Article

Evaluación de la resistencia a agentes desinfectantes en bacterias aisladas de ambientes naturales

Revista de la Sociedad Venezolana de Microbiología 12/2011; 31(2):130-137.

ABSTRACT Los antisépticos y desinfectantes son utilizados extensivamente para la prevención, vigilancia y control de las infecciones. Entre los más utilizados se encuentran los compuestos catiónicos de amonio cuaternario (QACs). El uso y abuso cotidiano de estos compuestos ha conllevado a la selección de cepas bacterianas resistentes. En este estudio, nos propusimos evaluar la resistencia a agentes desinfectantes
en cepas bacterianas, multiresistentes a los antibióticos de uso frecuente, aisladas de ambientes naturales, y bacterias aisladas de pacientes hospitalizados. Se utilizó la prueba de suspensión cuantitativa para evaluar los niveles de resistencia, y ensayos de conjugación bacteriana para examinar la posible asociación de los determinantes de resistencia a moléculas plasmídicas transferibles. Los microorganismos gramnegativos, como Pseudomonas aeruginosa, resultaron ser los más resistentes. Las cepas ambientales presentaron niveles mayores de resistencia en comparación con las hospitalarias. Se obtuvieron transconjugantes con niveles de resistencia semejantes a las respectivas cepas donantes, indicando que estos determinantes de resistencia a desinfectantes están codificados en plásmidos, y cuyo análisis por patrones de restricción demostró que existen, al menos, dos moléculas plasmídicas diseminadas entre las cepas del mismo hábitat. Nuestros resultados
representan un aporte que permitirá implementar medidas más exitosas para evitar la diseminación de estas bacterias resistentes.

1 Bookmark
 · 
215 Views
  • [Show abstract] [Hide abstract]
    ABSTRACT: Tradicionalmente se estudia el patrón de resistencia a los antimicrobianos en cultivos bacterianos de células planctónicas, pero en el ambiente las bacterias permanecen formando biopelículas, comunidades dentro de una matriz de exopolisacáridos, adheridas a diferentes superficies. Las biopelículas pueden encontrarse asociadas a procesos infecciosos, tales como infecciones nosocomiales, la caries dental y la enfermedad periodontal. Un problema en la práctica clínica es la ausencia de métodos estandarizados de uso rutinario para determinar la sensibilidad de las bacterias de una biopelícula a los antimicrobianos. Se han realizado intentos por adaptar métodos desarrollados en laboratorios de investigación, pero todavía no se ha adoptado ningún protocolo estándar para este fin. En el Laboratorio hemos implementado diversas metodologías para el estudio de este sistema de crecimiento bacteriano. Una vez estandarizados, se estudió la capacidad de resistencia a los antimicrobianos en bacterias aisladas de ambientes hospitalarios y se evaluó la efectividad de diversos tratamientos intraconducto en biopelículas formadas sobre superficies dentales. Los resultados confirman que las bacterias, al estar formando parte de una biopelícula, son más resistentes a los agentes antimicrobianos, y esta característica está siendo ignorada como parte de los sistemas de control de las infecciones bacterianas. Introducción El término Biopelícula hace referencia a microorganismos agregados en una matriz adherida a diferentes superficies, ya sean blandas, animadas o inanimadas. Los microorganismos desarrollándose bajo esta condición, secretan un exopolímero, que forma la matriz adherente, en la cual quedan atrapados y comienzan a organizarse en colonias con diferentes requerimientos metabólicos. Estas asociaciones pueden presentar una única especie o especies diferentes, lo que las convierte en organizaciones con gran heterogeneidad, ya que pueden estar conformadas por bacterias, hongos y protozoos (2). La biopelícula bacteriana empieza a formarse cuando alguna célula individual se une a una superficie, dependiendo de factores ambientales como la temperatura y el pH, y de factores genéticos que codifiquen para las funciones motrices. Después de la unión inicial, las células empiezan a crecer y a esparcirse sobre la superficie en una monocapa, formando micro-colonias; posteriormente las células cambian su comportamiento y dan lugar a la arquitectura de la biopelícula madura, con canales internos para la circulación de agua y nutrientes. Esta asociación ofrece ventajas a las especies que conviven, al generar un nicho especializado, con un alto grado de organización para la administración de los recursos bioquímicos de todos los habitantes de la biopelícula, maximizando el uso de las diferentes enzimas de las diversas especies presentes, para abastecer de aportes nutritivos a todo el consorcio bacteriano. En esta asociación, los microorganismos exhiben propiedades fisiológicas que les permiten ser más resistentes a la acción de los agentes antimicrobianos como antibióticos, antisépticos y desinfectantes, así como también a los mecanismos de defensa del hospedero (2). El mecanismo por el cual las bacterias en las biopelículas son multirresistentes, parece ser multifactorial y puede variar de una especie a otra. Por estas razones, se hace necesario renovar el estudio de las bacterias en la forma como estas permanecen en la naturaleza, formando biopelículas, para lo cual se requiere el desarrollo y estandarización de metodologías, que además permitan evaluar el papel de los distintos antimicrobianos sobre bacterias de importancia clínica creciendo en forma de biopelículas. En el Laboratorio de Biología de Plásmidos se ha establecido una línea de investigación de sistemas de biopelículas in vitro, que ha permitido replantear los estudios del efecto antimicrobiano de diferentes agentes de uso rutinario.
    MIBE. 03/2013; 6(1):45-48.

Full-text

View
103 Downloads
Available from
May 27, 2014