ArticlePDF Available

La representación de la epidemiología de la caries en el mundo a través de mapas

Authors:

Abstract

RESUMEN El objetivo del artículo es realizar un análisis histórico y desde los estudios sociales de la ciencia sobre cómo se construyó la representación de las tendencias epidemiológicas de caries en el mundo y el papel que desempeñan los mapas en dicha representación. Con-cluye con una descripción de los mapas epidemiológicos acerca de caries dental que ha producido la Organización Mundial de la Salud, descripción que contrasta con el discurso que acompaña dicha representación. PALABRAS CLAVE Caries dental, epidemiología de la caries, historia de la odontología, representaciones, mapas.
41
Univ Odontol. 2012 Ene-Jun; 31(66): 41-50. ISSN 0120-4319
DOSSIER ODONTOLOGÍA Y SOCIEDAD
Este artículo fue elaborado en el marco
del proyecto Mapa epidemiológico de
la prevalencia de caries dental a nivel
mundial, desarrollado en la Facultad de
Odontología de la Universidad El Bosque
(Bogotá, Colombia) y dirigido por Gloria
Inés Lafaurie. Hace parte de la línea de
investigación sobre caries del grupo
Fhiscis de la Facultad de Odontología de
la Universidad El Bosque.
CÓMO CITAR ESTE ARTÍCULO
Duque C, Mora II. La representación de la
epidemiología de la caries en el mundo
a través de mapas. Univ Odontol. 2012
Ene-Jun; 31(66): 41-50.
Recibido para publicación: 29-01-2012
Recibido con correcciones: 11-04-2011
Aceptado para publicación: 20-04-2012
Disponible en http://www.javeriana.edu.
co/universitasodontologica
RESUMEN
El objetivo del artículo es realizar un análisis histórico y desde los estudios sociales de la
ciencia sobre cómo se construyó la representación de las tendencias epidemiológicas de
caries en el mundo y el papel que desempeñan los mapas en dicha representación. Con-
cluye con una descripción de los mapas epidemiológicos acerca de caries dental que ha
producido la Organización Mundial de la Salud, descripción que contrasta con el discurso
que acompaña dicha representación.
PALABRAS CLAVE
Caries dental, epidemiología de la caries, historia de la odontología, representaciones,
mapas.
ÁREAS TEMÁTICAS
Epidemiología descriptiva, enfermedades dentales, epidemiología de la caries, epidemio-
logía espacial.
ABSTRACT
The purpose of this paper is to analyze, from historical and sociology of science standpoints,
the development of representations of epidemiological trends of dental caries worldwide
-
gical maps of caries that have been published by World Health Organization and an analysis
of the discourse that goes along with those representations.
KEY WORDS
Dental caries, caries epidemiology, history of dentistry, representation, maps.
THEMATIC FIELDS
Descriptive epidemiology, dental diseases, caries epidemiology, spacial epidemiology.
La representación de la epidemiología
de la caries en el mundo a través de mapas
Representation of Dental Caries Epidemiology
Worldwide through Maps
Camilo Duque Naranjo
Odontólogo, Pontificia
Universidad Javeriana, Bogotá,
Colombia. Candidato a Maestría
en Historia, Universidad
Nacional de Colombia. Líder
del Grupo Fhiscis, Facultad de
Odontología, Universidad El
Bosque, Bogotá, Colombia.
Íngrid Isabel Mora Díaz
Odonloga, especialista en
Periodoncia, Universidad El
Bosque, Bogotá, Colombia.
Candidata a Maestría en
Bioestadística.
42
Duque C, Mora II.
Univ Odontol. 2012 Ene-Jun; 31(66) 41-50. ISSN 0120-4319
INTRODUCCIÓN
La Organización Mundial de la Salud (OMS) es el
organismo internacional rector de la salud pública.
Su papel histórico y su participación en las políticas

década de los sesenta, la salud oral entró decidida-
mente en el marco de sus preocupaciones. A partir de

de vigilancia epidemiológica y levantado o promovi-
do el levantamiento de información epidemiológica
para desarrollar políticas públicas relacionadas con
la salud oral. Debido al problema que representa la
gran difusión de la caries dental y las implicaciones
económicas que tiene, este ha sido uno de los blancos
de sus acciones.
Con la creación de centros de información o , e n
términos de Bruno Latour, centros de cálculo ( 1 ) y

monopolizó la información sobre la epidemiología de
la caries en el mundo. Estos centros de información
se han convertido en el referente obligado para los
distintos estudios sobre la prevalencia de la caries (2);
pero fue mediante una serie de mapas que logró crear
  
que ha sido el desarrollo de la caries en el mundo en
los últimos treinta años o las tendencias epidemioló-
gicas que ha mostrado.
A partir de estos datos y de los mapas, se creó la ima-
gen de un descenso vertiginoso de la prevalencia de
caries en el mundo; pero especialmente en los países
desarrollados, por la implementación de políticas y
planes exitosos de promoción y prevención en salud
oral. La envergadura de esta entidad, las ambiciones
del proyecto de recopilación de datos, la infraestruc-
tura, la capacidad económica y la imagen que proyec-
ta la OMS han creado un aura de su autoridad como
referente del desarrollo epidemiológico de la caries
que resulta muy difícil de controvertir.
Este artículo pretende mostrar cómo se construyó
la representación de las tendencias epidemiológicas
de caries en el mundo y, especialmente, qué papel
tienen los mapas sobre distribución de la caries en
el mundo en dicha construcción, en la estructura de
dicho imaginario. Está compuesto por tres partes:
unos antecedentes respecto a cómo se gestó la idea
de construir una imagen mundial acerca de la distri-
bución de la caries en el mundo, seguido del análisis
histórico sobre las estrategias que se desarrollaron
 
de los mapas que representan la imagen en contraste
con el discurso que los acompañan.
ANTECEDENTES DE UNA “IMAGEN MUNDIAL”
SOBRE LA CARIES DENTAL
Representar la distribución de la caries dental en
poblaciones no es un propósito reciente. Las preocu-
paciones de Émile Magitot en Francia, en el siglo XIX,
por hacer un mapa epidemiológico de la caries de
acuerdo con los climas de las diferentes regiones son
un antecedente para ilustrarlo (3); pero, al margen de
esa serie de este tipo de iniciativas, es posible decir que
la institucionalización de la representación mundial de
la situación de salud oral con relación a la caries dental
se puede ubicar en la segunda mitad de la década de
los sesenta del siglo XX (4). La contingencia particular
que va a permitir este desarrollo es la creación de la
Unidad de Salud Oral de la OMS.
No obstante, se concreta en dos eventos que se pue-
den ubicar históricamente. El primero es un proceso

que se sustenta dicha representación y el segundo
-
dos de este proceso, en 1969. Respecto al primer
evento, señala David E. Barmes, en un documento

programa mundial relevante en salud oral no podía
ser desarrollado sin el conocimiento de los índices y
tendencias de la enfermedad. Ello debía traducirse,
literalmente, en una “imagen mundial” sobre el pro-
blema de la caries.
Hay que preguntarse cómo se legitima un proyecto
de semejante envergadura y cómo se hace efectivo,
porque es evidente que, frente a la caries, existía en el
momento una imagen más o menos desarrollada y se
percibía como un fenómeno de enorme impacto en las
sociedades modernas. El desarrollo de la caries como
epidemia se asociaba con la Revolución Industrial.
La respuesta a cómo se legitima dicho proyecto po-
dría ser elemental si se tiene en cuenta que quién
respalda dicha propuesta es una organización de la
proyección internacional de la OMS, mediante la cual
los gobiernos de los países miembro se proponen
regular y promover los aspectos relacionados con la
salud de sus pueblos. Pero entonces habría bastado
una directriz para que los Estados miembro, mediante
sus agencias especializadas (ministerios o dependen-

Univ Odontol. 2012 Ene-Jun; 31(66): 41-50. ISSN 0120-4319
Epidemiología de la caries en mapas
43
facultades de odontología) informaran sobre la salud
oral de su población.
El proyecto no pretende solo recopilar la información

-
rativos de su acción regulen los métodos, sino, como
el mismo Barmes lo indica, se trata de crear una
imagen, una imagen que desde que surge es profun-
damente interesada. Una imagen que sirva de base
para iniciar programas relevantes de salud oral, como
señalaba Barmes en la introducción de su artículo (5).
La estrategia parece ser clara y efectiva: hay que
investir esta decisión política de un manto cientí-
     
     
     
desarrollados (6-8). Además, se están esgrimiendo
como mecanismo de cooptación de esa porción de la

desarrollar un proyecto para preparar una serie de ma-
-
gía dental y para recolectar información generada por

embargo, como señalan Pakhomov y Bratthall a partir
de las notas del mismo Barmes, desde la dirección
de M. Chaves se había procurado establecer méto-
dos de estudio estandarizados que fueran simples y
costo-efectivos (8). Es decir, la imagen mundial debe

del observar; un “ver orientado” (9). La OMS, un comité
técnico de dicho organismo, determinará entonces
qué hay que ver y cómo se debe ver. Y esta imagen
compleja y abstracta desde el punto de vista técnico
alcanza la mejor concreción en la creación de la serie
de mapas epidemiológicos.
LA CONSTRUCCIÓN DE UNA REPRESENTACIÓN
DE LA CARIES DENTAL POR LA OMS
El hilo discursivo de Barmes, en el artículo que se
ha venido mencionando, lentamente va erigiendo la
imagen sobre el problema de caries en el mundo (5).
De hecho, este artículo, escrito en la década de los
ochenta, refuerza la construcción de dicha imagen
(que tuvo una enorme difusión), se reproduce en di-
ferentes contextos y numerosas ocasiones y general-
mente se acepta de manera acrítica. Pero deshilando
este discurso, ya desde un comienzo, desde su misma
construcción, empiezan a aparecer inconsistencias
considerables, lo que podría llevar a sugerir otra ma-
nera de representar el problema, admitiendo de entra-
da que tampoco estará exenta de interés.
Recapitulemos algunos hechos. En 1965 se creó la
iniciativa en la OMS de generar una información global
sobre las tendencias del problema de caries dental
como base de un programa de salud oral relevante.
Esta iniciativa comienza con la elaboración de unos
manuales que estandarizaran los métodos epidemio-
lógicos para evaluar la caries dental o que tienen

OMS publicó un “informe de un Comité de Expertos en

de enfermedades y alteraciones dentales”, aunque
advierte que “no representa necesariamente el criterio
ni la política” de la organización. Pero solo cuando
han transcurrido cuatro años, en 1969 (de manera

...la información básica para caries dental fue
mapeada y arrojó dimensiones aritméticas so-
bre la impresión existente de que la extensión
de la enfermedad era destructiva en extremo
para poblaciones en los países altamente in-
dustrializados y de lejos, menos intensa, pero
probablemente incrementando en severidad
en los países en desarrollo (5)
En esta línea discursiva, la estandarización de una
    
una percepción existente sobre el problema de la ca-
ries dental. Efectivamente, aparece un mapa de 1969,
pero algunos rasgos del discurso que acompañan
dicha representación, incluso la tímida insinuación
de Barmes respecto a que la caries era un fenómeno
menos impactante para los países en desarrollo, han
desaparecido y van a ser remplazados por la idea
que en estos países se está incrementando, al menos
hasta que se implanten las políticas propuestas por la
OMS o impulsadas por ella.
Además, en dicha construcción se elabora un mapa
que tiene la denominación de mapa de prevalencia de
caries; pero sus convenciones no son sobre prevalencia
sino sobre el índice de dientes cariados, obturados y
perdidos (COPD) en niños a los doce años de edad. Cla-
ramente se trata de lo que el geógrafo británico Brian
Harley llamó el silencio en los mapas, aquello que la
gente ignora o margina (11). No hay que perder de vista
esta percepción porque será el núcleo central de la
representación del problema de la caries en el mundo.
La anterior es una representación que resume sus
intenciones y que daría sentido a las acciones de
44
Duque C, Mora II.
Univ Odontol. 2012 Ene-Jun; 31(66) 41-50. ISSN 0120-4319
la OMS, muy lejos de los pronunciamientos que la
motivaron, pero que se ajustan más a su desarrollo
burocrático. Este discurso se constituye en uno fun-
dacional. De alguna manera, con su anuncio están
coincidiendo la llegada o aparición de la OMS (de la
preocupación de la OMS por la salud oral en el mundo)
y un giro repentino en las tendencias de prevalencia de
caries, o mejor, en su representación: su descenso en
los países industrializados y el aumento en los países
en vías de desarrollo.
Es un hito fundacional porque con esta construc-
ción, con la erección de esta imagen de tendencias,
se está enterrando la percepción prevalente de una
enorme difusión del problema de caries y su aumento
con la industrialización, como señalaban numerosos
    
autorizadas en el tema (12-14). Con esta fundación se
están borrando los rastros históricos de la relación
entre la industrialización y el aumento de la prevalen-

imagen hegemónica que pretende remplazar (y lo va
a lograr de manera muy efectiva) la percepción canó-
nica sobre la distribución de la caries en el mundo. Se
erigen giros técnicos investidos del prestigio del rigor
   
de la llegada de una nueva condición o etapa en la
situación de las relaciones de entidades políticas con
el problema de la caries y, en últimas, con el resultado
de la inversión de sus tendencias en el mundo.
En ese mismo año, 1969, se estableció el Banco Mun-
dial de Datos sobre Salud Bucodental (BMDSB), “para
atender a la necesidad de información sobre el estado
de la salud bucodental y las tendencias epidemioló-
gicas, que sirviera de base para el Programa de Salud
bucodental de la OMS (ORH)” (2). Es decir, tenemos
       
normas para elaborar los estudios, un banco mundial
de datos que concentra la información y un mapa que
la representa. Los dos primeros aseguran la existencia
de la imagen que se quería proyectar. El mapa es la
concreción de dicha imagen, su vehículo de difusión.
La cartografía, como diría Jeremy Black, se convierte
en el discurso del poder (15); sin embargo, hay que
-
cialmente del discurso que la acompaña.
El discurso es el que le da la dinámica y la intención
a la imagen, su “presupuesto temático o themata , e l
que le otorga un régimen especial (16). Aquí la imagen
no vale más que mil palabras. Estas condicionan u
orientan el mensaje y esconden las ambigüedades que
podrían poner las contradicciones en evidencia. Cla-
ramente se establece lo que Durand denuncia como
el corto que se produce en las civilizaciones occiden-
tales entre las informaciones (digamos las verdades)
llevadas por la imagen y las llevadas por los sistemas
de escritura (16).
    
segura, la imagen se fue completando con al menos
información inicial de más de dos terceras partes de los
países y territorios del mundo y varias series de informa-
ción de un considerable número de países” (5). La nocn
de espacio y tiempo se ha perdido. No se puede saber
si está hablando desde el presente, es decir, desde la
década de los ochenta cuando se escribió el artículo

1969 con dicha información y con el establecimiento
del BMDSB. Nos inclinamos a pensar que se trata de
lo primero. Es decir, que hacia los años ochenta, casi
veinte después de formulada esta estrategia, se tenía
información de dos terceras partes de los países, lo
-
tegia. Este es un detalle importante, porque lo que
permite poner en evidencia que la imagen ya estaba
preconstituida en el discurso era un montaje que an-
tecedía la versión de las tendencias epidemiológicas,
esto es, la imagen existía antes de la creación de las
-
dios epidemiológicos, su concentración en un banco
de datos y su representación en un mapa. Es más, la
imagen va a existir en un imaginario, en unas intencio-
nes, independiente de la realidad de la epidemiología
mundial, como vamos a sustentar.
Primero existió una imagen preconcebida y luego se

ajustado que refuerza dicha imagen e imposibilita

la imagen fue construida mucho antes de tener la
supuesta información que la sustenta y que en el
discurso inaugural de dicha imagen se antepusieron
    
como elementos fundamentales de legitimación, an-
tes que la información existente.
Pero aún más, la imagen fue construida de manera
independiente de la imagen, como veremos más ade-
lante, porque el discurso que acompaña a la imagen

en los mapas, ni mucho menos lo que no representa,
a pesar de su anuncio “la prevalencia de caries”. No


Univ Odontol. 2012 Ene-Jun; 31(66): 41-50. ISSN 0120-4319
Epidemiología de la caries en mapas
45
tal que los diferentes investigadores que publican
resultados de estudios epidemiológicos sobre caries
dental en diferentes países del mundo la reproducen
-
ra muy discreta y tangencial cuando los resultados de

De esta manera, a los cinco años de este primer
mapeo, en 1974, para Barmes “era claro que el incre-
mento de la prevalencia de caries en los países en de-
sarrollo estaba cambiando el contraste principal entre
países en desarrollo y países industrializados. Para
1978 era igualmente claro que la tendencia opuesta
en los países altamente industrializados estaba arro-
jando un cambio fundamental en la imagen global” (5).
Efectivamente, se ha construido una imagen clara
del problema epidemiológico de la caries dental en el
mundo con enormes implicaciones sociales y con una

desciende vertiginosamente y en los países en vías
de desarrollo, en cambio, aumenta; es lo que sintetiza
esta imagen. Pero no es igualmente claro de dónde se
formó dicha imagen, con qué información o a partir de
qué análisis; en cambio, es claro que esta imagen per-
siste en la mayoría de los estudios epidemiológicos.
¿Habrá un trasfondo político en esta construcción, en
la construcción de esta imagen? ¿Hay que industria-
lizarse para reducir la caries?, o en su defecto, dado
que esto es muy complejo, ¿deben los países en vías
de desarrollo (no industrializados) recibir cooperación
-
lizados que han reducido la caries? ¿Hay que tener
determinado modelo económico (economía de mer-
cado) para reducir la caries? Había que refundar este
-
mes, en la estadística, para derrumbar la imagen que
se tenía, según la cual la caries dental había surgido
como pandemia con la revolución industrial, es decir,
que la caries era una enfermedad de la modernidad.
Quizás estamos ante la presencia de este hito fun-
dacional, que busca derrumbar una imagen inconve-
niente y dolorosa para el desarrollo, para la indus-
trialización. Un peso con el que ha tenido que cargar
la economía de mercado y un grupo de intereses
económicos. Una carga que hay que derrumbar para
poder proyectar el desarrollo, llevarlo a los países
“más necesitados”.
No obstante, hay un hecho más que apenas hemos
mencionado, un rasgo muy sutil pero muy importante

pesar de que Barmes viene hablando de la construc-
ción del mapa, en términos de prevalencia, esta última
no aparece mapeada por ninguna parte. Los mapas
existentes para 1969 son de COPD y no de prevalencia.
Los mapas que se van a construir adelante serán de
COPD y no de prevalencia. De hecho, se puede saber,
por las principales fuentes disponibles, qué es lo que
ha pasado con la prevalencia y no se sabrá porque, a
pesar de que los estudios se enuncian como estudios
de prevalencia, en todos se privilegia la represen-
tación del COPD; la prevalencia en muchos de ellos
apenas aparece, y en otros siquiera está representada.
Una cosa es el descenso en la caries dental y otra
muy distinta el descenso en la prevalencia de caries
dental. Hay que señalar de manera enfática que el
COPD no indica la prevalencia. ¿Por qué, si se aborta
la prevalencia como forma de representación técnica
del problema de caries y se remplaza por el indicador
COP, persiste en el discurso el privilegio de la preva-
lencia? ¿Será por el prestigio técnico-metodológico
que tiene en epidemiología? Lo cierto es que es un
rasgo ya muy natural de los investigadores de la
“epidemiología dental” hablar de COP en el lugar de
la prevalencia, o hablar de prevalencia en términos
        
anteriores. La prevalencia no es la prevalencia. Pero,
como en el anterior caso, cumple bien a los intereses
de la imagen.
IMÁGENES DE LA CARIES EN EL MUNDO
La percepción de las imágenes, más que una condi-

         
misma dirección con intereses sociales, personales
y de mercado. Todos quieren ver la reducción de la
caries y su desaparición del mundo moderno. Esta re-
ducción es una especie de “estatus simbólico”, como
diría Durand. Es lo que nos proponemos desmontar
en las siguientes descripciones que contrastan de
manera muy evidente con el discurso que, de manera
hegemónica, acompaña a estos mapas.
Mapa de la prevalencia de la caries dental
(1969)
El mapa 1 fue publicado en un informe de la Unidad
de Salud Bucodental de la OMS para celebrar el Día
Mundial de la Salud, el 7 de abril de 1994. El informe

uso de los medios informativos”.
46
Duque C, Mora II.
Univ Odontol. 2012 Ene-Jun; 31(66) 41-50. ISSN 0120-4319


Fuente: este mapa fue realizado por Camilo Camargo de la Universidad El Bosque, quien asignó colores a las convenciones originales.
El mapa fue publicado inicialmente en blanco y negro, y forma parte del Documento de la Unidad de Salud Bucodental de la OMS, del
7 de abril de 1994, referencia DMS94.2.
(gris oscuro en el original) están Estados Unidos,
Rusia, España, Italia, Perú, Ecuador, Venezuela, Chile,
Paraguay y Uruguay. En los niveles bajo y muy bajo
se encuentra la mayoría de países de África y Asia.
La información base de la construcción de los mapas
pertenece a un Banco Mundial de datos Bucodentales
que fue auspiciado inicialmente por la OMS y que,

catálogo de bancos de datos de las Naciones Uni-
das”. El mapa está publicado en el capítulo titulado
“Enfermedades bucodentales: es mejor prevenir que
curar”, bajo el subtítulo “La caries dental en el mundo:
situación caracterizada por grandes contrastes”.
Este mapa es importante porque, como se anotó, es la

en el mundo. El mapa aparece publicado en esta fecha
conmemorativa de 1994, esto es, a pesar de ser un
mapa construido con información anterior a 1969, es
construido en 1994. Se desconoce si hubo una publi-
La imagen original, además del mapa en blanco y
negro, contiene dentro del mismo marco un título a
manera de encabezado que se destaca y cuyo texto
dispuesto en dos líneas reza: “Prevalencia de caries
dental a los 12 años de edad. Datos hasta 1969”.
A primera vista, el mapa original (se incluye aquí la

extremos: blanco, que corresponde al índice de COPD
muy bajo, y negro, que corresponde al nivel muy alto.
Los tonos grises y negros dominan la imagen del mapa
y abarcan Norteamérica, la mayoría de los países de
Europa, la mayor parte de Suramérica y Oceanía. Los
tonos blancos se presentan especialmente en África
(que domina el centro del mapa), Asia, Centroamérica
y, como islas en el continente suramericano, Bolivia y
las Guayanas.
Los países que están en la escala con el nivel muy alto
son Canadá, Brasil, Argentina, Australia, Nueva Zelan-
dia, los países de la península escandinava, Polonia,
Hungría, Singapur y Malasia. En el nivel intermedio
Univ Odontol. 2012 Ene-Jun; 31(66): 41-50. ISSN 0120-4319
Epidemiología de la caries en mapas
47
cación anterior de esta información. Aquí se da con
claridad lo que Didi-Huberman denomina montajes de
tiempos heterogéneos (17).
De esta manera, el mapa constituye el punto de parti-
da para la representación de las tendencias de caries
en el mundo, representación que ya está presente en
el artículo que lo contiene, va a tener una enorme di-

de las últimas dos décadas. En palabras de Hiroshi
Nakajima, director general de la OMS en 1994:
En la mayoría de los países desarrollados se
ha realizado un progreso notable en el cam-
po de la salud bucodental con programas de
prevención que ponen en relieve el uso óptimo

alimentación sanos. No obstante, la situación
está comenzando a deteriorarse en muchos
países en desarrollo, donde las enfermedades
bucodentales están difundiéndose. (18)
En el texto que contiene los mapas, por su parte, se
señala que:
Durante los 20 años siguientes [a la publica-
ción del mapa] se observó una tendencia des-
cendente, y a veces una caída espectacular,
en la prevalencia de la caries en prácticamente
todos los países industrializados. En los países
en desarrollo se observa una tendencia ge-
neral ascendente de la prevalencia de caries,
excepto en los países donde se han iniciado
programas de prevención. (19)
-
-
liza en el discurso. El mapa contiene una promesa de
desarrollo, de éxito. El discurso termina articulando
la imagen a esta promesa de desarrollo y la ajusta a la
manera en que el observador debe ver la imagen. En el
mapa no existe una convención para países con au-
sencia de información, lo cual es muy poco probable

En el informe se señala la existencia de una recomen-
dación por parte de la OMS para realizar estudios
quinquenales, y que claramente no se cumple para
casi ningún país. Al mismo tiempo informa que desde
1969 se realizaron mapas anuales. La pregunta es, si
difícilmente hay un acumulado de información para
realizar un mapa mundial para 1969, si en el presente
contados países cuentan con información epidemio-
lógica anual, ¿cómo puede construirse un mapa anual
con información tan fragmentaria y esporádica?
Otro aspecto interesante es que el mapa se enuncia
como uno de prevalencia de caries en escolares de
doce años de edad, mientras que la representación

técnico que pasa inadvertido, o en otros términos que
se ha naturalizado, resulta completamente esencial
y problemático. Siendo un mapa de prevalencia, no
representa de manera alguna la distribución mundial
de la prevalencia, ni es posible deducirla de esta re-

Mapa de la prevalencia de la caries dental
(1993)
El mapa 2 tiene las mismas características del primero
y fue publicado en el mismo informe que el anterior,
pero representa la información epidemiológica con
“Datos hasta 1993”. Es decir, este mapa constituye
la piedra angular sobre la cual se habría construido
el discurso que se ha enunciado tantas veces y que
proyecta las tendencias de caries en el mundo, al
anunciar un descenso vertiginoso de la caries en los
países desarrollados y una tendencia al aumento en
los países en desarrollo.
Se hace aquí una descripción del mapa de la misma
manera que se realizó para el mapa de 1969. En este
mapa se ve una reducción de la caries en Canadá y
Estados Unidos y un aumento de varios niveles (de
muy bajo a alto y muy alto) en la mayoría de países
de Centroamérica. En Sudamérica se ve una situación
estable en Colombia, Venezuela y Brasil; un aumento
de un nivel en Ecuador, Surinam, Chile, Paraguay y
Perú; una verdadera transición epidemiológica desde
un nivel muy bajo a u n o muy alto en Bolivia, y una
disminución de un nivel en Argentina.

los países de la península escandinava; pero se apre-
cia una situación estable en la mayoría de territorio
(donde domina la Unión Soviética) y un aumento en
una gran cantidad de países como Francia, Bélgica,
los Países Bajos y Portugal. En Asia la situación se
mantiene bastante estable, a excepción de algunas
islas del sur, en las que se presenta aumento de uno
o más niveles. En África se observa un aumento de
uno o más niveles en la mayoría de países. Hay una
-
tinente australiano.
48
Duque C, Mora II.
Univ Odontol. 2012 Ene-Jun; 31(66) 41-50. ISSN 0120-4319
Después de la descripción que se acaba de realizar, cabe
preguntarse: ¿de dónde se puede inferir que la caries ha
disminuido drásticamente en los países desarrollados?
Esto es cierto para algunos países desarrollados, pero
ni siquiera para la mayoría de ellos. Por el contrario, en
muchos la caries aumentó. Se aproxima más al discur-
so el hecho de que la caries viene aumentando en los
países en desarrollo. Esto es particularmente evidente
para África y Centroamérica, pero imposible de genera-
lizar en los casos de Asia y de Sudamérica, por ejemplo.
Mapa de los niveles de caries dental (2003)

Erik Petersen (20). En comparación con los dos mapas
anteriores, este presenta algunas diferencias. La pri-
mera gran diferencia es que no incluye el título en el

prevalencia sino “Niveles de caries dental (COPd) de
los niños de doce años a nivel mundial”. Las fuentes
de la información son el Global Oral Health Data Bank, de
Ginebra, Suiza, consultado en el 2002, y el Country Area

de representación. En este mapa se utilizan colores.
Los autores del presente trabajo pueden no haber te-
nido acceso a los originales de los mapas anteriores.
La escala ya no utiliza la categoría muy alto e incluye
la categoría “sin información disponible”. Sin embargo,
son muy pocos los países que aparecen representados
en esta última categoría. Al compararlo con el mapa
de 1993, se puede señalar que hay una disminución de
un nivel en Canadá; Estados Unidos se mantiene en el
nivel bajo; hay una disminución de un nivel en varios
países de Centroamérica y en otros se mantiene la
situación. Se observa una disminución en varios paí-
ses de Suramérica hacia niveles intermedios; Bolivia
se mantiene con niveles altos, y Chile se mantiene
en un nivel intermedio (moderado para el mapa del
2003). La situación de Europa se mantiene igual en
la mayoría de países, baja un nivel en los países más
occidentales, península Ibérica, Francia, Bélgica, los
Países Bajos e Italia. La situación no es muy diferente a
la de 1993, a excepción de la reducción de la gravedad
en los países que tenían índices más altos.


Fuente: este mapa fue realizado por Camilo Camargo de la Universidad El Bosque, quien asignó colores a las convenciones originales.
El mapa fue publicado inicialmente en blanco y negro, y forma parte del Documento de la Unidad de Salud Bucodental de la OMS, del
7 de abril de 1994, referencia DMS94.2.
Univ Odontol. 2012 Ene-Jun; 31(66): 41-50. ISSN 0120-4319
Epidemiología de la caries en mapas
49



anteriores a partir del original: Petersen PE. Continuous improvement of oral health in the 21st century. The approach of the WHO Global
Oral Health Programme. OMS. Documento WHO 03.176; 2003.
en la interpretación de la realidad de la caries dental en el
mundo y la imaginería que se construye a partir de estos
mapas y que genera una distancia entre la situación de
caries en los diferentes países, o lo que podría ser esta
situación, y lo que estos organismos internacionales re-
presentan. Hay que advertir que el índice COPD a los doce
años tiene un alcance relativamente bajo, porque mide la
gravedad de la caries en niños que tienen hace poco sus
dientes en boca y, por lo tanto, han estado poco expues-
tos a los riesgos de contraer la enfermedad. Entonces, lo
único que hace la representación de la caries en niños de
doce años es desenfocar el punto de atención.
Las imágenes que se han construido sobre la caries, los

distorsionados. Este imaginario, como diría Jean-Jaques
Wunenburger en el prólogo al texto de Gilbert Durand, lo ha
construido un conjunto de imágenes mentales y visuales,
organizadas entre ellas por una narración mítica, por la cual
la sociedad ha organizado y expresado simbólicamente sus
valores existenciales y su interpretación del mundo frente
a un desafío impuesto por el tiempo, el dolor y la muerte
y, agregaríamos, por sus deseos y esperanzas (21).
Los resultados aquí descritos contrastan con el título
del informe: Continuo mejoramiento de la salud oral
en el siglo XXI, en tanto que el discurso es amplia-
mente expuesto.
DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES
Habría que anotar que, independiente de la corres-
pondencia entre la imagen y el discurso, el análisis y la
crítica en este trabajo se han concentrado, a pesar de la
escisión que se presenta, en la construcción imaginaria

      
campañas publicitarias de productos para el cuidado
de los dientes entre el público en general. El propósito

hizo exclusivamente a partir de una descripción de los
mapas que ha construido la OMS a través del tiempo.
Se ha resaltado, además, que los mapas se han cons-
truido sobre la historia de caries (COPD) y no sobre
la prevalencia de esta enfermedad, como rezan los
títulos de los primeros mapas. Esto tiene implicaciones
50
Duque C, Mora II.
Univ Odontol. 2012 Ene-Jun; 31(66) 41-50. ISSN 0120-4319
REFERENCIAS
1 . Latour B. Give me a laboratory and I will raise
the world. En: Knorr-Cetina K, Mulkay M. Science
observed: perspectives on the social study of
science. Londres: Sage; 1983.
2 . Nithila A, Bourgeois D, Barmes DE, Murtomaa YH.
Banco Mundial de Datos sobre Salud Bucodental
de la OMS, 1986-1996: panorámica de las en-
cuestas de salud bucodental a los 12 años de
edad. Rev Panam Salud Pública/Pan Am J Public
Health. 1998; 4(6): 411-8.
3 . Vargas Paredes G. Estudios dentales. Bogotá: Im-
prenta de la Nación; 1892.
4 . Cueto M. El valor de la salud: historia de la Orga-
nización Panamericana de la Salud [publicación
     
2004.
5 . Barmes DE. Indicators for oral health and their
implications for developing countries. Int Dent J.
1983 Mar; 33(1): 60-6.
6 . Klein H, Palmer CE, Knutson JW. Studies on den-Studies on den-
tal caries. I_ Dental status and dental needs of
elementary school children. Public Health Report.
1938 Ago; 3(53): 751-65.
7 . Klein H, Palmer CE. Dental caries in American
Indian children [Public Health Bulletin 239]. Wash-

8 . Pakhomov GN, Bratthall D. (sin título) [internet]
[citado 2006 mar]. Disponible en http://www.
whocollab.od.mah.se/expl/david.html.
9 . Fleck L. La génesis y el desarrollo de un hecho

10. Organización Mundial de la Salud. Normas para
    
dentales [serie de informes técnicos 242]. Gine-
bra: OMS; 1962.
11 . Harley JB. Cartography, ethics and social theory.
Cartographica. 1990 summer; 27(2): 1-23.
12 . Gómez Pinto V. La odontología en América Latina
y el Caribe. Actualidad Odontológica. 1989 Ene-
Jun; 10(34-35): 14-6.
13 . Corbett E, Moore WJ. The distribution of dental
caries in ancient British populations IV. The 19
th
Century. Caries Res. 1976; 10(6): 401-14.
14 . Duque C, López H. La odontología en Colombia:
historia cultura y sociedad. Bogotá: Universidad
El Bosque; 2002.
15 . Black J. Maps and politics. Chicago: University of
Chicago Press; 1997.
16 . Durand G. Lo imaginario. Barcelona: Bronce; 2000.
17 . Didi-Huberman G. Ante el tiempo: historia del arte
y anacronismo de las imágenes. Buenos Aires:
Adriana Hidalgo; 2000.
18 . Nakajima H. Mensaje del Dr. Hiroshi Nakajima,
Director General de la OMS en ocasión del Día
Mundial de la Salud. En: Documento de la Unidad
de Salud Bucodental, 7 de abril de 1994. Referen-
cia DMS94.1. Washington DC: OMS; 1994.
19 . Boca sana-vida sana: enfermedades bucoden-
tales. Es mejor prevenir que curar. En: Documento
de la Unidad de Salud Bucodental, 7 de abril de
1994. Referencia DMS94.2. Washington DC: OMS;
1994.
20. Petersen PE. The World Oral Health Report 2003:
continuous improvement of oral health in the 21st
century—the approach of the WHO Global Oral
Health Programme. Community Dent Oral Epide-
miol. 2003 Dec; 31(Suppl 1): 3-23.
21 . Wunenburger JJ. Lo imaginario de Gilbert Durand
[prólogo]. En: Durand G. Lo imaginario. Barcelona:
Bronce; 2000.
CORRESPONDENCIA
Camilo Duque Naranjo
duquecamilo@unbosque.edu.co
camilo@utopica.com
Íngrid Isabel Mora Díaz
ingrid_mora@hotmail.com
... Sidney Mintz's (1985) groundbreaking ethnographic and historical study showed how sugar as a commodity went from being a privileged and pricy food consumed only by the monarchy and the imperial elites, or because of its 'medicinal properties', to becoming a cheap and popular ingredient constitutive of people's diets around the world. Studies that inquire about changes in sugar consumption and presence of dental caries do demonstrate that the rates of this oral pathology grow hand in hand with higher patterns of sugar consumption and inadequate exposure to fluoride (Duque Naranjo & Mora Díaz, 2012). Currently, the WHO indicates that 'the burden of oral disease is particularly high for the disadvantaged and poor population groups in both developing and developed countries' (Petersen, Bourgeois, Ogawa, Estupinan-Day, & Ndiaye, 2005, p. 661). ...
... La contingencia particular que va a permitir este desarrollo es la creación de la Unidad de Salud Oral de la OMS. 3 Existe información relacionada a la prevalencia de caries dental en Ecuador correspondiente a junio del 2014, donde se encontró que en niños de 3 a 11 años de edad existe una prevalencia de 62,39% y en individuos de 12 a 19 años de edad una prevalencia de 31,28%. En Ecuador existe programa que comenzó el 2013 con miras hasta el 2017, llamado "Plan Nacional del Buen Vivir", donde interviene el Ministerio de Salud Pública y el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, siendo uno de los objetivos el levantar el perfi epidemiológico de la población. ...
Article
p style="text-align: justify;">La caries dental se describe como una secuencia de procesos de destrucción localizada en los tejidos duros del diente que evoluciona en forma progresiva e irreversible. La misma comienza en la superficie y luego avanza en profundidad. Se realizó un estudio descriptivo y transversal en adolescentes de 12 a 14 años de edad que asistieron al consultorio privado de la ciudad de Manta, durante el trimestre de enero a marzo del 2016, con vistas a identificar los factores de riesgo que favorecieron la aparición de la caries dental .La población de estudio estuvo formado por los 100 adolescentes que asistieron al consultorio. Entre los principales resultados se obtuvo que los pacientes pertenecientes al grupo III fueron los más representativos con un total de 48, para 48.0 %. El grupo de edad fue la de 12 años (52.0%). La enfermedad de mayor prevalencia fue la caries dental. Factores de riesgo presente: higiene bucal deficiente, ingestión de alimentos azucarados, experiencia anterior. Atendiendo a los resultados observados se considera necesaria una proyección futurista en relación con las actividades preventivas curativas para disminuir los factores de riesgo en la etapa de la adolescencia </p
... Sidney Mintz's (1985) groundbreaking ethnographic and historical study showed how sugar as a commodity went from being a privileged and pricy food consumed only by the monarchy and the imperial elites, or because of its 'medicinal properties', to becoming a cheap and popular ingredient constitutive of people's diets around the world. Studies that inquire about changes in sugar consumption and presence of dental caries do demonstrate that the rates of this oral pathology grow hand in hand with higher patterns of sugar consumption and inadequate exposure to fluoride (Duque Naranjo & Mora Díaz, 2012). Currently, the WHO indicates that 'the burden of oral disease is particularly high for the disadvantaged and poor population groups in both developing and developed countries' (Petersen, Bourgeois, Ogawa, Estupinan-Day, & Ndiaye, 2005, p. 661). ...
Article
Social Determination of Health (SDH)/Collective Health is a Latin American framework that sees the Marxist core concept of social class as fundamental for understanding health inequalities. In contrast to social stratification approaches, Marxist proposals seek to understand health as part of the historical transformations of capitalism’s mode of production. In this article we aim to analyze the relationship between social class and health inequalities using data from the IV Oral Health National Study in Colombia. We conducted hierarchical cluster analyses to classify the population in five class positions and three living conditions clusters, which reflect how the spheres of production and social reproduction relate to social classes in Colombia. To measure oral health we use DMFT, as well as care and treatment needs indexes. Through variance analysis models we found that people from more exploited class positions and worse living conditions have more active disease and higher treatment needs. Despite technical and conceptual challenges, we conclude that a social class analytical framework can be operationalised via the interrelated spheres of production and social reproduction, which sheds light on the relationship between health inequalities and the class structure of the capitalist system.
... Para evaluar el impacto en los desempeños de la salud bucal, se analizaron 8 indicadores pertenecientes al Test Child-OIDP, los cuales son: comer alimentos, hablar claramente, lavarse los dientes, descansar, mantener buen estado de ánimo, sonreír, contactarse con otras personas. [7][8][9] Según la organización mundial de la salud (OMS), el 99 % de la población padece de caries. 10,11 En la rama de la odontología, se establecen tres niveles con la finalidad de medir la calidad de vida relacionada con la salud: el primero, refiere a la situación de la salud bucal, el segundo, referido a los primeros impactos negativos causados por las condiciones bucales (dolor, incomodidad, limitación funcional e insatisfacción con la apariencia), el tercero, aquellos que afecta el desarrollo de las actividades diarias para las cuales se requieren una adecuado rendimiento físico, psicológico y social. ...
Article
Full-text available
Objetivo: Relacionar la caries dental y el impacto que genera en los desempeños diarios en los escolares de 6 años de edadde la parroquia Cañaribamba del cantón Cuenca, provincia del Azuay en el año 2016. Materiales y Métodos: Se realizóun estudio retrospectivo y cuantitativo en 96 escolares, mediante la recolección de datos en el programa EPI INFO (Índiceceod, Chil-OIDP), en el cual se registró los datos de las fichas epidemiológicas de la base de datos de la Universidad Católicade Cuenca. Resultados: Mediante el índice CEOD se determinó el total general de dientes cariados, extraídos y obturados,dando como resultado un total del 54% en el género masculino mientras que en el género femenino el total fue del 46 %,representando un promedio general de CEOD de 5,47 (nivel de severidad alto). Por otra parte el 67% del total de la muestrageneró impacto en su desempeño diario por la presencia de caries, y el 33% no presentó impacto a pesar de la presencia de lamisma; el desempeño con mayor impacto fue “comer alimentos” con 16% en los hombres y “contactarse con otras personas”con un 15% en las mujeres. Conclusiones: Al analizar el índice CEOD y el impacto en los desempeños diarios según el sexo,se obtuvo mayor porcentaje en el grupo masculino; recalcando que el total de la muestra de estudio no es cuantitativamenteequivalente entre ambos géneros; teniendo una relación de 1.5:1.
Article
Full-text available
Introduction: Oral diseases affect some 3.9 billion people worldwide, the most prevalent are dental caries, gingivitis, and periodontitis. Untreated dental caries lesions affect 35% of the population. Objective: To determine the level of severity of dental caries lesions in adults treated at public dental services in the cities of Asunción and Pirayú, Paraguay, in 2017. Material and Methods: Sociodemographic and clinical variables of oral health status were evaluated by means of a cross-sectional study using consecutive sampling. Two dentists were calibrated to perform the oral examination. Caries experience was evaluated using the DMF-T index. The Chi square test and Fisher's exact test were applied, with a confidence level of 95%. Results: 333 subjects with a mean age of 35 years participated in the study, 77.2% were females, and 64.0% did not have access to private health care services. The DMF-T index was 11.43 (SD=6.7); 12.6% obtained a very low level, 35.7% low level, 41.7% had a medium level, and 9.9% had a high level in the DMF-T index. The DMF-T index was significantly higher in females (p=0.001), in the age range of 50 to 59 years (p<0.001), in those who did not have access to private health services (p=0.008), in those who reported a negative self-evaluation of their oral health (p=0.04), in those with a normal molar ratio (p=0.023) and a very severe aesthetic index (p<0.001). Conclusion: The general level of severity of global caries was medium and associated with sociodemographic and clinical variables.
Article
The pathology of caries continues to be a problem in Paraguay, children under 5 years are affected by high frequency values and these values tend to increase with age and caries begin to appear earlier and earlier. In order to determine the level of caries severity according to the criteria of the World Health Organization, evidenced by the ceo-d index, children from 5 months to 3 years who attended the Pediatric Dentistry Service of the Catholic University, Guaira Campus from March to September of 2017-2018 were evaluated through a retrospective descriptive observational study of exploratory nature. The sampling was non-probabilistic of consecutive cases, and the criteria for inclusion were children with clinical records correctly prepared and in good condition. Children whose parents did not sign the informed consent and who were outpatients were not included in the sample. The results showed an average ceo-d (7/54) of 0.1, starting at 2 years (ceo-d: 0.25), increasing with age, with a value of ceo-d of 1 at 3 years, concluding that the severity of caries was very low.
Article
Full-text available
Objetivo: Comparar la prevalencia de caries dental y necesidades de tratamiento según criterios International Caries Detection and Assessment System (ICDAS) y CPO-D, en niños de 7-8 años de Centros Escolares públicos rurales pertenecientes a 16 municipios de El Salvador. Materiales y métodos: El diseño corresponde a una investigación epidemiológica descriptiva transversal realizada a partir de las historias clínicas de 420 escolares de 7 - 8 años de zonas rurales de El Salvador; el diagnóstico de caries se estableció con base en criterios ICDAS. Las variables analizadas fueron: prevalencia de caries y necesidades de tratamientos. El CPO-D/ceo-d se estableció excluyendo las fases precavitacionales de la enfermedad, se empleó T de Student para probar las diferencias de las medias entre índices y la Prueba de Levene para evaluar la igualdad de las varianzas. La significación estadística fue fijada en p <0,05. Resultados: Según ICDAS, cada niño presentó un promedio de 9.52 dientes afectados por caries y 6.24 según CPO. La diferencia encontrada entre índices es significativa en dientes permanentes y en primarios (p<0,05). Los diagnósticos según criterios ICDAS, generaron 4,269 necesidades de tratamientos curativos y 4,475 preventivos; mientras que con CPO, 2,997 tratamientos curativos y ningún preventivo. Conclusiones: ICDAS reflejó una mayor afectación por caries al considerar los estadios precavitacionales; por tanto, permite establecer una diversidad de tratamientos preventivos y de limitación del daño, que, en su mayoría, no es posible indicar con CPO.
Presentation
Full-text available
Objectives: Relate tooth decay and the impact it has on the daily performance in school children of 6 years old in Cañaribamba neighborhood, Cuenca, Azuay province in 2016. Materials and Methods: A retrospective, descriptive and quantitative study of 96 school children of both sexes by collecting data on the EPI program info (ceod index, child-OIDP) in which the epidemiological data records that are located in the database of the Catholic University of Cuenca are recorded. Results: According to the index ceod the male gender predominance with 54% while the female gender presented 46% presenting an overall average of 5.47. On the other hand it submitted that the entire sample for 96 school children, 67% had an impact on their daily performances by the presence of caries and 33% did not present any impact despite the presence of it, showing that there is relationship between tooth decay and impact, performance decree with the greatest impact was eating food with 25% in men and speak clearly with 23% in women. Conclusions: It was analyzed schoolchildren from 6 years old observing the ceod index, the impact of caries in the daily performance, concluding that the group with highest prevalence in our study was the male group, stressing that the total study sample is not quantitatively equivalent between both genders having a ratio of 1.5: 1. Keywords: Tooth decay, Quality of Life, Impact.
Chapter
Full-text available
El presente manual esta diseñado como guía para el desarrollo de la tesis en la Carrera de Odontología de la Universidad Católica de Cuenca
Article
"Cartography, Ethics and Social Theory' is a sequel to "Deconstructing the Map' (Cartographica 26/2, 1989: 1-20) and to the "Responses' to that paper (see "Commentary' Cartographica 26/3 & 4, 1989: 89-121). It is argued that the absence of a social dimension in cartographic theory has led to a neglect of social issues in the content of maps and that together these deficiencies constitute a crisis of representation. The dilemma of cartographic ethics - and the profession's response to it - is discussed in the context of the technological transformation in official topographical mapping being induced by the invention of Geographical Information Systems. A case is made for the retention of topographical maps in their present published form on the grounds that they can offer a democratic and humanistic form of geographical knowledge. -Author
Article
The distribution of caries was determined in 560 dentitions from a 19th century community (Ashton under Lyne), of which 255 were from a pre 1850 burial site (average year of death 1841) and 305 from a post 1850 site (average year of death 1876). A few years before 1850, changes in the laws governing sugar and wheat imports resulted in a rapid increase in the consumption of these commodities. The pattern of caries during this century showed a continuation of trends previously observed in the 17th century. These included increases in overall caries prevalence and in the frequency of cavities at interstitial contact areas and occlusal fissures. Both of these trends had made only moderate progress in the pre 1850 sample but had intensified greatly after 1850. Cavities at cemento enamel junctions had also increased in the 19th century but to a lesser extent than at contact areas. Broadly similar trends were found in the deciduous dentition. The close correlation between dietary changes and trends in the caries pattern is strongly suggestive of a causal relationship between the amount of refined carbohydrate consumed and the distribution as well as the overall prevalence of cavities.
Article
A review of WHO global oral data bank information demonstrated numerous examples of change, from the baseline year 1980 to 1982, towards less dental caries in developed countries and higher levels of that disease in developing countries. The changing emphasis of the indicators for the five ages or age groups specified was noted, from dental caries to all causes of tooth loss. The absence of specific indicators for disorders of the periodontium, the occlusion and the oral mucosa were cited as the main deficiencies of the set of indicators. A classification of countries into three groups according to DMF teeth at 12 years, each subdivided according to age of data, was used to suggest three collective goals based on DMF teeth levels at that age. For 5-6-year-olds it was possible only to make a tentative suggestion of two collective goals, 50 and 75 per cent caries-free. For all the indicators, except that at 12 years, the paucity of data was noted and the need emphasized to build up the data base in the global bank to give a realistic support to these indicators. The ever present need to heed the manpower implications of the existing oral disease trends and to improve planning procedures in the oral health sector was stressed.
Article
Chronic diseases and injuries are the leading health problems in all but a few parts of the world. The rapidly changing disease patterns throughout the world are closely linked to changing lifestyles, which include diets rich in sugars, widespread use of tobacco, and increased consumption of alcohol. In addition to socio-environmental determinants, oral disease is highly related to these lifestyle factors, which are risks to most chronic diseases as well as protective factors such as appropriate exposure to fluoride and good oral hygiene. Oral diseases qualify as major public health problems owing to their high prevalence and incidence in all regions of the world, and as for all diseases, the greatest burden of oral diseases is on disadvantaged and socially marginalized populations. The severe impact in terms of pain and suffering, impairment of function and effect on quality of life must also be considered. Traditional treatment of oral diseases is extremely costly in several industrialized countries, and not feasible in most low-income and middle-income countries. The WHO Global Strategy for Prevention and Control of Noncommunicable Diseases, added to the common risk factor approach is a new strategy for managing prevention and control of oral diseases. The WHO Oral Health Programme has also strengthened its work for improved oral health globally through links with other technical programmes within the Department for Noncommunicable Disease Prevention and Health Promotion. The current oral health situation and development trends at global level are described and WHO strategies and approaches for better oral health in the 21st century are outlined.
panorámica de las en-cuestas de salud bucodental a los 12 años de edad. Rev Panam Salud Pública
  • Banco Mundial
  • Salud Datos
  • Bucodental
Banco Mundial de Datos sobre Salud Bucodental de la OMS, 1986-1996: panorámica de las en-cuestas de salud bucodental a los 12 años de edad. Rev Panam Salud Pública/Pan Am J Public Health. 1998; 4(6): 411-8