BookPDF Available

REDES DE INNOVACIÓN, UN ACERCAMIENTO A SU IDENTIFICACIÓN, ANÁLISIS Y GESTIÓN PARA EL DESARROLLO RURAL.

Authors:
ii
M
UÑOZ
,
R
ENDÓN
,
A
GUILAR
,
G
ARCÍA Y
A
LTAMIRANO
iii
Manrrubio Muñoz • Roberto Rendón • Jorge Aguilar
• J. Guadalupe García • J. Reyes Altamirano
PROGRAMA DE INVESTIGACIÓN Y TRANSFERENCIA DE TECNOLOGÍA
REDES DE INNOVACIÓN
REDES DE INNOVACIÓNREDES DE INNOVACIÓN
REDES DE INNOVACIÓN
Un acercamiento
a su identificación, análisis y gestión
para el desarrollo rural
MICHOACÁN 2004
iv
Fundación PRODUCE Michoacán
Dra. Martha Xóchitl Flores Estrada
Presidenta
Ing. Luis Guillermo Arreola Cormack
Tesorero
C. José Cacho Vega
Representante Productores de Zarzamora
Ing. Francisco Javier Maldonado Arceo
Gerente
Universidad Autónoma Chapingo
Dr. José Sergio Barrales Domínguez
Rector
Dr. Marcos Portillo Vázquez
Director General Académico
Dr. Enrique Serrano Gálvez
Director General de Investigación y Posgrado
Lic. Juan Pablo de Pina García
Director General de Difusión Cultural y Servicio
M. Sc. José Solís Ramírez
Director General de Administración
Dr. Franco Gerón Xavier
Director General de Patronato Universitario
© 2004. Fundación PRODUCE Michoacán, A.C. / Universidad
Autónoma Chapingo. Redes de innovación: un acercamiento a su
identificación, análisis y gestión para el desarrollo rural.
Autores: Manrrubio Muñoz Rodríguez, Roberto Rendón Medel,
Jorge Aguilar Ávila, José Guadalupe García Muñiz y J. Reyes
Altamirano Cárdenas.
ISBN: 968-02-0068-X
. Primera edición en español. 2004. Se permite
la reproducción total o parcial.
M
UÑOZ
,
R
ENDÓN
,
A
GUILAR
,
G
ARCÍA Y
A
LTAMIRANO
Agradecimientos
El presente trabajo se desarrol gracias al interés de la Fun-
dación Produce Michoan, institucn a la cual se desea expre-
sar un sincero agradecimiento por las facilidades otorgadas.
Una fuente importante de información la constituyeron los
productores de limón mexicano del Valle de Apatzinn, a to-
dos ellos deseamos agradecer su desinteresada colaboración.
Al Consejo Estatal del Limón Mexicano Michoacán, quie-
nes acompañaron el trabajo de campo y de los cuales se
recibieron valiosos comentarios de los avances presentados.
La Fundación Produce Michoacán, A. C. agradece a la
Universidad Autónoma Chapingo y muy especialmente al Dr.
Manrrubio Muñoz, la oportunidad que a su representante ha
dado de exponer en foros y talleres de esa prestigiada institu-
ción los puntos de vista del sector productivo de la evolución
y tendencias de la Investigación y Transferencia de Tecnolo-
gía agropecuaria en México, muchas veces debatiendo enfo-
ques y experiencias pero terminando siempre con un proyec-
to común.
Agradecemos y admiramos la vocación de servicio del Dr.
Gustavo Almaguer al cual estresamos midiendo paso a paso
cada acción de la implementación de la Agenda Técnica y
Administrativa de Limón Mexicano, esperando que los presen-
tes resultados fortalezcan su capacidad técnica y didáctica.
Muy especialmente al Dr. Javier Ekboir, porque su expe-
riencia y conocimiento internacional nos ha dado pauta para
seguir la red …
A todos, GRACIAS.
vi
M
UÑOZ
,
R
ENDÓN
,
A
GUILAR
,
G
ARCÍA Y
A
LTAMIRANO
vii
SIGLAS
BANRURAL
Banco Nacional de Crédito Rural.
CEDA–DF
Central de Abasto del Distrito Federal.
COELIM
Consejo Estatal de Limón Mexicano.
FAO
Organización de las Naciones Unidas para la
Agricultura y la Alimentación.
FINCAMICH
Fideicomiso de Inversión y Capitalización de
Michoacán.
FIRA
Fideicomisos Instituidos en Relación con la
Agricultura.
GLM
General Linear Model.
GSN
Grado de salida normalizado.
IAIC
Índice de Adopción de Innovación por Categoa.
IC
Índice de cobertura.
IICA
Instituto Interamericano de Cooperación para la
Agricultura.
INAI Índice de Adopción de Innovaciones.
INIA
Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas.
INIFAP
Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas,
Forestales y Pecuarias.
LDRS
Ley de Desarrollo Rural Sustentable.
LIFETEST
Pruebas de análisis de sobrevivencia.
PDI
Potencial de Difusión de Innovaciones.
PIB
Producto Nacional Bruto.
PITT
Programa de Investigación y Transferencia de
Tecnología.
PNUD
Programa de las Naciones Unidas para el
Desarrollo.
PRODUCE
Fundación Produce.
SAGARPA
Secretaría de Agricultura, Ganadería,
Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación.
SAS
Statistical Analisys System.
SIA
Sistema de Innovación Agrícola.
SINACATRI
Sistema Nacional de Capacitación y Asistencia
Técnica Integral.
viii
SNITT
Sistema Nacional de Investigación y Transferencia
Tecnológica para el Desarrollo Rural Sustentable.
SPSS
Statistical Package for Social Sciences.
TLCAN
Tratado de Libre Comercio de América del Norte.
UACH
Universidad Autónoma Chapingo.
VAI
Velocidad de adopción de innovaciones.
VTC
Virus de la tristeza de los cítricos.
M
UÑOZ
,
R
ENDÓN
,
A
GUILAR
,
G
ARCÍA Y
A
LTAMIRANO
i
Presentación
La presente edición del estudio Redes de innovación: un
acercamiento a su identificación, análisis y gestión para el
desarrollo rural es el resultado de una inquietud compartida
del Consejo Directivo de la Fundación Produce Michoacán
con el Dr. Manrrubio Muñoz (sociólogo, economista agrícola
y metodólogo) sobre el impacto de la investigación y transfe-
rencia de tecnología en el medio rural, preocupación común
en estos tiempos, que exigimos acciones rápidas y concretas
para disminuir la brecha tecnológica que nos separa de la
competitividad comercial y sustentabilidad ambiental.
Con la plena conciencia de que estamos en un cambio de
época, donde romper paradigmas significa romper con viejos
esquemas que han limitado la innovación como motor de
desarrollo económico y social, y viviendo el hecho histórico
de que los recursos económicos para la investigación y trans-
ferencia de tecnología agropecuaria están corresponsable-
mente administrados por una alianza público–privada entre el
gobierno federal, estatal y una organización de productores
para productores, mayor significancia tiene la ética profesional
para monitorear permanentemente el beneficio social de los
resultados obtenidos en la operación del programa.
Estar atentos a la adopción tecnológica nos ha llevado a
comprender cómo se genera un conocimiento, cómo se
transmite, así como cuándo y cómo se adopta, entenderlo
nos obliga a hacer “presión” positiva para buscar una prácti-
ca científica más comprometida con la realidad, rompiendo
el paradigma de que la “fórmula” o “receta” llamada paque-
te cnico que tradicionalmente los centros de investigación
nos han entregado como producto final de una investiga-
ción, no es la solución mágica o el milagro que resolverá
homogéneamente los problemas del sector, sino que se ne-
cesita impulsar un nuevo esquema de hacer la transferencia
de tecnología, partiendo de que el conocimiento científico es
el punto de partida para la innovación intelectual que dispa-
ii
ra la creatividad del productor, que lo lleva a repensar su
actividad para probar nuevas prácticas, producir nuevos
productos en una permanente mejora continua.
En los momentos actuales necesitamos que la generación
de conocimiento parta de conceptos más críticos, más hu-
manos, más contextuales, que se acepte que al transmitir un
conocimiento generado en un lugar determinado, este va a
pasar por múltiples realidades socialmente construidas por
diferentes percepciones, decisiones y acciones de los diferen-
tes grupos sociales de una misma cadena productiva, de una
misma organización, comunidad o región, y que la estrategia
de transferencia de tecnología en forma lineal y formal, rígi-
da y jerárquica, están fuera de lugar en un sistema tan com-
plejo, dinámico e interconectado (ecológica, social, econó-
mica, política e institucionalmente) como es el sector agroa-
limentario y agroindustrial en un estado tan heterogéneo
como Michoacán y nuestro país.
Ante esta percepción y lógica difusa de cómo medir el va-
lor creado, sumar esfuerzo con el Dr. Manrrubio Muñoz, el
Dr. Roberto Rendón, y el M.C. Jorge Aguilar, ha sido toda
una enseñanza metodológica que busca enfocar la estrategia
de innovación a los factores críticos que han limitado el éxito
del esfuerzo linealmente enfocado a más de lo mismo.
Espero sinceramente que por la pasión al sector y la cultura
de no dejar las cosas a que sucedan, este resultado solo sea el
inicio de la construcción nuevos caminos que dinamicen y
fortalezcan a todos los actores en la ciencia y tecnología.
A t e n t a m e n t e
Dra. Martha Xóchitl Flores Estrada
Presidenta de la Fundación Produce Michoacán
M
UÑOZ
,
R
ENDÓN
,
A
GUILAR
,
G
ARCÍA Y
A
LTAMIRANO
iii
Tabla de contenido
Introducción
IntroducciónIntroducción
Introducción................................
................................................................
................................................................
................................................................
..........................................
....................
..........1
11
1
1.
1.1.
1.
Antecedentes
AntecedentesAntecedentes
Antecedentes ................................
................................................................
................................................................
................................................................
.....................................
..........
.....1
11
1
1.1. Planteamiento del problema ........................................3
1.2. Objetivos....................................................................... 9
2.
2.2.
2.
Metodología
MetodologíaMetodología
Metodología................................
................................................................
................................................................
................................................................
.....................................
..........
.....11
1111
11
2.1. El estudio de la innovación bajo un enfoque de
redes 11
2.2. Universo de Estudio.................................................... 13
2.2.1. Métodos empleados para seleccionar a
los actores ........................................................ 14
2.2.2. Tipo de citricultores analizados .......................15
2.3. Diseño del instrumento para la colecta de datos....... 16
2.3.1. Atributos de los citricultores ............................ 17
2.3.2. Dinámica de la innovación tecnológica.......... 17
2.3.3. Estructura de la Red.........................................17
2.4. Captura de la información.......................................... 18
2.5. Análisis de la información ..........................................19
2.5.1. Análisis de la dinámica de innovación
tecnológica.......................................................20
2.5.2. Análisis bajo el enfoque de red........................20
2.5.3. Análisis combinado.......................................... 21
3.
3.3.
3.
Análisis del entorno
Análisis del entornoAnálisis del entorno
Análisis del entorno................................
................................................................
..........................................................
....................................................
..........................23
2323
23
3.1. El limón en el contexto mundial.................................23
3.2. El limón en el contexto nacional................................25
3.3. Tendencias de precios................................................28
3.3.1. La ventana de invierno.................................... 30
3.4. Tendencias del financiamiento................................... 35
iv
4.
4.4.
4.
Dinámica de la innovación
Dinámica de la innovaciónDinámica de la innovación
Dinámica de la innovación................................
................................................................
...............................................
..............................
...............39
3939
39
4.1. Conjunto de innovaciones consideradas ...................40
4.2. Perfil sociodemográfico de los citricultores................ 46
4.3. Adopción de innovaciones......................................... 47
4.4. Evolución de las innovaciones ................................... 53
4.5. Dinámica del proceso de adopción de
innovación..................................................................55
4.6. Patrón de innovación ................................................. 58
4.6.1. Velocidad de adopción de innovaciones........ 64
4.7. Fuentes primarias de aprendizaje ..............................68
5.
5.5.
5.
Red de innovación en limón mexicano
Red de innovación en limón mexicanoRed de innovación en limón mexicano
Red de innovación en limón mexicano ............................
........................................................
............................75
7575
75
5.1. Antecedentes.............................................................. 75
5.2. Indicadores de las subredes social, comercial,
tecnológica y de gestión............................................. 76
5.2.1. Definición de indicadores de red .................... 77
5.2.2. Arquitectura de la red general ........................ 80
5.2.3. Indicadores de centralidad de las
subredes social, técnica, comercial y de
gestión.............................................................. 82
5.3. Análisis de la subred tecnológica de citricultores ......85
5.3.1. Tamaño y densidad..........................................85
5.3.2. Indicadores de centralidad.............................. 87
5.3.3. Posición de los actores en la subred
tecnológica.......................................................89
5.3.4. Fortaleza de los actores ...................................92
5.3.5. Indicador de cobertura por grupo de
productores...................................................... 96
5.3.6. Vínculos entre las tres subredes.......................97
5.4. Efectos de red.............................................................99
6.
6.6.
6.
Estrategia de intervención bajo el enfoque de redes
Estrategia de intervención bajo el enfoque de redesEstrategia de intervención bajo el enfoque de redes
Estrategia de intervención bajo el enfoque de redes .....
..........
.....103
103103
103
6.1. Planteamiento general..............................................103
6.2. Los cuatro desafíos estratégicos ............................... 105
6.2.1. Vulnerabilidad al VTC ................................... 105
6.2.2. Saturación de la ventana de invierno ...........106
M
UÑOZ
,
R
ENDÓN
,
A
GUILAR
,
G
ARCÍA Y
A
LTAMIRANO
6.2.3. Fortalecimiento de una lógica insumista....... 108
6.2.4. Supremacía del canal detallista de los
supermercados...............................................110
6.3. Delimitación de redes con actores centrales ...........112
6.4. Estableciendo prioridades........................................ 118
6.5. Desarrollo de capacidades ....................................... 119
6.6. Diseño de incentivos ................................................121
6.7. Innovaciones operacionales..................................... 123
7.
7.7.
7.
Bibliografía
BibliografíaBibliografía
Bibliografía................................
................................................................
................................................................
................................................................
.....................................
..........
.....125
125125
125
vi
Lista de cuadros
Cuadro 2-1. Grupos y número de encuestas aplicadas .................. 16
Cuadro 3-1. Principales estados productores de limón
mexicano (promedios del periodo 1995–2002) .......... 25
Cuadro 3-2. Factores que explican el incremento en la
producción de limón mexicano .................................. 27
Cuadro 3-3. Ventana de invierno y precios medios de limón
mexicano de Michoacán en la
CEDA
del D.F.
(90/91–01/02) .............................................................. 31
Cuadro 3-4. Ventana de invierno y precios promedio* al
productor de limón mexicano en Michoacán............. 32
Cuadro 3-5. Participación del productor en el precio al
mayoreo de limón mexicano ...................................... 33
Cuadro 4-1. Conjunto de innovaciones mínimas para
producir limón mexicano en el Valle de
Apatzingán, Mich. ....................................................... 41
Cuadro 4-2. Medias para los tres grupos de citricultores................ 46
Cuadro 4-3. Pruebas de ji–cuadrada para los tres grupos de
citricultores ................................................................. 46
Cuadro 4-4. Tiempo transcurrido para alcanzar un índice de
adopción de 50%
(años)
..............................................63
Cuadro 4-5. Fuentes de aprendizaje por tipo de innovación
específica
(porcentaje de respuestas de las 15
innovaciones más importantes)
....................................... 74
Cuadro 5-1. Media del grado de centralidad normalizado*
para las subredes social, técnica, comercial y de
gestión......................................................................... 82
Cuadro 5-2. Indicadores del grado de centralidad
normalizado y de centralización para la subred
tecnológica.................................................................. 87
Cuadro 5-3. Fuentes de relaciones de intercambio de
innovaciones............................................................... 90
Cuadro 6-1. Definición de redes de citricultores con actores
centrales.................................................................... 114
M
UÑOZ
,
R
ENDÓN
,
A
GUILAR
,
G
ARCÍA Y
A
LTAMIRANO
vii
Lista de figuras
Figura 2-1. El proceso de innovación tecnológica ......................... 12
Figura 3-1. La citricultura mundial y participación por país........... 24
Figura 3-2. Índice de superficie, producción y rendimiento
de limón mexicano en Michoacán.............................. 26
Figura 3-3. Factores que explican el incremento en la
producción de limón mexicano
(%)
............................28
Figura 3-4. Evolución del precio medio rural de limón
mexicano
(valores reales en pesos por kilogramo de
febrero de 2004)
............................................................29
Figura 3-5. Índice estacional de precios y producción de
limón mexicano .......................................................... 29
Figura 3-6. Tendencia de precios de limón mexicano
(precio
obtenido con promedios simples de precios al
mayoreo en la CEDA del DF)
.......................................... 33
Figura 3-7. Participación de los productores en el precio final
pagado por el consumidor.......................................... 34
Figura 3-8. Montos de crédito destinados al limón ........................ 36
Figura 4-1. Índices de adopción de innovaciones
(% de
productores)
.................................................................48
Figura 4-2. Índices de adopción de innovaciones por grupo
de productores............................................................ 51
Figura 4-3. Diagramas de dispersión y líneas de regresión
ajustadas para diversas relaciones de
productores de limón.................................................. 52
Figura 4-4. Año de aparición y vigencia de prácticas
tecnológicas para la producción de limón en el
valle de Apatzingán, Michoacán................................. 53
Figura 4-5. Curvas de adopción de innovaciones en tres
grupos de productores de limón mexicano ................ 62
Figura 4-6. Clasificación de adoptantes de innovaciones............... 65
Figura 4-7.- Curva de adopción y clasificación de adoptantes
para el patrón macrofila ............................................. 67
viii
Figura 4-8. Curva de adopción y clasificación de adoptantes
para Control de antracnosis........................................ 67
Figura 4-9. Curva de adopción y clasificación de adoptantes
para fertigación........................................................... 68
Figura 4-11. Fuente de aprendizaje del citricultor del Valle
de Apatzingán ............................................................. 69
Figura 5-1. Ejemplo de una red no estrella .................................... 78
Figura 5-2. Ejemplo de una red estrella ......................................... 80
Figura 5-3. Conjunto de actores que integran las cuatro
subredes...................................................................... 81
Figura 5-4. Tamaño y densidad de las tres subredes de
citricultores ................................................................. 86
Figura 5-5. Grado de influencia entre citricultores en los
flujos de intercambio de información
(% de las
relaciones intergrupales)
.................................................91
Figura 5-6. Participación en acciones patrocinadas por la
Fundación P
RODUCE
Michoacán ............................... 92
Figura 5-7. Fortaleza de los nexos entre actores al simular la
desaparición de conexiones........................................ 94
Figura 5-8. Alcance potencial por grupo considerando un
número óptimo de relaciones..................................... 96
Figura 5-9. Vínculos y efectos de conexión entre grupos de
productores................................................................. 98
Figura 5-10. Diagramas de dispersión y líneas de regresión
ajustada para la relación entre el índice de
adopción de innovaciones y la fuerza de los
vínculos relacionales ................................................. 101
Figura 6-1. Tipo de establecimientos donde se compran
frutas y verduras frescas
(% de consumidores)
............. 110
Figura 6-2. Redes de citricultores con actores centrales .............. 115
Figura 6-3. Red de citricultores asesorados por un técnico
del
COELIM
................................................................ 117
Figura 6-4. Reimaginando procesos para operar bajo el
enfoque de red ......................................................... 124
I
II
I
I
II
In
nn
n
n
nn
nt
tt
t
t
tt
tr
rr
r
r
rr
ro
oo
o
o
oo
od
dd
d
d
dd
du
uu
u
u
uu
uc
cc
c
c
cc
cc
cc
c
c
cc
ci
ii
i
i
ii
ió
óó
ó
ó
óó
ón
nn
n
n
nn
n
“La influencia de la vieja forma de pensar,
afecta lo que puede ocurrir”.
Gareth Morgan, Imagin-I-zation.
… “Toda la hierba y los esquilmos producidos en mi terreno,
además del estiércol de los animales, los composteo para prepa-
rar el sustrato sobre el cual siembro hortalizas. Mi terreno tiene
1,138 y siembro hasta 15 hortalizas diferentes, las cuales
riego por medio de una cintilla que conduce el agua bombeada
desde el río, ubicado a unos 50 metros de aquí. Le dedico dos
horas diarias de trabajo y cada tres meses obtengo ingresos por
13,500 pesos, de los cuales 9,000 son de utilidad neta. Según
mis cálculos gano 50 pesos por hora trabajada, los cuales
transformados en dólares dan la misma cantidad obtenida hace
dos años en mi empleo como jornalero en Estados Unidos. Mis
ganancias irán creciendo poco a poco, pues la gente de la ca-
becera municipal empieza a pedir cada vez más mis verduras,
por estar regadas con agua limpia y no con aguas negras. Lo
más increíble de todo esto es haberme dado cuenta que estoy
usando para nutrir mi huerto lo que antes quemaba o tiraba:
¡nada mas imagínese todos los nutrientes desperdiciados y la
contaminación provocada por mi ignorancia!”.
1
Este testimonio revela cómo el planteamiento del desarro-
llo desde la perspectiva del conocimiento —es decir, la
adopción de políticas públicas para aumentar tanto los cono-
cimientos de valor práctico como los conocimientos encami-
nados al desarrollo de tecnologías de frontera
2
puede me-
1
Palabras expresadas por un agricultor cooperante en un módulo de-
mostrativo de producción de cultivos organopónicos patrocinado por una
Fundación
PRODUCE
.
2
La tecnología de frontera o de punta es producto de la actividad inten-
siva de investigación y desarrollo de las empresas privadas y las institucio-
nes públicas, en ese orden de importancia.
2
jorar las condiciones de vida de diversas formas, además de
elevar los ingresos de la población y proteger el ambiente.
En efecto, cada vez más estudios concluyen que para los
países ubicados en la vanguardia de la economía mundial, el
balance entre conocimientos y recursos se ha desplazado hacia
los primeros, pasando a ser quizá el factor más determinante
del nivel de vida, superando al trabajo, a la tierra y al instru-
mental. Así, las economías más avanzadas desde el punto de
vista tecnológico están firmemente basadas en el conocimiento,
por lo que, hoy por hoy, el conocimiento es desarrollo
3
.
Según la
FAO
(2000), en los países desarrollados las inver-
siones en investigación y desarrollo de tecnologías agrícolas
representan alrededor del 2.5% del
PIB
agrícola, mientras en
América Latina y el Caribe el valor apenas alcanza el 0.5%.
En México, en el 2003 la inversión en el rubro señalado re-
presentó el 0.79% del
PIB
agrícola, y sólo el 2% de todos los
apoyos al sector (
INIFAP
, 2004).
Sin lugar a dudas los países desarrollados han impulsado y
fortalecido sus “Sistemas Nacionales y Sectoriales de Innova-
ción Tecnológica
4
, por considerarlos un factor de arrastre para
la economía en su conjunto. De acuerdo con Alston (2000),
una política en investigación y desarrollo de tecnología agrope-
cuaria es primordial para garantizar la seguridad alimentaría no
sólo de una nación en particular, sino de la humanidad en ge-
neral; la ciencia agrícola y las orientaciones de política hacía
ésta afectan la seguridad alimentaa en tres direcciones:
1. En el desarrollo de tecnología agrícola, productividad y
producción total de alimentos.
2. En la renta de los agricultores.
3. En la disponibilidad total de alimentos, sus precios y en
la pobreza.
3
Ver Banco Mundial, 1999.
4
La teoría de Sistemas de Innovación Tecnológica” es relativamente
nueva. Edquist (1997) marca el inicio de su difusión en 1987, teniendo su
origen en las teorías del aprendizaje interactivo y evolucionista.
M
UÑOZ
,
R
ENDÓN
,
A
GUILAR
,
G
ARCÍA Y
A
LTAMIRANO
3
Las nuevas condiciones del desarrollo económico y social
colocan a la generación, el acceso y adaptación de conoci-
mientos en una posición central para alcanzar el crecimiento
de la economía y el desarrollo humano; el rezago tecnológi-
co y en la calidad de los recursos humanos constituyen la
principal causa de la pérdida de competitividad
5
de los paí-
ses (
PNUD
, 2001). Los mercados de tierras, laborales y finan-
cieros en el medio rural están subordinados por las opciones
tecnológicas disponibles y, de acuerdo con Echeverri y Ribe-
ro (2002) y Morales (1997) no es exagerado afirmar cómo la
innovación tecnológica y su inequitativa distribución han
soportado y acentuado la desigualdad de oportunidades en-
tre los productores del medio rural.
Si se considera que los principales problemas de los
agricultores del país están relacionados con la baja renta-
bilidad de las actividades primarias, la pobreza y el dete-
rioro de los recursos naturales, se comprende la importan-
cia estratégica que reviste la toma de decisiones en torno
a tres medidas fundamentales relacionadas con la gestión
del conocimiento
6
:
1. Adquisición de conocimientos, incluyendo tanto a la bús-
queda y adaptación de conocimientos disponibles en
otros lugares del mundo, como a su generación a nivel
local mediante actividades de investigación, aprove-
chando el acervo autóctono.
2. Comunicación de conocimientos, utilizando los recur-
sos metodológicos y tecnológicos disponibles para di-
señar estrategias encaminadas a fomentar la innova-
5
La competitividad de un producto se refiere a su nivel de rentabilidad
privada, y a su capacidad de participar exitosamente en el mercado de
acuerdo a los precios existentes.
6
La gestión del conocimiento hace alusión al proceso de identificar,
agrupar, ordenar y compartir continuamente conocimiento de todo tipo
para satisfacer necesidades presentes y futuras, para identificar y explotar
recursos de conocimiento tanto existentes como adquiridos y para des-
arrollar nuevas oportunidades.
4
ción entre el mayor número de habitantes, privilegian-
do a los de menor desarrollo.
3. Adopción de conocimientos, lo cual requiere la crea-
ción de condiciones para favorecer la innovación. Por
ejemplo a través de mejores oportunidades de educa-
ción, el acceso al crédito, el desarrollo de infraestructu-
ra básica, entre otros.
Ahora bien, en el ámbito de la agricultura la rentabilidad so-
cial de los conocimientos (beneficios recibidos por todos los
usuarios de una innovacn) suele ser muy superior a la rentabi-
lidad privada (los frutos percibidos únicamente por quienes han
invertido en ellos), por lo cual las empresas privadas carecen de
incentivos suficientes para invertir en la generación y comunica-
ción de conocimientos. Esta situación justifica la intervencn de
los gobiernos para alentar la creacn de conocimientos útiles
para la agricultura, fomentando la creación de bienes públicos
7
.
La forma clásica de intervención en muchos países se ha
materializado en la creación de instituciones públicas de in-
vestigación y extensión. Así, en el caso de México, a princi-
pios de los años sesenta se creó el Instituto Nacional de In-
vestigaciones Agrícolas (
INIA
), transformándose a mediados
de la década de los ochenta en el Instituto Nacional de In-
vestigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (
INIFAP
). En
virtud de su funcionamiento bajo un modelo centralizado y
lineal, éste tipo de instituciones ha sido objeto de ltiples
críticas, cuestionado su eficacia y eficiencia en la generación,
pero sobre todo en la difusión de conocimientos.
La crítica fundamental gira en torno a su visión lineal del
proceso de transferencia de tecnología, en el cual de la in-
7
La diferencia entre bienes públicos y privados se centra en el análisis de
sus atributos de “rivalidad” (dos agricultores no pueden disfrutar de una
misma tecnología al mismo tiempo) y “exclusividad” (el empleo de una
tecnología por un agricultor impide su uso enteramente por otro, espe-
cialmente por quienes no han pagado por ella); una tecnología para ser
considerada bien público debe tener baja rivalidad y baja exclusividad.
M
UÑOZ
,
R
ENDÓN
,
A
GUILAR
,
G
ARCÍA Y
A
LTAMIRANO
5
vestigación básica se pasa a la investigación aplicada, des-
pués al desarrollo tecnológico, de éste a la producción y pos-
teriormente a la comercialización, con un papel definido y
limitado de cada uno de los diferentes actores: universidades
y centros de investigación, institutos de extensión, asesores y
consultores, empresas y organizaciones, entre otros.
A partir del 2001 nuestro país organizó sus esfuerzos en
materia de desarrollo rural en torno a la Ley de Desarrollo
Rural Sustentable”
8
(
LDRS
), la cual contempla la ejecución de
un “Programa Especial Concurrente” encaminado a diseñar e
implementar las políticas públicas orientadas a la generación
y diversificación de empleo y a garantizar a la población
campesina el bienestar y su participación e incorporación al
desarrollo nacional, dando prioridad a las zonas de alta y
muy alta marginación y a las poblaciones económica y so-
cialmente débiles (artículo 14,
LDRS
).
Para el caso de la transferencia de tecnología, en el artícu-
lo 36 de la
LDRS
se delega a la Secretaría de Agricultura, Ga-
nadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (
SAGARPA
)
la coordinación de las instituciones gubernamentales con
funciones en la investigación agropecuaria, socioeconómica
y la relacionada a los recursos naturales del país. En el artícu-
lo 34 se contempla la creación del Sistema Nacional de In-
vestigación y Transferencia Tecnológica para el Desarrollo Ru-
ral Sustentable” (
SNITT
) y en el 42 la del “Sistema Nacional de
Capacitación y Asistencia Técnica Integral” (
SINACATRI
), los
cuales deberán cumplir las siguientes funciones:
1. El
SNITT
tiene como objetivo “coordinar y concertar
las acciones de instituciones públicas y los organismos
sociales y privados que promuevan y realicen activida-
des de investigación científica, desarrollo tecnológico y
validación y transferencia de conocimientos en la rama
agropecuaria, tendientes a la identificación y atención
tanto de los grandes problemas nacionales en la mate-
8
Publicada el 7 de diciembre de 2001 en Diario Oficial de la Federación.
6
ria como de las necesidades inmediatas de los produc-
tores y demás agentes de la sociedad rural respecto de
sus actividades agropecuarias” (artículo 34,
LDRS
).
2. El
SINACATRI
tiene como propósito “ser una instancia
de articulación, aprovechamiento y vinculación de las
capacidades que en ésta materia poseen las depen-
dencias y entidades del sector público y los sectores
social y privado” (artículo 43,
LDRS
).
Aunque la
LDRS
cataloga a la investigación y formación de
recursos humanos como “...una inversión prioritaria para el
desarrollo rural sustentable, por lo cual se deberán establecer
las previsiones presupuestarias para el fortalecimiento de las
instituciones públicas responsables de la generación de dichos
activos... (artículo 34,
LDRS
), en la evaluación externa del
INIFAP
realizada por el
IICA
se identifica la necesidad de defi-
nir una política nacional para la innovación tecnológica,
considerando a todos los actores involucrados, incluyendo a
los usuarios de la tecnología (
IICA
, 2003).
La visión lineal de la transferencia de tecnología persiste
en la mente de los diseñadores y operadores de la “Política
Pública Agropecuaria Nacional”, separando los procesos de
generación y validación (delegándolos al
INIFAP
, Universi-
dades y otros Centros Educativos y de Investigación) del de
transferencia y difusión (haciéndolos responsabilidad, en
mayor medida, de otros actores, tales como los prestadores
de servicios profesionales y empresas privadas). En efecto, se
considera al
SINACATRI
como un puente entre las institucio-
nes de investigación y desarrollo tecnológico con el produc-
tor, lo cual no permite la articulación óptima de los actores
en un modelo ideal de “Sistema de Innovación Tecnológica
Agropecuaria”.
Las múltiples evidencias empíricas y los resultados de di-
versos estudios de sociología y economía de la innovación
indican como el aprendizaje tecnológico ocurre tanto en los
laboratorios formales de investigación y desarrollo como en
M
UÑOZ
,
R
ENDÓN
,
A
GUILAR
,
G
ARCÍA Y
A
LTAMIRANO
7
las unidades productivas —empresas agroindustriales, ran-
chos ganaderos o parcelas agrícolas, plantaciones forestales,
unidades piscícolas, entre otras—, siendo el resultado de
múltiples interrelaciones entre numerosos y diversos actores:
los campesinos, los empresarios rurales, los centros tecnoló-
gicos, las universidades, las entidades financieras, los pro-
veedores de insumos, los asesores y consultores, entre otros.
Según Rivera y Vargas (2004), el aprendizaje tecnológico
está influido de manera directa por cuatro variables:
1. El conocimiento migratorio, referido a la compra de
tecnología y el entrenamiento para su uso (la adquisi-
ción o uso de un tractor, por ejemplo).
2. La capacidad de absorción del usuario, influida tanto
por los conocimientos acumulados de las experiencias
pasadas que le permiten avanzar en el conocimiento
como por su esfuerzo por adquirir mayor tecnología o
aprendizaje.
3. La orientación del aprendizaje, con tres direcciones o
estadios:
a) La imitación por duplicación, en donde la capaci-
dad de adquisición y operación de la tecnología son
importantes.
b) El de imitación creativa, generando cambios en el
diseño del producto o el proceso de producción, o
modificaciones incrementales.
c) El de innovación, incluyendo el diseño e invención
de nuevos productos y procesos, o modificaciones
radicales.
4. Las crisis internas, provocadas por los directivos para
agilizar su desarrollo y aprendizaje, o atribuibles a mo-
dificaciones del entorno (alteración de las variables
macroeconómicas, cambios climáticos, entre otras).
Bajo éste contexto, la innovación tecnológica —definida
como la introducción de conocimientos recientes o combi-
naciones novedosas de conocimientos existentes para trans-
8
formarlos en productos y procesos con impacto económico
(Edquist y Björn, 1997)
9
se explica mejor mediante el uso
de modelos interactivos. Aquí adquieren gran importancia
las relaciones entre los actores y los mecanismos de inter-
cambio y retroalimentación tanto de información (conoci-
mientos codificados) como de habilidades y experiencias
(conocimientos tácitos).
De esta manera, el cambio de paradigma en donde se in-
troduce el concepto de redes al análisis del proceso de inno-
vación obliga a replantear las estrategias actuales de los ac-
tores centrales del sistema de innovación, enfatizando en la
necesidad de considerar la importancia de dedicar mayores
recursos y esfuerzos a facilitar los flujos de conocimientos y
de información y, en general, de catalizar las interacciones
de los diferentes actores.
9
Una invención o idea creativa se convierte en innovación hasta que se
utiliza para cubrir una necesidad concreta (Hogg, 2000; Dorf, 2001).
1
11
1
1
11
1.
..
.
.
..
.
A
AA
A
A
AA
An
nn
n
n
nn
nt
tt
t
t
tt
te
ee
e
e
ee
ec
cc
c
c
cc
ce
ee
e
e
ee
ed
dd
d
d
dd
de
ee
e
e
ee
en
nn
n
n
nn
nt
tt
t
t
tt
te
ee
e
e
ee
es
ss
s
s
ss
s
“Es imposible desarrollar nuevos estilos de
organización y gestión mientras continuemos
pensando de la manera antigua”.
Gareth Morgan. Imagin-I-zation.
En el ámbito internacional, los sistemas públicos de inves-
tigación agrícola han registrado profundas transformaciones
tanto en su estructura institucional como en el enfoque. La
globalización, la apertura de los mercados, los cambios en
los patrones tecnológicos y en el pensamiento sobre el papel
de los sectores público y privado han influido en los diseña-
dores de políticas de un gran número de países, girando las
innovaciones institucionales en torno a dos grandes ejes, a
saber:
1. En el primero se ha buscado fortalecer el funciona-
miento de las instituciones existentes, por ejemplo a
través de una mejor gestión. Esta estrategia no afecta
la organización o la estructura del sistema de investi-
gación, concentrándose en el mejoramiento de las
funciones a desempeñar por él.
2. Por el contrario, en el segundo se ha modificado la
estructura de las instituciones, por ejemplo a través
de la creación de nuevos institutos o nuevos modelos
de trabajo. Bajo esta visión, los responsables de la
toma de decisiones han considerado que los cambios
requeridos sobrepasan la capacidad interna de los
institutos de investigación, o no tienen la paciencia
para esperar los cambios necesarios.
Independientemente de la naturaleza de los cambios, to-
dos ellos forman parte de un nuevo paradigma institucional,
el cual esencialmente busca crear mecanismos de articula-
ción con el sector productivo y, sobre todo, imprimir un
nuevo concepto de eficiencia y pertinencia institucional.
2
xico no estuvo al margen de estas reestructuraciones, pues
luego de un prolífico debate se terminó optando por el segundo
eje de innovacn institucional. Así, se abandonó el modelo pre-
valeciente desde la “revolucn verde
10
”, caracterizado por su
operacn centralizada y orientado hacia la oferta de tecnología
generada, por la investigacn agcola realizada en estaciones
experimentales, aislada de las unidades de produccn y de los
problemas y perspectivas de la gran mayoría de los agricultores.
Ante el reconocimiento de esta realidad, se impuso la ne-
cesidad de adoptar un nuevo modelo institucional cuyo ob-
jetivo principal fuera “propiciar una mayor participación de los
productores en la definición de las prioridades de investigación
a desarrollar con base a la expresión de sus necesidades, de tal
manera que contribuya a resolver los principales problemas
técnicos y económicos que les aquejan”. Este nuevo modelo
orientado por la demanda se institucionalizó en 1996 con la
creación del Programa de Investigación y Transferencia de
Tecnología (
PITT
) en el marco de la Alianza para el Campo.
El
PITT
se instrumentó en cada estado a través de un Or-
ganismo Público No Gubernamental denominado Fundación
PRODUCE
(
FP
), integrado por productores representativos de
cada entidad bajo la figura de Asociación Civil. Las funciones
de las
FP
son básicamente cuatro:
1. Detectar las demandas tecnológicas, convocando a los
productores, centros de investigación y enseñanza y al
sector de servicios, con el propósito de elaborar la
agenda de investigación y transferencia de tecnología
de mediano y largo plazo.
2. Convocar a la comunidad científica a elaborar y pre-
sentar proyectos de generación y transferencia de tec-
nología acordes a la demanda de los productores.
10
El término “revolución verde” se acuñó en 1968 por el Dr. Gaud, Di-
rector de la “Agencia Internacional para el Desarrollo” y Edmundo Flores.
Marca su inicio con la liberación masiva de semillas de trigo de alto ren-
dimiento a finales de la década de los cincuenta.
M
UÑOZ
,
R
ENDÓN
,
A
GUILAR
,
G
ARCÍA Y
A
LTAMIRANO
3
3. Fomentar y patrocinar proyectos de carácter regional y
nacional, a fin de evitar duplicidades entre estados,
compartir costos y aprovechar los recursos humanos y
de infraestructura existentes.
4. Apoyar la difusión de los avances de investigación y la
tecnología generada localmente y/o en otras latitudes,
cuya adaptación, utilidad y rentabilidad haya sido vali-
dada bajo las condiciones locales.
Para cumplir estas cuatro funciones las
FP
tienen como misión
institucional guiar y fomentar la generación de innovaciones y su
adopción por los actores de las cadenas agroindustriales.
En síntesis, las dos reformas más importantes hechas al sis-
tema de investigación agrícola mexicano se refieren a la in-
clusión de los productores en la toma de decisiones concer-
nientes a los rubros de investigación y en la separación del
financiamiento de la ejecución, de tal manera que el presu-
puesto antes ejercido por los organismos públicos de investi-
gación ahora es canalizado directamente a las
FP
.
1.1. Planteamiento del problema
Durante los siete años de operación del
PITT
, se han reali-
zado varias evaluaciones externas que muestran hallazgos
útiles para formular juicios en torno a la viabilidad de un
modelo “orientado por la demanda”
(www.evalalianza.org.mx), destacando los siguientes:
1. Con un ejercicio tendiente a medir el grado de alinea-
ción de las
FP
con su misión institucional se encontró
que sólo 22% de ellas logró inducir innovaciones tec-
nológicas en más de una tercera parte de los producto-
res participantes en actividades de investigación, vali-
dación, capacitación, giras de intercambio, ferias y ex-
posiciones financiadas por las
FP
. Estos indicadores su-
gieren baja capacidad de las Fundaciones para pro-
mover el cambio técnico entre los productores.
4
2. Entre 1996 y el 2002 las contribuciones económicas de
los estados al presupuesto total ejercido por las 32
FP
pasó de representar el 40% a sólo 25% en un periodo
en el cual el presupuesto global ejercido en términos
reales creció 71%. Esto sugiere la existencia de una se-
rie de incentivos adversos a las participaciones de los
estados (como podría ser la percepción de bajo impac-
to en el ámbito local) dando lugar a que, paulatina-
mente, las
FP
dependan en mayor medida de las con-
tribuciones federales, poniendo en riesgo su existencia,
máxime si se considera el creciente protagonismo de
las entidades estatales en la definición del ejercicio del
gasto público.
3. La creciente vulnerabilidad presupuestal de las
FP
tam-
bién se refleja en la baja participación económica de
los productores. En efecto, no obstante que en los
anexos técnicos firmados entre los gobiernos federal y
estatales se conviene la aportación de los agricultores
en el equivalente al 30% de los recursos totales a ejer-
cer por las
FP
, en realidad sólo aportaron 7% para el
año 2000; dos Fundaciones (las de Sinaloa y Sonora)
explican el 100% de tales contribuciones.
4. La eficacia de un modelo de ciencia y tecnología orien-
tado por la demanda está fuertemente condicionado
por la existencia de organizaciones de productores al-
tamente profesionalizadas, capaces de detectar y prio-
rizar las necesidades tecnológicas de sus agremiados y
canalizarlas hacia las instituciones de investigación y
transferencia para su ejecución. Sólo tres Fundaciones
cuentan con organismos consultivos fuertemente vin-
culados con los productores, el resto carece de instan-
cias de interacción con los potenciales usuarios de la
tecnología, razón por la cual las Fundaciones terminan
financiando proyectos de escasa relevancia o cuyos re-
sultados no encuentran canales de difusión.
M
UÑOZ
,
R
ENDÓN
,
A
GUILAR
,
G
ARCÍA Y
A
LTAMIRANO
5
5. Las diez cadenas que se han destacado por su dina-
mismo exportador durante la vigencia del
TLCAN
con
Estados Unidos y Canadá no figuran entre las diez ca-
denas prioritarias en las cuales han incidido los proyec-
tos de investigación y transferencia de tecnología fi-
nanciados por las
FP
durante el periodo 2000–2002. Es-
te hecho plantea una baja capacidad de las
FP
para in-
tervenir en las cadenas de valor más dinámicas en la
innovación tecnológica, pero también deja ver cómo
los agentes involucrados en estas cadenas han desarro-
llado su propia red de innovación al no encontrar en
las
FP
respuestas a sus demandas tecnológicas.
6. Los “Programas Estratégicos de Necesidades de Investi-
gación y Transferencia de Tecnología” formulados en el
ejercicio 2002 revelaron una evidente falta de corres-
pondencia entre la demanda de los actores de las cade-
nas y las capacidades de la red de instituciones públicas
de investigación ejecutoras de la mayor proporción de
proyectos financiados por las
FP
. Así, sólo en seis de 15
temas específicos se detectó correspondencia entre lo
demandado por los actores de las cadenas agrícolas y
pecuarias y lo tradicionalmente ofertado por las institu-
ciones de investigación; los temas menos ofertados se re-
lacionan con la comercialización, transformación, admi-
nistración, legislación y economía de la producción.
7. Diversas investigaciones desarrolladas en México y en
el mundo revelan como la principal fuente de conoci-
mientos que los agricultores tienen para realizar inno-
vaciones se deriva de sus habilidades para aprender
sistemáticamente de la investigación y experimentación
interna, así como de la observación e interacción con
otros productores, proveedores, procesadores, aseso-
res privados y, en menor medida, con los centros for-
males de investigación. Así, a diferencia de otros secto-
res (como el farmacéutico, el biotecnológico, el elec-
trónico, entre otros) el agrícola no es tan intensivo en
6
conocimientos científicos, razón por la cual los institu-
tos públicos de investigación deben ser concebidos
como un actor más de una compleja red de actores
igualmente importantes en el proceso de innovación.
8. En el modelo prevaleciente hasta mediados de los no-
venta, las interacciones entre las instituciones de inves-
tigación y de extensión fueron jerárquicas, con flujos
de información unidireccionales de los investigadores a
los extensionistas y de éstos a los productores. Con la
desaparición de la Dirección General de Extensión
Agrícola dicho modelo se colapsó y las instituciones de
investigación quedaron prácticamente aisladas del
contexto y circunstancias del productor. Con la crea-
ción del
PITT
y el resurgimiento de los programas de
extensión en el año de 1995, dicho aislamiento se pro-
fundiza y ahora se tiene un sistema de investigación ca-
rente de mecanismos de difusión de innovaciones y
por tanto de interacción con los usuarios.
En suma, este conjunto de hallazgos revelan cómo las
FP
enfrentan un serio problema de posicionamiento, derivado
de la visión lineal que ha dominado su operación desde sus
orígenes en 1995. En efecto, en los ejercicios 2001-2002 más
del 85% de los proyectos de investigación y transferencia
fueron ejecutados sólo por el
INIFAP
y el conjunto de las Ins-
tituciones de Enseñanza e Investigación Superior, asumiendo
con ello que este tipo de instituciones son el origen principal
de las innovaciones, restando atención a la red de interac-
ciones entre los múltiples actores participantes en el proceso
de aprendizaje colectivo.
Así, al carecer de mecanismos de difusión de innovacio-
nes e interacción con los potenciales usuarios, la capacidad
de las
FP
para inducir el cambio tecnológico ha sido limitada.
Esta situación se ha comenzado a percibir por las fuentes
locales de financiamiento, reaccionado en forma negativa al
reducir sus contribuciones presupuestales.
M
UÑOZ
,
R
ENDÓN
,
A
GUILAR
,
G
ARCÍA Y
A
LTAMIRANO
7
La visión lineal del proceso de innovación dominante en
México contrasta con el enfoque interactivo conceptualizado
en torno al “Sistema de Innovación”, el cual se clasifica de
manera espacial o sectorial, acorde al objetivo del análisis:
pueden ser nacionales, regionales o locales y al mismo tiem-
po pueden catalogarse como sectoriales (agrícolas, por
ejemplo) en alguna de estas demarcaciones geográficas.
Freeman define al “Sistema Nacional de Innovación” como
el encadenamiento de instituciones tanto del sector blico
como del sector privado cuyas interacciones y actividades
crean, importan, modifican y difunden nuevas tecnologías; para
Lundvall, el concepto es más amplio, haciendo alusión a todas
las partes y aspectos de la estructura económica e institucional
favorables al aprendizaje tecnológico (Edquist, 1997).
Por su parte, un “Sistema de Innovación Agrícola” (
SIA
) se
compone del conjunto de actores que dan soporte a la inno-
vación tecnológica, integrado por empresas, organizaciones
e instituciones protagonistas en el proceso de innovación.
Por desorganizado y asistemático que parezca, el sistema de
conocimiento agrícola, ya sea local, nacional o internacional,
tiene cinco componentes esenciales (Buting 1986):
1. La existencia de una base de conocimiento. Quizás la
parte más importante de esta base sea el conocimiento
disponible en la mente y memoria de los hombres y
mujeres (conocimiento tácito), así como los libros, re-
portes de investigación, mapas, archivos, entre otros
(conocimiento codificado).
2. Los medios para incrementar el conocimiento por la
experiencia, estudio y por la investigación experimen-
tal, la cual intenta obtener nueva información. El com-
ponente incluye la investigación en sistemas agrícolas,
buscando opciones para incrementar la productividad.
3. Los medios para probar y desarrollar conocimiento. Aquí
se aplican las tecnologías desarrolladas en estaciones ex-
perimentales a las condiciones de la producción local.
8
4. La aplicación práctica de nuevos y probados métodos y
procesos para incrementar la producción, disminuir cos-
tos de producción y ajustar el sistema de producción.
5. La difusión, con lo cual el conocimiento pasa a la ma-
yor cantidad de agricultores posibles con la finalidad
de ayudarlos a trabajar de manera más efectiva. Esta
parte incluye la educación y entrenamiento.
A éstos cinco, se puede agregar el siguiente:
6. El marco institucional con el cual se orienta y regula la
dirección y velocidad de la innovación; se consideran
a las instituciones como “las reglas del juego” que rigen
al sistema de conocimiento agrícola.
Bajo este contexto, se puede afirmar que la capacidad de
innovación de un país, una región y una empresa en particular
está estrechamente relacionada con su habilidad para gestionar
el conocimiento; capacidad que a su vez está vinculada direc-
tamente con las competencias para actuar en red con otros
países, regiones, empresas, proveedores, consultores, centros
de enseñanza e investigación, entre otros actores.
Así, una región cualquiera es económicamente más prós-
pera si sus agentes se integran en red con fines de innova-
ción. Dichas redes no son consideradas arreglos robustos,
sólidos y jerárquicos, sino...”sistemas de interrelación relativa-
mente sueltos, informales, implícitos, de fácil descomposición y
recombinación”, los cuales, en caso de resultar eficientes,
pueden perdurar en el tiempo. Las redes son exitosas si pri-
van las relaciones de confianza no jerárquicas entre sus inte-
grantes y si existen reglas mutuamente aceptadas.
Un factor determinante para explicar el surgimiento y multi-
plicación de las redes es la existencia de actores con la firme
creencia de que el funcionamiento en red favorece sus objeti-
vos, por lo cual promueven estos arreglos en forma activa. Por
ello, una función estratégica de los gobiernos y de organismos
como las
FP
debiera ser la de fungir como “catalizadores de
redes de innovación”, transitando de la función de “financiado-
M
UÑOZ
,
R
ENDÓN
,
A
GUILAR
,
G
ARCÍA Y
A
LTAMIRANO
9
res de proyectos de investigación y transferencia” a la de pro-
moción de un proceso de aprendizaje colectivo.
En virtud de lo anterior, y reconociendo a la innovación
como el resultado de un proceso interactivo de aprendizaje
el cual trasciende a la visión lineal dominante, se plantea
desarrollar una serie de estudios de caso orientados a cum-
plir los siguientes objetivos:
1.2. Objetivos
1. Describir los atributos centrales de los principales acto-
res del sistema de innovación agrícola (
SIA
).
2. Identificar las interacciones entre los principales acto-
res del
SIA
, así como los mecanismos y factores que in-
centivan o restringen la interacción.
3. Especificar el tipo de interacciones entre agricultores, y
de éstos con los principales actores del
SIA
, así como los
impactos de las relaciones en el proceso de innovación.
4. A la luz de las expectativas de los integrantes del sector
privado del
SIA
, clasificar las prioridades con base en
las cuales se deben diseñar las estrategias de interven-
ción por parte de los actores del sector público.
5. Proponer cambios en el funcionamiento de los com-
ponentes del sector público para incrementar la efecti-
vidad del
SIA
.
De manera más especifica, los estudios pretenden res-
ponder a las siguientes interrogantes:
1. ¿Cómo interactúan entre si los diferentes actores, y qué
tipo de mecanismos de interacción existen? (dimensión
relacional).
2. ¿Cuáles son las organizaciones clave en el
SIA
? ¿Cuáles
son sus principales actividades en lo general, y como
intervienen en la innovación? ¿Cómo es su gobernan-
cia y arreglo organizativo? ¿Cómo se financian y admi-
nistran? (dimensión organizacional).
10
3. ¿Cómo se integran los usuarios finales (productores) en
el
SIA
? ¿Cuál es el impacto de las interacciones esta-
blecidas entre los usuarios finales con los principales
actores del
SIA
y entre ellos mismos? (dimensión de los
usuarios).
4. ¿En qué tipo de actividades de innovación se concen-
tra cada uno de los actores del
SIA
? (dimensión tecno-
lógica).
5. ¿Qué implicaciones tienen en las actividades económi-
cas y demográficas los tipos de innovaciones necesarias
y esperadas? (dimensión socioeconómica).
6. ¿Cuáles son los cambios en los sistemas políticos y el
marco legal, y qué implicaciones tienen para las activi-
dades de innovación? (dimensión regulatoria y política).
El presente estudio de caso realizado en el cultivo de limón
mexicano en la región del Valle de Apatzingán, Michoacán,
constituye el primero de una serie que están en proceso de
ejecución.
2
22
2
2
22
2.
..
.
.
..
.
M
MM
M
M
MM
Me
ee
e
e
ee
et
tt
t
t
tt
to
oo
o
o
oo
od
dd
d
d
dd
do
oo
o
o
oo
ol
ll
l
l
ll
lo
oo
o
o
oo
og
gg
g
g
gg
gí
íí
í
í
íí
ía
aa
a
a
aa
a
“...lo esencial es invisible a los ojos.”
Antoine de Saint Exupéry. El Principito.
2.1. El estudio de la innovación bajo un enfoque de
redes
Las innovaciones son creaciones nuevas con impacto eco-
nómico, y pueden ser de varios tipos: tecnológica, organiza-
cional, institucional, comercial, entre otras. La innovación
tecnológica hace alusión a la introducción ya sea de cono-
cimientos recientes o combinaciones nuevas de conocimien-
tos existentes para transformarlos en productos y procesos;
es el resultado de procesos de aprendizaje interactivo los
cuales rebasan tanto los espacios de los departamentos de
investigación y desarrollo de las empresas como de los insti-
tutos gubernamentales dedicados a éstos tópicos, jugando un
papel importante las actividades económicas cotidianas, tales
como la producción, el abasto y la comercialización (Edquist
y Björn, 1997), entre otras.
A pesar de no existir consenso en el concepto de innova-
ción, dos aspectos son comúnmente mencionados en las
distintas definiciones: novedad y aplicación. De ésta manera,
una invención o idea creativa se convierte en innovación
hasta que se utiliza para cubrir una necesidad concreta
(Gómez y Sánchez 1992; Hogg, 2000; Dorf, 2001). Cuando
un invento se usa para producir un determinado bien ya
existente, nos referimos a una invención de proceso, y cuan-
do el invento cambia la forma de los bienes existentes (o
genera bienes completamente nuevos), lo denominamos una
invención de producto (Jones, 1983).
El proceso de la innovación tecnológica es ilustrado en la
Figura 2-1: una nueva necesidad es identificada en un mercado
o sector productivo, y rescatada como un problema a ser re-
suelto con la ayuda de la tecnología y el conocimiento científico
12
existente, los cuales son utilizados en el proceso de investiga-
ción y desarrollo para crear una nueva innovación tecnológica.
Necesidad
o
deseo
Problema a
resolver
Proceso de
investigación y
desarrollo
Tecnología
existente
Conocimiento
científico
Innovación de
nueva
tecnología
Fuente:
Basado en
Dorf (2001).
Figura 2-1. El proceso de innovación tecnológica
La existencia de grupos interesados en las propuestas de in-
novación hechas por los innovadores es una condición necesa-
ria para el éxito del proceso; la nueva tecnología debe estar
acorde con las necesidades de la gente, o sector productivo, a
la cual está dirigida. Bajo éste marco, Phillips y Khachatourians
(2001) analizan un modelo sistémico de la innovación, en don-
de el mercado potencial para la invencn es el punto de parti-
da, teniendo como pilares la investigación y el conocimiento
disponible (por las empresas u otras instituciones), cuyo fin úl-
timo es satisfacer una necesidad de mercado.
La literatura especializada reconoce cómo los agricultores es-
n experimentando en sus parcelas con cultivos, dando origen a
un proceso continuo de innovacn tecnológica (Hogg). Ade-
s, muchos productos y procesos derivados de la innovación
no se intercambian en el mercado (Hayami y Ruttan, 1989).
M
UÑOZ
,
R
ENDÓN
,
A
GUILAR
,
G
ARCÍA Y
A
LTAMIRANO
13
En coincidencia con Engel y Salomon (1999), la clave pa-
ra la innovación, incluyendo la difusión y empleo de las in-
novaciones originadas por otros, radica en la calidad de la
interacción entre los agricultores, empresas, donantes, inves-
tigadores y gobiernos
11
. Con base en la afirmación anterior,
la innovación no puede considerarse como una competencia
individual, ni tampoco como la suma de una serie de compe-
tencias individuales; en lugar de eso, ésta debe verse como
una competencia social, algo que comparten todos esos in-
dividuos, instituciones y organizaciones interesadas en el
desarrollo rural.
Bajo este contexto, desarrollar estudios para analizar la
dinámica de innovación mediante el método de redes impli-
ca algunas diferencias y complicaciones metodológicas res-
pecto a las técnicas convencionales de colecta, captura, pro-
cesamiento, análisis y presentación de resultados.
2.2. Universo de Estudio
Como en un análisis de redes el interés se centra en eva-
luar el grado de conexión existente entre los actores, parece-
ría que la única manera de comprender a cabalidad toda la
complejidad de las relaciones sería estudiando la red comple-
ta. Sin embargo, tanto el tiempo como los recursos económi-
cos dedicados a estas investigaciones normalmente son limi-
tados; por ejemplo, en el presente estudio se tendrían que
analizar los vínculos de aproximadamente cuatro mil citricul-
tores, lo cual por razones de costo y tiempo resulta imposible.
También se puede recurrir a los métodos de la estadística
tradicional a fin de seleccionar una muestra representativa y
a partir de ella obtener información para luego ser extrapo-
lada a la estructura de la red completa. Aunque menos cos-
toso y más práctico, este método presenta la desventaja de
11
Ningún grupo (agricultores, investigadores o técnicos) es el único res-
ponsable de la innovación en la agricultura. Las actividades interdepen-
dientes estimulan (o frustran) los procesos de innovación.
14
dejar de lado a actores aislados que pueden ser importantes
en la configuración de la red.
Sobre la base de estas consideraciones, en este estudio se
diseñó una metodología para seleccionar a los actores a es-
tudiar (principalmente a los citricultores) a partir de una
combinación de cuatro métodos, tratando de aprovechar las
ventajas de cada uno de ellos.
2.2.1.
2.2.1.2.2.1.
2.2.1. Métodos empleados para seleccionar a los actores
Métodos empleados para seleccionar a los actoresMétodos empleados para seleccionar a los actores
Métodos empleados para seleccionar a los actores
Para identificar a todos los actores involucrados en la red
de innovación en limón, se desarrolló un taller exploratorio
con los productores líderes, asesores técnicos y funcionarios
de la Fundación
PRODUCE
,
COELIM
y
SAGARPA
a fin de di-
señar un listado de actores, los cuales se integraron en once
grandes grupos:
1. Instituciones de política pública.
2. Instituciones de crédito.
3. Instituciones y centros de enseñanza e investigación.
4. Organismos gremiales, como el Consejo Estatal de Li-
món (
COELIM
).
5. Organizaciones económicas de citricultores.
6. Despachos y asesores técnicos individuales.
7. Empacadores de limón.
8. Procesadores de limón.
9. Comercializadores intermediarios de limón.
10. Citricultores líderes.
Con base en los resultados del taller, el segundo todo
consistió en seleccionar actores o nodos focales —llamados
egos en el lenguaje de redes— cuya característica principal
es su desempeño sobresaliente en términos de adopción de
innovaciones. A nivel regional y nacional, a estos actores se
les conoce con el nombre de productores líderes.
El tercer método consistió en elegir al azar una muestra
estadísticamente representativa de la población total de citri-
cultores del Valle, tomando como marco muestral el censo
M
UÑOZ
,
R
ENDÓN
,
A
GUILAR
,
G
ARCÍA Y
A
LTAMIRANO
15
estatal de limón mexicano 2002
12
, el cual consigna la existen-
cia de 4,762 predios de limón
13
distribuidos en 16 munici-
pios. Como el 67% de dichos predios se localiza en lo en
Buenavista, Apatzingán y Tepalcatepec, se decidió acotar el
estudio en estos tres municipios.
El cuarto método fue el denominado “bola de nieve el cual
consiste en escoger a un conjunto de actores focales a quienes se
les pide nombrar sus lazos relacionales con fines de intercambio
de informacn técnica, comercial o simplemente de amistad.
Una de las virtudes de este proceso de selección es la
oportunidad de identificar el grado de conexión existente
entre los actores considerados como los más innovadores de
la región y que, al complementarlo con el muestreo paralelo
a partir del censo citrícola, hizo posible llegar a un grupo de
actores que socialmente no son considerados como produc-
tores líderes, pero por el hecho de ser mencionados reitera-
damente por sus similares como fuentes de información o
amistad, significa que por mismos tienen una elevada pro-
pensión a comunicarse y compartir sus conocimientos.
2.2.2.
2.2.2.2.2.2.
2.2.2. Tipo de citricultores analizados
Tipo de citricultores analizadosTipo de citricultores analizados
Tipo de citricultores analizados
La aplicación combinada de los cuatro métodos permitió
definir tres tipos de citricultores:
1. El primer grupo se integró con 21 citricultores catalo-
gados como “productores líderes” por parte de institu-
ciones como la Fundación
PRODUCE
,
FIRA
,
INIFAP
y
los mimos productores de la región.
12
La fórmula empleada para el cálculo de la muestra fue la siguiente:
n
N
e
N
A
B
=
+
(
)
*
1
1
, donde:
n = tamaño de la muestra; N = tamaño de la población total (4,762 pre-
dios); e = error de precisión; A = variación (0.25); B = riesgo (1.64).
13
Cada predio no necesariamente corresponde a un productor de li-
món, porque los productores suelen tener más de un predio.
16
2. El segundo grupo quedó conformado por una muestra
estadística de 66 citricultores, distribuida proporcional-
mente entre cada uno de los tres municipios estudiados.
3. El tercer grupo quedó integrado por 44 citricultores,
siendo los productores mencionados al entrevistar tanto a
los productores del primer grupo como a los del segun-
do, denominándolos “grupo de productores referidos”.
El grupo uno y dos conforman la “ola cero”. A partir de
los 87 citricultores de ambos grupos se echó a rodar la “bola
de nieve”, lo cual permitió integrar una “primera y segunda
ola” de actores a medida que los productores líderes y los de
la muestra fueron mencionando sus lazos relacionales con
otros citricultores. Finalmente, se decidió detener la bola de
nieve cuando se empezó a percibir una saturación al regis-
trarse la cita reiterada de nombres, además del agotamiento
del tiempo y los recursos disponibles.
Finalmente, el número total de citricultores entrevistados
quedó distribuido tal como se especifica en el Cuadro 2-1.
Cuadro 2-1. Grupos y número de encuestas aplicadas
Grupo
Número de encuestas
( % )
Productores líderes 14 11.3
Muestreo 66 53.2
Grupo de referencia 44 35.5
Total cubierto 124 100
2.3. Diseño del instrumento para la colecta de datos
Se diseñó un instrumento capaz de captar tres tipos de in-
formación: (i) Información sobre los atributos de los citricul-
tores; (ii) Información concerniente a la dinámica de la inno-
vación; y (iii) Información de los vínculos del citricultor con
distintos actores de la red. Considerando que el estudio se
centró en analizar los vínculos entre los propios citricultores
y con el resto de los actores de la red (instituciones de crédi-
to, empacadores, asesores, comercializadores, entre otros),
sólo se diseñó un cuestionario para ser aplicado a nivel de
M
UÑOZ
,
R
ENDÓN
,
A
GUILAR
,
G
ARCÍA Y
A
LTAMIRANO
17
los productores, quedando integrado por los tres apartados
descritos a continuación.
2.3.1.
2.3.1.2.3.1.
2.3.1. Atributos de los citricultores
Atributos de los citricultoresAtributos de los citricultores
Atributos de los citricultores
Se consignan los siguientes datos: edad, sexo, escolari-
dad, superficie con cítricos, tamaño de la unidad de pro-
ducción, edad de la plantación, fuente de ingresos, pose-
sión de maquinaria y equipo, acceso a crédito, canales de
comercialización, percepción sobre la rentabilidad del
limón y participación en actividades promovidas por la
Fundación
PRODUCE
Michoacán.
2.3.2.
2.3.2.2.3.2.
2.3.2. Di
DiDi
Dinámica de la innovación tecnológica
námica de la innovación tecnológicanámica de la innovación tecnológica
námica de la innovación tecnológica
El segundo apartado se refiere al conjunto de innova-
ciones mínimas que (a decir de los productores líderes,
asesores cnicos, Fundación
PRODUCE
e
INIFAP
, entre
otros) permiten la producción de limón en condiciones
competitivas. Se elaboró una tabla, la cual contiene en las
filas veintidós innovaciones (con sus variantes) y en las
columnas una serie de datos relacionados con el año de
adopción, superficie en la que se adop y fuente de in-
formación, tal y como se especifica a continuación.
Adopción
Fuente de información
Innovación No
Año en
que se
adoptó
Sup. en
que se
adoptó
Otro
productor
Asesor
técnico
Instituc.
de invest.
Casa
comercial
Empa-
cadora
1. Análisis
de suelo
2.3.3.
2.3.3.2.3.3.
2.3.3. Estruct
EstructEstruct
Estructura de la Red
ura de la Redura de la Red
ura de la Red
El tercer apartado contiene una tabla cuyas filas contie-
nen a los once grupos de actores identificados en el taller
exploratorio, incluidos los productores líderes y a otros pro-
ductores y las columnas contienen el tipo de vínculos que el
18
citricultor entrevistado afirma tener con todos los actores de
la red, además de la intensidad de tales relaciones.
Tipo de vínculos
Sociales Comerciales Técnicos De gestión
Actor
Fuerte
Débil
Nulo
Fuerte
Débil
Nulo
Fuerte
Débil
Nulo
Fuerte
Débil
Nulo
A. Instituciones de
política pública
– SAGARPA
– SEDAGRO
– Fund. PRODUCE
B. Productores líderes
– Antonio Hernández
– Roberto Rendón
– Jorge Aguilar
– Manrrubio Muñoz
2.4. Captura de la información
Las 124 encuestas a productores, así como las relaciones refe-
ridas por los entrevistados con 86 empresas, organizaciones e insti-
tuciones se capturaron en Excel, generando un archivo con tres
hojas de cálculo vinculadas entre con la siguiente informacn:
1. En la primera hoja se capturaron los atributos de los
productores, incluyendo aspectos socioeconómicos.
2. En la segunda los aspectos relacionados con la dinámi-
ca tecnológica.
3. La tercera se uso para consignar los datos de los nexos entre
actores; como resultado de la captura de la tercera hoja, se
generó una matriz de 207 filas e igual número de columnas.
El proceso de captura demandó un proceso ordenado y
preciso, complicándose por la necesidad de mantener las
tres hojas vinculadas. Los nombres de productores, empresas
e instituciones se reemplazaron por códigos alfanuméricos
para preservar la identidad de los informantes, respetando
así el principio de confidencialidad que debe enmarcar toda
investigación social.
M
UÑOZ
,
R
ENDÓN
,
A
GUILAR
,
G
ARCÍA Y
A
LTAMIRANO
19
2.5. Análisis de la información
La exploración inicial de la información se dividen tres
secciones, acorde a los datos contenidos en cada hoja de calcu-
lo. Finalmente se formaron dos vertientes: la dinámica de inno-
vación tecnológica y el análisis de redes, intercambiando in-
formación entre ambos enfoques para enriquecer el análisis.
Auxiliados con el programa informático estadístico
SAS
se
generaron análisis de sobrevivencia (
LIFETEST
) para obtener
curvas de adopción tecnológica También se corrieron análi-
sis de varianza y de regresión lineal; con los primeros se pro-
dujeron pruebas de significancia para detectar diferencias
entre grupos de productores y municipios, buscando factores
relevantes para explicar su comportamiento.
Los efectos de grupo de productores y municipio sobre las
variables relacionadas con las características del productor,
la orientación productiva de la unidad de producción y los
índices de adopción tecnológica, se evaluaron a través de
análisis de varianza ajustando el siguiente modelo lineal con
el procedimiento
GLM
de
SAS
:
Y
ijk
=
µ
+ G
i
+ M
j
+ e
ijk
donde:
Y
ijk
= Valor de la variable de respuesta siendo modelada pa-
ra el k–ésimo individuo, correspondiente al i-ésimo
grupo del j–ésimo municipio.
µ
= Media general.
G
i
= Efecto fijo del i–ésimo grupo de productores (i = grupo
de referencia, grupo de muestreo y grupo segunda ola).
M
j
= Efecto fijo del j–ésimo municipio (j = Apatzingán, Bue-
navista, Tepalcatepec).
e
ijk
= Error aleatorio NID(0,
σ
e2
).
El programa informático estadístico
SPSS
fue útil para apli-
car estadística descriptiva a las variables, y
UCINET
para
hacer el análisis con el enfoque de redes. A continuación se
da cuenta de ello.
20
2.5.1.
2.5.1.2.5.1.
2.5.1. Análisis de la dinámica de innovación tecnológica
Análisis de la dinámica de innovación tecnológicaAnálisis de la dinámica de innovación tecnológica
Análisis de la dinámica de innovación tecnológica
La relación de innovaciones quedó integrada por siete
grandes categorías, las cuales a su vez se subdivideron en
treinta variables distintas, cuya definición se presenta en el
apartado cuatro de éste trabajo. Fueron codificadas en una
escala binaria (aplica o no aplica la innovación), a partir de
cuyos valores se definieron los siguientes indicadores:
Índice de Adopción de Innovación por Categoría, calcu-
lada (
IAIC
) con la siguiente expresión:
n
X
IAIC
n
i
i
k
=
=
1
Donde:
IAIC
k
= Índice de adopción de innovación para la categoría k.
X
i
= Valor del indicador i, en la categoría k.
N = Número total de indicadores en la categoría k.
Mediante la suma de los
IAIC
se construyó el Índice de
Adopción de Innovaciones (
INAI
),
calculado mediante la
siguiente expresión:
k
IAC
INAI
k
j
k
=
=
1
Donde:
INAI = Índice de adopción de innovaciones.
IAIC
k
= Índice de desempeño de la categoría k.
K = Número total de categorías.
2.5.2.
2.5.2.2.5.2.
2.5.2. Análisis bajo el enfoque de red
Análisis bajo el enfoque de redAnálisis bajo el enfoque de red
Análisis bajo el enfoque de red
Los archivos electrónicos de red obtenidos de Excel se
trasladaron al programa
UCINET
(Borgatti, Everett y Free-
man, 2002) mediante el procedimiento simple de importa-
ción de archivos. Con el uso de Ucinet se calcularon los indi-
M
UÑOZ
,
R
ENDÓN
,
A
GUILAR
,
G
ARCÍA Y
A
LTAMIRANO
21
cadores de centralidad, densidad y centralización de la red.
Las rutinas empleadas fueron:
Para centralidad y centralización: Network / Centrality /
Degree. Para la densidad: Tools / Statistics / Univariate.
Los indicadores de redes derivados del procesamiento
descrito anteriormente se exportaron a Excel, agregándose
en columnas a la información socioeconómica y tecnológica.
Este nuevo archivo integró a los indicadores de red con los
socioeconómicos y del Índice de Adopción de Innovaciones
y se procesó en el programa informático
SAS
.
Se obtuvieron indicadores para 124 actores, todos ellos
productores de limón. En el caso de las instituciones y em-
presas, se supuso el principio de reciprocidad por lo cual se
obvió su entrevista.
Para elaborar los sociogramas o gráficos de red se empleó
el software
NETDRAW
. Con el uso de esta herramienta se di-
bujaron las redes por grupo de productores (líderes, muestreo
y referidos) agregándose atributos para destacar aspectos re-
levantes tanto de los individuos como de las redes.
2.5.3.
2.5.3.2.5.3.
2.5.3. Análisis combinado
Análisis combinadoAnálisis combinado
Análisis combinado
Los datos generados de los estudios de la dinámica de la
innovación y de la estructura de las redes se analizaron de
manera conjunta por medio de diagramas de dispersión y
líneas de regresión ajustadas para determinar la relación
entre el índice de adopción de innovaciones y la fuerza de
los vínculos relacionales utilizando el procedimiento
GLM
del
programa informático
SAS
. Los resultados se muestran en el
apartado cinco.
22
3
33
3
3
33
3.
..
.
.
..
.
A
AA
A
A
AA
An
nn
n
n
nn
ná
áá
á
á
áá
ál
ll
l
l
ll
li
ii
i
i
ii
is
ss
s
s
ss
si
ii
i
i
ii
is
ss
s
s
ss
s
d
dd
d
d
dd
de
ee
e
e
ee
el
ll
l
l
ll
l
e
ee
e
e
ee
en
nn
n
n
nn
nt
tt
t
t
tt
to
oo
o
o
oo
or
rr
r
r
rr
rn
nn
n
n
nn
no
oo
o
o
oo
o
3.1. El limón en el contexto mundial
Lostricos son especies conbito de crecimiento perenne.
Por la superficie cultivada las más comunes son Citrus aurantifo-
lia (lima), Citrus aurantium (naranja agria), Citrus grandis (po-
melo), Citrus limon (limón), Citrus medica (citron), Citrus paradi-
si (toronja), Citrus reticulata (mandarina o tangerina) y Citrus
sinensis (naranja dulce). Entre 1993 y 2003, la producción
mundial de cítricos fue de 99 millones de toneladas, mismas
que se obtuvieron de un total de siete millones de hectáreas.
La naranja ocupó 51% de la superficie sembrada y aportó
63% de la producción, seguida por las mandarinas y tangeri-
nas con 22% y 17%, respectivamente. Por su parte, las limas y
limones ocuparon 13% de la superficie sembrada y 10% del
volumen producido.
El limón mexicano (Citrus aurantifolia Swingle), el cual en
realidad es una “lima”, se le conoce con distintos nombres:
limón ácido, limón criollo, limón corriente, limón agrio y
limón con semilla. Es originario de la región indio--malaya y
es conocido en Europa desde antes de las cruzadas; fue in-
ducido en norte de África y en el cercano o