ArticlePDF Available

Abstract

El objetivo de este artículo1 es hacer una reflexión en retrospectiva de los resultados generales alcanzados por el programa Al-Invest en sus tres primeras etapas. Dichos resultados dejan ver los beneficios que las actividades derivadas del programa han traído a las PYME de diversas regiones, tales como América Latina, Asia y misma Europa. La reflexión es complementada con un caso de estudio en el que se analiza una empresa mexicana que al internacionalizarse bajo el marco de Al-Invest se ha vinculado con empresas asiáticas. Como resultado de dicha vinculación se han creado nuevas fuentes de empleo en países como India y China. Tanto el programa Al-Invest como Asia-Invest se encuentran en el marco de la Cooperación Europea hacia terceros países y tienen como fin impulsar a la PYME de diferentes regiones, considerando a la PYME como motor de desarrollo.
Revista Universitaria Europea Nº 13. Julio-Diciembre 2010: 33-50
ISSN: 1139 - 5796

Al-Invest en el marco de la cooperación europea: una retrospectiva
TAl - Invest in the framework of European cooperation: A retrospective
Tania Elena GONZÁLEZ ALVARADO
Investigadora de la Escuela de Negocios
Universidad La Salle. México.
taniaelena_2003@yahoo.es
Sara GONZÁLEZ FERNÁNDEZ
Profesora-investigadora de la FCCEE, UCM;
Catedrática Jean Monet ad person,
Presidenta de la ECSA-AUDESCO, España.
saragon@ucm.es
Recepción: Enero 2010
Aceptación: Junio 2010
RESUMEN
El objetivo de este artículo
1
es hacer una reflexión en retrospectiva de los resultados
generales alcanzados por el programa Al-Invest en sus tres primeras etapas. Dichos
resultados dejan ver los beneficios que las actividades derivadas del programa han traído
a las PYME de diversas regiones, tales como América Latina, Asia y misma Europa. La
reflexión es complementada con un caso de estudio en el que se analiza una empresa
mexicana que al internacionalizarse bajo el marco de Al-Invest se ha vinculado con
empresas asiáticas. Como resultado de dicha vinculación se han creado nuevas fuentes
de empleo en países como India y China. Tanto el programa Al-Invest como Asia-Invest
se encuentran en el marco de la Cooperación Europea hacia terceros países y tienen
como fin impulsar a la PYME de diferentes regiones, considerando a la PYME como
motor de desarrollo.
Palabras claves: Cooperación, Al-invest, Asia-invest, PYME, Unión Europea.
Clasificación JEL: D74, P13.
González, T. y González, S.
RUE

ABSTRACT
The aim of this article is to analyze the results of Al-Invest Program. The results show
benefits for SME from different regions like America, Asia and Europe. This analyze is
complemented with a case of study. In the case of study, the internationalization by
Mexican SME is studied, across the Al-Invest and how to establish links with Asian
SME. The America-Asia links create employment in poor countries like China and
India. Asia Invest and Al-Invest have been supported from the European Cooperation
and their aim is the internationalization of SME from different regions. SME is
considered like a development motor.
Keywords: Cooperation, Al-Invest, Asia-Invest, SME, European Union.
JELClassification: D74, P13.




Al-Invest en el marco de la cooperación europea:
una retrospectiva
Revista Universitaria Europea Nº 13. Julio-Diciembre 2010: 33-50
ISSN: 1139 - 5796


1. INTRODUCCIÓN
Los programas Al- Invest y Asia-Invest fueron creados a principio de los años noventa
del siglo pasado. La finalidad de dichos programas es formar redes de cooperación que
faciliten la internacionalización de las PYME de s de cincuenta países diferentes. A
casi veinte años de su creación han logrado su propósito, muchas empresas que bajo
otras condiciones difícilmente podían internacionalizarse, han establecido vínculos con
empresas de regiones distantes que les permite actuar más allá de su propia localidad.
Los resultados generales del programa así lo muestran; adicionalmente, el estudio de
casos ha permitido recuperar evidencia de orden cualitativo que confirmar hasta qué
grado la cooperación europea focalizada en la internacionalización de la PYME ha
logrado impactar positivamente en el desarrollo local. En otras palabras, la evidencia
cualitativa nos permite analizar mejor los resultados de los diferentes programas
encaminados a la formación de redes internacionales en el marco de la cooperación
europea.
Para lograr el objetivo del presente trabajo, lo hemos dividido en tres partes. En la
primera se describe brevemente la cooperación europea con terceros países,
particularmente con las regiones asiática y latinoamericana. En la segunda parte se
exponen los resultados generales de Al-Invest, publicados por la Unión Europea. En la
tercera parte se explica cómo pueden cruzarse las tres regiones bajo dos programas
paralelos para, con ello, exponer el caso de estudio.
2. LA COOPERACIÓN EUROPEA CON AMÉRICA LATINA Y ASIA
Pese a su creciente importancia como socio comercial, no existe en América Latina y el
Caribe suficiente conciencia sobre la significación de Asia y el Pafico y, menos aún,
una estrategia coordinada entre países o grupos de países para la creación de mayores
vínculos comerciales y de inversión estratégicos con esa región. Hasta ahora, los
esfuerzos de acercamiento por parte de los países latinoamericanos han sido más bien
esporádicos e individuales, destacando varios tratados de libre comercio bilaterales. Si
bien estos tratados son importantes, no bastan para generar la escala y masa crítica
necesarias para estimular alianzas comerciales y tecnológicas entre ambas regiones, ni
para superar la marcada asimetría entre los importantes volúmenes de comercio y los
reducidos niveles recíprocos de inversión (CEPAL, 2009: 19). Esta situación es contraria
a la relación que guarda la Unión Europea (UE) con ambas regiones.
González, T. y González, S.
RUE

Para la UE el objetivo de los acuerdos para crear zonas de libre comercio va más allá de
la simple supresión de barreras al comercio exterior de productos. La UE negocia
“Acuerdos de Asociación” que contienen tres pilares: (i) diálogo político, (ii) libre
comercio y (iii) cooperación y ayuda al desarrollo (Bonet, 2006: 4).
La Unión Europea sostiene que su actuación exterior y las relaciones con países
latinoamericanos tienen como objetivo que éstos alcancen un desarrollo sostenible. Se
trata de un objetivo complejo que entraña la integración de factores económicos
(inversiones productivas, acceso a mercado, infraestructuras económicas, estabilidad
macroeconómica), políticos (buen gobierno, estado de derecho, democracia, propiedad
privada), sociales (justicia social, sanidad, educación) y sostenimiento del entorno, entre
otros (Bonet, 2006: 5).
Este desarrollo se alcanza a través del comercio y la ayuda, que se convierten de esta
forma en los dos pilares de la política de desarrollo de la UE. Es decir, si bien el
comercio y las inversiones son una parte sustancial de la política exterior de la UE, su
actuación exterior no se centra únicamente en promover el crecimiento de estos flujos
económicos (Bonet, 2006: 5).
Ahora bien, la UE considera que no es suficiente la apertura de mercados para
aprovechar los beneficios del comercio. Por esa razón, la estrategia de desarrollo de la
UE se centra también en la asistencia financiera y técnica a los países latinoamericanos,
para que puedan disponer de infraestructuras materiales y sociales básicas, aumenten el
potencial de producción y mejoren su capacidad administrativa e institucional. Esa
asistencia puede contribuir también a que dichos países aprovechen las oportunidades
del comercio internacional y atraigan más inversiones extranjeras para ampliar su base
económica. La UE considera que estas son condiciones previas indispensables para que
los PVD se integren en la economía mundial y crezcan de manera sostenible (Bonet,
2006: 5).
En el caso de Asia, la UE mantiene relaciones durante el periodo 2007-2013 centrándose
en tres áreas prioritarias: primero, apoyo a la integración regional; segundo, políticas y
competencias sobre ambiente, energía, cambio climático, educación e investigación,
bienestar humano y animal; tercero, apoyo a refugiados.
Las estrategias en Asia están basadas en la Comunicación de la Comisión “Europa y
Asia” de 2001, en la que se identifican seis objetivos para la cooperación UE-Asia: (1)
Contribuir a la paz y seguridad en la región, (2) Fortalecer mutuamente el comercio y
los flujos de inversión, (3) promover el desarrollo de las zonas menos prósperas de Asia,
canalizando el esfuerzo hacia las causas de la pobreza, (4) contribuir a la protección de
los derechos humanos, la promoción de la democracia y el buen gobierno, (5) construir
sociedades y alianzas con los países asiáticos para en conjunto aprovechar las




Al-Invest en el marco de la cooperación europea:
una retrospectiva
Revista Universitaria Europea Nº 13. Julio-Diciembre 2010: 33-50
ISSN: 1139 - 5796


oportunidades derivadas de la globalización, (6) fomentar la conciencia de Europa en
Asia y viceversa.
Bajo este marco de relaciones Europa-Asia, Europa-América Latina se han creado varios
programas a fin de fomentar la formación de redes empresariales entre los tres
continentes. El análisis presentado en este trabajo ofrece una visión de América Latina,
específicamente de México hacia afuera.
Las redes de cooperación empresarial internacionales que la Unión Europea (UE) ha
creado se consideran un camino para que la PYME mexicana penetre en el mercado
asiático y viceversa. Para poder afirmar esto nos basamos en las siguientes premisas: 1)
el establecer vínculos de cooperación con las empresas del mercado extranjero, permite
que el empresario mexicano se valga del conocimiento y experiencia del empresario
extranjero, disminuyendo el costo y riesgo de entrada a dicho mercado, 2) el vínculo que
se establece en las redes de cooperación es reforzado por las instituciones de apoyo
(eurocentros o coopecos) que apoyan a las PYME al afrontar las barreras de entrada a
mercados extranjeros, y 3) los vínculos de cooperación no se limitan a una región en
específico, esto último permite establecer relaciones empresariales múltiples. En otras
palabras, el empresario aprende a mantener vínculos con empresas de diferentes regiones
simultáneamente. Estas premisas se analizarán con mayor detenimiento con el caso a
exponer en el presente artículo.
3. LOS RESULTADOS GENERALES DE AL-INVEST
El programa Al-Invest de la Unión Europea fue creado hace 14 años, justo cuando las
políticas de liberalización del comercio empezaban a facilitar la expansión del comercio
internacional. La fase piloto (1994-1995) permitió la formación de la red de instituciones
colaboradoras (Coopecos) y su vinculación con las europeas (Eurocentros). En la
primera fase (1996-2000) se expande geográficamente la red de colaboradores en
América Latina, permitiendo en forma paralela, las vinculaciones entre PYME de ambas
regiones que dan forma a una red de cooperación empresarial internacional. En la
segunda fase (2000-2004) se logra un trabajo común entre las instituciones de ambos
continentes, al mismo tiempo en que las PYME participantes en el programa se
involucran en vínculos internacionales que, en algunos casos, exceden geográficamente
a la Unión Europea. La tercera fase fue un periodo en el que se logró complementar el
programa Al-Invest con otros programas derivados de la cooperación entre ambas
regiones: Unión Europea y América Latina. Adicionalmente, se buscó que los Coopecos
trabajaran de forma Autónoma con el fin de alcanzar una mayor eficiencia en el apoyo a
la PYME.
González, T. y González, S.
RUE

Las relaciones comerciales entre la Unión Europea y Latinoamérica reflejan el
crecimiento experimentado: en 1995, las exportaciones de Latinoamérica a la UE
ascendieron a 32.000 millones de euros, cifra que en 2007 se elevó a 71.000 millones de
euros, es decir, un aumento del 122%. En el marco de las relaciones comerciales entre la
UE y Latinoamérica, en el año 2004 se lanzó el programa Al-Invest en su tercera fase
con el objetivo de ayudar a las PYME a abordar los nuevos retos surgidos con la
globalización. La estrategia para lograrlo implicó: ampliar el abanico de actividades
financiadas relacionadas con la internacionalización de las PYME (incluida la
capacitación y la asistencia técnica), y potenciar la capacidad institucional de las
asociaciones empresariales participantes para así mejorar los servicios de asistencia que
ofrecen a las PYME. Además, la Comisión Europea traspasó la gestión diaria del
programa a los propios beneficiarios (Eurochambres, 2009: 4).
La fórmula ya ha dado frutos: con el programa finalizado en su tercera fase, las metas se
han alcanzado y sobrepasado y algunos objetivos, como el fortalecimiento de la
cooperación económica entre Europa y Latinoamérica, se han cumplido con claridad. En
estos últimos 4 años, en el marco de Al-Invest se han puesto en marcha más de 550
proyectos
2
en los que han participado más de 41.000 PYME
3
y más de 2.000
asociaciones empresariales (Eurochambres, 2009: 4).
El programa contó con un presupuesto total de 53 millones de euros (cofinanciado al
80% por la Comisión Europea). Con estos fondos se prestó apoyo a más de 550
proyectos destinados a reforzar la cooperación Unión Europea-Latinoamérica en áreas
estratégicas para el desarrollo de las PYME: encuentros sectoriales en ferias, visitas de
estudios sectoriales para las PYME, formación específica para facilitar la
internacionalización de las PYME, búsqueda de socios en la Unión Europea para las
PYME latinoamericanas individuales, asistencia técnica de la Unión Europea para las
PYME latinoamericanas, intercambio de personal de asociaciones industriales,
actividades conjuntas entre cámaras de la Unión Europea y Latinoamérica, y un amplio
espectro de iniciativas de formación y creación de capacidades para organizaciones
representativas latinoamericanas (Eurochambres, 2009: 6).
A pesar de estos éxitos, la tercera fase del programa no ha logrado un equilibrio en
cuanto a participación geográfica. Los países menos desarrollados de Latinoamérica,
más en concreto de América Central y de la Comunidad Andina, no se han beneficiado
tanto del programa como otros países. Al-Invest en su cuarta fase aborda directamente
estas deficiencias, además de responder a ciertas nuevas prioridades políticas
establecidas en el Reglamento (CE) 1905/20062 (Eurochambres, 2009: 5).
El programa busca que las cámaras empresariales, las instituciones financieras y los
mismos empresarios se conviertan en protagonistas de la red. Dicho protagonismo,
complementado con la relativa autonomía, ha conducido a que el comportamiento en los




Al-Invest en el marco de la cooperación europea:
una retrospectiva
Revista Universitaria Europea Nº 13. Julio-Diciembre 2010: 33-50
ISSN: 1139 - 5796


intercambios dentro de la red sea similar al comportamiento de los intercambios fuera de
la misma (González, 2003).
Esto último es ventajoso porque, al seguir la red la lógica del sistema, se garantiza la
permanencia a largo plazo del programa, maximizando los resultados con respecto a los
recursos otorgados. Adicionalmente, recordemos que la cooperación, aún aquella que se
da entre empresas, implica “crear valor (juntos) para compartirlo” (Sáez y Cabanelas),
no implica “obsequiar el valor a fin de que un tercero saque ventaja en detrimento de la
contraparte”. Si miramos desde esta perspectiva a la red que se ha creado, su dinámica se
caracterizará por dirigirse a aquellas regiones y sectores más rentables de ambas
regiones. Sólo un esfuerzo complementario podría corregir el comportamiento de la red
y dirigirla a los países más pobres de América Latina y a los sectores más vulnerables.
Este esfuerzo tendría que ser constante y descansar sobre los organismos blicos antes
que en el sector empresarial, porque la misma dinámica de la red, toda vez que dicho
esfuerzo se retire, conducirá nuevamente a las regiones y sectores de mayor interés para
el mercado.
La cuarta fase del programa Al-Invest pretende apoyar procesos de consolidación e
internacionalización de las PYME latinoamericanas, incidiendo sobre las políticas de
apoyo a las PYME promovidas por los organismos/entidades/autoridades públicas y
privadas, locales, nacionales o internacionales que las representan y las apoyan (CE,
2010).
En esta nueva fase, Al-Invest permite combinar de manera flexible instrumentos y
actividades, estructurar la acción a partir de un análisis atento de las necesidades de las
PYME y de sus territorios de referencia; promover, en lo que se refiere a políticas e
instrumentos de apoyo a las PYME, procesos de aprendizaje recíproco entre entidades y
organismos de América latina y de la Unión Europea cuya vocación institucional sea
apoyar a las PYME (CE, 2010).
Dichos procesos serán inducidos gracias a la obligación de presentar solicitudes de
subvención que cubran el territorio de diferentes países (lo que puede permitir una
discusión fructífera sobre las diferentes políticas de apoyo a las PYME); a la creación de
redes a nivel regional entre entidades u organismos de apoyo a las PYME; a la
construcción de relaciones con organismos europeos de apoyo a las PYME (CE, 2010).
El programa se ejecuta a través de tres subvenciones otorgadas a conjuntos de entidades
pertenecientes a tres grupos distintos de países de América Latina, a los que pueden
asociarse entidades de los países de la Unión Europea. La Comisión confía las
actividades horizontales de acompañamiento del programa, estudio, formación y
animación (CE, 2010). Las subvenciones son otorgadas sobre la base de los siguientes
criterios de distribución (CE, 2010):
González, T. y González, S.
RUE

1. Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay, Venezuela y Chile: hasta 15 millones
de euros para una única propuesta que cubra el territorio de los países que
forman parte de Mercosur y de Chile.
2. México, Panamá, Cuba y países del SIECA (Sistema de Integración
Económica Centroamericana: Costa Rica, El Salvador, Guatemala,
Honduras, Nicaragua): hasta 14 Millones de euros para una única propuesta
que cubra el territorio de los países que forman parte del SIECA así como
los territorios de México, Panamá y Cuba.
3. Comunidad Andina (Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú): hasta 11 Millones
de euros para una única propuesta que cubra el territorio de los países que
forman parte de la Comunidad Andina.
Así, la nueva fase de Al-Invest inició en 2009, priorizando la integración regional y
subregional; además, gracias a una ampliación de la definición de internacionalización
utilizada hasta ahora, con el fin de potenciar la competitividad internacional de las
PYME de Latinoamérica, se va a dar financiación a una gama inmensa de instrumentos:
las actividades financiadas van a ir desde la asistencia en el diseño y la fabricación de
productos hasta el establecimiento de sistemas y normas de calidad, al asesoramiento
sobre los mercados de la UE o a la información sobre la legislación de la Unión
Europea, entre otros, todo ello con el fin último de ayudar a las PYME a aprovechar las
oportunidades que les brinda un comercio cada vez más liberalizado y una economía
internacional cada vez más integrada (Eurochambres, 2009: 5).
4. LA RED DE COOPERACIÓN EMPRESARIAL INTERNACIONAL COMO
PUENTE ENTRE AMÉRICA LATINA Y ASIA. ANÁLISIS DE UN CASO
El proyecto del cual se deriva el presente trabajo detecta los posibles factores que
intervienen en la internacionalización de la PYME mexicana, a través de las redes de
cooperación empresariales internacionales, con la finalidad de que estas redes sean
aprovechadas por un mayor número de empresas. Se analizan los resultados de éxito en
México y las experiencias de las PYME insertas en la red de cooperación empresarial
internacional para, con ello, provocar nuevos casos de éxito, particularmente, en las
zonas rurales.
El estudio, se basa en 170 PYME mexicanas, dispersas geográficamente, cuyos
empresarios han establecido vínculos en un ambiente internacional (véase la tabla 1).
Empresas que se han apoyado en Al- Invest para internacionalizarse. Estas empresas se
caracterizan por haber asistido por lo menos a un encuentro empresarial internacional




Al-Invest en el marco de la cooperación europea:
una retrospectiva
Revista Universitaria Europea Nº 13. Julio-Diciembre 2010: 33-50
ISSN: 1139 - 5796


(Al-Partenariat 2003 en la Ciudad de México), si bien la mayoría de ellas asisten con
regularidad a encuentros y misiones. Estas empresas, por su tamaño, caen en la
clasificación de PYME y pertenecen a los siguientes sectores de negocio: automotriz,
ambiental, agroindustrial y telecomunicaciones. La pregunta para esta parte del trabajo,
antes de presentar la evidencia, sería ¿cómo pueden cruzarse las tres regiones (Arica
Latina, Europa y Asia) bajo dos programas paralelos?
A diferencia de Al-Invest, Asia-Invest incluye un plan de familiarización con la lengua y
con la cultura empresarial de los países asiáticos, financia formación práctica (sesiones y
cursos de idiomas) encaminada a que las empresas europeas y asiáticas adquieran
competencias empresariales y lingüísticas internacionales para poder hacer negocios
juntas. Fuera de esta diferencia, las redes de cooperación empresarial internacionales que
se han formado: América Latina, Europa y Asia funcionan bajo la misma lógica (redes
empresariales que se complementan con el apoyo de los operadores para vencer los
obstáculos a la internacionalización), cuentan con el mismo sistema de de la red, su
estructura y tamaño puede considerar potencialmente la oportunidad de incursionar más
allá del mercado europeo.
La cooperación empresarial no limita que los vínculos necesariamente se establezcan
entre dos empresas, esto abre una puerta para establecer tríadas empresariales (América
Latina-Europa-Asia) que enriquezcan más a la PYME participante, que no sólo
aproveche las oportunidades que la misma red establece, además, pueda usar a Europa
como plataforma para incursionar en los terceros países con los que la UE ha establecido
91 acuerdos. El éxito del empresario que forma parte de esta red dependerá en mayor
grado del conocimiento que tenga sobre el proceso de internacionalización, de su interés
por participar en los programas Al-Invest y Asia-Invest, de su disposición para
establecer y mantener vínculos de cooperación con otras empresas extranjeras y de su
sensibilidad para evaluar el entorno internacional (González, 2003a). De hecho, como se
muestra en la siguiente tabla, hay empresas del sector de negocios agroindustrial que ya
están trabajando con otras regiones, no sólo con América Latina y Europa.
Durante el periodo 2008-2009 se aplicó un cuestionario a los representantes de las
empresas. Con el fin de dar validez a sus respuestas se verificó que nos contestara el
responsable del establecimiento de los vínculos empresariales
4
. En algunos casos el
representante pertenece al área de ventas o forma parte de un área específica para
contactos con el extranjero; en la mayoría de los casos es el dueño de la empresa o el
director general de la misma quien cumple con dichas funciones.
González, T. y González, S.
RUE

Tabla 1: Regiones o países con quienes las empresas mexicanas del sector de
negocios agroindustrial mantienen vínculos empresariales
Empresa
REGIÓN
Empresa
REGIÓN
Empresa
REGIÓN
010A124 EE.UU 168A072
EE. UU., Canadá y
Japón 349A146
Dinamarca, Francia,
Alemania, Estados Unidos
013A148 No mantiene vínculos 177A EE. UU., Europa 351A057
Italia
017A025 Alemania, Polonia,
Austria 183A010
No mantiene vínculos 382A163
China, Japón, India entre
otros más
028A002 Canadá y Toronto 188A035
EE. UU. y Europa 383A164
EE.UU. Israel, Europa y
Asia
029A003 No mantiene vínculos 192A039
No especifica el país o
la región 388A119
Francia, Japón, EE.UU,
Canadá, Brasil
030A101 Tabasco, Guanajuato y
D.F 195A012
No mantiene vínculos 389A062
No mantiene vínculos
031A004 No mantiene vínculos 196A034
Alemania 406A063
Sólo nacional: Guanajuato
y Tamaulipas
041A149 Aguascalientes,
Chihuahua, Michoacán 197A106
Japón, Francia,
Alemania, Holanda 416A120
Sólo nacional: Edo de
México
050A144
Toda Europa, Australia,
Nueva Zelanda,
Sudáfrica, Chile,
Argentina, Uruguay,
Canadá, EE. UU.
200A085
EE. UU 429A104
No mantiene vínculos
052A116 China, Portugal,
EE.UU, Suadamérica 233A091
Europa 434A114
Europa
065A103 Europa, Canadá y
EE.UU 236AO41
No especifica el país o
la región 437A121
Sólo nacional: Guanajuato,
Chiapas, Jalisco
079A097 Italia, España, Estados
Unidos 238A151
Argentina 454A102
Francia, Canadá,
080A088 No mantiene vínculos 267A040
EE. UU. (California) 455A078
EE. UU., Canadá
081A105
Sólo nacional: Casi en
toda la República
Mexicana
279A133
No mantiene vínculos 466A079
Centro Sudamérica, El
Caribe, EE. UU, Suiza
097A098 EE.UU. (California) 298A073
Miami, Chicago 488A161
EE. UU.




Al-Invest en el marco de la cooperación europea:
una retrospectiva
Revista Universitaria Europea Nº 13. Julio-Diciembre 2010: 33-50
ISSN: 1139 - 5796


101A007 No mantiene vínculos 301A096
No especifica el país o
la región 490A051
Europa
111A055 No especifica el país o
la región 313A043
Europa 499A052
EE. UU.
151A117 Europa 321A053
EE.UU (Maryland,
Wisconsin) 506A123
Sólo nacional: Chiapas,
Oaxaca
152A032 Francia 323A162
Texas 520A045
No mantiene vínculos
160A061 No mantiene vínculos 329A056
No mantiene vínculos 523A165
Guadalajara, EE.UU.
(California), Europa
(venta)
332A136 EE. UU, Colombia,
Alemania 338A112
Guatemala, Perú, Brasil
524A166
Estados Unidos (Venta de
producto) y Europa
(posible venta de producto)
335A160
EE. UU., Europa
(compra de
implementos), Centro
América (ventas)
Colombia, Puerto Rico,
Ecuador, Guatemala.
343A137
Centroamérica , Caribe,
Europa
Elaboración propia con base en los resultados el proyecto IN308008, DGAPA, UNAM.
Actualizados a 23 de marzo de 2010
El objetivo de dicho cuestionario fue identificar los factores que conducen a la creación,
mantenimiento y ruptura de los vínculos con empresas extranjeras. Además, buscamos
identificar a las empresas que han impactado positivamente en el desarrollo local, al
mantener estos vínculos. Derivado del cuestionario, se seleccionaron a las empresas que
por su ubicación (zonas rurales o semi-rurales), por los vínculos establecidos con el
extranjero y por el número de empleados tienen un mayor impacto en el desarrollo local.
Los empresarios han expresado que las experiencias de fracaso han sido lecciones que
les permiten prepararse para el establecimiento de nuevos vínculos. Adicionalmente, se
han localizado casos en los que el enfrentamiento de los conflictos y su solución han
derivado en el fortalecimiento y prolongación de los vínculos. Estos casos se basan en
relaciones existentes entre empresas mexicanas y asiáticas. Es interesante notar que las
diferencias culturales e idiomáticas lejos de ser las causantes del rompimiento de los
vínculos se han convertido en las causantes de la prolongación de los mismos.
Más aún, en la primera fase de la investigación nos centramos en aquellos casos en los
que la vinculación de las PYME europeas con empresas mexicanas generó empleos en
México (González, 2007). En la presente fase de estudio pretendemos abordar los casos
en los que la participación de empresas mexicanas ha provocado vínculos con empresas
de otras regiones, afectando positivamente en el desarrollo local de dichas regiones. En
González, T. y González, S.
RUE

otras palabras, se había analizado de Europa hacia México, ahora se busca complementar
dicho análisis desde la perspectiva México hacia terceros países.
En la segunda fase del proyecto, se está profundizando en los casos más representativos
para que, mediante las visitas de campo, la observación y una entrevista cara a cara con
las empresas, identifiquemos aquellas particularidades que no se ven reflejadas en el
propio cuestionario y que pueden enriquecer la base teórica (Flyvbjerg, 2004). El
proyecto se basa en técnicas y herramientas para la recuperación de la evidencia
empírica de carácter cualitativo (Yin, 2003).
Estamos de acuerdo con Flyvbjerg (2004) quien señala que, cuando el objetivo es lograr
la mayor cantidad posible de información sobre un determinado problema o fenómeno,
un caso representativo o una muestra aleatoria puede no ser la estrategia más apropiada.
Ello se debe a que el típico caso o el caso medio suele no proporcionar la mejor ni la
mayor información. Los casos atípicos o extremos suelen revelar más información
porque activan más actores y más mecanismos básicos en la situación que se estudia.
Además, desde una perspectiva tanto orientada a la comprensión como a la acción, suele
ser más importante clarificar las causas profundas de un determinado problema y sus
consecuencias que describir los ntomas del problema y la frecuencia con la que éstos
ocurren. Las muestras aleatorias que acentúan la representatividad raramente podrán
producir este tipo de conocimiento; es más apropiado seleccionar algunos casos por su
validez (Flyvbjerg, 2004: 45). Por esta razón es que dentro del proyecto se profundiza en
el estudio de caso. Actualmente se han construido 46 casos.
En el presente escrito presentamos el análisis de un sólo caso. Este ha sido seleccionado
de un grupo de empresas del sector de negocios agroindustrial a las que se ha hecho el
seguimiento sobre sus vínculos por un periodo que va desde el 2003 hasta el día de hoy.
Para recuperar la evidencia empírica se ha contado con los siguientes instrumentos:
observación directa en un encuentro empresarial al que las empresas asistieron en el
2003 (202 empresas agroindustriales), una encuesta aplicada en el 2004 (129 empresas),
un cuestionario aplicado en el 2005 (86 empresas), visitas de campo a las empresas
durante el periodo 2008-2009 complementadas por la aplicación vía telefónica (170
empresas). El número de empresas ha aumentado en forma gradual. Esto último en la
medida en que nace la disposición del empresario para colaborar con el proyecto.
En el último periodo se ha tenido una respuesta más favorable por parte del sector
empresarial. El esfuerzo logrado hasta ahora ha permitido hacer el seguimiento más
detallado de los vínculos establecidos por 65 empresas de las 170 por un espacio de
tiempo de seis años (2003-2009). Grupo del cual derivamos el caso seleccionado.




Al-Invest en el marco de la cooperación europea:
una retrospectiva
Revista Universitaria Europea Nº 13. Julio-Diciembre 2010: 33-50
ISSN: 1139 - 5796


Tabla 2: Resultados del cuestionario relacionados con la creación, mantenimiento y
ruptura de vínculos empresariales por sector de negocios
Sector Mantiene vínculos con
empresas de otras
regiones
Han experimentado el
fracaso dentro de un
vínculo
Están dispuestos a
establecer nuevos
vínculos
Número de
respuestas
afirmativas
Porcentaje
Número de
respuestas
afirmativas
Porcentaje
Número de
respuestas
afirmativas
Porcentaje
Automotriz
33 empresas
30
91%
22
67%
30
91%
Telecomunicaciones
37 empresas
30
81%
27
73%
35
95%
Medio ambiente
35 empresas
25
71%
15
43%
28
83%
Agroindustrial
65 empresas
52
80%
39
60%
58
89%
Elaboración propia con base en los resultados el proyecto IN308008, DGAPA,
UNAM. Actualizados a 23 de marzo de 2010
Este caso se relaciona con el sector de negocios agroindustrial. Europa es el mayor
importador mundial de productos agrícolas y también el mayor importador de productos
agropecuarios hacia los países en desarrollo. América Latina es un gran exportador de
productos agrícolas lo que conduce a que la mayor parte de las actividades en Al-Invest
se inclinen a dicho sector (Eurochambre, 2009: 28; González, 2003b).
El sector de negocios agroindustrial también ha sido atractivo para la región asiática,
especialmente para China. De hecho, las economías exportadoras de recursos naturales –
como las sudamericanas –se han visto menos afectadas ante la crisis que estamos
enfrentando, aprovechando que el alto ritmo de crecimiento de China ha mantenido
elevada la demanda internacional de estos productos (CEPAL, 2009: 55).
En la última década, China ha asumido una posición dominante en el comercio mundial,
convirtiéndose en uno de los principales socios comerciales para gran parte del mundo.
Esto incluye a las economías latinoamericanas. Los avances que China ha logrado en el
transcurso de esta década son formidables, tanto como destino de las exportaciones de
otras economías como en calidad de proveedor de importaciones a dichas economías. En
González, T. y González, S.
RUE

el año 2000, China era el décimo mercado de exportación para los Estados Unidos y el
número 22 para la Unión Europea. En 2008, ya era el tercer mercado para los productos
estadounidenses y el decimoquinto para la Unión Europea. Saltos parecidos se observan
para las economías africanas, pero el cambio más significativo ocurre con las economías
latinoamericanas, donde ya ocupa el segundo lugar como mercado de exportaciones y
proveedor de importaciones (CEPAL, 2009: 34). Bajo este marco internacional,
analizaremos el caso en cuestión.
El caso lo llamaremos “productos secos”. El empresario mexicano responsable de los
contactos para “productos secos” creó vínculos con empresas ubicadas en la India y en
China, promoviendo con ello el aprendizaje en el proceso de producción agrícola para
las empresas extranjeras. Esto es interesante por dos cuestiones: iniciativa y generación
de empleo.
La iniciativa se muestra porque en la mayoría de los casos las empresas mexicanas son
buscadas por cooperadores extranjeros, casi siempre son contactados en las actividades
promovidas por Al-Invest. En otras palabras, en muchos de los casos estudiados la
empresa mexicana es pasiva ante el proceso de creación de nuevos vínculos, casi
siempre es la empresa extranjera la que lleva la iniciativa y dirige el curso de las
negociaciones.
Contrario a todo esto, el empresario mexicano del caso en cuestión buscó a las empresas
extranjeras, con el fin de que estas aprendieran y se convirtieran en sus proveedoras. En
el caso de la empresa China, fue el gobierno de esta región quien promovió y apoyo el
aprendizaje de las empresas y respaldó el vínculo de la empresa mexicana con las
mismas. Con esto último se muestra la generación de empleo.
“Productos secos” participa de manera constante en ferias empresariales y encuentros
internacionales. Las ferias las consideran un espacio para enseñar al mercado sus
productos tecnificados y las ventajas en la disminución de costos. Ésta empresa cuenta
con la tecnología para producir en México, trayendo la materia prima de regiones muy
lejanas, elaborando el producto terminado en México y vendiéndolo tanto en México
como en regiones lejanas. Ofrece pigmentos naturales tanto para uso humano como para
la industria avícola y piscícola, cuyo proceso de producción exige alta tecnología.
Productos secos produce oleorresina paprika, que es de mucha importancia para la
industria alimenticia, lo mismo que los extractos de chile. También cuentan con una
planta de deshidratación de vegetales. Otra actividad de interés es la molienda y
extracción de oleaginosas donde se producen aceites crudos y sus correspondientes
subproductos de importancia comercial. Los productores consideraron que era más
atractivo abandonar la producción de oleorresina y diversificar su producción porque




Al-Invest en el marco de la cooperación europea:
una retrospectiva
Revista Universitaria Europea Nº 13. Julio-Diciembre 2010: 33-50
ISSN: 1139 - 5796


con ello no sólo producirían para “productos secos”. La estrategia de diversificación les
representaba la independencia económica y de mercado.
Originalmente, la materia prima de “productos secos provenía de productores
mexicanos. De hecho, la empresa contaba con 170 empleados de base y entre 400 y 500
jornaleros para la producción por temporada. Sin embargo, hubo cambios en el mercado
que condujo a que los productores locales abandonaran dicha producción y la
sustituyeran por otra. Estos cambios fueron por no contar con precios competitivos y por
la ausencia de apoyo gubernamental, adicionalmente, los productores mexicanos
encontraron que el chile era más atractivo para ellos tanto en costos como en
independencia. Ahora cuentan con sólo con 80 empleados.
Esto último porque no sólo continuarían produciendo paraproductos secos, sino
también para otras empresas. Ante este escenario, productos secos” se vio obligado a
buscar nuevos proveedores para mantenerse en el mercado y satisfacer la demanda de
sus productos derivados de la oleorresina paprika (mejor conocida en México como
“Flor de muerto” por relacionarse con la festividad del día de muertos y con costumbres
prehispánicas relacionadas con la muerte).
Los proveedores de “Productos secos” pertenecen a diferentes países, tales como: India,
Perú, China, Zambia. En el caso de los chiles rojos, han trabajado con Zimbabwe,
Sudáfrica, India, España, China y Marruecos.
En un principio, cuando la empresa fue fundada, recibió ofertas de empresas extranjeras
para el establecimiento de vínculos, pero “productos secos” los rechazó. La razón del
rechazo fue porque “productos secos mantenía la preferencia por el productor
mexicano. Esta preferencia no duró mucho, si bien, hasta el día de hoy “productos
secos” preferiría seguir produciendo la oleorresina páprika en México, no pudo
mantener dicha preferencia. Se agotaron los estímulos del gobierno para que el
productor nacional se concentrara en dicha flor. De hecho, existe competencia local que
no permite tomar la iniciativa en la conservación del producto tradicional en México.
Otra empresa local, considerada como la competencia principal, contactó con las
empresas extranjeras para allegarse de materia prima. El resultado para la empresa
competidora fue favorable, estableció un vínculo de cooperación en una región de China,
restándole ventaja a “productos secos”.
Ante el ambiente competitivo, la disminución de productores mexicanos, los altos costos
de la materia prima y el éxito de la empresa competidora, “productos secos” decidió ir
en busca de empresas extranjeras con las cuales establecer vínculos. Esto último lo hizo
bajo las políticas con las que se fundó y con las que siempre ha tratado de mantenerse:
búsqueda de un impacto positivo en la localidad a través de la generación de empleos.
González, T. y González, S.
RUE

Esta tarea no ha resultado fácil porque “productos secos” no sólo ha tenido que lidiar
con las diferencias culturales, las barreras legales, los diferentes idiomas y la distancia
física, sino también ha tenido que facilitar el aprendizaje del proceso de producción en
algunos casos.
Estos casos se encuentran en localidades pobres en las que los gobiernos locales han
centrado la atención para que, a través de subvenciones y apoyos gubernamentales, se
creen empresas que, a su vez, generen empleos. Las diferencias culturales son más
acentuadas en los lugares inhóspitos como la zona cercana a Siberia. El empresario no
considera que sea un problema la cuestión cultural, para él es sólo cuestión de adaptarse
lo mejor posible a su forma de vida. Los problemas se enfrentan en forma compartida y
de esa misma manera buscan resolverlos.
En relación con los mercados en los que ofrecen el producto, están vendiendo en
México, Centroamérica, Sudamérica, Europa y Japón. En todas las regiones en las que
están participando han entrado bajo vínculos de cooperación, teniendo presente las
diferencias culturales. Esto les ha facilitado la entrada aún en los mercados más difíciles,
como es el caso del mercado japonés. En este mercado vieron la oportunidad para entrar
cuando la empresa japonesa tuvo un conflicto con otra empresa mexicana. “Productos
secos” ayudó de forma voluntaria a la empresa japonesa a resolver un problema
relacionado con la calidad del producto, teniendo como resultado a largo plazo, el
establecimiento del vínculo de cooperación.
En algunos países, como es el caso de Colombia, la empresa ha tenido que crear el
mercado, enseñando primero el uso del producto, antes de establecer vínculos con las
empresas-cliente. El responsable de establecer contactos muestra persistencia en
aquellos mercados en los que es difícil entrar. Lejos de desistir cuando obtiene
resultados negativos, persiste en encontrar nichos en los mismos, aprendiendo de estos
mercados.
5. CONCLUSIONES
Si miramos en retrospectiva y analizamos los resultados generales alcanzados por el
programa Al-Invest en estos últimos años podemos confirmar que estos han sido
positivos. Las empresas de Asia y América Latina nolo han establecido vínculos con
las empresas europeas sino también lo han hecho con las regiones Asia y América
Latina.
Debido a las limitaciones en los recursos, el proyecto de investigación se ha centrado en
las empresas mexicanas. A pesar de esta limitación, los resultados han mostrado que las




Al-Invest en el marco de la cooperación europea:
una retrospectiva
Revista Universitaria Europea Nº 13. Julio-Diciembre 2010: 33-50
ISSN: 1139 - 5796


empresas mexicanas no sólo se han vinculado con empresas europeas a través de Al-
Invest, sino también lo han hecho con otras regiones del mundo. Pensamos que esto
mismo debe estar pasando con las empresas de los otros países participantes.
En otras palabras, toda vez que los empresarios comprenden la lógica de los encuentros
empresariales y las ventajas que conlleva la cooperación empresarial se convierten en
agentes pro activos en la búsqueda de nuevos socios, jugando así con las diferentes
regiones involucradas en los programas. Todo esto a pesar de las limitaciones que
pudieran derivarse del tamaño de su empresa. En otras palabras, obtienen proveedores,
clientes y nuevos aliados en distintos países, salvando las diferencias culturales y los
obstáculos comunes a la internacionalización.
Los beneficios alcanzados no se han concentrado o limitado a las empresas participantes.
Estos beneficios han impactado en la localidad en la que la PYME se encuentra (país de
origen), adicionalmente, existe un impacto positivo en las localidades en las que
participan como extranjeros. Dichos resultados se han traducido en la generación de
empleo y, en consecuencia, mejoras económicas en las regiones. El caso de estudio nos
permitió mirar de cerca el compromiso que el empresario mantiene con lo local.
Compromiso que no solo se limita a su propia localidad sino también a las localidades
con las que se involucra. Es interesante notar como en el nivel empresarial se puede
promover de forma indirecta la cooperación sur-sur, como es el caso América-Asia.
Tanto el programa Al-Invest como Asia-Invest se encuentran en el marco de la
Cooperación Europea hacia terceros países y tienen como fin impulsar a la PYME de
diferentes regiones, considerando que la PYME es motor de desarrollo, pensamos que
estos programas están cumpliendo con dicho objetivo y un poco más.
BIBLIOGRAFÍA
BONET, A. (2006): La Cooperación al Desarrollo como Instrumento de la Política
Comercial de la Unión Europea. Aplicaciones al Caso de Latinoamérica,
Asesores de Comercio Exterior, Sevilla, pp. 53.
CE, (2010): www.guiafc.com/ficha.asp?Id=12&Id_f=20, Comisión Europea, Bruselas,
fecha de consulta 17 de marzo de 2010.
CEPAL (2009): Panorama de la inserción internacional de América Latina y el Caribe,
Comisión para América Latina y el Caribe, Santiago de Chile, pp. 146.
EUROCHAMBRES (2009): Al Invest III 2004-2008. Resultados del programa,
Bruselas, Executive Office Eurochambres, pp. 39.
González, T. y González, S.
RUE

FLYVBJERG, B. (2004): “Cinco malentendidos acerca de la investigación mediante los
estudios de caso”, Reis, 106/04, pp.6
GONZÁLEZ, T. (2007): Desarrollo endógeno articulado con la red de cooperación
empresarial internacional. El caso de México, Madrid, Universidad Complutense
de Madrid, pp. 398.
GONZÁLEZ, T. (2003): “Las redes de cooperación empresarial internacionales. Un
camino hacia el mercado asiático para la PYME mexicana”, Memoria del VIII
Foro. Congreso Internacional en Contaduría, Administración e Informática,
Facultad de Contaduría y Administración, Universidad Nacional Autónoma de
México, México.
GONZÁLEZ, T. (2003):Al-invest y los intereses comerciales proteccionistas de la
Unión Europea hacia Argentina, Brasil y México”, Contaduría y Administración,
no. 210, julio-septiembre de 2003, México, UNAM/FCA, pp. 65-83.
REFERENCIAS
 Derivado del proyecto PAPIIT IN308008, DGAPA, UNAM.
2
455 eventos empresariales para las PYME, y 104 actividades de desarrollo de
capacidades para las organizaciones empresariales (Eurochambres, 2009:8).
3
41.358 empresas participaron a los eventos empresariales, efectuando un total de
60.515 contactos positivos. (Eurochambres, 2009: 8).
4
La aplicación del cuestionario a los empresarios fue hecha por: Diana Aguilar
Lozano, Magali Pérez Camacho, Julieta Ojeda Gómez, Eréndira Margarita Suárez
Bonilla y Tania Elena González Alvarado, participantes del proyecto PAPIIT
IN308008, DGAPA, UNAM.
Article
Full-text available
El objetivo del trabajo es analizar las empresas del sector agroindustrial mexicano que se haninternacionalizado con impacto positivo en zonas económicamente pobres. Con base en elrealismo crítico, se realizaron entrevistas en profundidad con informantes clave, se aplicaroncuestionarios a los empresarios y se analizaron 26 casos atípicos con respecto a la teoría sobreinternacionalización. Los resultados indican que las empresas no crecieron en correspondenciaal aumento en sus compromisos internacionales y que el fracaso derivó en la generaciónde vínculos empresariales. Estas empresas cuyo entorno económico es poco favorable soncompetitivas internacionalmente, e impactan de manera positiva en su localidad.
ResearchGate has not been able to resolve any references for this publication.