ArticlePDF Available

Estado dentario en niños, adolescentes y adultos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Authors:

Abstract and Figures

Dental caries and periodontal diseases have historically been considered the most important oral health burdens worldwide. At present, the distribution and severity of these diseases varies among the different regions, and their onset is strongly associated with environmental, socio-cul- tural, economic, and behavioral factors (PAHO/WHO, 1997; 2002; Quiñones, 2001; PAHO, 2002; Petersen, 2003). The aim of this study was to identify the magnitude of the dental caries problem, and establish the treatment needs of a sample comprising 2.817 children, adolescents, and adults attending public schools and health-care cen- ters in 6 six different districts of Buenos Aires City. The present cross-sectional study involved diagnosis by means of tactile inspection in a dry state using a flat dental mirror and an explorer, under natural lighting conditions. A total 2.128 children, adolescents, and adults were exam- ined. Dental charts were recorded, and subjects were grouped according to age as follows: children aged 2 to 5 years, 6 to 11 years, 12 to 14 years, teenagers aged 15 to 24 years, and adults aged 25 to 44 years. Dmft, dmfs, DMFT, DMFS, and the score of each component were determined. Treatment needs of 789 first graders attending state schools in districts 4 and 8 of Buenos Aires City were determined
Content may be subject to copyright.
Estado dentario en niños, adolescentes y adultos
de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires
SUSANA PIOVANO*, NOEMÍ BORDONI**, RAQUEL DOÑO***, ÁNGELA B. ARGENTIERI****,
ALBERTO S. COHEN*, GRACIELA L. KLEMONSKIS*, MARÍA E. MACUCHO*,
ZULEMA A. PEDEMONTE****, ADRIANA B. PISTOCHINI****, ALDO F. SQUASSI****
*Profesora Titular.
**Profesora Titular Consulta.
***Profesora Asociada Consulta.
****Profesor Adjunto Regular.
Cátedra de Odontología Preventiva y Comunitaria UBA.
Artículos Especiales
34
Revista de la Facultad de Odontología (UBA) • Año 2008 • Vol. 23 • Nº 54/55
resumen
La caries dental y la enfermedad periodontal son conside-
radas en el mundo como las enfermedades de mayor peso
en la historia de la morbilidad bucal. En la actualidad, su
distribución y severidad varían en las diferentes regiones y
su aparición está fuertemente asociada con factores
ambientales, socioculturales, económicos y del comporta-
miento (OPS/OMS, 1997; 2002; Quiñones, 2001; PAHO,
2002; Petersen, 2003). El objetivo de este informe fue iden-
tificar la magnitud del problema caries dental y establecer
la necesidad de tratamiento en una muestra que incluyó a
2.917 niños, adolescentes y adultos asistentes a las escuelas
públicas y a los centros de salud en 6 comunas del Gobier-
no de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (GCABA).
El estudio transversal realizado incluyó el diagnóstico
aplicando la técnica táctil empleando instrumental ad hoc
(espejo plano y explorador) bajo luz natural y secado de la
hemiarcada a examinar. Fueron examinados 2.128 niños,
adolescentes y adultos, realizado el registro dentario y
agrupados de acuerdo con la edad en: niños de 2 a 5 años,
de 6 a 11 años, de 12 a 14 años, adolescentes 15 a 24 años
y adultos de 25 a 44 años. Se obtuvo el ceod, el ceos, el
CPOD, el CPOS y sus componentes. Sobre 789 niños de
primer grado asistentes a escuelas pertenecientes a las
comunas 4 y 8 del GCABA, se registró el Índice de necesi-
dad de tratamiento de caries según Bordoni y col. (1993).
El análisis estadístico consistió en la determinación de las
medidas de tendencia central y su dispersión, para las
variables continuas y el cálculo de la distribución de fre-
cuencia para cada categoría para las variables categóricas.
Los resultados mostraron: (a) en los niños de 2 a 5 años el
promedio de dientes primarios cariados (componente c del
ceod) fue de 4,58±0,14. A la edad de 2 años los niños pre-
sentaron aproximadamente 3 piezas dentarias con caries
dental y a los 5 años un promedio de 5,46±0,21 piezas
dentarias afectadas. En adultos entre 25 a 44 años el pro-
medio de dientes permanentes afectados (componente C
del CPOD) fue 4,72±0,30 y el promedio del componente P
(dientes perdidos) alcanzó a de 7,14±0,63; el 11,9% tenía
por lo menos un diente afectado y el 21,4% presentaba
entre 8 y 22 dientes cariados y el 41,3%, entre 8 y 21 pie-
zas perdidas. El 15,9% no tenía dientes perdidos.
El INTC registrado en los 789 niños mostró que el
56,9% alcanzaba valores iguales o superiores a 7. Sólo
el 14,1% de los niños requería únicamente un tratamien-
to preventivo básico.
La muestra de niños, adolescentes y adultos residentes
en seis comunas de la CABA la caries dental alcanzó
valores elevados en cuanto a frecuencia y severidad,
hecho atribuible a la falta de programas sistemáticos
de promoción de salud y prevención específica.
Palabras clave: caries dental, epidemiología, ceod y CPOD.
abstract
Dental caries and periodontal diseases have historically
been considered the most important oral health burdens
worldwide. At present, the distribution and severity of
these diseases varies among the different regions, and their
onset is strongly associated with environmental, socio-cul-
tural, economic, and behavioral factors (PAHO/WHO,
1997; 2002; Quiñones, 2001; PAHO, 2002; Petersen,
2003). The aim of this study was to identify the magnitude
of the dental caries problem, and establish the treatment
needs of a sample comprising 2.817 children, adolescents,
and adults attending public schools and health-care cen-
ters in 6 six different districts of Buenos Aires City.
The present cross-sectional study involved diagnosis by
means of tactile inspection in a dry state using a flat dental
mirror and an explorer, under natural lighting conditions.
A total 2.128 children, adolescents, and adults were exam-
ined. Dental charts were recorded, and subjects were
grouped according to age as follows: children aged 2 to 5
years, 6 to 11 years, 12 to 14 years, teenagers aged 15 to 24
years, and adults aged 25 to 44 years. Dmft, dmfs, DMFT,
DMFS, and the score of each component were determined.
Treatment needs of 789 first graders attending state schools
in districts 4 and 8 of Buenos Aires City were determined
35
Revista de la Facultad de Odontología (UBA) • Año 2008 • Vol. 23 • Nº 54/55
following the method described by Bordoni et al. (1993).
The results were statistically analyzed by determining
the central tendency and dispersion of continuous
variables and the frequency distribution of each cate-
gory of the categorical variables.
The results showed that the average decayed deciduous
teeth score (component d of dmft) of children aged 2 to 5
years was 4.58±0.14. Two-year old children were found
to present approximately 3 decayed teeth, and five-year
olds had an average 5.46±0.21 decayed teeth. Component
D of DMFT (decayed teeth) of adults aged 25 to 44 years
was 4.72±0.30 and average M score (missing teeth) was
7.14±0.63; 1.9% of adults had at least one affected tooth,
21.4% presented between 8 and 22 decayed teeth, and
41.3% were missing between 8 and 21 teeth. Only 15.9%
were not missing any teeth. Fifty-six point nine percent of
the 789 children had a Need for Caries Treatment score
equal to or above 7, and merely 14.1% of children only
needed basic preventive treatment.
The sample of children, adolescents, and adults, living in
six different districts of Buenos Aires City, examined in this
study showed high frequency and severity of disease, which
could be attributed to the lack of a systematic implementa-
tion of specific oral health care and prevention programs.
Key words: dental caries, epidemiology, dmft and DMFT.
INTRODUCCIÓN
Perfil epidemiológico mundial de la caries dental
La caries dental es una enfermedad infecciosa y transmisi-
ble que conduce a la destrucción de las estructuras del dien-
te mediante la acción de las bacterias formadoras de ácido,
presentes en el biofilm dental (Sheiham, 2001). La caries
dental y la enfermedad periodontal han sido consideradas a
nivel mundial como las enfermedades de mayor peso en la
historia de la morbilidad bucal. En la actualidad, la distribu-
ción y severidad de las mismas varía de una región a otra y
su aparición está fuertemente asociada con factores ambien-
tales, socioculturales, económicos y del comportamiento
(OPS/OMS, 1997; 2002; Quiñones, 2001; Diehnelt, Kiyak,
2001; PAHO, 2002; Peres et al., 2005; Petersen, 2003).
Durante los últimos 30 años, se ha producido en los paí-
ses industrializados, una reducción considerable en la pre-
valencia de la caries dental e inclusive ya no es inusual la
presencia de niños sin caries. La fluoruración de las aguas
de abastecimiento público, los dentífricos fluorados, los
productos dentales profesionales y un mayor acceso a los
cuidados profesionales han jugado un papel importante en
esa reducción. A pesar de ello, la caries dental sigue siendo
un problema relevante, ya que hay grandes segmentos de
la población en los que sigue siendo un problema mayor.
Estas disparidades de salud detalladas en el informe
“Salud Oral en América” (OPS/OMS, 2002; PAHO, 2002),
tienden a concentrarse en una minoría de niños especial-
mente en los económicamente no privilegiados, las perso-
nas mayores, los enfermos crónicos y las poblaciones ins-
titucionalizadas que tienen un menor acceso a la asistencia
odontológica (Nacional Institutes of Health, 2001; Wags-
taff, 2002; Peres et al., 2005).
La Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS,
1997), en su informe sobre salud bucal, afirmó que la
caries dental sigue siendo un aspecto fundamental de las
condiciones generales de salud en las Américas por la
importancia que tiene como parte de la carga global de
morbilidad, los costos relacionados con su tratamiento (de
operatoria y rehabilitación bucal), la pérdida de dientes y
la posibilidad de aplicar medidas eficaces de prevención.
Metas sanitarias internacionales
Existen diversos indicadores que expresan la distribución
y magnitud de la caries dental: (a) índices empleados uni-
versalmente (índice de dientes cariados, extraídos o con
indicados para extracción y obturados para dentición per-
manente y primaria respectivamente (CPOD y ceod), (b)
indicadores “para grandes números” tales como el índice de
necesidad de tratamiento de caries (Bordoni y col., 1993)
destinado a estimar necesidades y programar recursos en la
programación específica y (c) indicadores basados en crite-
rios de mayor precisión destinado a diagnósticos en pobla-
ciones cuyo nivel de enfermedad se ha reducido significati-
vamente, como el indice significativo para caries dental o el
ICDAS II (International Caries Detection and Assessment
System Coordinating Comité, 2005; Ismail et al., 2007).
La OMS (1978) estableció las primeras Metas Globa-
les de Salud Bucal a ser alcanzadas en el año 2000:
1. 50% de niños de 5-6 años libres de caries.
2. Promedio global de CPOD no mayor de 3 a los 12 años.
3. 85% de la población debe tener todos sus dientes a
los 18 años.
4. Reducción de 50% del edentulismo a personas de
35-44 años, comparado con el nivel de 1982.
5. Reducción de 25% del edentulismo a los 65 y más
años, comparado con el nivel de 1982.
6. Establecer un sistema de base de datos para regis-
trar cambios en la salud bucal.
El examen de estos objetivos, llevado a cabo antes a
fines del siglo pasado, demostró que habían sido útiles y
alcanzados o superados en muchas poblaciones pero que
para una gran parte de la población mundial sigue siendo
una aspiración lejana (FDI, 2003; Hobdell y col., 2003).
Las nuevas Metas de la Salud Oral para el año 2020 esta-
blecidas conjuntamente por la FDI, la OMS y la IADR en el
año 2003 (Hobdell y col., 2003; FDI, 2003) incluyen obje-
tivos y focos de aplicación globales, con la intención de que
cada gobierno o entidad, haga inicialmente un análisis de
su situación y asigne recursos para establecer metas propias
específicas y reales. Siguen el espíritu del informe del Pro-
grama de Desarrollo de las Naciones Unidas: “Piense global-
mente, actúe localmente”, que considera que las situaciones
particulares difieren epidemiológicamente y en su contexto
S. Piovano, N. Bordoni, R. Doño, y col.
Estado dentario en niños, adolescentes y adultos de la Ciudad de Buenos Aires
Estado dentario en niños, adolescentes y adultos de la Ciudad de Buenos Aires
S. Piovano, N. Bordoni, R. Doño, y col.
36
Revista de la Facultad de Odontología (UBA) • Año 2008 • Vol. 23 • Nº 54/55
político, socio-económico, cultural y legislativo. Las metas
establecidas desde esta perspectiva estratégica plantean la
necesidad de un análisis previo de las condiciones de cada
población y difieren de las anteriores en ser más generales y
no presentar valores absolutos, sino adecuados a cada con-
texto. El programa de salud bucal de la OMS del año 2003
establece en las siguientes metas:
Incrementar la proporción de niños de 6 años libres de
caries de acuerdo con las particularidades de cada país.
Reducir el índice de dientes cariados, obturados y
perdidos, particularmente el componente cariado a
los 12 años, con especial énfasis en grupos de
población de alto riesgo.
Reducir el número de dientes extraídos por caries a
los 18, a los 35-44 y a los 65-74 años en porcentaje
definido por cada país según sus indicadores.
El objetivo de este trabajo es analizar el estado den-
tario en niños, adolescentes y adultos asistentes a
escuelas y centros de salud de la Ciudad Autónoma de
Buenos Aires.
MATERIAL Y MÉTODO
Se realizó un estudio transversal incluyendo 2.917 niños,
adolescentes y adultos asistentes a escuelas públicas y cen-
tros de salud pertenecientes a 6 Comunas del Gobierno de
la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Fig. 1). Todas las
personas fueron examinadas clínicamente por odontólogos
previamente calibrados. En los niños, las exploraciones se
realizaron en los mismos centros educativos y en adoles-
centes y adultos en los consultorios odontológicos de la red
de servicios. La medición de las variables clínicas aplicó la
técnica táctil utilizando un espejo plano y explorador bajo
luz natural y con secado de cada hemiarcada a examinar.
Sobre 2.128 niños, adolescentes y adultos se realizó exa-
men dentario y registro de los datos. Para el análisis estadís-
tico se realizó una estratificación por edades en grupos de 2
a 5 años; de 6 a 11 años, de 12 a 14 años, de 15 a 24 años y
de 25 a 44 años. Se calculó el ceod, el ceos, el CPOD, el
CPOS y sus componentes (Klein, Palmer, Knutson, 1938;
OMS, 1997).
Sobre 789 niños/as de primer grado asistentes a escue-
las pertenecientes a las Comunas 4 y 8 se realizó examen
visual y se calculó el Índice de necesidad de tratamiento
de caries según Bordoni y col., 1993 (Cuadro 1).
Cuadro 1: índice de necesidad de tratamiento de caries dental
CONDICIÓN DE SALUD
Boca sana con tratamiento preventivo
Boca sana sin tratamiento preventivo
Boca con manchas blancas/surcos profundos
Caries amelodentinaria en 1 cuadrante de la boca
Caries amelodentinaria en 2 cuadrantes de la boca
Caries amelodentinaria en 3 cuadrantes de la boca
Caries amelodentinaria en 4 cuadrantes de la boca
Problemas pulpares en 1 cuadrante de la boca
Problemas pulpares en 2 cuadrantes de la boca
Problemas pulpares en 3 cuadrantes de la boca
Problemas pulpares en 4 cuadrantes de la boca
Ausencia de dientes en 1 cuadrante de la boca
Ausencia de dientes en 2 cuadrantes de la boca
Ausencia de dientes en 3 cuadrantes de la boca
Ausencia de dientes en 4 cuadrantes de la boca
TRATAMIENTO NECESARIO
No necesita tratamiento
Plan preventivo básico
Plan preventivo intensivo con selladores
Plan preventivo intensivo + restauración en 1 cuadrante
Plan preventivo intensivo + restauración en 2 cuadrantes
Plan preventivo intensivo + restauración en 3 cuadrantes
Plan preventivo intensivo + restauración en 4 cuadrantes
Plan preventivo intensivo + tratamiento pulpar
en 1 cuadrante + restauraciones
Plan preventivo intensivo + tratamiento pulpar
en 2 cuadrantes+ restauraciones
Plan preventivo intensivo + tratamiento pulpar
en 3 cuadrantes+ restauraciones
Plan preventivo intensivo + tratamiento pulpar
en 4 cuadrantes+ restauraciones
Plan preventivo intensivo + tratamiento pulpar + extracción
+ rehabilitación protética
Plan preventivo intensivo + tratamiento pulpar + extracción
+ rehabilitación protética en 2 cuadrantes
Plan preventivo intensivo + tratamiento pulpar + extracción
+ rehabilitación protética en 3 cuadrantes
Plan preventivo intensivo + tratamiento pulpar + extracción
+ rehabilitación protética en 4 cuadrantes
VALOR DEL
ÍNDICE
00
01
02
03
04
05
06
07
08
09
10
11
12
13
14
Fig. 1:
Comunas analizadas.
S. Piovano, N. Bordoni, R. Doño, y col.
Estado dentario en niños, adolescentes y adultos de la Ciudad de Buenos Aires
37
Revista de la Facultad de Odontología (UBA) • Año 2008 • Vol. 23 • Nº 54/55
El análisis estadístico consistió en el cálculo de medi-
das de tendencia central y de dispersión, para las varia-
bles continuas. En el caso de las variables categóricas,
se obtuvieron las frecuencias para cada categoría y el
porcentaje correspondiente.
RESULTADOS
Las Figuras 2 y 3 muestran el promedio de los indi-
ces ceod, ceos y sus componentes correspondientes a
848 niños/as de 2 a 5 años. La media del componente c
del ceod alcanzó a 4,58±0,14 dientes afectados y al
considerar las superficies afectadas (cs del ceos) fue de
8,11±0,30.
A la edad de 2 años los niños presentaron 3,5 superfi-
cies dentarias cariadas y, a los 5 años, 10 superficies. En
ese grupo etario el 22,4% estaba libre de caries. A los 5
años el componente cd fue de 5,46±0,21 dientes afecta-
dos y el cs alcanzó a 10,04±0,5 (Fig. 4).
Las Figuras 5 y 6 muestran el ceod, el ceos, el CPOD,
el CPOS y sus componentes en niños/as de 6 a 11 años
de edad. La media del componente cd fue de 2,53±0,10;
el promedio del componente cariado en dientes perma-
nentes fue de 1,45±0,06. A los 6 años el componente de
dientes primarios cariados (cd) fue superior a 3 y a los
Fig. 2:
Ceod y sus componentes 2 a 5 años (4,2±0,7). n: 848.
Fig. 3:
Ceos y sus componentes 2 a 5 años (4,2±0,7). n: 848.
Fig. 4:
Ceod y sus componentes en niños de 5 años. n: 382.
Fig. 5:
Ceod, ceos CPOD, CPOS y sus componentes
en niños de 6 a 11 años (8,08±1,53). n:773.
Fig. 6:
Componente c y C en niños de 6 a 11 años
(8,08±1,5). n:773.
Fig. 7:
CPOD, ceod y sus componente en niños
de 12 a 14 años (12,4±0,7). n:228
Estado dentario en niños, adolescentes y adultos de la Ciudad de Buenos Aires
S. Piovano, N. Bordoni, R. Doño, y col.
38
Revista de la Facultad de Odontología (UBA) • Año 2008 • Vol. 23 • Nº 54/55
11 años disminuyó el componente c y aumentó el com-
ponente C.
La Figura 7 muestra el ceod, ceos, CPOD, CPOS y el
componente c y C en niños de 12 a 14 años. El CPOD
fue de 5,96±0,25 y ceod 1,37±0,18. El promedio del
CPOS y ceos alcanzó a 9,14±0,535 y 3,06±0,552 respec-
tivamente (Fig. 8).
A los 12 años se registró una media del CPOD de
5,66±0,29 (Fig. 9). El 5,7% de los niños/as presentaron
un CPOD igual a 0 y el 27,8% registraron un CPOD
igual o menor a 3. La distribución de frecuencia del
CPOD se muestra en Figura 10.
En el grupo de adolescentes y adultos jóvenes entre 15
a 24 años de edad, el componente C fue de 4,32±0,30 y
el promedio de piezas perdidas fue 1,29±0,19. Las
superficies cariadas (Cs) alcanzaron un promedio de
7,48±0,75 y de 6,25±0,99 superficies perdidas (Ps). El
18,5% de los/as adolescentes estaban libres de caries
(Fig. 11).
La Figura 12 muestra los componentes Cd, el Cs, Pd y
Ps en adultos entre 25 a 44 años. La media del compo-
nente Cd alcanzó a 4,72±0,30 y el componente Pd, a
7,14±0,63. El 11,9% de los adultos tenían por lo menos
una caries y el 21,4% entre 8 y 22 dientes cariados. En el
15,9% no se registraron dientes perdidos y el 41,3%
entre 8 a 21 piezas dentarias perdidas (Fig. 13).
El Índice de necesidad de tratamiento de caries dental
(INTC) registrado en los/as 789 niños/as se muestra en
la Figura 14. En el 56,9% de los niños/as se observó un
índice igual o superior a 7. Solamente el 14,1% de los
niños requerían punidamente tratamiento preventivo
básico (valores 01 y 02 del INTC).
Fig. 8:
CPOS, ceos y sus componente en niños
de 12 a 14 años (12,4±0,7). n:228.
Fig. 9:
CPOD, CPOS, Componente C, Cs, P, Ps, O y Os
en niños de 12 años. n: 158.
Fig. 10:
CPOD en niños de 12 años. n: 158.
Fig. 11:
Componente C, Cs, P y Ps en adolescentes y adultos
jóvenes entre 15 a 24 años (18,2±2,5). n: 168.
S. Piovano, N. Bordoni, R. Doño, y col.
Estado dentario en niños, adolescentes y adultos de la Ciudad de Buenos Aires
39
Revista de la Facultad de Odontología (UBA) • Año 2008 • Vol. 23 • Nº 54/55
DISCUSIÓN
La caries dental es una enfermedad preve-
nible y controlable pero, aún con todos los
recursos disponibles, sigue siendo la enfer-
medad crónica más común en la niñez. En
países económicamente desarrollados se
registra una polarización, de tal forma que
la mayoría de la enfermedad es padecida por
las personas con menos recursos económi-
cos, menos educación, por miembros de
minorías raciales y étnicas que constituyen
la franja poblacional más desposeída (National Institu-
tes of Health, 2001).
Los/as niños/as incluidos en este trabajo eran asisten-
tes a escuelas públicas, donde se realizaron los exáme-
nes diagnósticos. En cuanto a la cohorte de adolescen-
tes y adultos, la exploración se realizó generalmente en
los centros de salud donde acudían en demanda espon-
tánea para resolver problemas bucodentales. Los ingre-
santes al servicio fueron consultados aleatoriamente
con el propósito de integrarlos al estudio.
Los resultados obtenidos en este trabajo muestran que
el 16,5% de niños/as de 5 años no registraban caries, las
metas globales de salud bucal establecidas por la OMS y
FDI (1978) fijaban en el 50% de los/as niños/as de 5-6
años debían estar libres de caries. Los niños de 5 años
presentaron un promedio de 5,46±0,215 dientes prima-
rios cariados. Cuando se analizó el estado dentario en
niños de 2 años se observó un promedio de 2,85±0,66
piezas dentarias presentaban caries, promedio que se
incrementaba con la edad.
La prevalencia de la enfermedad oscila entre 1% al
12% en países desarrollados, y hasta un 70% en países
en vías de desarrollo (Figueiredo, 2000).
Durante la primera infancia se produce la erupción
de la dentición primaria, la colonización de las bacte-
rias sobre el diente y el inicio de las conductas de cuida-
do dental. Estas variables la convierten en una época de
vital importancia para la salud bucal futura.
El bajo nivel socioeconómico, los hábitos dietéticos,
los antecedentes médicos, la higiene bucal inadecuada
y los perfiles familiares referidos a caries dental pueden
condicionar la susceptibilidad a la enfermedad. Facto-
Fig. 12:
Componente C, Cs, P y Ps en adultos entre
25 a 44 años (33,3±5,6). n: 126.
Fig. 13:
Componente C y P en adultos entre 25 a 44 años (33,3±5,6) n: 126
Fig. 14:
Intc en niños de primer grado en las comunas 4 y 8.*
Distrito escolar 19.
Estado dentario en niños, adolescentes y adultos de la Ciudad de Buenos Aires
S. Piovano, N. Bordoni, R. Doño, y col.
40
Revista de la Facultad de Odontología (UBA) • Año 2008 • Vol. 23 • Nº 54/55
res como la baja exposición a los fluoruros, la limitada
accesibilidad a programas de salud bucodental para
determinados grupos de población, pueden estar con-
tribuyendo a incrementar el riesgo de caries (Tinanoff,
1995).
La prevalencia de caries observada en niños/as de 6 a 11
años de edad da cuenta del compromiso de la dentición
primaria y permanente afectada (Figs. 5 y 6). La magni-
tud de la caries en dentición primaria se reduce a medida
que aumenta la edad debido a la exfoliación y recambio
dentario, mientras que en la dentición permanente
aumenta con la edad. Estos resultados concuerdan con
los obtenidos por Downer (1994) que ha postulado que la
prevalencia de caries en niños constituye un indicador
sensible de la enfermedad en el futuro. Zero (2001) ha
postulado que la experiencia pasada de caries es un pre-
dictor importante para caries coronarias y radiculares.
El promedio de caries en la dentición permanente de
los/as niños/as de 12 a 14 años alcanzó a 4,95±0,23 dien-
tes afectados mientras que a los 12 años fue de
4,87±0,27. En ambos casos se registró un escaso compo-
nente de dientes obturados (promedio del componente
O: 0,73±0,09 y 0,53±0,09 respectivamente) (Figs. 7 y 9).
El índice CPOD es empleado por los organismos
internacionales para el seguimiento de la enfermedad
en los diferentes países y resulta útil para realizar estu-
dios comparados dado su disponibilidad, facilidad de
medición y fiabilidad en las comparaciones. De acuerdo
con el nivel de piezas dentarias cariadas, perdidas u
obturadas se estableciò una categorización para definir
el perfil de caries de los grupos poblacionales a los 12
años: Estas categorías son las siguientes:
Emergente: definida por un CPOD-12 mayor de 5 y
la ausencia de un programa nacional de fluorura-
ción de la sal y/o el agua.
De crecimiento: definida por un CPOD-12 con valo-
res entre 3 y 5 y la ausencia de un programa nacio-
nal de fluoruración de la sal y/o el agua.
De consolidación: definida por un CPOD-12 con
valores menores de 3 y la existencia de un programa
nacional de fluoruración de la sal y/o el agua.
La edad de 12 años guarda especial importancia debido
a que generalmente es la edad en que se concluye la edu-
cación primaria y en la mayoría de países es el último
año en el que puede obtenerse una muestra confiable a
través del sistema escolar. Los 12 años han sido escogi-
dos como edad clave para el monitoreo global de caries
en las comparaciones internacionales y para establecer
las tendencias de la enfermedad. (OMS, 1997). De acuer-
do con esa clasificación, los/as niños/as de 12 años anali-
zados en este trabajo se incluirían en el grupo emergente,
con un CPOD de 5,66±0,29 que los coloca distantes de
las metas globales de salud bucal planteadas para ser
alcanzadas en el año 2000 (OMS, 1978).
Los resultados surgidos de las investigaciones regiona-
les condujeron a la implantación de un programa de gran
alcance de fluoruración de la sal y el agua en la región de
las Américas (CDC. 1999, 2001; Irigoyen, Sánchez-Hino-
Cuadro 2: Clasificación de la salud bucodental,
alrededor de 1996
Emergente
CPOD > 5
9 países
Belice
El Salvador
Guatemala
Haití
Honduras
Nicaragua
Paraguay
Perú
República
Dominicana
De crecimiento
CPOD 3-5
15 países
Argentina
Brasil
Bolivia
Chile
Colombia
Costa Rica
Ecuador
México
Suriname
Trinidad y Tobago
Uruguay
Venezuela
Panamá
Puerto Rico
Perú
De consolidación
CPOD < 3
8 países
Bahamas
Bermuda
Canadá
Cuba
Dominica
Estados Unidos
de América
Guyana
Jamaica
Fuente: OPS, 1997.
Cuadro 3: Clasificación de la salud bucodental,
alrededor de 2005
Emergente
CPOD> 5
2 países
Guatemala
Santa Lucía
De crecimiento
CPOD 3-5
7 países
Argentina
Bolivia
Chile
Honduras
Panamá
Paraguay
República
Dominicana
De consolidación
CPOD < 3
29 países
Anguila
Araba
Estados Unidos
de América
Bahamas
Granada
Barbados
Guyana
Belice
Haití
Bermuda
Islas Caimán
Brasil
Islas Turcas y Caicos
Canadá
Jamaica
Colombia
México
Costa Rica
Nicaragua
Cuba Perú
Curazao
Surinam
Dominica
Trinidad y Tobago
Ecuador
Uruguay
El Salvador
Venezuela
Fuente: OPS, 2006.
S. Piovano, N. Bordoni, R. Doño, y col.
Estado dentario en niños, adolescentes y adultos de la Ciudad de Buenos Aires
41
Revista de la Facultad de Odontología (UBA) • Año 2008 • Vol. 23 • Nº 54/55
josa, 2000; Marthaler 2000; McDonagh et al., 2000;
OMS.1994, 2003; OMS, FDI, IADR, 2006; OMS, 2007;
Weeks et al., 1993). Este plan exige estudios nacionales
de referencia (encuestas para evaluar el CPOD, la exposi-
ción a los fluoruros, el análisis de costo-beneficio, exis-
tencia de los sistemas de vigilancia epidemiológica para la
fluoruración, la transferencia de tecnología y evaluación
de programas nacionales). Durante el último decenio, la
direccionalidad de la cooperación técnica de la Oficina
Panamericana de la Salud/OMS estuvo centrada en intro-
ducir políticas eficaces y mejores indicadores de la situa-
ción en los países con mayores niveles de enfermedades y
falta de políticas de prevención. Se están estableciendo
programas de fluoruración en más de 25 países y actual-
mente más de 350 millones de personas tienen acceso a
esos programas en las Américas. Se proyecta que en el año
2010 la cifra de las personas con acceso a dichos progra-
mas alcance a 430 millones (OPS, OMS, 2006).
El documento elaborado por OPS-OMS en el año
2006 presenta como meta fundamental reducir la
carga de morbilidad de diversos padecimientos buco-
dentales para el año 2015. Los objetivos propuestos en
este plan para aprovechar las mejores prácticas aplica-
das en los programas de fluoruración durante el últi-
mo decenio son:
reducir el índice de dientes cariados, perdidos y
obturados a los 12 años,
mejorar la evaluación y el tratamiento de otros pro-
blemas de salud bucodental en la región,
aumentar el acceso individual a los servicios de
salud bucodental, y
ampliar el impacto de la intervención mediante el
uso de tecnologías sencillas con buena relación
costo-efectividad.
Los objetivos se pueden conseguir aplicando alianzas
estratégicas firmes entre los sectores privados y públi-
cos de la salud bucodental (OPS-OMS, 2006).
El progreso de los países en el índice CPOD, como se
observa en los Cuadros 2 y 3 redujo la caries a entre 35
y 85% (OPS-OMS, 2006).
La Ciudad Autónoma de Buenos Aires no cuenta con
medidas de prevención masivas tales como la fluorura-
ción del agua o de la sal.
En este trabajo los/as adolescentes y adultos jóvenes
(15 a 24 años) registraron un promedio del componen-
te C de 4,32±0,30 y de 1,29±0,19 de dientes perdidos,
mientras que en adultos entre 25 a 44 años el compo-
nente C alcanzó a 4,72±0,30 y los dientes perdidos a
7,14±0,63 (Figs. 11 y 12).
El CPOD promedio en ambos grupos fue de
7,88±0,41 y 14,79±0,68 respectivamente. La escasa
resolución expresada por el bajo número de obturacio-
nes y el aumento significativo de piezas perdidas en el
grupo de mayor edad demuestra que concurren tardía-
mente a los servicios de salud y solicitan o le ofrecen las
resolución por vía de las exodoncias. Las principales
barreras que impiden el acceso a la atención de salud
bucodental equitativa son,
falta de congruencia entre la evidencia científica y
la toma de decisiones político-sanitarias;
la escasa adherencia a las políticas y las leyes que
promueven acciones saludables, cuando existen;
el costo de la atención dental;
la falta de conciencia sobre la importancia de la
salud bucodental;
el acceso desigual a los servicios de atención de salud
bucodental, especialmente de los grupos vulnerables;
factores culturales, de género y otros factores sociales, y
la calidad deficiente de la atención de salud bucodental.
Al analizar el Índice de necesidad de tratamiento de
caries dental en el grupo de niños de primer grado asis-
tentes a escuelas de las Comunas 4 y 8, dependientes del
Ministerio de Educación del Gobierno de la Ciudad
Autónoma de Buenos Aires se observó un índice igual o
superior a 7 en el 56,9% de los escolares (Fig. 14),
hecho que pone al descubierto la cantidad de recursos
requeridos para devolverles la salud. El presente estudio
sirve como fundamento necesario para planear las dife-
rentes estrategias destinadas a mejorar el estado bucal
de los/as niños/as de la CABA, hecho promovido por loa
organismos internacionales como estrategia adecuada
para el seguimiento de las condiciones del estado bucal
de la población. El desarrollo de políticas, proyectos sos-
tenibles, buenas prácticas y asignación de recursos des-
tinados a reducir la carga de morbilidad relacionada con
el deficiente estado dentario de los grupos vulnerables
de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires deberá susten-
tarse con fuertes componentes de promoción y preven-
ción. La integración de las instituciones, Ministerios de
Salud, Facultades de Odontología, ONGs y sector priva-
do constituye la transferencia de conocimientos, infor-
mación y modelos de mejores prácticas factible por
medio de redes (OMS, FDI, IADR, 2006).
En el contexto socioeconómico, político, cultural e
ideológico en el que las políticas globales de salud evo-
lucionan debe responderse con acciones locales perti-
nentes para la población de la Ciudad Autónoma de
Buenos Aires. Respuestas equitativas y efectivas ten-
dientes a lograr cambios estables en la salud de las
poblaciones resultan del interjuego de actores académi-
cos y políticos en los escenarios cambiantes del mundo
de hoy. La Facultad de Odontología de la Universidad
de Buenos Aires atiende a este desafío.
CONCLUSIÓN
La muestra de niños, adolescentes y adultos residen-
tes en seis comunas de la CABA la caries dental alcanzó
valores elevados en cuanto a frecuencia y severidad,
hecho atribuible a la falta de programas sistemáticos de
promoción de salud y prevención específica.
42
Revista de la Facultad de Odontología (UBA) • Año 2008 • Vol. 23 • Nº 54/55
BIBLIOGRAFÍA
1. Bordoni N, Squassi A. Programas preventivos. En Odontología
Preventiva. PRECONC. PALTEX/ OPS/OMS. Buenos Aires, Argen-
tina, 1999.
2. CDC. Centers for Disease Control and Prevention. Achieve-
ments in Public Health, 1900-1999: Fluoridation of drinking
water to prevent dental caries. Morbidity and Mortality Weekly
Report 1999; 48:933-940.
3. CDC. Centers for Disease Control and Prevention Recommen-
dations for using fluoride to prevent and control dental caries in
the United States. Centers for Disease Control and Prevention.
MMWR Recomm Rep. 2001; 50(RR-14):1-42.
4. Diehnelt DE, Kiyak HA. Socioeconomic factors that affect
international caries levels. Community Dent. Oral Epidemiol.
2001; 29:226-233.
5. Downer MC. Caries prevalence in the United Kingdom. Int
Dent J. 1994; 44:365-370.
6. FDI - OMS - IADR. Declaración de principios de la FDI. Obje-
tivos Globales para la Salud Bucodental. 2003.
http://www.fdiworldental.org/federation/assets/statements/spanis
h/Planificacion/Objectivos_globales.pdfhttp://www.fdiworldental
.org/federation/assets/statements/spanish/Planificacion/Obje
ctivos_globales.pdf
7. Figueiredo MC, Castro CMA de, Michel JA, Sampaio MS, She-
rer SC. Clínica para bebés. Rev. AAON. 2000; 29(4):20-22.
8. Hobdell M, Petersen PE, Clarkson J Johnson N. Global goals
for oral health 2020. Int Dent J. 2003; 53:285-288.
9. International Caries Detection and Assessment System Coordi-
nating Committee. Rationale and Evidence for the International
Caries Detection and Assessment System (ICDAS II) 2005; 1-44.
http://www.dundee.ac.uk/dhsru/docs/Rationale%20and%20Evide
nce%20ICDAS%20II%20September%2011.doc
10. Irigoyen ME, Sánchez-Hinojosa G. Changes in dental caries
prevalence in 12-year-old students in the state of Mexico after 9
years of salt fluoridation. Caries Res. 2000; 34:303-307.
11. Ismail AI, Sohn W, Tellez M, Amaya A, Sen A, Hasson H, Pitts
NB. The International Caries Detection and Assessment System
(ICDAS): an integrated system for measuring dental caries. Com-
munity Dent Oral Epidemiol. 2007; 35(3):170-178.
12. Klein H, Palmer CE, Knutson JW. Studies on dental caries. I.
Dental status and dental needs of elementary school children.
Public Health Reporter. 1938; 53:751-765.
13. Marthaler TM. Salt fluoridation in Europe, comparisons with
Latin America. Geertman RM. Salt 2000, 8th World Salt Sympo-
sium. Amsterdam, Elsevier Science. 2000; 2:1021-1025.
14. McDonagh MS, Whiting PF, Wilson PM, Sutton AJ, Chestnutt
I, Cooper J, Misso K, Bradley M, Treasure E, Kleijnen J. Systema-
tic review of water fluoridation. British Medical J. 2000; 321
(7265):855-859.
15. National Institutes of Health Conclusiones de la conferencia de
consenso y desarrollo del National Institutes of Health. Manejo y diag-
nóstico de la caries dental a lo largo de la vida. 26 18 (1):1-36, 2001.
http://www.odontologiapreventiva.com/NIH consensus.PDF
16. OMS. Alma-Ata. “Atención Primaria de Salud”. OMS-UNICEF.
Ginebra, 1978.
17. OMS. Encuestas de Salud Bucodental. Métodos Básicos.
4a.edición. Organización Mundial de la Salud, Ginebra 1997.
http://www.whocollab.odont.lu.se/index.html
18. OMS. Technical reports related to fluoride use for dental
health: WHO Technical Reports n 846 (1994) / 916, 2003.
19. OMS, FDI, IADR. Consulta Global sobre la Salud Bucodental
mediante el Fluoruro. Ginebra (Suiza)/Ferney-Voltaire (Francia),
17-19 de Noviembre de 2006.
http://www.fdiworldental.org/public_health/assets/Fluoride_Con
sultation/Fluoride_Declaration_SP.pdf
20. OMS. Salud bucodental: plan de acción para la promoción y la
prevención integrada de la morbilidad. Resoluciones de la Asamblea
Mundial de la Salud relacionadas con el fluoruro. WHA60.17, 2007.
21. OPS. Salud oral. Organización Panamericana de la Salud.
CD40/20. 1997.
http://www.paho.org/Spanish/gov/cd/doc259.pdf
22. OPS. La salud en las Américas. Vol. I y II. Organización Pan-
americana de la Salud. 2002.
http:// www.paho.org/spanish/topicslist.htm
23. OPS-OMS. Propuesta de plan regional decenal sobre salud
bucodental. CE138/14 (Esp.), 31 mayo 2006.
24. PAHO.Pan American Health Organization: Oral Health;
Health in the Americas. Vol I. Washington, DC, Pan American
Health Organization, 2002; pp 191-194, 198-199, 209-210.
25. Peres MA, Dias de Oliveira Latorre MR, Sheiham A, Glazer
Peres K, Barros FC, Gonzales Hernandez P, Nunes Maas AM,
Romano AR, Gomes Victora C. Social and biological early life
influences on severity of dental caries in children aged 6 years
Community Dent. Oral Epidemiol. 2005; 33(1):53-63.
26. Petersen P. The world oral health report 2003: continuous
improvement of oral health in the 21st century – the approach of
the WHO Global Oral Health Programme. Community Dent Oral
Epidemiol. 2003; 31 (Suppl. 1): 3-23.
27. Quiñonez RB, Keels MA, Vann WF, Mclver FT, Heller K,
Whitt JK. Early childhood caries: Analysis of psicosocial and
biological factors in a high-risk population. Caries Res. 2001;
35:376-383.
28. Sheiham A. Dietary effects on dental diseases. Public Health
Nutr. 2001 Apr;4(2B):569-91. Review. PMID: 11683551 [Pub-
Med - indexed for MEDLINE]
29. Tinanoff N. Dental caries risk assessment and prevention.
Dent Clin. North Am. 1995; 39(4):709-719.
30. Wagstaff A. Pobreza y desigualdades en el sector de la salud.
Rev Panam Salud Publica.2002; [online]. 11(5):316-326.
Disponible en <http://www.scielosp.org/scielo.php
31. Weeks KJ, Milsom KM, Lennon MA. Enamel defects in 4- to
5- year-old children in fluoridated and non-fluoridated parts
ofCheshire, UK. Caries Res. 1993; 27:317-320.
32. Zero D, Fontana M, Lennon AM. Clinical applications and
outcomes of using indicators of risk in caries management. J
Dent Educ 2001; 65:1126-32.
PARTICIPANTES
Examinadores:
Gabriela E. Alvaredo, Carlos A. Capuano,
María A. Capurro, Cristina Cinque, Cristina B. Culacciati,
Juan P. Farkas Cantonnet, Carlos R. Fernández,
Néstor Furci, Laura C. Giampietro,
Narda J. Gómez Gutiérrez, Alejandra V. González,
Julia A. Grasan, Paula K. Guz, María V. Iglesias,
Diana L. Kalmus, María Lombardo,
Luz M. Maquera Zamalloa, Carla I. Masoli,
Silvia A. Medici, Fabiana B. Negrini, Paula Palazzo,
Cristina Panizzi, Andrés Rama, Leandro F. Ramos,
Glenda N. Rossi, Lidia Szapowalo, Mariana M. Toral,
Carlos A. Willems
Ayudantes:
Melina Bellano, Marcela Díaz, Clara Fernández,
Javier Hermanoff, Nicolás Magnau, Alfredo Menna,
Fernando Servio, Sebastián Torrez, Silvia Vallejos
Colaboradores:
Hebe Bellagamba, Lía Pereyra, Shirley Valente,
Alicia Hochstetter, Virginia Croatto*, Jazmin Barrientos*
* Convenio de Asistencia Técnica entre Ministerio de Educación Gobierno
de CABA y Facultad de Odontología, Universidad de Buenos Aires
Estado dentario en niños, adolescentes y adultos de la Ciudad de Buenos Aires
S. Piovano, N. Bordoni, R. Doño, y col.
... Dental caries is one of the most prevalent chronic diseases globally, affecting people throughout their lifetime 21 . Today, its distribution and severity vary among different regions, and its onset is strongly associated with environmental, sociocultural, economic, and behavioral factors [22][23][24] . The epidemiological profile of dental caries differs significantly between central and developing countries. ...
... However, variables that identify complex social issues such as poverty provide a perspective from which to analyze heterogeneity within the homogeneity of countries. In Argentina, Piovano et al. 22 studied the magnitude of dental caries, establishing the treatment needs in a sample of 2917 children, adolescents, and adults. Kassebaum et al. 23 conducted a worldwide systematic review and meta-regression using epidemiological data on untreated caries and subsequent estimates of internally consistent prevalence and incidence. ...
Article
Full-text available
The objective of this study was to establish the correlation between an index for caries treatment needs and an index for caries lesions detection and evaluation. A cross-sectional study was performed on three samples of children aged 3 (n = 302), 5 (n = 183), and 11-14 years old (n = 60), attending early childhood centers and schools in the cities of Avellaneda, Rio Grande, and Buenos Aires. Dental caries treatment needs were estimated on every child through the Caries Treatment Needs Index (CTNI) for programming resources allocation. Also, a diagnosis of dental caries was made according to ICDAS II criteria. After the diagnostic procedures, a dental care program was developed. The ICDAS II variable was operationalized by grouping the codes into four categories: G1: code 0; G2: code 1-2; G3: code 3; G4: code 4-5-6. Measures of central tendency and dispersion were calculated for both variables, and the correlation was calculated using the Spearman coefficient. Results revealed that in the group of 3-year-old children, a significant correlation was observed in G1 (rho =-0.822); G2 (rho = 0.330); G3 (rho = 0.509) and G4 (rho = 0.710) between both indexes. For the group of 5-year-old children, a significant correlation was observed in G1 (rho =-0.821); G2 (rho = 0.260); G3 (rho = 0.344) and G4 (rho = 0.840). In the group of children 11-14 years of age, a significant correlation was observed in G1 (rho =-0.692); G3 (rho = 0.437) and G4 (rho = 0.764). The indices analyzed in this study (CTNI and ICDAS II) show reasonable equivalence for use in clinical and epidemiological studies based on the statistical analysis. RESUMEN El objetivo de este estudio fue establecer la correlación entre un índice de necesidad de tratamiento de caries y un índice para la detección y evaluación de lesiones de caries. Se realizó un estudio de corte transversal en tres muestras de niños de 3 años (n = 302), 5 años (n = 183) y 11-14 años (n = 60), que asistían a centros y escuelas de primera infancia en las ciudades de Avel-laneda, Rio Grande y Buenos Aires. Las necesidades de trata-miento de caries dentales se estimaron en cada niño a través del Índice de Necesidad de Tratamiento de Caries (INTC) para la asignación de recursos de programación. Además, se realizó un diagnóstico de caries dental según los criterios de la ICDAS II. Después de los procedimientos de diagnóstico, se desarrolló un programa de atención odontológica. La variable ICDAS II se operacionalizó agrupando los códigos en cuatro categorías: G1: código 0; G2: código 1-2; G3: código 3; G4: código 4-5-6. Se calcularon medidas de tendencia central y dispersión para ambas variables y la correlación se calculó mediante el coefici-ente de Spearman. Los resultados revelaron que en el grupo de niños de 3 años se observó una correlación significativa en G1 (rho =-0,822); G2 (rho = 0,330); G3 (rho = 0,509) y G4 (rho = 0,710) entre ambos índices. Para el grupo de niños de 5 años se observó una correlación significativa en G1 (rho =-0,821); G2 (rho = 0,260); G3 (rho = 0,344) y G4 (rho = 0,840). En el grupo de niños de 11 a 14 años se observó una correlación significativa en G1 (rho =-0,692); G3 (rho = 0,437) y G4 (rho = 0,764). Los índices analizados en este estudio (INTC e IC-DAS II) muestran una equivalencia razonable para su uso en estudios clínicos y epidemiológicos, basado en el análisis es-tadístico realizado. Palabras clave: caries dental-epidemiología-Argentina-niños-estudio de validación. Comparación entre índices para el diagnóstico y orientación del tratamiento de caries dental 290 Acta Odontol. Latinoam. 2021
... Dental caries is one of the most prevalent chronic diseases globally, affecting people throughout their lifetime 21 . Today, its distribution and severity vary among different regions, and its onset is strongly associated with environmental, sociocultural, economic, and behavioral factors [22][23][24] . The epidemiological profile of dental caries differs significantly between central and developing countries. ...
... However, variables that identify complex social issues such as poverty provide a perspective from which to analyze heterogeneity within the homogeneity of countries. In Argentina, Piovano et al. 22 studied the magnitude of dental caries, establishing the treatment needs in a sample of 2917 children, adolescents, and adults. Kassebaum et al. 23 conducted a worldwide systematic review and meta-regression using epidemiological data on untreated caries and subsequent estimates of internally consistent prevalence and incidence. ...
Article
Full-text available
The objective of this study was to establish the correlation between an index for caries treatment needs and an index for caries lesions detection and evaluation. A cross-sectional study was performed on three samples of children aged 3 (n = 302), 5 (n = 183), and 11-14 years old (n = 60), attending early childhood centers and schools in the cities of Avellaneda, Rio Grande, and Buenos Aires. Dental caries treatment needs were estimated on every child through the Caries Treatment Needs Index (CTNI) for programming resources allocation. Also, a diagnosis of dental caries was made according to ICDAS II criteria. After the diagnostic procedures, a dental care program was developed. The ICDAS II variable was operationalized by grouping the codes into four categories: G1: code 0; G2: code 1-2; G3: code 3; G4: code 4-5-6. Measures of central tendency and dispersion were calculated for both variables, and the correlation was calculated using the Spearman coefficient. Results revealed that in the group of 3-year-old children, a significant correlation was observed in G1 (rho = -0.822); G2 (rho = 0.330); G3 (rho = 0.509) and G4 (rho = 0.710) between both indexes. For the group of 5-year-old children, a significant correlation was observed in G1 (rho = -0.821); G2 (rho = 0.260); G3 (rho = 0.344) and G4 (rho = 0.840). In the group of children 11-14 years of age, a significant correlation was observed in G1 (rho = -0.692); G3 (rho = 0.437) and G4 (rho = 0.764). The indices analyzed in this study (CTNI and ICDAS II) show reasonable equivalence for use in clinical and epidemiological studies based on the statistical analysis.
... Si se considera que la salud es un "estado de completo bienestar físico, mental y social y no solo la ausencia de enfermedad" (15) y que la salud bucodental es parte de la salud integral, entonces casi la totalidad de pobladores no goza de buena salud. Datos similares se han encontrado en México con índices de CPOD superiores a 4 (16,17) en Brasil se han encontrado datos entre 2,9 a 5,4; (18) Argentina datos superiores a 7. (19) En el presente estudio se encontró mayor severidad de enfermedad periodontal en los varones y mayores porcentajes de caries dental en mujeres. Hallazgos consistentes con los encontrados por García-Cortés y otros (17) y Pontigo-Loyola y otros. ...
Article
Full-text available
Introducción. Las intervenciones comunitarias permiten promover la salud y prevenir enfermedades en el poblador. Objetivo. Describir los diagnósticos y tratamientos realizados por estudiantes de odontología en el Campamento Universitario Multidisciplinario de Investigación y Servicio. Métodos. Se diseñó un estudio epidemiológico, con el enfoque cuantitativo en el distrito de San Pablo de Pillao, provincia Huánuco, Perú. Participaron docentes y estudiantes de la Facultad de Medicina, Humana, Odontología, Nutrición y Psicología. De un total de 250 asistentes a las sesiones, 95 adultos fueron atendidos en la consulta odontológica. Se realizaron sesiones educativas referidas a “anemia y desnutrición”, “enfermedades diarreicas”, “infecciones respiratorias”, “alcoholismo y violencia”, “crecimiento y desarrollo”, “lactancia materna” y “salud bucal", así como una campaña de diagnóstico y tratamiento de efecciones bucodentales. Se utilizó el programa Excel para el análisis de datos. Resultados. Se atendieron 95 pobladores adultos. El 6,3 % correspondió a edéntulos totales y el 40 % a edéntulos parciales. De los dentados, el 97,3 % presentó caries dental con un promedio de índice CPOD (suma de los dientes cariados + dientes perdidos + dientes obturados, en la dentición pemanente) de 2,08 ± 1,56. Con respecto al estado periodontal, el 38,9 % presentó inflamación gingival severa. En los adultos se realizó 35 restauraciones, 28 exodoncia y 8 ajustes de prótesis. En adultos y niños se realizaron fluorizaciones y cinco actividades educativas de promoción de la salud. Conclusiones. La presencia de caries y enfermedad gingival fue altamente prevalente; las principales actividades terapéuticas realizadas en el campamento fueron las restauraciones y exodoncia.
... respecto de la proporción de escolares de 12 años libres de caries fue del 13,8% con un rango de 0 a 27% según localidad. Piovano et al. (29) reportaron en una población de igual edad, concurrentes a escuelas de la ciudad Autónoma de Buenos Aires (Distritos escolares 19, 21, 4 y 5) un valor para este indicador del 5,7%, semejante a Avellaneda centro y Wilde (4,1 y 6,3% respectivamente), situadas en distritos con alta densidad de hogares vulnerables (30) . el índice de vulnerabilidad social (iVS) es un índice ponderado que asigna a cada hogar un puntaje en función de su condición frente a un conjunto de características. ...
Article
Full-text available
Diferentes organismos internacionales han planteado la necesidad de un análisis de las condiciones de cada población para la identificación de los grupos e individuos de riesgo como estrategia operacional en la búsqueda de una mayor equidad, eficacia y eficiencia del sistema de salud. El objetivo de este trabajo fue identificar diferenciales en los perfiles de caries dental en la población escolar del partido de Avellaneda (provincia de Buenos Aires, Argentina) y su asociación con variables de protección social. En 2014, se realizó un estudio analítico observacional de corte transversal sobre una muestra de 656 escolares de 12 años de 40 escuelas públicas de los ocho distritos del partido (universo = 3580 individuos distribuidos en 70 escuelas). El estado dentario de los escolares de 12 años en las localidades evaluadas mostró una distribución desigual, se identificaron subconjuntos poblacionales con elevada prevalencia, morbilidad y severidad de caries, que requieren focalización de las intervenciones sanitarias. Se observó asociación entre enfermedad desatendida y carencia de protección social.
Article
Full-text available
Article
Full-text available
Objetivos: Comparar la edad de primera consulta y la frecuencia de caries temprana de la infancia entre los pacientes que demandan atención en un servicio público arancelado y los que lo hacen en consultorios odontopediátricos privados en la misma zona geográfica. Material y Métodos: Diseño observacional retrospectivo. Fueron evaluadas todas las Historias Clínicas de los pacientes que concurrieron por primera vez a la Cátedra Odontología Integral Niños (G1) y a 2 consultorios privados (G2) durante el periodo enero-diciembre 2015. (Kappa > 0.83). De los menores de 6 años, los registros de edad de primera consulta, sexo y ceos fueron ingresados a una base de datos Excel para la obtención de los resultados expresados en porcentajes, medias y desvío estándar. Las comparaciones se realizaron utilizando ANOVA y Chi cuadrado. Resultados: La muestra total se conformó con 973 niños en G1 y 488 en G2, de 9,3±3,8 y 4,9±3 años respectivamente (p=0,000). Los menores de 6 años representaron el 16% (G1m) y 63,5% (G2m) (p=0,000). La edad fue de 51±14 y 39,5±13 meses (p=0,000); masculinos: 54,8% y 52,9% (p=0,41), ceos = 17,4±15,4 (12,5% ceos= 0) y = 0,45±1,6 (85,8% ceos=0) (p=0.000) y la frecuencia de caries temprana de la infancia fue de 87,5% (IC 79,5-93,2) y 2,26% (IC 0,90-4,60) (p= 0,000) para G1m y G2m respectivamente. Conclusiones: En el servicio público arancelado la consulta se realiza mayormente en forma tardía y los que la realizan a edades tempranas presentan severos índices de patología. Los pacientes con cobertura de salud demandan atención a edades tempranas con criterio preventivo.
Article
Full-text available
El propósito del presente artículo es analizar parte de la situación de salud bucal en Argentina. Un estado federal descentralizado, conformado por veinticuatro jurisdicciones con autonomía política, veintitrés provincias y una ciudad autónoma. La caries dental afecta a más de la mitad de la población y es la patología más frecuente en los niños en edad escolar. El CPOD promedio a los 12 años es de 5,11. Cada año se confirman 3000 nuevos casos de cáncer bucal. La Dirección Nacional de Salud Bucodental se reconoce como rectora de las acciones referentes al componente bucal de la salud e implementa los siguientes programas: Programa Nacional de Cáncer Bucal, Programa Nacional de Rehabilitación Bucodental y Programa de Prevención y Asistencia Primaria Bucodental. Centrados en fortalecer el primer nivel de atención con un modelo de capacidad resolutiva con equipos transdisciplinarios, desarrollar un sistema de monitoreo y unificar el registro clínico odontológico con consentimiento del paciente.
Article
Full-text available
RESUMEN El Streptococcus mutans es el agente causal de la caries dental, los agentes antimicrobianos utilizados en los dentífricos han desarrollado medidas específicas de control. El objetivo fue evaluar mediante pruebas microbiológicas la efectividad de dentífricos, que contienen agentes antimicrobianos xilitol, con arginina frente a la cepa de Streptococcus mutans comprobando la presencia de halos de inhibición. Los dentífricos utilizados Colgate Total 12 triclosan y Neutrazucar (Con arginina), fueron diluidos (1:2, 1:4 y 1:8) con agua destilada estéril. Se analizaron 6 muestras, obteniendo el mismo resultado. Encontramos que el agente antimicrobiano con mayor poder de inhibición frente al Streptococcus mutans es el triclosan. Según nuestra experimentación la pasta con Arginina basados en sus estudios tendría mayor efecto sobre la hipersensibilidad dentinaria al menos no presento un efecto contra Streptococcus mutans basados en nuestro ensayo. ABSTRACT Streptococcus mutans is the causative agent of dental caries; the antimicrobial agents used in dentifrices have developed specific measures of control. The Objective it was evaluate, through microbiological tests, the effectiveness of dentifrices, containing xylitol antimicrobial agents, with arginine against the strain of Streptococcus mutans, checking for the presence of inhibition halos. Colgate Total 12 triclosan and Neutrazucar (with arginine) dentifrices were diluted (1: 2, 1: 4 and 1: 8) with sterile distilled water. Six samples were analyzed, obtaining the same result.
Article
Full-text available
El objetivo fue de conocer la relación entre conocimientos sobre caries dental e higiene oral de los padres o tutores entre el Índice IHOS y el índice CPOD en los pacientes adolescentes con discapacidad intelectual atendidos en el servicio de Odontoestomatología del Hospital Hermilio Valdizán (Hospital Psiquiátrico en Lima Perú), en el periodo de Abril - Octubre del 2015. Material y Método: Se realizó un estudio de tipo descriptivo, transversal y observacional. La muestra fue de 167 adolescentes. Además se registró datos socios demográficos, donde se evaluó edad del padre o tutor, grado de instrucción del padre o tutor distrito donde reside, edad del adolescente, grado de instrucción del adolescente y diagnóstico de discapacidad mental. Se elaboró un instrumento conocimientos sobre caries dental e higiene oral validado por juicio de expertos, índice CPOD e Índice IHOs Resultados: El 61.08% eran de sexo masculino, mientras el 38.92% era femenino. El mayor rango de edad de los padres y tutores era 40-50 años, mientras en los adolescentes 15 años. Se encontró un CPOD de 7.5 y un índice IHOS de regular con 56.29%. El 22.75% tenía problemas de depresión, el 20.97% trastornos hípercinéticos, el 19.76%. Conclusiones: La discapacidad intelectual en cualquiera que sea, influye en la higiene oral y la aparición de caries dental. El conocimiento sobre la caries dental no influye en la aparición de las mismas, sin embargo el conocimiento sobre higiene oral influye significativamente sobre la aparición de problemas gingivo periodontales.
Article
Full-text available
La pobreza y la mala salud son fenómenos interrelacionados. Los países pobres tienden a presentar peores resultados sanitarios que los más pudientes, y dentro de cada país las personas pobres tienen más problemas de salud que las acomodadas. Esta asociación refleja una relación de causalidad que funciona en los dos sentidos: la pobreza genera mala salud, y la mala salud hace que los pobres sigan siendo pobres. En este artículo se examinan las pruebas disponibles respecto a las desigualdades sanitarias entre las personas pobres y las que no lo son, así como respecto a las repercusiones que en forma de empobrecimiento y desigualdad de ingresos pueden tener los gastos en atención de salud. Se hace una exposición sucinta de los actuales conocimientos sobre las causas de las desigualdades y sobre la eficacia de las políticas destinadas a combatirlas, y se señala que es demasiado poco lo que se sabe acerca de los efectos de esas políticas, pese a las abundantes técnicas de medición disponibles y a los muchos datos obtenidos sobre la magnitud y las causas de las desigualdades.
Article
Full-text available
Although dental caries in preschool children has declined in the past 20 years, the decrease is not observed equally across all populations. Considerable benefit could be achieved if the children at high risk could be identified before lesions develop. The best predictors of dental caries in preschool children are previous caries history, especially nursing bottle caries, and the salivary mutans streptococci levels. Other caries risk factors include inadequate oral hygiene practices, deficient fluoride exposure, low socioeconomic status, and familial caries patterns. Children at high caries risk should be considered for more intensive home fluoride programs, such as brushing the child's teeth with a pea-size amount of either 0.4% SnF2 or 1.1% NaF gels. Frequent professional fluoride treatments can be substituted if there is poor compliance with home programs. There is little documentation that dietary modification and plaque control and sealant programs are cost-effective measures for preventing caries in preschool children.
Article
Full-text available
To review the safety and efficacy of fluoridation of drinking water. Search of 25 electronic databases and world wide web. Relevant journals hand searched; further information requested from authors. Inclusion criteria were a predefined hierarchy of evidence and objectives. Study validity was assessed with checklists. Two reviewers independently screened sources, extracted data, and assessed validity. Decayed, missing, and filled primary/permanent teeth. Proportion of children without caries. Measure of effect was the difference in change in prevalence of caries from baseline to final examination in fluoridated compared with control areas. For potential adverse effects, all outcomes reported were used. 214 studies were included. The quality of studies was low to moderate. Water fluoridation was associated with an increased proportion of children without caries and a reduction in the number of teeth affected by caries. The range (median) of mean differences in the proportion of children without caries was -5.0% to 64% (14.6%). The range (median) of mean change in decayed, missing, and filled primary/permanent teeth was 0.5 to 4.4 (2.25) teeth. A dose-dependent increase in dental fluorosis was found. At a fluoride level of 1 ppm an estimated 12.5% (95% confidence interval 7.0% to 21.5%) of exposed people would have fluorosis that they would find aesthetically concerning. The evidence of a beneficial reduction in caries should be considered together with the increased prevalence of dental fluorosis. There was no clear evidence of other potential adverse effects.
Article
Many reports on a caries-preventive effect of fluoride when added to salt for human consumption have been published. Under favorable conditions, the cariostatic effectiveness is equivalent to that of water fluoridation which was, and under certain condition still is, the classical method of preventing caries in entire populations. In Switzerland, fluoridation of domestic salt began in 1955 and was extented to the entire country in 1983. France adopted this method of caries prevention in 1986. In 1987 Costa Rica and Jamaica introduced it on a national level. Since then, many Latin American countries have introduced salt fluoridation on a national basis whereas in European countries, while sale of the caries-protective salt has been authorized, policies to cover the entire population have been lacking. This discrepancy is thought to be due to the success, in Europe, of fluoride-containing dentifrices in reducing the levels of dental caries and and to lack of consistent public health policies. Addition of fluoride to salt is an important preventive measure but it does not have the potential of eliminating caries whereas salt iodization can in fact eliminate iodine deficiency diseases completely, a results which has been obtained in several countries.
Article
Since 1973, national surveys of dental caries in children, one series directed decennially by the Office of Population Censuses and Surveys and another, using analogous methods, coordinated regionally on a regular basis by the British Association for the Study of Community Dentistry, have produced a comprehensive record of trends in caries experience of children in England and Wales. Between 1973 and 1993 a decline in caries experience of 55 per cent in deciduous teeth of 5-year-old children, 75 per cent in permanent teeth of 12-year-old, and 74 per cent in 14-year-old children, was documented. However, the most recent surveys, carried out since the end of the 1980s, suggest that caries levels have now levelled out and may even have started to rise in younger children while in adolescents the rate of decline has slowed substantially. Possible explanations for these trends are discussed. The national data conceal wide disparities between different regions of the country and a notable worsening in the caries experience of children in lower socio-economic groups. In order to consolidate the gains of the last 20 years and safeguard the future dental health of both children and adults, implementing population preventive methods such as water fluoridation should be vigorously pursued.
Article
The aim of this study was to compare the prevalence of developmental defects of enamel in the deciduous dentition of 4- to 5-year-old children residing in fluoridated (1 ppmF) and non-fluoridated (less than 0.2 ppmF) communities in Cheshire, UK. The significant difference in the prevalence of developmental defects of enamel between the two communities was accounted for by the higher prevalence of diffuse opacities in fluoridated Nantwich (29%), than in non-fluoridated Northwich (14%). The results also showed that when controlling for the age at which parents claimed toothbrushing commenced, the children in fluoridated Nantwich still had significantly more diffuse defects than the children in Northwich.
Article
The purpose of this study was to describe the dental caries experience in 12-year-old students in the State of Mexico and to detect changes after 9 years of salt fluoridation (1988-1997). The 1987 WHO dental caries criteria were used in both surveys. The population studied encompassed 2,275 12-year-old students in 1988, and 1,138 in 1997. The proportion of 'caries-free' children was 10. 3% in the first survey and 27.7% in the second one. The mean DMFT index was 4.39 (SD 2.9) in 1988 and 2.47 (SD 2.4) in 1997, the confidence interval of the differences between DMFT means was [95% CI 1.73, 2.11]; the caries reduction detected was 43.7%. The Unmet Restorative Index was 82.3% in 1988 and 72.8% in 1997. The results of the present study indicate that the oral health status of State of Mexico students has improved during the last decade; however, there is still a need for further caries reduction and an increment in access to dental treatment.