ArticlePDF Available

¿Es necesaria la salud mental en los psicólogos? It´s necessary the mental health to be a psychologist?

Article

¿Es necesaria la salud mental en los psicólogos? It´s necessary the mental health to be a psychologist?

Abstract

In the present to obtain the diploma of psychology and to be able to practice the profession it is not necessary to have passed any type of examination that certifies the mental state of the subject. Many authors are not agreeing with this circumstance, arguing that it influences negatively the result of the professional intervention. The purpose of this article is to analyze this topic from an ethical perspective and to research the current panorama in the matter in scientific and not scientific publications. To conclude it evaluates the convenience of some type of diagnostic intervention, indicating the different positions about when it can be used. En la actualidad para obtener el diploma en psicología y poder ejercer la profesión no hace falta haber pasado algún tipo de examen que certifique el estado mental del sujeto. Muchos autores se oponen a esta circunstancia, argumentando que influye negativamente en el resultado de la intervención profesional. El propósito de este artículo es analizar este tema desde una perspectiva ética y revisando el panorama actual al respecto en publicaciones científicas y no científicas. Como conclusión se evalúa la conveniencia de algún tipo de intervención psicodiagnóstica, indicando las diferentes posturas acerca de cuando debe instrumentarse la misma.
diáLogos Revista Científica de Psicología, Ciencias Sociales, Humanidades y ciencias de la Salud
Revista diálogos Vol. 1No. 2 Julio2010ISSN: 1852-8481
29
DiáLogos - Universidad Nacional de San Luis - Facultad de Ciencias Humanas
Vol. 1Nro. 2Julio2010pp. 29-41
¿Es necesaria la salud mental en los psicólogos?
Recibido: 11/05/10Aceptado:20/06/10
Leandro Casari
1
leandromartincasari@gmail.com
Universidad Nacional de San Luis
Resumen
En la actualidad para obtener el diploma en psicología y poder ejercer la
profesión no hace falta haber pasado algún tipo de examen que certifique el estado
mental del sujeto. Muchos autores se oponen a esta circunstancia, argumentando que
influye negativamente en el resultado de la intervención profesional.
El propósito de este artículo es analizar este tema desde una perspectiva ética y
revisando el panorama actual al respecto en publicaciones científicas y no científicas.
Como conclusión se evalúa la conveniencia de algún tipo de intervención
psicodiagnóstica, indicando las diferentes posturas acerca de cuando debe
instrumentarse la misma.
Palabras claves: salud mental-psicólogos-estudiantes de psicología-examen
psicodiagnósico
It is necessary the mental health in the psychologiest?
Abstract
In the present to obtain the diploma of psychology and to be able to practice the
profession it is not necessary to have passed any type of examination that certifies the
mental state of the subject. Many authors are not agreeing with this circumstance,
arguing that it influences negatively the result of the professional intervention.
1
Licenciado en Psicología. Proyecto de investigación 4-0106 “Aspectos deontológicos de la formación de
pregrado y de la práctica profesional de la psicología en Argentina. Estudio comparativo entre los países
del Mercosur” (UNSL). Correo electrónico: leandromartincasari@gmail.com
diáLogos Revista Científica de Psicología, Ciencias Sociales, Humanidades y ciencias de la Salud
30
Revista diálogos Vol. 1No. 1 Diciembre2009ISSN: 1852-8481
The purpose of this article is to analyze this topic from an ethical perspective
and to research the current panorama in the matter in scientific and not scientific
publications.
To conclude it evaluates the convenience of some type of diagnostic
intervention, indicating the different positions about when it can be used.
Key words: mental health-psychologist-psychology students-diagnostic examination
En primer lugar, antes de reflexionar acerca de la importancia que tiene la salud
mental en los profesionales de la psicología, definiremos brevemente qué entendemos
por salud mental.
Las definiciones acerca de la salud mental, necesariamente se enmarcan en la
enunciación de salud que ofrece la Organización Mundial de la Salud (1948), que
establece que la salud es el estado de completo bienestar físico, mental y social, y no
sólo la ausencia de enfermedad.
Morales Calatayud (2009) sostiene que la definición de la OMS, se basó en el
postulado de Sigerist del año 1941, quién fue el primero en reconocer los aspectos
sociales de la salud. Dicho autor expresa que:
“un individuo sano es aquel que presenta un buen equilibrio entre su cuerpo y su
mente, y se halla bien ajustado a su entorno físico y social; controla plenamente
sus facultades físicas y mentales, puede adaptarse a los cambios ambientales -
siempre que no excedan los límites normales- y contribuye al bienestar de la
sociedad según su capacidad. La salud no es, en consecuencia, la simple
ausencia de enfermedad: es algo positivo, una actitud alegre hacia la vida y una
aceptación optimista de las responsabilidades que la vida impone al individuo”
(Morales Catalayud, 2009, p. 19-20).
En 1962 la Federación Mundial para la Salud Mental, definió salud mental como
"un estado que permite el desarrollo óptimo físico, intelectual y afectivo del sujeto,
siempre que no perturbe el desarrollo de sus semejantes" (Citado en Opazo Castro,
2004, p 337).
Siguiendo estas últimas dos definiciones, también se desprende la idea de que la
salud mental implica benevolencia en los actos, porque “el individuo contribuye al
diáLogos Revista Científica de Psicología, Ciencias Sociales, Humanidades y ciencias de la Salud
Revista diálogos Vol. 1No. 2 Julio2010ISSN: 1852-8481
31
bienestar de la sociedad según su capacidad y porque el desarrollo óptimo de sus
facultades no perturba el desarrollo de sus semejantes.
Belloch e Ibañez (1992) señalan que para diagnosticar o calificar el grado de
salud mental de una persona hay que considerar parámetros tales como: autonomía
funcional, percepción correcta de la realidad, adaptación eficaz y respuesta competente
a las demandas del entorno, relaciones interpersonales adecuadas, percepción de
autoeficacia, buen autoconcepto, y estrategias adecuadas para afrontar el estrés.
Sobre la base de estos desarrollos, a continuación se reflexiona acerca de la
relación entre salud mental en la persona del profesional psicólogo y su ejercicio
profesional.
En la actualidad para obtener el diploma en psicología y poder ejercer la
profesión no hace falta haber pasado algún tipo de examen que certifique el estado
mental del sujeto, solo alcanza con cumplir los requerimientos académicos, y luego para
estar matriculado, se exigen ciertos requisitos legales (por ejemplo el certificado de
domicilio, título original y fotocopia, etc.).
Lo curioso es que un profesional psicólogo/a está capacitado para realizar
exámenes psicodiagnósticos, incluso en situaciones de gran complejidad como el área
jurídica, y quizás nunca haya pasado él mismo por uno de estos exámenes. La pregunta
es, si el estado mental del psicólogo influye o no en el resultado de su respectiva
intervención.
Las investigaciones al respecto detallan características individuales en el caso de
quienes ejercen la psicoterapia principalmente. Por ejemplo, Opazo Castro (2001)
refiere variables necesarias en un buen terapeuta, como la disposición hacia la ayuda,
bienestar psicológico, capacidad de empatía, facilidad de motivación y diversidad de
experiencias. En este sentido, se vuelve sumamente importante el estado mental del
terapeuta, ya que la persona del terapeuta es la herramienta principal en la psicoterapia
(Consoli y Machado, 2004), porque quien tiene una mayor comprensión y dominio de sí
puede ofrecer un servicio mejor (Aponte y Winter, 2000).
También se describe a los psicoterapeutas eficaces como personas que aceptan a
los demás, cálidos en el plano interpersonal, empáticos, confiables y abiertos en lo
intelectual y en sus experiencias (Consoli y Machado, 2004).
En las otras áreas donde un profesional psicólogo puede ejercer podemos
entender que se necesitarán características similares, ya que aquellas tareas donde haya
contacto con personas (hablando de consultantes y no de pacientes en sentido estricto)
diáLogos Revista Científica de Psicología, Ciencias Sociales, Humanidades y ciencias de la Salud
32
Revista diálogos Vol. 1No. 1 Diciembre2009ISSN: 1852-8481
implican habilidades como empatía, disposición a ayudar, autoconocimiento,
diversidad de experiencias, etc. Si bien sería conveniente que en todas las áreas de la
psicología los profesionales contaran con dichas características, quizás en la
investigación básica no sea necesario ya que no implica el contacto con personas de
forma central.
Sabiendo que es muy importante el estado mental del licenciado en psicología
para desempeñar su labor, entonces deberíamos preguntarnos ¿en qué momento debe ser
evaluado el mismo? ¿Cuándo inicia sus estudios académicos o cuándo está por
comenzar a trabajar con personas?
Porque aquí nos encontramos con un conflicto de intereses. Por un lado, está la
necesidad de preservar el bienestar de las personas y comunidades que eventualmente
consultan a un psicólogo/a, garantizando una adecuada intervención profesional. Por
otro lado, está el derecho a la educación de las personas, por lo cual podría entenderse
que sujetos con trastornos mentales (de cualquier nivel de gravedad) pueden estudiar
cualquier carrera universitaria, al menos en universidades públicas. Sin embargo es
sabido que en algunas universidades privadas (nacionales e internacionales) se toman
exámenes en el ingreso a la carrera de psicología.
Por ejemplo, en la Universidad de Chile para ingresar a la carrera de Psicología,
los aspirantes deben aprobar un Examen Especial de Admisión de Alumnos de
características psicodiagnósticas (Gallardo Rayo, Álvarez Aguirre, Rojas Gorigoytía,
2003). Los autores refieren los fundamentos para aplicar dicho examen, considerando
primordial brindar una adecuada asistencia a la población en un futuro. Ya que la labor
profesional del psicólogo consiste en trabajar con personas y grupos para producir
cambios en vías de un mejor desarrollo personal, es deseable que el mismo presente una
salud mental compatible con este quehacer.
En esta universidad, existen tres categorías de clasificación para los alumnos
luego de pasar por el examen: aceptado, aceptado con observaciones o rechazado. Entre
las patologías señaladas como obstáculos para el ingreso a la carrera están: cuadros
orgánicos cerebrales, trastornos psicóticos (trastornos bipolares y esquizofrenia),
desórdenes de la personalidad, abuso y dependencia de drogas.
Existen argumentos a favor y en contra de la aplicación de dicho examen.
Quienes apoyan el mantenimiento del mismo lo justifican por los fines preventivos del
mismo, para que el psicólogo en ejercicio profesional proteja la imagen y el prestigio de
la disciplina, haciéndole un bien al alumno como futuro profesional y a la comunidad
diáLogos Revista Científica de Psicología, Ciencias Sociales, Humanidades y ciencias de la Salud
Revista diálogos Vol. 1No. 2 Julio2010ISSN: 1852-8481
33
como consumidores de un servicio. Las posiciones opuestas cuestionan la validez
predictiva de los instrumentos utilizados. (Villegas y Toro, 2001).
Una postura similar comparten Consoli y Machado (2004) al recomendar no
aceptar aspirantes con problemas de drogodependencia o con un proceso
psicopatológico activo, recalcando que dichas personas no aprovecharán la formación
en su totalidad, y que la presión que impone el aprendizaje de la profesión pueda ser un
factor agravante del proceso psicopatológico. Sin embargo, Consoli y Machado no
proponen excluir aspirantes por una “salud mental débil”, es decir con trastornos
mentales moderados y leves, respetando también la Ley de Discapacidades de Estados
Unidos. Los autores reconocen que es muy importante el compromiso de los alumnos
por buscar su salud mental, y que esta tarea por mejorar su bienestar es una señal de
fortaleza.
Desde el punto de vista de la deontología en psicología, el código de ética de la
FePRA (1999) tanto en sus principios como en sus normas apunta a la preservación de
los derechos y bienestar de los consultantes, pero en ninguna parte menciona la
importancia de que psicólogas/os gocen de un adecuado nivel de salud mental para
ejercer. Por ejemplo deja implícito que el profesional en ejercicio de su profesión debe
ser conciente de sus limitaciones y cómo éstas afectan a su desempeño profesional, pero
en ningún momento se hace explícita la necesidad de haber realizado una psicoterapia
personal o estar haciéndola actualmente.
Sin embargo en el caso de un licenciado en psicología, es casi indivisible separar
la persona del profesional, es decir el estado mental como uno de los determinantes de
la eficacia en la tarea. Al respecto Luque (2006) agrega:
“Dado que son fundamentales para el desempeño del rol de psicólogo la
integridad y conocimiento de mismo, podría suponerse que el psicólogo sólo
podrá ayudar a conseguir bienestar psíquico si cuenta en gran medida con estas
cualidades…” (Luque, 2006, p 4).
Y refiriéndose al plano estrictamente psicoterapéutico, Albanesi de Nasetta y
Tifner, (2004) comentan:
“Muchas veces los pacientes imitan las conductas del terapeuta o inclusive
específicamente a través de la técnica del modelado, se modelan las conductas
diáLogos Revista Científica de Psicología, Ciencias Sociales, Humanidades y ciencias de la Salud
34
Revista diálogos Vol. 1No. 1 Diciembre2009ISSN: 1852-8481
del paciente tomando como referente la conducta del psicólogo. Si el modelo a
seguir fuera patológico, como por ejemplo que el psicoterapeuta tuviera un
trastorno de la personalidad, esto afectaría su desempeño” (Albanesi de Nasetta
y Tifner, 2004, p 52)
En la caso de la Universidad Nacional de San Luis, existía un examen
diagnóstico para los ingresantes a Ciencias Humanas, pero el mismo solo consideraba
variables sociodemográficas y comprensión de textos. Actualmente se ha vuelto a la
postura del ingreso irrestricto.
Más allá del debate científico acerca de la salud mental de estudiantes y
graduados en psicología, debe investigarse qué ocurre sobre dicha temática en
publicaciones científicas y no científicas. Y aquí nos encontramos con un fenómeno que
ocurre en el ámbito de la criminología, la llamada cifra negra de la criminalidad (García
Pablos de Molina, 1999), que es la diferencia entre los delitos denunciados y los que
realmente ocurren. En cuestiones sobre salud mental, pareciera que hay muchos más
casos de estudiantes y psicólogos que carecen de salud mental que aquellos que toman
conocimiento público o científico; lo mismo ocurre con errores en el desempeño
profesional relacionados con la salud mental de los psicólogos.
Panorama actual en investigaciones científicas
En la literatura científica abundan investigaciones sobre estudiantes de
psicología en dimensiones relacionadas a la salud mental, pero no ocurre lo mismo
cuando se investiga a profesionales.
Puede mencionarse un caso de mala praxis bastante llamativo, el caso MG vs
MC/MA (Vera Candia, 2009). Se trata de una psicóloga que en el tratamiento de un
paciente con adicción, comenzó a mantener una relación amorosa que persistió por dos
años (sin interrumpir la psicoterapia). Luego, la terapeuta decide terminar la relación y a
la vez derivar a su paciente a otra institución, como éste último se resistió a dar por
finalizada la relación amorosa y el proceso terapéutico, la psicóloga lo denuncia y el
paciente (y amante) termina padeciendo una profunda depresión. Como terapeuta la
profesional se manejó de un modo inadecuado por cuestiones que pueden inferirse, son
relativas a su salud mental.
diáLogos Revista Científica de Psicología, Ciencias Sociales, Humanidades y ciencias de la Salud
Revista diálogos Vol. 1No. 2 Julio2010ISSN: 1852-8481
35
Las investigaciones con estudiantes de psicología se han realizado en diferentes
países y con alumnos en distintos niveles de avance de la carrera, y en su mayoría no
poseen un carácter negativo.
Por ejemplo, Laforge (1962) en Estados Unidos, encontró un factor común en
los estudiantes de psicología que comenzaban sus estudios, la expresión de ansiedad y
un desajuste general extremo.
En Argentina, podemos mencionar las investigaciones sobre bienestar
psicológico. Cornejo y Lucero (2005) indagaron el bienestar psicológico y las
preocupaciones vitales de estudiantes de primer año de licenciatura en Psicología,
encontrando que los mismos poseían un nivel medio de satisfacción en la vida. Además
se detectó que los principales problemas referidos por los alumnos eran problemas
personales sobre la adaptación a la nueva etapa académica, que se manifiesta en la falta
de seguridad en sí mismos y en el temor a no poder responder a las exigencias
académicas; como también problemas familiares, en relación al alejamiento del grupo
familiar. Las autoras refieren que en relación a la búsqueda de relaciones
interpersonales, estos sujetos no manifiestan dificultad debido a su modo de vincularse.
También se ha estudiado el bienestar psicológico de estudiantes de psicología
del segundo año de cursada (Mariñalarena, Correché, Rivarola, Tapia y Martínez,
2009), encontrando que el mismo es moderado, coincidiendo con Cornejo y Lucero
(2005). Se encontró que la búsqueda del mismo prevalece a través de proyectos
personales y en segundo lugar, por intermedio de decisiones autónomas. Esto implicaría
una primacía de componentes cognitivos en el bienestar psicológico sobre los afectivos,
relacionado al establecimiento de vínculos y a la búsqueda de aceptación.
Además de considerar el bienestar psicólogico, también se evaluó las metas
motivacionales que llevan a estudiar psicología en alumnos de primer año, encontrando
que en la elección predominaba el deseo de resolver y entender problemas personales
(Uhrlandt, Rovella y Barbenza, 1997).
En una investigación con estudiantes de psicología de Brasil, se encontró que los
mismos presentan una espiritualidad negativa, lo cual es preocupante para los autores,
porque estos demostraron que la espiritualidad es un factor inversamente asociado a
trastornos psiquiátricos menores en estudiantes de psicología (Bento Gastaud, Mastos
Souza, Braga, Lessa Horta, Martínez de Olivera, Rosa Sousa, Azevedo da Silva, 2006).
En investigaciones sobre personalidad y otras variables asociadas a la salud
mental en estudiantes de cuarto año de psicología, se encontró que la búsqueda de
diáLogos Revista Científica de Psicología, Ciencias Sociales, Humanidades y ciencias de la Salud
36
Revista diálogos Vol. 1No. 1 Diciembre2009ISSN: 1852-8481
apoyo social y de bienestar psicológico eran las dimensiones más sobresalientes en la
calidad de vida de los mismos (Albanesi de Nasetta, Garelli y Casari, 2008), y que éstos
presentaban un estilo de apego seguro, considerado como un buen indicador de
desarrollo interpersonal por los autores (Albanesi de Nasetta, Mella, Casari y Garelli,
2009).
Conrado y Herrero (2004) evaluaron el consumo de sustancias psicoactivas en
estudiantes de psicología de diferentes años de cursada, en una universidad de España.
Encontraron que las tres sustancias ilegales más consumidas eran el cannabis y sus
derivados (presentando un uso generalizado en la mitad de la muestra), en segundo
lugar tranquilizantes y pastillas para dormir sin receta médica, y por último cocaína.
Aunque en este estudio no se detectaron patrones de drogodependencia, esta
preocupación es compartida con algunas instituciones académicas de Estados Unidos
donde se realizan controles al azar para comprobar si los estudiantes han consumido
sustancias ilegales, a través del análisis de orina (Consoli y Machado, 2004).
Otras líneas de investigación intentan evaluar la personalidad como indicador de
salud mental o de trastornos psicopatológicos.
Luque (2006) evalúo la incidencia de trastornos de personalidad y síndromes
clínicos en estudiantes de psicología, específicamente de los dos últimos años de la
cursada, utilizando como instrumento de evaluación el Inventario Clínico Multiaxial de
Millon-II. Encontró como síndrome más representativo en la muestra, el trastorno del
estado de ánimo distimia. También se encontró que ésta última correlaciona con la edad
de los sujetos, y la autora lo relaciona con la etapa que están transitando los mismos y su
relación con la inminente inserción laboral. Otro hallazgo importantes de esta
investigación, es la correlación significativa entre la edad de los sujetos con
dependencia del alcohol y la escala depreciación (tendencia a informar más patología de
la que se tiene). La autora relaciona este hecho nuevamente con la etapa que están
atravesando los sujetos, que los lleva a tener una visión negativa de sí mismo y a
intentar escapar de la realidad a través del abuso del alcohol y de las drogas.
Utilizando la escala CEPER (Cuestionario Exploratorio de la Personalidad) de
Caballo y Valenzuela (2001), se han realizado diferentes investigaciones en estudiantes
de cuarto año de Psicología, de la Universidad Nacional de San Luis. Se observó que los
estudiantes presentan 3 estilos de personalidad característicos: 1) esquizotípico,
personas que presentan dificultades en las relaciones interpersonales, 2) personalidad
límite que también presenta inestabilidad en las relaciones interpersonales y en sus
diáLogos Revista Científica de Psicología, Ciencias Sociales, Humanidades y ciencias de la Salud
Revista diálogos Vol. 1No. 2 Julio2010ISSN: 1852-8481
37
afectos a la vez que una notable impulsividad, y 3) personalidad depresivo que presenta
baja autoestima y dificultades para disfrutar (Albanesi de Nasetta y Tifner, 2004). El
estilo límite de personalidad y el estilo depresivo de personalidad, también se
encontraron en investigaciones posteriores (Albanesi de Nasetta, Garelli y Masramon,
2007, Albanesi de Nasatta et al 2008). Sólo en una investigación realizada por dichos
autores, se encontró que el estilo obsesivo compulsivo de personalidad prevalece en los
estudiantes de psicología del cuarto año de la carrera (Albanesi de Nasetta et al 2009).
Es a la luz de estos resultados que Tifner y Albanesi de Nasetta (2005) sugieren
que sería conveniente que se incorpore algún tipo de examen que evalúe la salud mental
de los estudiantes de psicología, recomendando el mismo al inicio de los estudios.
Panorama actual en medios de comunicación gráficos
Aquí nos encontramos con un cuadro bastante diferente, donde estudiantes y
licenciados en psicología han cometido delitos penales severos, y fueron noticia a nivel
nacional.
Por ejemplo, el caso Corsi, un psicólogo de gran prestigio académico,
especialista en violencia familiar, que fue acusado de liderar una banda de pedófilos, el
juicio oral para determinar si es culpable o no será durante el transcurso del año 2010.
En la misma línea, puede nombrarse el caso de un estudiante de psicología que fue
arrestado por poseer imágenes pornográficas de niños. Otro caso en que se vió
involucrada una estudiante de psicología, fue cuando una joven embarazada, después de
dar a luz a su bebé, espero que éste muriera y le envió el cadáver a su novio. (El
Tribuno, 2009; Diario Clarín, 2009; Diario Puntal, 2009)
Conclusión
Luego del debate acerca de la importancia del estado mental de los alumnos y
profesionales de psicología, parece indiscutible la idea de que la salud mental es un
requisito necesario en un buen profesional que se dedique al ejercicio de la psicología.
Pero la pregunta acerca de cuándo es necesario contar con la misma continúa. Porque
según lo hasta aquí recabado, existirían dos posturas diferentes:
- Quienes sostienen que debe existir un examen de características
psicodiagnósticas al inicio de los estudios, aunque no se especifiquen las
categorías de resultados: aceptado, rechazado, etc. (Tifner y Albanesi de Nasetta,
2005). Los que defienden esta postura se basan en la idea de que es la institución
diáLogos Revista Científica de Psicología, Ciencias Sociales, Humanidades y ciencias de la Salud
38
Revista diálogos Vol. 1No. 1 Diciembre2009ISSN: 1852-8481
académica quien debe hacerse responsable de la calidad de sus egresados,
protegiendo el prestigio de la disciplina y promoviendo el mejor servicio posible
(Gallardo Rayo, Álvarez Aguirre, Rojas Gorigoytía, 2003).
- Por otro lado, está la postura que deja implícita el código de ética de la FePRA,
que en cierto modo apela a la autonomía del profesional, obligándolo a una
actitud responsable en su desempeño, esto incluye ser conciente de sus
limitaciones (en su estado mental incluido) si son un obstáculo para su ejercicio.
Existen elementos para proponer otra postura, que sería la posibilidad de realizar un
examen psicodiagnóstico al inicio de los estudios académicos, pero donde no existan
resultados excluyentes, sino que se recomiende psicoterapia a quienes presenten
resultados negativos. Si la falta de recursos humanos fuese un problema, podría
realizarse como práctica de los estudiantes avanzados de la licenciatura en psicología
bajo una supervisión. Esto no poseería un carácter vinculante, sino que simplemente
sería una recomendación apelando a la autonomía y responsabilidad personal, ya que
como decía Consoli y Machado:
“Nos interesa el compromiso activo de los candidatos en asegurar su salud
mental y, por lo tanto, concebimos ese compromiso por mejora su bienestar
como una señal de fotaleza (Consoli y Machado, 2004, p. 235)”
Referencias
Albanesi de Nasetta, S. y Tifner, S. (2004). Estudiantes de Psicología y estilos de
personalidad. Revista Intercontinental de Psicología y Educación, 6 (2), 49-54
Albanesi de Nasetta, S.; Garelli, V.; Masramon, M. (2007). Relación entre estilos de
personalidad y flexibilidad cognitiva en estudiantes de psicología. XII Congreso
Argentino de Psicología, San Luis, 23-25 Agosto, (paper).
Albanesi de Nasetta, S.; Garelli, V.; Casari, L. (2008). Estilos de personalidad y calidad
de vida en estudiantes de psicología. Fundamentos en Humanidades (en prensa).
Albanesi de Nasetta, S.; Mella, N.; Casari, L.; Garelli, V. (2009). Personalidad y apego
en estudiantes de psicología. Alternativas en Psicología (en prensa)
Aponte, H. y Winter, J. (2000). The person and practice of the therapist: Treatment and
training, en M. Baldwin (comp.), The use of self in therapy (2ª ed.), Binghamton,
NY, Haworth, pp 127-165.
diáLogos Revista Científica de Psicología, Ciencias Sociales, Humanidades y ciencias de la Salud
Revista diálogos Vol. 1No. 2 Julio2010ISSN: 1852-8481
39
Belloch, A.; e Ibañez, E. (1992). Acerca del concepto de psicopatología. En A. Belloch
e E. Ibañez (eds.), Manual de Psicopatología. Valencia: Promolibro.
Bento Gastaud, M.; Matos Souza, L.; Braga, L.; Lessa Horta, C.; Martinez de Olivera,
F.; Rosa Sousa, P.; Azevedo da Silva, R.; (2006). Bem-estar espiritual e
transtornos psiquiátricos menores em estudantes de psicologia: estudo
transversal. Revista de Psiquiatría do Rio Grande do Sul, 28 (1), 12-18.
Clarín (2009). Confirmaron la condena por abuso contra un cómplice de Jorge Corsi.
Diario Clarín, 26 de Octubre de 2009. Recuperado el a 13 de Enero de 2010
de http://www.clarin.com/diario/2009/10/26/um/m-02027299.htm
Conrado, Ma. V. y Herrero, M. (2004). El consumo de sustancias psicoactivas en
estudiantes de psicología de la Universidad de la Laguna. International Journal
of Clinical and Health Psychology, 4 (3), 521-536.
Consoli, A. y Machado, P. (2004). Los psicoterapeutas, ¿nacen o se hacen? Las
habilidades naturales y adquiridas de los psicoterapeutas: implicaciones para la
selección, capacitación y desarrollo profesional. En Héctor Fernández Álvarez y
Roberto Opazo Castro (comps.) La Integración en Psicoterapia (pp. 385-451).
Barcelona: Paidós.
Cornejo, M. y Lucero, M. (2005). Preocupaciones vitales en estudiantes universitarios
relacionado con bienestar psicológico y modalidades de afrontamiento.
Fundamentos en Humanidades, VI (2), 143-153.
El Tribuno (2009). Mató a su bebé y lo envió por encomienda. El Tribuno, 15 de
Agosto de 2009. Recuperado el día 14 de Enero de 2010 de
http://www.eltribuno.info/salta/diario/2009/08/15/policiales/mato-a-su-bebe-y-
lo-envio-en-encomienda
Federación de Psicólogos de la República Argentina (1998). Código de Ética de la
Federación de Psicólogos de la República Argentina. Mar del Plata: Autor.
Gallardo Rayo, I.; Álvarez Aguirre, Y.; Rojas Gorigoytía, M. (2003). Estudio de la
validez predictiva del examen especial de admisión de alumnos a la carrera de
psicología. Revista de Psicología, 12 (001), 65-81
García Pablos de Molina, A. (1999).Tratado de Criminología. Valencia: Tirant lo
blanch.
González, B. y Ribeiro, P. (2004). Comportamentos de Saúde e Dimensões de
Personalidade em Jovens Estudantes Universitárias. Psic., Saúde & Doenças,
5 (1), 107-127.
diáLogos Revista Científica de Psicología, Ciencias Sociales, Humanidades y ciencias de la Salud
40
Revista diálogos Vol. 1No. 1 Diciembre2009ISSN: 1852-8481
Laforge, R. (1962). A correlational study of two personality tests. Journal of Consulting
and Clinical Psychology. 26 (5), 402-411.
Luque, Ma. B. (2006). Incidencia de trastornos de la personalidad y síndromes clínicos
en estudiantes de psicología. Tesis de Licenciatura, Universidad Nacional de San
Luis.
Mariñelarena, L.; Correché, M.S.; Rivarola, M.F.; Tapia, M.L.; Martínez, V. (2009).
Bienestar psicológico en estudiantes universitarios. Revista Argentina de
Ciencias del Comportamiento, 1 (2), 174.
Morales Calatayud, F. (2009). Introducción a la psicología de la salud. Buenos Aires:
Koyatun.
Opazo Castro, R. (2001). Psicoterapia integrativa: Delimitación clínica. Santiago,
Chile, ICPSI.
Opazo Castro, R. (2004). Psicoterapia Integrativa y Desarrollo Personal. En Héctor
Fernández Álvarez y Roberto Opazo Castro (comps.) La Integración en
Psicoterapia (pp. 335-384). Barcelona: Paidós.
Organización Mundial de la Salud (1948). World Health Organization Constitution. En
Basic Documents. Ginebra. Suiza: Author.
Puntal (2009). En Río Cuarto allanan la casa de un estudiante de psicología y le
secuestran 400 fotos de pedofilia. Diario Puntal, 13 de Noviembre de 2009,
recuperado el día 14 de Enero de 2009 de
http://www.puntal.com.ar/noticia.php?id=68279
Tifner, S. y Albanesi de Nasetta, S. (2005). Comparación de estilos de personalidad en
estudiantes de Fonoaudiología y Psicología. Revista Metavoces, 2 (2), 117-124.
Uhrlandt, M., Calzetti, N., Morales de Barbenza, C., (1997). Perfil psicológico de los
estudiantes que ingresan en la carrera de Psicología en la Universidad Nacional
de San Luis. Idea, 14 (30), 55-65
Vera Candia, H. (2009). Mala praxis psicológica: MG c/ MC. Consecuencias psíquicas
y legales de una falla ética. I Congreso Internacional de Investigación Práctica
Profesional en Psicología, XVI Jornadas de Investigación y Quinto Encuentro
de Investigadores en Psicología del MERCOSUR, Buenos Aires, 6-8 de Agosto
(paper).
Villagas, J. y Toro, J. (2001). Problemas centrales para la formación académica y el
entrenamiento profesional del psicólogo en Chile. En: Toro, J. y Villegas, J.
Problemas centrales para la formación académica y el entrenamiento
diáLogos Revista Científica de Psicología, Ciencias Sociales, Humanidades y ciencias de la Salud
Revista diálogos Vol. 1No. 2 Julio2010ISSN: 1852-8481
41
profesional del psicólogo en las Américas Vol I. Buenos Aires: J.V.E.
Ediciones.
... Los factores internos se refieren a que, por un lado, la mayoría de los psicólogos se sienten atraídos por el trabajo clínico, ejerciendo la psicoterapia como trabajo principal. (Casari, 2010;Duran, González y Rodríguez, 2009;Gámez y Marrero, 2000;Gámez y Marrero, 2003;Latiesa, 1989;Maldonado-Feliciano, 2002;Pacenza, 2001; Rovella, Delfino y Solares, 2009). ...
Research
Full-text available
Introducción: Se propuso analizar el Estilo Personal de los terapeutas que trabajan en diferentes contextos de trabajo (público, privado y autónomo). Luego se evaluaron posibles diferencias entre las variables del EPT de los terapeutas de diferentes ámbitos de trabajo. Por último, se comparó el EPT en terapeutas que compartían iguales variables socio profesionales como sexo, edad, grupo etario de trabajo, tipo de abordaje predominante, duración de los tratamientos, universidad de egreso y orientación teórica. Método: Se trató de un estudio experimental transeccional, de carácter descriptivo - comparativo (Basler y Medrano, 2011; Hernández-Sampieri, Fernández-Collado & Baptista-Lucio, 2010).Se trabajó con una muestra de 291 profesionales psicólogos de la región de Cuyo, a los cuales se les administró en Cuestionario de EPT-C vía email, contactándolos a través de la técnica “bola de nieve” (Rodríguez-Gómez, 1996) por medio de correo electrónico. Se analizaron los datos obtenidos a través del procesador estadístico SPSS 19.0. Para el primer objetivo se realizó un análisis multivariado de varianza (MANCOVA) y para el segundo objetivo un análisis univariado de varianza (ANOVA). Resultados: A través de los resultados obtenidos se puede observar que existen diferencias significativas en las funciones Atencional, Operativa y Expresiva, fundamentalmente entre los sectores privado y público. En cuanto a las variables socio profesionales, los grupos que arrojaron diferencias significativas fueron el género femenino, el trabajo con el grupo etario adulto, los abordajes individuales, los psicoanalistas y las duraciones de tratamiento intermedia y breve. En estos grupos las diferencias se notaron en las mismas funciones antes mencionadas y entre los mismos contextos de trabajo. Discusión: Se pudo vislumbrar cómo el contexto donde los profesionales se desempeñan, podría generar influencias en el estilo personal de los terapeutas a la hora de encarar un proceso terapéutico, debido a las diferentes características y particularidades que corresponden a cada uno de estos ámbitos.
... En primer lugar, quizás gran parte de los licenciados en psicología se sientan atraídos por el trabajo clínico en salud mental, y por ello ejerzan la psicoterapia como empleo principal. A propósito de esto, se han investigado las motivaciones que llevan a estudiar la carrera de psicología, donde se destaca el interés por el comportamiento humano y en su parte aplicada, el anhelo de ayudar a los demás y a sí mismos (Latiesa, 1989;Gámez y Marrero, 2000;Maldonado-Feliciano, 2002;Gámez y Marrero, 2003;Duran, González y Rodríguez, 2009;Rovella, Delfino y Solares, 2009;Casari, 2010). ...
Article
Full-text available
Revista diálogos │Vol. 3│No. 2│Octubre│2012│ISSN: 1852-8481│ 69 Revista diáLogos Universidad Nacional de San Luis -Facultad de Ciencias Humanas Vol. 3│Nro. 2│Octubre │2012 │pp. 69-86 ABSTRACT The purpose of this study is to investigate the employability in young graduate´s psychologist, in Argentina, in order to achieve a descriptive exploration of which it are the most frequent areas of occupation and the possibility of an economic independence.
... En primer lugar, quizás gran parte de los licenciados en psicología se sientan atraídos por el trabajo clínico en salud mental y por ello ejerzan la psicoterapia como empleo principal. A propósito de esto, se han estudiado las motivaciones que llevan a estudiar la carrera de psicología, donde se destaca el interés por el comportamiento humano y el anhelo de ayudar a los demás (Latiesa, 1989;Gámez y Marrero, 2000;Pacenza, 2001;Maldonado-Feliciano, 2002;Gámez y Marrero, 2003;Duran, González y Rodríguez, 2009;Rovella, Delfino y Solares, 2009;Casari, 2010). ...
Article
Full-text available
This essay summarizes the status of psychotherapy as a private practice in professional psychology. A brief introduction to the beginnings of the profession of psychologist is presented, as well as aspects of its current situation. It is specially analyzed the theoretical training and the possible causes to explain the dominance of a field exercise above the others. Furthermore, some particular situations related to private clinical psychology are discussed, as well as the role of first-order institutions as mediators between the professional and healthcare companies. Finally, a few lines of action are proposed, to reverse the condition of job insecurity and taking out of centre the clinical activity; as a hegemonic model of employability.
Conference Paper
Full-text available
The aim of this project is to explore Subjective Temporary in young people - 18 to 26 years old - from the city of Buenos Aires. The research is intended to know the subjective representation of <>. The design of the research is non-experimental, cross sectional study and correlation study. The sample - 110 young people - is intentional and non-probabilistic. People were asked to answer a questionnaire of socio-demographic data and the questionnaire of Subjective Temporary which was made specifically for this research. It includes opened and closed questions. A quantitative analysis of the answers was made with descriptive and inference statistics processes. Discussion about the results is provided. Among the most significant ones we found that young people consider that distant past means between 1 and 5 years behind; and far future means between 5 and 10 years. This conclusion confirms the idea that young people have a preference for present time, without the opportunity to think of long term periods of time. Keywords: Time - Subjective temporary - Youth
Presentation
Full-text available
El presente trabajo está orientado a explorar la Temporalidad Subjetiva en jóvenes de 18 a 25 años de zonas urbanas de Buenos Aires. Se quiere conocer cuál es su representación subjetiva de la noción . Se utiliza un diseño no-experimental, transversal, correlacional con una muestra de tipo no probabilística intencional. La muestra está compuesta por 110 jóvenes de 18 a 26 años de ambos sexos. Se administró un cuestionario de datos socio-demográficos y un cuestionario construido para evaluar Temporalidad Subjetiva con preguntas cerradas y abiertas. Se llevó a cabo un análisis cuantitativo de los datos y se aplicaron técnicas de estadística descriptiva e inferencial. Se formaron 4 categorías de análisis: pasado reciente, pasado lejano, futuro cercano, futuro lejano, y se analizaron las respuestas en función a las mismas. También se analizó la cualidad de los hechos pasados mencionados. Entre los resultados más significativos, hallamos que la mayoría de los jóvenes considera que Pasado Lejano implica entre 1 a 5 años atrás; y el Futuro Lejano implica entre 5 a 10 años. Esto nos ratifica la idea de que los jóvenes tienen una preeminencia de orientación al presente, sin poder pensar en períodos largos de tiempo ni poder proyectarse a largo plazo.
Article
Full-text available
INTRODUÇÃO: Religiosidade/espiritualidade e saúde mental parecem positivamente associadas. O estudo examina associações entre bem-estar espiritual e distúrbios psiquiátricos menores em estudantes de Psicologia. MÉTODOS: Uma escala de bem-estar espiritual, o Self-Reporting Questionnaire (SRQ-20) e informações sociodemográficas foram utilizadas na totalidade (n = 351) dos alunos de Psicologia da Universidade Católica de Pelotas (RS), no ano de 2002. Foram comparados os escores atuais com os dos alunos de Direito e Medicina da mesma universidade em 2001 (n = 464). RESULTADOS: 84,6% dos alunos de Psicologia apresentaram espiritualidade negativa, comparados a 68,8% dos acadêmicos de Medicina e 68,5% de Direito (p < 0,001). Diferenças semelhantes foram encontradas nas subescalas de bem-estar existencial e religioso. O SRQ-20 foi similar nos três cursos. A razão de chances mostrou associação de 3,71 (IC 95% 1,29-10,68) entre o bem-estar espiritual e o escore do SRQ-20 em alunos de Psicologia. DISCUSSÃO: Os achados coincidem com a experiência internacional. É preocupante que estudantes de Psicologia se mostrem mais distantes de questões espirituais/religiosas, levando em conta a associação espiritualidade/saúde-enfermidade. CONCLUSÃO: A religiosidade/espiritualidade se mostrou como fator inversamente associado a transtornos psiquiátricos menores em estudantes de Psicologia.
Article
Full-text available
El objetivo del presente trabajo es indagar la posible relación entre Estilos de Personalidad y Calidad de Vida en Estudiantes de la Carrera de Psicología. Se tomó una muestra de 62 alumnos, 49 mujeres y 13 varones., se aplicó el Cuestionario de Estilos de Personalidad (CEPER) y el Cuestionario de Calidad de Vida (PECVEC). No fue posible detectar ninguna asociación positiva entre las escalas de calidad de vida y algún estilo de personalidad en particular. Pero sí se detectaron múltiples correlaciones negativas, siendo la escala de Bienestar Social la que más relaciones obtuvo con estilos de personalidad, como paranoide, esquizotípico, esquizoide, límite, por evitación. Se detectó en este grupo de estudiantes de psicología, como estilo predominante el Estilo de Personalidad Depresivo; y en cuanto a los items de calidad de vida, la importancia se centró en el Apoyo Social y el Bienestar Psicológico.
Article
Full-text available
The purpose of this study was to inspect the relationship between health behaviours and personality dimensions in female Psychology college students, of a Lisbon University. Participants were 270 female students, age 18-30 (M=21,69; SD=2,11). We measured health behaviours with Health Behaviour Questionnair (Ribeiro, 1993) and personality dimensions with NEO Personality Inventory-Revised (NEO-PI-R; Costa & McCrae, 1992). Correlation between health behaviours, and between health behaviours and personality dimensions, shows statistically significant but low and very low correlations, suggesting that the relation between these two is not strong. T test for mean differences shows a statistically significant difference between the two age groups (18-21 e 22-30), t(270)=-2,11, p
Article
Full-text available
El presente estudio descriptivo ha tenido como principales objetivos explorar la extensión del consumo de distintas sustancias psicoactivas tanto legales como ilegales y comprobar si éstas se consumen de manera diferencial en ambos géneros. Además, se ha tratado de detectar la posible presencia de patrones de policonsumo y si éstos también variaban en función del género. El estudio se ha llevado a cabo sobre una muestra de 544 estudiantes de ambos géneros (84% mujeres y 16% hombres) de la Facultad de Psicología de la Universidad de La Laguna, con un diseño descriptivo transversal mediante encuestas. Se realizaron diversos análisis multivariados: análisis discriminantes, análisis de regresión y análisis factoriales. Los resultados indican que las drogas más utilizadas en esta muestra universitaria fueron dos sustancias legales (alcohol y tabaco) y una ilegal (cannabis). Además, se encontraron diferencias en función del género en el consumo de sustancias tales como la cocaína, las anfetaminas, el cannabis, el alcohol y otras sustancias. Los análisis factoriales aislaron patrones claros de policonsumo.
Article
This paper aim was to the relation between Personality styles and Cognitive Flexibility in forth year student of Psychology career at National University of San Luis city. Argentina. A sample was of 71 student , 51 females and 20 males. For the evaluation of Personality styles was applied The Personality Exploratory Questionnaire (CEPER, Caballo, 1997) and the evaluation of cognitive Flexibility fulfill with the Change Test. Results showed that males obtain high score in: narcissistic, histrionic and avoiding personality. No correlation were detect about some specific personality type and cognitive flexibility variable.
Article
Therapeutic excellence is rooted in a clinician's mastery of both the technical and personal aspects of treatment. An exploration of the catalytic force of therapy and how it effects the person of the therapist and his use of self generates a number of training implications. A clinical training model, developed at the Family Institute of Virginia, focusing on the Person and Practice of the Therapist, is predicated on the assumption that a therapist is most effective when he uses himself for the mutual advancement of both his clients and himself. The model utilizes the various contexts of a therapist's life, including his clinical, collegial, and familial relationships. An excerpted transcript from a training session illustrates a segment of this process.
Article
Factor analysis of MMPI and Cattell 16PF on beginning psychology students. The MMPI factors into 3 principle components, the 16PF into 4. Factors derived separately and from the 2 tests in combination are discussed. "A common factor of expressed anxiety or general maladjustment is extremely prominent in both tests." (PsycINFO Database Record (c) 2012 APA, all rights reserved)
Article
Incluye bibliografía Contenido: Una mirada al campo de la salud y la enfermedad; La psicología y los problemas de salud; Planteamientos conceptuales sobre la relación entre las variables psicológicas, la salud y la enfermedad; La psicología en los programas y servicios de salud; La psicología en la atención primaria de la salud; La psicología en los hospitales y centros de rehabilitación; La psicología en la evaluación y la promoción de satisfacción con los servicios de salud.
Article
En la actualidad se extiende el interés desde diversos campos de estudio y en especial de la psicología en conocer el bienestar psicológico. Ello permite aproximarnos desde la perspectiva de los recursos salugénicos al campo de la salud mental en contraposición a los abordajes tradicionales de la psicología cuyo énfasis se ha centrado en lo patológico o el malestar, descuidando los efectos que sobre el funcionamiento psicológico personal tienen el bienestar y la felicidad. El propósito de este trabajo fué explorar las preocupaciones vitales, bienestar psicológico y modalidades de afrontamiento en estudiantes de primer año, de la Licenciatura en Psicología de la UNSL. Se realizó en el marco del proyecto 22 H/ 309 que investiga acerca del comportamiento de diferentes variables que intervienen en la construcción de la experiencia de los estudiantes universitarios, pudiendo o no favorecer a su bienestar psicológico. Las preocupaciones vitales hacen referencia a las experiencias significadas como problemáticas y referidas explícitamente por los estudiantes. Los resultados indicaron que las preocupaciones más frecuentes correspondieron a las categorías de los núcleos de sentido, problemas personales y temor al proceso de adaptación a la nueva etapa vital. Se observó un nivel medio de bienestar psicológico, resultando la resolución de problemas y búsqueda de apoyo social las estrategias más utilizadas. El trabajo aporta a la implementación de programas preventivos y/o asistenciales tendientes a favorecer el bienestar psicológico y una mejor experiencia adaptativa en los estudiantes de primer año frente a la nueva etapa vital - académica.
Los psicoterapeutas, ¿nacen o se hacen? Las habilidades naturales y adquiridas de los psicoterapeutas: implicaciones para la selección, capacitación y desarrollo profesional. En Héctor Fernández Álvarez y Roberto Opazo Castro (comps.) La Integración en Psicoterapia
  • A Consoli
  • P Machado
Consoli, A. y Machado, P. (2004). Los psicoterapeutas, ¿nacen o se hacen? Las habilidades naturales y adquiridas de los psicoterapeutas: implicaciones para la selección, capacitación y desarrollo profesional. En Héctor Fernández Álvarez y Roberto Opazo Castro (comps.) La Integración en Psicoterapia (pp. 385-451).