Conference PaperPDF Available

Apego y conducta prosocial en adolescentes

Authors:

Abstract

Teniendo en cuenta el rol fundamental del apego parental en el desarrollo de diferentes recursos socio-emocionales, el objetivo de este trabajo fue estudiar si la percepción del apego parental, se relaciona con la conducta prosocial adolescente. Se trabajó con una muestra intencional de 285 adolescentes (216 mujeres y 69 varones) de entre 14 y 18 años (M = 15,68; DE = 1,14), de Córdoba, Argentina. Previa autorización de los padres y consentimiento informado, se les administró la versión castellana del Cuestionario de Apego Parental (PAQ) de Kenny (1987) y la versión traducida y validada para adolescentes argentinos (Richaud, Mesurado, Kohan Cortada, 2012) del Prosocial Tendencies Measure (PTM) de Carlo y Randall (2002). Se realizó un Análisis Multivariado de Variancia (MANOVA), cuyos resultados indicaron diferencias significativas en el perfil de prosocialidad en función del grado y tipo de apego, tanto positivo (F de Hotelling(8,544) = 2.18; p = 0.02) como negativo (F de Hotelling (8,544) = 2.07; p = 0.03). Los resultados de los análisis univariados correspondientes a cada una de las dimensiones de la conducta prosocial evaluada, se discuten en función de los desarrollos teóricos y empíricos encontrados hasta el momento, encontrando una consistencia general entre los mismos.
V Congreso Internacional de Investigación y Práctica Profesional en Psicología. 27 al 30 de Noviembre del 2013.
APEGO Y CONDUCTA PROSOCIAL EN ADOLESCENTES
Balabanian, C.
a
; Lemos, V.
a b
; Vargas, J.
a b
a
Universidad Adventista del Plata
b
Centro Interdisciplinario de Investigaciones en Psicología, Matemática y Experimental (CIIPME-CONICET)
INTRODUCCIÓN
Con el término ‘conducta prosocial’ nos referimos a cualquier tipo de comportamiento que produce un beneficio hacia otros, o que conlleva consecuencias
sociales positivas. El conocimiento de este tipo de conductas puede resultar útil para construir una sociedad más prosocial. Hasta los años setenta, la historia de las
ciencias sociales ha estado más enfocada en los aspectos negativos y las conductas antisociales; a partir de esta época, surgió un mayor interés por el estudio de las
conductas positivas. La investigación, el estudio y la evaluación de la conducta prosocial tiene principalmente dos fines: prevenir las conductas antisociales, como
por ejemplo, la agresión, la delincuencia, la violencia y la indiferencia frente a los problemas de los otros; y potenciar desde la infancia los comportamientos de
solidaridad, cooperación, ayuda y tolerancia (Moñivas, 1996).
Por otro lado, la teoría del apego, nacida en los años cincuenta, ha ido expandiéndose en las últimas décadas, para proporcionar una explicación acerca de las
relaciones que se producen entre el niño y sus cuidadores a lo largo de la primera infancia (Oliva Delgado, 2011). La teoría sobre el apego, denominado como ‘el
vínculo afectivo que se establece entre madre e hijo’, ha sido formulada por John Bowlby y Mary Ainsworth; y constituye actualmente uno de los planteamientos
teóricos más firmes en el área del desarrollo socio-emocional (Oliva Delgado, 2004).
Cada vez es más frecuente la utilización de la teoría del apego para comprender algunos de los cambios producidos a lo largo de la adolescencia. Los diferentes
estilos de apego construidos durante la primera infancia, servirán en gran medida para predecir los procesos relacionales que tienen lugar tras la pubertad. Se
menciona además que la seguridad del apego incide en la capacidad de regulación emocional, promoviendo así un mejor ajuste social (Oliva Delgado, 2011).
Cabe mencionar que mediante las conductas que los padres proporcionan en respuesta a las necesidades de sus hijos, modelarán la conducta prosocial o antisocial
de éstos (Krevans y Gibbs, 1996). Los padres actúan como agentes de socialización; transmiten de forma explícita e implícita los valores sociales, representando
al niño la cultura. En este sentido, el contexto familiar tiene gran influencia sobre el desarrollo de la conducta prosocial (Garaigordobil Landazabal, 2005).
Teniendo en cuenta el rol fundamental del apego parental en el desarrollo de diferentes recursos socio-emocionales, el objetivo del presente
estudio ha sido determinar en qué manera el apego se vincula con las dimensiones de la prosocialidad evaluada a través del PTM.
Se trabajó con una muestra no probabilística intencional de 285 adolescentes (216 mujeres y 69 varones) de entre 14 y 18 años (M= 15,68; DE =
1,14), de Córdoba, Argentina.
INSTRUMENTOS
Cuestionario de Apego Parental (PAQ) de Kenny (1987): Para la evaluación del apego se administró una versión traducida y validada en Argentina del
Cuestionario de Apego Parental (PAQ) (Cansobre, 2004), considerando los resultados psicométricos obtenidos en la muestra de estudio (Balabanian y Lemos,
2013). El cuestionario permite evaluar la forma en que los adolescentes perciben a sus padres y su relación con ellos.
Medida de Tendencia Prosocial (PTM) de Carlo y Randall (2002): Para evaluar la prosocialidad se utilizó la versión traducida y validada para adolescentes
argentinos (Richaud, Mesurado, Kohan Cortada, 2012) del Prosocial Tendencies Measure (PTM) de Carlo y Randall (2002). Estos autores habían propuesto seis
tipos de conductas pro-sociales, es decir, seis dimensiones: (1) Altruista: ayudar motivado por la preocupación por el bienestar de los demás, (2) Complaciente:
ayudar a los demás en respuesta a la solicitud, (3) Emocional: ayudar a los demás bajo circunstancias emocionalmente evocadores, (4) Público: realizado, al
menos en parte, por el deseo de obtener la aprobación y el respeto de los demás y mejorar la autoestima de uno, (5) Anónimo: aquellas conductas que se realizan
sin conocimiento de quien es el que provee la ayuda, y (6) Grave/Extremo: ayudar en crisis o situaciones de emergencia.
Los análisis realizados por Richaud, et. al. (2012) en población adolescente argentina, indicaron cuatro dimensiones principales: (1) Altruista: Esta dimensión
está relacionada con la motivación intrínseca para ayudar en base a los procesos afectivos internos positivos, (2) Público: Esta dimensión hace referencia a la
motivación extrínseca de recibir un beneficio o un reconocimiento por parte de los demás, (3) Anónimo: Esta dimensión pretende evaluar la motivación de las
personas que ayudan sin que los demás sepan por quién han sido ayudados y (4) Respuesta: Las dimensiones de ‘Extremo’, ‘Emocional’ y ‘Complaciente’
propuestas por Carlo y Randall (2002) parecerían hacer referencia a una conducta impulsada por una intensa demanda externa: una grave crisis, un fuerte estado
emocional de otra persona, o una petición concreta. Los tres comportamientos prosociales parecen ser las sub-dimensiones de un comportamiento general que se
denominó Respuesta de Conducta Prosocial.
RESULTADOS
Se realizó un Análisis Multivariado de Variancia (MANOVA), cuyos resultados
indicaron diferencias significativas en el perfil de prosocialidad en función del apego
(F de Hotelling (8;556) = 3,33; p = 0,001). Esta diferencia se observó específicamente
en la dimensión de Respuesta (F (2;282) = 4,36; p = 0,014).
Los contrastes post hoc indican que las diferencias estadísticamente significativas en
cuanto a la conducta prosocial se dan entre los grupos con Bajo y Alto grado de apego
seguro o positivo (p = 0,016). Los sujetos que poseen un alto grado de apego seguro
(M =4,12; DE = 0,06), poseen una puntuación superior en la dimensión Respuesta de
la conducta prosocial que aquellos sujetos que poseen un grado menor de apego
seguro (M = 3,86; DE = 0,07).
Grupo Alto Grupo Medio Grupo Bajo Valores estadísticos
M DE M DE M DE F p
Público
2,26 0,11 2,25 0,11 2,56 0,11 2,55 0,080
Respuesta
4,12 0,06 4,04 0,06 3,86 0,07 4,36 0,014
Altruismo
3,60 0,09 3,61 0,09 3,50 0,10 0,42 0,659
Anónimo
2,54 0,10 2,90 0,10 2,70 0,11 2,96 0,053
Media de los valores de los ítems de apego (agrupada)
AltoMedioBajo
Media SMEAN(Respuesta)
4,15
4,10
4,05
4,00
3,95
3,90
3,85
CONCLUSIÓN Y DISCUSIÓN
A partir de los resultados obtenidos se puede concluir que un mayor
grado de apego seguro o positivo incide en la conducta prosocial,
específicamente en lo que se refiere a un comportamiento de
respuesta ante una demanda o necesidad concreta.
En relación a las otras dimensiones evaluadas, es posible que no se
hayan obtenido diferencias significativas en función del grado de
apego, posiblemente debido a que las demás dimensiones no miden
conductas prosociales propiamente dichas, sino que apuntan más a
evaluar motivación, características internas que impulsan las
conductas específicas.
... Para la evaluación del apego se usó el cuestionario Relationships-revised (ECR-R) Questionnaire validado por y elaborado con base en el modelo de , adaptado y validado por Balabanian, Lemos & Vargas (2013) y Fraley, Waller & Brennan (2000. Este instrumento permitió obtener el tipo de apego del individuo, así como evalúa dos submodelos de apego: ansioso y evitativo a continuación de la identificación lineal de las cuatro formas de apego. ...
Article
Full-text available
Las relaciones afectivas constituyen factores protectores que desarrollan interacciones cognitivas y emocionales en los individuos. Las creencias afectivas que mantienen comportamientos ansiosos y evitativos generan influencia en la selección de parejas con base en necesidades y búsqueda de rasgos similares que fortalezcan la interacción. Ante estas condicionantes, la presente investigación comparó las dimensiones de apego y selección de parejas. El estudio cuantitativo, descriptivo, comparativo, no experimental y de corte trasversal seleccionó una muestra de 92 adultos jóvenes mediante la técnica bola de nieve, con edades comprendidas entre 18 a 50 años, con =26,18 y σ=7,73. La aplicación de instrumentos se ejecutó a través de la plataforma Google Forms, mientras que para el análisis de datos se utilizó el paquete estadístico Statistical Package for Social Sciences (26.0). Se aplicaron pruebas de estadística descriptiva, como frecuencias absolutas y relativas e inferenciales pruebas de comparación de grupos. Se identificó el predominio de apego evitativo y en la selección por rasgos de personalidad (75 %). Se concluye que el apego influye en la relación de pareja dependiendo de las dimensiones y la complementariedad.
Article
Full-text available
Las relaciones afectivas constituyen factores protectores que desarrollan interacciones cognitivas y emocionales en los individuos. Las creencias afectivas que mantienen comportamientos ansiosos y evitativos generan influencia en la selección de parejas con base en necesidades y búsqueda de rasgos similares que fortalezcan la interacción. Ante estas condicionantes, la presente investigación comparó las dimensiones de apego y selección de parejas. El estudio cuantitativo, descriptivo, comparativo, no experimental y de corte trasversal seleccionó una muestra de 92 adultos jóvenes mediante la técnica bola de nieve, con edades comprendidas entre 18 a 50 años, con =26,18 y σ=7,73. La aplicación de instrumentos se ejecutó a través de la plataforma Google Forms, mientras que para el análisis de datos se utilizó el paquete estadístico Statistical Package for Social Sciences (26.0). Se aplicaron pruebas de estadística descriptiva, como frecuencias absolutas y relativas e inferenciales pruebas de comparación de grupos. Se identificó el predominio de apego evitativo y en la selección por rasgos de personalidad (75 %). Se concluye que el apego influye en la relación de pareja dependiendo de las dimensiones y la complementariedad.
ResearchGate has not been able to resolve any references for this publication.