C E Borda

National University of the Northeast, Corrientes, Corrientes, Argentina

Are you C E Borda?

Claim your profile

Publications (9)1.81 Total impact

  • C E Borda, M J Rea
    [show abstract] [hide abstract]
    ABSTRACT: To study the possibility that schistosomiasis might be able to spread into the basins of the Paraná and Uruguay rivers, 1,711 snails were experimentally exposed to infection with Schistosoma mansoni. These snails were laboratory-bred progeny of Biomphalaria tenagophila collected from 15 populations in the geographic area under consideration. Three strains of S. mansoni were used: BH2, adapted to B. glabrata, and SJ and SJ2 adapted to B. tenagophila. None of the 543 snails exposed to the BH2 strain became infected, nor did any of the 668 exposed to SJ. However, of the 500 exposed the SJ2, 4 of the 163 snails (2%) from Ayolas, a locality in the Paraná basin, were susceptible, as were 8 of 45 (18%) from Fuente, Salto, in the Uruguay basin. These findings are similar to those of studies done in other geographic areas, where some populations of B. tenagophila do not become infected with S. mansoni while others are susceptible. The results of this study signal the possibility of the expansion of schistosomiasis into a broad region of South America in which B. tenagophila is found.
    Revista Panamericana de Salud Pública 04/1997; 1(3):167-73. · 0.85 Impact Factor
  • Source
    C E Borda, M J Rea, J R Rosa, C Maidana
    [show abstract] [hide abstract]
    ABSTRACT: An epidemiologic study was conducted in San Cayetano, a village in the province of Corrientes, Argentina, to determine the prevalence of intestinal parasitoses in children. Eighty-eight households were randomly selected. Stool samples were collected from 207 children (72% of the school-age population and 12% of the total village population) over a period of six consecutive days, and were subjected to microscopic examination. Of the samples examined, 170 (83%) contained one or more parasites, of which the most frequently found was Blastocystis hominis (in 43% of the samples). Other parasites and commensals detected included Giardia lamblia (29%), hookworms (27%), Entamoeba coli (27%), Enterobius vermicularis (4%), Strongyloides stercoralis (2%), and Ascaris lumbricoides, Trichuris trichiura, Taenia saginata, Isospora belli, Iodamoeba bütschlii, and Balantidium coli (each 0.5%). The high observed prevalence of intestinal parasitoses indicates active parasite transmission in San Cayetano as a result of poor environmental hygiene-ascribable largely to a lack of public water supply, sewerage, and waste removal services.
    Bulletin of the Pan American Health Organization 10/1996; 30(3):227-33.
  • Reunión de Comunicaciones Científicas y Tecnológicas, UNNE; 09/1996
  • C E Borda, M J Rea
    Boletín de la Oficina Sanitaria Panamericana. Pan American Sanitary Bureau 05/1981; 90(4):311-25.
  • C E Borda, M J Rea
    Bulletin of the Pan American Health Organization 02/1981; 15(4):333-45.
  • C E Borda, M J Rea, E P Sanchez
    Revista do Instituto de Medicina Tropical de São Paulo 01/1976; 18(6):415-21. · 0.96 Impact Factor
  • Source
    [show abstract] [hide abstract]
    ABSTRACT: INTRODUCCIÓN El mosquito Aedes aegypti fue reintroducido en la Argentina en la década del 80. Desde entonces, su distribución geográfica que comenzó por las provincias ubicadas en las regiones tropicales y subtropicales del norte, actualmente ya alcanza la región templada, incluyendo hacia el sur, a la provincia de Buenos Aires (1). La propagación lenta, pero inexorable, cuando no se lo combate, motivó el estudio de este mosquito en el CENPETROP, como una forma de colaborar con la vigilancia entomológica de los organismos de salud pública (2). De esta forma, se demostró que siete localidades de la provincia de Corrientes (Gobernador Virasoro, Paso de los Libres, Ituzaingó, Bella Vista, Saladas, Cuatro Bocas y la Capital) estaban infestados (3-4). El A. aegypti, que es el principal transmisor de la fiebre a amarilla urbana y del dengue, vive preferentemente en el domicilio y peridomicilio de los medios urbanos en donde se alimenta de la sangre de sus moradores. Aquí presentamos, los datos parciales de la encuesta entomológica que se realiza actualmente en la ciudad de Corrientes, para saber la prevalencia de la infestación por ese insecto. MATERIAL Y MÉTODO La ciudad de Corrientes situada a orillas del río Paraná, en el ángulo noroccidental de la provincia, tiene una población de 267.772 habitantes, según el censo nacional de 1991. El Municipio está dividido en 86 barrios. Para la búsqueda del Aedes aegypti se puso en práctica la metodología mencionada en un trabajo anterior (3): la misma básicamente consistió en el examen minucioso de todo tipo de recipiente donde se acumulase agua. En ésta se colectaron las larvas de mosquitos en sus diferentes estadíos, los que eran conservados en alcohol de 70°. Luego se los transportaba hasta los laboratorios del CENPETROP para su identificación. En esta oportunidad, se examinaron todas las aguas superficiales existentes en el exterior e interior de los puntos estratégicos de 44% de los barrios de la ciudad, entre diciembre de 1997 y junio de 1999. Se colectaron un total de 558 muestras.
  • Source
    [show abstract] [hide abstract]
    ABSTRACT: INTRODUCCION Las parasitosis, como la enfermedad de Chagas, afectan principalmente a las personas de los estratos más pobres de la sociedad. Las investigaciones sobre esta zoonosis se orientan, hace mucho tiempo, hacia los factores biológicos que determinan su transmisión y, para su tratamiento se utiliza con escaso éxito uno o dos tripanocidas (1). Desde la década del 60 para el control de la enfermedad las acciones se basan en la lucha química contra la vinchuca, por tratarse de la forma de infección más importante (2). En general, se ha dejado de lado la promoción del desarrollo integral del ser humano en las áreas rurales afectadas por la endemia. De la existencia del problema sanitario que constituye para la salud pública la enfermedad de Chagas, particularmente para la provincia de Corrientes, se sabe hace más de 60 años (3). La demora en conseguir el control se debe seguramente a la falta de una vacuna y, principalmente, al mejoramiento estructural, tanto en lo relacionado con los aspectos de la educación, los socioeconómicos como en las creencias y conocimientos que tienen las personas sobre la enfermedad de Chagas. Aquí se presentan los primeros resultados de una encuesta que se está llevando a cabo en la población de un área endémica. El trabajo tiene como objetivo, por una parte, conocer el nivel de educación de sus habitantes y los medios socioeconómicos que disponían para el desarrollo de sus actividades. Por otra parte, como utilizaban sus conocimientos sobre la enfermedad de Chagas y sus vectores para prevenir la transmisión. MATERIALES Y METODOS Entre las regiones endémicas de la enfermedad de Chagas en el nordeste de la Argentina se encuentra la provincia de Corrientes. Se escogió para realizar estos trabajos el departamento de San Luis del Palmar. En un paraje denominado Costa Grande, distante a 70 km al este de la ciudad de Corrientes. Se ejecutaron las actividades entre agosto y diciembre de 1999. Según el registro del agente sanitario de esa zona rural, allí viven 389 personas distribuidas en 76 viviendas. Se cumplieron dos etapas en el desarrollo de las actividades. En la primera, docentes-investigadores de la Cátedra de Parasitología y del CENPETROP, en una escuela del lugar, convocaron, explicaron y motivaron sobre los objetivos del trabajo, a autoridades, maestros y grupos familiares. En la segunda, las tareas se realizaron tanto en terreno como en el laboratorio. Después de trasladarse a Costa Grande, personal previamente adiestrado para la realización de la encuesta, acompañados por el agente sanitario del lugar, procedió a visitar cada una de las casas del paraje. Se registraron las estructuras de 16 viviendas, teniendo en cuenta los aspectos sanitarios. Por medio de un cuestionario, de 23 preguntas cerradas, se interrogó a las personas de 15 años en adelante que representaban a 20 familias integradas por 100 personas. De esta forma, se averiguó sobre el nivel escolar alcanzado, la propiedad de la tierra y los ingresos de la familia. Respecto a la enfermedad de Chagas se inquirió que conocimientos tenían de los mecanismos de transmisión, hábitos de los insectos transmisores, los síntomas de la enfermedad y las prácticas de prevención que usaban para evitar la transmisión. Para saber si conocían las vinchucas se les exhibía una caja conteniendo los mismos en sus distintos estadíos.
  • C E Borda, M C Dhó, M J Rea, R W Borda
    Boletin chileno de parasitologia 33(3-4):57-61.