• Source
    Alzheimer's and Dementia 07/2010; 6(4). · 17.47 Impact Factor
  • Source
    [Show abstract] [Hide abstract]
    ABSTRACT: A hexanucleotide (GGGGCC) expansion in C9ORF72 gene is the most common genetic change seen in familial Frontotemporal Lobar Degeneration (FTLD) and familial Motor Neurone Disease (MND). Pathologically, expansion bearers show characteristic p62 positive, TDP-43 negative inclusion bodies within cerebellar and hippocampal neurons which also contain dipeptide repeat proteins (DPR) formed from sense and antisense RAN (repeat associated non ATG-initiated) translation of the expanded repeat region itself. 'Inappropriate' formation, and aggregation, of DPR might therefore confer neurotoxicity and influence clinical phenotype. Consequently, we compared the topographic brain distribution of DPR in 8 patients with Frontotemporal dementia (FTD), 6 with FTD + MND and 7 with MND alone (all 21 patients bearing expansions in C9ORF72) using a polyclonal antibody to poly-GA, and related this to the extent of TDP-43 pathology in key regions of cerebral cortex and hippocampus. There were no significant differences in either the pattern or severity of brain distribution of DPR between FTD, FTD + MND and MND groups, nor was there any relationship between the distribution of DPR and TDP-43 pathologies in expansion bearers. Likewise, there were no significant differences in the extent of TDP-43 pathology between FTLD patients bearing an expansion in C9ORF72 and non-bearers of the expansion. There were no association between the extent of DPR pathology and TMEM106B or APOE genotypes. However, there was a negative correlation between the extent of DPR pathology and age at onset. Present findings therefore suggest that although the presence and topographic distribution of DPR may be of diagnostic relevance in patients bearing expansion in C9ORF72 this has no bearing on the determination of clinical phenotype. Because TDP-43 pathologies are similar in bearers and non-bearers of the expansion, the expansion may act as a major genetic risk factor for FTLD and MND by rendering the brain highly vulnerable to those very same factors which generate FTLD and MND in sporadic disease.
    Acta neuropathologica communications. 06/2014; 2(1):70.
  • Source
    [Show abstract] [Hide abstract]
    ABSTRACT: Con el incremento en el número de adultos mayores, la prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades crónicas asociadas al envejecimiento van adquiriendo mayor importancia. En México el número de pacientes mayores de 65 años en el año 2010 fue de 7 millones, esperando que sean 28 millones en el año 2050(1).La prevalencia de demencia crece exponencialmente de los 65 a los 85 años; duplicándose cada 5-6 años y estabilizándose a partir de los 85-90 años. La prevalencia de demencia incremento con la edad de 5% en aquellos de 71-79 años de edad a 37.4% en aquellos de 90 años y mayores. El único estudio de base poblacional realizado para la evaluación de la demencia en México indica que una prevalencia de demencia en ancianos de 8.6 y 8.5% para las áreas urbana y rural, respectivamente. (Llibre Rodríguez et al., 2008) (2) En un estudio publicado en Lancet en el 2005, se estimaron 4.6 millones de casos nuevos por año. Asimismo, se señala que el número de afectados crecería de manera exponencial y que para el 2040 sería de 82 millones (5). Una segunda estimación en el reporte de la ADI (Alzheimer’s Disease International, 2009) encontró que las cifras previamente estimadas habían presentado un incremento aproximado de 10% (4) En California se encontró una prevalencia de 4.8 % en latinos alrededor de los 60 años de edad y de 31 % en los mayores de 85 años. (5, 6) En México, se han realizado los primeros estudios epidemiológicos sobre deterioro cognitivo y demencia. Sin embargo, aún son insuficientes para conocer de manera certera la situación de las demencias con representatividad nacional. En un estudio realizado en la Ciudad de México, se encontró una prevalencia de 4.7% (7). En Jalisco se realizó un estudio que informa una prevalencia de demencia en mayores de 65 años de edad de 3.7 % con predominio en el sexo masculino (4) Se realizó un estudio en Unidades de Medicina Familiar del IMSS donde se reportó una prevalencia de 3.5% de demencia en mayores de 60 años de predominio en mujeres (2.3%) y 30.5% de deterioro cognitivo leve. (8) Se estima que poco menos del 25% de los pacientes con demencia son diagnosticados. (7) Esto se debe a que el médico de primer contacto, así como otros especialistas, sub-diagnostican e incluso ignoran este padecimiento en algunas ocasiones interpretando estos cambios como normales o propios de la vejez. Este capítulo aborda la epidemiología, fisiopatología, características clínicas, diagnóstico y tratamiento de los principales tipos de demencia que afectan a los adultos mayores.