ArticlePDF Available

La tendencia a la propietarización de la investigación

Authors:

Abstract and Figures

El nuevo escenario del conocimiento a escala global se ha expresado en cambios normativos que están incidiendo en un nuevo escenario de la investigación a escala mundial y en una transformación de los procesos de investigación en las universidades. Por una parte se produce una expansión de la competencia a escala global en la investigación con fuertes inversiones financieras, una tendencia a la propietarización de los conocimientos generados y su protección a través de un complejo sistema normativo, y al tiempo la autonomización de la investigación de las universidades que pasa a depender de fondos y alianzas externa en un proceso que refuerza la propia mercantilización de las instituciones universitarias. La presión investigativa finalmente va incentivando una nueva diferenciación institucional que promueve el reforzamiento de una orientación hacia instituciones de investigación que en la región se están expresando en algunas de las viejas y tradicionales universidades públicas autónomas de acceso masivo y que hoy se están lentamente transformando en universidades de "research" y en una búsqueda de las universidades privadas de ingresar en estas áreas.
Content may be subject to copyright.
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN DE LA UDE
54
INFORME ESPECIAL
Claudio Rama Vitale
Doctor en Ciencias de la Educación
(Universidad Simón Rodríguez),
Doctor en Derecho (Universidad de
Buenos Aires), Magíster en
Gerencia de la Educación,
Especialista en Marketing y
Licenciado en Economía, es
también Doctor Honoris Causa por
la Universidad San Marcos de Lima
(Perú). Ha sido director del Instituto
Nacional del Libro y director del
Sistema Nacional de Televisión y
Vicepresidente del Servicio Oficial
de Radio, Televisión y Espectáculos
(SODRE). Entre 2001 y 2005 dirigió
el Instituto Internacional de la
UNESCO para la Educación
Superior en América Latina y el
Caribe (IESALC). Investigador y
profesor universitario en diversos
países de la región, ha dictado
conferencias en más de veinticinco
países y publicado numerosos libros
y artículos. Su libro sobre
Tendencias de la educación superior
en América Latina, ha recibido el
reciente premio nacional de ensayo
del Ministerio de Educación y
Cultura. Profesor de Economía de la
Educación en UDE, es miembro de
la Unidad de Investigación y dirige el
Centro de Educación Superior de la
Facultad de Ciencias de la
Educación en esta universidad.
claudiorama@gmail.com
El nuevo escenario del conocimiento a escala
global se ha expresado en cambios normativos
que están incidiendo en un nuevo escenario de
la investigación a escala mundial y en una
transformación de los procesos de
investigación en las universidades. Por una
parte se produce una expansión de la
competencia a escala global en la investigación
con fuertes inversiones financieras, una
tendencia a la propietarización de los
conocimientos generados y su protección a
través de un complejo sistema normativo, y al
tiempo la autonomización de la investigación de
las universidades que pasa a depender de
fondos y alianzas externa en un proceso que
refuerza la propia mercantilización de las
instituciones universitarias. La presión
investigativa finalmente va incentivando una
nueva diferenciación institucional que
promueve el reforzamiento de una orientación
hacia instituciones de investigación que en la
región se están expresando en algunas de las
viejas y tradicionales universidades públicas
autónomas de acceso masivo y que hoy se
están lentamente transformando en
universidades de “research” y en una
búsqueda de las universidades privadas de
ingresar en estas áreas.
La tendencia a la
propietarización
de la investigación
RSEUS
55
La gl obal izac n, aso ciad a al nuevo mod elo
ec omic o ba sado e n el uso i nt ensi vo d e
conocimiento en los proceso s productivos, está
imponiendo que los conocimientos básicos así como
los saberes prácticos se estén transformando en
mercancías privadas. Es esta una tendencia de largo
plazo que se ha manifestado en que el acceso a los
conocimientos se ha ido extendiendo a la esfera del
control privado a expensas del tradicional dominio
público1. Ello ha derivado en los países centrales en
el pasaje de la investigación desde el sector público
a. La privatización del conocimiento
b. Cambios en la propiedad intelectual con la sociedad del conocimiento
c. Globalización y armonización del derecho de propiedad intelectual
d. Las distintas modalidades de relación entre docencia e investigación
e. Impacto sobre las universidades de Améric a Latina de los nuevos escenarios de
creación de conocimientos
f. El papel del Estado en la promoción de la investigación
La tendencia a la propietarización de la investigación
1 Meléndez, Ronal, “El valor del conocimiento y su protección
en el contexto de las economías globalizadas”, http://
www.conicit.go.cr/propiedad_i ntelectual/
prot_conocimie nto.htm.
2 Palloix, Christian, “La internacionalización del capital,
Blume, México, 1978. Palloix propone la conformación de un
capital “ingenieril” que estaría pasando a conformarse como
un tipo de capital localizado jerárquicamente en la pirámide
del proceso de acumulación a escala global en tanto estaría
articulando los restantes procesos de valorización.
3 El Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de
Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC o,
en inglés, TRIPS) firmado en 1994 y por el cual se crea la
Organización Mundial del Comercio, establecen una serie de
principios básicos sobre la propiedad industrial y la propiedad
intelectual tendientes a armonizar estos sistemas entre los
a. La privatización del conocimiento
universitario hacia el sector privado empresarial con
variable rol de las propias universidades. Algunos
autores en este sentido han considerado la creación
de un nuevo tipo de capital a escala mundial asociado
a la valorización vinculada a la creación de saberes2.
Concomitantemente con ese proceso, los derechos
de propiedad intelectual reafirman su carácter como
derechos privados, más allá de que el Estado asume
un rol pr eponder a nt e en la ob servancia y el
cumplimiento de esos derechos tal como se establece
en el preámbulo de los acuerdos del TRIPS3.
países firmantes y en relación al comercio mundial. El ADPIC
incorpora como principios fundamentales los propios del
Convenio de la Unión de París, del Convenio de Berna, del
Convenio de Roma sobre derechos conexos y del Tratado de
Washington sobre Semiconductores, a los cuales les añade el
principio de nación más favorecida propio de la OMC. En el se
establecen una serie de requisitos que habrá de cumplir la
protección de todas las modalidades cubiertas en él, en
cuanto a requisitos básicos de protección, duración mínima y
cobertura de la misma. En cuanto a las reglas sobre la
observancia de los derechos de propiedad intelectual (en este
tratado la propiedad industrial se considera parte de la
propiedad intelectual), establece la obligatoriedad de permitir
en todo caso la revisión por parte de un juez de las decisiones
administrativas en contra de un titular de un derecho, o de
aquella persona que pueda haberlo infringido. http://
es.wikipedia.org
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN DE LA UDE
56
En este proceso de generación de un nuevo capital,
las grandes unidades de Investigación y Desarrollo
de las empr es as t ransnacional es se es t á n
transf ormando en los centr os de producción de
nuevas tecnologías y constituyen la variable de mayor
importancia para explicar el fuerte incremento de la
innovación tecnológica. El volumen de recursos
financiero s que implica la investig ación por la
competencia económica y los elevados riesgos de
esas inversiones, colocan crecientemente a esas
actividades en la esfera privada pero al tiempo con
fuertes apoyos públicos. En tanto las sociedades
compiten por la capacidad de innovar y por la creación
de nuevos conocimientos, el Estado contemporáneo
en las sociedades desarrolladas ha expandido los
recursos para la investigación en forma significativa
en los últimos años, la cual se ejecuta tanto a través
del sector privado como del sector público. El sector
empresarial se ha c onsolidado como un nuevo
agente en la labor de investigación a escala global y
comanda junto al Estado y las Universidades, pero
en un papel cada vez mayor, la generación de nuevos
conocimie nt os en tant o son el mecanismo de
generación y conservación de ganancias extraordina-
rias para las empresas que compiten en base a
innovaciones protegidas por el derecho industrial4.
Bajo estos nuevos escenarios se ha ido ampliando
el campo del derecho de la propiedad intelectual y
se han ido creando nuevos institutos jurídicos de
protección. Se ha creado - y se han ampliado - una
amplia batería de protecciones como las patentes,
el derecho de autor, los derechos conexos, el secreto
industrial, las marcas, los diseños, el secreto indus-
trial, la topografía de los circuitos, las variedades
vegetales o el “know how”, los cuales se transforman
en campos de la competencia económica en tanto
promueven monopolios tecnológicos que garantizan
la rentabilidad de las investigaciones. El sistema se
est ruct ur a así como un ampl io e spac io d e
competencia entr e innovaciones, inventos u otros
bienes intelectuales que son los que generan los
monopolios de conocimientos aplicados que permiten
las condiciones de las ganancias extraordinarias, y
dentro del cual las universidades pasan a tener un
nuevo rol asociadas a los gobiernos y las empresas.
En tant o la invest iga ción se trans f orma en el
mecanismo central de la competencia, las empresas
compiten por lograr nuevos bienes y servicios que
respondan a potenciales demandas en un marco
económico que se caracteriza en que el primero que
alc anza deter minada invención a tra s de la
ob t e nc ión de la patente exc luye a los otr os
competidores empresarios-investigadores de ese
conocimiento. Mientras que para el obtentor de la
patente existe la posibilidad de la rentabilidad de la
inversión, para los otros, tales gastos son pérdidas
dada la pr oteccn del der echo de prop iedad
intelectual (DPI) en el nuevo escenario. Esta nueva
lógica de la competencia coloca a la investigación,
garantizada y protegida en motor significativo de la
acumulación de capitales y de la propia dinámica
económica, y también promueve una reingeniería en
la dinámica universitaria de la investigación.
El der echo de propiedad intelect ual, su alcance,
duración e rigidez, es en este sentido el regulador
del incent iv o a la inver s n en ac tividade s de
investigación que por sus propias características es
de alto riesgo. La protección es el eje determinante
de la rentabilidad y por ende de la propia inversión
en investigación básica y aplicada, en tanto restringe
el ingreso de nuevos competidores por la vía de la
exclusión del uso de esos saberes y que facilita la
re ntab ilid ad de la inver si ón e n I + D sea
t ra dic i onalment e elevad a da dos los al t o s
requerimientos económicos, el alto riesgo existente
dada la incapacidad de prever el futuro y por ende la
alta incertidumbre de esas inversiones, así como por
la propia facilidad de copia de las producciones
inmateriales. Tradicionalmente el capital de riesgo,
en tanto act úa en mer cado s imper f ect os, en
condiciones de mercados volátiles y escenarios de
incer t idumbre, permit en la generación de altas
4 El concepto de ganancias extraordinarias asociadas a la
aceleración de la innovación tecnológica ha sido analizado
ampliamente por Ernest Mandel “El capitalismo tardía”, ERA,
México, 1972, afinando los aportes desarrollados por
Krondratieff sobre las ondas largas
INFORME ESPECIAL
RSEUS
57
rentabilidades. El DPI garantiza dichos potenciales
rendimientos, reduciendo par te de sus propios
riesgos inherentes y garantizando monopolios du-
rante deter minados plazos. El incremento en los
últimos años de los niveles de inversión privados en
investigación está asociado a esos derechos, a su
ampliación y globalización, así como a un mercado
de consumo con fuertes renovaciones asociadas a
la obsolescencia económica y la aparición de nuevos
productos y pr ocesos , los cuales anidan en la
construcción de modelos socio-económicos basados
en la creación, comercialización y utilización intensiva
de conocimientos.
Desde Aristóteles se han diferenciado dos tipos de
conocimientos. Uno práctico y otro intelect ual.
Mientras que el primero está orientado hacia la
producción de innovaciones o hacia la formulación
de a cc io nes pr áctica s , el segund o ti po d e
conocimiento es un saber por sí mismo. Tradicional-
mente, tal diferenciación le asignaba a la investiga-
ción vinculada a la búsqueda de conocimientos
prácticos, una lógica económica que tendía a ser
absorbida por las empresas privadas, al tiempo que
el conocimiento básico en t anto se asociaba a
rentabilidades sociales, tendía a localizarse en las
universidades con aporte financiero público. En esa
línea de reflexión Mario Albornoz registra que la
investigación sica tiene como criterio el valor
cienfico y como actor la comunidad científica, en
tanto que la investigación aplicada y el desarr ollo
experimental tienen como criterio el valor económico
y la utilidad social, lo cual orienta a que sus actores
fundamentales sean las empresas y el capital de
riesgo con apoyo público5.
Tal est r uct ura t r adicio nal de se par a c n es tá
desapa r eciendo. El nuevo ro l del saber en la
competencia económica siguiendo los modelos de
Shum peter no s ól o es ta produci endo l a
mercant iliza ción de la inves tigac n y de los
co no c imi ent o s ge ne ra dos, sino tamb n una
transformación de las lógicas tradicionales de la
investigación al producir una mayor integración en-
tre la investigación y su aplicación. En algunas áreas
de la genética y la bioquímica, la frontera entre am-
bos niveles simplemente no exist e. Tal creciente
unidad entre la investigación (I) y el desarrollo (D)
que permiten pensar no en I+D, sino en I &D, es
resultado del incremento de la competencia en los
procesos innovativos, en que los elevados montos
de las inve r s iones pr es io na n por r á pida s
recuperaciones, por la propia lógica de las patentes
ya que al a siguiente que estas se registran, los
diversos competidores empiezan a organizar sus
propias investigaciones para superar esa invención
y crear sus propias patentes y por los marcos
normativos que están permitiendo patentar infinitas
innovaciones, así como también descubrimientos de
la naturaleza y desarrollos investigativos soportados
en investigaciones básicas.
Adicionalment e se ha comenzado a devela r la
existencia de nuevas formas de organización de los
procesos de creación de conocimientos que tienden
a incentivar el pasaje de la investigación hacia
dinámicas no reducidas a los ámbitos exclusivamente
académicos . Michael Gibbons ha formulado el
nacimiento de una nueva forma de producción del
conocimiento que llamó el modo 2 que se produce a
través del análisis de problemas teóricos y prácticos
y con enfoques interdisciplinarios, distinguiéndola de
la producción tradicional de conocimientos que refiere
a una creación disciplinaria6. El abordaje sistémico y
tr ansdisciplinario es más consust ancial con las
universidades que en las empresa, en tanto aquella
abandonen sus estructuras parceladas en disciplinas,
ge ne r e n capa ci dad de ges ti ón y const r uya n
org aniza cio nes univer sitar i as que permi tan el
funcionamiento de unidades temáticas de estudios
de problemas, de trabajo en redes colaborativas, de
equip os multidi scipl inario s , super ando así las
organizaciones disciplinarias tradicionales de las
facultades y los departamentos. Este proceso de
tr ansf ormación de la dinámica del proceso de
5 Albornos, Mario, “Política científica”, www.oei.es/cstsiima/
albornoz.pdf
6 Gibbons, Michael, “The new production of knowledge”,
Sage, London, 1996
La tendencia a la propietarización de la investigación
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN DE LA UDE
58
cr eaci ón de sabe r es, ti ende a pr o mover una
reconfiguración de la investigación y de las propias
instituciones universitarias en un panorama bajo el
cual las Universidades tienden a promover en su
seno una amplia variedad de centros de investiga-
ción, de difusión y de aplicación de conocimientos,
así como una organización institucional y un escena-
rio organizativo en el cual destacan múltiples conexio-
nes con los diversos mercados. Bajo este nuevo
esquema de creación de conocimientos, las diversas
unidades asociadas al Modo 2 se distribuyen en las
estructuras universitarias, imponiendo una dinámica
institucional, disciplinaria, organizativa, política y
financier a altamente compleja y que incentiva la
propia mercantilización de las universidades y de la
investigación como requisito para su instrumentación.
Ello sólo es posible con amplias relaciones con el
sector pr ivado, con sus sistemas de incentivos
salariales diferenciados en las universidades y una
lógica interna en la locación de recursos a partir de
una selectividad en nichos específicos. Tal estímulo
hacia un rango espec í f ico de compete ncias y
especializaciones disciplinarias e investigativas, solo
es posibles en fuertes y permanentes alianzas y
asociaciones con los aparat os productivos cuyas
dinámicas económicas son las que generan las
específicas demandas de invenciones patentables,
sea éstas radicales o incrementales. El propio motor
de este proceso es la expansión del mercado de
conocimientos que conduce a diversas modalidades
de alianzas entre los saberes y el mercado, los cuales
a su vez crearán nuevas configuraciones institucio-
nales, no solo disciplinarias, sino crecientemente in-
ter y multidisciplinarias en contextos teóricos y de
aplicación práctica. También es de destacar una
compleja polémica asociada a nuevas teorías que
muestran como el conocimiento se genera al interior
de las empresas en el marco de la transformación
de conocimiento tácito en conocimiento explícito. En
este sentido la confrontación entre el conocimiento
genera do en las empres as y el cono cimiento
generado en las universidades, pero en alianzas,
es parte de una discusión sobre la localización de la
investigación y que impone complejas transforma-
ciones en las modalidades trad icionales por las
cuales se pretendía promover la investigación en las
universidades.
El conocimiento ha sido considerado históricamente
como un bien público y ha recibido una protección
del Estado que otorga a sus creadores un monopolio
de su explo t a c ión dur ante un t i empo y bajo
deter minadas caracter í sticas, reconociendo los
beneficios privados y públicos que se derivan de la
creación. Sin embargo, el eje dominante de esa
protección no era sólo como una mercancía privada,
sino t ambién como un bien blico y por ello los
sistemas de protección intelectual nunca le dieron
un status como propiedad permanente, sino que el
derecho de protección ha tenido caducidad desde
sus inicios . La sust entación de est e derecho
descansaba en un equilibrio de intereses y su objetivo
era facilitar la recuperación de la inversión, contribuir
a promoverlas dadas sus externalidades, no generar
indefinidamente costos adicionales por situaciones
de monopolios e incentivar el acceso al conocimiento
como base de la creación de nuevos saberes en tanto
és t a s si empr e se bas an en la ut il izac n de
conocimientos previos.
El DPI siempre tuvo una base internacional desde
su nacimiento en los acuerdos de Berna y de Paris a
fines del siglo XIX, pero su eje central descansaba
en lógicas nacionales, dada la alta flexibilidad que
los Trata dos per mitían par a el desarrollo y la
instrumentación de normas locales y excepciones.
En tal sentido, la intensidad y el uso de estos institutos
variaron históricamente en c ada país según sus
propios interes es nacionales en cada momento
histórico. En las primeras etapas de sus desarrollos
todos los países han sido proteccionistas en esta
materia, tendiendo a que la balanza entre producción
local y producción extranjera, entre costos superiores
y capacida d de innovac ión, ent re libe r t ad de
compet encia y monopolios externos, se inclinara
hacia la formación de competencias locales. Solo en
tanto consolidaron sus capacidades endógenas y sus
niveles de eficiencia pro ductiva, muchos paí ses
innovador es p as ar on a promo ve r po lí tica s
aperturistas y de desregulación, como se observó
históricamente en forma sucesiva en Inglaterra frente
INFORME ESPECIAL
b. Cambios en la propiedad intelectual
RSEUS
59
a las Provincias Unidas, en Alemania frente a
Inglaterra o en Europa frente a Estados Unidos.
Sin embargo, en las últimas décadas, la importancia
de la investigación ha sufrido un cambio drástico y
definitivo con la formación de una sociedad global
basada en el uso intensivo de conocimientos para la
acumulación de capitales. El rol de la investigación,
la innovación y la generación de tecnologías han
pasado a constituirse como el motor central del
crecimiento y de la dinámica económica de las
sociedades modernas. Ya no es simplemente la
gener acn de innovaciones par a aument ar la
pr od uc t i vi dad de los pr o c e sos pr od uc ti vo s
tradicionales, sino que estamos frente a un sistema
económico basado en la generación permanente de
nue va s tecn olo g í a s y nuevo s p r o ce sos. L a
acumulación de capitales sigue las lógicas de
Shumpeter y los ciclos de Friedman y Pérez y se basa
en la ge ner ac n de nuevos prod uc to s co mo
resultado de inversiones en innovación7.
El centro de gravedad se ha desplazado hacia la
producción de bienes y servicios con contenidos de
información, a la innovación tecnogica y a la
creacn y utilización acelerada de los nuevos
conocimient os, con lo cual la investigación y la
generación de nuevas tecnologías y productos se
han transformado en ár eas cada vez de mayor
impo r t anci a y r ent a bil id a d . La econom í a del
conocimient o está cambiando los marcos de la
com petencia mundial y ha impues t o que la
competencia entre las empresas esté determinada
por la generación y aplicación de nuevos saberes,
tecnologías y productos que son los que incrementan
sust anci alme nt e lo s nivele s de c onsumo ,
productivid ad y rentabilidades asociadas . Esta
competencia internacional basada en innovaciones
impone que los ac tivos fundament ales de las
empresas sean los bienes inmateriales - protegidos
por los derechos de propiedad intelectual dada las
facilidades de copia, reproducción y de competencia
desleal - en tanto el crecimiento económico es más
un proceso d e acumulación de conocimientos que
de acumulación de factore s tradicionales. Así la
función de producción incrementa el apor t e de
conocimientos para intensificar la productividad de
los factores tradicionales. El propio Banco Mundial
ha repetidamente expresado que la disponibilidad y
el uso del conocimiento establecen la diferencia en-
tre las naciones pobres y las naciones ricas en tanto
la densidad tecnológica es el eje de la productividad
y de los flujos de comercio más rentables. Ello ha
sido fuertemente demostrado en los análisis sobre
las fuertes asocia ciones entr e los der echos de
propiedad intelectual y los flujos de comercio entre
los países8.
En los nuevos escenarios, dados por la importancia
económica de los saberes y la dinámica económica
crecientemente internacional, el conocimiento se ha
ido transformando al ampliarse su protección en el
tiempo y en el espacio, para consolidarse como un
bien privado global, en términos de su generación,
pertinencia y utilización, y por ende reduciéndose las
auto no as nacio na les d e r eg ul ac n y
transformando su protección, su uso y también su
creación a través de la investigación en un ámbito
de trabajo internacional como parte de una nueva
econoa en la cual “compr amos y vendemos
co no c imi ent o conge lado : un gran co nten id o
intelectual en un envase diminuto”9.
7 Vilaseca i Requena, Jordi, y Torrent i Sennes, Joan,
“Principios de economía del conocimiento. Hacia una
economía global de conocimiento”, Pirámide, Barcelona, 2005
8 Temas de Derecho Industrial y de la Competencia 7.
“Propiedad intelectual y políticas de desarrollo”, Ciudad
Argentina, Buenos Aires, 2005. El informe de la Comisión de
Propiedad Intelectual o Informe Barton, se focaliza en los
temas de relación entre propiedad intelectual y comercio
internacional
9 Stewart, Thomas, “La nueva riqueza de las organizaciones”
el capital intelectual”, Granica, Buenos Aires, 1998
La tendencia a la propietarización de la investigación
con la sociedad del conocimiento
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN DE LA UDE
60
El derecho de propiedad intelectual tradicionalmente
tenía una relativa base internacional, pero con la
aprobación del Acuerdo sobr e aspectos de los
derechos de propiedad intelectual relacionados con
el comercio (ADPIC) de la Organización Mundial del
Comerc io (O MC) , al est able cerse est á ndar es
globales y mecanismos de observancia, se ha ido
reafirmando el carácter supranacional del derecho
de propi eda d intelectual, cont r ibuye ndo a la
internacionalizac n de la investigación y de la
educación superior. El ADPIC es el instrumento que
da coherencia, unidad, observancia, ampliación y
cobertura a la lógica de la propiedad intelectual en la
sociedad del conocimiento y propende a un cambio
en los parámetros de la investigación al facilitar la
prot e c cn, su rent abili dad inter nac ional y los
mecanismos de la movilidad cont ract ual de los
conocimientos. Sin embargo, en tanto el derecho
intelectual t iene un contenido negativo en términos
de que es un derecho a impedir, contiene en su propio
seno un modelo de organización de la investigación
que transforma la tradicional investigación autónoma,
la orienta hacia una mercantilización, elit iza su
producción por los altos requerimientos financieros
y las altas exigencias técnicas y legales, estrecha su
relación con los mercados y directamente contribuye
a la inserción de la investigación al interior de las
propias unidades empresariales. L os derechos de
prop iedad int elect ual más allá de que ac t úan
desplazando a los potenciales concurrentes, inciden
sobre potenciales competidores futuros al restringir
el acceso a la propia investigación al encarecer los
costos de investigación de los otros competidores o
de las propias universidades que tendrán gastos
super ior e s asociado s a los ri esg os de est ar
investigando áreas protegidas y por ende deberán
dotarse de oficinas de verificación sobre las propias
investigaciones en términos del uso de patentes,
derechos y otras inhibiciones con potenciales riesgos
económicos, así como por el propio pago de patentes
que pudiera tener que hacerse.
La expans n de lo s der ec hos de pr o pied ad
intelectual se ha dado en todas las direcciones, no
sólo en el marco de los acuerdos internacionales que
han establecido estándares mínimos de protección
y armonización de los criterios, sino también en los
diversos acuerdos bilaterales de libre comercio, y en
ge ne r a l pa r a l a re g ión inc enti va n la mat r iz
fuertemente asimétrica del comercio y del desarrollo
mundial al disponer aperturas de mercados para los
bienes primarios contra mayores protecciones locales
a los derechos de propiedad intelectual10. En América
Latina inclusive los acuerdos de libre comercio han
incorporado niveles de protección superiores a los
establecidos en los acuerdos de ADPIC: a cambio
de un mayor acceso a para la exportación de bienes
primarios de la región se han aceptado los altos
niveles de protección y de observancia a la propiedad
intelectual existentes en Estados Unidos que en gen-
eral son más rígidos que los establecidos en los
tratados internacionales de la OMC.
El derecho de protección excesivo sobre la propiedad
intelectual, no sólo actúa sobre la defensa de las
inversiones pasadas en términos de garantizar las
rentas de los capitales intelectuales, sino que puede
generar fácilmente monopolios futuros al restringir la
investigación competitiva. Tal hecho se está viendo
con profundidad en el otorgamiento de patentes en
el á re a de b io te cnol ogía c uyos der ec hos
monopólicos, en tanto responden directamente a
aportes de las ciencia s sicas, afec tan a la
inve st ig ac n f utu ra que no pr o ve ng a de los
laboratorios o centros asociados a los detentores de
la s pat entes, res t r ingi endo el “d er ec ho a la
investigación” como derecho de las sociedades a su
acceso a los saberes. El propio incremento del
número de pat entes por bajos estánd a res de
exigencias así como la e xpedición de patentes en
una fase temprana de la investigación son también
elementos que reducen la capacidad investigativa por
parte de terceros y del mundo académico.
c. Globalización y armonización del derecho de propiedad intelectual
INFORME ESPECIAL
RSEUS
61
Históricamente se han desarrollado tres modelos de
relación entre la investigación y la docencia al inte-
rio r de las Unive rs id ades . Ba jo el esquem a
re publ ic ano de orientaci ón napol eó nica, las
Universidades se conformaron históricamente como
centros de formación de profesionales que separaron
la docencia de la investigación. Esta organización
institucional derivó de la Revolución Francesa que
impuso un nuevo rol del Estado que r eguló las
profesiones, centralizó la facultad de certificar
conocimientos y promovla formación de cuadros
pr of es ionale s pa r a su pr opia ges t i ón. La s
universidades asumieron el rol de la formación de
las elites de funcionarios para el Estado, el cual
supervisaba todos los aspectos administrativos de
los centros educativos e inclusive decidía la creación
de cátedras o el nombramiento de autoridades y
profesores. Tal modelo separó radicalmente la
docencia de la investigación la cual se desarrolló en
institutos específicos separados y creados para tal
fin en el seno de las propias universidades y cuya
adscripción fundamental se daba c on el gobierno
central y no con la actividad docente.
En Alemania, a diferencia, en el marco de la creación
de la Universidad de Berlín, se creó un modelo de
Universidad que tuvo por centro la investigación y la
creación de saberes. Este modelo universitario, no
tuvo como eje las Facultades docentes, sino los
Departamentos en función de áreas disciplinarias en
lo s cua les se des arr oll ó la inves tigac ión. La
unive rs id ad s e co ncib ió com o la reunió n de
profesores, expertos en las diferentes ciencias y
concentrados en Departamentos por disciplinas. Las
Fac ul t a des aco ge n a los es tudi ante s y lo s
Depar t amentos a los pr ofesor es. En éstos se
loc alizan los profesores y la invest ig ación que
requiere directamente la sociedad y las empresas.
La Facultad por su part e es quien solicita a los
Departamentos los profesores que necesite para
cubrir los requerimientos académicos de la docencia.
En América Latina el modelo académico si bien tuvo
sus líneas generales basadas en el modelo francés,
puso a la investigación dependiendo de la docencia.
El eje dominante fue la formación de profesionales y
la investigación, se estructuró de tipo catedrática con
la finalidad de contribuir ha mejorar la actualización y
prof undización de la propia docencia. El tipo de
inv estiga ción s e estr uc t uró i nd ividual y sus
orientaciones estaban marcadas por las demandas
de la docencia de los cuerpos académicos de la
inst itución. Sus líneas dominant es se articulan
fuertemente con el currículo, son de tipo disciplinarias
y fuertemente teóricas. Si bien existieron unos pocos
institutos derivados de las estructuras de cátedras,
ellos siempre fueron muy débiles, mantuvieron las
investigaciones individuales de tipo catedr áticas y
fuer on pe r ma nent eme nt e fa g ocit ado s por las
demandas docentes de pregrado. En los mejores
casos terminar on siendo pequeños centr os de
formación de postgrado y por ende también de lógica
docente. Este modelo de investigación es altamente
dominante en toda la región, con la excepción de
algunas Universidades Federales o estaduales de
Brasil, que desde la reforma del 68 han tendido hacia
una dinámica focalizada en la investigación y la
formación de postgrado, asociadas a profesores de
tiempo completo, exigencia de calidad y a fondos
bl ic os orient a dos a pr omove r y ar ticular la
investigación con las demandas del mercado. En
general en la región, además se car ecía de una
carrera de investigador, así como de mecanismos
de med ic n de pro duct iv id ad , de inc ent i vo s
económicos ni tampoco una participación en los
beneficios económicos que podía implicar dichas
investigaciones.
d. Las distintas modalidades DE LAS universidades de relación
entre docencia e investigación
10 Roffe, Pedro, “América Latina y la nueva arquitectura
internacional de la propiedad intelectual”, La Ley, Buenos
Aires, 2007
La tendencia a la propietarización de la investigación
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN DE LA UDE
62
En este contexto, la investigacn en nuestras
universidades no se basó en marcos normativos que
regularan los derechos intelectuales, ya que más allá
de que la relación de dependencia, se establecía la
titularidad de los derechos en cabeza de la institución,
los conocimientos estaban orientados a la docencia
y no te an en su casi to t ali dad signif icad os
económicos y patentabilidad. Ellos cor respondían
fundamentalmente a creaciones científicas protegi-
das por el derecho de autor. La desarticulación en-
tre la investigación y el mercado era reforzada por la
tradicional complejidad en las relaciones con el sec-
tor privado, el peso de las burocracias internas, la
alta utilización de tecnologías y procesos importados
por el sector privado, y por un crecimiento en gen-
eral de los gastos al interior de las instituciones
asociados a la docencia por la masificación de la
matrí cula que redujo los financiamientos universi-
tarios a la investigación. Tal modelo, que además
reforzaba una autonomía frente a los gobiernos, se
insertaba en sociedades donde el sector privado no
demandaba conocimientos y tecnologías locales,
t er mi p or r ef or zar la dinám ic a do cent e y
profesionalizante de las Universidades.
En el marco de la sociedad del conocimiento, el nuevo
modelo educativo a escala global más allá de estar
llevando adelante una amplia variedad de caminos,
tiene uno de los ejes en una mayor centralidad de la
investigación para lograr aumentar la calidad de la
educación, la atracción de estudiantes y capitales y
la competitividad. El eje de la nueva estrategia es
que la investigación y la calidad son los pilares de la
sociedad basada en el conocimiento. En Europa en
el marco del Acuerdo de Boloña hay un fuerte acento
en la investigación y es mediante la incorporación
del 3º ciclo de doctorado donde se pretende que se
pueda n de s a r r olla r s ap ro pia d amente la
investigación y el reforzamiento de la calidad en la
docencia. Allí, la formación para la investigación así
como la promoción de la interdisciplinariedad es un
ej e en el mejo r a mi ent o d e la c al id ad y de
la competitividad de la ES que están asociadas. Para
ello en Europa se requieren esfuerzos para introducir
cambios estructurarles y mejorar la calidad de la
enseñanza, pero éstos se deben asociar a esfuerzos
por fortalecer la investigación y la innovación11. Para
ello se propende a crear una sinergia entre las IES,
las empresas, el gobierno y la academia internacional.
Sin embargo, esta transformación también actúa
sobr e las variabl es educativas. Hoy el pr opio
ap r e nd izaje de cienc ia y t e cno logía deber ía
parecerse s al proc eso mediante el cual se
co nstr uye ciencia y t ecno logí a12 . Ell o impli ca
pedagogías centradas en la experimentación y la
simulacn, y el tr abajo junto a las empre sas
promoviendo innovaciones en los proc esos de
producción. La ciencia y la tecnología se aprenden
construyéndolas en lo que se ha dado en llamar el
aprendizaje activo, lo cual refuerza las tendencias
hacia una mayor flexibilidad, al autoaprendizaje, el
profesor como tutor y a que el aula se parezca cada
vez más al lugar de trabajo.
11 Hawes, Gustavo, “Las claves del Programa de Bolonia en
perspectiva de la universidad Latinoamericana y del Caribe”
Ponencia presentada a la III Reunión de la Comisión de
Educación, Cultura, Ciencia, Tecnología y Comunicación, del
Parlamento Latinoamericano, Santiago de Chile, 2 al 3 de
junio de 2005
12 Gomez, Victor Manuel, “Gobierno y gobernabilidad en las
Universidades públicas”, Universidad Nacional de Colombia,
Bogotá, 2004
13 Villaveces Cardoso, “Nuevas políticas de ciencia y
tecnología” pp. 193-205, en “Universidad e investigación
científica, convergencias y tensiones, Hebe Vessuri
(compiladora) Clacso, Unesco, 2006
14 Marcela Mollis, en “Geopolítica del saber: biografías
recientes de las universidades latinoamericanas”, en
“Universidad e investigación científica, convergencias y
tensiones, Hebe Vessuri (compiladora) Clacso, Unesco, 2006.
Mollis visualizada en este proceso la “construcción de una
nueva identidad que las asemeja (a las universidades) al
supermercado, donde el estudiante es consumidor, los
saberes una mercancía y el profesor un asalariado
enseñante”.
15 Lemasson, Jean Pierre y Chiappe, Marta, “La
investigación universitaria en América Latina”, IESALC,
Caracas, 1999
INFORME ESPECIAL
RSEUS
63
En el nuevo modelo de acumulación a escala global,
el ingreso de grandes centro s product ores de
conocimiento privados, públicos o de universidades
en alianza con las empresas está contribuyendo a la
propia diferenciación entre sociedades creadoras de
saber y sociedades importadoras de conocimientos
y planteando nuevos desafíos a las Universidades.
En las sociedades desarrolladas se expande el rol
de las empresas como creadoras de saber, como el
“locus innovativo” en tanto los requerimientos de
inversión son muy elevados y a que la actividad
innovat iva en gener al se da al inter ior de las
empresas. A diferencia en la región, la ausencia de
capitales de riesgo, de demandas privadas de mano
de obra ca pacitadas para estas tareas, inhibe el
ingreso de las empresas a esta actividad. El ingreso
de las empresas privadas a la investigación básica y
aplicada no se ha dado en América Latina y el Car-
ibe, además por el perfil importador del aparato de
ciencia y tecnología, por las bajas rentabilidades de
esas inversiones, por el escaso financiamiento
bli co y pr ivad o a la inves t igación y por la
incapacidad de la Universidades de construir un
nuevo contrato social que incluya a las empresas13.
El famoso “Triangulo de Sabato” por el cual este
científico argentino planteó que una política de ciencia
y tecnología solo tenía sentido si involucraba a las
tres partes esenciales: el gobierno, la academia y la
industria, no se ha dado en la región. El esquema
dominante continúa siendo históricamente el de la
baja investigación, el monopolio en las Universidades
públicas, la ausencia de incentivos en el Estado, y
una orientación de la investigación que concibe que
primero se crea conocimiento y luego se ofrece en
forma libre al mercado, sin una lógica de protección
de los conocimientos generados. El escenario crítico
a la propuest a del nuevo contrat o social que
propugnara Brunner desde 1991, considera además
que ello tiende a desnaturalizar “los saber es
universitarios para convertirlos en “conocimientos
mercantilizados”, lo cual refuerza los tradicionales
paradigmas de la investigación autónoma14.
Sin duda, la ausencia de este proceso de integración
creativo en muchos países ha contribuido a que a
escala mundial se manifieste una absoluta asimetría
en términos de la procedencia de la investigación ya
que mientras que en los países centrales en general
la investigación se realiza en las empresas , a
dif erencia en la región, ella se localiza en las
universidades, pero con muy baja incidencia en
tér minos de impact o económico y de patentes.
Igualmente, la baja incidencia del sector privado en
la investigación ha contribuido a que el Estado en
los países subdesarrollados deba asumir un rol más
destacado en el financiamiento de la investigación
cienfica y en la generación de condiciones para el
desarrollo de esas capacidades. Los niveles de
financiamiento público han demostrado una alta
volatilidad y variabilidad, de acuerdo con los propios
ciclos económicos de los países, por ser un nivel de
gasto con altísima elasticidad, ya que se coloca no a
nivel de los gastos corrientes de los Estados que
tienen poca flexibilidad, o de los gastos de capital
que se asocian a los ciclos ec onómicos, sino que
ellos entran casi en la categoría de gastos superfluos,
y por ende “la posición de cada país (en relación a la
I+D) puede variar relativamente rápida de un año a
otro según su situación económica”15.
La investigación contribuye y al tiempo expresa, a la
int e r nac io na li za ci ón de la s univer si da des, al
constituirse en un ámbito del trabajo académico que
escapa a las fronteras nacionales. La investigación
por sus escalas está cada vez más integrada a través
de redes a escenarios globales o regionales de
mercados empresariales en términos de los temas,
los protocolos de investigación, las metodologías y
los enfoques. Además, el incremento de los costos,
la amplitud de los camp os de investigación, la
ampliación, globalidad y complejidad de los derechos
de protección intelectual y la propia mercantilización
de los saberes contribuye a la conformación de la
investigación como un ámbito de actividad global en
el cual se inser tan como parte de una creciente
división internacional del trabajo de investigación
e. Impacto sobre las universidades de América Latina de los nuevos
escenarios de creación de conocimientos
La tendencia a la propietarización de la investigación
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN DE LA UDE
64
académica. Derivado de ello muchas de las investi-
gaciones locales tienden a focalizarse como parcelas
de las investigaciones globales, en el marco de las
cuales se promueve una amplia movilidad de docen-
tes y estudiantes, el establecimiento de redes de
postgrados compartidos y de publicaciones integra-
das, bajo acuerdos previos con empresas que finan-
cian con acuerdos pre-establecidos respecto a los
beneficios futuros y los derechos intangibles creados.
Algunas universidades de la región están inmersas
buscando desar rollar est r ate gias orientadas a
reconfigurarse para afincarse en la investigación y
dad a la c ompl ejizac ión de l a inve st igac n
universitaria, están promoviendo lentas reingenierías
ins tit uci ona les par a t r a nsf or mar sus gi ca s
exclusivamente docentes. En este escenar io, la
investigación ha dejado de ser una actividad solitaria
de investiga dores para inser t arse en sistemas
universitarios de investigación con múltiples actores
y comet idos, con claros sistemas de incentivos
internos y externos, inserción en redes de investiga-
ción internacionales con beneficios económicos para
los investigadores y las instituciones. Además, se
están introduciendo cambios asociados a las moda-
lidades de la organización de la investigación, al uso
de los recursos, a la distribución de los riesgos
económicos, a la relación con los mercados, a los
problemas del patentamiento y de su aplicación pos-
terior, que expresan una nueva relación entr e la
creacn de sabe res y su aplicac n, entre la
academia y la empresa. Igualmente cabe además
referir que se requieren espacios de prueba y
exp erime nt ación, así como ing entes r ecur sos
económicos y capacidad de gestión comercial, lo cual
pone a la investigación cada vez más fuera de las
Universidades y promueve la estructuración de lazos
sólidos y estables con las empresas, a través muchas
veces de incubadoras o parques tecnológicos.
Unidad básica de generación de conocimiento científico y desarrollo tecnológico.
Unidades de fomento, de apoyo o de adscripción de los Grupos.
Conjunto de unidades académicas que investigan temas afines y complementarios y
cuyo propósito es fomentar el desarrollo de líneas y proyectos interdisciplinarios.
Unidad que asesora a las máximas instancias administrativas en asuntos relacionados
con las polí ticas de inves tigació n y administra los rec ursos desti nados para
investigación. Tiene a su cargo el apoyo a los proyectos de menor y mediana cuantía
y la administración de los fondos para el apoyo a las actividades de investigación.
Ambiente administrado profesionalmente que apoya la selección de una ida a incubar
con alta participación de universidades a través de grupos de investigación que ofrecen
los servicios de asistencia en la preparación de un plan de negocios, en la investigación
de mercados y aspectos de comercialización, desarrollo de habilidades gerenciales y
financieras, asesoría sobre propiedad intelectua l, establecimiento de vínculos con
inversionistas de capital de riesgo, prove edores y socios estratégicos potenciales,
facilidades físicas y servicios de oficina, acceso a equipo especializado y a asesoría
profesional de alta calidad (administración financiera, asuntos jurídicos, mercadotecnia,
hacienda, producción, selecciones tecnológicas, etc.
Los parques tecnológicos son un modelo de desarrollo en el que se conjugan los
aportes del Estado, las empresas privadas y las instituciones educativas para focalizarse
en la producción de alta tecnología y donde se insertan los grupos de investigación.
Cuadro Nº 16
Componentes de complejización de la actividad investigativa en las universidades
Grupo de Investigación
Centros de Investigación
Áreas de Investigación
Comités de Investigación
Incubadoras
tecnológicas
Parques tecnológicos
Fuente: A partir de Universidad de Antioquia (Colombia), Centro Morelense de innovación y transferencia tecnológica (México), Universidad Austral (Argentina)
INFORME ESPECIAL
RSEUS
65
La s nuev as m odal idad es d e cr eaci ón d e
conocimientos bajo modalidades multidisciplinarias
están transformando la tradicional relación entre la
universidad y sus equipos académicos. La estructura
de remuneración homogénea basada en las normas
de la carr era docent e y en el cual además se
establecía la carga docente de trabajo, están siendo
modificadas, en referencia a la investigación, en
función de una alta diferenciación de modalidades
contr actuales en función de las expectativas de
creacn de benef icio s resp ect o a los nuevos
conocimientos generados. En tan sentido se están
sentando las bases de la generalización de carreras
de investigación al interior de las universidades, de
incentivos y aportes externos condicionales a la
productividad desde de los sistemas nacionales de
cienc ia y tecnolo a con ltiples sistemas de
evaluación, en una orientación que destruye la lógica
anterior de igual r emuneración por antigüedad y
carga docente en las Universidades al ir incorporando
modalidades contra ctualizadas individ uales de
relación laboral, así como en un cambio en la propia
lógica de la autonomía al estar parte del salario
de t e r minad o y cubi er t o p or f ue ra d e la s
Universidades.
En la región dado su perfil productivo, se tiene una
al ta prope nsi ón hac ia la de pendencia de las
importaciones de bienes de capital y de procesos
tecnológicos. Más allá de que la relación varía según
las áreas disciplinarias que se consideren, así como
de país en país, en general se manifiesta en una baja
interacción entre las universidades y las empresas.
Históricamente el aparato productivo latinoamericano
no ha requerido de elevados niveles de investigación,
sino que el determinante para la orientación de sus
políticas de innovación descansa en la compra de
paquete s tec nológicos o en la impor t ació n de
procesos, lo cual repercute en una baja demanda de
investigación de las empresas. Pro ducciones de
bienes primarios con baja innovación productiva o
que dependen de insumos extranjeros refuerzan
esos escenarios.
En este sentido, al quedar la investigación sólo en el
sector público fatalmente el continente tiene un bajo
peso en investigación y desarrollo (I+D). El gasto
relativo en I+D de la región esta cayendo ya que
habiendo representado el 1,6% a escala mundial en
1994, en el 2003 había caído al 1,3% de la I+D
mundial16. Ello como derivación de un gasto en I+D
estable como porcentaje del PIB en el orden del
0,05% entre 1994 y el 2004, mientras que ha escala
mundial ha aumentado17. Aunque en algunos países
han tenido tasas de crecimiento del PIB superiores a
los de América Latina durante este período así como
aumentos porcentuales de su gasto en I+D con tasas
de inc rem ent os de la po bla cn menor es, se
comprueba que en términos del gasto de inversión
en I+D por habitante en la región ha habido una caída
absoluta.
Además de la baja inversión, no hay una estrecha
relación entre gastos de investigación y desarrollo
(I+D), entre producción científica y académica y
patentes y otros derechos de propiedad intelectual.
En el cuadro anexo se visualiza claramente la poca
relación existente entre la producción científica y la
cantidad de patentes, lo cual abona a que no es
condición suficiente la producción intelectual, sino que
el proceso de creación de patentes exige además
sistemas de innovación, políticas de patentamiento
y un claro pasaje desde conocimientos focalizados
en la investigación básica a una atención equilibrada
a la investigación y al desarrollo.
16 RICYT, “El Estado de la ciencia, Informe 2004”,
www.ricyt.centoredes.mine.nu/cicyt/elc2004/1.pdf
17 www.ricyt.edu.ar
La tendencia a la propietarización de la investigación
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN DE LA UDE
66
Cuadro Nº 17
Indicadores de relación de patentes por producción científica
5499
124
17785
2991
910
307
660
171
7148
34
178
45
331
468
1120
36745
3
13
1
4
6
10
7
12
2
15
11
14
9
8
5
108
5
4066
52
11
2
49
11
162
1
10
1
13
3
7
4482
3
11
1
4
7
13
5
8
2
15
9
14
6
12
10
51
24.8
4.37
57.51
82.72
153.5
13.46
15.54
44.12
34
17.8
45
25.46
156
160
8.19
10
5
1
11
12
13
2
3
7
8
4
9
6
14
15
Argentina
Bolivia
Brasil
Chile
Colombia
Costa Rica
Cuba
Jamaica
México
Nicaragua
Panamá
Paraguay
Perú
Uruguay
Venezuela
América Latina
País Producción
Científica Ranking
Patentes
nacionales
concedidas
Ranking Ranking
Producción
Científica
por patente
Fuente: RICYT. Los datos de los subtotales de Amér ica Latina y el Caribe, Ibero América y Total son estimados. Panamá: Incluye el Gasto del Instituto Smithsonian
de Investigaciones Tropicales (STRI) el cual representa un 16 % del gasto total en ACT, y un 29 % del gasto total en I+D para 1999. El STRI representa un 27,46%
del Gasto en I+D para 2004. Cuba: Se utilizó el Tipo de Cambio Oficial: 1 Peso Cubano = 1 Dólar. Los patos de patentes son para el 2004 para todos los países.
Las publicaciones científicas corresponden a las publicaciones del Science Citation Index.
s all á de est ar aumentand o lentament e la
producción científica en la región, no se manifiesta
esa misma correlación con el incremento de las
patentes18. Las patentes otorgadas a los residentes
en la región no expresan al aparato científico que es
una condición necesaria pero no suficiente, sino que
demuestran las bajas interrelaciones entre el aparato
cienfico, el gobierno y la estructura productiva cuya
articulación es el eje de los sistemas de innovación
eficientes. Los datos claramente muestran que en la
región la única estrecha relación entre la producción
cienfica y las patentes se da en Brasil, asociado a
un activo rol del Estado en ese país en el financia-
miento a la investigación científica, a una orientación
de las Universidades Federales y algunas estaduales
y privadas a la investigación, al desar rollo de
postgrados de alta calidad fuertemente fiscalizados,
acreditados y subsidiados, a estándares elevados de
calidad en el acceso y permanencia de estudiantes
y docentes, a profesores de tiempo completo con
grados de doctor y salarios elevados, a fuertes primas
de incentivos asociados a los resultados de las
investigaciones y fundamentalmente a una activa
vinculación entre las empresas, los gobiernos y las
universidades, tanto públicas como privadas. Sin
duda, allí además de la eficiencia institucional y
académica, ha sido det erminante el gasto en
investigación y desarrollo, tanto público como privado
que es el más alto de la región como porcentaje del
PIB, así como una lógica competitiva del Estado, a
INFORME ESPECIAL
RSEUS
67
través de Petrobras, que pone fondos a competencia
abierta, para la creación de soluciones y conocimien-
tos. En segundo lugar en la región lo ocupa Cuba
por las características del ser un sistema público
centralizado y una apuesta clara a la inversión en
capital humano. El 3 es Jamaica y el 4 es Panamá,
seguramente asociado a la integración de la West
Indies y de la Tecnológica de Panamá con las
empresas.
La masificación de las instituciones de educación
superior, la expansión de la educación privada, el
re co no cimi ento de la ba ja ar t i culaci ón de la
universidad pública con los mercados y los bajos
niveles de pertinencia de sus investigaciones en
términos de aplicabilidad mercantil y patentabilidad,
así como los escasos presupuestos públicos en gen-
er al e n la r eg ión han r e f o r zad o la r ed uc ida
investigación y la tradicional desarticulación entre
docencia e inves tigación, entre invest igación y
mercado. Es esta una realidad que limita la expansión
de las empresas locales que cada vez más deben
competir por ingresar sus producciones en mercados
internacionales altamente competitivos. El crecimien-
to de postgrados por ejemplo que ha sido significativo
en las últimas décadas en algunos países, sin em-
bargo ha sido de tipo profesionalizantes sin relación
con líneas de investigación y no aprovechando las
tesis en proyectos más amplios de investigación.
Cabe referir además que las universidades de la
región han tenido una muy escasa protección sobre
los derechos de propiedad intelectual, en tanto su
dinámica fundament al era sobre la base de la
transferencia de saberes y no sobre la creación de
nuevos conocimientos patentables. Aún cuando las
universidades son una marca, la protección que ellos
realizan es muy reducida, dada que su dinámica de
mer cado se basaba en un financia miento que
descansaba en un presupuesto público inercial y
determinó históricamente que no compitieran por la
generación de recursos externos.
Este entramado está cambiando lentamente en
algunas pocas universidades de la región: así en las
últimas décadas se constata una cada vez mayor
diferenciación de las instituciones públicas fundamen-
talmente en atención a sus niveles de investigación,
en l as e xig e nc ias de acc es os del per so na l
académico, de la mayor relación con las demandas
de las empresas, con una menor atención a los
pregrados y a mayores exigencias de evaluación y
acreditación ext e r na. Asociado a ello algunas
Universidades han comenzado a aprobar marcos
regulatorios internos incentivando la creación de
conocimientos pr ote gibles y comer c ializab les,
incentivando diferenciadamente a los docentes y
18 Roffe, Pedro, ob cit, Al respecto para ver las patentes
solicitadas y otorgadas en la región tanto a residentes como
no residentes, ver www.wipo.int/ipstats/en/statistics/patents/
index.html
Cuadro Nº 18
Gasto en Investigación y Desarrollo
0,44%
0,26%
0,91%
0,68%
0,17%
0,38%
0,49%
0,06%
0,08%
0,41%
0,09%
0,24%
0,08%
0,16%
0,12%
0,20%
0,25%
0,53%
Argentina
Bolivia (2002)
Brasil
Chile
Colombia (2001)
Costa Rica
Cuba
Honduras (2003)
Jamaica (2002)
México
Nicaragua (2002)
Panamá
Paraguay
Perú
Trinidad
Uruguay (2002)
Venezuela
América Latina
País % del PIB
Fuente: RICYT
La tendencia a la propietarización de la investigación
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN DE LA UDE
68
creando unidades de trabajo externas. En esta ruta
se produce una tendencia a la diferenciación de las
universidades, fundamenta lmente públicas, pero
ta mbién pr ivad as, y el desar r o llo de algunas
universidades focalizadas en la investigación, y en
las cuales se llevan adelante políticas más radicales
de expansión de las áreas vinculadas a la creación
de saber a través de una nueva periferia universitaria
caracterizada por laboratorios, oficinas de patentes,
oficinas de relación con las empresas, empresas
mixtas, sistemas de incentivos, conformación de
grupos de investigación, facilitación de conexiones
multidisciplinarias, parques tecnológicos o incuba-
doras propias o asociadas con empresas y gobiernos.
Ese en es general uno de los roles más destacados
y necesarios de la Universidad pública en América
Latina. No todos los países ni todas las instituciones
han podido avanzar en esa dirección, ya que más
allá de las resistencias internas, la tradicional
dinámica de la investigac ión que caract eriza a
América Latina altamente parcelada, disciplinaria,
individual y que tiende hacia la alta difusión de sus
avances y resultados comienza además a ser
confrontada y limitada por la complejidad de las
investi gac io nes en té r minos di sciplinar ios, de
requerimientos financieros y de laboratorios, de las
ca r e nc ias de per sonal ac adém ico, de la no
ac epta ción d e incent ivos e sp ec ia le s a los
investigadores, o de la dificultar de incorporar las
flexibilidades administrativas que se requieren, las
lógicas del secreto del secreto a la investigación y la
prot ección de los resultados. En es te sentido la
reingeniería de la investigación no es sólo una tarea
universitar ia, sino que requiere cambios en las
políticas de compra de tecnologías de las empresas,
en la creación de fondos concursables abiertos del
sector público, en el reconocimiento de los derechos
de p r o pied ad int el ec tual y e n el r ol de lo s
investigadores. Sin embargo, también se requiere
concebir sistemas de educacn superior como
sistemas diferenciados, en el cual las diversas
instituciones se especialicen en áreas, niveles y roles
di fe re nt es y gener ando por e nd e curvas de
experiencia y estándares distintos de calidad. No es
pos ible con cebi r que to da s la s inst it ucio ne s
superiores se dediquen a la investigación. Es mejor
inve st ig ac n de c alid ad c o nce nt rada , que
investigación sin trascendencia. Igualmente, no es
posible concebir que las instituciones que se financian
a través de matrículas, se dediquen a la investigación
sin fondos públicos. Ese ha sido uno de los aportes
fundamentales a la educación superior del sistema
de educación superior americano, que no solo es el
de mayor cobertura en el mundo, sino además el que
mas conocimientos genera.
La revisión de las normas relativas a la propiedad
intelectual en las Universidades muestran amplias
difer encias y vacíos legales así como también
divergencias de sus normativas, respecto a las leyes
de propiedad intelectual y de patentes de sus
re sp ec tivos pa í s es 19 . Un es t udio s o br e las
universidades públicas argentinas analizando las
normas de propiedad intelectual aprobadas en ese
país a partir de los noventa por parte de los Consejos
Superiores de las universidades mostraba que de
39 universidades, no poseían reglamentación el 41%,
que 23 % poseían normativas y otras 23% incluían
normas dentro de las reglamentaciones de servicios
a terceros o en sus cláusulas contractuales. La
mayoa dejaba en cabeza de la universidad la
titularidad de las creaciones, aun cuando algunas
legislaciones avanzaban sobre las disposiciones le-
gales concediendo mayores ventajas a los docentes
e investigadores. La mayoría de las normas incluyen
tanto el derecho de propiedad industrial como de la
propiedad del derecho de autor, e imponen la
obligación de informar la obtención de resultados
susceptibles de protección a través de derechos
intelect uales. Como es tradiciona l en muchas
instituciones las diferencias entre las diversas normas
permit en afirmar la existencia de una urdimbre
normativa y un cierto caos jurídico que parece requerir
establecer normativas nacionales.
En el caso del derecho de autor, mientr as que
algunas le otorgan la titularidad al autor, otras lo
excluyen de la normativa sobre los resultados de la
creación. En otras se otorga el mismo tratamiento a
to da la prop iedad intel ect ual . Ig ualmente las
diferencias se manifiestan cuando existen creaciones
con la presencia de terceros. Mientras que algunas
normas retienen la titularidad, otras sólo conceden
la explot acn, algunas establecen titularidades
INFORME ESPECIAL
RSEUS
69
compartidas y unas últimas dejan a los contratos
específicos la cuestión de la titular idad de las
creaciones. También en relación a la distribución de
lo s be ne f icios las nor ma s ti enen una a lt a
variabilidad20. Tales políticas de las Universidades,
más allá de ser en pocas de ellas y fundamental-
mente en las públicas en el marco de su autonomía,
son diferentes entre sí y respecto a las propias
normas a nivel de los paí ses, tornándose en un
escenario altamente complejo. Tales diferenciaciones
parecen que responden a las propias variables de
las instituciones, de hecho e stán abonando en el
nacimient o de una lógica competitiva entre las
universidades con mejores condiciones para atraer
ca pitale s huma no s y económ icos hac ia la
investigación básica y aplicada.
Un cambio en los marcos normativos tendrá por
finalidad permitir a estas acceder a los recursos
externos resultados de la creación de saberes, así
como también establecer mecanismos específicos de
incentivos a sus investigadores en función de sus
propias creaciones intelectuales. En Brasil se han
expandido las Fundaciones de las universidades
Federales como instrumento de facturación para que
los fondos se mantengan en la Universidad y se
pueda remunerar diferenciadamente al interior de los
proyecto. Los casos son muy amplios y variados: en
Pana se ha modificado la norma que establecía
que las universidades debían volcar al erario público
sus ingresos. Por su parte en la Universidad de los
Andes en Venezuela también se aprobaron normas
específicas dado que “la ausencia de políticas de
protección y gestión de los derechos de Propiedad
Intelectual (PI), resultantes de la actividad creadora
y de investigación de profesores, investigadores y
estudiantes, han provocado entre otros problemas,
la negociación en desventaja de los resultados de I
& D y la gestión de manera individual e inconsulta de
los derechos intelectuales”21.
Sin embargo, la tendencia al desarrollo general de
reglamentos propios de la carrera de investigador y
incentivos espec íf ic os de remuneración para la
creación, aún cuando sólo tienen efectividad en unas
pocas instituciones por ahora, sin embargo ello no
es la única condic ión, ya que al inter ior de las
universidades se deben transformar los sistemas de
poder burocrá tico y las configuraciones internas
universitarias par a privilegiar la investigación, los
post gra d os y la ar ticulacn con la es t r uctur a
productiva y los mercados.
En el nuevo marco global de la propiedad intelectual
definido por el ADPIC, las Universidades están
teniendo un escenario restrictivo en su capacidad
investigativa. Si bien es posible investigar sobre las
patentes y sobre esas crear nuevas invenciones y
por ende nuevas patentes, la lógica de investigación
de ingeniería inversa puede tener implicancias y
riesgos jurídicos que encarecen y desalientan tales
investigaciones. El nuevo esc enario impone la
existencia de oficinas de patentes, no sólo para
pat entar y merc antiliza r la s inve nc io nes o
innovaciones creadas, sino también para supervisar
la le ga li da d y lo s ri es gos de l os pro ce so s
investigativos al interior de las instituciones. En tanto
existe la utilización comercial con protección, desde
el comienzo de la actividad investigativa se crea la
necesidad de resguardar el secreto investigativo así
como la def inición de los temas de la propiedad
19 Asociación de Universidades del Grupo de Montevideo
(AUGM), acta de la VI Reunión del Comité Académico de
Desarrollo Tecnológico, Universidad Nacional de La Plata
(UNLP), mimeografiado, 15-16 de noviembre de 2001.
20 Lima, Maria Clara, Escudero, Marcela, “Encuesta de
relevamiento de normativas de propiedad intelectual en el
ámbito de las Universidades Nacionales, Red de Vinculación
Tecnológicas de las Universidades Nacionales, Universidad
Nacional de La Plata, mimeo, La Plata, 2003
21 Mendez Andrade Raizabel y De Jesús González, “La
protección de los derechos de propiedad intelectual en la
Universidad de los Andes: pautas para establecer un modelo
de gestión, protección y observancia”, en Fermentum Revista
Venezolana de Sociología y Antropología. Ambiente y
Sociedad; Juventud; Propiedad Intelectual y Educación
Superior Año 15 - 43 mayo - agosto 2005
La tendencia a la propietarización de la investigación
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN DE LA UDE
70
intelectual y los mecanismos y modalidades para la
distribución de los beneficios, lo cual r eafirma la
creciente dinámica universitaria asociada a la propie-
tarización de los conocimientos de las Universidades
que pretenden recorrer las lógicas de la investigación
en la socieda d del conocimiento y supera r las
modalidades tradicionales de investigación catedrá-
tica individual22.
La estructura del financiamiento de las Universidades
de la región tiene un peso determinante en los
presupuestos gubernamentales en las públicas y de
las matrículas en las privadas. Es el escenario dado
por el carácter docente de estas instituciones y el
bajo peso de la investigación y de los beneficios
derivados de la explotación comer cial o de la
derivación de servicios tecnológicos. El escenario de
la inves t i gac n en el m ar co d e la p r o pia
propietarización de los conocimientos promovida por
los marcos normativos inte rnacionales al tiempo
actuar á sobre la mercantilización de las propias
univers id ade s, co n t odas sus de r ivaciones y
tensiones, pero también facilitará ir asumiendo la
investigación bajo nuevas lógicas de incentivos y
demandas de mercados locales o internacionales.
La innovación tecnológica se ha acelerado en las
últimas dos décadas en el mundo, al mismo tiempo
que la educación superior en América Latina y el
Caribe ha tenido una gran transformación estructural
dada por la multiplicación y diferenciación de las
instituciones, la creciente participación del sector
privado, la ampliación y diversificación del cuerpo
docente, el aumento del número y variedad de los
graduad os y la expans n de la educ ac n
permanente. En el sector público la sobresaturación
de las instituciones terciarias y la caída asociada de
sus niveles de calidad ac adémica, ha limitando
negativamente los recursos y la propia labor de la
investigación en la mayor parte de las instituciones,
y s ol o re c ien te me nt e ello ha come nzad o a
modificarse en algunas instituciones, asociado a
fondos concursables, una mayor selectividad de
acceso, incremento de los postgrados y carreras
ac amicas de inve stig aci ón con espec ífic os
incentivos personales. Sin embargo, faltaría aún la
re lac n con las empresas para pa sar de la
investigación a la aplicación. En el sector privado la
sobre oferta institucional está provocado un deterioro
de la rentabilidad en las áreas tra dicionales de
docencia y de pregrado, incentivando en algunas de
estas instituciones su disposición a la investigación,
pero carecen de posibilida des económicas sin
apoyos públicos. En esta dirección las universidades
privadas deberían promover redes de investigación
y crear inclusive empresas entre ellas para usar
eficientemente sus escasos recursos. Sin embargo,
al mismo tiempo desde el lado de las empresas, se
están produciendo cambios y generan demandas de
investigación, por patentes, por innovac iones o
inventos, en tanto la competencia internacional está
asociada a la incorporación de conocimientos en la
producc n. E n la r eg ión sólo en al guna s
universidades, tanto públicas como privadas, de
manera sistemática se han focalizado como objetivo
promover la investigación, y una parte significativa
de la I+D del continente se concentra en ellas. Tales
dinámicas en algunas universidades públicas se han
profundizado en los últimos años asociadas también
a los niveles de selectividad de los ingresos, a la
mayor orientación hacia los postgrados, así como al
incremento de los mecanismos de relación con las
empr esas a través de centro s de vinculación y
exis tencia de fondos de investigacn públicos
concursables competitivos. Pero fundamentalmente
en la visualización de esas instituciones como centros
de “research” como universidades de investigación
con nue va s ló gi cas de a s o ciac ión y tr abaj o
compartido con las empresas a través de parques
tecnológicos, incubadoras y empresas conjuntas de
tecnologías.
No es este un proceso exento de conflictos en las
universidades públicas, en tanto estas instituciones
descansan en dinámicas docentes bajo accesos
abiertos, focalización en el pregrado, tendencia a
consumir los fondos presupuestales en recursos
humanos, alto burocratismo y dificultades políticas y
organizativas para trabajar con los mercados. El
Estado tiene aquí un rol central como es el contribuir
a las articulaciones que requiere la investigación entre
el mercado y los espacios académicos.
INFORME ESPECIAL
RSEUS
71
En el marco de la sociedad del conocimiento, la
investigación genera externalidades muy superiores
a la docencia y se esta conformando como un sector
que reclama un financiamiento de los Estados y de
las empresas para su desarrollo. En este sentido, la
responsabilidad del desarrollo tecnológico no descan-
sa exclusivamente en las universidades, más allá de
que ellas deben incorporar profundas reformas que
les permitan potenciarse como generadoras de tec-
nologías, sino en la existencia de sistemas nacionales
de ciencia y tecnología en el cual se inserten las
universidades, la investigación y los postgrados. Ello
sólo será posible si se produce una integración de
objetivos entre los organismos de ciencia y tecnología
de los gobiernos, las empresas y las universidades
con todos sus diversos actores, en tanto la investiga-
ción es resultado de esa alianza entre el mercado,
conocimiento y Estado que fija una articulación que
incentiva un nuevo modelo de dinámica económica
asociada a la sociedad del conocimiento23.
Si bien tradicionalmente la investigación en la región
ha estado asociada a las universidades públicas,
crecientemente se constata la gestación de fondos
concursables externos a las Universidades por parte
de los organismos nacionales de ciencia y tecnología
o inclusive d e la cooperación internacional, a los
cuales las universidades y los centros de investiga-
ción públicos y privados, acceden en competencia
en igualdad de oportunidades y en función de calidad,
proyectos y equipos estables acreditados. Es parte
de un proceso en curso en el cual aunque la investi-
gación se mantiene en las universidades, sus líneas
de trabajo, sus determinaciones, la evaluación y los
fondos se localizan en el exterior, a través del incre-
mento del papel regulador del Estado en la dinámica
de la investigación a través de múltiples políticas e
instituciones. Tal proceso además se correlaciona con
un proceso de desautonomización de las universida-
des en tanto se incrementan las variables decisorias
y las propias regulaciones externas sobre las institu-
ciones universitarias. Para algunos autores ha sido
la propia autonomía con la amplia masificación la que
produjo el aislamiento con el sector productivo, con
lo cual cabe esperar que a través de su reducción se
facilite el incremento de la investigación, el desarrollo
de los postgrados y la vinculación con los sectores
empresariales24.
La contribución estatal a la I+D, creciente en todos
los países de la región, sigue sin embargo siendo
reducida por la baja demanda y aporte por parte de
un sector privado que tiende a importar las tecno-
logías. Sin embargo se constata en los contextos
globales competitivos una tendencia al incremento
del presupuesto de las empresas privadas locales,
de st inado al desa rr ol lo de depar tame nt o de
investigación y desarrollo, tanto a través propia, en
el marco de acuerdos con universidades como a
través de empresas de consultoría e investigación
privadas. Ello en la región no derivará en unidades
de investigación al interior de las empresas por las
debilidades de escalas de negocios, sino que sin
duda se expresará en contrataciones y demandas
so bre unive rs ida des o consul t or í a s inte rna y
ext er na me nte a lo s países dep endiendo de
eficiencias y costos.
El crecimiento de las universidades privadas ha sido
significativo en la región con la masificación, pero
estas instituciones no es n en capacidad de
investigar por su estructura de financiamiento a partir
22 Kors, Jorge, “Los secretos industriales y el Know How”, La
Ley, Buenos Aires, 2007
23 Pérez Lindo, Augusto, “Universidad, conocimiento y
reconstrucción nacional”, Editorial Biblio, Buenos Aires, 2003
24 Tedesco, Juan Carlos, “Educar en la sociedad del
conocimiento”, Fondo de Cultura Económica, Buenos Aires,
2000
f. El papel del Estado en la promoción de la investigación
La tendencia a la propietarización de la investigación
RSEUS
1
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN DE LA UDE
2
Beatriz Checchia
Beatriz Fainholc
Carlos Alberto Torres
Carlos Marquis
Carlos Moreira
Carlos Pérez Rassetti
Claudio Rama
Claudio Suasnábar
Cristian Cox
Daniel Saimolovich
Domingo Rivarola
Emilio Tenti
Emilio Zebadúa
Eugenio Rodriguez Fuenzalida
Francisco Piñón
Germán W. Rama
Giovanni Pampanini
Inés Dussel
Ismael Crespo
Jason Beech
Javier Pablo Hermo
José Joaquin Bruner
Juan Carlos del Bello
Juan Carlos Tedesco
Laura Zayas
Lilián Bentancur
Mabel Dávila
Magdalena Rivarola
Marcela Mollis
Margarita Schweizer
Mariano Palamidessi
Mark Bray
Marta Mena
Martín Aiello
Miguel Angel Pereyra
Mónica Marquina
Norberto Fernandez Lamarra
Osvaldo Barsky
Rafael Bayce Garcia Lagos
Raimundo Dinello
Ramón Daza Rivero
Renato Opertti
Ricardo Beily
Silvia Grinberg
Silvina Gvirtz
Simón Schwartzman
Comité Editorial
RSEUS
3
SUMARIO
EDITORIAL
El Subdesarrollo y los Futuros de la Educación Superior
Augusto Pérez Lindo ......................................................................
RSEUS: apuntes para una hoja de ruta
Enrique Martínez Larrechea ............................................................
ARCULOS
Los docentes: estado de la cuestión, situación y problemas
Gustavo Cosse ................................................................................
Educación Superior: Internacionalización, transnacionalización, e
integración regional, papel de las nuevas tecnologías de la
información y la comunicación (TIC) - Jorge Ares Pons ................
Políticas públicas de avaliação e qualidade da educação
Marília Costa Morosini .....................................................................
INFORME ESPECIAL
La tendencia a la propietarización de la investigación
Claudio Rama Vitale ........................................................................
CONTRIBUCIONES
Aportes para la comprensión de la historia de la Educación
Argentina en las primeras décadas del siglo XX
Javier Pablo Hermo - Cecilia Pittelli ................................................
Tendencias Internacionales de la Educación Superior
Mabel Dávila ....................................................................................
NOTAS DE INVESTIGACIÓN
La investigación como estrategia pedagógica en el proceso de
formación de educadores: relato de una práctica docente
Teresinha Rodríguez de Oliveira - Vanda Arantes de Araújo .........
La Profesión Académica en las Universidades Públicas
Mónica Marquina - Martín Aiello ......................................................
Nuevos territorios y fronteras del conocimiento: desafíos de la
formación avanzada en América Latina
Adriana Chiancone Castro - Enrique Martínez Larrechea ..............
Perspectivas Ludocreativas en la Educación y la Enseñanza
Raimundo A. Dinello ........................................................................
HOMENAJE
Homenaje a Cecilia Braslavsky y Gregorio Weimberg
Felicitas Acosta ................................................................................
DOCUMENTOS
Reconocimiento del Programa de Formación Avanzada en
Educación ........................................................................................
Personal docente a cargo de Doctorados ......................................
Declaración de la 48ª Conferencia Mundial de Educación sobre
Educación Inclusiva .........................................................................
Llamado a artículos / Call for Papers - Normas para autores ......
4
8
10
26
44
54
73
84
100
110
117
124
130
132
134
136
139
Revista Sudamericana de
Educación Universidad y
Sociedad - RSEUS - Universidad
de la Empresa (UDE) - Facultad
de Ciencias de la Educación.
Es una revista arbitrada,
concentrada en las líneas
principales de investigación del
Programa de Formación Avanzada
en Educación de la Universidad de
la Empresa (UDE), con vocación
para abordar la temática educativa
de un modo especializado pero
vinculado a cuestiones más
amplias de la cultura, la sociedad y
el estado en América del Sur.
Líneas de investigaci ón: educación
superior, universidad, teoría de la
educación, pedagogía ludocreativa,
educació n inclusiva, currículum,
educación comparada e
internacional, nuevas tecnologías y
política educativa.
Volumen 1, 1, Montevideo,
2009. ISSN 1688-6194
Institución Editora: Universidad
de la Empresa (UDE)
Directores: Augusto Pérez Lindo -
Enrique Martínez Larrechea
Universidad de la Empresa -
Sede Central: Soriano 959 :: Tel.:
(+0598 2) 900 2442* :: Fax: int. 144
:: www.ude.edu.uy
e-mail RSEUS: rseus@ude.edu.uy
Diseño: Lic. Dis. María Pérez
Impresión: Imprenta Tradinco -
Dep. Legal: 351.194 / 2009
::
::
::
::
::
::
::
::
::
::
::
::
::
::
::
::
::
... Poco a poco, irrumpe una dinámica de instituciones con mejor nivel de calidad que tienden a ser las de mayor tamaño en sus respectivos mercados con extensiones regionales y hasta internacionales. Dichas universidades privadas se ubican mejor en los rankings internacionales compitiendo con las universidades públicas (Gregorutti, 2011;Rama, 2009). En este contexto, las universidades adventistas deben reinsertarse para competir en un mercado que se vuelve cada vez más exigente y demanda más para atraer estudiantes. ...
Article
Full-text available
Este estudio presenta la relación dinámica que se da entre las diversas concepcionesmisionales y su impacto sobre los modelos universitarios. El sobredimensionamientodel paradigma de producción de conocimiento para la universidad creaun desbalance educativo. La universidad confesional puede contribuir con sus característicasa una oferta educativa que incluya las tres misiones imperantes peroagregando, en esta interacción, el surgimiento de la cuarta misión como un aportea una formación más completa. Este nuevo propósito misional, no solo sirve parala universidad confesional dado que incluye el fomento de la sabiduría, sino quetambién puede ser de utilidad a la institución laica. Hacia el final, la discusión seorienta a algunas posibles problemáticas para generar un modelo universitariomás balanceado.
... Poco a poco, irrumpe una dinámica de instituciones con mejor nivel de calidad que tienden a ser las de mayor tamaño en sus respectivos mercados con extensiones regionales y hasta internacionales. Dichas universidades privadas se ubican mejor en los rankings internacionales compitiendo con las universidades públicas (Gregorutti, 2011;Rama, 2009). En este contexto, las universidades adventistas deben reinsertarse para competir en un mercado que se vuelve cada vez más exigente y demanda más para atraer estudiantes. ...
Article
El creciente desarrollo de universidades privadas y confesionales en toda Latinoamérica hasido acompañado por nuevos e intensos controles de calidad a través de diferentes tipos deacreditaciones que impactan sus productos. La Iglesia Adventista tiene unas 17 institucionesterciarias en la región que preparan recursos humanos a través de múltiples carreras. Entonces,la pregunta que guió esta investigación fue: ¿Cómo ven las acreditaciones los encargados decontroles de calidad en las universidades adventistas de Latinoamérica? Para responderla, esteestudio exploratorio y cualitativo se propuso conocer las percepciones, a través de entrevistas acuatro directores de acreditaciones de calidad en cuatro instituciones terciarias. Dos de dichasuniversidades tienen más experiencia con mejores estructuras y recursos humanos para llevar acabo sus tareas de acreditación (universidades consolidadas). Las otras dos están en proceso dedesarrollo (o consolidación). Los resultados indicaron que las acreditaciones, con sus respectivosindicadores de calidad, fueron vistas como necesarias y muy positivas para organizar y mejoraronel desempeño global de sus productos académicos y organizacionales. Los desafíos se evidenciaronen la administración interna de los tiempos y procesos para realmente poner en funcionamientomejoras de calidad. La implementación de políticas para promover la investigación es una delas preocupaciones más grandes especialmente para las universidades consolidadas. El artículoconcluye con alternativas para avanzar en calidad y acreditación entre las universidades adventistas.
... Poco a poco, irrumpe una dinámica de instituciones con mejor nivel de calidad que tienden a ser las de mayor tamaño en sus respectivos mercados con extensiones regionales y hasta internacionales. Dichas universidades privadas se ubican mejor en los rankings internacionales compitiendo con las universidades públicas (Gregorutti, 2011;Rama, 2009). En este contexto, las universidades adventistas deben reinsertarse para competir en un mercado que se vuelve cada vez más exigente y demanda más para atraer estudiantes. ...
Article
Full-text available
El creciente desarrollo de universidades privadas y confesionales en toda Latinoamérica ha sido acompañado por nuevos e intensos controles de calidad a través de diferentes tipos de acreditaciones que impactan sus productos. La Iglesia Adventista tiene unas 17 instituciones terciarias en la región que preparan recursos humanos a través de múltiples carreras. Entonces, la pregunta que guió esta investigación fue: ¿Cómo ven las acreditaciones los encargados de controles de calidad en las universidades adventistas de Latinoamérica? Para responderla, este estudio exploratorio y cualitativo se propuso conocer las percepciones, a través de entrevistas a cuatro directores de acreditaciones de calidad en cuatro instituciones terciarias. Dos de dichas universidades tienen más experiencia con mejores estructuras y recursos humanos para llevar a cabo sus tareas de acreditación (universidades consolidadas). Las otras dos están en proceso de desarrollo (o consolidación). Los resultados indicaron que las acreditaciones, con sus respectivos indicadores de calidad, fueron vistas como necesarias y muy positivas para organizar y mejoraron el desempeño global de sus productos académicos y organizacionales. Los desafíos se evidenciaron en la administración interna de los tiempos y procesos para realmente poner en funcionamiento mejoras de calidad. La implementación de políticas para promover la investigación es una de las preocupaciones más grandes especialmente para las universidades consolidadas. El artículo concluye con alternativas para avanzar en calidad y acreditación entre las universidades adventistas.
... Una pregunta de orden académico, que seguramente se habrán hecho también en otros Colegios, se refiere a la relación entre la docencia y la investigación. Al explicar Rama (2009) los tres modelos imperantes de relación entre estos dos aspectos, comenta que en el modelo napoleónico heredado a las universidades latinoamericanas se puso a la investigación dependiendo de la docencia y fue realizada como una profundización en respuesta a las necesidades de ésta, por ello de manera dominante, las líneas tienden a estar fuertemente relacionadas con el currículum. En tanto que la formación de profesionales tiene una mayor prioridad que la producción de conocimiento independiente, eso consume la mayor parte los recursos. ...
Research
Full-text available
Ponencia presentada en el XII Coloquio Internacional de Gestión Universitaria. Universidad Veracruzana. Puerto de Veracruz, 14-16 Noviembre, 2012
... Poco a poco, irrumpe una dinámica de instituciones con mejor nivel de calidad que tienden a ser las de mayor tamaño en sus respectivos mercados con extensiones regionales y hasta internacionales. Dichas universidades privadas se ubican mejor en los rankings internacionales compitiendo con las universidades públicas (Gregorutti, 2011;Rama, 2009). En este contexto, las universidades adventistas deben reinsertarse para competir en un mercado que se vuelve cada vez más exigente y demanda más para atraer estudiantes. ...
Article
Full-text available
El creciente desarrollo de universidades privadas y confesionales en toda Latinoamérica ha sido acompañado por nuevos e intensos controles de calidad a través de diferentes tipos de acreditaciones que impactan sus productos. La Iglesia Adventista tiene unas 17 instituciones terciarias en la región que preparan recursos humanos a través de múltiples carreras. Entonces, la pregunta que guió esta investigación fue: ¿Cómo ven las acreditaciones los encargados de controles de calidad en las universidades adventistas de Latinoamérica? Para responderla, este estudio exploratorio y cualitativo se propuso conocer las percepciones, a través de entrevistas a cuatro directores de acreditaciones de calidad en cuatro instituciones terciarias. Dos de dichas universidades tienen más experiencia con mejores estructuras y recursos humanos para llevar a cabo sus tareas de acreditación (universidades consolidadas). Las otras dos están en proceso de desarrollo (o consolidación). Los resultados indicaron que las acreditaciones, con sus respectivos indicadores de calidad, fueron vistas como necesarias y muy positivas para organizar y mejoraron el desempeño global de sus productos académicos y organizacionales. Los desafíos se evidenciaron en la administración interna de los tiempos y procesos para realmente poner en funcionamiento mejoras de calidad. La implementación de políticas para promover la investigación es una de las preocupaciones más grandes especialmente para las universidades consolidadas. El artículo concluye con alternativas para avanzar en calidad y acreditación entre las universidades adventistas.
... Poco a poco, irrumpe una dinámica de instituciones con mejor nivel de calidad que tienden a ser las de mayor tamaño en sus respectivos mercados con extensiones regionales y hasta internacionales. Dichas universidades privadas se ubican mejor en los rankings internacionales compitiendo con las universidades públicas (Gregorutti, 2011;Rama, 2009). En este contexto, las universidades adventistas deben reinsertarse para competir en un mercado que se vuelve cada vez más exigente y demanda más para atraer estudiantes. ...
Article
Full-text available
The recent growing number of new private and religious affiliated universities throughout Latin America has been also marked by increasing and multilayer quality controls, such as accreditations and certifications that seek to impact academic outputs and institutional development. The Seventh Day Adventist Church has about 17 tertiary institutions in the region that work intensively to train human resources through many academic degrees. So, this study intended to understand how the accreditation directors see all these processes in the context of their universities. In order to respond this central question, this exploratory and qualitative research interviewed four directors in four Adventist universities. Two of them had experience and human resources to carry out their task (consolidated universities), while the other two were in development with less resources and experience (In process of consolidation). The results showed that interviewed saw accreditations, and their quality indicators, as necessary and positive for organizing and improving the overall of academic and organizational performance. However, there were some challenges in the internal administration to handle time and processes to make effective quality improvements. Research productivity was felt as one of the most important concerns among consolidated institutions. The article ends with some alternatives to advance quality and accreditations among Adventist universities in the region.
RSEUS: apuntes para una hoja de ruta Enrique Martínez
  • Augusto Pérez
Augusto Pérez Lindo...................................................................... RSEUS: apuntes para una hoja de ruta Enrique Martínez Larrechea............................................................
Educación Superior: Internacionalización, transnacionalización, e integración regional, papel de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC) Políticas públicas de avaliação e qualidade da educação Marília
  • Gustavo Cosse
Gustavo Cosse................................................................................ Educación Superior: Internacionalización, transnacionalización, e integración regional, papel de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC) -Jorge Ares Pons................ Políticas públicas de avaliação e qualidade da educação Marília Costa Morosini.....................................................................
Nuevos territorios y fronteras del conocimiento: desafíos de la formación avanzada en América Latina Adriana Chiancone Castro -Enrique Martínez
  • La Profesión Académica En Las Universidades Públicas Mónica Marquina-Martín Aiello
La Profesión Académica en las Universidades Públicas Mónica Marquina -Martín Aiello...................................................... Nuevos territorios y fronteras del conocimiento: desafíos de la formación avanzada en América Latina Adriana Chiancone Castro -Enrique Martínez Larrechea.............. Perspectivas Ludocreativas en la Educación y la Enseñanza Raimundo A. Dinello........................................................................