Revista Argentina de Dermatologia

Description

  • Impact factor
    0.00
  • 5-year impact
    0.00
  • Cited half-life
    0.00
  • Immediacy index
    0.00
  • Eigenfactor
    0.00
  • Article influence
    0.00
  • ISSN
    0325-2787

Publications in this journal

  • Revista Argentina de Dermatologia 06/2014; 95(2).
  • [Show abstract] [Hide abstract]
    ABSTRACT: The hair follicle is a microscopic organ, functionally and structurally complex. It can be divided into two distinct segments, the upper portion, stable and the lower portion, that undergoes regeneration every hair cycle. The hair follicle contains a variety of cells types, including stem cells. It fact, it is the most important niche of stem cells in the skin, with the added advantage of its easy accessibility. These stem cells are located in a prominence at the level of the insertion of the arrector pili muscle, called bulge. They are responsible of hair follicle regeneration each hair cycle, and also can form sebaceous glands and help in repopulation of the interfollicular epidermis after injury. The knowledge of hair follicle structure is making possible the use of different types of cells, especially stem cells, in skin tissue engineering. Furthermore, recent studies have differentiated follicle stem cells into different strains, for example: nervous, hematopoietic and vascular cells. Moreover, other late studies have focused on the hair follicle construction, with satisfactory results in mice, but not completely transferable to humans, which further research is needed. The possibility of human hair follicle regeneration would suppose a revolution in the broad world of alopecia. The aim of this review is to describe the anatomical and histological structure of the hair follicle, emphasizing the importance as stem cell niche, and its potential usefulness in the field of tissue engineering for the construction of various types of tissues.
    Revista Argentina de Dermatologia 01/2014; 95(1).
  • [Show abstract] [Hide abstract]
    ABSTRACT: Rothmund-Thomson syndrome (RTS) is an autosomal recessive genodermatosis presenting with congenital poikiloderma, caused by mutations in the RECQL4 gene. Congenital poikiloderma, is characterized by: cutaneous rash, skin atrophy and telangiectasic lesions with areas of hyperpigmentation or depigmentation. RTS is associated with short stature, sparse eyelashes, sparse eyebrows and sparse scalp hair, skeletal abnormalities, premature aging, photosensitivity, ungueal dystrophy and predisposition to skin and bone cancers. Here we report the case of a patient with Rothmund-Thomson syndrome type I.
    Revista Argentina de Dermatologia 12/2013; 94(4):19.
  • Revista Argentina de Dermatologia 12/2013; 94(4):14-16.
  • Revista Argentina de Dermatologia 12/2013; 94(4):6-10.
  • Revista Argentina de Dermatologia 12/2013; 94(4):11-13.
  • Revista Argentina de Dermatologia 12/2013; 94(4):27-28.
  • Revista Argentina de Dermatologia 12/2013; 94(4):25-26.
  • Revista Argentina de Dermatologia 12/2013; 94(4):2-5.
  • Revista Argentina de Dermatologia 12/2013; 94(4):22-24.
  • [Show abstract] [Hide abstract]
    ABSTRACT: La Patología y la Dermatopatología acaban de lamentar, la pérdida de uno de sus miembros más ilustres, ocurrida el 23 de Julio de 2013. María Cristina Kien nació el 19 de Febrero de 1951, en la ciudad de Buenos Aires. Su padre ocupaba un cargo jerárquico en la empresa textil SudAmTex, con filiales fabriles en Colonia de Sacramento -Uruguay- y Caracas -Venezuela-, por lo que parte de su infancia y adolescencia transcurrió en dichos lugares. Cursó sus estudios terciarios en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, concurriendo desde entonces como alumna del Hospital de Clínicas “José de San Martín”; siempre se quejaba de la obligación en dicha institución para las estudiantes de concurrir con faldas, estando prohibidos para ellas el uso de pantalones… Con una gran ductilidad para los idiomas (hablaba inglés y francés a la perfección), hizo la residencia en Patología en el “Jackson Memorial Hospital” - de Miami -, incluyendo un “Fellowship” en Patología Hemolinfoide. A fines de los años 70 vuelve a Buenos Aires y asume el cargo de Instructora de Residentes, en la Segunda Cátedra de Patología y en el Hospital de Clínicas de la Universidad de Buenos Aires, previa rotación en Dermatopatología en el Hospital “José María Ramos Mejía” con el Prof. Dr. José G. Casas, con quien comienza a colaborar en su práctica diaria en un lazo que perduraría por décadas. En 1981, asume el cargo de Jefa de la Sección Dermatopatología en el Hospital “Dr. Cosme Argerich”, lugar donde -como residente- tuve el honor de conocerla y ser su alumno y en el que además recibiría y formaría a infinidad de residentes de Patología y Dermatología, provenientes de distintos puntos de la Argentina y del resto del continente. Quienes tuvimos el honor de aprender de ella, la recordamos como una mujer íntegra, recta, que brindaba todos sus conocimientos sin esconder nada, extremadamente exigente (en especial con aquellos de los que más esperaba, en el más puro sentido “Ackermaniano”). Cris era una purista de la lengua, no aceptaba errores de ortografía y cuando detectaba alguno, los hacía notorios “sin anestesia”, de manera de no volver a repetirlos. Siempre prefirió la compañía de sus residentes y concurrentes, en especial en los numerosos congresos y conferencias donde participaba, invitándonos a comer y no permitiendo que paguemos un centavo - siendo en muchos casos mesas de diez a quince médicos jóvenes de “bajo perfil económico”-. Nunca rechazó las consultas ad-honorem que le derivaran muchos de los patólogos que habían rotado con ella (y también de los que no lo eran). Ella dedicó toda su vida al trabajo, donde se destacó como dermatopatóloga, dejando trascender un gran conocimiento en patología quirúrgica (que muy pocos llegamos a descubrir y aprovechar). Cris deja una huella imborrable en la memoria, de quienes compartimos con ella esta parte de nuestras historias, como maestros, colegas y discípulos. Descansa en paz. Dr. Gabriel Casas Prof. Dr. José G. Casas
    Revista Argentina de Dermatologia 07/2013; 94(3).