ArticlePDF Available

Los Sistemas Urbanos de Drenaje Sostenible: Una Alternativa a la Gestión del Agua de Lluvia

Authors:

Abstract and Figures

RESUMEN El continuo y rápido crecimiento de nuestras ciudades, que conlleva una progresiva impermeabilización del suelo, está alterando gravemente el ciclo hidrológico natural del agua. Cada vez se necesitan colectores más grandes, más largos, y una necesidad de depurar un agua de lluvia que en su origen era limpia. La necesidad de afrontar la gestión de las aguas pluviales desde una perspectiva diferente a la convencional, que combine aspectos hidrológicos, medioambientales y sociales, está llevando a un aumento progresivo a nivel mundial del uso de Sistemas Urbanos de Drenaje Sostenible (SUDS), también conocidos como BMP's (Best Management Practices). La filosofía de los SUDS es reproducir, de la manera más fiel posible, el ciclo hidrológico natural previo a la urbanización o actuación humana. Su objetivo es minimizar los impactos del desarrollo urbanístico en cuanto a la cantidad y la calidad de la escorrentía (en origen, durante su transporte y en destino), así como maximizar la integración paisajística y el valor social y ambiental de la actuación. Esta comunicación resume las tipologías de SUDS más utilizadas a nivel mundial, señalando algunos proyectos españoles que cuentan con esta alternativa innovadora, eficiente y más sostenible de gestionar el agua de lluvia.
Content may be subject to copyright.
1
LOS SISTEMAS URBANOS DE DRENAJE SOSTENIBLE:
UNA ALTERNATIVA A LA GESTIÓN DEL AGUA DE LLUVIA.
SARA PERALES MOMPARLER(1), IGNACIO ANDRÉS-DOMÉNECH(2)
(1) PMEnginyeria, Avda. Aragón 18-1º-1, 46021 Valencia. sperales@pmenginyeria.com
(2) Dep. Ing. Hidráulica y Medio Ambiente. Universidad Politécnica de Valencia.
Edificio 4E. Cno. de Vera s/n, 46022 Valencia. igando@hma.upv.es
RESUMEN
El continuo y rápido crecimiento de nuestras ciudades, que conlleva una progresiva impermeabilización del suelo,
está alterando gravemente el ciclo hidrológico natural del agua. Cada vez se necesitan colectores más grandes, más
largos, y una necesidad de depurar un agua de lluvia que en su origen era limpia. La necesidad de afrontar la gestión
de las aguas pluviales desde una perspectiva diferente a la convencional, que combine aspectos hidrológicos,
medioambientales y sociales, está llevando a un aumento progresivo a nivel mundial del uso de Sistemas Urbanos de
Drenaje Sostenible (SUDS), también conocidos como BMP’s (Best Management Practices). La filosofía de los
SUDS es reproducir, de la manera más fiel posible, el ciclo hidrológico natural previo a la urbanización o actuación
humana. Su objetivo es minimizar los impactos del desarrollo urbanístico en cuanto a la cantidad y la calidad de la
escorrentía (en origen, durante su transporte y en destino), así como maximizar la integración paisajística y el valor
social y ambiental de la actuación. Esta comunicación resume las tipologías de SUDS más utilizadas a nivel
mundial, señalando algunos proyectos españoles que cuentan con esta alternativa innovadora, eficiente y más
sostenible de gestionar el agua de lluvia.
1. INTRODUCCIÓN
Mediante la Directiva 2000/60/CE por la que se establece un marco comunitario de actuación en
el ámbito de la política de aguas (Directiva Marco del Agua, DMA), la Unión Europea organiza
la gestión de las aguas superficiales, continentales, de transición, aguas costeras y subterráneas,
con el fin de prevenir y reducir su contaminación, fomentar su uso sostenible, proteger el medio
acuático, mejorar la situación de los ecosistemas acuáticos y paliar los efectos de las
inundaciones y de las sequías (1). Esta Directiva identifica como una de las presiones a que están
sometidas las masas de agua los vertidos de aguas residuales o aguas contaminadas, tanto
puntuales como difusas.
Con objeto de adaptarse a estas nuevas exigencias, se hace necesario un nuevo enfoque para la
gestión de las escorrentías, lo cual ha llevado al interés creciente por el uso de Sistemas Urbanos
de Drenaje Sostenible (SUDS). Éstos comprenden un amplio espectro de soluciones que
2
permiten afrontar el planeamiento, diseño y gestión de las aguas pluviales dando tanta
importancia a los aspectos medioambientales y sociales como a los hidrológicos e hidráulicos.
Los SUDS pueden utilizarse como alternativa a los sistemas de drenaje convencional o en
combinación con ellos.
El número de publicaciones referentes a cuestiones relacionadas con estas técnicas alternativas
de control de las escorrentías urbanas en tiempo de lluvia ha ido creciendo de forma notable en
los últimos años conforme ha ido evolucionando el estado del conocimiento al respecto. A modo
de ejemplo, si se buscan en la base de datos de la Isi Web of Science publicaciones con el
descriptor genérico “Best Management Practice” o “Sustainable Urban Drainage System” se
observa la evolución que han sufrido este tipo de referencias últimamente (figura 1).
0
5
10
15
20
25
1990 1992 1994 1996 1998 2000 2002 2004 2006
Año
Publicaciones
BMP SUDS
Figura 1. Publicaciones con el descriptor “Best Management Practice” y
“Sustainable Urban Drainage System” en Isi Web of Science.
Este artículo repasa en primer lugar la problemática de los sistemas convencionales de drenaje,
para presentar a continuación el enfoque alternativo para la gestión de pluviales mediante SUDS.
Posteriormente, se describen las tipologías más comunes y se analizan los criterios generales de
diseño. Por último, se describe el grado de implantación de estas técnicas en el mundo y en
España, haciendo referencia a proyectos españoles que cuentan con esta alternativa innovadora,
eficiente y más sostenible de gestionar el agua de lluvia.
2. PROBLEMÁTICA DE LOS SISTEMAS CONVENCIONALES
En el desarrollo de las infraestructuras de drenaje y saneamiento de una ciudad suelen
identificarse varias fases. En primer lugar, se tendió a canalizar y controlar las aguas residuales;
posteriormente, a encauzar las escorrentías producidas por las aguas de tormenta tendiendo a
limitar el riesgo de sufrir inundaciones. Todo ello ha dado lugar a los sistemas convencionales de
saneamiento y drenaje en las ciudades, basados en colectores cuyo objetivo primordial es
evacuar lo antes posible las escorrentías generadas en tiempo de lluvia hacia el medio receptor.
Resueltos a priori estos problemas, aparece recientemente otro, el de la calidad de las
escorrentías urbanas en tiempo de lluvia y el impacto que sus vertidos generan en el medio
receptor. En efecto, hoy en día se es plenamente consciente de que las aguas de lluvia, lejos de
ser aguas limpias, son una fuente importante de contaminación. El problema se acentúa si,
además, la red es unitaria.
3
El desarrollo urbano conlleva una serie de impactos que generan a su vez efectos negativos sobre
los medios receptores. Por una parte se generan en los sistemas convencionales problemas de
cantidad, cuando los índices de urbanización superan las planificaciones iniciales, y
consecuentemente, las infraestructuras quedan infradimensionadas, dando lugar a inundaciones.
Por otra, los problemas de calidad atañen fundamentalmente a la contaminación de los medios
receptores al recibir escorrentías urbanas contaminadas por fuentes difusas, vertidos desde
depuradoras desbordadas y descargas de sistemas unitarios.
El crecimiento de las zonas impermeables en las ciudades modifica los flujos naturales del ciclo
hidrológico, tanto desde el punto de vista cualitativo como cuantitativo. La reducción de espacios
vegetados reduce en primera instancia la intercepción natural y la evapotranspiración. El
aumento de la impermeabilidad redunda en una reducción de la infiltración. Como consecuencia
de todo ello, se generan volúmenes de escorrentía netamente mayores, y además, se aceleran los
tiempos de respuesta (figura 2), por lo que aumenta el riesgo de inundaciones.
Figura 2. Cambios inducidos por el desarrollo urbano en la transformación lluvia-escorrentía.
Las actividades humanas generan, tanto en la atmósfera como en la superficie de las cuencas
urbanas, una amplia gama de contaminantes: sedimentos, materia orgánica, nutrientes,
hidrocarburos, elementos patógenos (bacterias y virus), metales, pesticidas,… El origen de esta
contaminación corresponde a zonas muy amplias y de difícil acotación, por lo que se habla de
contaminación difusa. Durante los eventos de precipitación, la contaminación acumulada en la
superficie durante el tiempo seco es lavada y arrastrada hacia la red de colectores. Y si la red es
unitaria (como ocurre en la mayoría de los sistemas españoles), a lo anterior hay que añadir el
efecto del lavado de los sedimentos que durante el tiempo seco se han ido depositando en la red
como consecuencia del tránsito de las aguas residuales. El impacto en el medio receptor de tales
escorrentías genera por tanto problemas graves como la caída del oxígeno disuelto (que puede
provocar la mortandad de especies y la reducción de la oxidación natural de elementos tóxicos),
el incremento de las concentraciones de nutrientes (con el consiguiente riesgo de eutrofización),
la contaminación por agentes patógenos (que puede derivar en problemas de salud pública, por
ejemplo, en aguas de baño) o la acumulación de elementos tóxicos (que puede tener
consecuencias en la cadena trófica, y por otra parte, aumenta los costes de potabilización del
agua). En definitiva, el problema de la contaminación de las escorrentías urbanas y de su vertido
directo al medio natural es una cuestión grave que merece la misma atención que en su día
requirió el tratamiento de las aguas residuales. No obstante, la naturaleza intermitente del
4
proceso de lluvia induce a encontrar soluciones que respondan correctamente con un
funcionamiento discontinuo.
3. ENFOQUE ALTERNATIVO PARA LA GESTIÓN DE PLUVIALES
La necesidad de afrontar la gestión de las aguas pluviales desde una perspectiva diferente a la
convencional, que combine aspectos hidrológicos, medioambientales y sociales, está llevando a
un rápido aumento a nivel mundial del uso de Sistemas Urbanos de Drenaje Sostenible (SUDS),
también conocidos como BMP’s (Best Management Practices) o WSUD (Water Sensitive Urban
Design), entre otras acepciones.
La filosofía de los SUDS es reproducir, de la manera más fiel posible, el ciclo hidrológico
natural previo a la urbanización o actuación humana. Su objetivo es minimizar los impactos del
desarrollo urbanístico en cuanto a la cantidad y la calidad de la escorrentía (en origen, durante su
transporte y en destino), así como maximizar la integración paisajística y el valor social y
ambiental de la actuación (2).
Los SUDS engloban un amplio espectro de soluciones que permiten afrontar el planeamiento,
diseño y gestión de aguas pluviales dando tanta importancia a los aspectos medioambientales y
sociales como a los hidrológicos e hidráulicos.
Pero la utilidad de estas medidas va más allá de la gestión de las escorrentías urbanas en tiempo
de lluvia. El sistema concebido inicialmente para resolver problemas en tiempo húmedo, es
además útil para gestionar otros tipos de escorrentía superficial en tiempo seco, como la
producida por sobrantes de riego, baldeo de calles, vaciado de fuentes y estanques ornamentales,
etc.
En este sentido, cabe mencionar la posibilidad de reutilización de las aguas grises de edificios
(aguas provenientes de lavabo, bidet, ducha y bañera), que con un mínimo tratamiento (bien por
medio de técnicas SUDS o con pequeños equipos de depuración), podrían aportar un caudal
constante de abastecimiento para ciertos usos que no requieren la calidad de agua potable, como
por ejemplo las cisternas de los inodoros o el riego de superficies ajardinadas.
Los objetivos de los SUDS se podrían resumir en los siguientes aspectos (3):
Proteger los sistemas naturales: proteger y mejorar el ciclo del agua en entornos urbanos.
Integrar el tratamiento de las aguas de lluvia en el paisaje: maximizar el servicio al
ciudadano mejorando el paisaje con la integración de cursos y/o láminas de agua en el
entorno.
Proteger la calidad del agua: proteger la calidad de las aguas receptoras de escorrentías
urbanas.
Reducir volúmenes de escorrentía y caudales punta: reducir caudales punta procedentes
de zonas urbanizadas mediante elementos de retención y minimizando áreas
impermeables.
Incrementar el valor añadido minimizando costes: minimizar el coste de las
infraestructuras de drenaje al mismo tiempo que aumenta el valor del entorno.
La reducción de volúmenes de escorrentía y caudales punta puede solucionar la incapacidad
hidráulica de la red de colectores convencional debida al crecimiento urbano no previsto en las
fases de planificación de la misma. Con esto puede evitarse la necesidad de desdoblamiento de la
red convencional o el hecho de tener que asumir inundaciones más frecuentes.
5
Por otra parte, la reducción del volumen de escorrentía y caudales punta redundará en un mejor
funcionamiento de las estaciones depuradoras, al darse las siguientes condiciones:
Reducción de costes al reducirse el volumen de los influentes en las mismas.
Reducción de costes al no alterarse frecuentemente el patrón de contaminantes para el
que la depuradora ha sido diseñada.
Reducción del número de vertidos (DSU) a la entrada de la depuradora por incapacidad
de la misma.
Desde esta perspectiva, el empleo de SUDS no sólo mejora la gestión de las aguas pluviales, sino
la gestión del agua en general, tanto en cuanto al abastecimiento como al drenaje y posterior
tratamiento.
Tabla 1. Comparación entre el sistema de drenaje convencional y el sistema alternativo SUDS (4).
SISTEMACONVENCIONAL
COLECTORES
SISTEMAALTERNATIVO
SUDS
Costedeconstrucción
Costesdeoperacióny
mantenimiento Establecido Noestablecido:faltaexperiencia
Controldeinundacionesenla
propiacuenca Sí Sí
Controldeinundacionesaguas
abajo No
Reutilización No
Recarga/Infiltración No
Eliminacióndecontaminantes Baja Alta
Beneficiosenserviciosal
ciudadano No
Beneficioseducacionales No
Vidaútil Establecida Noestablecida:faltaexperiencia
Requerimientosdeespacio Insignificantes Dependiendodelsistema,puedenser
importantes
Criteriosdediseño Establecidos Noestablecidos:faltaexperiencia
Puedenserequivalentes,aunquelosusosindirectosdelosSUDSreducensu
costereal
4. TIPOLOGÍAS
Aunque no existe un consenso universal para la clasificación de las diferentes tipologías de
SUDS (ni menos aún para su denominación en castellano), una de las más recurrentes en la
literatura es la que se muestra a continuación.
4.1. Medidas no estructurales
Las medidas no estructurales previenen por una parte la contaminación del agua reduciendo las
fuentes potenciales de contaminantes y por otra evitan parcialmente el tránsito de las escorrentías
hacia aguas abajo y su contacto con contaminantes.
Entre las medidas estructurales de mayor difusión cabe citar las siguientes:
Educación y programas de participación ciudadana para:
- Concienciar a la población del problema y sus soluciones
- Identificar agentes implicados y esfuerzos realizados hasta la fecha
- Cambio de hábitos
- Hacer partícipe del proceso a la población, integrando sus comentarios en la
implementación de los programas
6
Planificar y diseñar minimizando las superficies impermeables para reducir la escorrentía.
Limpieza frecuente de superficies impermeables para reducir la acumulación de
contaminantes.
Controlar la aplicación de herbicidas y fungicidas en parques y jardines.
Controlar las zonas en obras para evitar el arrastre de sedimentos.
Asegurar la existencia de procedimientos de actuación y equipamiento adecuado para
tratar episodios de vertidos accidentales rápidamente y con técnicas secas en lugar de
limpieza con agua.
Limitar el riesgo de que la escorrentía entre en contacto con contaminantes.
Control de las conexiones ilegales al sistema de drenaje.
Recogida y reutilización de pluviales.
4.2. Medidas estructurales
Se consideran medidas estructurales aquellas que gestionan la escorrentía contaminada mediante
actuaciones que contengan en mayor o menor grado algún elemento constructivo o supongan la
adopción de criterios urbanísticos ad hoc.
Las medidas estructurales más utilizadas son las siguientes:
Figura 3. Cubiertas vegetadas.
Cubiertas vegetadas (Green-roofs)
Sistemas multicapa con cubierta vegetal que recubren
tejados y terrazas de todo tipo. Están concebidas para
interceptar y retener las aguas pluviales, reduciendo el
volumen de escorrentía y atenuando el caudal pico.
Además retienen contaminantes, actúan como capa de
aislante térmico en el edificio y ayudan a compensar el
efecto “isla de calor” que se produce en las ciudades.
Figura 4. Superficies permeables.
Superficies Permeables (Porous / Permeable Paving)
Pavimentos que permiten el paso del agua a su través,
abriendo la posibilidad a que ésta se infiltre en el terreno
o bien sea captada y retenida en capas sub-superficiales
para su posterior reutilización o evacuación. Existen
diversas tipologías, entre ellas: césped o gravas (con o sin
refuerzo), bloques impermeables con juntas permeables,
bloques y baldosas porosos, pavimentos continuos
porosos (asfalto, hormigón, resinas, etc.).
Figura 5. Franjas filtrantes.
Franjas Filtrantes (Filter Strips)
Franjas de suelo vegetadas, anchas y con poca pendiente,
localizadas entre una superficie dura y el medio receptor
de la escorrentía (curso de agua o sistema de captación,
tratamiento, y/o evacuación o infiltración). Propician la
sedimentación de las partículas y contaminantes
arrastrados por el agua, así como la infiltración y
disminución de la escorrentía.
7
Figura 6. Pozos y zanjas de infiltración.
Pozos y Zanjas de Infiltración
(Soakaways & Infiltration Trenches)
Pozos y zanjas poco profundos (1 a 3 m) rellenos de
material drenante (granular o sintético), a los que vierte
escorrentía de superficies impermeables contiguas. Se
conciben como estructuras de infiltración capaces de
absorber totalmente la escorrentía generada por la
tormenta de diseño para la que han sido diseñadas.
Figura 7. Drenes filtrantes.
Drenes Filtrantes o Franceses (Filter Drains)
Zanjas poco profundas rellenos de material filtrante
(granular o sintético), con o sin conducto inferior de
transporte, concebidas para captar y filtrar la escorrentía
de superficies impermeables contiguas con el fin de
transportarlas hacia aguas abajo. Además pueden permitir
la infiltración y la laminación de los volúmenes de
escorrentía.
Figura 8. Cunetas verdes.
Cunetas Verdes (Swales)
Estructuras lineales vegetadas de base ancha (> 0,5 m) y
talud tendido (< 1V:3H) diseñadas para almacenar y
transportar superficialmente la escorrentía. Deben
generar bajas velocidades (< 1-2 m/s) que permitan la
sedimentación de las partículas para una eliminación
eficaz de contaminantes. Adicionalmente pueden permitir
la infiltración a capas inferiores.
Figura 9. Depósitos de infiltración.
Depósitos de Infiltración (Infiltration Basins)
Depresiones del terreno vegetadas diseñadas para
almacenar e infiltrar gradualmente la escorrentía
generada en superficies contiguas. Se promueve así la
transformación de un flujo superficial en subterráneo,
consiguiendo adicionalmente la eliminación de
contaminantes mediante filtración, adsorción y
transformaciones biológicas.
Figura 10. Depósitos de detención en
superficie.
Depósitos de Detención (Detention Basins)
En Superficie
Depósitos superficiales diseñados para almacenar
temporalmente los volúmenes de escorrentía generados
aguas arriba, laminando los caudales punta. Favorecen la
sedimentación y con ello la reducción de la
contaminación. Pueden emplazarse en “zonas muertas” o
ser compaginados con otros usos, como los
recreacionales, en parques e instalaciones deportivas.
8
Figura 11. Depósito de detención
enterrado.
Depósitos de Detención (Detention Basins)
Enterrados
Cuando no se dispone de terrenos en superficie, o en los
casos en que las condiciones del entorno no recomiendan
una infraestructura a cielo abierto, estos depósitos se
construyen en el subsuelo. Se fabrican con materiales
diversos, siendo los de hormigón armado y los de
materiales plásticos los más habituales.
Figura 12. Estanque de retención.
Estanques de Retención (Retention Ponds)
Lagunas artificiales con lámina permanente de agua (de
profundidad entre 1,2 y 2 m) con vegetación acuática,
tanto emergente como sumergida. Están diseñadas para
garantizar largos periodos de retención de la escorrentía
(2-3 semanas), promoviendo la sedimentación y la
absorción de nutrientes por parte de la vegetación.
Contienen un volumen de almacenamiento adicional para
la laminación de los caudales punta.
Figura 13. Humedal.
Humedales (Wetlands)
Similares a los anteriores pero de menor profundidad y
con mayor densidad de vegetación emergente, aportan un
gran potencial ecológico, estético, educacional y
recreativo.
5. CRITERIOS GENERALES DE DISEÑO
Para tratar reproducir la hidrología natural de la cuenca de estudio, es necesario establecer una
cadena de gestión de la escorrentía. Las técnicas de SUDS vistas en el apartado anterior, deben
combinarse y enlazarse para alcanzar los objetivos globales establecidos para el sistema.
La jerarquía de técnicas a considerar en el diseño de la cadena de gestión comprende (figura 14):
Prevención: Se basa en la aplicación de las medidas no estructurales.
Control en Origen: control de la escorrentía en la fuente o en sus inmediaciones.
Gestión en entorno urbano: gestión del agua a escala local.
Gestión en cuencas: gestión de la escorrentía a escala regional.
9
Figura 14. Cadena de gestión en el sistema SUDS.
La planificación y el diseño de un sistema SUDS deben enfocarse como una tarea
multidisciplinar, en la que deben intervenir disciplinas como la hidrología, hidráulica, geotecnia,
cálculo de estructuras, impacto ambiental, paisajismo, urbanismo, etc. Asimismo, debe
involucrar a todos los agentes implicados en el proceso, desde las etapas previas de planeamiento
hasta el uso y explotación de las infraestructuras.
Si bien son muchas las disciplinas a tener en cuenta, la hidrología y la hidráulica pueden
considerarse las más importantes de cara al correcto dimensionamiento de las infraestructuras.
La lluvia es el origen del proceso, por lo que su caracterización es fundamental para abordar con
éxito el problema.
Los episodios de precipitación más frecuentes son eventos de pequeña magnitud en cuanto a
volumen de lluvia. A modo de ejemplo, en la ciudad de Valencia, entre el 60 y el 70 % de los
eventos de precipitación tienen menos de 5 mm de lluvia bruta. Y son precisamente estos
eventos frecuentes los que generan altas concentraciones de contaminantes en las escorrentías
urbanas (fenómeno de primer lavado o first flush). Su control será por tanto primordial para la
reducción de la contaminación vertida a los medios receptores. Por otra parte, a los eventos
extremos, con períodos de retorno altos, corresponde el diseño para evitar inundaciones. Por lo
tanto, un diseño integral desde el punto de vista de la calidad y la cantidad debe trabajar con todo
el espectro de eventos de lluvia, desde los eventos frecuentes y de pequeña entidad hasta los
eventos raros y de gran magnitud (figura 3). Así como en países como el Reino Unido o los
Estados Unidos existen normativas que fijan los períodos de retorno y las duraciones de las
lluvias a emplear para alcanzar cada uno de los objetivos, en España existe una disparidad de
criterios, incluso en ámbitos climáticos similares.
Tabla 2. Selección del nivel de recurrencia según el objetivo de diseño.
Técnicas de infiltración
Control de la contaminación
Control de la erosión en el medio receptor
Control de las inundaciones
Período de retorno de la lluvia (años)
Objetivo de diseño 0.01 0.1 1 10 100
10
En lo que respecta a los aspectos hidráulicos, una variable muy importante en el proceso de
diseño es la determinación de los volúmenes útiles de almacenamiento de las diferentes
infraestructuras. Los condicionantes climatológicos locales son muy importantes, por lo que se
deriva una gran dispersión en los ratios volumétricos (volumen de almacenamiento por unidad de
superficie impermeable) a adoptar.
En España, la mayoría de las metodologías desarrolladas se basan en la obtención de ratios de
almacenamiento a partir de la simulación continua de series históricas de precipitación, siendo
los resultados bastante dispares en función del objetivo medioambiental fijado.
En Barcelona, el volumen óptimo de depósito se fija en aquel que reduce a 1/3 el número de
vertidos anuales respecto de la situación sin depósitos. Además, se comprueba que ese valor
corresponde al punto a partir del cual es necesario aumentar un 5% el volumen del depósito para
conseguir retener un episodio más de lluvia.
En el ámbito de la Confederación Hidrográfica del Norte, los criterios son muy dispares; algunos
autores apuntan a ratios entre 4 y 10 m3/ha impermeable (5); en Asturias, el criterio habitual es
que los depósitos sean capaces de retener los caudales entrantes correspondientes a una lluvia de
intensidad 10/l/ha y 20 minutos de duración, lo cual representa un ratio de 12 m3/ha
impermeable. Sin embargo, existen otros estudios que apuntan a ratios de hasta 120 m3/ha
impermeable (6).
Otro aspecto muy importante a tener en cuenta en el proceso de diseño es el que se refiere a los
procesos de tratamiento y eliminación de contaminantes. Entre los mecanismos de eliminación
de contaminantes, cabe citar los siguientes:
Sedimentación: es uno de los mecanismos fundamentales; gran parte de los
contaminantes están ligados a fracciones de sedimento, por lo que la eliminación de éstas
redunda en una reducción de los contaminantes asociados.
Filtración y bio-filtración: los contaminantes transportados en asociación con los
sedimentos deben ser filtrados antes de la infiltración de las aguas; esto puede efectuarse
mediante elementos vegetales, geotextiles o filtros naturales.
Adsorción: es un proceso complejo por el cual los contaminantes son retenidos al entrar
en contacto con ciertas partículas del suelo.
Biodegradación: además de los procesos químicos, se pueden establecer igualmente
procesos biológicos de degradación.
Volatilización: la transformación de ciertos contaminantes en gases puede ocurrir en
compuestos derivados del petróleo y en ciertos pesticidas.
Precipitación: es el mecanismo más común para eliminar metales pesados, transformando
constituyentes solubles en partículas insolubles, eliminadas por sedimentación.
Plantas: el consumo de nutrientes por parte de las plantas es un mecanismo importante de
eliminación de estos contaminantes (fósforo, nitrógeno).
Nitrificación: proceso en el cual el amonio se transforma primero en nitrito y éste en
nitrato, mediante la acción de las bacterias aerobias del suelo. Los nitratos pueden ser
consumido por las especies vegetales.
Un buen programa de mantenimiento de los sistemas SUDS deberá concebirse desde la etapa de
planeamiento, y de él dependerá en gran medida la eficacia del mismo. Se tendrán en cuenta
aspectos como la titularidad de las infraestructuras, los medios disponibles, la ubicación, la
frecuencia de funcionamiento esperada, etc.
11
6. GRADO DE IMPLANTACIÓN
6.1. Europa y el mundo
En los Estados Unidos, al igual que ocurría en muchos otros lugares, durante muchos años se
enfocó la legislación en materia de drenaje urbano al problema de las inundaciones. Sin
embargo, ya en la década de los 70 se reconoció el problema de la contaminación difusa,
reflejando en 1987 esta problemática en la Clean Water Act que derivó en programas específicos
de actuación para resolver este problema. La progresiva concienciación durante las dos últimas
décadas de la necesidad de mejorar la calidad de las aguas condujo a la aparición del concepto de
Best Management Practices (BMPs).Desde el desarrollo de las BMP, varios estados y gobiernos
locales han adoptado un gran número de leyes, normativas y ordenanzas para fomentarlos u
obligar a su utilización (7). Un proceso similar es el que se produjo en Australia a finales de la
década de los 90, contando en la actualidad con normativa, legislación y manuales de diseño
propios.
En Europa, la gestión de las escorrentías urbanas se ha centrado en el control de las
inundaciones, y no ha sido hasta hace aproximadamente una década cuando se ha empezado a
tomar conciencia del problema de la contaminación difusa. A partir de entonces, comienzan a
adoptarse criterios combinados de cantidad y calidad, intentando maximizar la integración
paisajística y el valor social y ambiental de las actuaciones.
El uso de las diferentes técnicas SUDS está más extendido en los países del centro y norte de
Europa que en la zona sur, donde países como España, Italia, Grecia y Portugal cuentan todavía
con escasas experiencias. Por otra parte, las tipologías de SUDS empleadas varían entre países.
Como ejemplo de implantación integral de técnicas SUDS en una actuación urbanística cabe
citar el proyecto Porte des Alpes en Lyon (Francia). Durante el planeamiento del parque
tecnológico Porte des Alpes en St. Priest (200 ha) se adoptaron técnicas SUDS para dar respuesta
a los diferentes condicionantes del lugar, entre ellos la falta de una salida natural de drenaje. De
este modo, se conjugaron soluciones como cunetas verdes (figura 15), drenes filtrantes,
estanques de retención (figura 16) y depósitos de infiltración (figura 17) que constituyen el punto
final del sistema. Las instalaciones están abiertas al público permitiendo el desarrollo de otras
actividades: educativas, recreativas y deportivas (figuras 16 y 17). El bienestar de los
trabajadores del parque fue considerado durante el proceso de diseño, obteniendo como resultado
un entorno agradable de trabajo. Así mismo, el recinto recibe múltiples visitas tanto de grupos
escolares como de profesionales interesados en el desarrollo de estas técnicas (figura 18).
Figura 15. Cuneta verde (Lyon, Francia).
Figura 16. Estanque de retención (Lyon, Francia).
12
Figura 17. Campo de fútbol integrado en un depósito de
detención e infiltración (Lyon, Francia).
Figura 18. Visita educativa (Lyon, Francia).
Aunque la aplicabilidad de estas tecnologías parece evidente para zonas de nuevo desarrollo, no
deben descartarse en zonas ya consolidadas. Como ejemplo cabe citar las actuaciones que se
están acometiendo en la ciudad de Nijmegen (Holanda), que se centran en la idea de desconectar
áreas impermeables (tejados y superficies pavimentadas) de la red de colectores, utilizando en su
lugar soluciones tipo SUDS para gestionar estas escorrentías (cubiertas vegetadas, pavimentos
porosos, almacenamiento para posterior reutilización en cisternas de inodoros y riego de
jardines, etc.).
6.2. España
Estas tecnologías alternativas de drenaje urbano no se han consolidado todavía en España. Un
escollo importante y argumento habitual de los técnicos más escépticos, es la diferencia evidente
entre los patrones de lluvia en el Mediterráneo y el norte de Europa, cuna de desarrollo de los
SUDS en el continente. El carácter torrencial de las precipitaciones en las vertientes
mediterráneas (altas intensidades de pico y cortas duraciones de evento) hace replantear la
eficiencia que los SUDS puedan tener bajo estas condiciones. Sin embargo, en lugares de
Estados Unidos y Australia con climatología más similar a la española, estas técnicas están muy
extendidas.
No obstante, el interés por los mismos es patente, y en los últimos años se están empezando a
desarrollar, aunque de forma todavía tímida, estos sistemas.
La tipología más desarrollada en España, incluso arraigada en algunos casos, es la que
corresponde a los depósitos de laminación y/o retención. De este modo, en ciudades como
Barcelona y Madrid, así como en el ámbito de la Confederación Hidrográfica del Norte, se ha
realizado un esfuerzo considerable en la materia.
Actualmente existen en servicio 10 depósitos de uso mixto en Barcelona (con objetivos tanto
anti-DSU como de control de inundaciones), con un volumen útil total de 400 000 m3. Además,
existen otros 31 planificados en la ciudad y su área metropolitana que añaden 1 150 000 m3 más.
En Madrid, se ha desarrollado el Plan de Mejora de la Calidad de las Aguas del Río Manzanares,
con objeto de alcanzar el buen estado ecológico (Directiva 2000/60/CE) del río mediante la
construcción de tanques de tormenta que aseguren la calidad del tramo urbano de río y del
ecosistema fluvial aguas abajo del mismo. En total, se han planificado 27 depósitos, con un
volumen total de 1 300 000 m3; los depósitos de Arroyofresno y Butarque cuentan cada uno de
ellos con 400 000 m3.
13
Figura 19. Aparcamiento permeable en Gijón. Figura 20. Pavimento permeable en San Sebastián.
Aunque de forma más aislada, otras tipologías de SUDS han ido implantándose en los últimos
años. Entre ellas destacan los pavimentos permeables (figuras 19 y 20), en ocasiones combinados
con pequeños depósitos de laminación y reutilización de agua para riego (figura 21).
Otro tipo de actuaciones en auge es el uso de drenes filtrantes en las cunetas longitudinales de las
carreteras debido sobre todo al incremento en seguridad vial que éstas suponen respecto de la
cuneta convencional (figura 22). Así, se ha instalado tanto en carreteras de titularidad
autonómica (CV-50 en el término de Alzira, Valencia) como estatal (autovía del noroeste A6).
Figura 21. Parque de Gomeznarro en Madrid. Figura 22. Dren filtrante. Actuación de nivelación de cuneta
en Alzira.
La aparición de publicaciones españolas divulgando experiencias en otros países como el
Manual de Diseño: La Ciudad Sostenible (8), así como el desarrollo de normativa local, está
promoviendo que se adopten estas tecnologías desde la fase de planeamiento. En Madrid, la
Ordenanza de Gestión y Uso Eficiente del Agua en la Ciudad de Madrid (9), en su artículo 8
establece que en las actuaciones de urbanización debe minimizarse la proporción de pavimentos
impermeables, con objeto de favorecer la infiltración, estableciendo unos mínimos de
permeabilidad en aceras, bulevares, medianas, plazas y zonas verdes urbanas. Así, empiezan a
aparecer planes urbanísticos concebidos desde su inicio con una perspectiva de SUDS; este es el
caso de actuaciones en los barrios de Torre Baró y La Marina del Prat Vermell en Barcelona o
Plata y Castañar en Villaverde, Madrid.
14
7. CONCLUSIONES
El concepto de SUDS cumple los objetivos fijados por la legislación española y europea en
materia de aguas.
Con un buen planeamiento, diseño, construcción y mantenimiento, los SUDS pueden mitigar
muchos de los efectos adversos que la escorrentía urbana provoca al medio ambiente. Está ya
ampliamente reconocido que el uso de SUDS, en contraste con los sistemas convencionales de
drenaje, aporta múltiples beneficios:
Reducir los caudales punta disminuyendo el riesgo de inundación aguas abajo.
Reducir volumen y frecuencia de escorrentías desde áreas urbanizadas hacia cauces
naturales o redes de alcantarillado, para reproducir el drenaje natural y reducir el riesgo
de inundación.
Aumentar la calidad del agua procedente de las escorrentías, eliminando los
contaminantes procedentes de fuentes difusas.
Mejorar el paisaje urbano y ofrecer un mejor servicio al ciudadano.
Reducir el número de descargas de sistemas unitarios (DSU).
Minimizar la afección al régimen de funcionamiento de los cauces naturales.
Restituir el flujo subterráneo hacia los cursos naturales mediante infiltración.
Así mismo, el uso de SUDS redunda en una reducción del coste de tratamiento respecto de los
sistemas convencionales, habiéndose constatado ahorros entre el 18 y el 50% (4). Además
existen datos que evidencian un ahorro en costes de construcción junto con la revalorización de
las urbanizaciones. (10).
En España es necesario un esfuerzo de los técnicos en la materia, acompañado de una labor de
divulgación para comenzar a beneficiarse de manera generalizada de las múltiples ventajas de los
SUDS. El proceso de implantación exigiría cubrir las siguientes fases:
Concienciación (ciudadanos, poderes públicos, universidad, empresas públicas y
privadas…)
Elaboración de manuales de diseño y construcción
Redacción de normativa y legislación
Monitorización de las experiencias que se van realizando
Investigación de nuevas técnicas, materiales, procesos constructivos…
Incorporación de los nuevos conocimientos adquiridos a manuales y normativa
La experiencia del resto del mundo debe facilitar la labor de implantación en España. Además de
los numerosos manuales y artículos técnicos publicados en la materia, existen también guías para
la elaboración de los mismos (11).
15
BIBLIOGRAFÍA
(1) Directiva 2000/60/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de octubre de 2000, por la que se establece un marco
comunitario de actuación en el ámbito de la política de aguas. Diario Oficial n° L 327 de 22/12/2000 p. 0001-0073.
(2) Woods-Ballard B.; Kellagher R.; Martin P.; Jefferies C.; Bray R.; Shaffer P. (2007) The SUDS Manual. CIRIA C697.
London. 1.1-25.17.
(3) Victorian Stormwater Committee (1999) Urban Stormwater Best practice environmental management guidelines, CSIRO,
Melbourne, Australia.
(4) Deutsh J. C.; Revitt M.; Ellis B.; Scholes L. (2003) DAYWATER, Report 5.1. Review of the Use of Stormwater BMPs in
Europe. Middlesex University. United Kingdom. 1-98.
(5) De Frutos G.; Revilla J. A.; Azpiazu L. M.; García A.; Vassileva S.; Soriano T.; Juanes J. A. y Álvarez C. (1999) Modelos de
prediseño de tanques de tormenta de redes de saneamiento litorales, atendiendo a la calidad bacteriológica del medio receptor.
Resultados preliminares. V Jornadas Españolas de Puertos y Costas, (2):1061-1073.
(6) Temprano González J.; Suárez López J. y Tejero Monzón I. (1998) Dimensioning criteria for storm water tanks for Santander.
European Water Management, 1 (4): 55-60.
(7) Muthukrishnan S.; Madge B.; Selvakumar A.; Field R.; Sullivan D. (2004) The Use of Best Management Practices (BMPs) in
Urban Watersheds. US Environmental Protection Agency. Office of Research and Development. EPA/600/R-04/184.
Washington. 1.1-6.16.
(8) Geohábitat © (2002) Manual de diseño. La ciudad sostenible. Ministerio de Economía. Instituto para la Diversificación y
ahorro de la Energía (IDAE). Madrid. 1-166.
(9) Ayuntamiento de Madrid. Ordenanza de Gestión y Uso Eficiente del Agua en la Ciudad de Madrid. Madrid. 1-108.
(10) New Jersey Department of Environmental Protection (2000) Manuel for New Jersey: best management practices for control
of nonpoint sour pollution for stormwaters. New Jersey Department of Environmental Protection, Trenton, NJ.
(11) Strecker E. W.; Quigley M.; Leisenring M. (2007) Critical assessment of stormwater treatment and control selection issues.
Implications and recommendations for design standards. Novatech 2007. Sustainable Techniques and Strategies in Urban Water
Management. 6th International Conference. Lyon, France. June 2007. (1): 263-270.
... Este modelo de expansión tiende a dificultar y encarecer el tendido de servicios y el mantenimiento de las vías de circulación, favoreciendo al surgimiento de problemáticas como el anegamiento y erosión de calles sin pavimentar luego de precipitaciones, el aislamiento de algunos sectores de la ciudad y ocasionalmente la evacuación de los pobladores (Zapperi, 2014). Actualmente, el manejo de las aguas pluviales es un aspecto valorado dentro de la gestión de los espacios urbanos, a la vez que se plantea un cambio de paradigma en cuanto a los sistemas de drenajes tradicionales (Perales Momparler & Andrés-Doménech, 2008). ...
... La acumulación de residuos y el crecimiento de la vegetación junto con la escasa pendiente dificultan el escurrimiento, lo que se manifiesta en anegamientos con precipitaciones que no necesariamente tienen que ser extremas. El paradigma actual de sistemas sostenibles de drenaje en áreas urbanas promueve la ralentización de los caudales y la acumulación del agua en superficies absorbentes o espejos de agua (Perales Momparler & Andrés-Doménech, 2008;Hernández-Hernández et al., 2020). Para el caso estudiado, la presencia permanente de agua y las condiciones edáficas permiten el crecimiento de especies de vegetación de ribera nativa como las cortaderas (Cortaderia selloana) y totoras (Typha subulata) (Sanhueza et al., 2016;Pirchi, 2019). ...
Article
Parte del ejido urbano de Bahía Blanca se extiende sobre la llanura aluvial del arroyo Napostá Grande, curso de agua que nace en el sistema serrano de Ventania, suroeste de la provincia de Buenos Aires. En este tramo inferior las intervenciones urbanísticas y las obras viales contribuyeron con la formación de subcuencas y cambios en la red de drenaje. El objetivo del trabajo es analizar el escurrimiento superficial en una subcuenca urbana donde la infraestructura vial se extiende de forma paralela al arroyo Napostá Grande. El análisis se focaliza sobre un tramo del Camino de La Carrindanga, avenida que estructura la circulación vehicular en el sector norte de la ciudad. Para ello se generó un MDT (Modelo Digital de Terreno) de la subcuenca cuya precisión fue mejorada con relevamientos con VANT (Vehículo Aéreo No Tripulado) y mediciones en campo con equipos GNSS (Global Navigation Satellite System). Se reconocieron zonas de inundabilidad asociadas con las microdepresiones del terreno. El análisis de los perfiles mostró que el nuevo perfilado de la cuneta sumado al mantenimiento del sector reduciría los inconvenientes de anegamiento a corto plazo al facilitar el escurrimiento hacia las vías de desagüe. Sin embargo, en la zona baja, la diferencia de nivel inferior a 1 m entre el fondo de desagüe y el curso de agua y la presencia de construcciones provocan el redireccionamiento del drenaje y la pérdida de conexión directa con el cauce principal. Esto se traduce en el anegamiento del sector durante días luego de lluvias intensas.
... Under the common premise of analysing local water-efficient and sustainable solutions for reducing the risk of water extremes, various studies have analysed these systems: (a) according to their type: rainwater collectors, tanks and flood parks [26][27][28][29][30]; (b) according to their purpose in urban areas: water reuse, reduction of urban runoff [31][32][33][34]; and (c) according to the "philosophy" of their structural conception: hard infrastructure works, soft works, mixed works [35,36]. ...
Article
Full-text available
The management of runoff during torrential rainfall events is a significant problem in urban areas of southeast Spain. The increase in soil sealing and the occupation of areas prone to flooding have aggravated this problem. Due to this situation, municipal administrations, in collaboration with the concession holder for the supply of water and sewage services, Hidraqua Gestión Integral de Aguas de Levante SA, are committed a more efficient management of non-conventional water resources. An example of this can be found in the municipalities of Rojales, Daya Nueva, and San Fulgencio. These towns are located in the Bajo Segura region of the province of Alicante, where various initiatives have been implemented that break away from the traditional paradigm of rigid infrastructures. These initiatives include green spaces or areas, and sustainable urban drainage systems (SUDS) or nature-based solutions (NBS). This article presents various case studies. Firstly, in the town of Rojales, where several actions are being undertaken to improve the management of wastewater and rainwater and provide a solution to unauthorised dumping, as well as encouraging the use of reclaimed water with the creation of a recreational green area, El Recorral Park. Secondly, in the case of Daya Nueva, the Europa Park constitutes a recreational green area, Europa Park, facilitates runoff drainage by SUDS and NBS. Finally, the creation of a floodable pond in the municipality of San Fulgencio encourages the use of wastewater, thus avoiding the discharge of this non-conventional water resource into the sea. In addition, the pond facilitates the appropriate management of runoff water. The working method in this article has been twofold: firstly, bibliographical references have been consulted from other national and international areas; and secondly, the technical projects in the case studies have been analysed in detail. Several field trips have been made to the selected municipalities, accompanied by the technical personnel in charge of the execution of the projects, to examine the measures adopted. The results show that the implementation of these systems contributes to adapting to climate change and creates more resilient urban spaces.
... Con el fin de dar una solución integral a estas circunstancias, se han planteado alternativas como los SUDS, con los cuales se da un nuevo enfoque a la gestión de la escorrentía, optimizando ingenierilmente aquellas técnicas empíricas usadas en la antigüedad, con el fin de obtener sistemas de drenaje basados en la recolección, transporte y reutilización de aguas pluviales, que reproduzcan el ciclo hidrológico natural previo a la urbanización lo máximo posible, integrando los aspectos sociales, paisajísticos y ambientales de cada zona donde se desee implementar [11]; estos sistemas están compuestos por distintas tipologías que tienen como fin retener las aguas lluvias el mayor tiempo posible en su punto de recolección sin generar inundaciones, minimizando el impacto urbanístico en cuanto a la cantidad y calidad de la escorrentía, como por ejemplo, los tanques de almacenamiento de aguas lluvias, techos verdes, drenes filtrantes, cunetas verdes, zonas de biorretención, superficies inundables, entre otras, las cuales se implementan individualmente o en conjunto, dependiendo de las condicionantes que se tengan en las zonas a intervenir [8]. ...
Article
Full-text available
El eficiente manejo de la escorrentía se ha constituido como un factor de gran importancia en la constante búsqueda de entornos urbanos sostenibles que integren equitativamente el ámbito social, económico y ecológico; aunque dicho manejo comúnmente se realiza a través de sistemas de drenaje convencionales, estas alternativas cada día están más lejos de cumplir con su objetivo, a causa de factores como la impermeabilización de los suelos y las ampliaciones de red requeridas para el uso de dichas zonas de expansión, los cuales generan aumentos en los caudales punta, superando los previstos durante la concepción de dichos sistemas, lo que desencadena en inundaciones a causa del desbordamiento de las estructuras; esto sumado al cambio climático, el efecto de isla calor y la contaminación difusa, crea una gran problemática y con ella, la necesidad de darle una solución eficaz, gestionando este recurso de una forma distinta, haciendo uso de alternativas no convencionales como los Sistemas Urbanos de Drenaje Sostenible (SUDS), esto con el fin de reproducir el ciclo hidrológico natural, integrando los aspectos sociales, paisajísticos y ambientales de las zonas intervenidas; con el fin de conocer a profundidad estos sistemas, sus ventajas y desventajas, se realizó una búsqueda bibliográfica, con el objetivo de obtener información relevante sobre los SUDS, las tipologías existentes y su implementación en múltiples proyectos urbanos; con la cual se observó que su uso se remonta a comunidades como el imperio Romano y el imperio Maya, que ante la precariedad de recursos hídricos se vieron en la necesidad de crear técnicas de recolección de aguas lluvias para su uso en distintas actividades, con el tiempo, dichos métodos se han tecnificado, convirtiéndose en símbolos de sostenibilidad e innovación a nivel nacional e internacional en países como en España, Australia y Francia.
... El volumen de aporte se determinó utilizando una lluvia de diseño de 30 mm que cubre más del 80% de las tasas de precipitación ocurridas en los últimos 24 meses (Gráfico 1). Las superficies de aporte presentan pendientes muy variadas y abarcan dos tipos de suelos con coeficientes de escorrentías muy distintos, la superficie de calzada y la superficie de vereda (Perales, 2008). Debido a la ausencia de datos locales se utilizó una tabla de coeficientes de escorrentía (Martínez de Azagra, 2007). ...
Article
Los Sistemas Urbanos de Drenajes Sostenibles también conocidos como BMP's (Best Management Practices) reproducen, en la medida de lo posible, el ciclo hidrológico natural previo a las actuaciones antrópicas. Su objetivo es minimizar los impactos del desarrollo urbanístico en cuanto a la cantidad y la calidad de la escorrentía (en origen, durante su transporte y en destino), así como maximizar la integración paisajística y el valor social y ambiental de la actuación. Por otro lado, los SUDS permiten resolver problemas de inundación urbana con bajo costo de intervención, los resultados obtenidos en trabajos realizados en ambientes costeros son favorables y alientan la utilización de este tipo de prácticas. El Master Plan de Costa Esmeralda difiere de los esquemas tradicionales de urbanizaciones en cuadrícula, el particular diseño orgánico une mediante amplios bulevares, 14 barrios de baja densidad, un barrio de media densidad, un campo de golf, un centro hípico con dos campos de polo, un centro deportivo, accesos a playa y a otros puntos de servicio, este trazado difuso genera espacios comunes que resultan de gran potencial para desarrollar puntos de infiltración. La red de agua para consumo se alimenta de acuíferos definidos como lentejas de agua, que se recargan con el ciclo natural de lluvias. El manejo de pluviales urbanos en localidades costeras se ha supeditado, en general, a la implantación de desagües perpendiculares a la línea litoral, estas prácticas limitan la recarga del acuífero. En localidades cercanas como Santa Teresita y Las Toninas dónde los sistemas urbanos de control de aguas de lluvia responden a prácticas convencionales, el agua dulce se ha reducido en un 30% siendo reemplazada por intrusiones marinas. Se recomienda un plan de gestión sustentable que posibilite conservar y recuperar el agua subterránea dulce. Debido al particular trazado urbano, al suelo de implantación y la necesidad de preservación de la fuente de agua para consumo, Costa Esmeralda presenta oportunidades inmejorables para la utilización de herramientas SUDS.
... SUDS must be planned under a multidisciplinary approach; which means that it is necessary to incorporate the aspects of hydrology, hydraulics, geotechnics, structural calculation, environmental impact, landscaping, urban planning, among other disciplines that allow presenting alternatives that solve the urban problem of floods technically, economically, socially and environmentally [15]. In this sense, [16] considers that runoff volumes and peak flows should be reduced, regardless of the lack of hydraulic capacity of the network of conventional collectors surpassed by the urban growth overlooked in the planning phases. ...
Article
Full-text available
Many cities in Mexico experience recurrent floods, caused by changes in land use, the modification of surface and land runoff, the artificialization of areas initially intended for infiltration and recharge of groundwater and, in general, the insufficiency and deficiency of the local networks of urban drainage, incapable to evacuate the annual surpluses of precipitation. In this sense, the objective of this study evaluates the efficiency of an underground system of retention of rainwater in one of the main avenues of the city of Tepic, Mexico: Avenida Tecnologico. To this end, an analysis of the thematic contents and on-site inspection assisted by geographic information systems is carried out. Based on the systems approach and the logic of a qualitative model, it is concluded that the capacity of urban storm water networks for water evacuation is exceeded dimensionally. Also, it can be observed that retention systems can mitigate the urban entropy generated by the floods.
Article
Full-text available
La escorrentía urbana y sus consecuencias se han convertido en uno de los grandes problemas de las ciudades del sureste peninsular. Su gestión ha sufrido en los últimos años un cambio de paradigma, apostando cada vez más por los Sistemas Urbanos de Drenaje Sostenible (SUDS) y las Soluciones Basadas en la Naturaleza (SBN). Algunos de los últimos ejemplos desarrollados han sido ejecutados en varios municipios de la comarca alicantina del Bajo Segura, como Rojales, Daya Nueva y San Fulgencio, que han utilizado diversas metodologías integradas en espacios o zonas verdes. Con esta investigación se pretende dar a conocer estas infraestructuras y su funcionamiento, a partir de las entrevistas y salidas de campo realizadas con el personal encargado de la ejecución de estos proyectos. Su entrada en funcionamiento supone una apuesta por una gestión hídrica más eficiente y respetuosa con el medio ambiente basada en la reutilización del agua.
Conference Paper
Full-text available
En un contexto metropolitano en el que los ecosistemas fluviales se encuentran alterados por la acción antrópica de manera evidente, es destacable la carencia de algunos servicios ecosistémicos claves como la calidad ambiental del espacio habitado y su adaptación a fenómenos naturales extremos; más concretamente las inundaciones. Así, a partir de estos patrones territoriales y asumiendo el nuevo paradigma de la Infraestructura Verde como marco de actuación, el objetivo de la presente comunicación es ofrecer un modelo alternativo de intervención en sistemas fluviales metropolitanos, apoyándose para ello en una propuesta de líneas estratégicas aplicadas a un caso concreto de estudio: el arroyo Porzuna, en Sevilla. Para ello inicialmente se identificaron los principales problemas en el arroyo objeto de estudio, detectando sinergias con algunas alteraciones anteriores. Posteriormente, se señalan algunas de las oportunidades de intervención detectadas en su contexto territorial más cercano (el sector sur de la comarca del Aljarafe, en el área metropolitana de Sevilla), que permitiría la mejor conectividad e integración de este elemento en el sistema de Infraestructura Verde territorial. Para finalizar se establecen varias líneas estratégicas de actuación, en un tramo concreto del arroyo (tramo bajo): delimitación y recuperación del Territorio Fluvial, empleo de técnicas de bioingeniería y control de escorrentía en origen, entre otras. Así como los procesos de participación pública y las herramientas que ésta ofrece. En definitiva, esta comunicación aporta un caso de estudio útil para constatar las potencialidades que pueden proporcionar las formas alternativas de intervención integradas en el paradigma de la Infraestructura Verde.
Article
Full-text available
El artículo analiza el estado de la cuestión de la Infraestructura Verde en España, definiendo en primer lugar qué entendemos por este concepto y cuáles son sus funciones. En segundo lugar, identifica los antecedentes que hay en las diferentes normativas, instrumentos de planificación y documentación técnica oficial que han venido desarrollándose en las últimas décadas en Europa y, concretamente, en España. Esta revisión conduce a definir su situación actual, estableciendo los marcos normativos europeo y español vigentes, así como el que está actualmente en desarrollo. Tras este análisis, aborda la utilidad de la restauración ecológica de sistemas fluviales en el nuevo contexto de la Infraestructura Verde, estudiando su potencial como herramienta de regeneración territorial, de qué manera lo hace y qué resultados ofrece. Para ello, exponemos algunos casos de buenas prácticas representativos de las diversas formas de actuación a escala local, regional e internacional que este marco de actuación ofrece.
Article
Full-text available
Resumen Las áreas urbanas generan más escorrentía de aguas pluviales que las áreas naturales, debido a que la impermeabilización de las superficies reduce la infiltración del agua. Ante esto, la tendencia de gestión sostenible de recursos naturales ha generado nuevos enfoques de diseño y planeación urbana que incluyen el uso de sistemas de drenaje innovadores. Por ello, el presente estudio tiene como objetivo determinar la viabilidad para la creación e implementación de los pozos de infiltración como sistema de drenaje pluvial sostenible, a nivel vivienda, en zonas urbanas del municipio de Xalapa, Veracruz, México. Los resultados de viabilidad indican que el interés de las personas en adoptar e invertir en infraestructura para el drenaje pluvial (66.67 %), su bajo costo (75 %), así como las características físicas de las zonas (83 % en zonas estables), juegan un papel muy importante en la aplicación de este tipo de proyectos, sin dejar de lado los beneficios ambientales (91.67 %). Las características técnicas (tipo de suelo, geotecnia, capacidad de infiltración) son prioritarias para el uso de drenaje pluvial alternativo en viviendas de Xalapa. Con ello, la construcción y uso de sistemas de drenaje pluvial alternativo es una medida aplicable a las
Chapter
Full-text available
La escorrentía pluvial se ha convertido en una de las grandes problemáticas del municipio de Aspe. La ocupación de antiguos cauces y la creciente impermeabilización del suelo han contribuido a la generación de torrentes urbanos. Estos se forman con gran rapidez y sin que sea necesaria una gran cantidad de precipitación, tan solo se precisa un episodio puntualmente intenso para provocar problemas de escorrentía, como los ocurridos en los últimos años, lo que pone de manifiesto las insuficientes medidas llevadas a cabo para la mitigación de este problema. A tenor de ello se propone la utilización de Sistemas Urbanos de Drenaje Sostenible que permitan, tanto la reducción de la escorrentía urbana, como la utilización de las aguas pluviales para otros usos.
Book
Full-text available
The use of BMPs to control and treat urban stormwater runoff has become a common practice in urban watershed management. This has been propagated by ordinances developed by local governments that dictate the use of structural and nonstructural BMPs for new and existing development and to protect surface water quality and mitigate the impacts of stormwater runoff on receiving waters. BMPs demonstrate a wide range of pollutant removal capabilities and their performance is affected by several factors, including the long-term variation in rainfall, BMP design characteristics, processes affecting chemical phase and speciation, and environmental conditions. The pollutant removal performance of BMPs is difficult to interpret beyond generalities due to various inter-related and complex parameters; shortcomings in current BMP related studies include: < lack of long-term monitoring of the processes in a BMP responsible for export or detention/retention of urban stormwater pollutants, absence of, or inadequate monitoring within a BMP for water quality, sediment, and vegetation, which would provide a strong understanding of factors and processes that affect pollutant fate within a BMP, and variability in BMP performance results not only due to factors affecting the performance of BMPs, but also the methods used to characterize and calculate BMP effectiveness
por la que se establece un marco comunitario de actuación en el ámbito de la política de aguas
Directiva 2000/60/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de octubre de 2000, por la que se establece un marco comunitario de actuación en el ámbito de la política de aguas. Diario Oficial n° L 327 de 22/12/2000 p. 0001-0073.
Dimensioning criteria for storm water tanks for Santander
  • Temprano González
  • J Suárez López
  • J Tejero Monzón
Temprano González J.; Suárez López J. y Tejero Monzón I. (1998) Dimensioning criteria for storm water tanks for Santander. European Water Management, 1 (4): 55-60.
Urban Stormwater Best practice environmental management guidelines
  • Victorian Stormwater Committee
Victorian Stormwater Committee (1999) Urban Stormwater Best practice environmental management guidelines, CSIRO, Melbourne, Australia.
Modelos de prediseño de tanques de tormenta de redes de saneamiento litorales, atendiendo a la calidad bacteriológica del medio receptor
  • G De Frutos
  • J A Revilla
  • L M Azpiazu
  • A García
  • S Vassileva
  • T Soriano
  • J A Juanes
  • C Álvarez
De Frutos G.; Revilla J. A.; Azpiazu L. M.; García A.; Vassileva S.; Soriano T.; Juanes J. A. y Álvarez C. (1999) Modelos de prediseño de tanques de tormenta de redes de saneamiento litorales, atendiendo a la calidad bacteriológica del medio receptor. Resultados preliminares. V Jornadas Españolas de Puertos y Costas, (2):1061-1073.
  • B Woods-Ballard
  • R Kellagher
  • P Martin
  • C Jefferies
  • R Bray
  • P Shaffer
Woods-Ballard B.; Kellagher R.; Martin P.; Jefferies C.; Bray R.; Shaffer P. (2007) The SUDS Manual. CIRIA C697. London. 1.1-25.17.