Article

UN NUEVO ENFOQUE DE LA ENSEÑANZA DE LA QUÍMICA: CONTEXTUALIZAR Y MODELIZAR

ABSTRACT La química pierde público, sus alumnos fracasan; se ha convertido para muchos en el paradigma de lo incomprensible y de lo peligroso. Un porcentaje creciente de los estudiantes universitarios que tienen éxito y disfrutan con sus estudios consideran que las salidas profesionales que se les ofrecen no se corresponden con lo que aprendieron, la 'big science' dominante (tan comprometida con el poder político y económico) no es la ciencia intelectual que les sedujo. Con todo y a pesar de estos problemas, ahora se reclama formación química para toda la población; parece difícil que una química en crisis frente a su audiencia de siempre pueda conquistar ahora una nueva. Podemos considerar pues que la enseñanza de la química se enfrenta a serias dificulta- des; éstas constituyen un reto para los profesores que creen que la química puede aportar mucho a la actual 'sociedad del conocimiento', aún a sabiendas de que quizás tengan que cambiar algunas de las actuales prácticas docentes. Este cambio empieza ya a producirse: se editan bonitos libros de química que incorporan imágenes, ejemplos y narraciones y nuevos Proyectos de Química, pero sin embargo los currículos 'oficiales' de química han cambiado poco, insensibles a que el desinterés por esta materia en la secundaria no haya dejado de aumentar. Es urgente recuperar la capacidad explicativa de la química, PARA TODOS; para ello se ha de relacionar la práctica química (la intervención en determinados fenómenos median- te los procedimientos propios de la química) y la teoría (la teoría atómica y sus entidades y magnitudes químicas), utilizando el lenguaje adecuado para ello y de acuerdo a finalidades educativas. Siempre ha sido costoso aprender química, siempre han sido necesarios profesores para inventar la disciplina según lo que se considere que ha de saber un discípulo. Si el de ahora( incluyendo los nuevos públicos, tan diferentes de los de antes) no se interesa por la discipli- na, ésta ha de cambiar: quizás los currículos no son interesantes ni comprensibles, pero la química sí que lo es.

1 Bookmark
 · 
97 Views
  • Source
    [Show abstract] [Hide abstract]
    ABSTRACT: El estudio de la ciencia en general, y la Química en particular, contribuye al desarrollo integral de la persona ya que promueve el desarrollo de actitudes y hábitos intelectuales de gran valor en la sociedad actual (argumentar, razonar, comprobar, discutir,…), facilita la comprensión de fenómenos que tienen lugar en nuestro entorno, ayuda a interpretar de forma racional la realidad y promueve actitudes críticas frente a hechos cotidianos. Últimamente, son numerosos los intentos para motivar al alumnado haciendo atractiva la Química mediante su acercamiento a situaciones cotidianas. La eficacia de estas experiencias va a depender de la conexión entre el fenómeno considerado, el fundamento científico del mismo y el nivel del alumno. Para que se cumplan las expectativas previstas se deberán satisfacer los intereses de los alumnos, según su etapa de desarrollo cognitivo, sin renunciar al asentamiento de contenidos y teorías. Es fundamental la motivación del alumno, haciéndole evidente la importancia de la Química en nuestra sociedad. No es difícil esta motivación si consideramos que la cantidad de productos químicos con los que una persona se relaciona en un día cualquiera son incontables. Por la mañana nos despierta un reloj encerrado en una caja de plástico o de metal, salimos de entre sábanas y mantas fabricadas con fibras sintéticas, ignorando alfombras, pigmentos de la ropa, pinturas de las paredes,… en pocos minutos estamos en el baño rodeados de innumerables sustancias químicas contenidas en el jabón, crema de afeitar, champú, desodorante, laca para el cabello, etc. ¡y todavía no hemos entrado a la cocina para desayunar!
  • [Show abstract] [Hide abstract]
    ABSTRACT: In this paper I inspect a ‘semantic’ view of scientific models taken from contemporary philosophy of science—I draw upon the so-called ‘semanticist family’, which frontally challenges the received, syntactic conception of scientific theories. I argue that a semantic view may be of use both for science education in the classrooms of all educational levels, and for research and innovation within the discipline of didactics of science. I explore and characterise a model-based account of the nature of science, and derive some implications that may be of interest for our community.
    Science & Education 22(7). · 0.71 Impact Factor
  • Source
    [Show abstract] [Hide abstract]
    ABSTRACT: This paper reviews, from the perspective of the discipline of science education (‘didactics of science’), recent and current philosophy of science in order to find a meta-theoretical conception of what a scientific model is that has educational value and is tuned with the possibility of designing an authentic school scientific activity for primary and secondary science classes. The semantic conception of models, and especially the idea of theoretical model as proposed by the American philosopher of science Ronald Giere, seem adequate when fostering a convergence, in the science classroom, between theoretical thinking, discourse with specialised semiotic hybrids, and an intentional and value-laden intervention to transform the natural world.
    Revista Electrónica de Investigación en Educación en Ciencias. 01/2009;