, redactados en latín, pueden fecharse en el período
augusteo. Esto documentos constituyen una de las pocas evidencias epigráficas que, por ahora, nos
134 MANUEL RAMÍREZ SÁNCHEZ
VELEIA, 31, 2014
han llegado, de los notables de las comunidades indígenas, en su mayoría representantes de ciuita-
tes stipendiariae que, a falta de hacerse visibles a través de programas epigráficos públicos como los
que encontramos en otras ciudades del interior peninsular, encuentran un vehículo idóneo para su
autorrepresentación en soportes escritos que, muy posiblemente, solo fueron visibles para unos po-
cos de sus coetáneos. Y quizá legibles para aún muchos menos.
Los pactos de hospitalidad, cuyas copias debieron ser conservadas en los tabularia de las co-
munidades en cuya representación los suscribieron sus magistrados, posiblemente solo han llegado
hasta nosotros en una pequeña proporción, y en muchos casos desconocemos su contexto arqueo-
lógico. Los testimonios más antiguos de estos acuerdos entre particulares, o entre particulares y co-
munidades, los conocemos bien en la región celtibérica y en aquellos territorios más allá de esta re-
gión a donde viajaron con sus propietarios. Como ha explicado Francisco Beltrán (2005), detrás
de la práctica de la escrituración de estos acuerdos está la presencia romana, del mismo modo que,
como ya explicaron hace tiempo algunos lingüistas como Javier de Hoz (1995), detrás del hecho
mismo de la aparición de la escritura en Celtiberia está también Roma. Lo que nos interesa desta-
car aquí es que, en tiempos del reinado de Augusto, cuando el hábito epigráfico se encontraba muy
extendido en algunas áreas de la Hispania citerior, particularmente en ciudades como Tarraco o Se-
gobriga, nos encontramos con otros territorios del interior en los que, en medio de un inmenso va-
cío epigráfico para estos años, solo encontramos evidencias de la práctica epigráfica a través de es-
tos documentos broncíneos. Unos documentos que, además, nos informan de unos actos jurídicos
que, aunque interpretados desde la perspectiva romana, se refieren a unas fórmulas de dependencia
que algunos autores interpretan alejadas de la práctica romana (García 2000).
Es el caso, por ejemplo, de la tessera hallada parcialmente rota a finales del siglo en Paredes
de Nava (Palencia), desaparecida desde hace años a pesar de que consta como depositada en el Mu-
seo de Palencia. Fechada el 4 de marzo del año 2 d. C., recoge el pacto de hospitalidad entre un in-
tercatiense, de nombre Acces, hijo de Licirno, y la ciuitas Palantina25. Más interesante es, si cabe, el
testimonio de la tessera opistógrafa con forma de cerdo procedente de Herrera de Pisuerga, cuya edi-
tio princeps fue realizada por Antonio García Bellido, que se exhibe en el Museo Provincial de Pa-
lencia. Fechada por los cónsules en el 1 de agosto del 14 d. C., solo unos días antes de la muerte de
Augusto, en ella se recogen dos pactos diferentes26. En la llamada cara A, se recoge la concesn de
una ciudadanía honorífica que realizan tres magistrados de la ciuitas Maggauia en beneficio de un
individuo, llamado Amparamo, perteneciente al grupo familiar de los Nemaiocos y natural de Cu-
sabura. Sin embargo, en el reverso de la tessera (Figura 3), aparentemente escrita por la misma mano,
pero con una letra menos precisa y una ordinatio menos cuidada, encontramos un pacto de hospita-
25 IIII non(as) Mart(ias) / Imp(eratore) Caesare
XIII co(n)s(ule) Acces Licir/ni Intercatiensis tesseram /
hospitalem fecit cum ci/uitate Palantina sibi / et filiis
suis posterisque / Aneni Ammedi per mag(istratum) /
Elaisicum hospitio Ammi / Caenaecaeni / --- (CIL II
5673; ILS 6096).
26 Cara A: Sex(to) Pompeio Sex(to) Appuleio co(n)
s(ulibus) / k(alendis) Augustis / Caraegius et Abuanus
et Caelio mag(istratus) et / senatus Maggauienses
Amparamum / Nemaiecanum Cusaburensim
/ ciuitate honoraria donatus (?) libertos / posterosque
ita uota omnia ei fecerunt / finibus Maggau(i)ensium
que / ciu<i>s Maggauiensiu(m). Cara B: Sex(to)
Pompeio Sex(to) Appuleio / co(n)s(ulibus) Amparamus
Nemaioq[um?] / [Cu]saburensis hospitium fecit cum
/ ciuitate Maggau(i)ensium sibi liberis liber/[t]
isque posterisque suis (vacat) eumque liberos / libertos
posterosq(ue) eius omnis Maggau(i)e(n)/ses in hospitium
fidem clientelamque suam / suorumque receper(un)
t eademq(ue) condicione / esset qua ciui(s). Per
mag(istratus) Caelione(m) / et Caraegium et Aburnum /
actum (HAE 2452; AE 1967, 239; HEp 12, 2002, 363;
AE 2002, 785).
PAISAJES EPIGRÁFICOS EN LA PROVINCIA HISPANIA CITERIOR EN ÉPOCA DE AUGUSTO 135
VELEIA, 31, 2014
lidad realizado en la misma fecha, en virtud del cual Amparamo, sus hijos, sus libertos y descendi-
entes, son recibidos in hospitium fidem clientelamque por la comunidad de los Maggauienses27.
Frente a estos testimonios epigráficos de las élites locales, cuya existencia ha llegado hasta no-
sotros a través de tesserae como la de Herrera de Pisuerga, contamos con algunos ejemplos de ins-
cripciones funerarias que han aparecido en contextos topográficos rurales y no es fácil fechar con
la misma precisión con la que datamos algunas inscripciones públicas en las ciudades, que, si no
son de época de Augusto, la onomástica y la forma de letras no nos lleva mucho más allá de media-
dos del siglo  d. C. Algunos de ellos son muy interesantes, como una estela funeraria hallada en
Navas de Estena, en Ciudad Real, que publicó hace años Alföldy, en la que se menciona a C. Iu-
lius Aeturus Solicum (AE 1985, 621) y que, como el propio autor recordaba en uno de sus trabajos
póstumos, constituye una de las evidencias más tempranas de la epigrafía en la zona (Alföldy 2011,
197, fig. 9). Tanto la paleografía como la onomástica nos evocan el contexto social de un individuo
tempranamente romanizado, como evidencia su cognomen Aeturus, pero sobre todo la mención
del grupo de parentesco al que pertenece, mediante el genitivo de plural Solicum que, también, ca-
rece de paralelos en la epigrafía hispánica (González 1994, 172).
Un ejemplo interesante de la epigrafía funeraria de la primera mitad del siglo d. C. en la al-
timeseta soriana es una conocida inscripción funeraria hallada en Barcebalejo (Soria), que se con-
serva en el Museo Numantino de Soria28. En ella se menciona a un matrimonio y su hijo, posible-
mente fallecidos en dos momentos diferentes, a juzgar por el trazado menos profundo de las letras
del último epitafio, pertenecientes todos ellos al mismo grupo de parentesco indígena, aunque éste
aparece mencionado mediante dos variantes diferentes, el genitivo de plural en –um y el geniti-
vo de plural en –orum (González 1986, 131, n.º145; Ramírez 2001, 286-288, A3). Lo singular de
este triple epitafio es que es realizado sobre un bloque de piedra caliza de grandes dimensiones
(82 x 62 x 22 cm), que solo ha sido pulido en su lado visible, por lo que debió estar insertado en el
muro de un monumento funerario, posiblemente uno de los más antiguos de la región, del cual ca-
recemos de más testimonios arqueológicos. Se trataría, por tanto, de uno de los ejemplos más an-
tiguos de la epigrafía romana de la zona, como consecuencia de la extensión del hábito epigráfico
y el interés por las elites locales tempranamente romanizadas, como es el caso de C. Iulius Labeo
Crastunonis f., perteneciente al grupo de parentesco de los Medutticos y su familia (Ramírez 2013,
171-172, f ig. 3)
No es fácil reconstruir la autorrepresentación de las elites locales a través de los espacios de me-
moria de sus grupos familiares en las necrópolis de las ciudades en este periodo, debido a los co-
nocidos problemas que presenta la datación de las inscripciones funerarias del interior de la Hispa-
nia citerior. Es posible que algunas estelas funerarias de Clunia que han sido datadas en el siglo
a. C. se encuentren entre los primeros testimonios epigráficos de la región en época romana, como
ya propusieron Abásolo y Marco, incluso refiriéndose a algunos ejemplos de inscripciones con alfa-
beto indígena (Abásolo y Marco 1995, 328). Del mismo modo, algunas inscripciones que han sido
datadas en un arco cronológico excesivamente amplio, que abarca en algunos casos, incluso los dos
primeros siglos de la Era, podrían ajustarse mejor en las primeras décadas del siglo d. C.
27 Es posible que exista un precedente de
esta cláusula en una tessera hispana de fines de la
República, parcialmente conservada, procedente de
Villasviejas de Tamuja, Botija (HEp 6, 222; Díaz 2008,
205-206, U20).
28 C(aius) Iulius Barba/rus Medutti/corum C(aii)
f(ilius) / h(ic) s(itus) e(st) / Aemilia Acca / Meduttico/rum
Barbari / mater / h(ic) s(ita) e(st) / C(aius) Iulius Labeo /
Crastunonis f(ilius) / Medutticum / h(ic) s(itus) e(st) (AE
1925, 23; ERPS 47).
136 MANUEL RAMÍREZ SÁNCHEZ
VELEIA, 31, 2014
Por ejemplo, la estela funeraria de piedra caliza procedente de San Juan del Monte (Aranda de
Duero), que se conserva en el Museo de Burgos, con decoración escultórica en relieve en su par-
te superior, en la que se representa un caballo con su jinete y tres escudos circulares, posiblemente
corresponda a uno de los primeros momentos de la epigrafía funeraria de la ciudad29. Sus parale-
los iconográficos más cercanos están en algunas estelas discoideas anepígrafas de Clunia, realiza-
das en piedra caliza, en cuyos relieves se presentan jinetes a caballo con escudos circulares (EClu
A-C), y con una estela con inscripción indígena que se conserva en el Museo Arqueológico Nacio-
nal (EClu1), que ha sido fechada en el siglo a. C. Es posible que estas inscripciones discoideas co-
rrespondan a los primeros momentos de la introducción del hábito epigráfico en Clunia, en unos
momentos anteriores a su promoción política, mientras que la estela de San Juan del Monte, con su
tipología de cabecera recta y campo epigráfico bien definido bajo la escena decorada, corresponda
a un horizonte cronológico más cercano al de su integración jurídica. Esta hipótesis no solo vendría
avalada por la propia iconografía del monumento, sino también por la onomástica indígena y la
mención del grupo de parentesco mediante su integración en la fórmula onomástica como un cog-
nomen, declinado en el mismo caso que los demás elementos de la misma, y no mediante un geni-
tivo de plural en -on/om, como tradicionalmente se ha interpretado (Ramírez 2007).
. C
Desde los espacios públicos de las ciudades más importantes de la provincia Hispania citerior
hasta los alejados prados de la IV legión Macedónica en la región cantábrica, hemos realizado un
rápido recorrido por varios paisajes epigráficos de este extenso territorio durante el reinado de Au-
gusto, un periodo en el que no es fácil documentar los testimonios epigráficos que han llegado
hasta nosotros, mayoritariamente fragmentados y con graves problemas de interpretación en no
pocos casos. A pesar de todo, a través de los ejemplos de Tarraco, Carthago Noua, Lucus Augusti o
Segobriga, es posible destacar la importancia que se concedió a los monumentos epigráficos como
un medio de comunicación más al servicio del emperador y como elemento de autorrepresentación
de las elites locales, garantes a la vez que beneficiados del nuevo orden político en los territorios de
Hispania conquistados por Roma. Allí donde ni el urbanismo ni la promoción política de las ciu-
dades lo hicieron posible, fueron las propias legiones romanas las que supieron utilizar el «hábito
epigráfico» para introducir un medio de comunicación hasta entonces desconocido en buena par-
te del territorio del interior peninsular. Es en este contexto en el que no tardaron en realizarse los
primeros monumentos epigráficos de naturaleza privada, en su mayoría inscripciones funerarias,
encargados por los miembros de las elites indígenas que se afanaban por incorporar un medio de
publicidad de su posición social que, hasta entonces, les había resultado ajeno. Por desgracia, no es
fácil establecer una cronología precisa para la mayoría de los conjuntos epigráficos de este vasto te-
rritorio, por lo que cualquier avance en esta línea debe ser tomado con las lógicas cautelas.
Sin lugar a duda, los programas epigráficos de más entidad en este periodo son los que están
asociados a honrar al emperador y los miembros más allegados de su familia. Precisamente, uno
de los aspectos especialmente interesantes de la epigrafía hispánica de este periodo es la cantidad
de dedicaciones a los nietos de Augusto, G. y L. Césares que, tras la muerte de su padre Agrippa,
29 Segio Lougesterico / Aionis f(ilio) frate(r) / e
.t
. Caeno
f(ecerunt) d(e) s(uo) (EClu 81).
PAISAJES EPIGRÁFICOS EN LA PROVINCIA HISPANIA CITERIOR EN ÉPOCA DE AUGUSTO 137
VELEIA, 31, 2014
se convierten en herederos virtuales del emperador. Los programas epigráficos que se organizan en
honor de ambos sobresalen por encima de los demás miembros de la familia imperial, en ambas
provincias hispanas y, en el caso de la citerior, aparecen particularmente concentrados en ciuda-
des como Emporiae y Carthago Noua. Su ausencia, al menos a juzgar por el estado actual de los ha-
llazgos conocidos, en amplios territorios del interior de la Hispania citerior, pueden deberse al pro-
pio ritmo de la promoción jurídica de las ciudades de los conuentus Cluniensis, Asturum y Lucensis,
pero posiblemente también al propio papel que desempeñaban las élites locales de estos territorios
en esta época y a la propia introducción del hábito epigráfico.
En cualquier caso, el «hábito epigráfico» no se inició por igual en la Hispania citerior, ni pro-
gresó de la misma forma. Mientras en las ciudades del interior asistimos durante la dinastía julio-
claudia y, sobre todo, en la segunda mitad del siglo, al despertar epigráfico, en algunas ciudades
del Levante, sin embargo, sucedió justo lo contrario. Tal es el caso, por ejemplo, de Carthago Noua
que inició un leve decrecimiento del ritmo de producción de epígrafes que se mantuvo durante la
dinastía julio-claudia hasta que, en la segunda mitad del siglo I, prácticamente desaparece. Como
explicó hace ya tiempo J. M. Abascal (1995, 147), es posible que esta gradual reducción del hábi-
to epigráfico en Carthago Noua sea una consecuencia más de la decadencia en la que se vio sumi-
da la economía local con el declive de la producción minera, aunque es posible que ésta no fuera la
única y exclusiva razón que explique esta circunstancia. Ni siquiera su promoción jurídica, posible-
mente a comienzos del reinado de Augusto, trajo consigo el desarrollo de los programas epigráficos
que hemos visto en otras ciudades del interior de la Hispania citerior, del mismo modo que tampo-
co lo revitalizó en décadas posteriores, ni el hecho de convertirse en capital conventual, ni mucho
más tarde cuando se convirtió en capital provincial.
B
A, J. M., 1995, «La temprana epigrafía latina de Carthago Nova», en: F. Beltrán (ed.), Roma y el naci-
miento de la cultura epigráfica en Occidente, Zaragoza: Institución «Fernando el Católico», 139-150.
— , 1996, «Programas epigráficos augusteos en Hispania», Anales de arqueología cordobesa 7, 45 -82 .
— , 2006, «Los tres viajes de Augusto a Hispania y su relación con la promoción jurídica de las ciuda-
des», Iberia 9, 63-78.
— , 2009, «Programas epigráficos en los foros romanos de Hispania», en: J. M. Noguera (ed.), Fora His-
paniae. Paisaje urbano, arquitectura, programas decorativos y culto imperial en los foros de las ciudades
hispanorromanas, Murcia: Museo Arqueológico de Murcia, 89-104.
A, J. M.; A, G.; C, R., 2001: «La inscripción con letras de bronce y otros documentos
epigráficos del foro de Segobriga», Archivo Español de Arqueología 73, 259-268.
A, J. M.; A, G.; C, R., 2011, Segobriga V: Inscripciones romanas, 1986-2010, Madrid:
Real Academia de la Historia.
A, J. M.; E, U., 1989, La ciudad hispano-romana: privilegio y poder, Logroño: Colegio Ofici-
al de Aparejadores y A. T. De La Rioja.
A, G., 1991, «Augustus un die Inschriften: Tradition und Innovation. Die Geburt der imperialen
Epigraphik», Gymnasium 98, 289-324.
— , 1995, «Die Entstehung der epigraphichen Kultur der Römer and der Levanteküste», en: F. Beltrán
Lloris (ed.), Roma y el nacimiento de la cultura epigráfica en Occidente, Zaragoza: Institución Fernan-
do el Católico, 121-137.
— , 1998, «La cultura epigráfica de la Hispania romana: inscripciones, auto-representación y orden so-
cial», en: M. Almagro-Gorbea y J. M.ª Álvarez (eds.), Hispania. El legado de Roma, Madrid: Minis-
terio de Educación y Cultura, 289-301.
138 MANUEL RAMÍREZ SÁNCHEZ
VELEIA, 31, 2014
— , 2003, «Sociedad y epigrafía en Tarraco», en: S. Armani, B. Hurlet-Martineau y H. Gimeno (eds.),
Epigrafía y sociedad en Hispania durante el Alto Imperio: estructuras y relaciones sociales, Madrid: Uni-
versidad de Alcalá-Casa de Velázquez, 159-176.
— , 2004, «La cultura epigráfica de los romanos: la difusión de un medio de comunicación y su papel
en la integración cultural», en: F. Marco Simón, F. Pina Polo y J. Remesal (eds.), Vivir en tierra ex-
traña: emigración e integración cultural en el mundo antiguo, Universidad de Barcelona, Barcelona
2004, 137-149.
— , 2011, «Tausend Jahre epigraphische Kultur im Römischen Hispanien: inschriften, selbstdarstellung
und socialordnung», Lucentum 30, 187-220.
B L, F., 2005, «Cultura escrita, epigrafía y ciudad en el ámbito paleohipánico», Palaeohispani-
ca 5, 21-56.
B M, J. M., O G, P. (eds.), 2013, La administración de las provincias en el imperio
romano, Madrid: Dykinson.
C B, C., 2013, Epigrafía en los confines de las ciudades romanas: Los Termini Publici en Hispa-
nia, Mauretania y Numidia, Roma: «L’Erma» di Bretschneider.
D A, B., 2008, Epigrafía latina republicana de Hispania, Barcelona: Universidad de Barcelona.
É, R., 1958, Le culte impérial dans le Péninsule Ibérique d'Auguste à Diocletien, Paris: E. de Bo-
ccard.
F O, C.; M C, A.; V , Á., 2005, «La torre de Augusto en la Cam-
pa Torres (Gijón, Asturias). Las antiguas excavaciones y el epígrafe de Calpurnio Pisón», Archivo Espa-
ñol de Arqueología 78, 129-146.
G F, E., 2000, «Observaciones sobre la utilización de fórmulas de dependencia en la docu-
mentación epigráfica hispánica», en: J. Alvar et al. (eds), Las edades de la dependencia durante la Antigüe-
dad, Madrid: Ediciones Clásicas, 385-394.
G R, M.ª C., 1986, Las unidades organizativas indígenas del área indoeuropea de Hispa-
nia, Vitoria-Gasteiz: Universidad del País Vasco.
— , 1994, «Las unidades organizativas indígenas, II: Addenda et corrigenda», Veleia 11, 169-175.
G R, M.ª C., R S, M., 2011, «Unidades organizativas indígenas del área
indoeuropea de Hispania, III: Addenda», Veleia 28, 253-268.
H, J. , 1995, «Las sociedades celtibérica y lusitana y la ecsritura», Archivo Español de Arqueología 68, 3-30.
I G, J. M., 1998, «Ciudad y territorio», en: M. Almagro-Gorbea y J. M.ª Álvarez (eds.), Hispania.
El legado de Roma, Madrid: Ministerio de Educación y Cultura, 139-142.
M, M., 1995, «El primer horizonte epigráfico en litoral noroeste de la Hispania Citerior», en: F. Bel-
trán (ed.), Roma y el nacimiento de la cultura epigráfica en Occidente, Zaragoza: Institución «Fernando el
Católico», 97-119.
M C, A.; F O, C., 2002, « El convento araugustano y las Aras Sestianas:
reflexiones sobre la primera organización administrativa del noroeste hispano », Latomus 61/4, 889-
910.
R A, S. F., 2000, «La porticus post scaenam en la arquitectura teatral romana. Introducción al
tema», Anales de Prehistoria y Arqueología 16, 87-120.
— , 2003, «Los príncipes de la familia Julio-Claudia y los inicios del culto imperial en Carthago Nova»,
Mastia 2, 189-212.
R S, M., 2001, Epigrafía y organización social en la región celtibérica: los grupos de parentesco,
Las Palmas de Gran Canaria: Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.
— , 2007, «Los grupos de parentesco en la epigrafía hispana: genitivos de plural en —on/om», en: M.
Mayer et alii (eds.), Actas del XII Congressus Internationalis Epigraphiae Graecae et Latinae, Barcelo-
na: Universidad de Barcelona, 1161-1168.
— , 2008, «Parentesco y autorrepresentación en las ciudades de la Hispania indoeuropea», en: C. Be-
rrendonner, M. Cébeillac-Gervasoni, L. Lamoine (eds.), Le quotidien municipal dans l’Occident ro-
main, Clermont-Ferrand: Université Blaise-Pascal, 155-169.
PAISAJES EPIGRÁFICOS EN LA PROVINCIA HISPANIA CITERIOR EN ÉPOCA DE AUGUSTO 139
VELEIA, 31, 2014
— , 2013, «La visibilidad de los grupos de parentesco en la epigrafía de la Hispania indoeuropea: sopor-
tes y textos», en: J. M. Iglesias Gil y A. Ruiz Gutiérrez (eds.), Paisajes epigráficos de la Hispania roma-
na. Monumentos, topografías, Roma: «L’Erma» di Bretschneider, 159-179.
R, I., 2009, «Espacios de representación en los foros de Hispania», en: J. M. Noguera (ed.), Fora Hispa-
niae. Paisaje urbano, arquitectura, programas decorativos y culto imperial en los foros de las ciudades hispa-
norromanas, Murcia: Museo Arqueológico de Murcia, 69-87.
R C, A., 2013, «Epigrafía pública e integración política en las ciudades de la Gallae-
cia romana: Lucus Augusti, Bracara Augusta y Aquae Flaviae», en: J. M. Iglesias Gil y A. Ruiz Gutiérrez
(eds.), Paisajes epigráficos de la Hispania romana. Monumentos, topografías, Roma: «L’Erma» di Bretsch-
neider, 145-158.
R N, J. F., 1998, «Provincia y municipio», en: M. Almagro-Gorbea y J. M.ª Álvarez (eds.),
Hispania. El legado de Roma, Madrid: Ministerio de Educación y Cultura, 175-179.
R G, A., 2013, «El paisaje epigráfico de la ciudad romana: Concepto y perspectivas de estu-
dio», en: J. M. Iglesias Gil y A. Ruiz Gutiérrez (eds.), Paisajes epigráficos de la Hispania romana. Monu-
mentos, topografías, Roma: «L’Erma» di Bretscneider, 13-27.
S S, J. M., 1989, «Colonización y municipalización bajo César y Augusto: Hispania Citerior»,
en: Aspectos de la colonización y municipalización de Hispania, Mérida: Museo Nacional de Arte Roma-
no, pp. 71-106.
S, G., 1966, Il lapicida romano. Introduzione all’epigrafia latina, Bologna: Archivio di Stato.
A
AE L’ An n é e É pi g r a p h i qu e , Paris.
CIL II H, A., 1869, Corpus Inscriptionum Latinarum II. Inscriptiones Hispaniae Latinae,
Berlin.
CIL II Sup. H, A., 1892, Corpus Inscriptionum Latinarum II. Inscriptionum Hispaniae Lati-
narum Supplementum, Berlin.
CIL II2/14 A, G., C, M., M, M. (eds.), 1995, Corpus Inscriptionum Latinarum
II: Inscriptiones Hispaniae Latinae, editio altera, pars XIV, fasciculus I. Pars meridionalis
conventus Tarraconensis, Berlin - New York.
DECAR A P, J. M., R A, S. F., 1997, La ciudad de Carthago
Nova: la documentación epigráfica, Murcia: Universidad de Murcia.
EE Ephemeris Epigraphica. Corpus Inscriptionum Latinarum Supplementum, IX vols, Ber-
lin.
EClu P, P. , V, J., 1987, Clunia II. La epigrafía de Clunia, Madrid: Ministerio
de Cultura.
ERA D S, F., 1985, Epigrafía romana de Asturias, Oviedo: Instituto de Estudios
Asturianos.
ERCan I, J. M., R, A., 1998, Epigrafía romana de Cantabria (E.R.Can), Bordeaux-
Santander: Ausonius/Université de Bordeaux III-Universidad de Cantabria.
ERPS J M, A., 1980, Epigrafía romana de la provincia de Soria, Soria: Diputa-
ción provincial de Soria.
HEp Hispania Epigraphica, Madrid.
ILER V, J., 1971, Inscripciones latinas de la España romana, Barcelona: Universidad de
Barcelona.
ILS D, H., 1892, Inscriptiones Latinae Selectae, Berlin: Weidmann.
RIT A, G., 1975, Die römischen Inschriften von Tarraco, Berlin: Walter de Gruyter.
140 MANUEL RAMÍREZ SÁNCHEZ
VELEIA, 31, 2014
F . Ara en honor de G. Caesar (AE 1992, 1076; DECAR 13), Museo Municipal de Arqueología de
Cartagena
F . Te rminu s Aug ust al is de Hormiguera, Cantabria (ERCAN 32)
PAISAJES EPIGRÁFICOS EN LA PROVINCIA HISPANIA CITERIOR EN ÉPOCA DE AUGUSTO 141
VELEIA, 31, 2014
F . Cara B de la Tessera de Herrera de Pisuerga (HAE 2452; AE 1967, 239; HEp, 12, 2002, 363;
AE 2002, 785), Museo Provincial de Palencia
ÍNDICE
D : Hispania citerior bajo Augusto: Cuestiones de Geografía, Historia e Historiografía. . . 9
Presentación: P. C (coord.) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11
P. C, Hispania citerior en la geografía de la Naturalis Historia de Plinio /Hispania citerior in the
Pliny the Elder’s Naturalis Historia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15
N. B, Les oubliées des promotions de la fin de la République en Hispanie citérieure:
les cités de droit pérégrin (état de la question) / The forgotten places of the promotions at the end
of the Republic in Hispania citerior: the cities with peregrinus right (state of the art) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 33
J. J. P, Augusto y el ejército romano en la provincia de Hispania citerior. ¿Nuevas respuestas
a viejos interrogantes? / Augustus and the roman army in the province of Hispania citerior.
New answers to old questions? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 53
S. A, Les C. Iulii et la postérité des noms d’Auguste en Citérieure : étude d’onomastique
provinciale / The C. Iulii and the posterity of the names of Augustus in Hispania citerior: a provincial
study of onomastics . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 79
E. O  U, Los C. Iulii y la posteridad de los nombres de Augusto en Hispania citerior: estu-
dio de su proyección civil y militar / The C. Iulii and the posterity of the names of Augustus
in Hispania citerior: study of their civil and military significance . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 99
M. R S, Paisajes epigráficos en la provincia Hispania citerior en época de Augusto /
Epigraphic landscapes in the provincia Hispania citerior at he time of Augustus . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 123
J. A. D D, El sacerdocio salio de Sagunto. La recepción del programa religioso de
Augusto en un municipio de Hispania citerior / The Salian Priesthood of Saguntum. Reception of
Augustus’ Religious Program in a municipium of Hispania citerior . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 143
D. D y J. S, La conquista del noroeste en la historiografía gallega del s. :
Vicetto y Murguía / The conquest of the Northwest in the Historiography of Galicia in the 19th century:
Vicetto and Murguía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 163
A
L. S: Literatura, memoria y política: la construcción del pasado en el Reino Medio egipcio / Literature,
memory and politics: the construction of the past in the Egyptian Middle Kingdom . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 183
D. M G: Nuevas aportaciones al corpus epigráfico vadiniense / New contributions to
Vadiniensis epigraphic corpus . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 199
S. T y H. G: Un nuevo epitafio de una esclava en Toletum / A new epitaph of
a female slave at Toletum . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 213
J. F  J: Ibèric kutu i els abecedaris ibèrics / Iberian kutu and the iberian abecedaries . . . . . . . . . . . . . 227
A. D y J. C: Nota sobre Antigüedad, nacionalismo(s) e historiografía:
dos estudios de caso en las historiografías vasca y catalana / A note on Antiquity, nationalism(s) and
historiography: two case studies from the basque and catalan historiographies . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 261
V
S. A: Relecturas de algunas inscripciones latinas de la cueva-santuario de «La Griega», Pedraza
(Segovia) / Revisiting some latin inscriptions from the cave-sanctuary of «La Griega», Pedraza (Segovia) . . . . 279
R  . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 289
M            I
 C   A / A Z I (ICA/AZI). C 
-. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 305
... Nuestra contribución se centra en aplicar este enfoque al ámbito urbano: concretamente, se presentan aquí los primeros resultados de un estudio más amplio, dedicado al estudio del paisaje epigráfico de Tarraco en época altoimperial. En este sentido, cabe mencionar planteamientos específicos centrados en las ciudades romanas, con un especial interés por las urbes hispanorromanas, que han sido sintetizados en aportaciones de diversos autores (Mayer, 1999;Chelotti, 2008;Abascal, 2009;Jordán, 2009;Ruiz Gutiérrez, 2013;Ramírez, 2014). Además de ellos, nuestra tarea se ve enormemente facilitada gracias a la reciente actualización del corpus epigráfico de Tarraco por Géza Alföldy (CIL II 2 /14.2-4), a quien debemos, además, sus valiosas contribuciones sobre la «cultura epigráfica» de la Hispania romana (Alföldy, 2011) y de Tarraco en particular (Alföldy, 2001a). ...
Article
Full-text available
La reciente actualización del corpus epigráfico de Tarraco por Géza Alföldy es un excelente punto de partida para desarrollar planteamientos como el que aquí se presenta. Este estudio se basa en un análisis de las inscripciones, poniendo especial atención a sus contextos topográficos originales y a la manufactura de sus soportes monumentales, siguiendo la hipótesis original de G. C. Susini. Por lo tanto, se presenta una perspectiva de los monumentos epigráficos erigidos en el foro de la colonia Tarraco en la época augustea y julio-claudia, un período trascendental en la configuración de la imagen pública de la ciudad. Los principales objetivos de esta contribución son determinar las tipologías, los comitentes y los usuarios de la epigrafía forense en la ciudad a comienzos del siglo I d. C.
... Este estudio se enmarca en un trabajo más amplio, cuya temática gira en torno al concepto de "paisaje epigráfico" 1 . Este último, que permite una estrecha relación entre arqueología y epigrafía (Susini, 1966(Susini, y 1982Mayer, 1999;Ruiz Gutiérrez, 2013), está experimentando últimamente un notable auge en la península ibérica (Gorostidi, 2011;Abascal, 2013;González, 2013;Jordán, Andreu, 2013;Ramírez Sánchez, 2014). ...
Article
Full-text available
An overview is presented on the use of Carrara marble in monumental public inscriptions of Tarraco and its closed relations with the monumental urban landscape. Therefore, it is offered an updated catalog of inscriptions, related to some public areas in this Roman city. The results allow a more precise definition of the epigraphic urban landscape of the city during the first and second centuries AD. On the other hand, a better understanding on the diffusion of this stone material in the monumentalization of public spaces -especially in the context of a provincial capital- is drawn.
Article
Full-text available
The paper presents a research held by an international team on the role Ancient Greece and Rome played in some national historiographies and cultures in the 18 and 19th centuries. This project combines a properly historiographical approach with the study of the interest in Greece and Rome as a source for cultural and political models. A brief analysis of two specific cases, the (failed) project of a National History of the Basque provinces by the Basque Enlightenment and Ancient History in the Catalan historiography of the XIXth century would illustrate the problems and difficulties which this "work in progress” has to deal with. As a result, it is possible to see the evolution of patriotism, the rise of nationalism and the development of alternative historiographies in Spain and other western countries and how Antiquity is used to support different political and cultural positions.
Article
Full-text available
Resumen: La epigrafía en Galicia es abundante y conocida, pero la aplicación de estudios interdisciplinares y nuevas metodologías analíticas puede proporcionar una rica información que matice e incremente la información presente en estas piezas. El caso de la placa funeraria de mármol localizada en Cela (Mos, Pontevedra) es un excepcional ejemplo de las múltiples posibilidades que tiene el estudio arqueométrico del soporte. Así, la identificación del material empleado como mármol procedente del Anticlinal de Estremoz (Portugal) y la reinterpretación epigráfica realizada, introducen nuevos elementos para la lectura histórica-arqueológica de esta pieza y consecuentemente de su significado en el contexto de la arqueología romana en el NW Peninsular. Palabras claves: Mármol del Anticlinal de Estremoz, epigrafía funeraria romana, importación, reuso, Gallaecia. Abstract: Epigraphic and archaeometric study of the Roman funerary plaque of Cela (Mos, Pontevedra): new approach to its interpretationGalician epigraphy is a large corpus of well-known materials. Nevertheless, the application of interdisciplinary studies and new analytical methods can provide new and rich data to increase the range of information we obtain from them. The case of the funerary plaque found at Cela(Mos, Pontevedra) is an exceptional example of the different possibilities that an archaeometricalstudyof the epigraphic medium can offer.In this case, the identification of the marble employed as coming from the EstremozAnticline (Portugal) and the epigraphicalreview, provide new aspects for the historical interpretation of this piece, and, consequently a new contribution to the Roman archaeology of the NW Iberian Peninsula. Key-words: Marble of the Estremoz Anticline, Roman funerary epigraphy, imports, reuse, Gallaecia.
Article
Full-text available
En este trabajo se presenta la hipótesis que identifica tres textos como abecedarios ibéricos no-duales por el hecho de presentar la irregularidad estadística de constar de un solo segmento suficientemente largo que no presenta ningún, o casi ningún signo repetido. Los textos identificados como abecedarios son una inscripción rupestre de L’Esquirol (Osona, Barcelona), y los dos textos de la fusayola de Can Rodon (Cabrera de Mar, Maresme, Barcelona). Dos de los textos empiezan por la secuencia kutukiѓbitatiko, hecho que permite identificar también como abecedarios no-duales otros textos que empiezan por la misma secuencia: un texto rupestre inédito de Latour-de-Carol (Cerdagne, Pyrénées-Orientales) y probablemente un texto de un dolium de Val de Alegre (Azaila, Teruel). La secuencia kutu también se puede reconstruir en el abecedario rupestre de Ger (Cerdanya, Girona) y en el abecedario dual inédito de Latour-de-Carol, lo que hace plausible plantear la hipótesis de que el frecuente elemento kutur / kutun tuviera relación con ella y que por tanto el significado de la raíz kutu se encontrara originalmente en el campo semántico de la escritura."
Article
Full-text available
The paper presents a research held by an international team on the role Ancient Greece and Rome played in some national historiographies and cultures in the 18 and 19th centuries. This project combines a properly historiographical approach with the study of the interest in Greece and Rome as a source for cultural and political models. A brief analysis of two specific cases, the (failed) project of a National History of the Basque provinces by the Basque Enlightenment and Ancient History in the Catalan historiography of the XIXth century would illustrate the problems and difficulties which this "work in progress” has to deal with. As a result, it is possible to see the evolution of patriotism, the rise of nationalism and the development of alternative historiographies in Spain and other western countries and how Antiquity is used to support different political and cultural positions.
Article
Full-text available
No hay un uso lusitano de la escritura. sino un uso ocasional del alfabeto latino para escribir lusitano. El caso celtibérico es muy diferente. Existe un modelo de uso de la escritura muy generalizado en el Mediterráneo antiguo con anterioridad a la expansión del modelo creado en la Atenas clásica. El uso celtibérico de la escritura, que aquí se ilustra en las distintas categorías de texto que se nos han conservado. se integra en ese modelo, que en sus diversas variantes ha podido servir a sociedades de tipos bastante diversos. La cuestión está relacionada con la del origen del uso de la escritura entre los celtíberos, y la influencia latina en ese uso, pero por el momento no cabe dar una explicacación segura de estos problemas sino tan sólo plantear hipótesis alternativas.
Article
Full-text available
Se ofrecen los nuevos nombres, repetidos o no, de unidades organizativas indígenas (cognationes, gentes y gentilitates) aparecidos desde la década de los 90 del pasado siglo y documentados en la epigrafía latina y celtibérica de la Hispania indoeuropea. This article analyses the new names, repeated and non-repeated names being both included in similar fashion, of indigenous units of organization (cognationes, gentes and gentilitates), discovered back in the 90's (20th C.). These names are mentioned in the Latin and Celtiberian inscriptions from indo-european Hispania. Key words: indigenous units of organization, new names, addenda, indo-european Hispania.
Article
Full-text available
En este trabajo se presenta la hipótesis que identifica tres textos como abecedarios ibéricos no-duales por el hecho de presentar la irregularidad estadística de constar de un solo segmento suficientemente largo que no presenta ningún, o casi ningún signo repetido. Los textos identificados como abecedarios son una inscripción rupestre de L’Esquirol (Osona, Barcelona), y los dos textos de la fusayola de Can Rodon (Cabrera de Mar, Maresme, Barcelona). Dos de los textos empiezan por la secuencia kutukiѓbitatiko, hecho que permite identificar también como abecedarios no-duales otros textos que empiezan por la misma secuencia: un texto rupestre inédito de Latour-de-Carol (Cerdagne, Pyrénées-Orientales) y probablemente un texto de un dolium de Val de Alegre (Azaila, Teruel). La secuencia kutu también se puede reconstruir en el abecedario rupestre de Ger (Cerdanya, Girona) y en el abecedario dual inédito de Latour-de-Carol, lo que hace plausible plantear la hipótesis de que el frecuente elemento kutur / kutun tuviera relación con ella y que por tanto el significado de la raíz kutu se encontrara originalmente en el campo semántico de la escritura."
Book
Full-text available
El presente estudio se centra en la aportación de la epigrafía para el estudio de la organización social en la región celtibérica. Se apoya en un análisis pormenorizado de los grupos de parentesco registrados en la epigrafía indígena y latina, complementado con un exhaustivo estudio onomástico de los genitivos de plural y genitivos de singular en -o, en el que hemos registrado todas las correspondencias, tanto seguras como probables, de estos nombres de unidades organizativas indígenas en la epigrafía hispánica. El principal objetivo del presente trabajo es el estudio sistemático de todas las inscripciones que incluyen algún nombre de unidad organizativa indígena para poder analizar, con el mayor rigor posible, cuál era el papel del parentesco en la organización social de los celtíberos. La propia naturaleza de las inscripciones y su carácter heterogéneo unido a la cronología dispar del material, hacía necesario que el método de trabajo a seguir fuera lo más riguroso posible, con el fin de garantizar que los resultados de la investigación fuesen certeros. Nuestra investigación se apoya en el análisis exhaustivo de la epigrafía, tanto latina como celtibérica, y de la onomástica, como único medio disponible para conocer cuál era el papel del parentesco en la sociedad celtibérica.
Article
Originally presented as the author's thesis, Paris. Includes bibliographical references (p. [541]-564). Includes indexes.
Article
The Roman forum of Segobriga (prov. Cuenca, Spain) was paved with limestone slabs with an inscription for bronze letters at the begining of the Principate. The text mentions the donors of the pavement and helps to understand better other inscriptions belonging to the adjacent area of the city.El foro de Segobriga estuvo pavimentado con losas calizas sobre las que se grabó una gran inscripción para letras de bronce a comienzos del Principado; el epígrafe alude a la donación de este pavimento y el hallazgo permite dar sentido a otras inscripciones de la misma zona de la ciudad.