ArticlePDF Available

Técnicas educacionales en el tratamiento de la diabetes

Authors:

Abstract

El estudio consiste en aplicar un programa de educación para pacientes con diabetes tipo 2 y acompañar su evolución controlando las variables: glucemia, peso, índice de masa corporal, presiones arteriales y cuidado de los pies desde el diagnóstico inicial hasta un período que abarca 5 años. Estudio exploratorio desarrollado durante los años de 1996 hasta 2000. Se realizó sobre 189 pacientes, diagnosticados como diabéticos tipo 2, que fueron divididos en dos grupos: el primero, con 101 pacientes, se llamó adherentes, el segundo, con 88 pacientes, no adherentes, estos participaron durante menos de dos años. La investigación fue una intervención en educación para la salud y el autocuidado. Las variables que se utilizaron fueron: glucemia, peso, índice de masa corporal, presión arterial sistólica y diastólica. Las diferencias entre las tasas iniciales y finales presentaron reducción para todas las variables en el grupo llamado adherentes y para glucemia y presión arterial para los no adherentes. Todos mejoraron en relación al control de la alimentación, medicación, práctica de ejercicio y prevención del pie diabético demostrando la importancia de la prevención en salud.
ARTIGO ARTICLE
1366
Cad. Saúde Pública, Rio de Janeiro, 21(5):1366-1372, set-out, 2005
Técnicas educacionales en el tratamiento
de la diabetes
Educational techniques in diabetes treatment
1
Universidade do Vale
do Rio dos Sinos,
São Leopoldo, Brasil.
2
Departamento de
Fisiología, Universidad
de León, León, España.
Correspondencia
L. Selli
Universidade do Vale do Rio
dos Sinos. Av. Unisinos 950,
C. P. 275, São Leopoldo, RS
93022-000, Brasil.
lucilda.selli@terra.com.br
Lucilda Selli
1
Ledi Kauffmann Papaléo
1
Stela Nazareth Meneghel
1
Julián Zapico Torneros
2
Abstract
This study focused on an educational program
for type 2 diabetics and monitoring of the fol-
lowing variables: blood glucose, weight, body
mass index (BMI), blood pressure, and self-care
of feet since the initial diagnosis over a 5-year
period. This was an exploratory study from 1996
to 2000. The study was carried out with 189 pa-
tients diagnosed as type 2 diabetics, divided in-
to two groups: compliant patients (n = 101) and
non-compliant (n = 88), the latter having par-
ticipated for less than 2 years. The methodology
consisted of an educational intervention aimed
at health and self-care. The variables used were:
blood glucose, weight, BMI, and systolic and di-
astolic arterial pressure. The differences between
baseline and final values showed a decrease for
all variables in the compliant group and for
blood glucose and arterial pressure (AP) for the
non-compliant group. Regarding diet control,
medication, physical exercise, and prevention of
diabetic foot, there was a general improvement,
demonstrating the importance of preventive
measures for health.
Diabetes Mellitus; Quality of Life; Health Pro-
motion
Introducción
La diabetes mellitus es una pandemia que cons-
tituye un importante problema de salud públi-
ca en todo el mundo, por el número de perso-
nas afectadas y por la implicación socioeconó-
mica que supone el control y tratamiento de la
enfermedad y sus complicaciones. Está consi-
derada como una enfermedad de proporciones
epidémicas en todo el mundo, con una inci-
dencia creciente, que alcanza a todos los estra-
tos de la población
1
. Los datos actuales son
muy preocupantes y más si se considera el he-
cho de que muchas personas padecen la enfer-
medad y no está diagnosticada, ya que la dia-
betes puede evolucionar sin producir síntomas
apreciables, que son identificados solamente
cuando aparece alguna de sus complicaciones
crónicas
1
. Respecto a Brasil, el Censo Nacional
de Diabetes para 9 estados, concluido en 1988,
muestra una prevalencia de 8,6% en edades
comprendidas entre los 30 y los 69 años, lle-
gando al 20,0% en edades superiores a los 70
años. Se estima que hay unos 5 millones de
personas diabéticas, de las cuales el 90,0% son
del tipo 2
2
. Se recomiendan el control estricto
y permanente de los niveles de glucemia, para
disminuir el riesgo de las complicaciones aso-
ciadas. Para eso es necesario que los propios
enfermos sean educados en el conocimiento
del problema y en su tratamiento. Establecer
sistemas de control de las variables de riesgo
TÉCNICAS EDUCACIONALES Y DIABETES
1367
Cad. Saúde Pública, Rio de Janeiro, 21(5):1366-1372, set-out, 2005
constituye una prevención. Así, el 50,0% de los
casos de diabetes tipo 2 pueden ser prevenidos
controlando el exceso de peso y hasta un 30,0%
evitando el sedentarismo. La prevención o re-
ducción de la evolución de las complicaciones
tales como neuropatía, nefropatía o retinopa-
tía, es posible mediante el control glucémico.
El control de la presión arterial puede prevenir
un 80,0% de los accidentes vasculares cerebra-
les, un 60,0% de las amputaciones, un 50,0% de
las dolencias renales crónicas y un 40,0% de los
problemas coronarios. El conocimiento y apli-
cación personalizada de estos principios pue-
de llegar a reducir hasta la mitad el número de
hospitalizaciones por diabetes
3,4
.
La diabetes es una condición definitiva,
que necesita una educación continuada del
paciente que le permita adaptarse a los cam-
bios y posibles complicaciones que puedan
manifestarse en el transcurso de la enferme-
dad. Una asistencia médica adecuada, asocia-
da a los cuidados de un equipo multiprofesio-
nal, una educación e información individuali-
zada al paciente y grupal – dirigida a la familia
y al entorno social – y un control metabólico ri-
guroso, son capaces de prevenir o retardar la
aparición de las complicaciones crónicas de la
diabetes. La educación debe involucrar tanto al
enfermo como a su entorno familiar y a los pro-
fesionales de la salud que se dedican a la aten-
ción de esta enfermedad
5
. El control de la glu-
cemia es fundamental y la educación debe tener
como uno de sus objetivos las técnicas de auto-
cuidado
6
. Así, se lograría un mejor conocimien-
to personal sobre la enfermedad y se puede con-
seguir que el tratamiento en su conjunto resulte
eficaz. La educación en diabetes debe estimular
hábitos saludables mediante el conocimiento y
la responsabilidad de todos los implicados en el
proceso. Esto supone modificaciones del estilo
de vida de los pacientes, ya que deben adaptar-
se a la realización de actividad física reglada,
cambiar o reorganizar su alimentación, medi-
carse en caso de necesidad, asistir regularmente
a la consulta y a las sesiones educacionales.
Materiales y métodos
Esta investigación es una intervención educa-
tiva con el objetivo de averiguar el impacto de
un programa de educación en salud para pa-
cientes diabéticos tipo 2
7,8
.
Se ha elegido para el desarrollo de este tra-
bajo a pacientes diabéticos tipo 2 asistidos en
el Servicio de Extensión de la Universidade do
Vale do Rio dos Sinos (UNISINOS) por los pro-
fesionales de Enfermería y otros profesionales
de la salud.
Se seleccionaron 189 pacientes que busca-
ron espontáneamente el programa y que fue-
ron posteriormente separados en dos grupos:
(1) grupo formado por 101 pacientes diagnos-
ticados en 1996 – siguieron en consulta hasta
el año 2000 – llamado a partir de ahora adhe-
rentes; y (2) grupo con 88 pacientes restantes,
con por lo menos 2 años de asistencia en el
programa, que no siguieron en consulta y que
son llamados no adherentes. Todos recibieron
la intervención, aunque los primeros continua-
ron hasta el 2000 y los segundos fueron eva-
diéndose gradualmente.
Las variables del estudio fueron: glucemia,
peso, altura, índice de masa corporal (IMC),
presión arterial sistólica y diastólica y examen
de los pies. Para medir las variables de estudio
se han utilizado: balanza antropométrica; es-
fingomanómetro; estetoscopio; caja podálica;
lancetador; glucosímetros; glucometer 3 Bayer
y Advantage Boehringer.
Los pacientes diagnosticados con diabetes
tipo 2 que son atendidos en el servicio tienen
una consulta mensual o bimensual una vez
compensados metabólicamente. Para realizar
el estudio se ha seguido la evolución de los va-
lores correspondientes a glucemia; peso e IMC;
presión arterial (sistólica – PAS y diastólica –
PAD) y pie diabético.
Las variables numéricas fueron categoriza-
das según el valor presentado y las variables
nominales fueron categorizadas en tres nive-
les: 0 – sin problemas; 1 – grado leve; 2 – grado
medio; 3 – con problema grave, no hacen ejer-
cicio, alimentación inadecuada, etc. O sea, los
grados ceros son buenos y los grados 3 son
peores.
El valor límite del IMC para la consideración
de obesidad está establecido en 30kg/m
2
y los
valores de la glucemia en ayuno son 110mg/dl
o 140mg/dl pos-prandial. Con respecto a la
presión arterial, los parámetros normales son
PAS < 135mmHg y una PAD < 80mmHg.
Los datos fueron procesados en el progra-
ma Excel y analizados en el SPSS, versión 11.0.
Fueron utilizados las siguientes pruebas esta-
dísticas: test de diferencia entre proporción de
dos muestras independientes; test de diferen-
cia entre medias de dos muestras independien-
tes y test de Wilcoxon para muestras relaciona-
das
9
. Este test fue utilizado para la compara-
Selli L et al.
1368
Cad. Saúde Pública, Rio de Janeiro, 21(5):1366-1372, set-out, 2005
ción de los valores iniciales correspondientes
al año 1996 con los valores finales (año 2000,
para los adherentes), y el último valor obtenido
para los no adherentes.
A partir de la consulta inicial en el Servicio
de Enfermería en el que se tomaban los datos
demográficos y de salud se invitó a todos a par-
ticipar de la intervención educativa, teniendo
como sujetos a los pacientes y sus familias. La
intervención educativa consistió en un primer
momento en sesiones individuales, para dar
pie, después, a charlas informativas por gru-
pos. Se intentó formar grupos de pocas perso-
nas, 10-15, buscando la homogeneidad para
explicar a cada grupo las pautas educacionales
adaptadas a la situación. La frecuencia de los
grupos era mensual – cuando estaban compen-
sados – o quincenal, de acuerdo con las necesi-
dades de los pacientes. Los temas trabajados
fueron: educación para la salud, cuidados con
los pies, actividades físicas, planificación ali-
menticia, uso adecuado de la medicación, so-
porte psicológico y emocional y orientación a
participar en la Asociación de los Diabéticos de
la ciudad, creada por los pacientes junto a los
profesionales. La asociación estimula la bús-
queda de los derechos y de la ciudadanía de los
pacientes diabéticos.
Resultados
Fueron rastreados 189 pacientes portadores de
diabetes tipo 2, clasificados según la adhesión al
programa en 101 pacientes adherentes y 88 pa-
cientes que evadieron durante cerca de dos años
el tratamiento. Los 101 pacientes que han segui-
do el Programa Interdisciplinario de Asistencia a
la Salud de forma continuada, participando de
las reuniones de formación, a los que hemos lla-
mado adherentes, se distribuyen por sexos en 43
hombres y 58 mujeres. Los pacientes no adhe-
rentes al programa tenían prácticamente la mis-
ma proporción 44,0% en relación a 55,0% (Tabla
1). En las edades, las medias fueron similares (66
años entre los adherentes y 69 entre los no adhe-
rentes), pese a que los no adherentes eran un po-
co mayores. No obstante, los no adherentes se
diferían significativamente de los otros en rela-
ción a la escolaridad, puesto que existía un
12,0% de no alfabetizados en el grupo de los no
adherentes y ninguno en el otro grupo.
El grupo de 101 personas, llamadas adhe-
rentes al proyecto de educación para la salud,
tuvieron tasas menores en todas las variables
del estudio al término de los cinco años: gluce-
mia, peso, presión arterial (PAS y PAD) e IMC.
Estas personas tenían valores medios iniciales
más grandes que el grupo no adherente. Se pue-
de observar disminución en las tasas de gluce-
mia, prácticamente en todas las edades y en los
dos sexos (Tabla 2).
El IMC medio inicial estaba muy cerca de la
obesidad: 29,15kg/m
2
. Se comprueba que 79
pacientes presentaron un IMC > 25kg/m
2
. Los
valores iniciales de glucemia y presiones arte-
riales para los 101 pacientes se presentaron en
altos valores máximos de ambos parámetros.
Más de la mitad de los pacientes, un 58,0% pre-
sentaron algún problema en los pies en la pri-
mera consulta, que resultaron graves en el 2,0%
de los casos y medios en el 10,0%.
Tabla 1
Descripción de la muestra total. Programa Interdisciplinario de Asistencia a la Salud, 2000.
Variable Grupo
Adherentes No adherentes
n%n%p
Sexo
Hombres 43 42,6 39 44,3
Mujeres 58 57,4 49 55,7 0,069
Escolaridad
Analfabeto 11 12,5
Primario 41 40,6 69 78,4
Técnica 50 49,5 7 8,0
Superior 10 9,9 1 1,1
Edad (media) 66,64 (s = 11,56) 69,30 (s = 8,06) 0,073
TÉCNICAS EDUCACIONALES Y DIABETES
1369
Cad. Saúde Pública, Rio de Janeiro, 21(5):1366-1372, set-out, 2005
El grupo clasificado como no adherente pre-
sentó disminución en los valores de la gluce-
mia y de la presión arterial; peso e IMC no pre-
sentaron disminución importante. Este grupo
estuvo en monitoreo durante dos años, mien-
tras el grupo adherente estuvo cinco años vin-
culado al servicio de salud (Tabla 3).
Al inicio de la serie histórica todos los pa-
cientes poseían problemas con la alimentación
y al término del acompañamiento un 40,0% de
los hombres y un 55,0% de las mujeres contro-
laban su alimentación (Figura 1). Durante el
monitoreo pasaron a hacer deportes y otras ac-
tividades físicas en el gimnasio de la Universi-
dad, con orientación de profesores de gimna-
sia. En el año 2000 un 70,0% de ellos estaban
haciendo actividades físicas (Figura 2).
El uso de la medicación presentó una me-
jora en más de un 95,0% de los sujetos que se
hicieron capaces de controlar bien la medica-
ción. Una gran parte de los casos no tuvieron
problemas en los pies (86,0% hombres y 81,0%
mujeres).
Discusión
La diabetes mellitus tipo 2 es una enfermedad
de inicio insidioso y evolución progresiva que,
en Brasil, presenta una prevalencia de 7,6% de
la población. Su diagnóstico en muchos casos
es muy posterior a la aparición de la enferme-
dad y el tratamiento a veces no resulta efectivo.
Es necesario entonces implantar el concepto
de educar en diabetes” que supone la forma-
ción de equipos multidisciplinares que edu-
quen al paciente y a sus familiares.
Los pacientes con diabetes mellitus tipo 2
son frecuentemente obesos o con sobrepeso,
hipertensos y resistentes a la insulina, lo que
supone un conjunto de desequilibrios funcio-
nales que contribuyen a la aparición de com-
plicaciones, tal y como hemos señalado. Esta
situación puede corregirse con la ingestión re-
ducida de calorías, pérdida de peso, con pro-
gramas de ejercicio físico y con intervención
farmacológica. Todo ello puede alcanzarse edu-
cando a los pacientes mediante actuaciones
específicas de formación para el conocimiento
Tabla 3
Grupo no adherente – comparación de los valores iniciales y finales. Programa Interdisciplinario
de Asistencia a la Salud, 2000.
Variables Iniciales Finales p
Media Desviación Media Desviación
Glicemia 199,08 73,44 134,01 62,21 0,000
Peso 73,06 14,45 72,37 13,81 0,096
Presión arterial sistólica 144,55 27,49 138,98 22,74 0,021
Presión arterial diastólica 90,40 18,48 83,41 11,71 0,000
Índice de masa corporal 28,08 4,83 27,82 4,57 0,136
Tabla 2
Grupo adherente – comparación de los valores iniciales y finales, Programa Interdisciplinario
de Asistencia a la Salud, 2000.
Variables Iniciales Finales p
Media Desviación Media Desviación
Glicemia 246,99 85,47 121,56 36,77 0,000
Peso 73,18 15,08 70,88 14,05 0,000
Presión arterial sistólica 151,83 25,04 134,00 20,58 0,000
Presión arterial diastólica 89,41 13,84 80,50 11,07 0,000
Índice de masa corporal 29,15 5,63 27,93 5,42 0,000
Selli L et al.
1370
Cad. Saúde Pública, Rio de Janeiro, 21(5):1366-1372, set-out, 2005
personal de la enfermedad y su control. La
educación en diabetes es, en la actualidad, una
prioridad mundial que alcanza, con más o me-
nos éxito a todos los países. La educación es
esencial para los pacientes diabéticos y consti-
tuye un derecho recogido en la Declaración de
Derechos Humanos de las Naciones Unidas
(Declaración de Helsinki. Boletín de la Asocia-
ción Médica Mundial; 2000).
Los resultados obtenidos por la aplicación
del programa educacional mostraron que el
paciente diabético que busca el programa tie-
ne una edad media de más de sesenta años; en-
señanza primaria, y un porcentaje un poco
mayor de mujeres.
El peso medio en la primera consulta resul-
tó ser de 73kg y el IMC era 29kg/m
2
. El valor
medio de la glucemia, en la consulta inicial, era
alto para toda la muestra. Estos datos demues-
tran la incidencia de la enfermedad en perso-
nas con exceso de peso. Ninguno hacía ejerci-
cios y todos presentaron problemas con la ali-
mentación.
Con respecto a la alimentación, se logró eli-
minar, a partir del segundo año, los problemas
graves que, al principio, presentaba el 55,0% de
los pacientes. A la vez se fueron consiguiendo
progresos sustanciales y, al final del año 2000,
llegando a un 49,0% sin problemas de alimen-
tación.
Con respecto a la actividad física, se llegó
hasta un 70,0% que hacían ejercicios. La orien-
tación en este apartado ha conseguido prácti-
camente eliminar los hábitos sedentarios con
una adecuada planificación y seguimiento de
las recomendaciones por parte de los partici-
pantes.
Para el conjunto de los 101 pacientes, el va-
lor medio de la glucemia ha descendido desde
los 247mg/dl, en la primera consulta, hasta los
121,5mg/dl al final del periodo considerado. El
objetivo del tratamiento es conseguir valores
próximos a la normalidad, es decir, 110mg/dl.
En la consulta inicial se obtuvieron valores
medios para la PAS de 151mmHg. La PAD re-
sultó ser en valor medio en esta primera con-
sulta de 89mmHg para el conjunto de la mues-
tra y ligeramente alta con respecto al objetivo
final. La evolución temporal de la presión arte-
rial, demuestra que bajó de forma sencilla en
ambos los grupos, mientras en el grupo de no
adherentes esta caída no fue tan grande (p =
0,021). Si consideramos que en el control de las
presiones arteriales influyen el ejercicio y el
control del peso, se puede establecer una rela-
ción directa entre el aumento de pacientes sin
problemas o con problemas leves en los años
indicados, y la normalización de los valores de
Figura 1
Frecuencias relativas (%) de pacientes adherentes sin problemas con alimentación.
Programa Interdisciplinario de Asistencia a la Salud, 1997/2000.
Figura 2
Frecuencias relativas (%) de pacientes adherentes sin problemas
con actividad física por año y sexo.
0
% sin problemas
10
20
30
40
50
60
70
80
90
100
Femenino
Masculino
2000199919981997Inicial
0
10
20
30
40
50
60
70
80
90
100
Femenino
Masculino
2000199919981997Inicial
% sin problemas
TÉCNICAS EDUCACIONALES Y DIABETES
1371
Cad. Saúde Pública, Rio de Janeiro, 21(5):1366-1372, set-out, 2005
presión arterial, que permiten afirmar que se
han alcanzado los objetivos del tratamiento.
En cuanto al cuidado de los pies, cabe des-
tacar la poca incidencia inicial de pacientes
con problemas graves o medios, un 12,0%. A la
vista de los resultados ese porcentaje se man-
tiene prácticamente a lo largo del tiempo de
duración del estudio. La mayoría, al final, se
encuentra en los niveles 0 y 1, habiendo pasa-
do del 43,0% al 72,0% en el nivel 0 – sin proble-
mas. Esto indica que muchos pacientes, que
inicialmente presentaban problemas leves, lo-
graron, cuidando adecuadamente sus pies, pa-
sar a una mejor situación.
Este estudio mostró que programas de edu-
cación en salud para diabetes pueden causar
impacto favorable para los indicadores tradi-
cionales de monitoreo de pacientes como glu-
cemia, peso, IMC y presión arterial, que dismi-
nuyeron hasta niveles normales o por lo menos
más próximos de los parámetros de normali-
dad en los dos grupos acompañados, aunque
en el grupo que permaneció durante más tiem-
po el impacto favorable de las acciones de sa-
lud haya sido mayor.
Todo lo anteriormente expuesto nos permi-
te afirmar que la implantación del programa
educativo para grupos de diabéticos ha supues-
to una gran mejoría en el control, tratamiento
y seguimiento de los pacientes diabéticos. La
implantación de programas educacionales de-
be ser una obligación prioritaria para los servi-
cios básicos en salud, ya que los beneficios que
producen en su conjunto, redundan en una
mejor atención, mejor calidad de vida, integra-
ción social para el enfermo y, para la economía,
supone un verdadero ahorro de los costos que
genera una atención deficiente.
La actuación sobre los hábitos alimenticios
y la actividad física ha sido la que mejores re-
sultados presenta, consiguiendo un aumento
progresivo de pacientes sin problemas en am-
bas situaciones. Se ha logrado un aumento de
los que no presentan problemas con el pie dia-
bético al final del periodo estudiado. Los pa-
cientes no adherentes al programa, con visitas
esporádicas al menos dos años, también han
conseguido mejoría en los niveles de glucemia
y presión arterial.
La educación continuada de los pacientes
diabéticos y sus familiares es un factor básico
para conseguir un tratamiento adecuado que
estimule el autocuidado, dando responsabili-
dad personal al enfermo, lo que constituye una
estrategia eficaz para retardar o disminuir el
desarrollo de las complicaciones inherentes a
la enfermedad. En este sentido, el programa
educativo que desarrollamos ha conseguido
una evolución favorable en el conjunto de pa-
rámetros estudiados, con resultados estadísti-
camente significativos en el grupo de pacien-
tes adherentes y en escala menor, en el de los
no adherentes.
Resumen
El estudio consiste en aplicar un programa de educa-
ción para pacientes con diabetes tipo 2 y acompañar
su evolución controlando las variables: glucemia, pe-
so, índice de masa corporal, presiones arteriales y cui-
dado de los pies desde el diagnóstico inicial hasta un
período que abarca 5 años. Estudio exploratorio de-
sarrollado durante los años de 1996 hasta 2000. Se
realizó sobre 189 pacientes, diagnosticados como dia-
béticos tipo 2, que fueron divididos en dos grupos: el
primero, con 101 pacientes, se llamó adherentes, el se-
gundo, con 88 pacientes, no adherentes, estos partici-
paron durante menos de dos años. La investigación
fue una intervención en educación para la salud y el
autocuidado. Las variables que se utilizaron fueron:
glucemia, peso, índice de masa corporal, presión arte-
rial sistólica y diastólica. Las diferencias entre las ta-
sas iniciales y finales presentaron reducción para to-
das las variables en el grupo llamado adherentes y pa-
ra glucemia y presión arterial para los no adherentes.
Todos mejoraron en relación al control de la alimen-
tación, medicación, práctica de ejercicio y prevención
del pie diabético demostrando la importancia de la
prevención en salud.
Diabetes Mellitus; Calidad de Vida; Promoción de la
Salud
Colaboradores
La parte de fundamentación fue asumida por L. Selli,
la parte estadística por S. N. Meneghel, el acompaña-
miento de los pacientes y la construcción del banco
de datos por L. K. Papaléo. El profesor J. Z. Torneros
realizó su mayor participación en la discusión sobre
el agravio de la diabetes. La interpretación, discusión
de los datos y conclusiones fueron construidas en
conjunto.
Selli L et al.
1372
Cad. Saúde Pública, Rio de Janeiro, 21(5):1366-1372, set-out, 2005
Referencias
1. Simmons D, Meadows KA, William DR. Knowl-
edge of diabetes in Asians and Europeans with
and without diabetes: the Coventry Diabetes
Study. Diabet Med 1991; 8:651-6.
2. Silvestre JA. Hospitalizações SUS. Coordenadoria
da atenção à saúde do idoso. Brasília: Ministério
da Saúde; 1997.
3. Gagliardino JJ, Etchegoyen G. A model education-
al program for people with type 2 diabetes. Dia-
betes Care 2001; 24:1001-7.
4. Gagliardino JJ, Williams R, Clark CM. Using hos-
pitalization rates to track the economic costs and
benefits of improve diabetes care in the Americ-
as: a proposal for health policy makers. Diabetes
Care 2000; 23:1844-6.
5. Siminerio LM. Defining the role of the health ed-
ucation specialist in the United States. Diabetes
Spectrum 1999; 12:152-7.
6. Arauz-Pacheco C, Parrott MA, Raskin P. Treat-
ment of hypertension in adult patients with dia-
betes mellitus. Diabetes Care 2002; 25:134-7.
7. Habicht JP, Victora CG, Vaughan JP. Evaluation de-
signs for adequacy, plausibility and probality of
public health program performance and impact.
Int J Epidemiol 1999; 28:10-8.
8. Camel F. Estadística médica y de salud pública.
Mérida: Universidad de los Andes; 1974.
Recibido el 30/Jun/2004
Versión final presentada el 03/Mar/2005
Aprobado el 14/Mar/2005
... E nos estudos de coorte é possível documentar se houve mudança no comportamento dos indivíduos após a participação no processo educativo. No Quadro 1, apresenta-se a caracterização das práticas educativas desenvolvidas para indivíduos com diabetes no Brasil, descrita nos artigos incluídos na revisão integrativa (13)(14)(15)(16)(17)(18)(19)(20) . ...
... Comunidade (13,17) , Posto de Saúde (19,20) , Ambulatório (14, 16) e Hospital (15) Adolescente (19) , Adulto (14)(15)(16)(17)(18)(19) , Idoso de até 80 anos (14,15,16,18) , Acima de 80 anos (19) e Familiares (14,18) Concepções de Paulo Freire (13,16,17) , Teoria do Autocuidado de Dorothea Orem (16) , Teoria de Piaget e Vygostky (14) Aulas expositivas (19,20) e televisivas; atividades grupais (grupo focal (14,15) , grupo de convivência (16) , grupo de ajuda mútua, círculos de discussão (13,18,20) , jogos educativos (14) , livre associação de figuras e fotografias (16) , relacionar objetos com práticas de autocuidado (16) e atividades práticas com o uso de bonecos (17)) Fisiopatologia da doença (13,14,17,20) , causas, sinais e sintomas (14,15,20) , cuidados com os pés (14, 16,18) , atividade física (14,18,19) , alimentação (13)(14)(15)17,18) , medicação (14,17,18) , monitoramento glicêmico (15) , complicações (13,14,20) , apoio psicológico (14,18) , emocional (14,18,20) e social (13) Motivação (15,19) , independência (13,16) , autocuidado (14-18) e controle metabólico (14,(18)(19)(20) Estabelecimento de laços de amizade (14, 16) , apoio (16,20) , entrelaçamento entre a teoria e a prática com uma visão holística do indivíduo (13)(14)(15)17,18) Quadro 1 -Distribuição das variáveis e as respectivas características das práticas educativas. Recife, PE, 2010. ...
... Comunidade (13,17) , Posto de Saúde (19,20) , Ambulatório (14, 16) e Hospital (15) Adolescente (19) , Adulto (14)(15)(16)(17)(18)(19) , Idoso de até 80 anos (14,15,16,18) , Acima de 80 anos (19) e Familiares (14,18) Concepções de Paulo Freire (13,16,17) , Teoria do Autocuidado de Dorothea Orem (16) , Teoria de Piaget e Vygostky (14) Aulas expositivas (19,20) e televisivas; atividades grupais (grupo focal (14,15) , grupo de convivência (16) , grupo de ajuda mútua, círculos de discussão (13,18,20) , jogos educativos (14) , livre associação de figuras e fotografias (16) , relacionar objetos com práticas de autocuidado (16) e atividades práticas com o uso de bonecos (17)) Fisiopatologia da doença (13,14,17,20) , causas, sinais e sintomas (14,15,20) , cuidados com os pés (14, 16,18) , atividade física (14,18,19) , alimentação (13)(14)(15)17,18) , medicação (14,17,18) , monitoramento glicêmico (15) , complicações (13,14,20) , apoio psicológico (14,18) , emocional (14,18,20) e social (13) Motivação (15,19) , independência (13,16) , autocuidado (14-18) e controle metabólico (14,(18)(19)(20) Estabelecimento de laços de amizade (14, 16) , apoio (16,20) , entrelaçamento entre a teoria e a prática com uma visão holística do indivíduo (13)(14)(15)17,18) Quadro 1 -Distribuição das variáveis e as respectivas características das práticas educativas. Recife, PE, 2010. ...
Article
Full-text available
This is an integrative literature review which aims to identify the multi-professional scientific production on educational practices for individuals with diabetes available in the databases: Latin American Literature in Health Sciences (Literatura Latino Americana em Ciências da Saúde - LILACS), Medical Literature and Retrieval System online (Medline), Spanish Bibliographical Index in Health Sciences (Índice Bibliográfico Español en Ciencias de la Salud - Ibecs) and the Database on Nursing (Base de Dados em Enfermagem - BDENF), from 1999 to 2009. Results show that educational practices are developed mainly for adults and seniors up to 80 years of age, and involve themes that reflect the daily life of living with diabetes. These practices are spread mainly through groups, bringing benefits not only for the individual with diabetes but also for the healthcare professional. Thus, we can see the process of changing the traditional education paradigm to a problembased, dialogical education, with a view for promoting health.
... Una asistencia médica adecuada, asociada a los cuidados de un equipo multiprofesional, una educación e información individualizada al paciente y grupal -dirigida a la familia y al entorno social-y un control 99 la comunicación y su compromiso con la salud en méxico metabólico riguroso, son capaces de prevenir o retardar la aparición de las complicaciones crónicas de la diabetes. La educación debe involucrar tanto al enfermo como a su entorno familiar y a los profesionales de la salud que se dedican a la atención de esta enfermedad (Selli et al., 2005). ...
Chapter
Full-text available
La divulgación de la ciencia en la radiodifusión universitaria en Coahuila, es escasa debido a múltiples problemáticas y una de ellas es las acciones que han sido aprendidas y reproducidas en el habitus universitario. Diversos agentes intervienen pero pocos científicos.
... Una asistencia médica adecuada, asociada a los cuidados de un equipo multiprofesional, una educación e información individualizada al paciente y grupal -dirigida a la familia y al entorno social-y un control 99 la comunicación y su compromiso con la salud en méxico metabólico riguroso, son capaces de prevenir o retardar la aparición de las complicaciones crónicas de la diabetes. La educación debe involucrar tanto al enfermo como a su entorno familiar y a los profesionales de la salud que se dedican a la atención de esta enfermedad (Selli et al., 2005). ...
Book
Full-text available
La comunicación pública de la ciencia es una responsabilidad social que no excluye la realización de productos y actividades concretas orientados a divulgar ciertos conocimientos o procesos en particular, pero debe ten- der a objetivos más amplios, que incluyan proyectos encaminados a cons- truir una cultura científica de planeación social y prevención de riesgos, los cuales contribuyan a incorporar efectivamente el conocimiento cien- tífico a la práctica cotidiana y al quehacer colectivo, llegar a la sociedad de la información y pasar a la sociedad del conocimiento. No sólo hay diversas variantes en las formas de dar a conocer el cono- cimiento científico al público en general, sino también en las intenciones y las estrategias a partir de las cuales se realiza esta tarea, desde los grupos de científicos interesados en hacer públicos sus hallazgos y sus descubrimien- tos en torno de la comunicación de la ciencia, hasta las grandes cadenas televisivas que descubren este nicho de mercado y construyen la audiencia para sus programas de divulgación científica, pasando por los grupos de investigadores y académicos que reflexionan en torno de una propuesta concreta de profesionalizar la divulgación de la ciencia, que deriva en plan- teamientos teóricos y metodológicos en un espacio inherentemente multi- disciplinario, en el que pueden confluir disciplinas asociadas tanto a las ciencias naturales y exactas, como de las ciencias sociales, las artes y las humanidades. El GT3 de Comunicación Pública de la Ciencia es un grupo de traba- jo-investigación científica de la Asociación Mexicana de Investigadores 13 introducción Comunicadores (amic) que tiene el propósito de propiciar un diálogo entre académicos e investigadores que genere propuestas para pensar nuevas formas de comunicación y percibir la ciencia y la tecnología en México. Entre las líneas de trabajo que compartimos se pueden mencionar: la comunicación de la ciencia en instituciones de educación superior; cómo se realiza y se promueve la comunicación pública del conocimiento científico que se produce en las instituciones de educación superior; la comunicación de la ciencia por los organismos gubernamentales; cuál es el estado actual de las políticas públicas y de los proyectos de apoyo a la comunicación pública de la ciencia por parte de organismos guberna- mentales; la comunicación de la ciencia y las organizaciones ciudadanas, ya que la participación de la sociedad civil ha sido uno de los fenómenos característicos de este fin de siglo; cuáles son los proyectos encaminados a la apropiación del conocimiento científico por parte de los ciudadanos, y cómo se fomenta la ciudadanía participativa a través de estos proyectos; la comunicación de las ciencias desde museos y otros centros similares. Cómo se comunica, divulga y ciudadaniza la ciencia en museos, pla- netarios, observatorios, jardines botánicos, acuarios, zoológicos, etc., sus objetivos, su metodología y sus alcances; la comunicación de la ciencia en espacios informales (ciencia de la calle); actividades de comunicación de la ciencia y la tecnología en el café, en el transporte público; los mura- les en la vía pública, en los túneles del metro, en las plazas públicas y en otros espacios; la comunicación de las ciencias desde los medios de co- municación, y cuál es el estado actual de la comunicación pública de la ciencia en medios de comunicación como televisión, radio, prensa, revis- tas, internet y, ahora, redes sociales. Considerando estas líneas temáticas, se convocó a académicos e in- vestigadores para dar a conocer sus trabajos, los cuales se publican en este libro colectivo: un esfuerzo editorial participativo y colegiado. La obra consta de ocho capítulos. En el primero, titulado “Los cientí- ficos: cómo se exhiben en tv y cómo son percibidos por estudiantes. Caso de estudio de The Big Bang Theory (sitcom)” de Silvia Domínguez Gutiérrez, parte de enunciar algunos postulados que toman como funda- mento la teoría de las representaciones sociales, así como algunas rela- ciones de esa teoría con el conocimiento científico y el conocimiento po- 14 introducción pular de la ciencia; lo anterior con el propósito de mostrar qué tanto lo que se presenta en series televisivas como The Big Bang Theory, y lo que opinan de ella los estudiantes universitarios, está permeado del sentido común que pocas veces se cuestiona y que llega a influir en gustos o en rechazos hacia los científicos y lo que los circunda. Es importante resaltar el trabajo que ha realizado la doctora Domín- guez Gutiérrez a través de su incursión en la investigación científica en este tema, la impartición de conferencias y talleres y su participación en congresos nacionales e internacionales. Uno de los elementos fundamen- tales también ha sido la formación de recursos humanos a través de los cuales se ha investigado una gran diversidad de temas significativos. Su aportación a este grupo ha sido muy significativa. En el segundo capítulo, de Lizy Navarro Zamora, “Comunicación de la ciencia y apropiación social a través de las tic: el streaming en la plata- forma de YouTube”, la autora presenta un estudio exploratorio de la co- municación de la ciencia que se desarrolla a través de los canales de You- Tube. En el objeto —canales de televisión en internet—, se aplicó un análisis morfológico a los videos que integran cada uno de los espacios digitales de comunicación de la ciencia. Internet y, sobre todo, YouTube representan el espacio más pertinente en la actualidad para el desarrollo de la comunicación de la ciencia, fundamentalmente porque las políticas públicas están enfocadas a prescindir del papel impreso, como en el caso del Diario Oficial del gobierno; además, poseen una empatía muy impor- tante. Sin embargo, hasta el momento no se han encontrado las estrate- gias educomunicativas para lograr el impacto que tienen otros canales. Se presentan elementos fundamentales, como la interactividad, que permi- ten los nuevos espacios, y a través de una encuesta, aplicada a jóvenes, se ubican los elementos más significativos que deben tener los videos strea- ming o en vivo que se proyectan a través de YouTube. Asimismo, se presenta el modelo del Proyecto de Divulgación de la Ciencia a través de las diversas plataformas mediadas por internet. Des- cribe cada uno de sus elementos en radio, prensa, blog, pero, sobre todo, en uno que ha desarrollado como Laboratorio de Comunicación de la Ciencia que es el de ¡Eureka! tv: de Ciencia y Tecnología a Tu Al- cance. Los conocimientos teóricos generados se han puesto en práctica. 15 introducción En el tercer capítulo, “La comunicación y su compromiso con la salud en México”, de Reyna Verónica Serna, Magda García Quintanilla y Alma Elena Gutiérrez. Las autoras de este capítulo afirman que la diabetes me- llitus se ha constituido en un problema de salud a nivel mundial, deriva- do de las nuevas prácticas de sedentarismo y de alimentación rápida e industrializada. Ha sido tipificada como una sindemia, ya que durante un periodo y en un lugar específicos han coexistido dos o más epidemias que comparten factores sociales y que se retroalimentan entre sí causan- do secuelas complejas. Su trabajo reporta una discusión teórica que for- ma parte de un proyecto de dimensiones más amplias, en el que se busca vincular a las ciencias de la salud con las ciencias sociales. Su objetivo es que la comunicación y la divulgación de la ciencia influyan en la preven- ción de esta enfermedad. Se conceptualiza la educación en diabetes y los modelos de comunicación que podrían ser pertinentes para promover una cultura de la salud y la prevención de la diabetes. Uno de los proble- mas derivados de esta sindemia son las repercusiones económicas que sufren pacientes, familiares e instituciones. La propuesta de su capítulo se concreta en el análisis de los modelos de educación existentes en torno de la diabetes. Jade Rivera Rossi y Eulalia Pérez Sedeño, en el cuarto capítulo, titula- do “Las científicas como fuentes expertas en la prensa escrita. Caso de estudio en España y México”, presenta un modelo para analizar la comu- nicación de la ciencia desde la perspectiva de género, tomando como caso de estudio las fuentes de información publicadas en revistas de di- vulgación popular y en suplementos de periódicos especializados en ciencia y tecnología de España y México. Como en toda práctica valorati- va, las creencias, los estereotipos y las representaciones son parte del co- nocimiento previo de las personas y, en el caso de los profesionales del periodismo científico y de la divulgación, estos patrones socioculturales pueden influir en la elección de las fuentes de información. Por esto se propuso determinar si la invisibilidad de las científicas en los medios de comunicación es producto del sesgo de género introducido por los profe- sionales del periodismo y si esta situación es común a ciertas disciplinas científicas. Para resolver estas interrogantes se utilizó un test estadístico. El modelo incluye también un estudio cualitativo, con entrevistas semies- 16 introducción tructuradas a profesionales del periodismo y de la divulgación de la cien- cia que colaboraron con los medios de comunicación estudiados para co- nocer su visión acerca del futuro del periodismo científico. En el quinto capítulo, titulado “Ciencia: sustantivo femenino” de Ve- rónica Ortega Ortiz, la autora afirma que, en la actualidad se pueden en- contrar ejemplos de buenas prácticas que buscan fomentar la equidad de género a través del reconocimiento de acciones de distintas mujeres en diferentes campos como el deporte, el arte, los negocios, la tecnología y, por supuesto, la ciencia. La imagen femenina que difunden los medios de comunicación en ocasiones son estereotipos que se proyectan con la fina- lidad de aumentar las ventas de los productos que ahí se anuncian. A par- tir de un estudio exploratorio de medios impresos y páginas de redes so- ciales digitales dedicados a la divulgación de la ciencia, que abordan a la mujer desde su labor científica, se exponen algunos casos de éxito de me- dios de comunicación masiva que muestran a la mujer como un ejemplo de labor científica en diversos campos académicos, desde las ciencias for- males hasta las ciencias factuales, en México y el mundo. Mujeres cientí- ficas siempre han existido, señala la autora, pero todo parece indicar que apenas se está visibilizado que la ciencia es un sustantivo donde está pre- sente el género femenino. En el sexto capítulo, “La ciencia que construimos: una lectura de ni- ñas y niños de Jalisco sobre la ciencia en el Museo Interactivo”, René Alonso Morales Rojo analiza las formas simbólicas y los significados de la ciencia construidos por niños y niñas en la interacción con la Sala de Ciencias del Museo Trompo Mágico (mtm), en Jalisco, México. Por me- dio del interaccionismo simbólico de Herbert Blumer y la propuesta de las formas simbólicas de John B. Thompson, el autor analiza los cons- tructos que desarrollan los infantes sobre la ciencia. Para el estudio fue- ron aplicados ocho grupos de discusión con niñas y niños entre los nueve a trece años de edad que viven en la zona metropolitana de Guadalajara. En los resultados se cataloga al museo como una herramienta para la educación no formal que permite el acercamiento de la sociedad a la ciencia. Los infantes perciben una dualidad en la ciencia; aunque recono- cen que las actividades científicas han generado cambios positivos en el mundo, también le confieren características desfavorables, vinculan a la 17 introducción ciencia con la contaminación generada por las fábricas que existen en el planeta. Vanesa del Carmen Muriel Amezcua nos presenta en el séptimo capí- tulo, “Itinerarios: una mirada retrospectiva a la investigación, la produc- ción y la divulgación académica sobre comunicación en México”, un re- corrido al desarrollo que ha tenido la investigación de la comunicación en nuestro país, dividiendo en décadas la evolución de este campo de es- tudios. La autora destaca que parte importante de las formas de organiza- ción de los grupos académicos se encuentra relacionada con las diversas tareas intelectuales que realizan. En ese vínculo sobresalen las múltiples prácticas habituales que se dan en una disciplina, las cuales se correlacio- nan estrechamente con los dominios de investigación, es decir, que las prácticas académicas se objetivan a través de la producción científica y en conjunto van marcando trayectorias académicas que encuentran su cau- ce en los mecanismos de intercambio formales, como son las publicacio- nes, la participación en congresos u otra actividad de socialización aca- démica. Las trayectorias se definen en función de esas prácticas, las cuales articulan las dimensiones científicas y profesionales donde, a partir de un proceso de construcción, interiorización y reconstrucción, se pueden identificar referentes disciplinares de un grupo dedicado a una actividad específica como la investigación de la comunicación. Jorge Sadi Durón y Lizy Navarro Zamora, en el octavo capítulo, “Di- vulgación de la ciencia en la radiodifusión universitaria: acción discursi- va radiofónica”, presentan un avance de la investigación de seis radiodifu- soras universitarias del Estado de Coahuila (Torreón y Saltillo) y su habitus, utilizando como herramienta metodológica el estudio de caso. Con la acción como eje central, analizan la acción discursiva radiofónica para la divulgación de la ciencia a través de los discursos de sus agentes: productores, programadores y directivos, desde la epistemología genéti- ca, los sistemas complejos, la interdisciplinariedad y la cibercultura, con- siderando las perspectivas teóricas de Bourdieu, Habermas, Piaget y Jen- sen, principalmente. Como resultados preliminares de este primer acercamiento, encontraron que no se le da el valor o la importancia debi- da a la radiodifusión universitaria; no hay presupuesto suficiente para cu- brir los requerimientos de producción y programación de las radiodifu- 18 introducción soras; no hay recurso humano disponible para asignar a labores de divulgación de la ciencia; no hay un acercamiento de los científicos a la radiodifusión; la programación como discurso de divulgación es inade- cuada, pues sólo se acomodan tiempos, pero no hay un plan programáti- co; en la producción se atienden las necesidades diarias de la estación pero no se tiene propiamente producción de divulgación de la ciencia, sino sólo apoyo para las labores de colaboradores, sin trabajo de interdis- ciplinariedad; no hay guionistas que interactúen con los científicos; la se- lección de fuentes es propiamente investigación en fuentes fiables de in- ternet, revistas de divulgación, etc. Finalmente, agradecemos a las y los autores de este libro colectivo sus aportaciones, su compromiso y la originalidad de sus colaboraciones, las cuales esperamos que enriquezcan el amplio campo de estudios sobre la comunicación pública de la ciencia. Sirva este texto para las y los investigadores de la comunicación, las y los estudiantes, para las y los divulgadores de la ciencia y para los construc- tores de políticas públicas que actualmente se están definiendo en México y en el mundo. Este grupo de trabajo-investigación continuará con proyectos significativos cumpliendo la responsabilidad social que tenemos como científicos sociales.
... These data are consistent with other studies that show the education about foot care along with the periodic feet examinations are effective to prevent ulceration and amputations 22,23 . It should be noted that the health education must involve the patient, his family, and also the health professionals engaged in the treatment 24,25 . Given the schooling level of some patients, health education should be carefully geared to close involvement in knowledge construction, maintaining regimens as simple as possible, negotiating priorities and monitoring adherence to effectively promote self-care and reduce the incidence of foot ulcer and amputation 26 . ...
... This type of material is especially useful in the tinnitus symptom, since its annoyance is directly related to the importance that it is conferred. The educational material will help increase confidence in the proposed treatment, as well as the satisfaction of the individual, developing their attitudes and abilities, promoting treatment adherence and making them able to understand their own actions that influence their health pattern (18) . ...
Article
Full-text available
Introduction Tinnitus has often been reported associated with auditory complaints. Purpose To verify the applicability of the speech-language and hearing pathologist orientation associated with the use of hearing aids (HAs) in the reduction of the tinnitus sensation. Methods Patients with tinnitus associated with hearing loss were selected. The study was developed in two stages: initial evaluation - after patient referral for HA adaptation and final evaluation - after three months of effective use of HAs. The groups were divided into three groups: Group A (8 individuals adapted to HA without orientation for tinnitus), Group B (8 individuals adapted with HA with verbal orientation for tinnitus), and Group C (8 individuals adapted to HA with verbal orientation associated with tinnitus support material). The sample responded to the Tinnitus Handicap Inventory (THI) at the first moment and after three months of effective use of the HA to measure a handicap modification for symptoms in its total score and in the three domains. For statistical analysis, applied tests were performed, adopting a level of significance less than 5%. Results All groups presented improvement in tinnitus, and better results were observed when the patient received guidance regarding tinnitus. In addition, it was observed that there was significant difference between the groups for only one emotional domain of the THI, in which group C presented better results than groups A and B (p<0.05). Conclusion The spech-language and hearing therapist orientation associated with the use of hearing aids may favor the reduction of tinnitus sensation. Clinical trials 4939
... 7. Identificar a la educación de los pacientes diabéticos y sus familiares como un factor básico para conseguir un tratamiento adecuado que estimule el autocuidado. Es deber del equipo de salud otorgar al paciente información suficiente para lograr una responsabilidad personal sobre la propia DM tipo 2; esta acción ha demostrado ser una estrategia eficaz para retardar o disminuir el desarrollo de complicaciones 6 . ...
... A este respecto, la bibliografía es muy amplia, y se destacan los trabajos de González-Pedraza y col., 8 de Arceaga y col. 15 y Selli y col., 19 quienes reportaron diferencias estadísticas para glucosa sérica; de Cabrera-Pivaral y col., 20 para colesterol de alta y baja densidad; y de Puente y col. 13 y Tejada y col. ...
Article
Full-text available
Background: Recommendations of the American Diabetes Association enable the early education of the patient and his family. Apparently, the educational strategies used in most of the cases have not been the correct ones. Objectives: To evaluate the impact on the educational and participative intervention in level of knowledge, quality of life, family support and metabolic control of the patients with diabetes type 2. Patients and methods: We performed a quasi-experimental study of educational research of 76 patients of the CMF Narvarte. An educational strategy was carried out, and before and after were applied: personal identification card and questionnaires BERBES of knowledge level, IMEVID of quality of life, MOS of social support. Anthropometry was measured, and biochemical tests were done. Results: The level of knowledge had improved scores from 15.4 to 20.2. There was also an increase in grades for quality of life and social support, all with statistical significance. At the beginning, there were 16 controlled patients by glycosylated hemoglobin (21%), and at the end of the intervention the total of controlled patients increased to 40 (52.6%). Conclusions: Participative education involves the patient as a generator of their own learning, establishing a bond between theory and practice, achieving an impact on the decisions made in relation to their habits and healthy lifestyle and thus in the disease control, as it was manifested in this article. Key words: diabetes mellitus 2, educational strategies, metabolic control, glycosylated hemoglobin.
Article
Introducción: El pie diabético es una de las complicaciones con mayor impacto en la calidad de vida de las personas con Diabetes Mellitus; en este sentido, las intervenciones educativas son fundamentales en la prevención de esta complicación, por lo cual este artículo tiene el objetivo de caracterizar las intervenciones educativas para el autocuidado y prevención de pie diabético en personas con Diabetes Mellitus. Metodología: Revisión narrativa de la literatura. Se realizó la búsqueda con las siguientes palabras clave: “Diabetes Mellitus and Educative intervention and Diabetic foot and Self-care” en español, inglés y portugués, en las bases de datos Ovid Nursing, LILACS, Google Scholar, Medline y fuentes de literatura gris. Se analizaron 56 artículos que cumplieron los criterios de selección, publicados entre los años 2008 al primer trimestre del 2020. Resultados: Surgieron las siguientes categorías de análisis: 1. Tipos de intervenciones (educación de grupo, educación entre pares, visitas presenciales y telefónicas, redes sociales y comunicación participativa); 2. Ítems a tratar en cada intervención (inspección diaria de los pies, ejercicios y demás cuidados); 3. Duración de las Intervenciones; y, 4. Impacto de las intervenciones (resultados obtenidos). Conclusiones: Las diferentes intervenciones educativas al usarse adecuadamente mejoran el nivel de autocuidado de las personas con Diabetes Mellitus y por ende mitigan el desarrollo del pie diabético.
Article
Background: Expert nurses must provide both physical and emotional care to patients with diabetic foot syndrome (DFS) who require an amputation. This includes helping patients and families to cope with this situation, while ensuring the maximum level of comfort. Purpose: The aim of this study was to explore the perspective of expert nurses on the needs and hospital care of people requiring an amputation due to DFS. Method: This was a qualitative multicenter study involving 8 hospitals in Spain and Portugal. In-depth interviews with expert nurses were transcribed verbatim to enable content analysis. Results: Twenty-four expert nurses were interviewed about their knowledge and experience of treating patients with diabetic foot disease. Two themes emerged from the qualitative analysis: (1) poor self-care and the disease trajectory, and (2) effective hospital care. Conclusions: The results of this study highlight the key role that expert nurses play in the care of patients with DFS. Expert nurses considered that amputation leaves the individual physically and psychologically vulnerable, especially upon discharge from hospital. It is therefore essential to provide these patients with comprehensive and multidisciplinary care that includes emotional support.
Article
DM2 is a condition of exponential growth in recent years. Due to this fact, intensified DM2 control has become a plea in health programs for this population. However, there is a lack of adherence to treatment. Consequently, efforts made by medical teams are repeatedly frustrated in the light of this scenario. Objective: To interpret the perception of factors that determine adherence to prescribed treatment in adults with DM2 attending the Family Health Center in La Floresta, Hualpén, Chile, during the months of March and April 2012. Methods: Phenomenological qualitative study was employed, using semi-structured interviews in a total of 11 patients who met the selection criteria. Analysis of the results was performed using the technique of “semantic analysis”. Results: Results emphasize the importance that users confer to medications and the completion of the diet; however, the latter is not actually carried out effectively by the patients. Exercise is not interpreted as part of their therapy. Discussion: In conclusion, users with DM2 treated using an ambulatory method carry out an inadequate adherence to non-pharmacological treatment due to various factors, such as, failure to comply with diet therapeutical indications or the inadequate interpretation of physical exercise as part of their therapy.
Article
Full-text available
The question of why to evaluate a programme is seldom discussed in the literature. The present paper argues that the answer to this question is essential for choosing an appropriate evaluation design. The discussion is centered on summative evaluations of large-scale programme effectiveness, drawing upon examples from the fields of health and nutrition but the findings may be applicable to other subject areas. The main objective of an evaluation is to influence decisions. How complex and precise the evaluation must be depends on who the decision maker is and on what types of decisions will be taken as a consequence of the findings. Different decision makers demand not only different types of information but also vary in their requirements of how informative and precise the findings must be. Both complex and simple evaluations, however, should be equally rigorous in relating the design to the decisions. Based on the types of decisions that may be taken, a framework is proposed for deciding upon appropriate evaluation designs. Its first axis concerns the indicators of interest, whether these refer to provision or utilization of services, coverage or impact measures. The second axis refers to the type of inference to be made, whether this is a statement of adequacy, plausibility or probability. In addition to the above framework, other factors affect the choice of an evaluation design, including the efficacy of the intervention, the field of knowledge, timing and costs. Regarding the latter, decision makers should be made aware that evaluation costs increase rapidly with complexity so that often a compromise must be reached. Examples are given of how to use the two classification axes, as well as these additional factors, for helping decision makers and evaluators translate the need for evaluation--the why--into the appropriate design--the how.
Article
Full-text available
Hypertension is an extremely common comorbidity of diabetes, affecting 20–60% of people with diabetes. Hypertension is also a major risk factor for cardiovascular events, such as myocardial infarction and stroke, as well as for microvascular complications, such as retinopathy and nephropathy. Cardiovascular disease is the most costly complication of diabetes and is the cause of 86% of deaths in persons with diabetes (1). However, until recently, little research had been done specifically in patients with diabetes and hypertension. In reviewing the literature on diabetes and hypertension, the authors searched MEDLINE for English language articles using keywords “hypertension,” “diabetes mellitus,” “diabetic nephropathy,” and “coronary artery disease/prevention” starting from 1966. Before 1996, most available data come from secondary analysis from studies done in the general population of people with hypertension, observing a subset with diabetes. Recent studies have demonstrated the effectiveness of blood pressure treatment versus placebo in reducing complications of diabetes (2,3), helped to define the optimal level of blood pressure control (4,5,6), and compared treatment strategies based on different drug classes (7,8,9,10,11,12,13). The results of these studies support an aggressive approach to the diagnosis and treatment of hypertension in patients with diabetes in order to substantially reduce the incidence of both macrovascular and microvascular complications. ### Definition of hypertension in diabetic populations Epidemiological studies and therapeutic trials have often used different criteria to define hypertension in diabetic patients. Studies in the general population indicate an increased risk of cardiovascular disease with an increase in the level of blood pressure. Thus, an increase in diastolic or systolic blood pressure of 5 mmHg is associated with a concomitant increase in cardiovascular disease of 20–30% (14). Studies in diabetic populations have shown a markedly higher frequency of the progression of diabetic retinopathy …
Article
Knowledge about the nature, symptoms, complications, and treatment of diabetes was assessed among United Kingdom Europeans and Asians with and without diabetes during the Coventry Diabetes Study. An open questionnaire was validated for use among Asians and Europeans and a 'Knowledge Index' constructed. The questions were answered by 3814 (87%) of 4395 Asians and 3783 (69%) of 5508 Europeans. Among those with known diabetes, 216 (96%) of 223 Asians and 98 (94%) of 104 Europeans answered the questions. The nature of diabetes was unknown in 30% of Europeans and 44% of Asians with diabetes, and 42% and 67%, respectively, could not name a single complication. Most of those without diabetes were unable to name either a complication (Europeans 66%, Asians 89%) or a single symptom (66% and 83%, respectively). The Knowledge Index was highest in Europeans, increased with increasing educational achievement, and was lowest in non-diabetic subjects without a family history of diabetes. Even those with diabetes had a low Knowledge Index.
Coordenadoria da atenção à saúde do idoso. Brasília: Ministério da Saúde
  • J A Silvestre
  • Sus Hospitalizações
Silvestre JA. Hospitalizações SUS. Coordenadoria da atenção à saúde do idoso. Brasília: Ministério da Saúde; 1997.
A model educational program for people with type 2 diabetes
  • Gagliardino JJ
Gagliardino JJ, Etchegoyen G. A model educational program for people with type 2 diabetes. Diabetes Care 2001; 24:1001-7.
Defining the role of the health education specialist in the United States
  • Siminerio LM
Siminerio LM. Defining the role of the health education specialist in the United States. Diabetes Spectrum 1999; 12:152-7.
Estadística médica y de salud pública. Mérida: Universidad de los Andes
  • F Camel
Camel F. Estadística médica y de salud pública. Mérida: Universidad de los Andes; 1974. Recibido el 30/Jun/2004
Estadística médica y de salud pública
  • F Camel
Camel F. Estadística médica y de salud pública. Mérida: Universidad de los Andes; 1974. Recibido el 30/Jun/2004