Technical ReportPDF Available

El Destino de los Arquitectos de los Bosques Neotropicales: Evaluacion de la Distribucion y el Estado de Conservacion de los Pecaries Labiados y los Tapires de Tierras Bajas

Authors:
  • The Mountain Institute, Washington, DC

Abstract

Este informe contiene una evaluación del estado a nivel de la distribución de dos de las especies de mamíferos ecológica y económicamente más importantes del Neotrópico. El pecarí labiado (Tayassu pecari) y el tapir de tierras bajas (Tapirus terrestris) tienen áreas de distribución enormes; el primero se extiende a lo largo de hábitats tropicales y subtropicales desde el sur de México hasta el norte de Argentina, mientras que el segundo comparte la misma distribución pero en la porción sudamericana. Estas especies son arquitectas de los ecosistemas cumpliendo roles vitales en la estructuración de las comunidades vegetales. Ambas especies han sido fuentes clave de alimento para cazadores de subsistencia en toda la región y el tráfico internacional de productos de los pecaríes ha sido también económicamente significativo, aunque resultando en una amenaza para la especie donde la cosecha no es sustentable. Como resultado de la cacería excesiva y la destrucción de sus hábitats, ambas especies son consideradas en peligro o amenazadas en varios países y están incluidas en el Apéndice II de la CITES (Convención sobre el Comercio de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres). Este trabajo ofrece información para la planificación de la conservación y una línea de base para evaluar cambios futuros en el estado y distribución de estas dos especies. También da una indicación de la salud de los ecosistemas a lo largo de su distribución, ya que ambas especies son muy susceptibles a la presión humana y resultan útiles para el seguimiento o monitoreo del estado de conservación de sus hábitats. Para llevar a cabo este trabajo, muchos profesionales de 14 países del Neotrópico que estudian los tapires y los pecaríes aportaron datos y contribuyeron al análisis y conclusiones. A continuación se presentan los resultados más sobresalientes.
Grupo Especialista de la
CSE/UICN en Cerdos, Pecaries
e Hipopótamos
EL DESTINO DE LOS ARQUITECTOS DE LOS
B
OSQUES NEOTROPICALES:
EVALUACIÓN DE LA DISTRIBUCIÓN Y EL ESTADO DE
C
ONSERVACIÓN DE LOS PECARÍES LABIADOS Y LOS TAPIRES
DE TIERRAS BAJAS
Un informe por:
Andrew Taber, Silvia C. Chalukian, Mariana Altrichter, Karen Minkowski, Leonidas
Lizárraga, Eric Sanderson, Damián Rumiz, Eduardo Ventincinque, Edsel Amorim
Moraes, Jr, Carlos de Angelo, Miguel Antúnez, Guido Ayala, Harald Beck, Richard Bodmer,
Salvador Boher B., José Luis Cartes, Soledad de Bustos, Don Eaton, Louise Emmons,
Neyreda Estrada, Luiz Flamarion de Oliveira, José Fragoso, Rony Garcia, Claudia Gomez,
Humberto Gómez, Alexine Keuroghlian, Karim Ledesma, Diego
Lizcano, Carolina Lozano, Olga Montenegro, Nora Neris, Andrew Noss, Juan
Alejandro Palacio Vieira, Agustin Paviolo, Pablo Perovic, Héctor Portillo, Jeremy
Radachowsky, Rafael Reyna-Hurtado, Juliana Rodriguez Ortiz, Leo Salas, Adriana
Sarmiento Duenas, Javier A Sarria Perea, Karina Schiaffino, Benoit de Thoisy, Mathias
Tobler, Victor Utreras, Diego Varela, Robert B. Wallace, y Galo Zapata Ríos
Tapa:
Diseño: Troy Cavaliere
Fotografias: Silvia Chalukian, Rafael Reyna,
Leonardo Maffei y Andrew Taber
Diseño y Presentación del Informe: Christine Banks
GRUPO ESPECIALISTA DE LA
CSE/UICN
EN CERDOS,
PECARÍES Y HIPOPÓTAMOS
ii
iii
DEDICACIÓN
Dedicamos este informe a los científicos que nos antecedieron, especialmente al Dr.
Lyle Sowls, el primer científico en establecer una línea de base rigurosa para compren-
der la biología y estado de conservación de los pecaríes. También se lo dedicamos a las
siguientes generaciones de biólogos de ungulados Neotropicales, quienes se beneficia-
rán con este trabajo como línea de base para evaluar en el futuro los cambios en el es-
tado de conservación de los tapires de tierras bajas y los pecaríes labiados.
iv
v
RESUMEN EJECUTIVO
Este informe contiene una evaluación del estado a nivel de la distribución de dos de las especies de
mamíferos ecológica y económicamente más importantes del Neotrópico. El pecarí labiado (Tayassu
pecari) y el tapir de tierras bajas (Tapirus terrestris) tienen áreas de distribución enormes; el primero
se extiende a lo largo de hábitats tropicales y subtropicales desde el sur de México hasta el norte de
Argentina, mientras que el segundo comparte la misma distribución pero en la porción sudamerica-
na. Estas especies son arquitectas de los ecosistemas cumpliendo roles vitales en la estructuración de
las comunidades vegetales. Ambas especies han sido fuentes clave de alimento para cazadores de
subsistencia en toda la región y el tráfico internacional de productos de los pecaríes ha sido también
económicamente significativo, aunque resultando en una amenaza para la especie donde la cosecha
no es sustentable. Como resultado de la cacería excesiva y la destrucción de sus hábitats, ambas es-
pecies son consideradas en peligro o amenazadas en varios países y están incluidas en el Apéndice
II de la CITES (Convención sobre el Comercio de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres).
Este trabajo ofrece información para la planificación de la conservación y una línea de base
para evaluar cambios futuros en el estado y distribución de estas dos especies. También da una indi-
cación de la salud de los ecosistemas a lo largo de su distribución, ya que ambas especies son muy
susceptibles a la presión humana y resultan útiles para el seguimiento o monitoreo del estado de
conservación de sus hábitats. Para llevar a cabo este trabajo, muchos profesionales de 14 países del
Neotrópico que estudian los tapires y los pecaríes aportaron datos y contribuyeron al análisis y con-
clusiones. A continuación se presentan los resultados más sobresalientes.
Pecarí Labiado
La distribución histórica del pecarí labiado cubría aproximadamente 14.220.461 km². Mediante re-
gistros directos e indirectos, su presencia fue documentada en 887 localidades a lo largo de toda su
distribución y se lo consideró extinto en 49 localidades. El grupo de investigadores pudo evaluar el
estado del pecarí labiado en casi toda su área de distribución histórica. Para el 2005 se lo consideró
extinto en 20,5% de esta área y su distribución abarcando11.177.435 km². Las principales reduccio-
nes se observaron en Centroamérica, México, el noroeste de Sudamérica, noreste de Brasil y en el
extremo sur de su distribución en Argentina y Brasil.
El estado de conservación del pecarí labiado fue clasificado como con bajas probabilidades
de supervivencia en 20,1% de su área de distribución, donde persisten poblaciones aisladas. En estas
áreas es poco probable que el pecarí labiado influya en los procesos ecológicos, por lo que se lo con-
sideraría funcionalmente extinto, aunque sobreviva en pequeños números. En el 17% de su área de
distribución se lo consideró con medianas probabilidades de supervivencia y si esta tendencia conti-
núa, la especie podría reducirse hasta tener baja probabilidad de sobrevivir a largo plazo y registrar-
se extinciones locales. Las poblaciones de pecarí labiado se consideraron como aún intactas en un
41,5% de su área de distribución actual.
En su área de distribución se incluyen 32 regiones eco-geográficas. El 61% del área se en-
cuentra sólo en cuatro: el Cerrado y los tres tipos de bosque lluvioso tropical Amazónico. El pecarí
desapareció en un 97.3% en la Catinga del noreste de Brasil (739.000 km² perdidos) y la especie está
en riesgo en otras seis regiones eco-geográficas, donde se registraron reducciones de 70% o más.
Con respecto a los seis tipos principales de hábitat (agrupaciones de regiones eco-
geográficas) dentro de su distribución histórica, el 66% del área de distribución se encontró en los
bosques lluviosos latifoliados tropicales y subtropicales. En los sistemas de manglares la especie ha
sufrido mayores impactos, desapareciendo de al menos 43% de estas áreas.
Encontrado históricamente en 19 países, el pecarí labiado ahora está extinto en El Salvador y
su distribución se ha reducido a menos del 20% del área histórica en Guatemala, México y Costa
Rica. Se considera que la especie está en mayor riesgo de desparecer en Costa Rica. Faltaron datos
para Panamá. Aunque Brasil se mantiene como un importante núcleo para la especie, con un área de
distribución actual de más de 7.000.000 km², aún aquí el pecarí ha desaparecido de por lo menos
vi
1.000.000 km². La probabilidad de supervivencia a largo plazo es buena en Perú, Bolivia, Guayana
Francesa, Guyana, Surinam y en grandes porciones de Colombia y Venezuela.
Las principales amenazas para la especie que fueron identificadas por los investigadores
fueron: pérdida y degradación de hábitats, cacería, crecimiento poblacional humano, extracción de
recursos y ganadería. Las tres últimas son amenazas indirectas que contribuyen a la disminución de
las poblaciones incrementando otras amenazas directas como la cacería. Esta especie necesita gran-
des extensiones de hábitat intacto, con bajos niveles de amenaza, y el 71% de su distribución actual
se encuentra en regiones con pocas alteraciones del hábitat.
Se identificaron 57 Unidades de Conservación para Pecarí Labiado (UCP), cubriendo 48%
de su área de distribución actual. Estas unidades varían en tamaño desde 119 km² a más de
2.000.000 km², ubicándose las de mayor extensión en el norte de la Amazonía y el escudo de las
Guayanas brasileras, Guyana, Surinam, Guayana Francesa, Venezuela y Colombia. La mayoría de
las UCP en Centroamérica y en el sudeste de Brasil son pequeñas y aisladas. Con base en varios
criterios, se consideró que el 86,6% del área total de las UCP es de alta calidad (Tipo I), distribuida
en 19 unidades separadas. Estos son los núcleos más importantes de los que depende la superviven-
cia a largo plazo de la especie. En cinco REG no se ubicaron UCPs y en Belize, Costa Rica, Panamá,
Honduras y Argentina no existen, son de baja calidad (Tipo II) o cubren áreas muy pequeñas. En
aproximadamente 70% de la superficie total designada como UCP se reportaron poblaciones esta-
bles y en un 25% se reportaron poblaciones que están disminuyendo. Del total de la superficie de las
UCPs un 26% se encuentra en reservas naturales estrictas o en parques nacionales. Sin embargo,
solo un 20% de la superficie en todas las categorías de manejo de la UICN y un 9% de la superficie
total de las UCPs se reportan como efectivamente protegidas.
Tapir de Tierras Bajas
La distribución histórica del tapir cubría aproximadamente 13.129.874 km². Mediante registros di-
rectos e indirectos, su presencia fue documentada en 1.213 localidades a lo largo de toda su distribu-
ción, considerándose extinto en 40 localidades. El grupo de investigadores pudo evaluar su estado
en casi toda su área de distribución histórica. En el año 2005 se lo consideró extinto en aproximada-
mente 14% de esta área y su distribución actual abarcando 11.232.018 km². Las principales reduccio-
nes se observaron en el noroeste de Sudamérica, la costa de Venezuela, el noreste de Brasil y en el
límite sur de su distribución, en Argentina y Brasil.
El 41,1% del área de distribución histórica del tapir ha sido clasificada con probabilidades
de supervivencia bajas o medias a largo plazo, donde persisten poblaciones aisladas o dispersas. En
estas áreas es probable que el tapir no tenga influencia en los procesos ecológicos, por lo que podría
considerarse ecológicamente extinto. Sin embargo, existen poblaciones intactas a lo largo del 44,4%
de su área de distribución histórica.
En su área de distribución se incluyen 25 regiones eco-geográficas. El 61% de esta superficie
se encuentra sólo en cuatro: los tres tipos de bosque lluvioso tropical Amazónico y el Cerrado. Su
distribución ha disminuido en un 97,3% en la Catinga del noreste de Brasil (738.811 km² perdidos) y
la especie está en riesgo en los bosques lluviosos del Chocó Darién, los bosques secos del Caribe y
los bosques secos tropicales del oeste de los Andes, donde se registraron reducciones de 60% a 80%
en el área de distribución. En el Cerrado el tapir tiene alta probabilidad de supervivencia a largo
plazo solamente en el 20% de su superficie.
De los seis tipos principales de hábitat, los mismos usados con el pecarí, el 54% del área de
distribución del tapir se encontró en los bosques lluviosos latifoliados tropicales y subtropicales. Su
área de distribución se ha reducido en al menos un 25% en: los manglares, los pastizales y sabanas
estacionalmente lluviosos tropicales y subtropicales y los bosques secos, sabanas y arbustales tropi-
cales y subtropicales, donde el área se redujo en más de un millón de km².
Esta especie se encuentra en 11 países. Está en mayor riesgo en Argentina, donde su área de
distribución ha disminuido en un 46% y las poblaciones son pequeñas y fragmentadas. En Colombia
su área de distribución ha disminuido en un 38,5% y ha desaparecido de más de un millón de km²
(12,4% de su distribución en el ps) en Brasil. En este ultimo ps, su área de distribucn aún cubre
vii
más de siete millones de km², pero los investigadores participantes estimaron que tiene altas proba-
bilidades de supervivencia a largo plazo en solamente un tercio de su distribución histórica.
Las principales amenazas directas para la especie identificadas por los investigadores fue-
ron la transformación del hábitat y la cacería mientras que las indirectas fueron la ganadería, el cre-
cimiento poblacional humano y la extracción de recursos. También fueron reconocidas las amenazas
provenientes del desarrollo de infraestructura como caminos y explotación de hidrocarburos. Esta
especie sobrevive mejor en áreas con impacto humano relativamente bajo. Se estima que los tapires
de tierras bajas tienen perspectivas de supervivencia baja a moderada en el 70% de áreas que han
sido muy modificadas por la actividad humana.
Se identificaron 51 Unidades de Conservación para Tapires (UCT), cubriendo 40% de su
área de distribución actual. Estas unidades varían en tamaño desde 287 km² a más de 2.000.000 km²,
encontrándose las de mayor extensión en el norte de la Amazonía y el escudo de las Guayanas bra-
sileras. Con base en varios criterios, solo siete unidades (cubriendo el 90% del área total de las
UCT), se consideraron como de alta calidad para la supervivencia a largo plazo de la especie (Tipo
I). Aún así, las poblaciones de tapir se consideraron estables en 74,2% y declinando en 21,6% del
área total de las UCT. En 20% de las UCT se reportaron poblaciones con menos de 100 tapires, por lo
que es improbable que allí sean viables. En cuatro REG no se ubicaron UCT y en otras cuatro se en-
cuentran solo UCT de baja calidad, donde la supervivencia de la especie es preocupante. En Argen-
tina se encuentra la menor superficie (21.173 km²) de UCT clasificada como de Tipo I. Mientras que
28% de la superficie total de las UCT se ubican en reservas naturales estrictas o parques nacionales,
solo 9% del área total de las UCT presenta protección efectiva, estando el resto sometido a diferentes
niveles y tipos de amenaza.
Discusión y Conclusiones
Este es uno de los conjuntos más grandes de datos colectado para especies de tan amplia distribu-
ción. No obstante, el poder de los datos fue limitado debido a la desigualdad en las áreas cubiertas
por los expertos de cada especie. Mientras que los participantes tuvieron conocimiento acerca de las
amenazas a la fauna silvestre y sus hábitats a lo largo del área de distribución de estas especies y por
lo tanto, fueron capaces de proveer apreciaciones sobre su estado en todas las regiones eco-
geográficas, tipos principales de hábitat y países, no hubo registros para 11 de las 32 regiones eco-
geográficas. El corazón de la cuenca Amazónica, una gran parte del área de distribución de ambas
especies, está muy pobremente evaluada.
Se necesitan más exploraciones para llenar los vacíos de conocimiento, especialmente en
regiones poco conocidas de Brasil, Colombia, Surinam, Guyana y Perú. Se necesitan evaluaciones
para pecarí labiado en todo o parte de Ecuador, la costa Atlántica de Brasil, Guayana Francesa, Ve-
nezuela, Honduras, México (particularmente los manglares), Nicaragua y Panamá. Existe también la
necesidad de llenar vacíos de información sobre el tapir en áreas del Gran Chaco de Argentina. Ade-
más, no está bien comprendida la importancia de los ecosistemas de manglares para ambas especies,
así como su estado en estos hábitats.
En términos generales, la distribución de las dos especies se superpone en aproximadamen-
te un 92%, estando la diferencia más significativa en la región de Centroamérica, hasta el sur de
México, área que solo ocupan los pecaríes y donde el tapir de tierras bajas esta reemplazado por
otra especie. También se encontró una coincidencia del 96% en la valoración del estado de ambas
especies donde se superponen, y una coincidencia casi perfecta en la localización y configuración de
las unidades de conservación de cada una. Se estimó que los tapires se extinguieron en 14% de su
área de distribución histórica, versus un 20,5% para los pecaríes, diferencia que se explica principal-
mente por los niveles de pérdida de hábitat en Centroamérica y el sur de México. También parece
que los tapires son capaces de sobrevivir mejor que los pecaríes labiados en áreas sometidas a mayo-
res niveles de impacto humano, pues persisten en 236.427 km² donde estos últimos se han extingui-
do; además han perdido relativamente menos de su distribución histórica en diez de los países don-
de se encuentran ambos.
viii
Las principales reducciones en distribución ocurrieron en las mismas áreas: (i) los límites
sur de distribucn en Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil; (ii) el noroeste de Sudamérica en Co-
lombia y Venezuela; y (iii) el noreste de Brasil. Para el 2005, ambas especies tenían una alta probabi-
lidad de supervivencia en poco mas del 40% de su área de distribución y poblaciones dispersas y en
decrecimiento, con bajas probabilidades de supervivencia a largo plazo en aproximadamente un
cuarto de sus áreas actuales de distribución, donde se encuentran ecológicamente extintos a nivel de
paisaje. En otros 2,4 millones de km², principalmente a lo largo del arco de deforestación en Brasil,
las tendencias sugirieron que ambas especies tendían a cambiar a un estado de probabilidad de su-
pervivencia baja en el mediano plazo. Las grandes regiones eco-geográficas donde ambas especies
se encuentran particularmente delicadas incluyen la Catinga, el bosque lluvioso Atlántico y el Cerra-
do.
Argentina es el país donde los tapires se encuentran en mayor riesgo, mientras que para los
pecaríes es Costa Rica seguido por Guatemala, México y Panamá. En contraste, el futuro a largo pla-
zo para ambas especies parecía asegurado en 2005 en Bolivia, Colombia, Perú y Venezuela. En Bra-
sil, mientras que las dos especies se encuentran bien en partes del país, como el norte de la Amazo-
nía, ambas enfrentan una posible reducción de 40% en el futuro cercano, dadas las tendencias de la
deforestación y fragmentación.
En términos de planificación para la conservación, considerando la existencia de diferentes
tipos ecológicos de tapires de tierras bajas y pecaríes labiados, los objetivos más realistas de atención
son los tipos principales de hábitat y las unidades de conservación. Dado el número actual de espe-
cialistas y los recursos disponibles, la planificación y acción para la conservación del tapir y el pecarí
a nivel de regiones eco-geográficas es poco práctica en la mayoría de los casos. Además, dada la es-
tructura de la mayoría de los esfuerzos de conservación, que tiende a enfocarse a nivel de país, los
esfuerzos transfronterizos para proteger y manejar todos los distintos eco-tipos de pecaríes y tapires
requerirá una importante mejora en coordinación. Finalmente, dada la concordancia en distribución
y amenazas entre ambas especies, hay grandes ventajas en continuar coordinando los esfuerzos de
conservación para las dos.
Un hallazgo notable fue que las áreas protegidas no están cumpliendo sus funciones para
proteger adecuadamente a estas especies, ni proveen suficiente cobertura de todas las regiones eco-
geográficas, los tipos principales de hábitat ni las unidades de conservación. La necesidad de mejo-
rar el área de cobertura de las áreas protegidas, además del manejo interno y la protección a nivel de
especies, sigue siendo un desafío en todo el Neotrópico. Además, para conservar estas especies co-
mo parte funcional de los ecosistemas a escala de paisajes, los esfuerzos de conservación deben tam-
bién focalizarse en tierras comunitarias y privadas.
En este informe se esbozan recomendaciones específicas de conservación. A pesar que las
prioridades variaron de una región a otra, siendo una prioridad especial proporcionar más y mejor
información sobre conservación y manejo a nivel local, regional y nacional. Para el 2005, ni los peca-
ríes labiados ni los tapires de tierras bajas podían considerarse en peligro como especie, pero el vaso
de la conservación para ambos está esencialmente medio lleno o medio vacío, y es necesario un es-
fuerzo conjunto para mantenerlos como parte funcional importante de sus ecosistemas y por su va-
lor simbólico para la conservación como los “jardineros y arquitectos naturales” de ecosistemas
Neotrópicales.
ix
EXECUTIVE SUMMARY
This report provides a range-wide status assessment of two of the most ecologically and economi-
cally important mammal species of the Neotropics. White-lipped peccaries (Tayassu pecari) and low-
land tapirs (Tapirus terrestris) have enormous ranges with the former species extending across tropi-
cal and subtropical habitats from Southern Mexico to northern Argentina, while the latter species is
restricted to the South American portion of this distribution. These species are architects of ecosys-
tems across the Neotropics through their vital roles in structuring plant communities. Both species
have also long been key food sources for subsistence hunters throughout the region and interna-
tional trade in white-lipped peccary products has also been economically significant, although
threatening to the species where harvesting is unsustainable. As a result of overhunting and habitat
destruction, both species are considered endangered or threatened in a number of countries, and are
listed on Appendix II of CITES (Convention on International Trade in Endangered Species).
This study provides range-wide information for conservation planning and a baseline
against which to evaluate future changes in these two species’ status and distribution. It also pro-
vides an indication of ecosystem health across their ranges since both species are highly susceptible
to human pressures and are useful for monitoring habitat conservation status. To undertake this
survey, top peccary and tapir biologists from fourteen countries across the Neotropics provided
data and contributed to the analysis and conclusions. Salient findings are outlined below:
White-Lipped Peccaries
Its historic distribution covered some 14,220,461 km². Using direct and indirect means, this species
presence was documented at 887 localities across its range, and it was judged extinct in another 49
localities. The pool of experts was able to evaluate white-lipped peccary status in almost all of its
total historic range. As of 2005 it had gone extinct in 20.5% of this area and its actual distribution
had declined to 11,177,435 km². Major range contractions were observed in Central America, Mex-
ico, northwestern South America, northeast Brazil, and along the southern fringes of its distribution
in Argentina and Brazil.
White-lipped peccary status was classified as having a low probability of survival in 20.1%
of its historic range with only small isolated and scattered groups persisting. In these areas it is now
unlikely to be a factor in ecological processes making it functionally extinct, even though it survives
in small numbers. In 17% of its range, it was judged to be of medium probability of survival and, if
trends continue, the species will likely be reduced to a low probability of long-term survival and
localized extinction in these areas. White-lipped peccary populations were still broadly intact across
41.5% of their historic range.
This species’ distribution incorporated 32 eco-geographical regions. Across these, 61% of its
range area was in only four: the Cerrado plus three Amazonian moist forest types. Its range has de-
clined by 97.3% in the Catinga of northeast Brazil (739.000 km² lost) and the species is at risk, with
70% or greater range reductions, in another six of the eco-geographic regions.
Of the six major habitat types in its historic range, lumping Eco-Geographical Regions
(Regiones Eco-Geográficas—REGs), 66% of the surface areas was in evergreen tropical and subtropical
humid forest. It was also found in montane tropical and subtropical moist forest; montane grass-
lands; tropical and subtropical dry forests, savanna and scrublands; seasonally humid grasslands
and savannas; and mangroves. Of these major habitat types it has been most impacted in the man-
grove systems where it has disappeared from at least 43% of the area.
While it was historically found in 19 countries it is now extinct in El Salvador and its distri-
bution has shrunk to less than 20% of its historic range in Guatemala, Mexico and Costa Rica, the
country where it is most at risk of extinction. Data were lacking from Panama. While Brazil remains
a stronghold for this species, with its current range covering more than 7,000,000 km², even here it
has disappeared from at least 1,000,000 km². Its probability of long-term survival at the country level
is good in Peru, Bolivia, French Guyana, Guyana, Suriname, and large portions of Colombia and
Venezuela.
x
The principal threats to the species, identified by the experts, were habitat loss and degrada-
tion, hunting, growing human population pressures, resource extraction, and ranching. The latter
three are indirect threats which contribute to species loss by increasing more direct threats such as
hunting. This species needs largely intact habitat, with low levels of threat, and 71% of its current
distribution was in regions which had suffered minimal habitat alteration.
Fifty-seven Peccary Conservation Units (Unidades de Conservación para Pecarí Labiado
UCPs) were identified covering 48% of the current species’ distribution. These units varied in size
from 119 km² to over 2,000,000 km², with the largest spanning parts of the northern Amazon and
Guyana Shield of Brazil, Guyana, Surinam, French Guyana, Venezuela and Colombia. Most UCPs
were tiny and isolated in Central America and also in southeast Brazil. Based on a variety of criteria,
86.6% of the total UCP area was judged of high quality (Type I) distributed in 19 separate units.
These are the strongholds upon which the species long-term survival depends. Five REGs did not
have any UCPs; and UCPs were either nonexistent, of low quality (Type II’s), or covered small areas
in Belize, Costa Rica, Panama, Honduras, and Argentina. Peccary populations were judged stable in
approximately 70%, and declining in 25% of the total area of the UCPs. Of the total surface areas of
the UCPs, 26% was in either strict nature reserves or national parks. However, only 20% of the area
in all IUCN categories, and only 9% of the total UCP area, were judged to have effective protection.
Lowland Tapirs
This species’ historic distribution covered some 13,129,874 km². Using direct and indirect means,
this species presence was documented at 1,213 sites and was judged extinct in another 40 sites
across its range. The pool of experts was able to make a determination of lowland tapir status in al-
most all of its historic range. It had gone extinct in approximately 14% of range as of 2005 when its
actual distribution had declined to 11,232,018 km². Major range contractions have occurred in north-
western South America, coastal Venezuela, northeast Brazil, and along the southern fringes of its
distribution in Argentina and Brazil.
As of 2005, in 41.1% of its historic range its status was classified as of low or medium prob-
ability of long-term survival with only small, isolated, and scattered groups persisting. In these ar-
eas it is unlikely to be a factor in ecological processes making it effectively ecologically extinct. How-
ever, populations were still broadly intact across 44.4% of its historic range.
This species’ distribution incorporated 25 eco-geographical regions. Of these, 61% of its
range area was in only four: three Amazonian moist forest regions plus the Cerrado. Its range has
declined by 97.3% in the Catinga of northeast Brazil (738,811 km² lost) and the species is at risk, with
60% to 80% reductions in range in the lowland rainforest of the Chocó Darien, Caribbean dry forest
and the tropical dry forest of the western Andes. In the Cerrado this species had a high probability
of long-term survival in 20% of this huge area.
Of the six major habitat types in its historic range, the same as used for the white-lipped
peccary, 54% of the surface areas was in evergreen tropical and subtropical moist forest. Its range
has been reduced by at least 25% in three of these major habitat types: the mangroves; seasonally
humid grasslands and savannas; and the tropical and subtropical dry forests, savanna and scrub-
lands where its range area has been reduced by more than a million km².
This species is found in 11 countries. It is most at risk in Argentina where its range has de-
clined by 46% and where its populations are small and highly fragmented. In Columbia its range
has contracted by 38.5%, and lowland tapirs have disappeared from over one million km² (12.4% of
its country range) in Brazil. In the latter country its range still covers over seven million km², but it
was judged by the experts to have a high probability of long-term survival in only about a third of
its historic range.
The experts identified the principal direct threats to the species as habitat loss and hunting;
with ranching, human population growth, and natural resource extraction as the main indirect
threats. Threats from infrastructure development including roads and hydrocarbon development
were also recognized by the experts. This species survives best in areas with relatively low human
impact. Lowland tapir were judged to have only low to moderate prospects of long-term survival in
xi
70% of those areas which have been heavily modified by people.
Fifty-one Tapir Conservation Units (Unidades de Conservación para Tapires—UCTs) were
identified covering 40% of its current distribution. UCTs varied in size from 287 km² to over
2,000,000 km², with the largest spanning parts of the northern Amazon and Guyana Shield. Based
on a variety of criteria, only seven units, but 90% of the UCT area, were judged of high quality for
long-term tapir survival (Type I). Even so, tapir populations were judged stable in 74.2%, and de-
clining in 21.6% of the total area of the UCTs. Twenty percent of the UCTs had estimated popula-
tions of less than 100 tapirs which were unlikely to be viable. Four REGs did not have any UCTs and
four other REGs had only poor quality UCTs; tapir survival is of concern in these areas. Argentina
had the smallest area (21,173 km²) of any country classified as Type I UCTs. While 28% of the total
surface areas of the UCTs was in either strict nature reserves or national parks, only 9% of the total
TCU area had effective protection, with the rest subject to various levels and types of threats.
Discussion and Conclusions
This is one of the largest distributional status data sets ever collected on such wide ranging species.
Nevertheless, the power of the data was limited given the uneven coverage of the area by the ex-
perts in each species. While, the experts did have knowledge of threats to wildlife and habitats
across the species’ distributions, and hence were able to provide status appraisals for all eco-
geographical regions, major habitat types, and most countries, there were no locality records for 11
of the 32 eco-geographical regions. The core of the Amazon basin, a huge part of both species’ distri-
butions, was notably poorly surveyed.
More surveys are needed to fill in knowledge gaps; particularly in poorly known regions of
Brazil, Colombia, Surinam, Guyana and Peru. White-lipped peccary specific surveys are needed for
all or parts of Ecuador, the Atlantic coast of Brazil, French Guyana, Venezuela, Honduras, Mexico
(particularly mangroves), Nicaragua and Panama. There is similarly a need to fill-in an information
gap for lowland tapirs in part of the Argentine Gran Chaco. Also, the importance of mangrove eco-
systems to both lowland tapirs and peccaries is not well understood, nor is their status in these habi-
tats.
Overall, these two species’ ranges overlapped nearly 92%, with the most significant differ-
ences being the extension of only white-lipped peccaries through Mesoamerica into southern Mex-
ico. There was also a 96% coincidence in appraisal of both species status where their distributions
overlapped; and an almost perfect coincidence in the location and configuration of species conserva-
tion units. Lowland tapirs were judged extinct in 14% of their historic range versus 20.5% for white-
lipped peccaries, with the difference primarily explained by the levels of habitat loss in Meso-
america and southern Mexico where only the latter species occurs. Also, tapirs seemed able to sur-
vive better than white-lipped peccaries in areas subject to higher levels of human impact as they
persist in some 236,427 km² where the latter species has gone extinct, and have lost relatively less of
their historic range in ten of the countries where both occur.
Major range reductions for both species occurred in the same areas: (i) the southern range
limits in Argentina, Uruguay, Paraguay and Brazil; (ii) northwestern South America in Columbia
and Venezuela; and (iii) northeastern Brazil. As of 2005, both species had a high probability of sur-
vival in slightly more than 40% of their distributions. They had vanishingly sparse populations,
with low probability of long-term survival, in approximately a quarter of their current ranges where
they are effectively ecologically extinct at the landscape level. In another 2.4 million km², principally
along the arc of deforestation in Brazil, the trends are clearly for both species to drop to the low
probability of survival status in the medium term. Large eco-geographical regions where both spe-
cies are particularly in trouble include the Catinga, Atlantic rain forest, and the cerrado.
The country where lowland tapirs are most at risk is Argentina; while for peccaries it was
Costa Rica followed by Guatemala, Mexico and Panama. In contrast, in Bolivia, Columbia, Peru and
Venezuela both species long-term future seemed assured as of 2005. In Brazil, while these two spe-
cies are in good shape in parts of the country, such as the northern Amazon, both face a likely fur-
ther range reduction of as much as 40% in the near future given deforestation and fragmentation
trends.
xii
In terms of planning for the conservation of all ecological forms of lowland tapirs and
white-lipped peccaries, the major habitat types and conservation units were the most realistic tar-
gets. Given the current number of species specialists and resources available, tapir and white-lipped
peccary conservation planning and action at the level of the eco-geographical regions is unlikely to
be practical in most cases. Also, given the country-focused structure of most conservation efforts,
transnational efforts to protect and manage all different eco-types of peccaries and lowland tapirs
will require significantly improved coordination. Finally, given the concordance in range and
threats between lowland tapirs and white-lipped peccaries, there are advantages to continuing to
coordinate conservation efforts for both species.
One notable finding from the experts was that protected areas were clearly not fulfilling
their functions of adequately protecting these species, nor did they provide sufficient coverage of all
eco-geographic regions, major habitat types, and species conservation units. The need to improve
protected area coverage, and internal management and protection at the species level, continues to
be a challenge across the Neotropics. Also, to conserve these species as functional parts of ecosys-
tems at the scale of landscapes, conservation efforts must also focus on communal and private
lands.
Specific conservation recommendations are outlined in this report, although priorities var-
ied from region to region, with a particular emphasis on getting more and better conservation and
management information to decision makers at local, regional and national levels. As of 2005, nei-
ther white-lipped peccaries nor lowland tapirs can be considered endangered as species, but the
conservation glasses for both is essentially half full, or half empty, and a concerted effort is needed
to maintain them both as ecologically important parts of their ecosystems and for their symbolic
value for conservation as the natural gardeners and architects of Neotropical ecosystems.
xiii
TABLA DE CONTENIDO
DEDICACIÓN.......................................................................................................................................... iii
RESUMEN EJECUTIVO .......................................................................................................................... v
EXECUTIVE SUMMARY ...................................................................................................................... ix
TABLA DE CONTENIDO.................................................................................................................... xiii
CUADROS, FIGURAS, MAPAS Y RECUADROS ........................................................................... xv
GLOSARIO ............................................................................................................................................. xxi
PRÓLOGO............................................................................................................................................. xxiii
AGRADECIMIENTOS......................................................................................................................... xxv
INTRODUCCIÓN.......................................................................................................................................1
OBJETIVOS Y PROCESO........................................................................................................................3
MÉTODOS ...................................................................................................................................................5
ORGANIZACIÓN DEL PROCESO, IDENTIFICACIÓN DE PARTICIPANTES
Y PLANIFICACIÓN PREVIA AL TALLER.........................................................................................5
TALLER: OBJETIVOS Y ACTIVIDADES.......................................................................................... 10
ANÁLISIS POSTERIORES DE LOS PRODUCTOS DEL TALLER ................................................ 12
RESULTADOS.......................................................................................................................................... 15
PECARÍ LABIADO............................................................................................................................... 15
Distribución Histórica........................................................................................................................ 15
Área de Conocimiento y Puntos de Registro ...................................................................................... 15
Métodos de Registro y Caracterización de los Sitios........................................................................... 16
Distribución y Estado Actual de Conservación.................................................................................. 29
Amenazas............................................................................................................................................ 34
Unidades de Conservación del Pecarí Labiado.................................................................................... 38
Estado de Conservación de las Unidades de Conservación del Pecarí ............................................... 46
Estado de las Poblaciones de Pecarí en las Unidades de Conservación............................................... 46
Amenazas, Tenencia de la Tierra y Efectividad de la Protección para Pecaríes en las UCP .............. 49
TAPIR DE TIERRAS BAJAS................................................................................................................ 73
Distribución Histórica........................................................................................................................ 73
Área de Conocimiento y Puntos de Registro ...................................................................................... 73
Métodos de Registro y Caracterización de los Sitios........................................................................... 81
Distribución y Estado Actual de Conservación.................................................................................. 81
Amenazas............................................................................................................................................ 87
Unidades de Conservación del Tapir de Tierras Bajas........................................................................ 91
Estado de Conservación de las Unidades de Conservación del Tapir ................................................. 99
Estado de las Poblaciones de Tapir en las Unidades de Conservación................................................ 99
Amenazas, Tenencia de la Tierra y Efectividad de la Protección para Tapires en las UCT................ 99
COMPARACIÓN ENTRE TAPIR Y PECARÍ................................................................................. 103
Área de Conocimiento y Puntos de Registro .................................................................................... 103
Distribución y Estado Actual de Conservación................................................................................ 103
Unidades de Conservación (UCT y UCP)........................................................................................ 104
Identificación de Amenazas y Propuestas de Medidas de Conservación .......................................... 105
Acciones de Conservación Sugeridas para Ambas Especies ............................................................. 105
xiv
DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES ...................................................................................................... 109
C
ALIDAD DE LOS DATOS ..................................................................................................................... 109
P
ECARÍ LABIADO ................................................................................................................................. 111
Área de Conocimiento y Puntos de Registro.................................................................................... 111
Distribución y Estado de Conservación........................................................................................... 112
Unidades de Conservación del Pecarí ............................................................................................. 113
Amenazas......................................................................................................................................... 114
T
APIR DE TIERRAS BAJAS..................................................................................................................... 115
Área de Conocimiento y Puntos de registro..................................................................................... 115
Distribución y Estado de Conservación........................................................................................... 116
Unidades de Conservación del Tapir .............................................................................................. 117
Amenazas......................................................................................................................................... 117
P
ERSPECTIVAS PARA LA CONSERVACIÓN DEL PECARÍ LABIADO Y EL TAPIR DE
T
IERRAS BAJAS ..................................................................................................................................... 119
APÉNDICES........................................................................................................................................... 121
APÉNDICE 1. Listado de Participantes y Colaboradores............................................................ 121
APÉNDICE 2. Formularios Utilizados por los Investigadores e Instrucciones para el
Mapeo.................................................................................................................................................. 127
APÉNDICE 3. Probabilidad de Supervivencia de las Poblaciones de Pecarí Labiado en su Área
de Distribución Actual por País y REG.......................................................................................... 143
APÉNDICE 4. Nombre Original de Cada UCP, Identificación Posterior (Id) y Participantes que
las Diseñaron...................................................................................................................................... 151
APÉNDICE 5. Superficie de Cada REG Incluida Dentro de Cada UCP. ................................... 153
APÉNDICE 6. Factores Considerados Importantes para la Supervivencia de la Especie,
Utilizados para Evaluar y Calificar las UCP Sobre su Estado de Conservación....................... 157
APÉNDICE 7. Calificación, Estado de Conservación y Superficie de cada UCP en las REG.. 159
APÉNDICE 8. Probabilidad de Supervivencia de las Poblaciones de Tapir en su Área de
Distribución Actual por País y REG................................................................................................ 161
APÉNDICE 9. Nombre Original de Cada UCT, Identificación Posterior (Id) y Participantes que
las Diseñaron...................................................................................................................................... 165
APÉNDICE 10. Superficie de Cada REG Incluida Dentro de Cada UCT. ................................. 167
APÉNDICE 11. Factores Considerados Importantes Para la Supervivencia de la Especie,
Utilizados para Evaluar y Calificar las UCTs Sobre su Estado de Conservación..................... 171
APÉNDICE 12. Calificación, Estado de Conservación y Superficie de Cada UCT
en las REG........................................................................................................................................... 173
APÉNDICE 13. Definiciones de Tenencia de la Tierra y Categorías de Manejo de la UICN.. 175
LITERATURA CITADA....................................................................................................................... 177
xv
CUADROS, FIGURAS Y MAPAS
CUADROS
C
UADRO 1. -- Regiones Eco-Geográficas agrupadas en tipos principales de hábitat. ........................ 7
C
UADRO 2. -- Categorías y valor de importancia relativa de los factores considerados como impor-
tantes para la supervivencia de las especies dentro de las Unidades de Conservación. ....... 14
C
UADRO 3. -- Distribución histórica, puntos de registro y probabilidades de supervivencia de las
poblaciones del pecarí en las distribuciones histórica y actual en cada Región
Eco-geográfico.................................................................................................................................. 18
C
UADRO 4. -- Distribución histórica, puntos de registro y probabilidades de supervivencia de las
poblaciones del pecarí en las distribuciones histórica y actual en cada Tipo Principal de
Hábitat............................................................................................................................................... 22
C
UADRO 5. -- Distribución histórica, puntos de registro y probabilidades de supervivencia de las
poblaciones del pecarí en las distribuciones histórica y actual en cada país............................24
C
UADRO 6. --Número y porcentajes de observaciones, puntos y expertos que reportaron haber
usado cada método de detección................................................................................................... 28
C
UADRO 7. --Número y porcentaje de puntos donde se reporto tipo dominante de uso de la
tierra................................................................................................................................................... 28
C
UADRO 8. --Principales amenazas que afectan al pecarí labiado y porcentaje del área de
distribución afectada. ...................................................................................................................... 35
C
UADRO 9. --Superficie (km²) ocupada por cada categoría de estado de conservación del pecarí
labiado y categorías de alteración del ambiente según el uso del suelo. ................................. 35
C
UADRO 10. -- Número de puntos de registro donde se reportó la situación de cacería................. 35
C
UADRO 11. -- Número de puntos donde se reportaron tipos de cazadores..................................... 36
C
UADRO 12. -- Número de puntos donde se reportaron tecnologías usadas para cazar pecarí
labiado............................................................................................................................................... 36
C
UADRO 13. -- Número de puntos donde se reportaron causas de deforestación............................ 37
C
UADRO 14. -- Número de puntos donde se reportaron responsables de la deforestación............. 37
C
UADRO 15. --Número, porcentaje y superficie de las Unidades de Conservación de pecarí
labiado, clasificadas según tipo y situación de conservación.....................................................39
C
UADRO 16. -- Superficie designada como UCP tipo I y II y porcentaje de la distribución actual en
cada REG........................................................................................................................................... 40
C
UADRO 17. -- Superficie designada como UCP tipo I y II y porcentaje de la distribución actual en
cada TPH........................................................................................................................................... 42
C
UADRO 18. -- Superficie designada como UCP tipo I y II y porcentaje de la distribución actual en
cada país............................................................................................................................................ 43
C
UADRO 19. --Calificación de las UCP sen los factores considerados............................................ 47
C
UADRO 20. --Número, porcentaje y tamaño medio de las UCP reportando tamaño de grupo y de
las poblaciones de pecarí labiado. ................................................................................................. 47
C
UADRO 21. -- Número, superficie y porcentaje de UCP con diferentes tendencias poblacionales
de pecarí labiado.............................................................................................................................. 48
C
UADRO 22. --Número y porcentaje de UCP con diversos tipos e intensidades de cacería. ........... 50
C
UADRO 23. --Porcentaje de UCP con diversos riesgos de deforestación y grado de extracción de
recursos. ............................................................................................................................................ 50
C
UADRO 24. -- Efectividad de la protección, tenencia de la tierra y tipos de áreas protegidas según
las categorías de la UICN en las UCP).......................................................................................... 50
C
UADRO 25. -- Distribución histórica, puntos de registro y probabilidades de supervivencia de las
poblaciones del tapir en las distribuciones histórica y actual en cada REG. ........................... 76
C
UADRO 26. -- Distribución histórica, puntos de registro y probabilidades de supervivencia de las
poblaciones del tapir en las distribuciones histórica y actual en cada TPH. ........................... 78
xvi
CUADRO 27. -- Distribución histórica, puntos de registro y probabilidades de supervivencia de las
poblaciones del tapir en las distribuciones histórica y actual en cada país. ........................... 78
C
UADRO 28. -- Número y porcentaje de observaciones, puntos y expertos que reportaron haber
usado cada método......................................................................................................................... 83
C
UADRO 29. -- Número y porcentaje de puntos reportando cada tipo dominante de uso de la
tierra.................................................................................................................................................. 83
C
UADRO 30. -- Superficie y porcentaje de la distribución del tapir afectada por diversas
amenazas.......................................................................................................................................... 88
C
UADRO 31. -- Superficie (Km
2
) de cada clase de estado de conservación de las poblaciones del
tapir en las categorías de alteración del ambiente...................................................................... 88
C
UADRO 32. -- Número de puntos de registro donde se reportó la situación de cacería (126 puntos
aportados por 11 investigadores).................................................................................................. 88
C
UADRO 33. -- Número de puntos donde se reportaron tipos de cazadores (126 puntos aportados
por 11 investigadores). ................................................................................................................... 89
C
UADRO 34. -- Número de puntos donde se reportaron tecnologías usadas para cazar tapir
(126 puntos aportados por 11 investigadores)............................................................................ 89
C
UADRO 35. -- Número de puntos donde se reportaron causas de deforestación (101 puntos
aportados por 12 investigadores).................................................................................................. 90
C
UADRO 36. -- Número de puntos donde se reportaron responsables de la deforestación (101
puntos aportados por 12 investigadores). ................................................................................... 90
C
UADRO 37. -- Número, porcentaje y superficie de las UCT clasificadas según tipo y estado de
conservación. ................................................................................................................................... 92
C
UADRO 38. -- Superficie designada como UCT tipo I y II y porcentaje de la distribución actual en
cada REG.......................................................................................................................................... 93
C
UADRO 39. -- Superficie designada como UCT tipo I y II y porcentaje de la distribución actual en
cada TPH.......................................................................................................................................... 95
C
UADRO 40. -- Superficie designada como UCT tipo I y II y porcentaje de la distribución actual en
cada país........................................................................................................................................... 96
C
UADRO 41. -- Número, porcentaje y tamaño medio de las UCT donde se reportó tamaño de las
poblaciones de tapir........................................................................................................................ 98
C
UADRO 42. -- Número, superficie y porcentaje de UCT con diferentes tendencias poblacionales de
tapir................................................................................................................................................... 98
C
UADRO 43. -- Número y porcentaje de UCT con diversos tipos e intensidades de cacería. ....... 101
C
UADRO 44. -- Porcentaje de UCT con diversos riesgos de deforestación y grado de extracción de
recursos........................................................................................................................................... 101
C
UADRO 45. -- Efectividad de la protección, tenencia de la tierra y tipos de áreas protegidas según
las categorías de la UICN, en las UCT . ..................................................................................... 101
C
UADRO 46. -- Amenazas identificadas para el tapir de tierras bajas …………………………….. 107
C
UADRO 47. -- Amenazas identificadas para el pecarí Labiado …...………………………………. 108
xvii
FIGURAS
F
IGURA 1. -- Secuencia de ordenamiento de los datos geográficos........................................................9
F
IGURA 2. -- Densidad de puntos de observación por 1.000 km² de la distribución histórica del
pecarí labiado dentro de cada REG............................................................................................... 26
F
IGURA 3. -- Densidad de puntos de observación por 1.000 km² de la distribución histórica del
pecarí labiado dentro de cada TPH............................................................................................... 27
F
IGURA 4. -- Densidad de puntos de observación por 1.000 km² de la distribución histórica del
pecarí labiado en cada país............................................................................................................. 27
F
IGURA 5. -- Superficie y proporción de las REG clasificadas según el estado de conservación del
pecarí labiado en su área de distribución..................................................................................... 31
F
IGURA 6. -- Superficie y proporción de los TPH según el estado de conservación del pecarí
labiado en su área de distribución................................................................................................. 31
F
IGURA 7. -- Superficie y proporción de los países según el estado de conservación del pecarí
labiado en su área de distribución................................................................................................. 32
F
IGURA 8. -- Superficie y porcentaje de reducción de la distribución histórica del pecarí labiado
en cada REG...................................................................................................................................... 32
F
IGURA 9. -- Superficie y porcentaje de reducción de la distribución histórica del pecarí labiado
en cada TPH...................................................................................................................................... 33
F
IGURA 10. -- Superficie y porcentaje de reducción de la distribución histórica del pecarí labiado
en cada país....................................................................................................................................... 33
F
IGURA 11. -- Estado de la distribución histórica del pecarí labiado. ................................................. 33
F
IGURA 12. -- Porcentaje de la superficie ocupada por cada clase de estado de conservación de la
distribución del pecarí labiado, en cada una de las categorías de alteración del ambiente... 36
F
IGURA 13. -- Superficie de las REG cubiertas por áreas designadas como UCP tipo I, II y sin
información....................................................................................................................................... 41
F
IGURA 14. – Superficie y proporción de los TPH cubiertos por áreas designadas como UCP. ..... 41
F
IGURA 15. -- Superficie y proporción de los países cubiertos por áreas designadas como UCP... 42
F
IGURA 16. -- Comparación del porcentaje de la distribución del pecarí labiado dentro de las REG
y el porcentaje de la misma designado como UCP. .................................................................... 44
F
IGURA 17. -- Comparación del porcentaje de la distribución del pecarí labiado dentro de los TPH
y el porcentaje de la misma designado como UCP. .................................................................... 44
F
IGURA 18. -- Comparación del porcentaje de la distribución del pecarí labiado dentro de los
países y el porcentaje de la misma designado como UCP.......................................................... 45
F
IGURA 19. -- Distribución del pecarí labiado de acuerdo con la probabilidad de supervivencia
en el total del área designada como UCP tipo I y tipo II ........................................................... 48
F
IGURA 20. -- Efectividad de la protección, tenencia de la tierra y tipos de áreas protegidas según
las categorías de la UICN en las UCP . ......................................................................................... 51
F
IGURA 21. -- Porcentajes del área total designada como UCP bajo diferentes grados de efectividad
de protección. ................................................................................................................................... 51
F
IGURA 22. -- Densidad de puntos de observación por 1.000 km² de la distribución histórica del
tapir dentro de las REG................................................................................................................... 74
F
IGURA 23. -- Densidad de puntos de observación por 1.000 km² de la distribución histórica del
tapir dentro de cada TPH................................................................................................................ 80
F
IGURA 24. -- Densidad de puntos de observación por 1.000 km² de la distribución histórica del
tapir en cada país. ............................................................................................................................ 80
F
IGURA 25. -- Superficie y proporción de las REG clasificadas según el estado de conservación del
tapir en su área de distribución...................................................................................................... 84
F
IGURA 26. -- Superficie y proporción de los TPH según el estado de conservación del tapir en su
área de distribución......................................................................................................................... 84
xviii
FIGURA 27. -- Superficie y proporción de los países según el estado de conservación del tapir en
su área de distribución. .................................................................................................................. 85
F
IGURA 28. -- Superficie y porcentaje de reducción de la distribución histórica del tapir en cada
REG. .................................................................................................................................................. 85
F
IGURA 29. -- Superficie (a) y porcentaje (b) de reducción de la distribución histórica del tapir en
cada TPH.......................................................................................................................................... 86
F
IGURA 30. -- Superficie y porcentaje de reducción de la distribución histórica del tapir en cada
país.................................................................................................................................................... 86
F
IGURA 31. -- Estado de la distribución histórica del tapir.................................................................. 86
F
IGURA 32. -- Porcentaje de la superficie ocupada de cada clase de estado de conservación de las
poblaciones de tapir, en las categorías de alteración del ambiente.......................................... 89
F
IGURA 33. -- Superficie y porcentaje de las REG cubiertas por áreas designadas como UCT tipo
I y II................................................................................................................................................... 94
F
IGURA 34. -- Superficie y proporción de los TPH cubiertos por áreas designadas como UCT..... 94
F
IGURA 35. -- Superficie y proporción de los países cubiertos por áreas designadas como UCT.. 95
F
IGURA 36. -- Análisis de la distribución del tapir en las REG y el porcentaje de la misma
designado como UCT..................................................................................................................... 96
F
IGURA 37. -- Análisis de la distribución del tapir en los TPH y el porcentaje de la misma
designado como UCT..................................................................................................................... 97
F
IGURA 38. -- Análisis de la distribución del tapir en los países y el porcentaje de la misma
designado como UCT..................................................................................................................... 97
F
IGURA 39. -- Distribución del tapir discriminada por probabilidad de supervivencia en el total
del área designada como UCT tipo I y tipo II . ........................................................................... 98
F
IGURA 40. -- Superficie de las UCT según la efectividad de protección, la tenencia de la tierra y
los tipos de áreas protegidas según las categorías de manejo de la UICN. .......................... 102
F
IGURA 41. -- Porcentajes del área total designada como UCT según la efectividad de
protección....................................................................................................................................... 102
MAPAS
M
APA 1. -- Distribución histórica del pecarí labiado. .......................................................................... 53
M
APA 2. -- Regiones eco-geográficas del pecarí labiado . ................................................................... 54
M
APA 3. -- Tipos principales de hábitat del pecarí labiado................................................................. 55
M
APA 4. -- Área de conocimiento y puntos de registro....................................................................... 56
M
APA 5. -- Estado actual de conservación del pecarí labiado. ........................................................... 57
M
APA 6. -- Unidades de conservación Tipo I y II y estado actual de conservación del pecarí. ..... 58
M
APA 7. -- Estado de conservación de las UCP y estado actual de conservación del pecarí......... 59
M
APA 8. -- UCP y áreas protegidas con categorías de manejo I y II de la UICN............................. 60
M
APA 9. -- Distribución histórica del tapir............................................................................................ 61
M
APA 10. -- Regiones Eco-Geográficas . ................................................................................................ 62
M
APA 11. -- Tipos principales de hábitat............................................................................................... 63
M
APA 12. -- Área de conocimiento y puntos de registro..................................................................... 64
M
APA 13.-- Estado actual de conservación del tapir............................................................................ 65
M
APA 14. -- Unidades de conservación Tipo I y II y estado actual de conservación del tapir....... 66
M
APA 15. -- Estado de conservación de las UCT y estado actual de conservación del tapir. ........ 67
M
APA 16. -- UCT y áreas protegidas con categorías de manejo I y II de la UICN........................... 68
M
APA 17. -- Distribución histórica del tapir y el pecarí....................................................................... 69
M
APA 18. -- Área de distribución compartida entre el tapir y el pecarí y comparación del estado
de conservación............................................................................................................................... 70
M
APA 19. -- Unidades de Conservación compartidas entre el tapir y el pecarí y comparación del
estado de conservación (los estados medio y bajo fueron agrupados).................................... 71
xix
RECUADROS
R
ECUADRO 1. -- Definiciones de los datos geográficos utilizados en el proceso. ................................ 8
R
ECUADRO 2. -- Los datos geográficos se analizaron siguiendo una secuencia lógica representada
por la Figura 1. ................................................................................................................................... 9
R
ECUADRO 3. -- Definición del estado de conservación en las áreas de distribución y unidades de
conservación..................................................................................................................................... 11
xx
xxi
GLOSARIO
PPHSG Grupo de Especialistas en los Cerdos, Pecaríes y Hipopótamos (los
Suiformes) / Pigs, Peccaries and Hippopotamus Specialist Group
REG Región Eco-Geográfico
SIG Sistema de Información Geográfica
CSE/SSC Comisión para la Supervivencia de las Especies / Species Survival
Commission
TPH Tipo Principal de Hábitat
TSG Grupo de Especialistas en los Tapires / Tapir Specialist Group
UC Unidad de Conservación
UCP Unidad de Conservación Pecarí
UCT Unidad de Conservación Tapir
UICN/IUCN Unión Mundial para la Conservación de la Naturaleza / International
Union for the Conservation of Nature
WCS Wildlife Conservation Society
WT Wildlife Trust
xxii
xxiii
PRÓLOGO
Es probable que la primera vez que un recién llegado al mundo natural de los Neotrópicos se en-
cuentra con una gran tropa de pecaríes de labio blanco sea inolvidable. Si uno se les acerca en contra
del viento, la primera señal de su presencia será el olor penetrante de su almizcle. Tal vez se vean
grandes áreas de suelo y hojarasca recientemente removidos, como si alguien hubiera pasado al azar
un arado por la superficie de la selva. Si los animales no son asustadizos, alcanzará a ver sus oscuras
formas y escuchar sus graves gruñidos a medida que caminan y están concentrados olfateando a su
alrededor por el sotobosque. Puede llegar a verlos tranquilamente si mantiene distancia, especial-
mente donde los animales no son cazados. Lo más probable sin embargo, es que cuando algunos de
los pecaríes lo detecten, habrá un repentino llamado de alarma “staccato” de dientes entrechocados.
Esto será seguido por un barullo de corridas de hasta 200 animales que repentinamente se alejan
moviéndose por todo el bosque. Raramente, en especial donde los animales se hacen agresivos debi-
do a la cacería, puede ser espectador de la pasmosa vista de docenas de animales a la carga… hacia
usted. Entonces su único recurso es subirse a un árbol lo más rápido que pueda. Afortunadamente,
las heridas por ataques a humanos son extremadamente raras. Si uno tiene inclinaciones hacia la
h