Are you José L. Araguas?

Claim your profile

Publications (8)2.58 Total impact

  • Source
    [Show abstract] [Hide abstract]
    ABSTRACT: The cardiopulmonary resuscitation (CPR) is a common setting in the pediatric intensive care unit (PICU). There are very few reports or publications that evaluate the form of CPR administered in children. 1) Identify the etiology and epidemiology of the CPR in the PICU. 2) Describe how to conduct CPR. 3) Describe the drugs used. 4) Knowing the patient outcomes. 5) Knowing CPR training of physicians in the PICU. All children with cardiopulmonary arrest who were resuscitated in the PICU between 01/04/2004- 31/03/2005. A prospective cohort study. There were 2065 admissions in nine 9 PICU and CPR was conducted in 132 patients (6.39%). Most common etiologies of PCR were hypoxia and hypotension (65.9% of total). The initial rates of PCR were 43.94% bradycardia, asystolia 43.18%, 9.85% ventricular arrhythmias. The average beginning of time of CPR was 0.08 minutes (SD 0.25) and the average total duration was 25.91 minutes (SD 18.56). Patients who require drugs were 131. The number (mean) dose of adrenaline was 4.03 (SD 2.78). Increased number of doses of adrenaline was associated with less chance of recovery of spontaneous circulation (ROSC), OR 0.48 95% CI 0.37-0.63. (p= 0.000). The duration of CPR was inversely associated and significantly related to achieve ROSC, OR 0.93 95% CI 0.87-0.99. One hundred and four (78.79%) patients died and 28 survived. All survived were discharged from PICU, but 26 from hospital. In 22 patients there were not evidence of severe neurological damage when discharged home. Most common etiologies of PCR were hypoxia and shock. Most children received drugs. The drugs most used were the association adrenaline-bicarbonate and adrenaline alone. The chances of recovery were not favorable when CPR was conducted for over sixty minutes or more than six doses of adrenaline were given, without response. CPR in PICU children has a high mortality. Most patients discharged from hospital, had neurological normal state or slight disability. PICU physicians were highly trained in CPR with resuscitation courses.
    Archivos argentinos de pediatría 06/2010; 108(3):216-25. · 0.32 Impact Factor
  • [Show abstract] [Hide abstract]
    ABSTRACT: The presence of family members during procedures is a controversial topic. Despite the widespread perception of its benefits, procedures are often carried out in places with restricted access. 1. To know parent s and caregiver s opinion about their presence during the performance of invasive procedures. 2. To determine the reasons to justify or deny their presence. Materials and methods. Inclusion criteria: parents and caregivers of children admited to Hospital Municipal Materno Infantil de San Isidro "Dr. Carlos Gianantonio" and Sanatorio "Mater Dei". Design: transversal study. Anonymous survey. One hundred and seventy eight surveys were delivered and 172 were recovered. The average age of respondents was 33.75 years, 80.81% were women, 98.84% had children. The relationship to the patient: mother 70.93%, father 18.02%, grandparents 6.4%, uncle 2.33% and sibling 2.33%. The desire to be present at the different procedures was always greater than 50%. There is an inverse relationship with the invasiveness of the procedure: endovenous access 88.95%, laceration repair (sutures) 78.49%, lumbar puncture 73.84%, endotracheal intubation 56.98% and cardiopul-monary resuscitation 58.72%. Similar results were obtained for unconscious child. The most frequently reasons to justify the presence are emotional containment of the child and procedure monitoring. 1) The majority of respondents wanted to be present. 2) There is an inverse relationship between the desire of the family and level of invasiveness. 3) There are not significant differences comparing conscious or unconscious child.
    Archivos argentinos de pediatría 04/2008; 106(2):110-8. · 0.32 Impact Factor
  • Archivos argentinos de pediatría 04/2008; 106(2):110-118. · 0.32 Impact Factor
  • Source
    [Show abstract] [Hide abstract]
    ABSTRACT: RESUMEN Las infecciones gastrointestinales por Shigella flexneri y el compromiso neurológico ocasionado por su toxina son de presentación frecuente en los países en desarrollo. Las infecciones que suceden fuera del sistema gastrointestinal son raras, más aun en pacientes inmunocompetentes. Caso clínico: Una niña de 4 años de edad es deriva- da a terapia intensiva pediátrica por presentar un estado convulsivo. Presentaba como antecedente una gastroenteritis mucosanguinolenta y fiebre de 48 horas de evolución. Ingresó a emergencias con convulsiones tonicoclónicas generalizadas y shock. El cuadro se asumió como shock séptico y requirió asistencia respiratoria mecánica, expansiones con cristaloides a 80 ml/kg e inotrópicos. En los culti- vos se obtuvo desarrollo de Shigella flexneri. La evolución fue buena, permaneció siete días en terapia intensiva, pasó luego a internación de pe- diatría donde egresó el día catorce. Palabras clave: Shigella flexneri, shock séptico, hués- ped inmunocompetente. SUMMARY
    Archivos argentinos de pediatría 08/2006; 104(4). · 0.32 Impact Factor
  • Source
    Archivos argentinos de pediatría 06/2006; 104(3). · 0.32 Impact Factor
  • Source
    [Show abstract] [Hide abstract]
    ABSTRACT: Introducción. La intubación endotraqueal es uno de los procedimientos de mayor frecuencia en las unidades de cuidados intensivos pediátricos. Hay pocos trabajos que evalúan las complicaciones que la misma ocasiona, y la mayoría de ellos están realizados en pacientes adultos.Objetivos. Identificar las complicaciones relacionadas con la intubación endotraqueal en dos unidades de cuidados intensivos pediátricos. Conocer la forma de realización del procedimiento. Determinar las drogas más frecuentemente utilizadas en el mismo.Población, material y métodos. Criterios de inclusión: Todos los pacientes internados entre el 01 de enero de 2001 y el 31 de diciembre de 2001 que requirieron intubación endotraqueal. Diseño: Estudio descriptivo y prospectivo.Resultados. Se evaluaron 116 procedimientos. La media de edad de los pacientes fue de 24,3 meses; 53% menores de 6 meses. La causa más importante de intubación fue patología respiratoria: 83 pacientes (71,6%). La intubación fue orotraqueal en el 100% de los pacientes. El tamaño de tubo endotraqueal fue adecuado en un 81% y se necesitó más de un intento en el 22%. Se registraron 54 complicaciones (46,5%): leves 42 y graves 12 (22%). El tubo endotraqueal desplazado detectado por clínica fue la complicación más frecuente, seguido por bradicardia, tubo endotraqueal desplazado detectado por Rx de tórax, intubación en bronquio fuente derecho y atelectasia de vértice derecho. Las intubaciones fueron no programadas (emergencia) en 65 oportunidades (56%) y las programadas en 51 (43,9%). La incidencia de complicaciones fue más elevada en las intubaciones no programadas (61,5%) que en las programadas (27,4%). Esta diferencia fue estadísticamente significativa (RR= 2,24; IC95%: 1,38-3,64). Las drogas más utilizadas fueron midazolam (81%), fentanilo (50,8%), ketamina (44,8%) y pancuronio (34,4%).Conclusiones. La mayoría de las complicaciones fueron leves, hubo 22% de complicaciones graves y ninguna fatal. Todos los pacientes fueron monitorizados durante el procedimiento. Midazolam, fentanilo y ketamina fueron las drogas más utilizadas.
    Archivos argentinos de pediatría 01/2006; 104(1). · 0.32 Impact Factor
  • [Show abstract] [Hide abstract]
    ABSTRACT: Introducción. La provisión de los cuidados intensivos pediátricos requiere de una evaluación de sus necesidades, eficacia y eficiencia. Una de las formas de hacerlo es usando los puntajes pronósticos; en pediatría los más utilizados son: el Riesgo de Mortalidad Pediátrico (Pediatric Risk of Mortality, PRISM) y el Índice de Mortalidad Pediátrico (Paediatric Index of Mortality, PIM).Objetivos. 1. Conocer las características de la población de la unidad de cuidados intensivos pediátricos durante los dos primeros años de funcionamiento. 2. Categorizar el riesgo de morir de los pacientes. 3. Comparar la mortalidad observada con la esperada según puntajes de PRISM y PIM en la población total y en diferentes subgrupos.Población, material y métodos. Criterios de inclusión: se estudiaron todos los pacientes ingresados en terapia intensiva pediátrica, entre el 01/01/01 y el 31/12/02. Se analizaron las variables demográficas; se realizaron puntajes de PRISM y PIM, comparando las mortalidades calculadas y observadas.Resultados. Hubo 243 internaciones. La mediana de edad fue de 12 meses (rango 1 a 192). La distribución por sexo fue: masculino 59,2% y femenino 40,7%. El tiempo promedio de permanencia fue de 10,1 días. Provenientes de emergencias 34,2%, de sala de pediatría 30,5%, derivados de otros hospitales 24,7%, de quirófano 8,2% y derivados de neonatología 2,4%. Diagnósticos de ingreso: patología respiratoria 39,1%, trauma 16%, posoperatorios 11,5%, shock séptico 10,3%, neurológicos 9%, enfermedad cardiovascular 6,2% y otras enfermedades 7,8%. Requirieron asistencia respiratoria mecánica 109 pacientes (44,8%). El PRISM tuvo una media de 16% (rango 0 a 98%). En 20 casos no se pudo realizar PRISM debido a que el tiempo de permanencia fue menor a las 24 horas requeridas; entre éstos hubo 7 fallecidos. La mortalidad esperada total fue 34,8% y la razón de mortalidad estandarizada (RME) fue de 0,71. En todas las internaciones se realizó PIM. La tasa bruta de mortalidad (TBM%) fue del 13,2% (32 pacientes), la probabilidad de muerte (PDM) fue de 26 y la RME, de 1,22.Conclusiones. 1) La supervivencia de los pacientes ingresados a nuestra UCIP fue de 86,8%. 2) La causa más frecuente de ingreso fueron las patologías respiratorias. 3) Los pacientes ingresaron en su gran mayoría de emergencias y de la sala de pediatría. 4) En nuestra serie, la media de PRISM es superior a las informadas, pero la tasa de mortalidad observada es comparable a la de otras UCIP de Argentina.
    Archivos argentinos de pediatría 10/2005; 103(5):406-413. · 0.32 Impact Factor
  • [Show abstract] [Hide abstract]
    ABSTRACT: Objetivo. Conocer la opinión del personal médico del Hospital Municipal Materno Infantil de San Isidro "Dr. Carlos Gianantonio" acerca de la presencia de padres o cuidadores de pacientes durante la realización de procedimientos invasivos a los niños y las razones en que se fundamenta.Población, material y métodos. Estudio observacional transversal. Se envió una encuesta anónima y semiestructurada a los médicos que asisten a pacientes neonatales y pediátricos en nuestro hospital excluyendo a los que se desempeñan en las áreas de obstetricia, anestesia y laboratorio. Los procedimientos sobre los que se preguntó a los profesionales se clasificaron en orden creciente de invasividad: acceso endovenoso o extracción de sangre, suturas de heridas cortantes, punción lumbar, intubación endotraqueal y procedimientos relacionados con reanimación cardiopulmonar.Resultados. Cerca del 75% de los encuestados había indicado, presenciado o realizado alguno de los procedimientos durante el último mes. En general, la aceptación de la presencia de los padres en los procedimientos fue inversamente proporcional a la invasividad del procedimiento, con excepción de la sutura de heridas cortantes, que en un 76% se respondió afirmativamente. Entre los motivos más frecuentes para impedir la presencia de los padres se encontró: la ansiedad que genera en el médico que realiza el procedimiento (alrededor de 25%) y el efecto traumático que genera en los padres (alrededor de 20%). La actitud favorable hacia la presencia parental se enfocó en la posibilidad de que el padre contenga emocionalmente al niño (alrededor del 45%). No se halló correlación entre las respuestas afirmativas o negativas y la edad, el sexo, los hijos, los años de recibido o la especialidad del encuestado.Conclusiones. La mayoría de los encuestados permite la presencia de los padres en los procedimientos de baja invasividad por considerar que estos podrían contener emocionalmente al niño y excluye a los padres en los de mayor invasividad por considerar que su presencia genera ansiedad en el médico que lo realiza y es traumático para el padre.
    Archivos argentinos de pediatría 08/2004; 102(4):246-250. · 0.32 Impact Factor