ArticlePDF Available

Abstract and Figures

Resumen: Introducción: La velocidad de denominación está estrechamente relacionada con la velocidad de la lectura y constituye un importante predictor del desempeño lector. Por otra parte, el déficit para recordar el orden en el que se presenta una secuencia de sonidos (juicio de orden temporal), se ha asociado con trastornos lectores, en particular cuando involucra el procesamiento de estímulos verbales. El presente estudio establece la relación entre la denominación, el procesamiento auditivo y la lectura. Metodología: Se compararon 2 grupos de 15 niños de 10 años de edad [denominadores lentos (DL) versus denominadores promedio (DP)], durante la ejecución de una tarea de procesamiento auditivo temporal, donde los participantes debían comparar secuencias de estímulos auditivos de diferente altura o duración de 3 tipos de estímulos (tono puro, trompeta y vocal) con representaciones visuales de esas secuencias. Además se evaluó la velocidad, eficiencia y comprensión lectora. Resultados: se encontró una disminución significativa en la velocidad y comprensión lectoras, con mayor número de errores en los DL, quienes además fueron más lentos para emitir los juicios de orden temporal de altura para la trompeta y el tono puro. El análisis de las correlaciones mostró que la menor velocidad de denominación se relacionó con mayor lentitud para reconocer patrones de altura y duración. No se encontraron diferencias en la velocidad o eficiencia en la discriminación simple de tonos de diferente altura o duración. Conclusiones: Los Denominadores Lentos fueron más lentos que sus pares para la comparación de secuencias auditivas con su representación visual, lo que podría reflejar dificultades en el procesamiento cross-modal que implica el aprendizaje y automatización de una asociación entre estímulos auditivos y visuales, que podrían subyacer a la menor automatización en la velocidad lectora y de denominación de símbolos.
Content may be subject to copyright.
Revista Neuropsicología, Neuropsiquiatría y Neurociencias, Enero-Junio 2014, Vol.14, Nº1, pp. 249-267
ISSN: 0124-1265 249
R
Relación entre la
velocidad de
denominación, el
procesamiento
auditivo de orden
temporal y la
adquisición de la
lectura.
Fabiola R. Gómez-Velázquez
Instituto de Neurociencias, CUCBA,
Universidad de Guadalajara, México.
Andrés A. González-Garrido
Instituto de Neurociencias, CUCBA,
Universidad de Guadalajara, México.
O.P.D. Hospital Civil de Guadalajara,
México.
Esmeralda Matute Villaseñor
Instituto de Neurociencias, CUCBA,
Universidad de Guadalajara, México.
Julieta Ramos Loyo
Instituto de Neurociencias, CUCBA,
Universidad de Guadalajara, México.
Correspondencia: Dra. Fabiola R. Gómez
Velázquez. Instituto de Neurociencias,
CUCBA, Universidad de Guadalajara.
Francisco de Quevedo 180, Col. Arcos
Vallarta, Guadalajara, Jal. MEXICO. CP
44130. Teléfono/Fax: (+ 52)33 3818 0740
Correo electrónico:
fabiolargomez@gmail.com
Resumen
Introducción: La velocidad de
denominación está estrechamente
relacionada con la velocidad de la
lectura y constituye un importante
predictor del desempeño lector. Por
otra parte, el déficit para recordar el
orden en el que se presenta una
secuencia de sonidos (juicio de orden
temporal), se ha asociado con
trastornos lectores, en particular
cuando involucra el procesamiento de
estímulos verbales. El presente
estudio establece la relación entre la
denominación, el procesamiento
auditivo y la lectura. Metodología:
Se compararon 2 grupos de 15 niños
de 10 años de edad [denominadores
lentos (DL) versus denominadores
promedio (DP)], durante la ejecución
de una tarea de procesamiento
auditivo temporal, donde los
participantes debían comparar
secuencias de estímulos auditivos de
diferente altura o duración de 3 tipos
de estímulos (tono puro, trompeta y
vocal) con representaciones visuales
de esas secuencias. Además se
Gómez-Velázquez, González-Garrido, Matute & Ramos-Loyo
250 Revista Neuropsicología, Neuropsiquiatría y Neurociencias
evaluó la velocidad, eficiencia y
comprensión lectora. Resultados: se
encontró una disminución significativa
en la velocidad y comprensión
lectoras, con mayor número de
errores en los DL, quienes además
fueron más lentos para emitir los
juicios de orden temporal de altura
para la trompeta y el tono puro. El
análisis de las correlaciones mostró
que la menor velocidad de
denominación se relacionó con mayor
lentitud para reconocer patrones de
altura y duración. No se encontraron
diferencias en la velocidad o
eficiencia en la discriminación simple
de tonos de diferente altura o
duración. Conclusiones: Los
Denominadores Lentos fueron más
lentos que sus pares para la
comparación de secuencias auditivas
con su representación visual, lo que
podría reflejar dificultades en el
procesamiento cross-modal que
implica el aprendizaje y
automatización de una asociación
entre estímulos auditivos y visuales,
que podrían subyacer a la menor
automatización en la velocidad
lectora y de denominación de
símbolos.
Palabras clave: velocidad de
denominación, procesamiento
auditivo, lectura, juicio de orden
temporal, dislexia.
Relationship between naming
speed, temporal order auditory
processing and reading acquisition
Abstract
Introduction: It has been reported
that naming and reading speed are
closely related. Moreover, naming
speed has been proved to be an
important predictor of reading
performance. In this regard, deficits in
the ability to remember the temporal
order of a sequence of sounds
(temporal order judgment) have been
associated with reading disorders,
particularly when it involves the
processing of verbal stimuli.
Methodology: 2 groups of 15
children of mean age 10 years [slow
naming (DL) versus average naming
(DP)] were compared while
performing a temporal order judgment
task, where participants had to
distinguish between successively
appearing series of three auditory
stimuli with different frequency (tone-
height) or duration (temporal length)
presented in a counterbalanced order.
Each trial was formed by 1 of 3 types
of stimuli (pure tone, trumpet and
vocal). In addition, reading speed and
efficiency, along with reading
comprehension were also evaluated.
Results: DL showed significant
decrease in reading speed and
reading comprehension, with
significantly higher amount of errors,
along with prolonged judgments of
temporal order for trumpet and pure
tones. The correlation analysis
showed a positive correlation
between reading speed and the
performance of tone-height trials,
Velocidad de Denominación, Lectura y Procesamiento Auditivo
Revista Neuropsicología, Neuropsiquiatría y Neurociencias 251
while CL correlated with the
performance of trials including tone-
height trumpet and pure-tone with
different durations. Conclusions:
Results are interpreted as reflecting
neurodevelopmental differences
between the groups, particularly on
cross-modal processing which may
disturb reading automatization and
thus affecting both reading speed and
symbols-naming.
Keywords: rapid automatized naming,
auditory processing, reading,
temporal order judgment, dyslexia.
Introducción
El desarrollo de la habilidad lectora es
un proceso complejo en el que
intervienen un sinnúmero de factores
genéticos y ambientales. El objetivo
final del proceso de enseñanza-
aprendizaje es que el lector logre
una lectura con una cadencia
temporal tal que le permita sostener
la información en memoria, el tiempo
suficiente para enlazar
coordinadamente las ideas
expresadas en el texto,
comprenderlas y poder evocar su
sentido posteriormente. Se ha
postulado la existencia de diversos
prerequisitos relacionados con la
lectura. Por ejemplo, dado que la
velocidad en la que se produce la
lectura es un aspecto crucial de la
misma (LaBerge & Samuels, 1974),
se ha reportado que la lentitud para
nombrar estímulos visuales familiares
constituye un factor subyacente en
los trastornos lectores (Gómez-
Velázquez, González-Garrido,
Zarabozo & Amano, 2010). De hecho,
existe evidencia empírica de que la
velocidad de denominación está
íntimamente vinculada con la
adquisición de la lectura (Bowers &
Wolf, 1993; Loveall, Channell, Phillps
& Conners, 2013), aunque algunos
autores consideran que dicha
contribución es indirecta, a través de
su relación con las habilidades de
procesamiento fonológico (Wagner,
Torgesen & Rashotte, 1994; Lee, Yim
& Sim, 2012).
La creciente atención sobre los
déficits relacionados con el tiempo y
la fluidez en el aprendizaje de la
lectura, parece ser el resultado de la
convergencia de tres factores: a) el
papel de los procesos fonológicos en
los trastornos lectores y su
intervención, donde el déficit en el
procesamiento fonológico per se ha
resultado insuficiente para explicar la
heterogeneidad y complejidad de las
dificultades lectoras, especialmente
en el área de la fluidez; b) los
resultados de diversos estudios sobre
el desarrollo de la fluidez lectora que
reportan que niños con problemas de
lectura exhiben importantes déficits
en diversas áreas perceptuales y
motoras asociadas con la velocidad
(Wolf, Bowers & Biddle, 2000); y c)
los hallazgos provenientes de
estudios sobre la velocidad de
denominación (RAN: denominación
rápida automatizada), que parecen
Gómez-Velázquez, González-Garrido, Matute & Ramos-Loyo
252 Revista Neuropsicología, Neuropsiquiatría y Neurociencias
conferir a esta variable un valor
predictivo de las dificultades lectoras
(Denckla & Rudel, 1979), así como
los provenientes de estudios que
evidencian distintos subtipos de la
dislexia del desarrollo (Lovett,
Steinbach & Frijters, 2000).
En este sentido, se ha señalado que
los trastornos en la lectura podrían
estar relacionados con la presencia
de dificultades en el procesamiento
de las señales auditivas temporales
(Tallal & Piercy, 1973, 1974, 1975;
Halliday & Bishop, 2006; Steinbrink,
Zimmer, Lachmann, Dirichs &
Kammer, 2013). Sin embargo, el
modelo propuesto para el
procesamiento temporal auditivo ha
resultado controvertido ya que
algunos sostienen que los disléxicos
no exhiben un déficit en el
procesamiento general (Mody,
Studdert-Kennedy & Brady, 1997). Es
por ello que debe distinguirse si la
velocidad de denominación involucra,
además de la lentitud para nombrar
estímulos visuales familiares, un
déficit en el procesamiento auditivo
de estímulos del lenguaje, o si se
debe a un problema en el
procesamiento temporal más general
que podría abarcar la sincronización
de secuencias de tiempo de
estímulos no lingüísticos.
El procesamiento temporal es un
término amplio que usualmente se
emplea para definir la percepción de
bajo nivel y el procesamiento de
información acerca de las
características temporales de los
estímulos sensoriales en cualquier
modalidad, como sería el orden de
una secuencia, la detección del
tiempo transcurrido entre 2 estímulos,
o la duración de los estímulos o del
movimiento (Grondin, 2010).
Existen pocos trabajos que aborden
el problema del procesamiento
temporal desde la perspectiva
lingüística y la principal fuente de
información proviene de estudios en
lengua inglesa (Ver por ejemplo,
Tallal, 1980). Hasta el momento, son
insuficientes los datos en nuestro
idioma sobre cómo es el
procesamiento de orden temporal en
niños que inician la enseñanza formal
de la lectura y sobre todo, cuál es la
relación que este procesamiento tiene
con la Velocidad de Denominación,
considerando a ésta como una
variable de tipo lingüístico ligada al
tiempo.
Si analizamos los aspectos comunes
de la velocidad de denominación y el
procesamiento auditivo de orden
temporal, observaremos que ambas
son variables que dependen de
procesos de sincronización,
secuenciación y rapidez; que ambas
involucran un procesamiento de tipo
cross-modal (modalidades auditiva y
visual), y que las dos han demostrado
estar relacionadas con el proceso de
adquisición de la lectura. Sin
embargo, se desconoce la relación
intrínseca que guardan estas
variables entre sí, y hasta donde
Velocidad de Denominación, Lectura y Procesamiento Auditivo
Revista Neuropsicología, Neuropsiquiatría y Neurociencias 253
conocemos, tampoco se han
realizado estudios que las comparen
directamente. Es más, aunque no se
han determinado con precisión las
relaciones entre la velocidad de
denominación y la lectura, algunos
asumen que esto se debe a que tanto
la denominación como la lectura
involucran un procesamiento serial
(como sucede en el procesamiento
auditivo de orden temporal), así como
en la producción oral de los nombres
de los estímulos (Georgiou,
Parrila, Cui & Papadopoulos, 2013).
De hecho, desde la década de los
sesentas, varios autores estudiaron la
relación entre lectura y
procesamiento de orden temporal a
través del análisis de la habilidad de
los niños para parear series de
estímulos visuales o auditivos de
orden temporal (Beaton, 2004) y
encontraron que los malos lectores
tenían más dificultad para parear un
patrón visual de puntos con un patrón
auditivo de golpeteos (Birch &
Belmot, 1964). Estos hallazgos fueron
interpretados por los autores como si
los malos lectores tuvieran dificultad
para realizar una trasferencia
transmodal (de auditivo a visual) o
bien en el manejo temporal de los
estímulos. Esta línea de
investigación, en la que analiza si los
malos lectores tienen mayor dificultad
para realizar transferencia intermodal
o bien para el manejo de orden
temporal de los estímulos ha
continuado y el debate continúa
abierto de si la dificultad de los malos
lectores o de los disléxicos se
desprende de un défict más general
en la organización serial que afecta
tanto las modalidades sensoriales
como el tipo de estímulos (Corkin,
1974).
Por todo lo mencionado con
anterioridad, decidimos estudiar la
posible relación entre la velocidad
para la denominación de símbolos
(letras y números), el procesamiento
de secuencias auditivas, evaluadas a
través de la prueba TOT (Test de
Orden Temporal), y tres variables
más características de la lectura:
velocidad, precisión definida ésta por
el número de errores cometidos al
leer en voz alta y comprensión) en un
grupo de escolares típicos. Nosotros
hipotetizamos que los denominadores
lentos de símbolos (letras y números)
serían a su vez malos lectores
considerando las tres variables
analizadas y tendrían menor éxito
para realizar las tareas de orden
temporal en comparación con un
grupo de denominadores promedio.
Metodología
Participantes
Treinta niños diestros, de de
primaria, de nivel socio-económico
medio o medio-alto, que para un
estudio previo, cuando cursaban 1º
de primaria, 15 de ellos fueron
clasificados como Denominadores
Promedio (DP) con tiempos de
Gómez-Velázquez, González-Garrido, Matute & Ramos-Loyo
254 Revista Neuropsicología, Neuropsiquiatría y Neurociencias
denominación 1 desviación estándar
en las cuatro tareas de
denominación: dibujos, letras,
números y colores y, 15 como
Denominadores Lentos (DL) con
tiempo de denominación 1.5
desviación estándar en las tareas de
letras y números de la Batería de
Denominación Rápida modificada
(Gómez-Velázquez et al., 2010). En
el momento de la presente
investigación todos los participantes
asistían a una escuela privada,
monolingüe. Los grupos fueron
pareados por edad (9 o 10 años) y
género (8 varones en cada grupo).
Todos los participantes sin reporte
de antecedentes de trastornos
neurológicos, neuropsicológicos,
psiquiátricos o algún impedimento
sensorial. Tampoco habían recibido
entrenamiento musical formal y, todos
obtuvieron una puntuación
normalizada 8 puntos en las
subescalas de Vocabulario y Diseño
con Cubos del WISC-IV (Wechsler,
2007). Todos ellos presentaron
resultados normales en estudios de
impedancia y audiometría.
Material
El test de orden temporal (TOT)
(Université de Montréal, 2005) es una
prueba de aplicación individual y
monoaural que está diseñada para
evaluar la percepción temporal de
estímulos acústicos. El participante
debe relacionar secuencias de
estímulos auditivos con secuencias
de estímulos visuales con el fin de
evaluar el reconocimiento de los
patrones secuenciales de altura y
duración para estímulos verbales
(vocal /a/) y no verbales (tono puro y
trompeta) usando un modo de
respuesta táctil vía pantalla (“touch-
screen”). La prueba consiste en la
presentación de una secuencia de
estímulos auditivos que el
participante debe parear con la
correspondiente visual eligiéndola
entre 4 posibles respuestas, tocando
con su dedo índice la opción
seleccionada en una pantalla táctil
(Figura 1). Incluyen dos modalidades:
selección de patrones de altura y de
patrones de duración. Para la
primera, se presentaron secuencias
de 3 estímulos de 200 ms de
duración cada uno, con un intervalo
interestímulo (IIE) de 300 ms. Las
secuencias estuvieron constituidas
por sonidos con tonos bajos (880 Hz)
y tonos altos (1,122 Hz) en 3 series
(vocal, trompeta y tono puro) de 10
estímulos cada una. La prueba de
patrones de duración incluye
combinaciones de secuencias de tres
estímulos de 1000 Hz con un IIE de
300 ms sean cortos (250 ms) o largos
(500 ms), con 3 series (vocal,
trompeta y tono puro) de 10 estímulos
cada una. Fase de entrenamiento:
Antes de iniciar la aplicación formal
de la prueba se realizó un
entrenamiento en los diferentes tipos
de prueba para lo cual se daba al
participante retroalimentación verbal y
visual de sus respuestas cada vez
que se exponía al participante a
nuevas condiciones, tanto para los
dos tipos de patrones (altura y
Velocidad de Denominación, Lectura y Procesamiento Auditivo
Revista Neuropsicología, Neuropsiquiatría y Neurociencias 255
duración), como para los tres tipos de
estímulos (vocal, trompeta y tono
puro). Posterior al entrenamiento y
antes de realizar cada prueba
experimental, se presentaban a los
niños, entre 3 y 5 secuencias de
práctica. Si el participante identificaba
correctamente las 3 primeras
secuencias, pasaba directamente a
las pruebas experimentales. Al fallar
en 1 de ellas, se le daban otras dos
oportunidades para alcanzar el
mínimo de éxito requerido (3
secuencias correctas de 5) para
realizar la prueba.
Figura 1. Representación de los cuatro patrones de altura o duración que los niños debían
comparar con las secuencias auditivas para elegir la que representara lo que habían escuchado.
Por ejemplo el recuadro superior izquierdo representa una secuencia de tonos ALTO-ALTO-BAJO.
Fase experimental: se aplicaron 6
pruebas (2 patrones x 3 tipos de
estímulos), cada una con 10 series de
estímulos. Se contrabalanceó tanto el
orden de presentación de cada tipo
de patrón y estímulo, como el oído en
que se presentaron los mismos. Se
utilizó un audiómetro para la
presentación de los estímulos
auditivos para asegurar tanto la
fidelidad del sonido como la
atenuación de los sonidos externos.
Prueba de discriminación de tonos de
diferente altura y duración.Con la
intención de comprobar que los
participantes en la investigación no
tenían problemas para discriminar los
estímulos auditivos del TOT, se
incluyeron dos pruebas tipo odd-ball
de discriminación auditiva simple de
altura y duración, en los que se
emplearon las mismas características
de los estímulos empleados en el
Test de Orden Temporal.
Discriminación de Altura: se
presentaron 100 tonos puros de 200
ms de duración; de ellos, 30
estímulos de 880 Hz (infrecuente) y
70 de 1122 Hz (frecuente), con un IIE
de 1000 ms. Discriminación de
Duración: se presentaron 100 tonos
puros de 1000 Hz, 30 estímulos de
500 ms de duración (infrecuente) y 70
Gómez-Velázquez, González-Garrido, Matute & Ramos-Loyo
256 Revista Neuropsicología, Neuropsiquiatría y Neurociencias
de 250 ms de duración (frecuente),
con un IIE de 1000 ms.
Estos estímulos fueron presentados
biauralmente a través de audífonos
con una magnitud de 60 dB NHL
(umbral auditivo individual
determinado previamente a través del
audiómetro). Los participantes debían
presionar una tecla, lo más rápido
posible, ante la presencia del
estímulo infrecuente en ambas
pruebas, previo entrenamiento.
Prueba de lectura en voz alta
Para la evaluación de lectura se
utilizó la tarea de lectura en voz alta
de un texto de la Evaluación
Neuropsicológica Infantil (ENI,
Matute, Roselli, Ardilla y Ostrosky,
2007), Se analizaron la velocidad, la
comprensión y el número de errores
de precisión.
Análisis estadístico
Se contrastaron las medias obtenidas
por los dos grupos DP vs DL en las
tareas. Lo anterior se realizó a través
del estadístico t de Student para
grupos independientes para analizar
las variables asociadas con las tareas
de denominación rápida y las de
lectura. La contrastación de las
variables del TOT se realizó a través
de la prueba no paramétrica U de
Mann-Whitney, dado que durante la
ejecución de las pruebas de
comparación de secuencias auditivas
(TOT), algunos participantes de
ambos grupos no pudieron cubrir el
criterio mínimo para realizar las
pruebas, por lo que el número de
sujetos que completaron cada una de
ellas fue diferente. Posteriormente se
realizó un análisis de correlaciones
de Pearson para buscar asociaciones
entre las variables de lectura y las de
denominación rápida así como para
las segundas y las seleccionadas
para el análisis de ejecución del TOT.
Todo lo anterior se realizó a través
del programa estadístico SPSS.
Resultados
Ejecución en tareas de Denominación
Rápida y Lectura.
Con relación al desempeño en la
tarea de denominación, se
encontraron tiempos de
denominación de letras y números
significativamente mayores en el
grupo DL en comparación con el
grupo DP. En la denominación de
dibujos y colores no se encontraron
diferencias significativas entre los
grupos.
Con relación a la tarea de lectura, los
resultados mostraron diferencias
estadísticamente significativas entre
los grupos para las tres variables:
palabras leídas por minuto, cantidad
de errores y comprensión. El grupo
DL presentó un rendimiento lector
más bajo que los DP en las 3
mediadas y, la mayor diferencia entre
los grupos se encontró en la
velocidad lectora (Tabla 1).
Velocidad de Denominación, Lectura y Procesamiento Auditivo
Revista Neuropsicología, Neuropsiquiatría y Neurociencias 257
Correlación de la velocidad de
denominación y la lectura
El análisis de correlación entre las
variables de denominación y las de
lectura mostró que la velocidad
lectora está relacionada
negativamente con la velocidad de
denominación de letras (r = -0.586,
p<0.01) y números (r= -0.661,
p<0.01), de modo que a mayores
tiempos de denominación de
símbolos, los niños leían un menor
número de palabras por minuto. En la
cantidad de palabras modificadas al
leer el texto sólo la denominación de
números mostró una correlación
significativa con este aspecto (r=
0.543, p<0.01). La comprensión
lectora no correlacionó con la
velocidad de denominación.
Comparación de secuencias auditivas
de diferente altura y duración.
Con relación a la detección de
secuencias auditivas de diferente
altura, se encontró una diferencia
entre grupos en las secuencias de
estímulos de trompeta y de tonos
puros en donde el grupo DL
empleaba más tiempo para resolver
las pruebas. Respecto al mero de
respuestas correctas, no hubo
diferencias significativas entre los
grupos (Ver Tabla 2).
En la detección de secuencias de
estímulos de diferente duración se
apreció una tendencia en el grupo DL
a presentar mayores tiempos de
ejecución pero sin alcanzar
significación estadística. El grupo DL
sin embargo, mostró un número de
respuestas correctas
significativamente menor que el grupo
DP en la comparación de secuencias
de estímulos de trompeta (Tabla 2).
Gómez-Velázquez, González-Garrido, Matute & Ramos-Loyo
258 Revista Neuropsicología, Neuropsiquiatría y Neurociencias
Correlación entre la Velocidad de
Denominación y la Prueba TOT
El análisis de correlación mostró que
de los patrones de altura, las
respuestas correctas del estímulo
vocal y el tiempo de ejecución del
estímulo de trompeta correlacionaron
con la denominación de letras; de
igual forma, la denominación de
números mostró una fuerte
correlación positiva con los tiempos
de ejecución de la comparación de
trompeta y tonos puros. De manera
que los niños más lentos para la
denominación de símbolos tendieron
a ser más lentos en la comparación
de los patrones (Tabla 3).
Las correlaciones de los patrones de
duración fueron entre la
Velocidad de Denominación, Lectura y Procesamiento Auditivo
Revista Neuropsicología, Neuropsiquiatría y Neurociencias 259
denominación de números con el
tiempo de ejecución del estímulo de
trompeta y, la denominación de
colores correlacionó con las
respuestas correctas de este mismo
tipo de estímulo (Tabla 3).
Exclusión de la velocidad general de
procesamiento como factor
Con el fin de conocer si las
diferencias en la ejecución entre los
grupos en las tareas de comparación
de secuencias auditivas podría
asociarse tanto a dificultades para
discriminar las diferencias de altura y
duración entre los estímulos de cada
secuencia, como a limitaciones más
generales en la velocidad de
procesamiento, que harían que la
velocidad de los Denominadores
Lentos fuera baja para denominar
símbolos, para leer textos
conectados, así como para ejecutar
las diferentes pruebas del TOT, se
decidió incluir en la investigación una
tarea de discriminación auditiva
simple de tonos de diferente altura y
duración, usando tonos puros con las
mismas diferencias en altura y
duración que los estímulos
empleados en el TOT. Esta prueba
se diseñó usando un paradigma
clásico odd-ball, en la que los
participantes al escuchar estímulos
de diferente altura debían presionar
Gómez-Velázquez, González-Garrido, Matute & Ramos-Loyo
260 Revista Neuropsicología, Neuropsiquiatría y Neurociencias
una tecla solo ante la presencia del
tono más bajo; en el caso de los
tonos de diferente duración debían
responder solo ante la presencia del
tono más corto. Los estímulos que
debían ser detectados por los niños
se presentaban de manera
infrecuente en una relación de 30/70.
En la discriminación simple de
estímulos auditivos de diferente altura
y duración, el grupo DL obtuvo
resultados similares que el DP tanto
en tiempos de ejecución como en
cantidad de respuestas correctas
mostró una habilidad similar que el
grupo DP para detectar las
diferencias de altura y de duración
entre los estímulos que se emplearon
en el TOT y. Esto corrobora que los
DP no tienen limitaciones en la
velocidad para emitir respuestas
motoras ante la detección de un
estímulo auditivo simple, ni para
discriminar diferencias de altura o de
duración entre los estímulo usados
para las secuencias auditivas del
TOT (Tabla 4).
De la misma manera que con las
demás pruebas se realizó un análisis
de correlaciones y no se encontró
relación significativa entre la
velocidad de denominación y las
pruebas de discriminación simple de
diferencias en altura o duración.
Discusión
El objetivo central del presente
estudio fue determinar si existe una
relación entre la velocidad de
denominación, particularmente de
símbolos (letras y números) con el
Velocidad de Denominación, Lectura y Procesamiento Auditivo
Revista Neuropsicología, Neuropsiquiatría y Neurociencias 261
procesamiento auditivo de orden
temporal y el desempeño lector. Con
el fin de determinar si la mayor
lentitud en el desempeño no se
desprendía de una lentitud más
generalizada en el procesamiento de
estímulos visuales o auditivos, se
comparó la ejecución entre grupos de
DP vs DL en una tarea de
discriminación simple de estímulos
auditivos de diferente altura y
duración, el grupo DL obtuvo
resultados similares a los del DP
tanto en tiempos de ejecución como
en cantidad de respuestas correctas y
mostró con ello una habilidad similar
que el grupo DP para detectar las
diferencias de altura y de duración
entre los estímulos que se emplearon
en el TOT y. Esto corrobora que los
DP no tienen limitaciones en la
velocidad para emitir respuestas
motoras ante la detección de un
estímulo auditivo simple, ni para
discriminar diferencias de altura o de
duración entre los estímulo usados
para las secuencias auditivas del
TOT.
Los grupos estudiados mostraron
diferencias significativas entre
respecto a la lectura. En general, el
grupo de niños denominadores lentos
leyó más lentamente, con un mayor
número de errores de lectura y menor
comprensión que los denominadores
promedio, lo cual no es sorprendente
si consideramos que el factor
velocidad de denominación, criterio
base para diferenciar los 2 grupos
como se había planteado, constituye
un importante predictor del desarrollo
lector en el idioma español (Gómez-
Velázquez et al., 2010).
En la actualidad se distinguen dos
variables principales con un
significativo poder predictor para el
rendimiento lector: la conciencia
fonológica y la velocidad de
denominación. Las dificultades en las
habilidades fonológicas fueron
consideradas por muchos os como
el déficit central de la dislexia, donde
la conciencia fonológica, es decir, el
conocimiento de la estructura de los
sonidos que componen las palabras y
la habilidad para manipularlos, resulta
un componente clave en el desarrollo
de la habilidad para leer. En el idioma
español existen varios trabajos que
establecen una relación entre la
conciencia fonológica y el aprendizaje
de la lectura (Jiménez & Artiles, 1990;
Jiménez & Ortiz, 2000; Márquez & de
la Osa, 2003; Matute et al., 2012),
reportando algunos autores que el
conocimiento de las letras y la
conciencia fonológica son los mejores
predictores de la lectura en primer
grado (Bravo, Villalón & Orellana,
2006).
Sin embargo, también se ha señalado
que los niños con dislexia
frecuentemente son identificados solo
considerando las medidas de
eficiencia lectora a nivel de palabras,
por lo que los niños eficientes pero
lentos, se excluyen frecuentemente
de las investigaciones e
intervenciones clínicas (Lovett, 1987;
Gómez-Velázquez, González-Garrido, Matute & Ramos-Loyo
262 Revista Neuropsicología, Neuropsiquiatría y Neurociencias
Wolf et al., 2002). Esto podría haber
contribuido a enfocar los estudios de
la dislexia en los aspectos
fonológicos del proceso lector,
minimizando otros como la naturaleza
de la rapidez, la eficiencia y la
comprensión de la lectura de textos
conectados.
En los sujetos disléxicos de
ortografías transparentes las
dificultades fonológicas son menos
pronunciadas que en el inglés (lengua
de la que provienen la mayor parte de
los estudios sobre este pico), pero
la velocidad para la decodificación
representa un rasgo sobresaliente
(Wimmer, 1993). De hecho, Serrano y
Defior (2008) mostraron que un déficit
en la automatización subyace a la
lenta ejecución de los niños disléxicos
al realizar tareas de conciencia
fonológica, por lo que sugieren que
en las evaluaciones de la dislexia, al
menos en el idioma español, las
medidas del tiempo son más
sensibles que las de eficiencia.
Considerando lo anterior, un punto
importante en nuestro trabajo
consistió en distinguir si las
diferencias observadas en la
velocidad de denominación entre los
grupos, obedecen o no a una
limitación en la velocidad de
procesamiento general. Los
resultados rechazan esta posible
explicación, ya que la emisión de la
respuesta motora ante la detección
simple de un estímulo auditivo fue
prácticamente equivalente en los dos
grupos.
Consideramos que existen
características comunes entre la
denominación de símbolos (letras y
números) y la tarea de comparación
que se realiza en el Test de Orden
Temporal, ya que en la denominación
de símbolos, el niño aprende a
asociar un sonido con una
representación visual que es la letra,
posteriormente reconoce una
secuencias de sonidos que
corresponde con una secuencia de
letras (palabra impresa); en la
comparación de patrones de diferente
altura o duración del TOT, el niño
aprende a asociar un tono alto con un
cuadrito ubicado en parte superior o
un sonido largo con una barrita más
larga, para posteriormente reconocer
secuencias de sonidos con una
representación visual de esa
secuencia.
Se esperaba que de acuerdo a los
estudios sobre procesamiento
auditivo de orden temporal, los niños
denominadores lentos de nuestra
investigación quienes además
presentan dificultades lectoras en
comparación con sus pares,
presentaran menor eficiencia en la
ejecución del TOT, con problemas
para reconocer el orden de los
estímulos y por ende presentaran
más errores. Sin embargo, nuestros
resultados muestran que los
Denominadores Lentos presentan
mayores problemas en los tiempos de
ejecución, mostrando que pueden
Velocidad de Denominación, Lectura y Procesamiento Auditivo
Revista Neuropsicología, Neuropsiquiatría y Neurociencias 263
reconocer el orden en que se
presentan los tonos, pero lo hacen de
manera significativamente más lenta
que los Denominadores Promedio.
Esto parece compatible con la lentitud
de los Denominadores Lentos tanto
para la denominación de las letras o
los números como para la lectura de
palabras completas, pueden
reconocer las letras o las palabras
pero lo hacen sustancialmente más
lento.
La hipótesis más aceptada acerca de
la contribución del procesamiento
temporal a la lectura trata sobre la
relación intrínseca entre este tipo de
procesamiento y las habilidades
fonológicas que requiere el desarrollo
lector (Tallal, 2004). En este sentido,
se postula que el procesamiento
temporal constituye la base de la
segmentación de las señales
lingüísticas, lo que ayudaría en el
proceso de establecer
representaciones fonológicas
estables de la estructura de las
palabras (Tallal, Miller, Jenkins &
Merzenich, 1997).
De manera general, los
Denominadores Lentos tendieron a
ser más lentos prácticamente en
todas las pruebas del TOT y sólo
fueron menos eficientes en una de
ellas, realizando juicios de orden
temporal acerca de sonidos con
características diferentes (altura y
duración), o incluso de distinta
naturaleza (trompeta y tonos puros).
Esto parece sugerir que la lenta
denominación de estos niños podría
estar reflejando un déficit particular
en la manipulación cross-modal de la
información, y/o en la asignación de
sus representaciones visuales, lo que
concordaría con la noción de que los
denominadores lentos tienen
dificultades para establecer y/o
estabilizar las representaciones
simbólicas en memoria. Esto
dificultaría además la automatización
de la recuperación de estas
representaciones, con una lógica
repercusión en otras áreas que
involucran procesos similares como
podría ser la adquisición de un
adecuado conocimiento ortográfico.
El resultado de algunos trabajos
recientes parecen sustentar esta
hipótesis (González-Garrido, Gómez-
Velázquez & Rodríguez-Santillán,
2013; mez-Velázquez, González-
Garrido & Vega-Gutiérrez, 2013).
Una explicación alternativa podría ser
que el déficit radica en un problema
para relocalizar la atención, ya que en
niños disléxicos se ha reportado una
afectación del juicio de orden
temporal en condiciones de baja
carga atencional (Pérez, García,
Lage, Leh & Valdés-Sosa, 2008),
pero esta hipótesis parece distante si
consideramos que la tarea resultó tan
compleja para los niños que algunos
no lograron terminarla, incluso entre
aquellos clasificados como
Denominadores Promedio.
Nuestros resultados concuerdan
además con la noción de que los
Gómez-Velázquez, González-Garrido, Matute & Ramos-Loyo
264 Revista Neuropsicología, Neuropsiquiatría y Neurociencias
niños con problemas en el
aprendizaje de la lectura pueden
también exhibir problemas en el
procesamiento auditivo temporal,
como se ha reportado incluso en
sistemas con escritura de tipo
logográfico (Meng, Sai, Wang, Wang,
Sha & Zhou, 2005).
La presente investigación representa
una primera aproximación a la
relación entre la lenta velocidad de
denominación con el procesamiento
auditivo de orden temporal,
señalando la importancia del
procesamiento cross-modal y su
rápida automatización en el
aprendizaje de un proceso tan
complejo como la lectura. El estudio
del procesamiento auditivo de orden
temporal en grupos más grandes de
niños con diferentes dificultades
como el procesamiento fonológico o
la presencia de un doble déficit
(problemas en la velocidad de
denominación más problemas
fonológicos) podría ampliar nuestro
conocimiento sobre las dificultades
subyacentes a los trastornos en el
aprendizaje de la lectura del español.
Referencias
Beaton, A. A. (2004). Dyslexia,
reading and the brain. New York,
USA, Psychology Press.
Birch, H. G., & Belmont, L. (1964).
Auditory-visual integration in normal
and retarded readers. American
Journal of Orthopsychiatric, 34, 852-
861.
Bowers, P. G., & Wolf, M (1993),
Theoretical links among naming
speed, precise timing mechanisms
and orthographic skill in dyslexia.
Reading and Writing: An
interdisciplinary Journal, 5, 69-85.
Bravo, L., Villalón, M., & Orellana, E.
(2006). Diferencias en la predictividad
de la lectura entre primer año y cuarto
año básicos. Psykhe, 15, 3-11.
Corkin, S. (1974). Serial-ordering
deficits in inferior readers.
Neuropsychologia. 12, 347-354.
Denckla, M. B., & Rudel, R. G.
(1979). Naming of objets by dyslexic
and other learning-disabled children.
Brain and Language 3, 1-15.
Georgiou, G. K., Parrila, R., Cui, Y., &
Papadopoulos, T. C. (2013). Why is
rapid automatized naming related to
reading? Journal of Experimental
Child Psychology, 115, 218-25.
Gómez-Velázquez, F. R., González-
Garrido, A. A., & Vega-Gutiérrez, O.
L. (2013). Naming abilities and
orthographic recognition during
childhood. An event-related brain
potentials study. International Journal
of Psychological Studies, 5(1), 55-68.
Gómez-Velázquez, F. R., González-
Garrido, A. A., Zarabozo, D., &
Amano, M. (2010). La velocidad de
Velocidad de Denominación, Lectura y Procesamiento Auditivo
Revista Neuropsicología, Neuropsiquiatría y Neurociencias 265
denominación de letras. El mejor
predictor del desarrollo lector en
español. Revista Mexicana de
Investigación Educativa, 15(46), 823-
847.
González-Garrido, A. A., Gómez-
Velázquez, F. R., & Rodríguez-
Santillán, E. (2013). Orthographic
recognition in late adolescents: An
assessment through event-related
brain potentials. Clinical EEG and
Neuroscience. doi:
10.1177/1550059413489975
Grondin, S. (2010). Timing and time
perception: A review of recent
behavioral and neuroscience findings
and theoretical directions. Attention,
Perception & Psychophysics, 72,
561–582.
Halliday, L. F., & Bishop, D. V. (2006).
Is poor frequency modulation
detection linked to literacy problems?
A comparison of specific reading
disability and mild to moderate
sensorineural hearing loss. Brain &
Language, 97, 200-13.
Jiménez González, J. E., & Artiles, C.
(1990). Factores predictivos del éxito
en el aprendizaje de la lectoescritura.
Infancia y Aprendizaje, 49, 21-36.
Jiménez González, J. E., & Ortiz
González, M. R. (2000).
Metalinguistic awareness and reading
acquisition in Spanish language.
Spanish Journal of Psychology, 3, 37-
46.
LaBerge, D., & Samuels, S. J. (1974).
Toward a theory of automatic
information processing in reading.
Cognitive Psychology, 6, 293–323.
Lee, Y., Yim, D., & Sim, H. (2012).
Phonological processing skills and its
relevance to receptive vocabulary
development in children with early
cochlear implantation. International
Journal of Pediatric
Otorhinolaryngology, 76, 1755-60.
Loveall, S. J., Channell, M.
M., Phillips, B. A., & Conners, F. A.
(2013). Phonological recoding, rapid
automatized naming, and
orthographic knowledge. Journal of
Experimental Child Psychology, 116,
738-46.
Lovett, M. (1987). A developmental
approach to reading disability:
Accuracy and speed criteria of normal
and deficient reading skill. Child
Development, 58, 234–260.
Lovett, M., Steinbach, K. A. & Frijters,
J. C. (2000). Remediating the core
deficits of developmental reading
disability: A double-deficit
perspective. Journal of Learning
Disabilities. 33(4), 334-358.
Márquez, J., & de la Osa, P. (2003).
Evaluación de la conciencia
fonológica en el inicio lector. Anuario
de Psicología, 34, 357-370.
Gómez-Velázquez, González-Garrido, Matute & Ramos-Loyo
266 Revista Neuropsicología, Neuropsiquiatría y Neurociencias
Matute, E., Montiel, T., Pinto, N.,
Rosselli, M., Ardila, A., & Zarabozo,
D. (2012). Comparing cognitive
performance in illiterate and literate
children. International Review of
Education, 58, 109–127
Matute, E., Rosselli, M., Ardila, A., &
Ostrosky, F. (2007). Evaluación
Neuropsicológica Infantil: ENI.
Manual Moderno. México.
Meng, X., Sai, X., Wang, C., Wang,
J., Sha, S., & Zhou, X. (2005).
Auditory and speech processing and
reading development in Chinese
school children: behavioural and ERP
evidence. Dyslexia, 11, 292-310.
Mody, M., Studdert-Kennedy, M., &
Brady, S. (1997). Speech perception
deficits in poor readers: auditory
processing or phonological coding?
Journal of Experimental Child
Pschology, 64,199-231.
Pérez, A., García, L., Lage, A., Leh,
S. E., & Valdés-Sosa, M. (2008).
Right impairment of temporal order
judgements in dyslexic children.
Laterality. 13, 545-60.
Serrano, F., & Defior, S. (2008).
Dyslexia speed problems in a
transparent orthography. Annals of
Dyslexia, 58, 81-95.
Steinbrink,C., Zimmer, K., Lachmann,
T., Dirichs, M., & Kammer, T. (2013).
Development of
Rapid Temporal Processing and Its
Impact on Literacy Skills in Primary
School Children. Child Development.
En prensa.
Tallal, P. (1980). Auditory temporal
perception, phonics and reading
disabilities in children. Brain and
Language, 9, 182-198.
Tallal, P. (2004). Improving language
and literacy is a matter of time. Nature
Reviews Neuroscience, 5, 721–728.
Tallal, P., Miller, S., Jenkins, B., &
Merzenich, M. (1997). The role of
temporal processing in developmental
language-based learning disorders:
Research and clinical implications. En
B. Blackman (Ed.), Foundations of
reading acquisition (pp. 49–66).
Mahwah, NJ: Erlbaum.
Tallal, P., & Piercy, M. (1973).
Developmental aphasia: impaired rate
of non-verbal processing as a function
of sensory modality.
Neuropsychologia, 11, 389-398.
Tallal, P., & Piercy, M. (1974).
Developmental aphasia: rate of
auditory processing and selective
impairment of consonant perception.
Neuropsychologia, 12, 83-93.
Tallal, P., & Piercy, M. (1975).
Developmental aphasia: the
perception of brief vowels and
extended stop consonants.
Neuropsychologia, 13, 69-74.
Velocidad de Denominación, Lectura y Procesamiento Auditivo
Revista Neuropsicología, Neuropsiquiatría y Neurociencias 267
Test d’Ordre Temporel (2005). v 1.1.
Université de Montréal.
Wagner, R. K., Torgesen, J. K., y
Rahotte, C. A. (1994). The
development of reading-related
phonological processing abilities: New
evidence of bidirectional causality
from a latent variable longitudinal
study. Developmental Psychology,
30, 73-87.
Wechsler, David. Escala Wechsler de
Inteligencia para Niños-IV. Traducido
por Gloria Padilla Sierra. México:
Manual Moderno, 2007.
Wimmer, H. (1993). Characteristics of
developmental dyslexia in a regular
writing system. Applied
psycholinguistics, 14, 1-33.
Wolf, M., Bowers, P. & Biddle, K.
(2000). Naming-speed processes,
timing, and reading: A conceptual
review. Journal of Learning
Disabilities. 33, 387-407.
Wolf, M., Goldberg, A. O., Gidney, C.,
Lovett, M., Cirino, P., & Morris, R.
(2002). The second deficit: An
investigation of the independence of
phonological and naming-speed
deficits in developmental dyslexia.
Reading and Writing: An
Interdisciplinary Journal, 15, 43–72.
... El conocimiento alfabético facilita el desarrollo de habilidades fonológicas al establecerse una relación causal entre el conocimiento del nombre de las letras y el aprendizaje de sus sonidos, así se ha evidenciado en estudios longitudinales y de correlación realizados en diferentes lenguas (De Jong & Van der Leij, 2002;López-Escribano & Beltrán, 2009). Ahora bien, un problema de la mayor parte de los estudios destinados a analizar las habilidades que intervienen en el aprendizaje lector (conciencia fonológica, velocidad de denominación y conocimiento alfabético), es que son de tipo correlacional, es decir, se ha intentado demostrar que los niños con mejores resultados en velocidad de denominación y conciencia fonológica son los que mayores niveles de lectura presentan (Martínez, 2014;Gómez-Velázquez, González-Garrido, Matute & Ramos-Loyo, 2014). Sin embargo, estos trabajos no ofrecen una explicación de dichas correlaciones, pudiendo deberse estos resultados a otras variables no analizadas. ...
Article
Full-text available
Interest in learning to read as well as the ability to predict the acquisition of this linguistic ability in early age has been the subject of numerous investigations in recent years. In the context, the aim of this study was to analyze the effect that the joint intervention in phonemic awareness, alphabetic naming speed and is knowledge about learning reading during the acquisition process of this linguistic skill. A quasi-experimental design compared between groups with pretest posttest measures and was employed. Participants 408 students aged 5 to 6 years. The experimental group had significantly higher scores than the control tests phonological awareness, rapid naming and knowledge of the written code group achieving higher levels in reading assignments. The results support the development of educational models that integrate these variables for both improving learning reader in the early ages, and for the prevention of difficulties in this linguistic ability, which has important educational implications for reading instruction in the classroom.
Article
Full-text available
While it is known that the process of becoming literate begins in early childhood and usually involves several years of schooling, research related to cognitive characteristics has been done mostly on illiterate adults, and information concerning illiterate children is therefore limited. The aim of the present study, involving 21 illiterate and 22 literate Mexican children aged 6 to 13, was to investigate the effects of literacy on neuropsychological characteristics during childhood. The children’s performance on 16 cognitive domains of the Evaluación Neuropsicológica Infantil (ENI, Child Neuropsychological Assessment) was examined in three mixed within- and between-groups profile analyses. The results suggest that the effect of literacy observed in adults is already evident in children in almost every task analysed. Moreover, the fact that an age effect was detected for the calculation abilities suggests that maths learning is school- and environment-dependent.
Article
Full-text available
The aim of this article is to present the issues of a follow-up study between 227 children of first and fourth grade of elementary school. They were tested with several psycholinguistic tests at the beginning of first grade and thereafter they were tested in reading at the end of the first and fourth grade. The variability in the prediction of the initial tests over the first and fourth grades was calculated by correlations and step-wise regression. The results show that there is variability among the predictive variables between these grades. In first grade the most predictive tests were letter naming and phonological awareness. For fourth grade the most predictive tests were letter naming and knowledge ot written words and textual structures.
Article
Full-text available
Resumen: En este trabajo se estudió longitudinalmente, en 121 niños, el valor predictivo de la velocidad de denominación y las habilidades fonológicas sobre el aprendizaje de la lectura y sus alteraciones. La denominación de letras predijo mejor la ejecu-ción lectora e identificó correctamente a 63% de los niños que posteriormente presentaron dificultades en la velocidad para leer, la cual se ha considerado como el rasgo distintivo de la dislexia en español. Algunas tareas de conciencia fonológica contribuyeron a explicar la eficiencia y la comprensión lectora. Los niños con un doble déficit, en velocidad de denominación y conciencia fonológica, presentaron el peor rendimiento lector. La evaluación de la velocidad de denominación en etapas tempranas puede tener importantes implicaciones para el diagnóstico y la intervención de los niños con dificultades en el aprendizaje de la lectura. Abstract: This project was a longitudinal study, in 121 children, of the predictive value of naming speed and phonological awareness in learning to read and its alterations. Naming letters best predicted the execution of reading and correctly identified 63% of the children who subsequently showed difficulties in reading speed. Such difficulties have been considered the distinctive trait of dyslexia in Spanish. Some tasks of phonological awareness contributed to explaining reading efficiency and comprehension. Children with a double deficit, in naming speed and phonological awareness, had the worst performance in reading. The evaluation of naming speed at early stages can have important implications on diagnosis and intervention in children with difficulties in learning to read.
Article
Full-text available
Children with reading disabilities or dyslexia, commonly suffer disturbances in phonological awareness, slow-naming speed, and delayed automatic word recognition. A close relation between naming speed and reading difficulties has been well documented; hence, the former could be a useful early predictor of dyslexia. Reading disabled children usually show orthographic problems, but the neurophysiological basis underlying the detection of orthographic violations is still unclear. In this study, 28 healthy, right-handed, second-grade children were selected from a wider screening study and divided into two groups according to their performance on a rapid-naming test battery: slow-naming (SN) and average-naming (AN). Groups were matched by sex, age and school grade, and participants were asked to perform a visual recognition task that consisted of two stimuli: an easily-named drawing followed by a word that either matched (congruent) or did not match (on semantic or orthographic grounds) the drawing. Subjects were instructed to judge the relationship between each pair of stimuli and then press a key on a keyboard while ERP were being recorded. Behavioral results showed significant differences between groups in terms of the number of correct responses, but only for the orthographic violation condition, as no significant differences were observed in reaction times. In addition, SN showed poorer reading performance compared to AN. ERP were significantly different between the two groups during processing of visual words. Results are interpreted as the expression of the difficulties that SN manifested in generating strong associations between phonological and orthographic word forms.
Article
In a longitudinal study, auditory and visual temporal order thresholds (TOTs) were investigated in primary school children (N = 236; mean age at first data point = 6;7) at the beginning of Grade 1 and the end of Grade 2 to test whether rapid temporal processing abilities predict reading and spelling at the end of Grades 1 and 2. Auditory and visual TOTs differed but showed comparable developmental trajectories over 20 months. Visual TOTs were not predictive of literacy measures; auditory TOTs in Grade 1 were the best predictor. Interestingly, they were related to spelling in Grade 2 while auditory TOTs in Grade 2 were not, suggesting that rapid auditory processing abilities have a causal influence on literacy development.
Article
Reading speed and efficiency are achieved through the automatic recognition of written words. Difficulties in learning and recognizing the orthography of words can arise despite reiterative exposure to texts. This study aimed to investigate, in native Spanish-speaking late adolescents, how different levels of orthographic knowledge might result in behavioral and event-related brain potential differences during the recognition of orthographic errors. Forty-five healthy high school students were selected and divided into 3 equal groups (High, Medium, Low) according to their performance on a 5-test battery of orthographic knowledge. All participants performed an orthographic recognition task consisting of the sequential presentation of a picture (object, fruit, or animal) followed by a correctly, or incorrectly, written word (orthographic mismatch) that named the picture just shown. Electroencephalogram (EEG) recording took place simultaneously. Behavioral results showed that the Low group had a significantly lower number of correct responses and increased reaction times while processing orthographical errors. Tests showed significant positive correlations between higher performance on the experimental task and faster and more accurate reading. The P150 and P450 components showed higher voltages in the High group when processing orthographic errors, whereas N170 seemed less lateralized to the left hemisphere in the lower orthographic performers. Also, trials with orthographic errors elicited a frontal P450 component that was only evident in the High group. The present results show that higher levels of orthographic knowledge correlate with high reading performance, likely because of faster and more accurate perceptual processing, better visual orthographic representations, and top-down supervision, as the event-related brain potential findings seem to suggest.
Article
The objective of this study was to examine why rapid automatized naming (RAN) is related to reading by manipulating processes involved at the input, processing, and output stages of its production. In total, 65 children in Grade 2 and 65 in Grade 6 were assessed on serial and discrete RAN (Digits and Objects), Cancellation, RAN Yes/No, and oral and silent reading fluency. The results of regression analyses indicated that RAN is related to reading because both involve serial processing and oral production of the names of the stimuli.
Article
Objectives: The purposes of this study were to investigate phonological processing skills for children with cochlear implants (CIs) in comparison with children with normal hearing (NH), and to assess whether phonological processing skills can explain variance in receptive vocabulary scores in children with CIs. Methods: Twenty-five deaf children who received a CI before 2 years of age were included in this study, and they ranged from 4 years to 6 years 11 months. Twenty-five children with NH as a control group were matched to children with CIs on the basis of chronological age with 3 months. Phonological processing skills were measured by the phonological awareness (PA), nonword repetition (NWR), and rapid automatized naming (RAN) tasks. Receptive vocabulary skills were also tested by the Peabody Picture Vocabulary Test - Korean version. Results: Children with CIs performed significantly lower than children with NH on PA (p<.05) and NWR (p<.001) tasks. Children with CIs showed slower naming speed than children with NH, which did not reach the significant level (p>.05). Among phonological processing skills, PA contributed significant amount to receptive vocabulary skills in children with CIs (p<.001). Conclusions: Children with early implantation receive substantial benefits for developing lexical access skills. However, children with CIs showed delays in PA and NWR in comparison with age-matched children with NH. For children with CIs, PA among phonological processing skills plays an important role of developing receptive vocabulary skills.