Article

Trastornos hidroelectrolíticos en postoperados de tumores cerebrales

Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos. Servicio de Pediatría. Hospital Sant Joan de Déu-Clínic. Universidad de Barcelona. España
Anales De Pediatria - AN PEDIATR 01/2007; 67(3):225-230. DOI: 10.1157/13108943

ABSTRACT Introducción
El postoperatorio inmediato de los tumores cerebrales transcurre habitualmente en la UCIP. Entre las complicaciones que pueden aparecer destacan los trastornos hidroelectrolíticos (diabetes insípida, SIADH y síndrome pierde sal). Es importante su diagnóstico y tratamiento precoz para prevenir los posibles efectos negativos sobre el propio SNC.

Objetivos
Valorar la frecuencia de aparición y características de los trastornos electrolíticos del postoperatorio inmediato en los niños afectados de tumores del SNC.

Material y método
Análisis retrospectivo de las historias clínicas de niños intervenidos de tumores del SNC en nuestro centro entre enero de 1998 y junio de 2005, que en el postoperatorio cumplieron criterios analíticos de diabetes insípida, SIADH o síndrome pierde sal.

Resultados
Se recogieron 19 trastornos hidroelectrolíticos en 119 intervenciones (15,9 %). El 55,5 % eran varones. La edad media fue de 6,5 años (rango de 6 meses a 17 años).
La alteración electrolítica más frecuente fue la diabetes insípida (68,4% de los casos), que apareció en el 8,1 % de los tumores de fosa posterior, el 9,5 % de los tumores de hemisferios cerebrales y el 18,7 % de los tumores de línea media. El diagnóstico se realizó con una media de 21,0 h tras la cirugía. Se administró desmopresina en 12 de los 13 casos, con resolución del cuadro en una media de 73,5 h tras el diagnóstico. A destacar un caso de diabetes insípida permanente por lesión quirúrgica del eje hipotálamo-hipofisario.
El síndrome pierde sal, con un 26,3 % de los casos, fue el segundo trastorno hidroelectrolítico en frecuencia. Se presentó en el 8,1 % de los postoperados de fosa posterior y un 2,3 % de los postoperados de hemisferios cerebrales. El tiempo medio de aparición fue de 50,4 h tras la cirugía. En 4 de los 5 casos se adecuó el aporte hídrico. Precisaron corrección de sodio el 80 % de estos pacientes (aporte máximo de 20 mEq/kg/día por hiponatremia de 116 mmol/l). El trastorno se resolvió en una media de 69,9 h.
Sólo se detectó un caso de SIADH a las 24 h del postoperatorio de un tumor de fosa posterior. Se trató con restricción hídrica y correcciones de sodio por hiponatremia de 117 mmol/l. El trastorno se resolvió en 24 h. En ningún caso los trastornos hidroelectrolíticos mencionados condicionaron secuelas neurológicas.

Conclusiones
El trastorno hidroelectrolítico más frecuente en postoperados de tumores cerebrales ha sido la diabetes insípida. El tratamiento precoz con desmopresina evita en la mayor parte de los casos la aparición de hipernatremia. Si no existe lesión quirúrgica del eje hipotálamo-hipofisario la resolución espontánea se produce en una media de 3 días. El manejo del síndrome pierde sal y el SIADH requiere una monitorización estrecha del sodio plasmático por la gran tendencia a la hiponatremia (con requerimientos de hasta 20 mEq/kg/día en el síndrome pierde sal para mantener la natremia en rango de normalidad).

0 Bookmarks
 · 
97 Views
  • [Show abstract] [Hide abstract]
    ABSTRACT: Hypotonic hyponatremia, a serious and recognized complication of any intracranial disorder, results from extra-cellular fluid volume depletion, inappropriate anti-diuresis or renal salt-wasting. The putative mechanisms by which intracranial disorders might lead to renal salt-wasting are either a disrupted neural input to the kidney or the elaboration of a circulating natriuretic factor. The key to diagnosis of renal salt-wasting lies in the assessment of extra-cellular volume status: the central venous pressure is currently considered the yardstick for measuring fluid volume status in subjects with intracranial disorders and hyponatremia. Approximately 110 cases have been reported so far in subjects ≤18 years of age (male: 63%; female: 37%): intracranial surgery, meningo-encephalitis (most frequently tuberculous) or head injury were the most common underlying disorders. Volume and sodium repletion are the goals of treatment, and this can be performed using some combination of isotonic saline, hypertonic saline, and mineralocorticoids (fludrocortisone). It is worthy of a mention, however, that some authorities contend that cerebral salt wasting syndrome does not exist, since this diagnosis requires evidence of a reduced arterial blood volume, a concept but not a measurable variable.
    Pediatric Nephrology 01/2012; 27(5):733-9. · 2.94 Impact Factor
  • Medicine - Programa de Formación Médica Continuada Acreditado. 06/2008; 10(13).

Full-text (2 Sources)

View
8 Downloads
Available from
Jul 30, 2014